Apuestas Liga Santander: Análisis de los partidos y las mejores cuotas de la jornada 15

La penúltima jornada del año llega en vísperas de Nochebuena y lo hace con partidos muy interesantes. Podría haber rotaciones en algunos equipos debido a la acumulación de encuentros seguidos y teniendo en cuenta que el fútbol no para en Navidad. ¡Hay que estar muy atentos a las decisiones arbitrales!

Valencia – Sevilla

Tres empates y una victoria local en los últimos cuatro enfrentamientos entre valencianos y sevillistas. Los de Gracia llegan después de un buen empate en el Camp Nou y los visitantes cedieron un empate en su último partido. Duelo con goles en ambas porterías.

Real Sociedad – Atlético de Madrid

El terreno donostiarra no se le da especialmente bien a los del Cholo. Alternan victorias y derrotas en sus últimas visitas. Llegan como líderes y con sus dos estrellas en ataque viendo portería. Partido de marcador ajustado y con los dos conjuntos marcando.

Valladolid – FC Barcelona

Los de Koeman se han quedado sin margen de error. Los tres puntos son imprescindibles si no quieren despedirse del título antes de que llegue el mini-parón navideño. Los locales ocupan puestos de descenso. Goles de los visitantes con su portería a cero.

Real Madrid – Granada

Los de Zidane van en busca de su quinto triunfo consecutivo, pero el Granada puede ponerle las cosas complicadas si mantienen su solidez defensiva. Otro partido con goles pero con el marcador mucho más ajustado de lo que pueda parecer.

Elche – Osasuna

La pelea por no descender dependerá mucho del resultado de este encuentro. Los navarros son colistas y los locales solo tienen tres puntos de margen con su rival. Partido intenso con tarjetas en el horizonte y pocos goles en el marcador.

Huesca – Levante

Duelo con las mismas características que el que se disputará entre Elche y Osasuna. Los dos equipos necesitan puntos para evitar que el descenso sea un lastre en los partidos que están por disputarse. Intensidad y pocos goles.

Villarreal – Athletic Club

Los castellonenses siguen con paso firme y se acomodan en los puestos altos de la clasificación. Su capacidad ofensiva asegura los goles locales pero sufren en defensa y eso ante Williams y Muniain puede ser peligroso. Goles para ambos conjuntos.

Getafe – Celta

Dos equipos que llegan tras vencer en la última jornada. Los locales después de tres derrotas y los visitantes sumando su cuarto triunfo consecutivo. Los gallegos son favoritos para arrancar algo positivo del Coliseo.

Alavés – Eibar

Derbi vasco con urgencias para ambos equipos. Los vitorianos solo han ganado un encuentro en su estadio mientras que los de Mendilibar han sumado tres triunfos y dos empates en sus duelos lejos de casa. Partido con goles en ambas porterías.

Betis – Cádiz

Derbi andaluz entre dos equipos muy irregulares que están en la zona templada de la clasificación. Los locales necesitan vencer para comenzar a cumplir las ilusiones de su afición, pero enfrente tienen a un rival que es el tercer mejor equipo a domicilio de la categoría. Goles asegurados.


Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

Lucas y diez más

El Real Madrid, hoy por hoy, es Lucas Vázquez y diez más. Al menos así lo ve Zidane, que ha confiado en el gallego para el tramo más complicado de la temporada, hasta el momento, y ya venía haciéndolo antes: Lucas lleva 13 titularidades consecutivas. Todo un logro, considerando que comenzó el curso con sólo una titularidad en los siete primeros duelos del Madrid, teniendo que competir por los minutos con Hazard, Rodrygo, Asensio, Vinicius… Lucas partía con desventaja y ahora mira al resto por el retrovisor.

Tanto que es el séptimo jugador con más titularidades (14) de la plantilla, empatado con Ramos y sólo superado por Courtois (20), Varane (19), Modric y Benzema (16) y Kroos y Mendy (15). Es el octavo jugador más utilizado por Zidane este curso (1.230 minutos), gracias a su polivalencia y adaptabilidad a las situaciones. Cuando al Madrid le hicieron falta laterales derechos por las lesiones de Carvajal y Odriozola, ahí apareció Lucas para cumplir con nota, hasta el punto de que hoy por hoy es la principal alternativa a Carvajal en el puesto; y, sin mucho ruido, se ha impuesto al resto de pretendientes para el costado derecho del ataque, puesto en el que ya fue titular en Milán ante el Inter o en el derbi ante el Atleti en Valdebebas, por citar dos ejemplos recientes.

