Hablemos de fútbol en Mestalla

Bordalás y Lopetegui no son que digamos uña y carne. Una patada de Djené a Ocampos en un Sevilla-Getafe de hace un par de años acabó con los dos técnicos en la calle por decirse lindeces. Sin embargo, ayer, en sus discursos, fueron de la mano: “He decidido que hablaremos sólo del Sevilla”, dijo el alicantino; “sólo le damos vueltas al Valencia”, enfatizó el vasco. Cada cuál tenía sus razones para centrarse en el encuentro, que tiene relato de clásico, con aroma a cuero y césped (sigue el partido en directo en AS.com). Así que hablemos de fútbol, empezando por la buena nueva de la vuelta de Jordán, una vez recuperado de la agresión de un mentecato.

Escudo/Bandera Valencia

Bordalás sabía que insistir, por tercera vez, en su malestar por la planificación, por las videollamadas sin conexión con Lim o sobre el futuro por definir de Wass, de nada le servirá contra un equipo hecho y derecho como el Sevilla, que en la primera vuelta en el Sánchez Pizjuán ya le demostró al Valencia que juega en otra liga. En aquel encuentro los blanquinegros expusieron al mundo sus carencias defensivas, esas que le han llevado a encajar 32 goles (solo Levante y Cádiz llevan más). Bordalás le da vueltas a cómo frenar tal sangría y con el canterano Mosquera (17 años) se le abre la vía de tres centrales, aunque el comodín que más visos tiene de utilizar es el de un doble lateral: Thierry-Foulquier. Está por ver si Carlos Soler fuerza para estar o se espera al Atlético y el “bichito”, como dice Lopetegui, dirá hoy si están Hélder, Vallejo y Wass. Bueno, el danés quizás también espera al Atlético…

Escudo/Bandera Sevilla

Lopetegui y sus pupilos llegaron a Valencia con el ánimo tocado -perder un derbi es lo que tiene- y con bajas aquí y allá. Koundé finalmente se quedó en tierra, no termina de recuperarse el francés, y alguno como Dmitrovic está pendiente por si puede viajar hoy. El Sevilla, en verdad, lo tiene fácil para olvidarse de la Copa, solo tiene que pensar en que si gana se pondrá a dos puntos del Real Madrid. El duelo será el debut de Corona en Liga y la vuelta de Rafa Mir a Mestalla.

El público valora más el Camp Nou que el Wanda Metropolitano

El Barcelona está pendiente de hacer una remodelación a un Camp Nou que ha recibido muchísimas críticas en los últimos meses por el estado del edificio. Sin embargo, un estudio realizdo por el comparador inglés Money le destaca como el segundo mejor estadio de Europa, solo por detrás del Westfalenstadion del Borussia Dortmund. Este segundo puesto lo comparte con otros grandes estadios como el del Steaua de Bucarest, el de Gales, el de Polonia, el del Tottenham o el del Real Madrid.

Este estudio se lleva a cabo valorando la media de notas que le otorgan a cada recinto los sitios web Google, Tripadvisor y Football Ground Map. Siendo la máxima puntuación un 5, el mencionado estadio del Dortmund cuenta con una nota de 4,57 y los segundos clasificados una calificación de 4,53. Llama la atención que estadios nuevos como el Wanda Metropolitano o San Mamés estén en la novena y undécima posición respectivamente, con una valoración de 4,47 los madrileños y de 4,43 los vascos. El siguiente estadio español que podemos encontrar es el de Mestalla, en el puesto número 26, con una puntuación de 4,33.

La mala noticia para el fútbol español es que, al igual que tiene estadios entre los mejores puntuados de Europa, también tiene varios entre los peores. Por ejemplo, Balaídos ocupa el segundo puesto por la cola con una nota de 3,37, solo por detrás del Carlo Castellani de Empoli. Después le sigue muy de cerca el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe, con 3,43. En el decimocuarto puesto encontramos el del Villarreal (3,67), en el decimoctavo el del Alavés (3,70) y en el vigesimoséptimo el del Mallorca (3,77).

El Atlético espera a Wass

El Atlético espera a Daniel Wass, quien será futbolista del equipo rojiblanco durante los próximos días. El danés, de 32 años, fue el elegido por Simeone y Berta para suplir a Trippier y el acuerdo con el Valencia es total para que se convierta en nuevo jugador del Atlético. Wass conoce bien LaLiga y desde el primer momento se mostró encantado de vestir la camiseta del conjunto madrileño. El sí del polivalente jugador fue determinante para que se pudiera llevar a cabo la operación.

