Carvajal es de alto riesgo

Dani Carvajal volverá a los terrenos de juego el próximo fin de semana. Tras casi un mes lesionado, el lateral regresará para enfrentarse al Levante en el Alfredo Di Stéfano por la 21ª jornada de Liga (30 de enero a 16:15 en Movistar+ LaLiga). No juega desde el 2 de enero contra el Celta, cuando se retiró renqueante en los últimos minutos. Desde entonces, se ha perdido cuatro partidos: contra Osasuna (cumplía ciclo de amarillas), Athletic, Alcoyano y Deportivo Alavés.

En total, el jugador criado en La Fabrica ha sido baja en 14 duelos esta temporada. Una lesión en el ligamento colateral medial de la rodilla derecha le provocó perderse más de un mes y medio de competición. Apenas unos días más tarde volvió a la enfermería por unas molestias musculares que le hicieron perderse otras dos semanas. Por último, esta nueva lesión que sólo le ha permitido jugar un partido en 2021. Sólo ha disputado un encuentro de Champions League, y no ha estado en otros tan importantes como contra el Barcelona o el Sevilla. Va camino de la que puede ser su peor temporada en este sentido.

Foto de Carvajal

Desgraciadamente, los problemas físicos han sido recurrentes para Carvajal durante los últimos años. Desde la 2015-2016, se ha perdido 65 partidos por diferentes lesiones, la mayoría de ellas musculares. Su peor curso sigue siendo el 2018-2019, cuando estuvo de baja 15. Vivió un respiro el pasado (2019-2020), cuando sólo estuvo inactivo en una ocasión y fue por una gripe. Los muslos son su punto débil, la zona de su cuerpo que más quebraderos de cabeza le ha creado.

El Madrid, consciente de que Carvajal necesitaba reducir su carga de minutos para evitar este tipo de lesiones, fichó a Álvaro Odriozola en 2018. Pagó 30 millones a la Real Sociedad por el que era, en aquel entonces, el lateral derecho con más progresión del fútbol español. Sin embargo, su rendimiento no ha sido para nada el esperado. Desde su llegada hace tres temporadas (con una cesión al Bayern Múnich de por medio), sólo ha participado en diez partidos.

En su lugar, han tenido que emerger otros jugadores que, si bien no son laterales, han contado con mayor confianza de Zinedine Zidane. El primero fue Nacho, un multiusos que el entrenador ha utilizado en todas las posiciones de la defensa. Esta temporada el más habitual como sustituto de Carvajal ha sido Lucas Vázquez. Lo que empezó siendo un parche acabó convirtiéndose en la opción preferida de Zizou. El gallego ya lleva 12 partidos en la posición esta temporada.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 26 de enero de 2021

Arteta se moja al comparar a Odegaard con Messi

El debut de Martin Odegaard en la Premier League cada vez está más cerca. La primera parada llega este fin de semana, en un duelo contra el Manchester United donde el Arsenal quiere seguir escalando posiciones en la clasificación: “Quizás es un poco pronto para decidirlo, veremos qué tal entrena. Tiene cualidades especiales que necesitamos y hemos echado en falta, ahora le vamos a dar tiempo porque tiene muchas ganas, como nosotros”, explicó Mikel Arteta, su nuevo técnico.

Foto de Odegaard

El entrenador donostiarra quiere sacar el máximo partido de Odegaard, pero avisa de que no quiere compararlo con nadie: “La comparación con Messi es una batalla perdida, en mi opinión. Martin es Martin. En las últimas temporadas ha progresado de la forma adecuada y lo he seguido mucho porque jugó para la Real Sociedad, que es mi equipo de la infancia, así que lo conozco bien. Es un gran talento que necesita la atmósfera adecuada y un poco de tiempo. Es un especialista jugando entre líneas, en la posición de 8 o de 10. También puede jugar en los lados como un jugador creativo”.

