Erika Vázquez, la goleadora eterna del Euro-Athletic

Ninguna mujer ha jugado más temporadas (17, para ser más exactos) que ella en el Athletic. Ninguna ha marcado en todas ellas como lo ha hecho la delantera rojiblanca. Sí. Hablamos de Erika Vázquez (Iruñea, 1983), la incombustible leyenda que sigue brillando en el conjunto bilbaíno. La navarra vivió un nuevo momento histórico este domingo, cuando anotó su gol número 261 en el partido ante el Villarreal (2-1) con el Athletic, que ocupa la tercera posición de Champions en la clasificación de Primera.

Con esta cifra, Erika se convertía en la primera mujer que conseguía anotar en 17 temporadas diferentes con el Athletic y sigue aumentando su hito como máxima goleadora del equipo femenino y segunda del club, solo por detrás de Telmo Zarra (335 goles). Y es que desde que la atacante de Iruñea debutara con el Athletic por primera vez en la campaña 2004/05, no se han dejado de contar grandes éxitos de ella con la zamarra rojiblanca.

Con cuatro ligas ganadas con el club bilbaíno (2004-05, 2005-06, 2006-07, 2015-16) y una trayectoria en el Athletic que sólo se vio interrumpida durante un año (2010-11) cuando jugó en el Espanyol, Erika tiene a tiro convertirse también en la futbolista con más partidos disputados con las leonas. En total, la delantera navarra suma 405 duelos y está a ocho encuentros del récord de Eli Ibarra (413). 

Erika, que recientemente pasó en el ranking de jugadoras con más partidos en el Athletic a su actual entrenadora, Iraia Iturregi (402 partidos), tiene contrato hasta junio de 2022 y se muestra muy motivada con el hecho de seguir creciendo en el club de su vida. Ganas y calidad no le faltan. Y así lo volvió a demostrar ante el Villarreal, partido en el que firmó uno de los goles del decisivo triunfo de las leonas para meterse en puestos de Europa.

La ’19’ del Athletic no deja de mirar hacia adelante. Atrás le queda una trayectoria sin reproches como rojiblanca, elástica con la se deja siempre la piel sobre el césped, y también con la Selección española, con la que jugó la Eurocopa de 2013 y el Mundial de 2015, primero disputado por La Roja. Sin duda, es una de las grandes leyendas que siguen haciendo disfrutar a los aficionados desde el campo. Sus hitos en el Athletic y en el fútbol femenino español no dejan de crecer. Y no lo harán, como mínimo, hasta junio de 2022. ¡Tranquilos/as! Queda Erika para rato…

Cuatro renovaciones pendientes con prioridad por Dani García

La secretaría técnica del Athletic, encabezada por el director deportivo, Rafa Alkorta, tiene trabajo por delante a corto y medio plazo. Varios leones terminan contrato en 2022 con distintas circunstancias y tiempos. Para empezar, Dani García, titular fijo con Marcelino García Toral junto a Unai Vencedor en el doble pivote, los más veteranos Óscar de Marcos y Mikel Balenziaga, más Ander Capa, ahora mismo relegado al ostracismo por el empuje de Iñigo Lekue. Además, Raúl García acaba también en junio de 2022, pero con la salvedad de que tiene un 1+1 en función de una serie de objetivos que seguro que cumple.

Por tanto, en breve se irán tomando decisiones al respecto en una política de renovaciones a la carta como la que se selló recientemente con Yuri Berchiche, atado hasta 2024. El organigrama técnico rojiblanco llamará en breve a los representantes de Dani García para sentarse en una mesa y seguir ligados. Ambas partes parecen condenados a entenderse al ser ahora mismo una pieza fija en su engranaje. “Me alegro por Yuri, es un gran jugador, un gran amigo, y si ha tenido la renovación es porque se lo ha ganado en el campo, los demás tendremos que hacerlo. Lo que tenga que venir vendrá, pero no depende de mí”, señaló el mediocentro de Zumarraga, a la espera de ese primer contacto para acercar posturas.

Escudo/Bandera Athletic

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 13 de octubre de 2021

El tema de Ander Capa parece más delicado. Se reunieron hace año y medio para sondear el asunto, no alcanzaron un entente en su duración y quedaron emplazados para más adelante. Pero entre la pandemia, otras prioridades, una latosa lesión de menisco y que hayan fichado a Pecharroman y empuje por atrás Álvaro Núñez, la posición de lateral derecho está muy poblada. Queda pendiente una reunión entre ambas partes para analizar la situación. Los casos de De Marcos y Balenziaga se analizarán conforme avance la competición por su veteranía. De momento han cumplido con creces, por lo que no es descartable otra campaña más de rojiblancos. El propio lateral de Laguardia y el zurdo de Zumarraga se han pronunciado al respecto apuntando que dependerá de que ambas partes deseen en entente y que no habrá problemas en caso contrario.

Baby boom en LaLiga

LaLiga presume de jóvenes. Los clubes siguen echando mano de las canteras y ya han debutado 22 futbolistas en lo que va de temporada con el primer equipo. Los Gavi, Lobete y Vivian busca arrebatar el protagonismo de las promesas de años anteriores como Ansu Fati y Nico Williams.

La competición vive un Baby Boom como consecuencia de la crisis del COVID en las cuentas de los clubes, que se ven obligados a apostar por jugadores del filial tras no poder reforzarse en condiciones en verano. Los 22 canteranos tienen una media de 20 años (en Primera el promedio de edad de los jugadores con ficha es de 27,5). Koeman ha sido el que se ha atrevido a apostar por los más jovencitos. Balde y Gavi solo tienen 17 y Nico González, el tercer debutante azulgrana, tiene 19. Incluso la apuesta por Gavi (con apenas 363 minutos como futbolista profesional) ha llevado a que debute con la Selección en la Nations League.