Lucas se ha ganado el sitio con un especial momento de forma ofensivo, como muestran su asistencia a Benzema ante el Borussia o su gol frente al Eibar. Pero sobre todo por su fiabilidad defensiva, por su arrojo en labores de repliegue, algo que Zidane valora especialmente para dotar de equilibrio una propuesta como la del Madrid, de por sí ultraofensiva y a menudo vulnerable a los contragolpes (el Shakhtar dio excelente cuenta de esta debilidad blanca). No en vano, Lucas es el primer atacante de la plantilla en cuanto a balones recuperados (73; el siguiente es Asensio, con 48) y el segundo jugador del plantel que más entradas hace y gana (29 y 17, respectivamente).

Lucas y el Madrid, a seis meses vista

Y todo esto, a seis meses de finalizar contrato con el Real Madrid. Es una verdadera anomalía, tres de los titulares del once de gala del equipo blanco en este momento (el gallego, Ramos y Modric) están a meses de finalizar sus vinculaciones con el club sin resolución, de momento. En el caso del central y del centrocampista, la edad es el principal escollo: Ramos tiene 34 años y Modric, 35. La disputa ahora pasa por los años que les ofrezca el Madrid, pero tiene pinta de que habrá final feliz en ambas situaciones.

La cuestión con Lucas, a sus 29 años, es diferente. Gozó de un papel importante en la desastrosa temporada 2018-19 y quedó señalado por parte de la afición como un jugador sólo capaz de rellenar la plantilla, pero poco más. El tiempo y la confianza de Zidane han demostrado ese error y el club, que no tenía un especial interés en buscar su renovación desesperadamente, ya ve con otros ojos dicha opción, sobre todo teniendo en cuenta sus recién descubiertas aptitudes como lateral y que Zidane no cuenta con Odriozola, que el invierno pasado salió cedido al Bayern ante esa ausencia de feeling con el técnico. 

Oblak visita la casa de Remiro con ganas de resarcirse

El Atlético visita el Reale Arena con la clara misión de sumar una victoria que permita ampliar a seis puntos la ventaja con la Real Sociedad y continuar en el liderato. Un estadio que siempre ha tenido una dificultad máxima para los rojiblancos y donde se han cosechado tres derrotas en las cuatro últimas visitas.

Oblak sabe que tendrá trabajo ante un equipo que, igualado con Real Madrid y Barcelona, lidera la tabla de goles anotados en Liga y que también ha destacado por su fortaleza defensiva, siendo el segundo que menos ha encajado solo por detrás del propio Atlético. El esloveno es el portero más seguro en lo que marcha de competición pese a los tres tantos encajados en las dos últimas jornadas y solo ha recibido cinco goles en los 12 partidos que ha disputado el equipo rojiblanco

Álex Remiro ha encajado el doble, aunque ha jugado dos partidos más. El guardameta de la Real Sociedad comenzó la temporada a un nivel enorme, aunque los últimos pinchazos del equipo han provocado que reciba seis goles en los tres últimos compromisos ligueros (más que Oblak en toda la temporada). Y es que para el portero del Atlético no será un partido más. Sabe que dejar la portería a cero aseguraría cuanto menos un punto y que la temporada pasada vivió una experiencia de esas que se quedan en el recuerdo.

El Atlético vivió cinco minutos trágicos en su última visita a la Real Sociedad, después de recibir el gol de Odegaard en el minuto 58 y solo tres minutos después, a la salida de una falta lateral, un balón que no conseguía atajar Oblak en una acción donde no suele dar segundas oportunidades, lo remataba Monreal golpeando en el mentón del portero para ampliar el marcador y dejarle completamente noqueado sobre el césped. Tras ser asistido, visiblemente mareado, Oblak quiso continuar, pero los servicios médicos recomendaron su sustitución. Finalmente todo quedó en un gran susto y en un fuerte golpe. Ese final de partido desde el vestuario supuso los únicos 24 minutos de la pasada Liga en los que Oblak no estuvo sobre el campo. Una mala experiencia que el esloveno tratará de olvidar con una nueva actuación estelar. De sus guantes depende buena parte del éxito del Atlético en el partido y en esta Liga.

A hacerse la Pascua

La Navidad para Valladolid y Barça va a depender mucho del resultado del partido en el Nuevo Zorrilla (22:00 horas, Movistar LaLiga). Son dos equipos en tránsito buscando poner a prueba sus tendencias de la última semana y que no disponen de demasiado margen de error. Ambos equipos buscan hacerle la Pascua al rival para así poder pasar ellos unas fiestas en paz (sigue el encuentro en directo en As.com).

