El Atleti busca ser más líder

ATLÉTICO

Una visita subrayada en rojo en el calendario rojiblanco, a donde el Atleti llega en preaviso tras el rapapolvo del pasado año, su único traspiés en Ipurua. Pero además de sus antecedentes, el cuadro rojiblanco enfrenta a bajas clave en su línea de flotación y un largo tiempo de asueto de doble filo.

Acuden los de Simeone a una plaza con espinas desengrasados, semana y media sin competir y aún con los mofletes sonrojados tras caer en Copa. Sin su corazón, Koke, una de sus arterias, Trippier, y su elemento bisagra, Hermoso. Turno, por tanto, para chequear la fiabilidad de la segunda unidad, al nuevo Dembélé o el oportunismo de Correa en busca de tres puntos de incalculable valor en otro paso hacia el título.

AS a seguir: Ángel Correa. De revulsivo a titular, ha pasado por la derecha a João Félix. Paso adelante del argentino, cuyo estado de forma ha sido capaz de ‘sentar’ más de cien millones de € en el banquillo. Entre líneas, su calidad efervescente, inteligencia y picardía son decisivas. Ante el Sevilla rompió el muro.

Reparto de puntos y de errores

Osasuna desinfló el globo del Valencia y cerca estuvo de pincharlo. Mestalla sigue sin ver ganar a los de Gracia desde noviembre, que se quedan a vivir en la zona baja de la clasificación. Solo cuatro victorias en 19 jornadas. Normal que estén donde están. Osasuna hizo los dos goles, Calleri el suyo y Unai, el del Valencia. Los rojillos sumaron su quinto empate consecutivo y a ellos así tampoco no les salen las cuentas.

La solvencia de Osasuna le llevó a ponerse por delante en el marcador. Hasta el descanso, los de Arrasate no cometieron ni un error en defensa, mientras que Calleri castigó con sarna uno de los pocos desajustes -tremendo, eso sí- del Valencia. Calleri fusiló a Jaume tras un contragolpe que gestaron Roberto Torres y Nacho Vidal y que nació casi en el área de Herrera con un saque en corto pero rápido de Unai García. Kang-in Lee no molestó como debiera y los rojillos pillaron a contrapié al resto de blanquinegros.

Escudo/Bandera Valencia

Ese gol premiaba la fe de Nacho Vidal (carrerón el suyo para doblar a Torres) y el picar piedra de Calleri, aunque suponía también un excesivo castigo para el Valencia, un equipo que había puesto más voluntad que talento para romper el muro que levantó Arrasate en Mestalla; con Roncaglia y Unai por detrás de Torrá y Javi Martínez y Moncayola, por delante suyo, un 4-1-4-1 que tanto le costó trepar a los che.

Osasuna regresó de los vestuarios convencido de que podía ser el día de romper su racha de 12 jornadas sin ganar. Inclusive Torró estuvo cerca del 0-2. El Valencia seguía dándose de bruces cada vez que trataba de acercarse a las inmediaciones de Sergio y Gracia no tuvo otra que mover banquillo. Y acertó. Con la entrada de Gameiro, Guedes y Yunus la muralla rojilla empezó a tener grietas y por una de ellas llegó el gol blanquinegro, una buena combinación entre Maxi y Yunus que sin querer envió al fondo de la red Unai.

Escudo/Bandera Osasuna

Restaban más de 20 minutos, tiempo suficiente para que el Valencia hiciera sangre del golpe recibido por los rojillos por ese gol en propia puerta. Pero no fue así. Arrasate recuperó el control con los cambios (Manu, Kike e Iñigo) y si un equipo coqueteó con la victoria en la recta final ese fue Osasuna. Pero el palo dejó sin premio a Calleri y al final un punto para cada uno, que es poco para lo mucho que necesitaban.


Gracia: “Lo hecho fue insuficiente”

Lectura del partido: Decepcionado por el resultado, teníamos grandes esperanzas en la victoria y no fue así. Fue un partido de dominio territorial, con poca claridad en nuestra parte final. El rival tuvo transiciones rápidas y ocasiones. Pudo haber caído para cualquiera de las dos partidos. Sumamos pero no es lo que queríamos.

Ocasiones que se generó: Necesitamos generar más ocasiones, sí. Pero somos un equipo eficaz, hacemos goles: Nuestro debe están en los goles que recibimos.