Los 22 debutantes con el primer equipo

JUGADOR EQUIPO EDAD MINUTOS
Balde Barcelona 17 58
Nico González Barcelona 19 197
Gavi Barcelona 17 363
Sergio Santos Real Madrid 20 10
Iván Romero Sevilla 20 21
Pedro Ortiz Sevilla 21 6
Turrientes Real Sociedad 19 113
Cristo Romero Real Sociedad 21 27
Lobete Real Sociedad 21 215
Karrikaburu Real Sociedad 19 1
Jackson Villarreal 20 1
José Calderón Betis 21 64
Kike Hermoso Betis 22 90
Julen Agirrezabala Athletic 20 180
Nico Serrano Athletic 18 17
Vivian Athletic 22 630
Iván Chapela Cádiz 22 6
Pedro Benito Cádiz 21 30
Recasens Espanyol 19 45
Gori Espanyol 19 8
Josep Gayá Mallorca 21 59
Areso Osasuna 22 83

Además de La Masia, otros dos equipos con gran tradición de cantera son la Real Sociedad y el Athletic. Alguacil ha tenido que echar manos del filial (que está jugando en Segunda a las órdenes de Xabi Alonso) sobre todo por tener a varios de sus futbolistas en la enfermería. La solución de la Real de apostar por sus promesas (Turrientes, Cristo Romero, Lobete y Karrikaburu, debutando este último solo en Europa League y no en Liga) ha sido un éxito, ya que marchan terceros compartiendo el liderato con Real Madrid y Atlético. Por otro lado, la factoría de Lezama ha visto debutar a tres de sus cachorros esta temporada al máximo nivel. Marcelino ha dado minutos a Julen Agirrezabala, Nico Serrano y Vivian, siendo este último el canterano que más minutos (630) ha estado sobre el césped en lo que va de campaña.

De la Fábrica del Real Madrid ha salido Sergio Santos, futbolista que por ahora solo ha contado con diez minutos. Pocos minutos también ha tenido Jackson con el Villarreal (1′). Entre los 22 canteranos también existen curiosidades como la de José Calderón, uno de los debutantes del Betis. El club verdiblanco ha despedido recientemente al joven defensa de 21 años presumiblemente por motivos disciplinares. Por otro lado, está Areso, que militó entre 2014 y 2017 en el Juvenil y filial de Osasuna y pasó las últimas temporadas en el Bilbao Athletic, pero que ahora ha regresado al equipo rojillo para debutar con uno de los equipos que le ha formado para llegar al máximo nivel.

Casi la mitad de los equipos de Primera no han hecho debutar a ningún canterano esta campaña: Atlético, Rayo, Valencia, Elche, Celta, Levante, Alavés, Getafe y Granada. Algunos de ellos sí han hecho debutar a jugadores en Primera este curso (el nazarí Isma Ruiz, Pepelu en el Levante, Jesús Vázquez en el Valencia…), pero ya habían tenido minutos en temporadas precedentes en la Copa del Rey, torneo cuya nueva edición arrancará en diciembre y se espera que provoque otra gran avalancha de estrenos de las futuras promesas de los equipos de Primera.

Córdoba: “Creo que tengo nivel para triunfar en el Athletic”

“Me he propuesto llegar al área, estar cerca del gol”, señala Iñigo Córdoba. El jugador deustoarra insiste en una máxima, sin perder un minuto: “Creo que necesitaba sentirme un jugador importante”, lanza en una entrevista para AS desde Holanda como improvisado extremo derecho, marcando ya tres goles cedido por el Athletic en el Go Ahead Eagles, afianzándose en el campo, con su inglés, y madurando como persona. “Ponerme objetivos ahora no me viene bien, hay que vivir el momento, ahora soy feliz”, remata sensato, rompiendo su silencio y recopilando méritos para volver al Athletic: “Creo que tengo nivel para triunfar en Bilbao”, desliza.

¿Qué tal por Holanda?

Pues muy bien, la verdad, era una experiencia que me apetecía, me venía bien un cambio de aires y estoy muy contento.

¿Cómo es el Go Ahead Eagles como club, qué se ha encontrado?

Es un club humilde, de aquí en Holanda, un equipo humilde, recién ascendido a Primera División; la gente es muy cercana, siempre te ayudan en todo. Es un club familiar, como puede ser el Athletic.

Suma ya tres goles en el arranque liguero, uno de ellos al PSV, como extremo derecho, una posición hasta ahora desconocida para Iñigo Córdoba.

Sí, estoy jugando en la derecha. Creo que, ofensivamente, tengo que participar más y me he propuesto llegar al área, estar cerca del gol y hasta ahora estoy teniendo suerte. El míster me comentó dónde estaba más cómodo, nos da bastante libertad a los jugadores de arriba. Parto desde banda derecha, pero con libertad de moverme en todas las zonas.

En Lezama no había jugado nunca en esa posición…

Pues no, no me digas por qué no lo he hecho, no sé si, por mi perfil, siempre me han puesto en la izquierda. Suele ser común entre los extremos de participar en ambas bandas, pero en Lezama pocas veces he jugado en la derecha. En el primer equipo no recuerdo ninguna, sinceramente. Yo nunca le he hecho ascos a nada, yo, encantado. Creo que me estoy encontrado bien y que debo aprovechar las oportunidades.

¿Qué nivel se ha topado en la Primera de Países Bajos, la Eredivisie?

Es un poco diferente, hay menos nivel que en la Liga española, no es una Liga tan potente, pero atractiva, que se generan muchas ocasiones, juego de ataque, con jugadores jóvenes, con potencial que luego salen a las grandes Ligas. Está en crecimiento también.

Y juega con Marc Cardona, delantero cedido de Osasuna.

Sí, está también aquí cedido, viene de años complicados, lo mismo que el último mío en Bilbao. Quería cambiar de aires igual que yo. Estamos ambos teniendo aquí en Holanda una aventura en lo personal y en lo profesional, intentando hacerlo lo mejor posible y aprovecharlo.

Usted ha sido elegido el mejor jugador del equipo en varios partidos por los aficionados del Go Ahead Eagles.

Sí, la verdad es que estoy contento, creo que lo estoy haciendo bien, creo que debo seguir y continuar en este camino, aportar ofensivamente. Me estoy sintiendo bien, creo que necesitaba sentirme un jugador importante, participar, después de mi último año entre Vitoria y Bilbao me hacía falta.