Los locales marcan la frontera del descenso porque están pagando un inicio catastrófico de temporada que han ido corrigiendo en las últimas semanas. Son peores sus números que sus sensaciones. Casi es peor lo que le pasa al Barcelona, donde ni números ni sensaciones acompañan. O por lo menos, no de manera continuada.

En Valladolid han sumado dos victorias y dos empates (el último, el sábado en el campo del Sevilla) en los cinco jornadas anteriores. El Barcelona, por su parte está viendo como se le escapan las opciones de LaLiga.

Ronald Koeman exigió a sus hombres ganar todos los últimos partidos del año como premisa para tener opciones de luchar por LaLiga cuando llegara el nuevo año. Sus jugadores fallaron en Cádiz (derrota por 2-1) y en casa ante el Valencia (2-2) y el margen de error es ya microscópico.

De cara a este partido, Koeman aspiraba a recupera a Dembélé, pero tratándose de un jugador con un extenso historial de lesiones, ha optado por dejarle en Barcelona. Dentro de la escasez de recursos las novedades podrán ser el retorno de Lenglet como pareja de Araújo en el centro de la defensa y la titularidad de De Jong junto a Pjanic. En la izquierda, se mantendrá la duda entre Coutinho, Pedri o Braithwaite.

En el Valladolid, Sergio sigue sumando actores a su idea de fútbol coral, en el que a falta de una estrella todos colaboran con sus goles. Un partido que marcará la Navidad, que se jugará en un congelador por la hora del duelo y que podría condenar a uno de los dos a pasar unas amargas fiestas.

Duelo de colosos

Duelo de titanes en San Sebastián, con dos equipos que están en la parte alta de la clasificación y que quieren hacer cosas importantes esta temporada (sigue el partido en directo en As.com). El Atlético no cede. Y mantiene el pulso con el Real Madrid. Rojiblancos y merengues parecen los dos candidatos más serios al título y cada jornada que pasa resulta más evidente que esa pugna entre los del Cholo y los de Zidane llegue hasta final de temporada.

El Atlético ganó al Elche en un más que aceptable encuentro y firma un inicio esperanzador para la afición rojiblanca. La Real se ha ido desinflando, viene de perder ante el Levante, pero sus miras este año son altas: a Barcelona, Sevilla y Villarreal les ha salido un duro competidor por los puestos Champions. El equipo de Imanol recupera a Oyarzabal y a Silva mientras que el Cholo vuelve a tener de nuevo enchufado a Luis Suárez. Ambos, con siete goles, son los máximos goleadores de sus equipos.

El Atlético sabe que la Real Sociedad le lleva el límite. La pasada temporada cayó derrotado por 2-0 en San Sebastián. Es uno de esos rivales que le hace sufrir al Atleti, se juegue donde se juegue. El Atlético va sacando sus compromisos, va cambiando de sistema (del 3-5-2 al 4-4-2), ha ganado para la causa a Lemar y tiene a toda su artillería, con Suárez y Costa pujando por el 9. El hispano-brasileño no es de al antes, pero sus ganas contagian. Tenerle con el grupo es un extra para el Cholo.

Veremos qué novedades introduce el técnico argentino, quien podría volver a jugar con tres centrales y dos carrileros. Incluso podría entrar Saúl por Lemar. João Félix es la gran duda en ataque, se fue lastimado ante el Elche, se entrenó bien en la previa, pero podría jugar Correa de inicio. El equipo de Simeone suele sufrir lejos del Wanda Metropolitano y la Real a domicilio es una prueba de nivel y servirá para ver dónde está el equipo. En la anterior salida, en el derbi, el Atlético no fue el que acostumbra.

La Real lleva cinco partidos ligueros sin ganar. No pudo con Villarreal, Alavés, Eibar, Barcelona y Levante. El último triunfo liguero fue ante el Cádiz y entre todas las competiciones son ocho partidos sin ganar. Imanol contará con Silva, Oyarzabal, Elustondo y Guridi, pero no tendrá a Zaldua y Januzaj. En casa ha jugado siete partidos y perdió uno: ante el Valencia. Cierto es que Real Madrid, Villarreal y Eibar puntuaron allí. Las bajas han castigado al equipo vasco, inmerso también en la Europa League. El calendario no perdona a nadie.