Ecuador de la Liga; Estamos en una situación difícil. Lo hecho hasta ahora es insuficiente, claro. Seguimos sumando, pero no es lo que esperábamos. Queríamos seguir con la misma tendencia. Hay que trabajar para el siguiente partido.

Cambios

Gameiro (57′, Lee Kang-In), Yunus Musah (58′, Uros Racic), Gonçalo Guedes (67′, Cheryshev), Manu Sánchez (74′, Rubén García), Íñigo Pérez (74′, Roberto Torres), Barja (74′, Javi Martínez), Oier (86′, Jon Moncayola)

Goles

0-1, 41′: Jonathan Calleri, 1-1, 68′: Unai García

Tarjetas

Arbitro: Alejandro José Hernández Hernández
Arbitro VAR: Jorge Figueroa Vázquez
Nacho Vidal (45′,Amarilla) Wass (59′,Amarilla) Alvaro Armada Juan Cruz (70′,Amarilla) Manu Sánchez (76′,Amarilla

Clasificación

El Granada de Diego sigue batiendo récords

Ni los rivales ni la fatiga pueden con este Granada de Diego Martínez que no para de pulverizar registros y acumular récords. El último, logrado en Villarreal, la mejor primera vuelta de su historia como conjunto de Primera División. Los 28 puntos sumados en estas 19 jornadas suponen un punto más que la cifra lograda por el equipo rojiblanco el curso pasado. Por segunda temporada consecutiva el Granada supera su mejor marca.

Es extraordinario lo que han hecho estos jugadores. 28 puntos con tres competiciones a cuestas, que es algo muy ilusionante pero que para nosotros supone una exigencia brutal. Somos un equipo muy modesto, muy humilde, hemos mejorado la primera vuelta del año pasado. No tenemos el presupuesto ni la plantilla que tienen otros equipos, somos el equipo de Primera que más partidos oficiales ha jugado este año”, afirmó con satisfacción Diego Martínez.

Escudo/Bandera Granada

El conjunto nazarí ha disputado 31 partidos oficiales, 11 más que la pasada temporada a estas alturas. Hace un año, al final de la primera vuelta, el Granada había jugado 20 partidos, 19 de Liga y uno de Copa. A día de hoy, acumula 19 de Liga, tres de Copa y nueve de Europa League. Y no sólo suma encuentros, sino que lo hace rindiendo a un nivel excelente. En Liga sigue destrozando sus propias plusmarcas y se encuentra a sólo dos puntos de la sexta plaza, ocupada por la Real Sociedad. Además, se las verá con el Nápoles en los dieciseisavos de final de la Europa League y también está clasificado para los octavos de final de la Copa del Rey. El Granada de Diego Martínez está reescribiendo la historia del club.

Willian Jose dejará la Real como su cuarto mejor goleador extranjero

Mientras la Real Sociedad y el Wolverhampton ultiman el acuerdo por Willian Jose, conviene recordar la trascendencia que ha tenido el brasileño en el apartado goleador en las cuatro temporadas y media en las que ha militado en el club donostiarra. Podrá gustar más o menos, pero lo cierto es que no hay duda que ha acreditado goles con la camiseta txuri-urdin y que no será fácil encontrar un futbolista extranjero con su capacidad goleadora. El delantero de Porto Calvo va a dejar la entidad realista siendo el mejor cuarto goleador extranjero de la historia de la Real Sociedad, que se dice pronto.

Escudo/Bandera R. Sociedad

Foto de Willian José

Willian José ha jugado cuatro temporadas y media en la Real Sociedad, llegando a jugar 170 partidos y marcando 62 goles vistiendo la camiseta txuri-urdin. Esto quiere decir que se sitúa con una media goleadora de 0,36 tantos por partido, dicho de otra forma, un gol cada tres encuentros. Eso significa que el brasileño es el octavo jugador en la historia de la Real Sociedad con mejor promedio goleador por partido, siguiendo muy de cerca la estela de un mito como Darko Kovacevic, cuya media goleadora en la Real fue de 0,38 goles por partido.