La lesión en el Alavés le truncó su progresión al producirse casi sin margen para reivindicarse.

Sí, después de unos meses malos en Bilbao sin jugar me fui con ganas de resarcirme, pero después de tres partidos jugando empecé a sentir molestias y tuve que parar. La rodilla me dijo basta, te encuentras con que tu cuerpo dice que no puedes. Al final, psicológicamente, un año complicado.

La pretemporada en el Athletic de este verano se fastidió precisamente por la recuperación de esta lesión con el Alavés…

Se trataba de una lesión algo compleja, nada habitual, tenía la rótula lastimada, con un quiste también. A priori no me iba a dar problemas porque era realizar esa limpieza de rodilla y lo que me aseguraron que era dos meses se amplió a cuatro. La recuperación no fue limpia ni lineal como al principio esperábamos.

De todas formas, el Athletic le ha cedido a Holanda, pero renovando hasta 2023, con una opción de ampliar hasta 2025 si no ejecutan la opción de compra. Un guiño del club de Ibaigane.

Era una buena opción para las dos partes, que era positivo para ambos. Quiero triunfar en el Athletic, creo que tengo nivel para triunfar en el Athletic y quiero aprovechar mi oportunidad fuera para jugar en el Athletic, que es lo que más quiero.

¿Marcelino García Toral fue claro con usted este verano?

Sí, me dijo que no iba a participar mucho, que no contaba conmigo, que buscase una salida.

¿Le dio alguna razón?

No, que había otros jugadores con los que contaba y que no iba a disponer de las oportunidades que esperaba o que cualquier jugador desea.

¿El asunto de retrasar su posición al lateral izquierdo nunca se contempló ante la dificultad de encontrar efectivos en ese puesto en el Athletic?

Yo me veo dispuesto a participar en cualquier posición. Es una demarcación en la que no he participado nunca, pero de extremo derecha tampoco había participado hasta ahora, todo es probar.

Escudo/Bandera Athletic

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 11 de octubre de 2021

¿No cree que la afición del Athletic ensalza demasiado al recién promocionado del Bilbao Athletic que debuta y luego se olvida de él para centrarse en otro nuevo que sube?

Al final, la gente quiere caras que no ve, y cuando sale algún jugador siempre se le alaba y al llevar más temporadas, pues no. Y cuando pasa más tiempo al que ya no es canterano se le empieza a exigir más y se empieza a pedir a otra cara nueva. Pero es que la sociedad es así, hay que estar al margen de todo eso.

De extremo izquierdo además Muniain es un fijo y la competencia es dura con los Morcillo, Berenguer o Nico Williams.

Sí, la plantilla del Athletic tiene mucho nivel y existe mucha competencia.

¿Cómo está viendo al Athletic este curso desde la distancia?

Es un equipo al que es muy difícil meterle mano, defensivamente a un nivel muy alto y ofensivamente bien tan bien, en una posición ahora misma buena y para luchar por el objetivo de Europa como objetivo claro. Ellos creo que están convencidos de que lo pueden lograr y ojalá.

A Iñigo Córdoba siempre ha tenido la asignatura pendiente del gol, de pisar área. ¿Es lo que va reencontrando en Holanda?

Sí, es lo que también quiero. En tareas defensivas había mejorado mucho y en la tarea en ataque tengo que recuperar ese gol, esa llegada, es un objetivo claro.

A sus 24 años… ¿No ha vivido muy deprisa?

Bueno, tuve la oportunidad de debutar con 19 años en Primera con el Athletic. Fue todo muy rápido, llegar, debutar, muy bien en lo personal participando mucho y tienes que espabilar y aprender rápido. El mundo del fútbol es un mundo de gente joven que debe aprender muy rápido.

Por cierto, que sus hermanos Aitor Córdoba, central, el mayor, y el pequeño, extremo, Asier, en Burgos y Alcorcón, en Segunda División, van abriéndose camino.

En la última jornada se han enfrentado ambos, están contentos. Aitor lo está haciendo muy bien, es titular habitual en el Burgos y el pequeño aprovechó la oportunidad y a ambos les va a venir muy bien esta primera experiencia en la Liga SmartBank, una Liga profesional. Desde aquí, soy el primero que les sigo todo lo que puedo con la tablet, depende de los horarios, o con la tele encendida.

Es curioso que usted, que era el de en medio de la saga, siempre ha ido por delante.

Cada uno hace su camino, Aitor siempre ha estado en el Leioa y dio el paso al Burgos que ha sido un equipo más profesional y el pequeño pasó por Osasuna.

¿Qué se planea a medio plazo en su carrera con un margen todavía tremendo?

No quiero tampoco plantearme objetivos a medio y largo plazo, estoy en una aventura en la que empecé hace un mes. En el aspecto personal me está viniendo muy bien el cambio de aires para conocer diferentes culturas, un idioma nuevo y me estoy asentando bien. Ponerme objetivos ahora no me viene bien, hay que vivir el momento, ahora soy feliz.

Vivian-Iñigo Martínez, el tándem central de moda

Hace apenas un mes, en el ránking de los mejores centrales de la Liga que el propio organismo decreta, el joven zaguero del Athletic Dani Vivian figuraba en primera posición, con el sevillista Diego Carlos segundo, tercero Alderete del Valencia y, cuarto, el internacional rojiblanco Iñigo Martínez. La pareja bilbaína, por tanto, pasa por ser el tándem más en forma de la competición doméstica, la pareja de moda que acoraza la zaga y apenas han dejado resquicios para que los rivales fabriquen ocasiones.

Vivian, de 22 años, es la gran revelación del equipo de Marcelino García Toral, agenciándose el puesto de titular en el eje central del equipo, con Yeray Álvarez, recientemente recuperado de su lesión en el tendón rotuliano, que guarda su oportunidad ahora en el banquillo sin haberse estrenado aún en Liga. Lo mismo que Unai Núñez, que sólo actuó ante el Rayo Vallecano en el aluvión de cambios del míster, se lesionaba en una sesión en Lezama con un esguince de carácter leve-moderado en su tobillo derecho de la que se recupera en este paréntesis competitivo por los compromisos internacionales. Los cuatro, no cabe duda, forman la mejor línea del Athletic y de la Primera División, seguramente.