Pero los dos clubes llegaron también a otro compromiso: mientras el Valencia no encuentre un sustituto a Wass, el jugador seguirá en su actual equipo. Bordalás no quiere perder al jugador y hasta que tenga su recambio, Wass no se moverá de Valencia. El Atlético, pues, no tiene otra cosa que esperar.

Escudo/Bandera Atlético

Esta semana jugará precisamente el sábado partido liguero ante el conjunto valencianista. Veremos si entonces se ha solucionado su fichaje. A favor del danés juega que no necesita ningún tiempo de adaptación al fútbol español. Quizá tampoco al Atlético. Es un jugador veterano. Lo suyo sería fichar y llegar para jugar.

En el Atlético no esperan realizar ningún otro movimiento importante en este mercado invernal, aunque hasta el último momento todo es posible. Los problemas rojiblancos no son por falta de efectivos. SImeone tiene jugadores muy importantes a su disposición. El inconveniente es que casi ninguno ha rendido a su nivel en lo que llevamos de temporada 2021-22.

Mosquera, el central más precoz de la historia del Valencia

Cristhian Mosquera (Alicante, 2004) le incluye The Guardian entre los 60 mejores futbolistas de Europa de su generación. En esa lista figuran también Gavi, Obrador y Guerrero. Mosquera es el segundo de ellos que debuta con su primer equipo. Al primero ya lo conocen por sus andanzas en el Barcelona y en la Selección.

Mosquera se convirtió en el Estado Balear en el octavo jugador más joven en debutar en partido oficial en la historia del Valencia, que se dice pronto. Lo hizo con 17 años, 6 meses y 23 días. Menos inclusive de los que tenía Ferran Torres cuando se estrenó con Marcelino (17 años, 9 meses y 1 día). Mosquera, de hecho, es el central más precoz en estrenarse con la camiseta del Valencia. Y el dato tiene su relevancia tratándose de una entidad que en sus 103 años ha formado históricos jóvenes defensores: Tendillo, Arias, Giner, Camarasa, Albiol…

Escudo/Bandera Valencia

Mosquera, de padres colombianos que emigraron a España a ganarse la vida, debutó con el Valencia de Bordalás contra el Atlético Baleares en la Copa del Rey. Y si no fuera por una lesión en el gemelo que le ha tenido dos meses en el dique seco, este perfil se hubiera escrito tiempo antes. Bordalás tiene puestas en el joven central muchas expectativas. El alicantino no es de elogio fácil y tras el partido dijo sin pestañear: “Ha sido con diferencia el mejor”.

Quienes le conocen o le han entrenado destacan sus múltiples virtudes: envergadura, velocidad, elasticidad, técnica y mentalidad. El central, a quien tampoco se le dan nada mal los estudios (cursa Bachiller), llegó al Valencia con 12 años procedente del Hércules de Alicante. Antes se formó en el SCD Carolina y en el Cavañete de San Blas. El Valencia le incorporó para su Academia por el buen ojo de su departamento de captación.

Mosquera vive desde entonces en la residencia de la ciudad deportiva de Paterna. Y eso habla también de su profesionalidad. El canterano firmó un contrato cuando cumplió los 16 años con el que muchos se habrían independizado. Pero Mosquera sabe que en la residencia completará su formación como futbolista bajo dos premisas: alimentación y descanso.

El Valencia le renovó hasta 2023 cumpliendo con las expectativas de su padre: un proyecto deportivo para su hijo. A la puerta de su representante Sergio Barila, de InvSport, llegaron propuesta desde Alemania e Italia, también desde España. Pero el Valencia, con Pablo Longoria al frente de la parcela deportiva, aunque las gestiones las llevaron Marcos Otero y Luis Martínez, le ofreció unas pautas de entrenamiento individualizado para hacerle un futbolista más completo. Y por ahí, además de mejorándole el contrato, el club che se aseguró la renovación de Mosquera, que está encantado de su decisión.

Ahora el Valencia negocia otra ampliación de contrato. Las partes están cerca de llegar a un acuerdo porque la voluntad de todos es la de continuar. El club de Mestalla sabe la perla que tiene entre manos, de ahí que le quieran blindar, y el futbolista entiende que su proyección y explosión pasa por Mestalla, de ahí que se vea al Valencia como un club idóneo donde seguir. Y no solo los clubes están pendientes de Mosquera, también dos federaciones: la española y la colombiana. Con España ha jugado en categoría Sub’16 y Sub’18, Colombia le llama cada dos por tres para recordarle que si quiere, las puertas del país de sus padres las tiene abiertas.