Pero estos datos de Willian José en la Real no terminan aquí. Porque el todavía jugador de la Real ha superado en todas sus temporadas con la Real la cifra de los diez goles por campaña. Y quedará para siempre su póker de goles en la fase de grupos de la Europa League de 2017 contra el Vardar. Marcó cuatro goles en un partido, y nunca antes ningún otro jugador había marcado tantos goles en un partido europeo con el equipo donostiarra. Willian José llegó a la Real en el verano de 2016, y esa misma temporada acreditó números esperanzadores, alcanzando los 14 goles, a pesar de que integró más tarde que el resto en la dinámica del equipo al dilatarse más de lo deseado su fichaje. En la siguiente temporada mejoró de forma exponencial sus cifras goleadoras, alcanzando los 20 goles, y en la siguiente campaña bajó hasta los 11 tantos.

Pero la pasada temporada es cuando comenzó un poco su declive en la Real, bajando su media anotadora y generando un terremoto nada habitual en la Real al negarse a jugar un partido de Copa contra el Espanyol, como medida de presión para firmar por el Tottenham. Imanol lo recuperó para la causa y acabó el pasado ejercicio con 11 goles en su cuenta particular. Y esta temporada se despide habiendo marcado seis goles, de los que se recordará siempre especialmente el que marcó en Nápoles en el descuento y que clasificó a la Real para la siguiente ronda de la Europa League.

Un bochorno que pone en valor las ideas de Solari

El nombre de Santiago Solari volvió a aparecer este miércoles en las redes sociales de los aficionados madridistas, ahora un caladero de opinión más plausible ante la grada vacía a causa de la pandemia de Covid-19. El argentino, nuevo entrenador del América de México, salió de nuevo a la palestra a causa de la eliminación del Real Madrid en Copa del Rey al caer ante el Alcoyano. ¿El motivo? Sus decisiones cuando estuvo al frente del conjunto blanco a la hora de administrar la plantilla. 

Solari ascendió al banquillo del primer equipo desde el Castilla para enganchar a un Real Madrid de Lopetegui donde el juego no desentonaba (el propio Kroos lo aseguró), pero al que no le acompañó ni la suerte ni el gol. Así, tampoco los resultados. El cambio era obligado.

El argentino llegó como interino, aunque asumió el mando en plaza total en pocas semanas ante la negativa de Conte de hacerse con el equipo a mitad de campaña. Este subió dispuesto a cambiar lo que no le convencía. Ahí aparecían dos miembros de la vieja guardia de Zinedine Zidane: Isco y Marcelo. El brasileño y el malagueño fueron dos hombres clave en la conquista de las Champions y LaLiga con el marsellés, pero no entraban en los planes del de Rosario para su Real Madrid.

El desencuentro con Isco

El enfrentamiento con Isco fue más palpable y comenzó con la primera derrota en Ipurúa tras una racha inmaculada de victorias, cuando este le negó el saludo. Después, minutos de menor importancia, ausencias en las convocatorias, descartes antes de partidos e incluso un toque de atención en público cerca del final de la etapa del entrenador. “Las cuestiones disciplinarias las manejamos de manera interna. Pero lo deportivo no cambia, es así aquí y en todos los equipos. Para jugar hay que ponerse primero en forma física y luego agarrar la forma competitiva. Eso es inexorable”, aseguró preguntado por el malagueño.

Este miércoles, el de Arroyo de la Miel jugó ante el Alcoyano y, a pesar de un buen inicio, acabó algo desconectado. Las críticas volaban y ponían a Solari en el lado ‘de la razón’ al quitarle peso en la rotación. Uno que recuperó con la llegada de Zizou.

Desde la vuelta de Zidane, Isco volvió a ganar minutos. El marsellés intentó recuperarle pero el malagueño no consigue volver a tirar la puerta. “Si me pone, me quita en el 50′; y si me tiene que sacar, lo hace en el 80’…” le pillaron diciendo las cámaras de Movistar poniendo el foco, de nuevo, sobre su falta de oportunidades esta temporada. Zidane las justificó en rueda de prensa. Quitándole hierro y casi auto inculpándose. “No le doy oportunidades de demostrar el jugador que es”, afirmó el francés. Esta campaña suma apenas 470 minutos y pidió incluso su salida, que el propio entrenador negó de manera pública. 