Escudo/Bandera Athletic

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 9 de octubre de 2021

Vivian, que se salió el curso pasado en la cesión en el CD Mirandés, ya tiene el número 12 del primer equipo y ficha profesional. Curiosamente, es el primer jugador de campo del Athletic en más de medio siglo que juega titular sus siete primeros partidos de Liga sin perder ninguno de ellos. El anterior fue Fede Bilbao allá por 1954. Centrado, serio, disciplinado y muy veloz al corte, se entiende a la perfección con el robusto Iñigo Martínez y con el portero Unai Simón. Los dos centrales se coordinan y prodigan en sus subidas al ataque en cuanto se bota alguna acción de estrategia. El vitoriano se entrenó con su primer gol en la élite ante el Mallorca en San Mamés con un giro de cuello espectacular tras ejecutar una falta lateral Muniain. Dani Vivian señalaba sobre ese tanto con la testa que suponía para él “un sueño, un desahogo, algo sensacional. Todo el trabajo llega, un buen inicio, sentando las bases para hacer una buena temporada”, deslizaba sensato el bravo central vitoriano, formado entre el Aurrera y el Santutxu antes de aterrizar en Lezama y ser cedido la pasada campaña en el CD Mirandés, donde fue capitán casi desde el primer día. Ensalza a Iñigo Martínez, esta semana a las órdenes de Luis Enrique con la selección española: “Es un disfrute, un fenómeno”, subrayaba.

“Pasará mucho tiempo hasta que se bata este récord, pero caerá”

La cita tuvo lugar ayer tras el entrenamiento matinal del Athletic. AS juntó a Larrañaga e Iñaki Williams en una mañana de perros, con el diluvio sumándose a una reunión histórica. El león acaba de batir al exrealista en partidos consecutivos en Primera. Conectan enseguida. El encuentro, el primero entre ambos, es muy afectuoso, lejos de los piques habituales entre Athletic y Real Sociedad. Representan a dos generaciones muy alejadas en el tiempo, pero se sienten muy cercanos. Entre los dos suman 405 partidos consecutivos (203 Iñaki y 202 Larrañaga), la barbaridad de diez años, diez meses y seis días sin faltar a la cita del fútbol. Los hombres de hierro.

“Tenía ganas de conocerte Juanan, al principio no sabía ni cuál era el récord ni en cuantos partidos estaba ni quién lo tenía. Un honor que fuera de alguien como tú. Ya lo siento haberte batido, pero me tocaba. Te he superado con mucho esfuerzo, me lo has puesto difícil. No lo pensaba ni en mis mejores sueños y estoy superfeliz “. Iñaki saluda cordialmente y con gracejo a Larrañaga en uno de los balcones de Lezama que da al campo en el que entrena el Athletic. “Me alegro de que hayas sido tú, alguien cercano. Hombre, habría preferido que me pasara alguien de los míos, de la Real, pero sí no es así, pues que seas tú me sabe muy bien, te lo digo de verdad”, explica el excentral, jugador eterno de la Real pegado a su perpetuo bigote. Una carantoña mutua más y ambos posan bajo el arco del antiguo San Mamés, que ahora descansa en las instalaciones rojiblancas. “Oye me ha dado recuerdos para ti Imaz (antiguo jugador de la Real y exdelegado del Athletic). ¡Qué rápido pasa el fútbol! Cada vez tengo más achaques”, se ríe Iñaki. “Yo estoy de cine, para jugar. Sí, permíteme un consejo de veterano: disfruta Iñaki, que esto se acaba rápido. El fútbol es una bendición, pero se va a toda velocidad. Y encima estás con tu hermano. ¡Qué bien!”. Ambos siguen muy cómodos con la conversación e Iñaki remata: “Eso mismo le digo a Nico, que disfrute, que se sacrifique, pero que aproveche cada minuto”.

Larrañaga es un txuri-urdin en suelo enemigo, donde se forja el futuro del eterno rival, el Athletic. “Antes venía a menudo a Lezama, a comentar partidos del Bilbao Athletic en Segunda B”, señala refiriéndose a su faceta como analista en ETB. Actualmente está en la televisión pública vasca y en Euskadi Irratia, y echa una mano a unos amigos que están al frente del Mundarro de Astigarraga, en Preferente. “Mi último partido en Anoeta fue contra el Athletic. Luego jugué en Albacete y, se acabó”. Uno podría estar escuchando a ambos durante horas sin intervenir.

Pues aquí están, juntos 505 partidos consecutivos en Liga entre ambos. ¡Se dice pronto!

Iñaki Williams. He escuchado muchas veces el nombre de Juanan Larrañaga. No lo conocía personalmente y es un honor estar aquí junto un futbolista que ha sido tan grande. Es la voz de la experiencia, con muchos partidos con la Real en sus piernas, 589.

Juanan Larrañaga. Lo lógico era que me superase. No ve tarjetas habitualmente ni tiene lesiones. Los récords están para batirlos. Siempre llega uno que te la supera. Le doy la enhorabuena.

I. W. Es un orgullo tenerlo cerca y poder charlar con él, quiero darle las gracias por haber venido a Lezama. Entre los dos hemos hecho historia.

J. L.. No he pensado durante este tiempo en quién me podía romper la marca, son circunstancias que ocurren. Iñaki se lo ha ganado, no he estado nervioso estos días.

Diez años entre los dos sumandos partidos consecutivos de Liga… Juanan, del 21 de junio de 1987 al 22 de noviembre de 1992; e Iñaki, del 20 de abril de 2016 al pasado 25 de septiembre.

I. W. Juanan pensaría que era complicado pasar de los 202. He llegado yo y lo he superado. Sé que es difícil, lo que conlleva… pero todo es posible. Seguro que en unos años llega alguien y tengo que darle la enhorabuena y felicitarle. Pasará mucho tiempo hasta que se bata este récord, pero caerá. Ojalá sea mi hermano pequeño Nico. Compartimos genética y a lo mejor puede llegar a esos números.