Un Valencia práctico y a otra ronda

El Valencia jugaba en Mallorca contra el Atlético Baleares y contra sí mismo, frente a la ilusión y contra la zozobra. Ganó a los dos. El partido tenía la trampa del grande en la casa del chico y con el añadido del horario. Pero Bordalás aleccionó bien a los suyos. El gol que le dio la victoria llegó a los 40 segundos y eso significa que los blanquinegros entraron enchufados al partido. Marcos André fue protagonista y oportunista, convirtiendo en gol las dudas de la defensa balear en un balón dividido. El brasileño creyó en esa acción y su calidad hizo el resto.

El Atlético Baleares se repuso al golpe recibido. A fin de cuenta nada tenía que perder. Pero Bordalás había trabajado bien el partido. Los puntos fuertes del equipo de Xavier Calm están por el carril central y las segundas jugadas influyen en estos duelos a priori desiguales. Por ello Bordalás acumuló gente por el medio. Fue un Valencia práctico, que jugó con tres centrales (Mosquera, Diakhaby y Alderete) y dos carrileros (Gayà y Yunus Musah). Los puristas, con razón, dirán que el Valencia debería proponer más cuando tiene el balón en sus pies. Pero en esa ventanilla que no busquen a Bordalás. Al menos no mientras encaje goles como bulos hay en las redes sociales y menos en un partido en el que solo importaba una cosa: pasar de ronda.

Escudo/Bandera Valencia

Los de Xavi Calm mantuvieron la fe hasta el final. El resultado, corto, les invitaba a ello. Pero Jaume, en verdad, tuvo más tensión que peligro. La defensa blanquinegra solo concedió un córner en 90 minutos y los centros laterales de los locales se contaron con los dedos de una mano. La mejor ocasión balear la tuvo Vinicius Tanque en el minuto 75 y ni tan siquiera llegó a rematar a portería. El Valencia, eso sí, fue un equipo vació en ataque en la segunda mitad.

Pero entre faltas (34) y pocos errores en los pases, el Valencia tuvo relativamente bajo control al ‘matagigantes’ de esta Copa. Su eliminación no le resta ni un ápice de su buen hacer en esta edición, en la que eliminó a Celta y Getafe. Bordalás, que estuvo ágil con los cambios, metiéndole a su equipo oficio con Foulquier, calidad con Guedes y frescura con Lato y Guerra, mete al Valencia en cuartos de final, un motivo más para que le refuercen la plantilla. Por ahí, por la Copa, Europa está a cuatro partidos. Muy lejos aún, pero más cerca que por la Liga.

Escudo/Bandera At. Baleares

Cambios

Delgado (26′, Canario), Foulquier (62′, Uros Racic), Gonçalo Guedes (63′, Marcos André), Hugo (63′, Ignasi Vilarrasa), José Fran (63′, Pedro Orfila), Pastrana (75′, Vinícius Tanque), Lato (76′, Gayá), Javier Guerra (90′, Hugo Guillamón)

Goles

0-1, 0′: Marcos André

Tarjetas

Hugo Guillamón (54′,Amarilla) Uros Racic (55′,Amarilla) Luca Ferrone (56′,Amarilla) Dionisio (84′,Amarilla) Yunus Musah (93′,Amarilla

Wass vuelve a Paterna… de momento

Daniel Wass se personó a primera hora de este domingo en las instalaciones del Valencia. No lo hacía desde hacía una semana por estar confinado por coronavirus y de hecho su presencia en Paterna se debe a ello. Fue a someterse a nuevas pruebas PCR para diagnosticar cuándo se incorporará al trabajo con el grupo de José Bordalás. Todo ello con la oferta del Atlético aún presente y con el jugador danés dispuesto a aceptarla y marcharse del Valencia, club con el que finaliza contrato el próximo 30 de junio.

Wass, como reconoció el propio Bordalás este sábado en sala de prensa, le ha transmitido al Valencia, en primera persona y también en la reunión que mantuvieron el pasado jueves sus representantes con Anil Murthy y Miguel Ángel Corona, que quiere irse al Atlético de Madrid, club que le ofrece un contrato de manera inmediata y de una duración mínima de 18 meses (con opción a dos años más). El jugador entiende que es una oportunidad que con 32 años no puede dejar escapar, más cuando tiene claro que su etapa por Mestalla iba a finalizar en junio.