El caso de Marcelo

Santo y seña de la dinastía europea, Marcelo sumó este 7 de enero 14 años en la disciplina del Real Madrid cuando afronta, posiblemente, su momento más complicado. Este empezó, en parte, con Solari, con el que también unen su nombre tras la eliminación copera en la que participó el lateral. 

En cada oportunidad, el brasileño no brilla como antaño y, aunque trabaja para recuperar el nivel, no llega para compensar con el excelente ataque de antaño lo que sigue dejando en defensa. Mendy le ha ganado el puesto. Con Solari ya pasó. Este prefirió a Sergio Reguilón en un buen puñado de encuentros. 

La situación fue complicada y, en una entrevista con el canal de Youtube De Sola, Marcelo se refirió a esos meses sin pronunciar, eso sí, el nombre de Solari. “Podía haber montado un barullo, pero yo no soy así. Yo prefiero trabajar. Me quedé en el banquillo un mes, dos meses… Pero siempre soy el mismo, no cambio. Seguí trabajando, sabía que mi oportunidad llegaría y llegó después”, dijo sobre el cambio de Solari tras la vuelta de Zidane. “Yo quería recibir alguna explicación, no tuve ninguna. Pero no fue un problema”, añadía sin mención alguna al argentino.

En su momento, unas molestias le privaron de entrar en los primeros compases de Solari como entrenador. Mientras, Reguilón empezó a aprovechar su oportunidad. El regreso de Zidane, como bien cuenta él mismo, le devolvió al verde y sacó al español. Ahora, con Reguilón fuera, compite con Mendy, al que tampoco le quita el puesto. Este le ha dejado en el banquillo durante casi toda la Champions (solo jugó en el 2-3 ante el Shakthar), la Supercopa y gran parte de LaLiga, competición en la que se ha quedado fuera de los partidos con más enjundia (Clásico, derbi, contra el Sevilla) y donde tampoco ha destacado en los compromisos a resolver por los menos habituales participando en las derrotas ante Cádiz, Valencia y Alavés o el empate ante el Elche.

Un legado repartido

Santiago Solari se decidió al cambio de guardia pero lo breve de su etapa (133 días condenados por la eliminación copera ante el Barcelona y en Europa ante el Ajax) condenó su plan. La llegada de Zinedine Zidane devolvió al once a varios miembros de ‘la vieja guardia’ y a cambiar de rol y hasta de equipo a varios jóvenes que empezaron a despuntar con el argentino. Los mejores ejemplos: Vinicius, Reguilón, Marcos Llorente y Fede Valverde.

De los cuatro, solo el brasileño y el uruguayo siguen en la primera plantilla blanca. El extremo ex de Flamengo empezó a despuntar con Solari y, tras un breve periodo de titularidades (Clásico incluido) con Zidane en esta campaña, ahora está lejos del once. El miércoles, ante el Alcoyano, tampoco estuvo demasiado acertado y se le vio corto del atrevimiento que le caracterizaba. El uruguayo, que sufrió una grave lesión en la espinilla que le tuvo un mes fuera, está aún arrancando cuando pasa más de un mes de su alta médica aunque este si ha sido de mayor importancia para Zidane.

Llorente, después de permanecer desde 2017 en busca de la oportunidad, acabó marchándose al Atlético de Madrid, donde ha descubierto un nuevo futuro como atacante con Simeone. Reguilón, mientras, se busca el futuro en Londres como no pocos jóvenes españoles. Poco extrañado de no tener explicaciones por parte de Zidane, como aseveró en AS, dejó el Real Madrid este verano por el Tottenham de Jose Mourinho. Con la vuelta de Zidane, este se marchó cedido a Sevilla, donde superó una grave lesión y volvió a su mejor nivel. Luego, rumbo a Londres. El Real Madrid como club no pierde la confianza en su canterano y mantiene una opción de recompra por 40 millones de euros para las próximas temporadas.

Última hora del Real Madrid en directo: Zidane, en duda

LA CRÓNICA DEL DESASTRE

Un tanto de Militao adelantaba al Madrid, pero la fe, las diez paradas de José Juan y los goles de Solbes en el tiempo reglamentario y Juanan en la prórroga, cuando estaba el Alcoyano con diez, certificaron una noche histórica en Alcoy.