En su feudo la Real únicamente ha encajado cuatro goles. Nadie hizo más de un gol por partido. Y llega la tropa de Simeone, con los Carrasco, João Félix, Correa, Luis Suárez, Marcos Llorente, Costa y compañía. Un Atlético que lleva el doble de goles en LaLiga que hace un ejercicio. Pero en los partidos grandes se ‘seca’: un gol en tres partidos ante Barcelona, Real Madrid y Villarreal. Para Imanol y Simeone hay motivos para la esperanza y para la preocupación.

Soro y Vallejo, sin cláusula del miedo

El Real Madrid no ha impuesto ningún tipo de ‘cláusula del miedo’ para impedir que Alberto Soro y Jesús Vallejo puedan jugar mañana contra el Real Madrid en Valdebebas. No obstante, la realidad de estos dos jugadores es distinta. Soro llegó al Granada traspasado desde la entidad madridista tras abonar una cantidad cercana a los 2,5 millones de euros, similar a lo que pagó el club madridista al Zaragoza. Tiene contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2025. El Real Madrid tiene pactado con los granadinos un derecho de tanteo, es decir, la facultad de igualar cualquier oferta que llegue al club nazarí por este futbolista.

Por su parte Jesús Vallejo está cedido hasta el 30 de junio de 2021. Tampoco tiene cláusula disuasoria. Este defensa central, de magníficas facultades, puede jugar también de lateral. El Granada no tiene opción de compra acordada con el Real Madrid. Se da la circunstancia de que estuvo la temporada pasada bajo las órdenes de Diego Martínez con un rendimiento más que interesante. En este ejercicio ha tenido bastante mala suerte porque no se libró del maldito coronavirus, del que se restableció admirablemente, ni tampoco de unas molestias musculares que le tuvieron algunas jornadas al margen del grupo.

Vallejo era uno de los capitanes más jóvenes de todos los tiempos en el Zaragoza con apenas 18 años cuando el Real Madrid decidió ficharle por seis millones de euros. Eso fue en 2015. Ahora, pese a los obstáculos, sigue teniendo por delante un gran futuro. No extraña que el Granada se esté planteando quedarse con él.

Echando un vistazo a las estadísticas de estos dos jugadores vemos que Vallejo ha participado en siete partidos de Liga mientras que Alberto Soro lo ha hecho en cinco duelos en el torneo doméstico. Este último también ha tenido que ayudar en varias demarcaciones. Partiendo de la derecha, el entrenador del Granada le ha encomendado misiones de mucho trabajo. Atacando y defendiendo desde el lateral derecho subiendo, bajando, defendiendo o presionando.

 

Los fantasmas del Madrid

La posesión de balón suele ser sinónimo de goles y éxito en el fútbol. Un estudio del CIES en enero de 2019 así lo corroboraba: por norma general, los equipos que más posesión registraban ganaban más partidos y por más goles. Pero el dominio del esférico no es el único camino a la victoria. Si no, que se lo digan al Real Madrid, que esta temporada ha sido incapaz de ganar tres de los cuatro partidos en los que duplicó la posesión de su rival y, sin embargo, logró dos brillantes triunfos en los dos únicos encuentros (el Clásico y contra el Sevilla) en los que tuvo menos el balón que el oponente. Este miércoles (19:45, Movistar LaLiga) llega al Bernabéu el Granada, el tercer equipo de LaLiga Santander que menos posesión tiene.

El fantasma de las derrotas contra Cádiz y Alavés se asoma al Di Stéfano. Los amarillos se llevaron los tres puntos de Valdebebas (0-1) con apenas el 25,17% de la posesión. Nadie ha cedido tanto el control de la pelota al Madrid esta temporada. En ese partido casi triplicó la posesión de su rival y en otros tres la dobló. Ganó al Athletic (3-1, con un 68,37% de posesión de los blancos), empató contra la Real (0-0, 67,71%) y sucumbió ante el ya mencionado Alavés (1-2, 67,59%).

Los vitorianos son junto al Cádiz los únicos equipos del campeonato que no llegan al 40% de posesión. De los cinco equipos de LaLiga Santander con menor posesión de balón, el Granada es el último al que le falta enfrentarse al Madrid, que también perdió (4-1) con el quinto equipo que menos tiene la pelota, el Valencia. Un partido, el de Mestalla, condicionado por los tres penaltis en contra que les pitaron a los de Zidane. Y al cuarto, el Valladolid, lo derrotó por la mínima (1-0).

En cambio, el Madrid solventó con éxito, y a domicilio, sus compromisos frente a los dos equipos que sobrepasan el 60% de posesión (Barcelona y Sevilla). El Madrid, con un 59,13%, es el tercer equipo de Primera que más tiempo tiene la pelota.