Por último, Arteta también ha valorado las posibilidades que hay de que el noruego no solo llegue como cedido, sino que se quede a largo plazo en el Emirates Stadium: “Tiene todas las cualidades y características que estamos buscando. A partir de ahí depende de dos cosas. En primer lugar, de cómo se adapte y de cuál es el impacto que puede tener en nuestro equipo. Después, de lo que el Real Madrid y el jugador piensan porque es propiedad de ellos y el futbolista también tiene su opinión”.

“El que no jugaba en ese Castilla decía el lunes que se iba al City”

En un ambiente desenfadado, en el programa Perico Que Vola del Espanyol, Cristian Gómez desfiló para repasar su carrera y los momentos divertidos que le depararon sus experiencias en el club perico y en el Real Madrid Castilla, ahora que es entrenador de fútbol base y es jugador en L’Hospitalet en Segunda B. El mediocentro debutó en Primera en el curso 2011-12 con Mauricio Pochettino, jugó 36 partidos y anotó un tanto, mientras en la 2013-14 se fue cedido al Real Madrid-Castilla, el año del descenso a Segunda B.

Sobre esta última experiencia, en un vestuario con Willian José, Raúl de Tomás, Pacheco o Lucas Vázquez, habló largo y tendido: “Había mucho ego, era muy complicado. Todos tenían ya cochazos y yo venía del barrio. En los dos primeros meses me costó adaptarme. Cuando un futbolista no jugaba, el lunes llamaba a la puerta del entrenador y decía que se iba al City. Jugábamos bien y fallábamos mucho. Recuerdo que Willian José llegó de Brasil con 28 kilos de más”, comentó el futbolista catalán.

Escudo/Bandera Espanyol

Allí hizo amistad con varios jugadores, como Lucas Vázquez, y conoció a fondo la personalidad de Raúl de Tomás, ahora estrella en el Espanyol. “Raúl decía que estaba agrandando desde que nació. Desde pequeño estaba crecido, pero como persona es un espectáculo. Era muy gracioso. Las marcas le daban muchas botas y él las repartía con los niños”, valoró. Cristian jugó solamente 11 encuentros, ya que “llegó el técnico del C y solo quiso a los de la casa”.

Denis Suárez y Cristian Gómez.

Ampliar

Denis Suárez y Cristian Gómez. FERNANDO ZUERAS

Cuando Pandiani cogió por el cuello a un juvenil

Cristian Gómez llegó al filial del Espanyol junto a su inseparable Christian Alfonso (han jugado en cuatro clubes distintos) en 2011, y pronto llamó la atención de Mauricio Pochettino: “Me daba mucha confianza. Recuerdo mi primer entrenamiento, en el que metí los dos goles del partidillo. Pochettino debía pensar, ¿y este de dónde sale?”. Pero el despedido del hispanoargentino el curso siguiente le cambió la carrera.

Escudo/Bandera Real Madrid

Llegó Javier Aguirre, cuyas palabras eran contradictorias a los actos. “Había detalles con Aguirre que no me gustaban. Faltaba un mediocentro en el entrenamiento y me ponía a mi de central y subía a uno del filial. Luego no dejó que me marchara y en conferencia de prensa no tuvo un buen detalle conmigo. Y eso que me decía ‘tú eres la niña de mis ojos’… ¡Pero si no he jugado!”.

Eran etapas complicadas para el Espanyol, especialmente a nivel económico (“había meses que no se cobraba“), mientras que recuerda momentos divertidos, como cuando Thievy Bifouma, ahora en China, aparcaba el coche fuera de la Ciudad Deportiva para que el entrenador no viera que se había comprado otro; o cuando Walter Pandiani cogió del cuello a Paul Quaye, jugador de 16 años que debutó en Primera en aquel momento, después de hacerle una entrada.

Cursillo exprés para Dembélé

Moussa Dembélé lleva ya dos semanas en el Atlético, ha vivido dos partidos desde el banquillo y está como loco por debutar. El primer paso era integrar al futbolista en el vestuario y luego darle las instrucciones de lo que el equipo va a necesitar de él. El grupo le ha acogido, con los compañeros que hablan francés encima de él, y Simeone ya le va dando nociones de lo que significa ser el ariete del Atlético. Un curso exprés para que pronto se empiece a ver al fichaje de invierno.