Los 120 años de Zamora, primer icono del fútbol español

Antes de Luis Suárez, primer Balón de Oro español (1960), o de la generación capitaneada por Iker Casillas y Xavi Hernández que alzaron dos Eurocopas y un Mundial entre 2008 y 2012, el icono del fútbol español fue Ricardo Zamora, nacido tal día como hoy de hace 120 años en Barcelona. Como relata Alfredo Relaño en su libro ‘365 Historias del fútbol mundial que deberías saber’, “fue el Jordan de la época, una celebridad del que se hicieron películas y prestó su imagen para anuncios”.

Quedó para la memoria colectiva la siguiente anécdota que refleja su reputación en todo el mundo, una historia entre la leyenda y la realidad. Cuando a Iosif Stalin, secretario del partido comunista en la antigua URSS, le dijeron que en España se había instalado la Segunda República, este preguntó: “¿Y a quién han puesto de presidente?”. Le contestaron que a Alcalá-Zamora. Y la réplica de Stalin fue “ah, el portero de fútbol”. 

Escudo/Bandera Espanyol

En la Barcelona de 1901 nació Zamora, padre de un médico gaditano y de una valenciana. Aunque su padre intentó por todos los medios que siguiera sus pasos en la Medicina (llegó a dejar el fútbol para centrarse en sus estudios), el balompié fue el amor de su vida. Empezó jugando en el Universitari para justo después, con apenas 15 años, debutar ya con los mayores del Espanyol. Con apenas 19 años, fue el portero de la primera selección española, que logró la plata en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920, durante muchas décadas el único éxito internacional.

Ricardo Zamora.

Ampliar

Ricardo Zamora. Archivo AS

Nace ‘El Divino’, el fichaje más caro de la época

Allí, en Bélgica, empezó la fama de El Divino y su eclosión internacional. Jugó en el Barcelona como profesional encubierto de 1919 a 1922 hasta que regresó al Espanyol, el club de su vida como siempre ha expresado. Fue allí donde tejió una trayectoria impoluta y brillante, que le llevó a ser popular en América en una gira que hizo el Espanyol y en la que se pagaba con una medalla de oro a la primera persona que le marcara un tanto, algo que logró Piendibene, delantero del Peñarol. En 1929 ganó la primera Copa del Rey del Espanyol, la famosa Final del Agua.

Con la Liga en marcha y con el fútbol inmerso en el profesionalismo, el Real Madrid rompió la hucha para pagar un traspaso sonado en la época: 150.000 pesetas. Estuvo seis años. Su último encuentro fue la final de Copa de 1936, ganada por su equipo ante el Barcelona, y con una espectacular parada a tiro de Escolà. Cuando empezó la guerra, fue preso por “señorito de derechos”, como relata Relaño en su libro, aunque logró escapar y refugiarse en Francia, donde siguió jugando a fútbol en Niza hasta 1938.

” En 1967 se le hizo un homenaje mundial en el Santiago Bernabéu con la celebración de un partido entre España y el Resto del Mundo, en el que participaron jugadores de la talla de Rivera, Eusebio o Mazzola”

Ya retirado, ejerció de entrenador en varios conjuntos, entre ellos el Espanyol, Atlético Aviación (Atlético de Madrid) o Celta de Vigo. En 1967 se le hizo un homenaje mundial en el Santiago Bernabéu con la celebración de un partido entre España y el Resto del Mundo, en el que participaron jugadores de la talla de Rivera, Eusebio o Mazzola. Zamora recorrió medio mundo para reunir a las estrellas, aunque le fallaron Pelé y Bobby Charlton. Once años después, Zamora, a los 77 años, falleció a causa de una enfermedad. Los homenajes no han parado de sucederse.

Kenedy y Rui Silva contrarrestan a un VAR que se pone quisquilloso

Villarreal y Granada siguen vivos y coleando en tres competiciones porque les sobra hambre y talento. Tras el 4-4 que firmaron el año pasado en La Cerámica, esta vez tampoco defraudaron. Dejaron atrás los achaques, las bajas de última hora y las excusas de que el calendario les estresa y brindaron un partido que, quién sabe si por la mezcla, tuvo más aroma a Copa que a LaLiga. Soldado allanó el camino al Granada. Peña y Moi remontaron por momentos. Y para Kenedy y Rui Silva quedarán la fotografías del partido. Uno, por un gol de bandera que repartió el premio, y el otro, por un penalti parado a Alcácer en el descuento.