Escudo/Bandera Valencia

El danés, que tiene intención de plantarse para que el Valencia acepte la oferta, acudió a Paterna a primera hora de la mañana. Lo hizo antes de que llegaran los compañeros lesionados (como Carlos Soler) o los no convocados (como Thierry Correia) para el partido contra el Atlético Baleares. El jugador pasó la prueba, recogió paquetes de mensajería y se marchó. Una vez conozca los resultados, será citado por el Valencia para incorporarse a los entrenamientos.

Bordalás ya dijo en rueda de prensa que él no sería quién tomaría la decisión sobre si se marcha o se queda Wass. De hecho negó que él se hubiera comprometido con Wass para dejarle salir del Valencia rumbo al Atlético. Evidentemente sí recalcó que es un jugador importante en sus planteamientos y destacó su profesionalidad en el caso de que finalmente el Valencia rechace la oferta rojiblanca. De momento, el Valencia no ha dado una respuesta al Atlético, estando a la espera de ver cómo evoluciona el mercado.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/01/16/primera/1642329851_998589_1642329997_sumario_grande.jpg', '976', '648', 'Daniel Wass y Carlos Soler charlan en el parking de Paterna. / Alberto Iranzo&nbsp;(Diario AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-22.25″>

Daniel Wass y Carlos Soler charlan en el parking de Paterna.
Alberto Iranzo (Diario AS)

El Valencia, con Wass, va a primar la parte deportiva a la económica. A día de hoy, Wass sigue entrando en los planes del club hasta final de temporada porque no tienen a tiro ningún recambio que de las plenas garantías del danés, teniendo en cuenta que si se fuera no sería un centrocampista sino dos los que debería incorporar. Pero el Valencia está moviéndose en el mercado y, aunque su prioridad es el fichaje de un central, tal como desveló AS en la tarde del sábado, el club ha preguntado formalmente a la Roma por la decisión de Diawara.

Con ustedes, el matagigantes

Imprimir

Bordalás respondió a 14 preguntas en sala de prensa y en ninguna aparecieron vocablos como “partido”, “Copa” o al “Atlético Baleares”. Sus discrepancias con la cúpula dirigente por la planificación del mercado de enero, hechas públicas por Radio Valencia Cadena Ser, una crisis que trató de relativizar aunque sin poder desmentir, y el caso Daniel Wass, de cuya decisión final se desmarca (“yo no decido”), coparon el diálogo del entrenador con los periodistas. Solo al final, cuando se había apagado el micrófono y Bordalás se disponía a marcharse, AS le requirió una valoración del partido “por respeto al rival”.

Así, como quién se acuerda de que es el cumpleaños de su pareja cuando se ha ido de casa sin felicitarle, viajó el Valencia a Mallorca, donde le espera el último mohicano de los modestos. El Atlético Baleares es el único superviviente de los 74 clubes no profesionales que comenzaron esta sangría que es la Copa a partido único. Los de Xavi Calm se han plantado en los octavos, Celta y Getafe mediante. El premio al ‘matagigantes del año’ es suyo. Pero quieren más. Sienten que el Valencia ladra más que muerde y preparan una encerrona que daría para un capítulo de La Casa de Papel (sigue el partido en directo en as.com).

El Estadio Balear estará lleno (4500 espectadores, todo vendido, con gradas supletorias añadidas para la ocasión), Bordalás recela de la hora del partido y los che tendrán enfrente a a un delantero que se llama Vinicius y que le apodan el Tanque. Entre las gargantas que animarán a los suyos, la de su dueño, el alemán Ion Volckmann, quien ha invertido más de 15 millones en el club desde 2014 y que ve los partidos alejado del palco.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/01/15/copa_del_rey/1642278288_568965_1642278490_sumario_grande.jpg', '976', '635', 'Imagen de las gradas supletorias instaladas en el Estadi Balear para el partido ante el Valencia. / ATLÉTICO BALEARES’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-22.173387096774″>

Imagen de las gradas supletorias instaladas en el Estadi Balear para el partido ante el Valencia.
ATLÉTICO BALEARES

El Valencia, además, líos internos al margen, afronta el duelo con el coronavirus haciéndole la alineación. A las lesiones de Paulista y Carlos Soler, se suman las bajas por covid de Vallejo, Maxi, Wass, Cheryshev y Hélder Costa. Al menos recupera a Lato y a Foulquier, un tipo perfecto para la mañana que les espera.