Escudo/Bandera Atlético

El Cholo incluyó a Dembélé ya para la primera convocatoria en la que estuvo disponible, el viaje a Eibar. Entonces, el míster explicó que en esos primeros días habían querido dejar tranquilo al futbolista, no agobiarle con lecciones de táctica más que lo básico y que él se fuera acoplando a su nueva casa. Para ello ha contado con la ayuda de Kondogbia, Carrasco y Lemar, que han estado muy pendientes de él y le han hecho de traductor.

Las lecciones de Simeone

No tuvo minutos ni contra el Eibar y contra el Valencia, pese a que el 3-1 podría dar pie a un estreno tranquilo para Moussa. Esta semana, el aprendizaje ha sido más intenso y el cuerpo técnico ha estado más encima. Al final de la sesión de este miércoles, como contó Jugones de La Sexta, Simeone mantuvo una charla sobre el césped con el delantero, en la que Lemar ejerció de traductor. En el Cerro, se ve que los compañeros están también a su lado, cómo en los ejercicios le animan, le jalean y le aplauden.

Foto de Dembele

En el club hay ganas de disfrutar ya a Dembélé, que tiene que aprenderse rápido la lección porque está cedido hasta final de temporada y Luis Suárez le va a poner muy caros los minutos. El francés está en forma y con ganas y ahora sólo falta que Simeone encuentre el momento para verle de rojiblanco sobre el campo.

El Alcoyano tira de moral y pone en venta entradas para la final

El Alcoyano pretende aprovechar la ola mediática en la que subieron con su fantástica victoria contra el Real Madrid y, antes de jugar su choque de octavos de final contra el Athletic este jueves en El Collao (21:00 horas, Cuatro y DAZN) ha puesto en marcha una curiosa iniciativa. Haciendo honor al lema que mueve al equipo desde que se acuñase allá por 1948, en Alcoy tiran de moral y ponen en venta entradas para una hipotética final copera. Evidentemente, es de carácter simbólico, pues quedan muchos puertos por superar antes de llegar a la etapa final, pero los 0.99 euros que cuesta el tique servirán para ayudar económicamente al club.

Escudo/Bandera Alcoyano

Su presidente, Toni Justicia, explica qué hay detrás de tan novedosa iniciativa: “Lo que busca el equipo es sentir el apoyo de sus simpatizantes a nivel nacional, en un momento en el que las gradas están vacías. Y en el que la situación económica del club no está en su momento más boyante“. Asimismo, añade: “Lo que queremos, de alguna manera, es que todos los seguidores se contagien de esa moral legendaria que siempre ha identificado a este equipo. Porque ser del Alcoyano no es solo devoción por un club, es una actitud ante la vida”.

Con la moral como bandera de la ilusión

Las entradas podrán adquirirse a través de la web del club (www.cdalcoyano.com) o mediante el pago por bizum a un número telefónico que facilita la entidad. Una vez realizado el pago se recibirá un boleto online diseñado especialmente para la final, el cual seguirá en vente aunque los de Vicente Parras no logren superar al Athletic. “Una entrada que da derecho a soñar. Para este equipo, ganarle al Real Madrid ya los ha convertido en campeones ‘morales’ del torneo más antiguo del fútbol español”, defiende el club a través de un comunicado de prensa.

La Copa es un sueño del que el Alcoyano no quiere despertar y los José Juan, Juanan y compañía, héroes de la machada ante Zidane y los suyos, se personarán en El Collao cargados de ilusión y, por supuesto, moral. Porque, como bien reza el lema y el himno del club, esto último nunca puede faltar en Alcoy. “Así se ganan partidos, jugando al fútbol total, logrando fama y renombre, por furia, garra y moral”.