Sin Gerard, el duelo de pistoleros quedó en principio en un claro mano a mano entre Fer Niño y Soldado. Y el veterano delantero del Granada ganó el duelo, recordando que cuando su adversario nació, en octubre de 2000, él llegaba a la cantera del Madrid para hacer goles sin descanso hasta hoy. El ariete aprovechó un balón al espacio de German (21’) para medir a Albiol a la carrera, distanciarle con oficio metiendo el cuerpo y, pese a estar escorado, cruzar el balón a un sorprendido Asenjo. El Submarino resopló, como confirmando lo que ya esperaba: la ley del ex. Pero no le perdió el pulso al partido. Y ocho minutos después (29’) igualó. Rubén Peña, que hizo de extremo ante las bajas, firmó un espectacular gol que recordó a aquel de Míchel (“me lo merezco”) a Corea en Italia 90. Villarreal y Granada estaban entreteniendo.

Ambos no se conformaban con el empate en su obsesión de cerrar la primera vuelta haciendo historia. Por eso, Emery y Diego Martínez, que hicieron migas e intimaron en Sevilla, fueron moviendo sus banquillos para intentar sorprenderse y contrarrestarse. El Granada se vació en neutralizar líneas de pase, y lo consiguió, mientras el Villarreal tiraba de orgullo ante la falta de imaginación que suelen aportar, entre otros, Gerard, Yeremy y Chukwueze. En mitad del equilibrio aparecieron las jugadas polémicas. Moi pidió una mano de Domingues que el colegiado interpretó como involuntaria. Y, sin embargo, el colegiado sí dio un leve tropezón de Pedraza en el área al acabar la jugada al minuto y medio, cuando ya nadie se acordaba. Moi hizo el 2-1 que dio al Villarreal la paz momentánea que buscaba. Hasta que Kenedy, recambio de Suárez, se hizo con un balón en tres cuartos de campo, fue amagando y dejando a rivales por el suelo para soltar un zurdazo y empatar. Alcácer pudo resolver en otro penalti bien dudoso. Pero Rui Silva se empezó en darle la razón a Emery en su debate de la previa con Diego Martínez: Presupuestos aparte, Villarreal y Granada se miran a los ojos.

Cambios

Kenedy (54′, Luis Javier Suarez Charris), Bacca (58′, Fernando Niño), Jorge Molina (77′, Soldado), Brice (78′, Montoro), Yeremi Pino (79′, Trigueros), Alcácer (87′, Moi Gómez), Coquelin (87′, Capoue), Jesús Vallejo (92′, Luis Milla), Puertas (93′, Machís)

Goles

0-1, 20′: Soldado, 1-1, 28′: Rubén Peña, 2-1, 64′: Moi Gómez, 2-2, 74′: Kenedy

Tarjetas

Arbitro: Valentín Pizarro Gómez
Arbitro VAR: Ricardo de Burgos Bengoetxea
Luis Milla (14′,Amarilla) Yangel Herrera (34′,Amarilla) Trigueros (78′,Amarilla) Machís (89′,Amarilla) Brice (90′,Roja) Domingos Duarte (94′,Amarilla) Coquelin (94′,Amarilla

Clasificación

El Huesca acaba al borde un ataque de nervios

Pacheta entró con fuerza en Huesca pero los resultados siguen siendo los mismos. Una nueva derrota, esta vez en el Coliseum de Getafe, deja al equipo más cerca de Segunda y acrecienta la pérdida de fe. Hasta el 1-0, el mejor del Huesca había sido el portero, Alberto, que sacó todo lo sacable pero que se zampó el remate de Arambarri: un gol de aguja, como decían los cultos de entonces, un gol por debajo de las piernas, como se ha dicho siempre.

Desde el primer día, el discurso de Pacheta fue de ganador, alentando a la tropa e ilusionando a la afición. Su puesta en escena también fue atrevida. Un esquema 3-4-3, con tres centrales haciendo guardia y con los rápidos y diabólicos Escriche, Rafa Mir y Ontiveros coleteando en punta. El colista, jugando con más delanteros que el líder.