“Wass me dijo que su idea era marcharse al Atlético”

José Bordalás afrontaba una rueda de prensa peliaguda. La SER desveló el jueves que el alicantino se desmarcaba de la planificación del mercado de enero por discrepancias con el presidente y la dirección deportiva, con lo que ello supone en un club donde llueve sobre mojado, y el partido contra el Atlético Baleares era la excusa perfecta para saber públicamente la postura del entrenador. El club dio catorce turnos de pregunta y ni una cuestión versó sobre el partido de Copa. De hecho por el partido contra el Baleares se le preguntó fuera de turno y por respeto al club balear.

Bordalás eligió bien las palabras en cada una de sus respuestas. No desmintió la información, aunque tampoco quiso quemar la falla. El alicantino quiso mostrarse optimista, por ello espera la llegada de refuerzos, aunque sin hipotecarse en sus afirmaciones. Bordalás deja claro que él no decide, que eso es cosa del club. Ni decide en fichajes ni tampoco en el futuro de Wass. “Ójala pudiera yo decidir, pero no soy el dueño del club”. Así que Bordalás, sin decir que se desmarca de la planificación, sí remarca que “yo decido en mi parcela”.

Escudo/Bandera Valencia

¿Cree que el club le está tomando el pelo con los fichajes?

No es una pregunta lógica. Ahora estamos con el plazo abierto de fichajes. Quedan prácticamente 15 días y confiamos en que van a llegar.

En diciembre hablaba de una inminente reunión con Peter Lim que aún no se ha producido,, ¿se descarta?

La teníamos programa y por la pandemia todo se cerró, se anuló y decidimos no hacerlo. No hay que darle más importancia. Estamos en contacto con el presidente y con la dirección deportiva. No tiene que ser nada extraño.

¿Tan diferentes son los planteamientos deportivos entre el club y usted que no pueden entenderse en fichajes?

No es una cuestión de entendimiento. Hay buen entendimiento. Yo traslado unas necesidades, lo he dicho en múltiples ocasiones, y es el club el que toma las decisiones. El club nos reunimos, saben las necesidades, las posibilidades… yo soy el entrenador y tengo que limitarme a entrenar y a nada más. Me consta que se está trabajando para ver si finalmente se puede incorporar algún futbolista que nos ayuden. Han salido futbolistas y necesitamos equilibrar la plantilla.

¿En algún momento el presidente le ha demostrado entender el mercado de fichajes?

Yo he trasladado como técnico las necesidades o los puestos a reforzar para equilibrar la plantilla. Y el presidente toma las decisiones. Tiene que valorar muchas cosas, ya no solo a nivel económico sino otras cosas que se me escapan.

En su presentación se le preguntó mucho por el anterior entrenador y usted respondía con que nos notaba pesimistas y que usted era más optimistas, ¿siete meses después es igual de optimista?

Soy una persona optimista y nunca miro atrás. Les dije eso en su momento e insisto que quedan 15 días de mercado y hay posibilidades porque lo necesitamos. Lo sabe el presidente y la dirección deportiva.

¿El club le ha asegurado que Daniel Wass no va a salir en el mercado de enero?

Creo que los hechos demuestran la confianza que yo tengo en ese futbolista. Ha jugado todo conmigo. Es un jugador comprometido, lo ha demostrado y queda dicho todo. El club tiene que decir.

¿Usted le ha dicho a Daniel Wass que se puede marchar al Atlético?

Yo no le puedo decir eso porque yo no decido quién se queda y quién se marcha. Él sabe que es un jugador importante en estos momentos. Yo le trasladé que tengo plena confianza y yo no puedo decirle a un jugador si se queda o se marcha.

Ómicron no evita las videollamadas, ¿descarta cualquier reunión?

No lo descarto. Se puede producir en cualquier momento. Estoy abierto al diálogo y a una situación.

¿Por qué se ha perdido el consenso?

Os puedo confirmar que para nada. Las reuniones quedan ahí, obviamente, no se pueden hacer públicas. Yo no estoy enrocado en Aridane. Para nada. Era una posibilidad más, pero el club decide según unos factores. Yo nunca he dicho este jugador sí o sí. Yo puedo conocer futbolistas, como pasó en verano, yo nunca he solicitado jugadores top. Aquí ha venido Foulquier porque lo conocía del Granada y sabía que era regular; Hugo Duro que era un descarte del Getafe; Alderete que no venía de jugar… yo solo traslado la necesidad de incorporar jugadores para equilibrar la plantilla y no tener problemas en esta segunda vuelta.