Incendio en la prórroga

La campaña electoral por la presidencia del Barcelona se calienta a causa de un tema que en cualquier otro contexto resultaría un tema menor, pero cuando la piel está quemada, cualquier roce provoca reacciones imprevistas. Con los nervios a flor de piel tras el aplazamiento de la jornada electoral, prevista para el pasado 24 de enero y que celebrará el 7 de marzo, las hostilidades entre candidatos se han desatado y, lo que es aún más insólito, han enfrentado claramente al presidente de la gestora, Carlos Tusquets, con Joan Laporta, el candidato que a tenor de las encuestas ha salido más perjudicado por el aplazamiento. La campaña vive un tiempo extra que amenaza con poner a prueba la delicada situación institucional de la entidad.

La gota que ha desencadenado la tormenta es la posibilidad de fichar a Eric García en el mercado de invierno. Nadie hubiera imaginado que el tema que rompería hostilidades en la carrera por la presidencia fuera la posible incorporación de un jugador de 20 años, ya sea ahora o en verano. Esta polémica es un ejemplo perfecto para explicar el estado de un club debilitado a todos los niveles en el que cualquier corriente de aire puede provocar una pulmonía.

Escudo/Bandera Barcelona

Carles Tusquets tiene desde hace semanas la petición de Ronald Koeman de reforzar al equipo. Una de las posiciones a asentar es la de central ante el estado de Umtiti y la lesión de Piqué. Eric García, canterano del Barça que juega en el City y que acaba contrato el 30 de junio es el gran objetivo de la secretaría técnica. Ante esta petición, Tusquets se ha reunido dos veces con los candidatos para pedir su bendición a acometer la operación bajo la premisa que sólo se realizará mediante consenso de los tres.

Ante el dilema, las posiciones son divergentes. Víctor Font quiere traerle ya porque aseguró que ha logrado un acuerdo con el club inglés mediante el cual el futbolista llegaría “por tres millones fijos más variables, que no se pagarían ahora sino la próxima temporada, por lo que en las cuentas de esta temporada sólo costaría 230.000 euros en amortizaciones, además el sueldo del jugador también se aplazaría hasta la próxima temporada, el jugador está loco por venir y lo acepta también”.

Absolutamente opuesto a esta medida está Joan Laporta. El ex presidente se niega en redondo a este pago. “Me mantengo en la posición que tenía cuando se planteó en la Junta Gestora. Nosotros, como candidatos, no podemos atribuir ningún poder a la Gestora. Si un jugador quiere venir al Barça, tiene que demostrarlo. Y cuando se trata de una operación que se haría gratis, me cuesta entender los motivos por los que había regalar el dinero a un competidor nuestro (Manchester City). Al final es pagar un dinero que no tendríamos que pagar en junio. La Gestora no puede hacer un acto de disposición, debe esperar a que haya un nuevo presidente”, dijo Laporta en un acto electoral.

Pero además de descalificar esta operación que es el primer tema que le enfrenta a Font abiertamente, Laporta en sus declaraciones abrió otro frente criticando a la Gestora del club, a la que dedicó palabras muy duras: “la Gestora no es nadie para negociar con el jugador ni tampoco debe negociar un salario. Y más teniendo en cuenta la situación económica en la que se encuentra la entidad. Debería esperar a que hubiese presidente”.

Contra todo pronóstico, Tusquets desde la Gestora que supone que debe de guardar un papel de neutralidad institucional, rompió la baraja al filtrar una carta muy agresiva ante la actitud del ex presidente, al que acusó de amenazarle.

“Le ruego que se abstenga de amenazar a esta Comisión Gestora en la búsqueda de decisiones que usted considere que le pueden convenir bajo la apariencia de ser necesarias para el club (…) Si finalmente no firmamos el contrato no será por sus injustas y desconsideradas amenazas, sino más bien como muestra de responsabilidad y elegancia, permitiendo que sea el presidente elegido quien adopte la decisión pertinente (…) quien esto suscribe (Tusquets) considera que, pensando estrictamente en términos futbolísticos, lo más acertado hubiera sido fichar a este jugador” afirma Tusquets quien acaba su escrito con un mensaje durísimo: “Tendría que anteponer los intereses del FC Barcelona a los suyos electorales”.