Se disfrutó de un partido dinámico. En el minuto 11 Escriche lo hizo todo bien menos lo más importante: tener puntería en el disparo. Su control en carrera con el muslo mientras se colaba entre Etxeita y Djené fue mayúsculo, su orientación con el segundo toque resultó perfecta, su tiro rozando el poste (por fuera) lo estropeó todo.

En el 17’, disparo de Nyom desde fuera del área que sacó Albert. Un minuto después, la ocasión fue de Kubo (Take en la camiseta), en una falta directa que salvó la barrera pero que Alberto sacó bajo palos. Seguía la tormenta y, en el 20’, un remate de cabeza Siovas sacó astillas del poste izquierdo de la portería de Yáñez. Pero de todas, la que más cerca estuvo de entrar fue el tiro al poste de Arambarri (28’) de media volea.

El partido de ida y vuelta beneficiaba más al Huesca, con necesidad de victoria. Otra de las aportaciones de Pacheta fue el cuidado de las jugadas a balón parado. El Huesca remató de cabeza todas las faltas que puso dentro del área azulona en la primera parte. Mal defendido, claro.

Aleñá y Kubo siguen dándole al Getafe lo que no tenía: amplitud de repertorio, un abanico de triangulaciones y búsquedas de espacio que van mucho más allá que el juego directo en largo.

Kubo hace más ruido, pero Aleñá es mucho más jugador. Cuando el balón pasa por él siempre mejora la jugada, como en su disparo desde fuera del área en el 56’ que sacó a córner Alberto. Alberto, siempre Alberto, sacando otra bajo palos en el 69’ a disparo lejano de Arambarri.

El portero de la Selección Sub-21 estaba siendo el mejor del partido hasta que ese honor se lo arrebató Arambarri al hacerle un gol de aguja, colándole el balón por debajo de las piernas. El que más había buscado el gol, el que más cerca había estado de conseguirlo acabó lográndolo. Arambarri. ¿La asistencia? Del jugón: Aleñá. Aleñá mejora a todo el que anda a su alrededor, a Arambarri detrás, a Kubo y Cucurella en los costados y a Mata arriba.

Sin más opción que morir en el intento, el Huesca acogotó al final al Getafe. Hubo partido hasta el último segundo. Incluso gol. Llegó hasta el empate. Fue anulado. Sucedió en un córner en el minuto 95’. Subió a rematar hasta el portero Alberto. Entre las ansias de unos y los miedos de otros la jugada acabó siendo un ataque de nervios, con el balón rebotando en piernas y brazos, con todo el mundo soltando la pierna sin ton ni son. El balón acabó en la red porque allí finalizó el remate de Pulido, pero fue anulado por mano previa de Siovas.


Pacheta: “Me voy contento porque este es el camino”

No va a ser un camino de rosas. ¿Demostrado en el primer partido?

Esto lo sabíamos. Yo me voy muy orgulloso. Tenemos que ajustar detalles. Hemos hecho un partido muy completo concediendo poco a un equipo al que hemos igualado en sus virtudes. Rematamos más que el rival y me voy contento porque este es el camino.

¿Los cambios fueron porque al equipo le costaba encontrar su plan?

El plan es siempre ser protagonistas y superar al rival. Hicimos cambios para refrescar al equipo. Cuando vienes a Getafe y eres capaz de competir como lo hemos hecho yo me voy satisfecho. El rival juega y tiene que acompañar la fortuna en algunos momentos del partido.

¿Qué le falta al equipo para que lleguen las victorias?

El Huesca ha hecho un partido muy digno. Estuvimos en el campo del rival y acabamos en su área. Nos ha faltado ser precisos al final. Estamos en un caino muy interesante. No va a ser fácil, sino una pelea durísima. El equipo se ha dejado el alma. En la esencia del partido hemos igualado al Getafe y me voy orgulloso de estos chicos que se han dejado el alma. Tenemos que dar un poquito más para ganar. Aún tenemos que ser más verticales. No tengo nada malo que decir del equipo.

¿Qué le pareció el arbitraje en las jugadas polémicas?

No he visto las acciones dudosas y tengo que verlas porque me han comentado que sosn dudosas, pero no quiero valorarlas. No puedo hablar del arbitraje porque me faltan datos. La acción de Nyom me han comentado que pudo ser la segunda amarilla.

Escriche titular por primera vez ¿Quiere decir que cuenta con él hasta el final?