¿Wass le ha dicho que se va o no juega más?

Eso el chico no me lo ha dicho en ningún momento. Él me ha dicho que tiene una oferta del Atlético y su idea era poder marcharse. Pero yo no decido en ese tipo de situaciones. Ojalá yo pudiera decidir, pero no soy el dueño del club. Yo decido en mi parcela, que es la del entrenador.

¿El mercado ha terminado para usted?

Quedan 15 días y de aquí al cierre pueden pasar cosas. Confiemos en que puedan llegar futbolistas que nos puedan ayudar.

Parece como si esta semana no hubiera pasado nada, ¿de verdad? ¿Nos puede decir qué ha pasado?

Estoy siendo generoso, porque nosotros tenemos reuniones y lo que se habla dentro queda ahí, y no puedo hacer nada público. No ha sido mi estilo. Puede haber discrepancias de opiniones, eso pasa en todos los sitios, pero al final, vuelvo a repetir, yo como técnico busco lo mejor para el Valencia y si pido algo es por el bien del equipo y de la institución. No hay nada más que comentar.

Ha dicho que no hace falta hablar con Peter Lim, que renuncia…

Yo no renuncio, pero yo no convoco las reuniones. Si el propietario quiere hablar conmigo, lo haremos sin ningún tipo de problema. Pero yo no decido, yo estoy en el día a día con el presidente y con Corona.

¿Usted contempla que el día 31 de enero no haya llegado ningún fichaje y cómo se quedaría si pasara?

Vamos a esperar a 1 de febrero y a ver qué ocurre. Pero sigo confiando, porque soy una persona optimista.

Otros clubes ya se han reforzado…

Quizás otros clubes han fichado antes, pero a mí me hubiera gustado tener jugadores antes, claro. No solo los grandes se están reforzado, también Alavés, Getafe… porque nadie se quiere quedar atrás. Todos hacen esfuerzos por reforzarse.

Perdone, pero por respeto al Baleares, ¿cómo ve el partido?

No hemos hablado nada del Baleares. Nos vamos a enfrentar a un equipo de Primera Federación, pero muy profesional, Que superó a dos equipos de Primera, al Getafe y al Celta. Tenemos un partido complicado y difícil. Nosotros tenemos bajas por lesión y por covid. Pero vamos con toda la ilusión para afrontar esta eliminatoria que nos metería en cuartos.

El Valencia cambiará sus hábitos por jugar a las 12:00 horas

Al margen de la crisis que se ha evidenciado en los últimos días dentro del área deportiva del Valencia, Bordalás y su cuerpo técnico han estado preparando toda la semana el duelo contra el Atlético Baleares que le podría catapultar a los cuartos de final de la Copa del Rey, algo que el Valencia no consigue desde que la temporada 2019-20.

El equipo valenciano llega como favorito ya que el Baleares, pese a que ya ha eliminado al Getafe y al Celta, no deja de ser un club de Primera RFEF. Sin embargo, hay una circunstancia que beneficia, y mucho, al conjunto mallorquín, y que Bordalás ha advertido durante esta semana: el horario del encuentro.

El partido se disputa a las 12:00 de la mañana con lo que ello supone en los hábitos diarios de los futbolistas. Madrugón para ingerir hidratos de carbono y proteínas a las 9:00 de la mañana, activación rápida y desplazamiento hacia el estadio para competir en un horario matinal al que están acostumbrados a entrenar pero no a jugar, con el cambio de intensidad que ello conlleva.

Escudo/Bandera Valencia

Bordalás, conocedor de este horario tras su paso muchos años por las categorías donde se juega a esta hora, ha advertido esta situación y ha instado a su cuerpo técnico para que la plantilla metabolice el cambio de hábitos. Y recela de la situación porque además el Atlético Baleares suele jugar sus partidos de Liga a esta hora, dentro y fuera de casa, ya que existe una normativa que obliga a jugar a esta hora para que los equipos baleares y canarios puedan desplazarse por la tarde, de vuelta a casa.

Asimismo, otro condicionante que igualará las fuerzas en el estadi Balear son las bajas con las que contará el Valencia. A los dos lesionados, Paulista y Carlos Soler; se unen los cinco casos de COVID (Hélder, Maxi, Cheryshev, Manu Vallejo y Wass); y los dos jugadores que se han marchado en este mercado o están a punto de hacerlo (Jason, Piccini y Cristian). La buena noticia es que Cillessen y Thierry Correia están de vuelta.