En segundo plano se mantiene Toni Freixa, quien en principio era partidario de cerrar el fichaje para que se incorporara la próxima campaña.

Las elecciones deberían de haberse celebrado el pasado domingo cuando Laporta parecía que iba a ganar, pero la prórroga puede cambiar muchas cosas. Lo que hasta ahora era una campaña de guante blanco se ha incendiado en la prórroga. Y todavía falta más de un mes para la votación.

El United se lanza a por 'el nuevo Michael Ballack'

Apunten este nombre: Christoph Baumgartner. Se trata de un potente centrocampista austríaco que, a sus 21 años, se ha convertido en el santo y seña del Hoffenheim junto a Andrej Kramaric. Su fútbol recuerda al de una leyenda del fútbol alemán, Michael Ballack, y, a pesar de su corta edad, es uno de los futbolistas más utilizados por Sebastian Hoeness con 1.769 minutos repartidos en 25 partidos. Todo ello complementado por los cinco tantos y las siete asistencias que ha repartido a lo largo del curso. Unas cifras que ya llaman la atención de los grandes y que han colocado a uno de ellos a la cabeza de la carrera por su fichaje, el Manchester United.

Foto de Christoph Baumgartner

The Sun‘ desliza no solo el interés de los Diablos Rojos por ‘el nuevo Ballack’, si no que va más allá y avisan de que en verano comenzarán las negociaciones. Unas reuniones que se aventuran complicadas, puesto que los de Sinsheim son ávidos negociadores. Los 18 millones de euros en los que está tasado el jugador en estos momentos por el portal especializado Transfermarkt no hará otra cosa si no crecer, ya que además a la presumible evolución del jugador hay que sumarle que su contrato no expira hasta 2023, por lo que no hay prisa alguna por vender en el Rhein-Neckar-Arena.

Tras la estela de Firmino y Joelinton

Y es que en Hoffenheim son expertos en exprimir a sus jugadores estrella, como ya hicieron en el pasado con Roberto Firmino y con Joelinton. El ahora delantero del Liverpool aterrizó en Anfield en 2015 a cambio de 41 millones de euros, mientras que el Newcastle desembolsó 44 por un Joelinton que no ha rendido al nivel esperado (lleva un gol en 16 partidos en la presente Premier).

Escudo/Bandera Hoffenheim

Además, ‘The Sun’ apunta a que no solo el United anda tras el fichaje del jugador, por lo que deberán ponerse las pilas si no quieren que la subasta ponga el precio aún más en órbita. Baumgartner ya ha sido internacional absoluto con Austria tras dominar las categorías inferiores y llegó al Hoffenheim en el verano de 2017, siendo Julian Nagelsmann el que le dio la alternativa.

Mbappé estudia para Ronaldo

Tras un período complicado, Kylian Mbappé ha recuperado la sonrisa en el PSG. El internacional francés ha encontrado su sitio en los esquemas de Mauricio Pochettino y ha vuelto a jugar en una posición en la que se convirtió en una de las mayores promesas del fútbol europeo en el Mónaco.

Los inicios de Mbappé con el técnico santafesino fueron en la banda izquierda, una posición en la que se encontraba anclado y que no le permitió potenciar al máximo su arrancada y potencia al espacio. El exentrenador del Tottenham decidió colocarle de delantero centro el viernes en un 4-4-2 en el que sus rupturas al espacio y su velocidad fueron decisivas para contribuir con dos goles y una asistencia en la victoria del PSG contra el Montpellier por 4-0.

Foto de Kylian Mbappe

Mbappé, al que le han llovido fuertes críticas por sus últimas actuaciones, parece haber recuperado su mejor nivel como delantero centro. Mientras que Icardi fija a los centrales, el de Bondy ataca los espacios y aprovecha la calidad de Neymar y Di María en el último pase para nutrirse de sus pases. Además, su gran definición y su rapidez para desmarcarse le permiten a Pochettino tener a un jugador que pueda decidir partidos contra rivales que repliegan ante el PSG.