J. L. Ese tiempo más de lo que muchos juegan toda su vida en la élite en diferentes etapas. Muchos años.

Iñaki, dice en tono de broma que lo ha logrado por ser negro y de Bilbao, un cóctel de resistencia. ¡Pero este hombre de aquí al lado es blanco y Azpeitia y ha estado casi 30 años con el registro!

I. W. Si, ja, ja, ja. Es un fútbol diferente, épocas distintas, y tienen mérito los dos récords. Ser central y que no le hayan sacado tarjetas… leí que había jugado infiltrado. Sé lo que es jugar con dolor, no es fácil y poner tu salud en riesgo en beneficio del equipo habla bien de las personas. A mí me mostraron dos amarillas en 2016, ante el Villarreal, y me expulsaron, por entradas.

J. L. Lo que ha hecho Iñaki es increíble. Haber estado cinco años sin lesiones musculares un futbolista tan explosivo, su físico es privilegiado… Yo tuve que infiltrarme en la final de Copa de Zaragoza de 1987.

¿Han visto muchos partidos el uno del otro?

I. W. Yo resúmenes. Y un documental de su último partido en Anoeta, contra el Athletic.

J. L. Sí, claro, si de 203 seguidos no he visto ninguno, malo…

Ninguno era consciente al principio de que empezaba a hacer historia.

J. L. Cuando me lo comentaron, me sentí orgulloso de lo que había hecho. La sensación es rara, porque ahora todo son datos que puedes llevar al milímetro. Antes jugabas partidos y no te enterabas de nada más. Al final de año te decían: has disputado 30, 40… Pues vale. No llevabas la cuenta de nada y menos, de haber estado cinco años sin perderme uno.

I. W. Fui consciente poco a poco, hasta hoy.

¿Alguna vez vieron en riesgo la racha?

I. W. Me llevo bien con los árbitros, pero siempre estás expuesto a alguna lesión o un entrenador que no vea conveniente que juegues. Tengo que agradecer a los que han estado estos cinco años que siempre contasen conmigo. Juanan, al ser central es complicado resistir por tarjetas.

J. L. Los que rascaban en mi época eran Gorriz y Gajate, yo estaba protegido y no hubo riesgo. Sí estuve cerca de sanción una vez, pero me libré, hubo un problema con una tarjeta en Santander.

Zubi estuvo 184 y una huelga por el derecho de retención le privó de alcanzar los 288. Los porteros lo tienen más fácil.

J. L. No sé si más fácil. Tienes que estar siempre bien y es complejo para todos. Mérito tienen todos, da igual la posición.

I. W. Cuando pasé a Di Stéfano, Zubi, Arconada… empezaba a ser consciente de la envergadura de su hazaña.

Y como entrenadores, Muñoz tuvo 417 encuentros seguidos y Caparrós, 380. Por cierto, el siguiente jugador en activo más ‘duradero’ es Morales, con 109.

J. L. Son números, ya digo que antes apenas nos fijábamos en eso.

 I. W. Con los entrenadores es otra faceta. 

Toshack impìdió a Gorriz llegar a 600 encuentros en total como txuri-urdin, le dejó en 599. Aquí influyen muchas cosas.  Larrañaga actuó con dolor en muchos partidos. En su récord hay 195 que jugó completos, eso arroja un 96 por ciento de las veces.

J. L. Es un matiz, pero la situación es la que es. Por entonces no pensaba en eso, solo en jugar. No creo que Iñaki haya gestionado sus esfuerzos para batir la marca ni que le hayan regalado nada. Ha merecido jugar todos los minutos que ha tenido.

I. W. Se juntan muchas circunstancias. El fútbol de antes y el de ahora son diferentes. No es solo que tú estés bien, tiene que estar el equipo bien. Te tienen que ayudar mucho. No me puedo quejar.

Pero el físico influye. Juanan, ¿qué consejo le habría dado a Iñaki si se lo llega a pedir en este proceso hacia el récord?

J. L. Consejos, pocos. Tiene experiencia suficiente. Estoy contento, siempre hay alguno que rompe números que parecen imposibles.

I. W. Yo habría aceptado los consejos de buen grado. Antes también se jugaba en campos mucho peores y no había tantos cuidadores.

Larra, le encanta que le haya batido un jugador cercano, pero si hubiera sido de la Real…

J. L Pues lo ideal, me sentiría mejor, por ser de tus colores. Como no ha podido ser, pues que se quede en Euskadi la marca. Oyarzabal, que no descansa casi nunca, tal vez esté ahí, pero se tienen que dar una serie de circunstancias. No pasa nada, seguiremos siendo de la Real, no va a cambiar nada.

Real y Athletic, eterna rivalidad. Unidos también históricamente por muchos detalles. Como este…

I. W. Somos equipos vascos que estamos haciendo muy bien las cosas. Unos años ellos están mejor; otros, nosotros, pero siempre prevalece la deportividad. Nos hemos encontrado por los campos y tenemos muy buen rollo, aunque cada uno defiende lo suyo, desde el respeto y la deportividad. Eso nos sobra.

J. L. La rivalidad siempre ha existido, pero era sana. ¡En mi época era por ganar la Liga, imagínate!

Hace poco hubo una final entre Athletic y Real, en Copa.

J. L. La rivalidad siempre tiene que haber, que los dos equipos estén arriba y lleguen a finales es importante para Euskadi.

I. W. Tenemos esa espinita de que nos la ganaron. Luego hubo una oportunidad de revancha ante el Barça, pero también se nos negó.

Frente al homenaje del otro día a Iñaki en San Mamés, con Juanan todo pasó desapercibido…

J. L. Cada uno lo celebra como debe. El club es lo que tiene que hacer. Por entonces no se celebraba nada de esto, solo las Ligas y las Copas, o la despedida de alguno. En aquella época era impensable algo así.