El Granada no ha conseguido ganar sus dos encuentros ligueros con menor posesión. Perdió (2-0 y 26,95%) contra la Real –en un duelo al que acudió muy mermado y plagado de jugadores del filial por un brote de coronavirus– y empató (1-1 y 28,53%) contra el Levante. Eso sí, viene de ganar (2-0) al Betis en su tercer partido con menos posesión (30,79%).

Elche y Osasuna, heridos en un duelo por la permanencia

EIche y Osasuna conocían su destino desde el primer día. Nadie les engañó. El sufrimiento estaba anotado en rojo en su particular lista de tareas. El conjunto franjiverde era consciente porque armó un proyecto en cuatro días y su condición de recién ascendido ya le situaba en ese tren por la salvación. Osasuna aspiraba a algo más, pero el equipo rojillo no concebía otra cosa que no fuese la salvación (sigue el partido en directo en As.com).

Curioso porque el Elche maquilló su regreso a Primera con puntos y victorias en el estreno. Muchos le pusieron la etiqueta de revelación, pero pesó la responsabilidad. De hecho, coleccionó piropos cuando en octubre tumbó al Valencia. Esa fue su última victoria, hace casi dos meses. Desde entonces, acumula siete jornadas sin ganar y ya hay ciertas urgencias por no comerse el turrón en la zona roja. Osasuna es colista, pero atraviesa una dinámica similar a la franjiverde. El equipo rojillo ha calcado las siete jornadas sin vencer de su rival. Hay miedo porque el partido se ve como una de esas finales que marcan el futuro.

Almirón es duda porque ayer dio positivo y podría dejar su puesto en el banquillo a Jesús Muñoz, su segundo. El tándem de técnicos se dejará los experimentos en defensa y John, tras su bautismo en el Metropolitano, volverá a la suplencia. El resto del equipo se parecerá mucho al del Wanda.

Arrasate podría modificar el once. Brasanac sustituirá a Moncayola para tener más peso en medio campo. Y Kike Barja dará chispa en la banda. El club está pendiente del recurso presentado por Aridane. La presidencia ha reforzado la posición del director deportivo, Braulio, renovándole en plena crisis de resultados.

Melero quiere arruinar las cuentas de Míchel

Gonzalo Melero fue, es y será una referencia en la Sociedad Deportiva Huesca. Su paso por El Alcoraz relanzó su carrera, a la vez que catapultó a los altoaragoneses al fútbol de élite. El brazalete azulgrana que portó con orgullo le llevó a pedir al Levante que le dejara salir cedido la pasada temporada cuando se lesionó Doukouré, a falta de cinco jornadas para el final liguero. Esa operación no se fraguó, pero nadie duda que más pronto que tarde volverá a Huesca, la ciudad que más le ha querido.

Sin embargo, este martes Melero será uno de los peligros más relevantes del Levante (sigue el partido en directo en As.com). El madrileño quiere reventar las cuentas de Míchel, que espera sumar cuatro puntos antes de que acabe 2020. Una puntuación en la que también parece estar en juego la cabeza del entrenador. Para que lleguen esos puntos los oscenses tienen que corregir sus nervios finales y las jugadas a balón parado. Sus dos talones de Aquiles.

Insua parece ser la receta para las jugadas de estrategia, sustituyendo al sancionado Pulido, y las otras novedades en el once serán Doumbia, para dotar de músculo el centro del campo, y el delantero Rafa Mir.

Por su parte, el Levante llega a El Alcoraz en su mejor momento. Tras dos victorias en tres encuentros ligueros, los de Paco López esperan cerrar el año fuera de los puestos de descenso frente a un rival directo por la permanencia. Las numerosas bajas del equipo, especialmente las de Bardhi y Campaña, no han mermado el rendimiento del equipo; más bien al contrario. Sin ellos, el equipo ha sido capaz de dar un golpe sobre la mesa para volver a sumar de tres y escapar del fondo de la clasificación.

Con De Frutos en estado de gracia y Roger ejerciendo de líder sobre el campo, los granotas han dado un paso al frente cuando la situación apretaba. Los dos, presumiblemente junto a Dani Gómez, formarán la amenaza frente al conjunto altoaragonés. Mientras que Miramón y Melero se reencuentran con El Alcoraz, aunque tan sólo el madrileño apunta a un once en el que se esperan movimientos. De hecho, el técnico de Silla ha completado la convocatoria con cinco jugadores del filial.