Su transformación como jugador, pasando de ser un delantero elástico y ágil a un jugador muy potente en la arrancada y con suma facilidad para driblar jugadores en conducción, le hacen recordar a Ronaldo Nazario salvando las distancias. El brasileño era un jugador con una potencia en la arrancada imparable, algo similar a Mbappé, aunque el francés tiene menor dominio de la técnica en espacios reducidos.

Odegaard, adaptación express

Martin Odegaard busca recuperar la confianza lejos de Madrid. Llega cedido al Arsenal donde Mikel Arteta cuenta con él como una pieza fundamental para conseguir los objetivos esta temporada, tal y como le comunicó a través de una charla telefónica antes de cerrar el fichaje. Si todo marcha según por previsto, Odegaard podría debutar el próximo sábado, y lo haría contra el segundo clasificado de la Premier League: el Manchester United.

El partido se jugará en el Emirates Stadium de Londres a partir de las 18:30 (hora española). Los red devils sólo han perdido un partido en liga desde el 1 de noviembre, cuando cayeron justamente contra el Arsenal en Old Trafford por 0-1. Desde entonces, han ganado 11 partidos y han empatado tres, todos ellos contra rivales de la zona alta (Manchester City, Leicester y Liverpool). Su única derrota llegó en la pasada jornada contra el Sheffield. Por si fuera poco, vienen de eliminar al equipo de Jürgenn Klopp de la FA Cup.

Foto de Odegaard

La adaptación de Odegaard tendrá que ser express. Arteta tiene entre algodones al que estaba siendo su mediapunta titular, Emile Smith Rowe. Se retiró con molestias físicas del último partido contra el Southampton (1-3), por lo que el noruego no tendrá mucho tiempo para aclimatarse al estilo y apunta a titular para el duelo ante el Manchester. Eso sí, una vez se recupere, el canterano gunner será su principal rival por el puesto detrás del delantero en el 4-2-3-1 que está planteando últimamente el entrenador español. Este curso ha disputado 66% de los minutos en Premier.

Odegaard ya se ha entrenado con sus nuevos compañeros en las instalaciones del Arsenal. El equipo londinense tiene entre ceja y ceja disputar la Champions League el año que viene, aunque no será nada fácil. Tiene dos vías para hacerlo: quedar entre los cuatro primeros de la Premier League (actualmente es octavo) o ganar la Europa League. Ambas son realmente complicadas teniendo en cuenta el nivel que presentan. Pero, con Odegaard, esperan tenerlo un poco más fácil.

El debate en torno al jugador comodín: genios o parches

El futbolista comodín es el jugador multiusos, para muchos un parche, para otros una garantía. Lla figura del jugador polivalente hace referencia al futbolista que igual vale para un roto que para un descosido, que te cumple en diferentes situaciones y te aporta diversas prestaciones. En ocasiones se confunde con el jugador número 12. Sin embargo, ese jugador no siempre obedece a las funciones de un futbolista versátil.

A lo largo de la historia del fútbol, esta figura ha adoptado un aura indispensable en cualquier equipo. No obstante, para ser un jugador comodín no siempre se camina por la misma ruta. A veces son tus condiciones físicas las cuales cambian tu rol, otras veces es la táctica o el dibujo del entrenador. Alguna vez se debe por la lesión o ausencia de un compañero, mientras que en otras ocasiones es la propia experiencia y desarrollo del futbolista quien le hace adaptarse a nuevas circunstancias que se asemejan mejor a sus cualidades.

Asimismo, un jugador comodín no es aquel que por una situación circunstancial ocupa una posición en el campo que no le corresponde. Hay momentos excepcionales, que muy pocos recuerdan y que no ilustran lo que es un comodín. Es el caso, por ejemplo, de Di Stéfano. El 31 de julio de 1949, el argentino ocupó la portería de su equipo en el ‘Superclásico’, River-Boca. En ese encuentro, el guardameta Amadeo Carrizo recibió un pelotazo en sus “partes nobles” y tuvo que abandonar el terreno de juego para ser asistido. Para sorpresa de todos, la ‘Saeta Rubia’ fue el encargado de ocupar su puesto durante unos minutos. No por este accidente anecdótico se recuerda a Di Stéfano como un jugador comodín.