I. W. Me emocionó ver salir a dos chavales que habían nacido en momentos importantes de mi carrera (dos socios, Peio, que nació el mismo día del debut de Iñaki e Iker, que lo hizo un día antes de comenzar su andadura en esta hazaña de 203 partidos) y que me entregasen la camiseta junto con Nico y mi otro ‘hermano’ Iker, el capitán. Lástima que no estaban mis padres en el campo porque tenían un viaje, pero, se me puso la piel de gallina al poder disfrutarlo con un San Mamés con mucha gente. Todo salió redondo. Lo disfruté con la gente que me quiere y me ayuda. Los aficionados están en las buenas y las malas.

Juanan, ¿cuándo se acabó su récord?

J. L. Me lo han preguntado varias veces, pero no tengo ni idea. Lo que suele pasar en estos casos, algún otro estaría mejor que yo y metieron a otro en la alineación. No puedo echar para atrás y sería absurdo darle importancia. Sí recuerdo que mi último partido en Anoeta fue contra el Athletic. Luego jugué en Albacete y, se acabó.

¿Cambiarían el récord por títulos?

J. L. Los títulos los disfrutan muchos y sobre todo, la afición. Más que el récord, valoro haber estado en mi equipo, he sentido los colores y he ganado títulos. Y he jugado un montón de partidos, muchos de ellos seguidos. He disfrutado desde dentro y ahora lo hago desde fuera. Lo demás son cosas que ocurren. Yo estaba haciendo historia sin saberlo, pero lo que me ha dado tanto orgullo este tiempo es haber durado todos esos años

I. W. Antes de lo individual pongo el colectivo y mi sueño era estar en el Athletic y ganar grandes cosas con esta familia. Cambiaba el récord por muchas cosas. Este año tenemos otra oportunidad, podemos hacerlo mejor que la anterior.

¿Hasta qué cifra podrá llegar Iñaki?

J. L. Hasta donde pueda y le deje la salud. Ojalá no tenga lesiones, el entrenador cuente con él y siga aportando al equipo. Parece que esto va para largo.

I. W. No sé, es una bonita cifra. Sin volverme loco, ojalá pueda aumentarla, voy a seguir trabajando. No le prestaba atención a los partidos que me quedaban. La gente me iba recordando los que me faltaban, pero me parecía que podría darme mala suerte estar tan pendiente. No quería hablar por si me pasaba algo. Ya me he quitado esa espinita. Ahora, a intentar ampliar el número, a dejarlo lo más alto posible para el siguiente. Me propongo seguir disfrutando de lo que hago y mejorando.

Dicen que el fútbol pasa rápido.

J. L. Yo no miro para atrás sino hacia delante. En el fútbol recuerdas casi todo bueno. La familia es lo más importante. Veo fútbol y disfruto. Iñaki sabe cómo va todo y disfruta de los momentos muy intensamente por lo que ha vivido.

I. W. Echo la vista atrás y parece que fue ayer cuando debuté con el Athletic. Hay que disfrutar. Pasas malos y buenos momentos, conoces a gente y es un orgullo disfrutar del Athletic

Al menos Larra conserva el récord en derbis de la Real con el Athletic: 27

También me lo quitarán, ja, ja, ja. No está mal, ¿verdad?

Y la cantera, ¿cómo la ven a ambos lados de la AP-8?

J. L. La Real está dando muchas más oportunidades a los chavales jóvenes. Una cosa es porque no le queda más remedio por la cantidad de lesionados que tiene y otra es que los jóvenes que han salido están dando el nivel. Están aportando. Ha habido un estilo de trabajo durante los últimos doce años en Zubieta y está dando sus frutos. En Lezama también se está trabajando bien y poco a poco se verán resultados.

I. W. Ahora están subiendo muchos chavales, mi hermano, por ejemplo. Creo que hay un gran futuro por delante.

Futbolistas con denominación de origen: de Nueva York a Navares de Enmedio

Conrado Valle

Por

Yunus Musah nació el 29 de noviembre de 2002 en Nueva York, aunque lo hizo allí por casualidad. Sus padres, de origen ghanés, visitaban a un familiar en la Gran Manzana cuando Musah dijo allá que voy. 19 días antes, en un campo de refugiados de Miconge (Angola), Sofia, que llegó hasta allí desde la República del Congo junto a Celestino y sus cuatro hijos, daba luz a Eduardo Camavinga. Mat Ryan vino al mundo a 18.000 kilómetros de Anoeta, en Plumpton, a una hora de Sídney. Y De Frutos lo hizo en Navares de En medio, localidad segoviana que es reflejo de la llamada España vaciada: 91 vecinos.

La Liga es la historia de sus 471 protagonistas, que son los futbolistas inscritos con dorsal de primer equipo (del 1 al 25). Los hay que están en la élite sin salir nunca de casa, como Pau Torres, que nació, creció y triunfó en su Vila-real natal. Otros muchos, como Kang-in Lee o Antonie Griezmann, tuvieron que marchar de Incheon (Corea del Sur) y Macon (Francia) para recalar en las canteras del Valencia y de la Real Sociedad respectivamente.

Cada futbolista puede contar su aventura hasta la élite. Como el sueco Guidetti, que durante cuatro años dio patadas a un balón en Nairobi (Kenia), porque allí estaba destinado su padre. O Randy Nteka, que en 2017 iba a dejar el fútbol cuando recibió la llamada de un amigo de la infancia de París para probar en el Betis San Isidro de preferente madrileña y hoy la rompe en el Rayo. O Felipe, que a los 14 años jugaba en un equipo de una empresa de tractores.

De donde nace

Las plantillas de los 20 clubes de la presente Primera División la componen futbolistas nacidos en los cinco continentes. En concreto, 54 países. Más allá de los nacidos en España, los países con más representantes son Argentina (30), Francia (26, entre ellos Foulquier y Lemar, que vinieron al mundo en Guadalupe, territorio francés de ultramar), Brasil (16), Uruguay (12) y Serbia (10). Los hay, como Yunus Musah, que nacieron en un país, aunque pronto cambiaron de residencia y de nacionalidad. Es el caso de Bono, que nació en Montreal. aunque a los 7 años se mudó a Marruecos, país de origen de sus padres. O Rakitic, que nació en Möhlin (Suiza), hasta donde emigraron sus padres tras la muerte del General Tito, aunque el hoy sevilista con los años decidió defender la camiseta de Croacia.