Lo de Escriche es igual que lo de los otros veinticuatro del equipo. A todos los tengo que sacar el máximo rendimiento y mientras Escriche está en mi equipo cuanto con él. Veremos los movimientos que pasan y espero que pasen rápido para no hablar de estas cosas. Hemos tirado quince veces a puerta y a ver si cogemos premio rápido. A competir el sábado sin apesadumbrarse.

¿Cree que el triunfo del Getafe es justo?

Creo que lo más justo hubiera sido epatar. Hemos recibido menos de lo merecido. Solo hablo de nosotros y felicito al Getafe.

En el gol anulado. ¿En ataque se pitan todas?

Me gustaría discutir esa regla. Hay cosas que cambian casi cada mes. No puedo hablar de la acción porque no la he visto. No quiero desviar la atención. El equipo está vivo y ese es mi mensaje. Fuimos consistentes, concedimos poco y tuvimos situaciones para marcar. Tenemos que ser más precisos.

Bordalás: “Trabajamos en silencio como los últimos años”

¿En qué posición estaría el Getafe si los fichajes hubiesen llegado en verano?

Estamos contentos de su llegada y nos están ayudando muchísimo en el poquito tiempo que llevan con nosotros. Tienen mucho potencial e ilusión y estamos muy contentos.

Las faltas las lanzó Kubo. ¿Es decisión suya?

Es un jugador que las ejecuta muy bien y lo hablamos antes del partido. Tenemos otros jugadores y en función del perfil pensé que nos podía ayudar. Algunas las sacó muy bien.

¿Por qué ha decidido cambiar el sistema de juego?

Por las características de Aleñá tomamos esa decisión. No teníamos en el equipo un jugador de ese perfil que enlaza bien y con buen último pase. Hoy nos ha ayudado en un partido muy difícil. En función de los jugadores tomas decisiones y cambias el dibujo.

¿La victoria afianza la dinámica?

Es muy importante ganar dos partidos seguidos en una temporada tan igualada y difícil. Debemos trabajar en silencio como hemos hecho en las temporadas anteriores. Buscamos la victoria en todo momento. Muy contento por Arambarri que es un jugador fantástico y un profesional increíble. Felicito a todo el equipo. Mauro se fue con el abductor tocado y decidimos no asumir riesgos con un jugador importantísimo.

Olivera y Cabaco se quedaron fuera. ¿Cómo están?

Están con molestias y decidimos no arriesgar porque hay varios partidos muy seguidos. Intentaremos recuperarles para el próximo.

¿Hasta dónde puede llegar el Getafe?

Estamos contentos con el aire fresco y el talento que nos dan los dos chicos nuevos y con el grupo fantástico que tenemos. Necesitábamos enlazar victorias. No nos marcamos objetivos a medio plazo porque non hemos llegado al ecuador del campeonato. Cada vez va a ser más difícil. Esta victroia nos da confianza y trabajaremos con humildad a ver dónde podemos llegar.

A Pacheta le parecía más justo el empate.

Son opiniones. Yáñez no ha tenido que intervenir y por iniciativa e intenciones merecimos la victoria. Había pocos espacios y nos costó, pero creo que merecimos la victoria.

¿Cómo valora el partido de Take Kubo?

He hablado con él. Ha venido con una gran ilusión y le he dicho que debe desarrollar su juego y su talento. Ha participado poco en zonas de área y en el segundo le dije que fuese más al centro. Se ha sacrificado en tareas defensivas ayudando a Damián y se ha acoplado fantásticamente bien. -J. A. De la Rosa

Cambios

Sergio Gómez (61′, Dani Escriche), Ferreiro (61′, Javi Ontiveros), Ángel (63′, Mata), Shinji Okazaki (78′, Pablo Maffeo), Borja García (78′, Javi Galán), Portillo (79′, Takefusa Kubo), Timor (86′, Mauro Arambarri), Juan Iglesias (86′, Aleñá)

Goles

1-0, 69′: Mauro Arambarri

Tarjetas

Arbitro: David Medié Jiménez
Arbitro VAR: Ignacio Iglesias Villanueva
Nyom (6′,Amarilla) Rafa Mir (28′,Amarilla) Mata (40′,Amarilla) Javi Ontiveros (61′,Amarilla) Jaime Seoane (95′,Amarilla

Clasificación