Por otra parte, esta polivalencia o capacidad de alternar diferentes puestos en el campo es más común en un tipo de jugador que en otro. Con una mayor naturalidad vemos cambiar de posición a centrocampistas y defensas. Hay jugadores del mediocampo que han retrasado su posición en su carrera o en algunos partidos por circunstancias del juego, como Fernando Hierro, Casemiro, Javi Martínez o Mascherano. Además, es frecuente ver a laterales jugar de centrales o cambiar de banda, al igual que a centrales ocupar el puesto de lateral. Son los comodines en defensa que tanto gustan a un entrenador y que entran frecuentemente en las agendas de los clubes, como Alaba y el Real Madrid.

Esta etiqueta es cada vez más habitual en el fútbol actual, pero, a veces, la limitan a un jugador referente dentro de su misma zona de influencia y cumplidor en cualquiera de las posiciones dentro de su línea de juego, como es el caso de De Jong en el FC Barcelona o de De Bruyne en el Manchester City, y el rol del jugador comodín sobrepasa más de una misma línea en el terreno de juego. Tampoco puede considerarse hoy en día un jugador comodín a Gareth Bale, pues, pese a que durante su carrera ha pasado por diferentes posiciones, ya está asentado en las posiciones de ataque y no cubriría una ausencia en el lateral, salvo sorpresa.

La figura del jugador comodín es un tesoro para un entrenador y para un presidente cuando diseñan la plantilla y durante todo el transcurso de la temporada. Asimismo, desde las categorías inferiores, en las academias se intenta variar las posiciones de los más pequeños para sacarles el máximo partido. Sergio Pachón, exfutbolista del CD Leganés, Valladolid y Getafe CF, entre otros, y actual responsable del fútbol base del club azulón, ha atendido al Diario AS para transmitir el trabajo que se hace en las diferentes categorías inferiores para potenciar la polivalencia de los futuros futbolistas.

Sobre el debate de si ser polivalente debe impulsarse desde pequeños o, por el contrario, se deberían de especializar con el fin de ser más sobresalientes en sus capacidades, el héroe del primer ascenso del Getafe lo tiene claro: “Dado que a esa edad no saben ni ellos las condiciones que tienen, se deben probar en todos los puestos para sacar el máximo provecho de sus condiciones. Es fundamental que sepan jugar en todas las posiciones y que los entrenadores les vean y valoren en todas las posiciones y ya después, poco a poco, ir decidiendo cuál es la posición que más rendimiento se le puede sacar”.

Sin embargo, el caso del portero es excepcional. “Hoy en día tenemos un gran problema con el tema de los porteros, porque es una posición muy especial y no hay muchos niños que quieran serlo. Lo achacamos a la falta de referencias desde que se fue Iker Casillas, con falta de referencias nacionales que llamen tanto la atención”, señala Pachón. En esa posición, ser polivalente deja de ser tan importante para un entrenador, porque no hay sobreabundancia de porteros y los deben mimar. “Nosotros todo aquel niño que decide ser portero le recibimos con los brazos abiertos, porque lo primero es querer, no obligar, entonces cuando un niño quiere ya tiene algo avanzado. Después las actitudes que tenga o no pues se le irán viendo poco a poco y se le irán aconsejando si lo bueno es seguir siendo portero o cambiar a jugador. Pero lo importante en estos casos, con esta temprana edad, es que jueguen al fútbol y se diviertan”, manifiesta Pachón.

Aunque para un entrenador y para el equipo como colectivo, les beneficia contar con jugadores versátiles, el cambio de posiciones puede ser confuso para el niño futbolista. “En una edad bastante avanzada de infantiles y cadetes lo asimilan mejor. Si es como regla general cambiarles continuamente de decisión no llega a ser del todo bueno. Lo importante es que los niños desempeñen la posición para las cuales tienen más condiciones. Y si tienen unas condiciones que pueden utilizarles en varias posiciones, también es bueno porque le va a facilitar mucho a la hora de jugar minutos y al entrenador a la hora de seleccionar”, expresa Pachón.