Europa es el continente con más países representados (28) y también futbolistas (91). Le sigue América (14 países, 86 futbolistas), África (11 países, 20 futbolistas), Asia (Kang-in Lee, Corea, y Take Kubo, Japón) y Oceanía (Mat Ryan, Australia). Los países sudamericanos con más tradición futbolística son los que más nutren de talento al fútbol español (Argentina, Brasil, Uruguay y Colombia), mientras que en Europa sucede lo contrario. Salvo de Francia, de los otros tres países con grandes ligas, la presencia de jugadores es testimonial. Así, Alemania solo cuenta con ‘cuatro’ representantes (Kroos, Ter Stegen, Mustafi… y Joselu, que nació y vivió hasta los cuatro años en Stuttgart), dos del Reino Unido (Trippier, Inglaterra, y Bale, Gales) y uno de Italia (Cristiano Piccini).

De los 471 futbolistas profesionales de la presente Liga, 271 nacieron en España. El número de clubes de cada comunidad autónoma que militan en la máxima categoría tiene su influencia en la denominación de origen de los jugadores (tres vascos, cuatro valencianos, cuatro andaluces, cuatro madrileños y un gallego, navarro y balear). Pero un análisis del mapa de los lugares de nacimiento de los jugadores deja otras conclusiones. Por ejemplo, los parecidos razonables que tiene con los mapas demográficos y económicos del país.

Las comunidades con más futbolistas en Primera son: Cataluña (41), Andalucía (39), País Vasco (37), Comunitat Valenciana (36) y Madrid (28). Por provincias, el paralelismo es aún más evidente: Barcelona (30), Madrid (28) Valencia (21), Navarra (16) y Guipúzcoa (19) son las que vieron nacer a más jugadores de la Liga, mientras que las que no tienen ningún representante son Teruel, Huesca, Orense, León, Soria, Zamora, Salamanca y Granada (la única con equipo en Primera).

De donde pace

“El talento y la voluntad es lo primordial para llegar a la élite, aunque evidentemente las circunstancias personales de cada uno también influyen”, comenta uno de los ojeadores de la Academia del Valencia, la segunda por la que más futbolistas de la Liga pasaron en categoría juvenil (22 jugadores), siendo la cantera del Real Madrid la que más repartidos tiene entre los 20 clubes de Primera (26). La Masía tiene hoy 21 futbolistas en la élite, mientras que se hace un sitio con fuerza la cantera del Villarreal (17). Ahtletic (18), Real Sociedad (17) y Osasuna (12) mantienen la tradición norteña, donde los técnicos de sus canteras y de los clubes asociados protagonizan intensos duelos de captación.

Se darían alguna vuelta al mundo sumando los kilómetros recorridos por los chavales y sus familiares cada semana para ir a entrenar o jugar. Como los que se pasó Gayà en el coche con su padre y haciendo los deberes desde Pedreguer a Valencia (200 kilómetros cada cuatro días). O las 5.000 pesetas que le daba cada semana a Joaquín Sánchez su tío el Chino para sacarse el bono del tren para el trayecto desde el Puerto de Santa María a Sevilla. O las noches que pasaron lejos de sus casas todos aquellos que tuvieron que quedarse en una residencia. Como Luis Rioja, que se fue de Las Cabezas de San Juan a Madrid; Manu García, que de Oviedo se marchó a Manchester; o Trigueros, que desde su Talavera de la Reina natal se fue primer sin éxito a La Masía y acabó con 17 años encontrando su sitio en Vila-real.

La España vaciada

Madrid, Barcelona, Pamplona, Valencia, San Sebastián y Zaragoza son las ciudades españolas con más futbolistas en la actual Primera División. Por las calles donde pasaban desapercibidos, donde eran uno más entre todos los chavales de su edad, los Piqué, Carlos Soler, Nacho Fernández, Koke, Raúl García o Zaldúa son hoy identificados rápidamente. Pero hay otros que eran conocidos por todos sus vecinos desde niños, donde dicen con orgullo que el “hijo de Lidia” juega en el Espanyol (Diego López, Paradela, Lugo, 1820 habitantes), el “nieto de Doleres y Antonio y de Nati y José Antonio” lo hace en el Atletic de Bilbao (De Marcos, Laguardia, 1540 habitantes) o que Saúl García ha vuelto por Navidad a Vioña (1920 habitantes) para participar en el Campus del Vimenor, el equipo del pueblo en el que se formó.

La España vaciada tiene en De Frutos (Navares de Enmedio, 91 habitantes) su principal referente, un canterano del Real Madrid que no olvida el día que le llevó su tía de Madrid sus primeras botas, unas Predator negras. También es icono Pere Pons en Sant Martí Vell (251), donde en 2017 fue pregonero de las fiestas de su pueblo. Fidel, hoy en el Elche, fue nombrado cuando debutó con el Recreativo de Huelva hijo pródigo de La Dehesa de Riotinto (226 habitantes). Está el caso de Moncayola, quien nació en Pamplona, aunque creció y vivió en Garinoian (479 habitantes). O los Gumbau (Campllonch, 535), Ainhen Muñoz (Etxauri, 622) y Pedraza (San Sebastián de la Ballesteros, 814). Todos son el orgullo de sus localidades natales, lugares con menos de mil habitantes, donde en invierno no hay ni niños suficientes para hacer dos equipos de once y sin embargo pueden presumir de tener a uno de los suyos en Primera División.

Iñaki Williams: récord y victoria

El Athletic va paso a paso hacia la graduación. Parece tener la lección aprendida. Tras dejar escapar un botín de tres puntos por su mala postura en los instantes finales ante Rayo y Valencia, esta vez supo aguantar un escuálido 1-0 ante el Alavés, sin sufrir más allá de un tímido remate de Pellistri en el último sorbo. El equipo rojiblanco parece que vuelve a ser fiable en casa, aunque le cuesta horrores ganar, y el Glorioso regresa a su triste y preocupante realidad.