Además, no siempre es sencillo explicar a un jugador de una categoría base que, aunque lo que más le guste sea meter goles, también tiene que ser capaz de centrar, asistir o robar balones. “En edades tempranas los niños lo asimilan perfectamente y lo ven como parte del juego. Son pequeños y lo único que quieren es correr, dar patadas al balón y es bastante más fácil que a una edad más avanzada, donde cada uno tiene su idea de dónde rinden más y desarrollan su personalidad”, declara Pachón.

Aunque variar la posición en el fútbol de los más pequeños es algo habitual, no es frecuente conversar con ellos sobre la importancia de ser polivalente en un futbolista. Pese a ello, son conscientes de que están bien asesorados y que lo más importante es disfrutar y jugar. “No tienen nociones suficientes para decidir o valorar qué posiciones son las que más partidos se le sacan. Para ello están los entrenadores, los coordinadores y la gente que trabaja a su alrededor para aconsejar cuál es la mejor opción. Desde un principio no es que se pregunte a los pequeños si quieren jugar en varias posiciones, sino que, independientemente de partidos o entrenamientos, se les va cambiando de posición hasta que van avanzando en categorías y van cuadrando en la posición que más se les valore”.

Los jóvenes no son un obstáculo en la enseñanza de la figura del jugador polivalente, pero para los padres es más difícil de entender esta metodología de formación. “Ellos también tienen su idea sobre cuál es la posición que más beneficia a sus hijos, pero no son objetivos. En época de formación tendrás que darles una explicación más lógica o con más argumentos para hacerles ver que tienen que probar en todas, pues hay muchos padres que no están de acuerdo“. 

De este modo, en la actualidad, sigue existiendo el debate acerca de si para un futbolista es beneficioso ser capaz de desenvolverse en varias posiciones y circunstancias o si, por el contrario, es mejor ser un especialista en una posición. Para el equipo y para el entrenador, el debate parece cerrado.

A las grandes leyendas del fútbol se les ha exigido ser los mejores en todo. No es suficiente con meter una cifra estratosférica de goles, sino que además se debe tener otras virtudes igual de importantes. Así, jugadores como Di Stéfano, Pelé, Maradona o Cruyff, sin entrar en comparaciones por ser épocas diferentes, eran faros sobre los que giraba el juego de un equipo, tan primordiales en la zona de juego, como en el ataque. Por ello, ser un jugador polivalente no es una cualidad del siglo XXI, pues ya se buscaba hace décadas y se asociaba a grandes nombres en el fútbol

Comodines actuales

El once de comodines actuales bien podría pelear por estar entre los ocho mejores equipos de Europa. Y lo mejor del equipo sería que cambiar el sistema no supondría un problema para los jugadores. Además, en el banquillo podrían aparecer otros grandes nombres: Gundogan, Pablo Sarabia, Joaquín, Sergi Roberto, Daniel Wass, Amrabat, Lucas Vázquez, Cuadrado, Tolisso, Morales o Bernardo Silva.

Comodines retirados

Al igual que en el once de comodines actuales, el once formado por los jugadores retirados también podría pelear por una Champions. Dos de los más destacados son Luis Enrique y Gullit. En una época donde no era tan habitual, el jugador español y ahora seleccionador de La Roja, se convirtió en el jugador polivalente por excelencia. Pasó de delantero goleador a jugador de banda e, incluso, llegó a jugar de lateral en el Real Madrid. Ya como culé se erigió en atacante total, con multitud de recursos, manteniendo siempre su actitud combativa. Por su parte, Ruud Gullit, uno de los mayores talentos que ha brindado el fútbol holandés, se convirtió en un gran delantero sin serlo. Sus cualidades técnicas y tácticas le convirtieron en un jugador total. Otros comodines que se han quedado fuera del once son: Yaya Touré, Angulo, Schweinsteiger y Zanetti.