Calleja llegó a Vitoria con la idea de jugar bien al fútbol, de pintar buenos cuadros sobre el césped. Quería rodear la pelota de violines, pero ha acabado escondiendo los instrumentos musicales en una gruta oscura y húmeda, para que los carcoma. Su Alavés se encerró atrás durante 45 minutos con dos líneas de ocho jugadores en total. La estación de autobuses de Bilbao está cerca de San Mamés. Se denomina Termibus. Uno de los autocares se escapó al campo de fútbol. Lo conducía el Glorioso. Su plan es genial cuando se adelantan, pronto o tarde, y el muro de cemento defiende esa renta. Pasó ante el Atlético. Pero cuando es el enemigo el que avanza en el marcador, la cosa se tuerce. No está preparado para dominar e imponer el ritmo, así que solo rastrea el área contraria por casualidad.

Escudo/Bandera Athletic

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 1 de octubre de 2021

El Athletic se impuso claramente en el primer tiempo. En 21 minutos llevaba cuatro saques de esquina y otras tantas faltas. Fue el que más propuso y el resultado es más que justo. Ante la red babazorra, tiró de paciencia e interpretó a las mil maravillas el juego posicional alternando el pase corto y largo. Aunque se esperaba un partido muy cerrado y táctico, hubo ritmo, vaya que sí, porque los leones salieron a fuego, ante un enemigo que tardó un mundo en ajustarse ante la propuesta local. Muniain fue un tormento actuando por el medio, fuera de su sitio habitual, a la izquierda. Contactó con el frente ofensivo filtrando pases que eran puñales hacia Pacheco. Ni eso supieron leer los pupilos de Calleja, que tenían pista por su banda derecha con Martín y De la Fuente y apenas pisaron esa orilla.

Y luego los rojiblancos estuvieron estupendos manejando la estrategia. Cuando defendían un balón parado babazorro, se hacían fuertes y salían como balas al contragolpe. Y cuando disponían ellos de ese privilegio, lo remataban todo por arriba ante tres centrales apocados. Vivian tuvo la primera en el minuto cinco. Remató un córner de cabeza y el balón dio un poco más abajo del hombro de Ximo Navarro, que estaba de espaldas. El árbitro fue alertado de un posible penalti y tras chequearlo en la pantalla situada a pie de campo, decretó el castigo. Lo lanzó Raúl García, pero le negó el gol Pacheco.

Escudo/Bandera Alavés

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 1 de octubre de 2021

Muniain seguía flotando entre líneas y haciendo caricaturas del frontón vitoriano. El Athletic presionaba como un poseso la salida del volante albiazul. Raúl se sacó la espina cerca del descanso, con un córner en el que los pupilos de Marcelino cambiaron la partitura: sacó en corto Berenguer a Muni y aquel hizo un par de culebreos sin balón para desorientar al enemigo. Se incorporó Lekue y a él se la dio Iker. El latgeral centró preciso para que rematara solo en el segundo palo Rulo. Martín se quedó aturdido ya al primer pase de distracción de ese largo plan.

Calleja cambió un poco el plan tras el descanso. Sacó a Sylla de la isla en la que estaba preso en el ataque y puso a Joselu primero y a Guidetti más tarde. El sueco se sacó la camiseta de calentamiento y dejó ver un óleo de tatuajes en la espalda. Fue como hacer clic a un interruptor que disparó al Alavés intentando jugar más lejos de la portería propia. Fortalecieron el medio campo con un 3-4-3 cuando tenían el balón y empezaron a echar el aliento a Unai Simón. El juego era dinámico y podía hacía presente lo que había ocurrido en el último partido de ambos contendientes: el desaguisado del Athletic en Mestalla y la bendición del Glorioso ante el vigente campeón Atleti. Falta impresión.

El Alavés siguió de mudanza. Se puso con cuatro atrás en el último cuarto de hora. Marcelino juntó por primera vez a Zarraga, Vencedor y Dani García en la zona de creación. El momento de las pizarras y las innovaciones. Los vitorianos tuvieron mejores intenciones pero casi el mismo peligro que en el primer tiempo: fueron incapaces de meter el miedo en el cuerpo del enemigo. Nunca se acabaron de creer que podían generar incertidumbre en el adversario. Se quedaron a medias. El Athletic es experto en estropear una buena noche, en jugar con fuego, pero en el derbi corrigió su fatídica tendencia al suicidio.

Cambios

Joselu (45′, Mamadou), Guidetti (60′, Miguel De La Fuente), Nicholas Williams (65′, Berenguer), Pina (73′, Mamadou Loum Ndiaye), Manu Garcia (73′, Martín Aguirregabiria), O. Sancet (76′, Raúl García), Oier Zarraga (77′, Muniain), Facundo Pellistri (81′, Toni Moya), Vesga (86′, Dani García)

Goles

1-0, 43′: Raúl García

Tarjetas

Arbitro: Carlos del Cerro Grande
Arbitro VAR: David Medié Jiménez
Ximo Navarro (7′,Amarilla) Unai Vencedor (37′,Amarilla) Berenguer (39′,Amarilla) Raúl García (72′,Amarilla) Pina (83′,Amarilla

Clasificación

Marcelino y Calleja repiten once: Williams y Sylla, en punta

Javi Calleja, al igual que su homólogo rojiblanco, propone un once idéntico al que alineó frente al Atlético de Madrid.

Repite, además, con el sistema de cinco defensas: Ximo Navarro, Laguardia y Miazga estarán arropados por Aguirregabiria y por Rubén Duarte por bandas. La medular será idéntica y, arriba, la referencia del senegalés Mamadou Sylla.

XI DEL ALAVÉS: Pacheco; Aguirregabiria, Ximo Navarro, Laguardia, Miazga, Rubén Duarte; Miguel de la Fuente, Loum, Toni Moya, Luis Rioja; Sylla.