Así será el sorteo de octavos: el Barça y dos 'matagigantes'

La Copa sigue dando sorpresa y los modestos se visten de matagigantes. Alcoyano y Navalcarnero, de Segunda B, han logrado clasificarse para la siguiente ronda tras eliminar a Real Madrid y Eibar, respectivamente. Ambos estarán en el sorteo de este viernes a las 13:00 horas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y conocerán a sus rivales para los octavos de final del torneo del KO. También estará el Barcelona, que sufrió contra el Cornellà, que ya fueron verdugos del Atlético, pero los azulgrana lograron el pase en la prórroga.

El sorteo seguirá sin ser puro y mantendrá condicionantes para emparejar a los más poderosos con los de menor categoría. La eliminatoria de octavos se jugará la próxima semana, los días 26, 27 y 28 de enero.

Normas y condicionantes del sorteo

La criba sigue avanzando y ya solo quedan 16 equipos en pie en esta edición de la Copa del Rey y solo ocho lograrán pasar a cuartos. En el sorteo de octavos se seguirán manteniendo alguna de las normas de los anteriores sorteos. Como son que se emparejará a los equipos de menor categoría (Segunda B y LaLiga SmartBank) con los de Primera. Los equipos de la máxima categoría que resten se enfrentarán entre sí en el estadio del equipo extraído en primer lugar. Eso sí, en esta ocasión los equipos que vienen de jugar la Supercopa de España no tendrán privilegios y estarán en la misma Copa que el resto de equipos de Primera División.

Formato de dieciseisavos

Los octavos seguirán siendo a partido único en casa del equipo de menor categoría o, en el caso del duelo entre Primeras, del club cuya bola fuera extraída en primer lugar. La eliminatoria se disputará los días 26, 27 y 28 de enero. Además, traerá la novedad de la vuelta del VAR a la competición del KO. El videoarbitraje y ángel de la guarda para muchos árbitros no se ha usado durante las tres primeras rondas.

Equipos clasificados

Distribución de las copas

Copa Primera División: Valladolid, Levante, Sevilla, Osasuna, Granada, Betis, Valencia, Villarreal, Real Sociedad, Athletic y Barcelona.

Copa Segunda División: Almería, Girona y Rayo.

Copa Segunda B: Navalcarnero y Alcoyano.

Fechas de las eliminatorias de la Copa del Rey 2020-21

Octavos: 27 de enero de 2021

Cuartos: 3 de febrero de 2021

Semifinales: la ida se juega el 10 de febrero y la vuelta, el 3 de marzo de 2021

Final:17 de abril de 2021. (Antes se tendrá que jugar la final de la Copa del Rey de la edición 19-20 entre Real Sociedad y Athletic aplazada por el COVID. Cuya fecha podría ser el 4 de abril).

¿Qué sucede si no se puede jugar por el COVID?

Ante la amenaza de la pandemia, la Federación ha añadido en sus bases de competición qué hacer y cómo actuar en caso de que el COVID impida jugar algún partido para trata de asegurar la finalización del torneo. Para que la competición se suspenda, se debería dar la circunstancia de que no se disputasen una o varias eliminatorias (sin contar la final) antes del 30 de junio, cuando está establecido el final de la temporada 20-21. En ese caso el título quedaría desierto. Si solo quedase por jugar la final (como ha pasado en la edición 19-20), se disputaría a lo largo de la siguiente campaña, siempre y cuando se juegue antes que la siguiente final.

Pero, en caso de que no se pudiera jugar uno o varios partidos de alguna eliminatoria, ya sea por positivos en algún equipo o por las medidas de restricción de movimiento de alguna zona geográfica en particular, ha establecido el qué hacer. “Si por cualquier circunstancia de fuerza mayor no se pudieran disputar algunos partidos de la eliminatoria y sí otros, se dará continuidad con los equipos vencedores que sí la hubieren disputado y con aquellos equipos que no habiéndolas podido disputar el motivo no guardara relación con los integrantes de ese mismo equipo o con el territorio donde disputan los encuentros”, dice la RFEF en un comunicado. Es decir, si se enfrentan el equipo A contra el equipo B y no se puede jugar porque el conjunto B tiene varios positivos o no puede desplazarse, A pasará a la siguiente ronda.

Reparto de puntos y de errores

Osasuna desinfló el globo del Valencia y cerca estuvo de pincharlo. Mestalla sigue sin ver ganar a los de Gracia desde noviembre, que se quedan a vivir en la zona baja de la clasificación. Solo cuatro victorias en 19 jornadas. Normal que estén donde están. Osasuna hizo los dos goles, Calleri el suyo y Unai, el del Valencia. Los rojillos sumaron su quinto empate consecutivo y a ellos así tampoco no les salen las cuentas.

La solvencia de Osasuna le llevó a ponerse por delante en el marcador. Hasta el descanso, los de Arrasate no cometieron ni un error en defensa, mientras que Calleri castigó con sarna uno de los pocos desajustes -tremendo, eso sí- del Valencia. Calleri fusiló a Jaume tras un contragolpe que gestaron Roberto Torres y Nacho Vidal y que nació casi en el área de Herrera con un saque en corto pero rápido de Unai García. Kang-in Lee no molestó como debiera y los rojillos pillaron a contrapié al resto de blanquinegros.

Escudo/Bandera Valencia

Ese gol premiaba la fe de Nacho Vidal (carrerón el suyo para doblar a Torres) y el picar piedra de Calleri, aunque suponía también un excesivo castigo para el Valencia, un equipo que había puesto más voluntad que talento para romper el muro que levantó Arrasate en Mestalla; con Roncaglia y Unai por detrás de Torrá y Javi Martínez y Moncayola, por delante suyo, un 4-1-4-1 que tanto le costó trepar a los che.

Osasuna regresó de los vestuarios convencido de que podía ser el día de romper su racha de 12 jornadas sin ganar. Inclusive Torró estuvo cerca del 0-2. El Valencia seguía dándose de bruces cada vez que trataba de acercarse a las inmediaciones de Sergio y Gracia no tuvo otra que mover banquillo. Y acertó. Con la entrada de Gameiro, Guedes y Yunus la muralla rojilla empezó a tener grietas y por una de ellas llegó el gol blanquinegro, una buena combinación entre Maxi y Yunus que sin querer envió al fondo de la red Unai.

Escudo/Bandera Osasuna

Restaban más de 20 minutos, tiempo suficiente para que el Valencia hiciera sangre del golpe recibido por los rojillos por ese gol en propia puerta. Pero no fue así. Arrasate recuperó el control con los cambios (Manu, Kike e Iñigo) y si un equipo coqueteó con la victoria en la recta final ese fue Osasuna. Pero el palo dejó sin premio a Calleri y al final un punto para cada uno, que es poco para lo mucho que necesitaban.


Gracia: “Lo hecho fue insuficiente”

Lectura del partido: Decepcionado por el resultado, teníamos grandes esperanzas en la victoria y no fue así. Fue un partido de dominio territorial, con poca claridad en nuestra parte final. El rival tuvo transiciones rápidas y ocasiones. Pudo haber caído para cualquiera de las dos partidos. Sumamos pero no es lo que queríamos.

Ocasiones que se generó: Necesitamos generar más ocasiones, sí. Pero somos un equipo eficaz, hacemos goles: Nuestro debe están en los goles que recibimos.

Ecuador de la Liga; Estamos en una situación difícil. Lo hecho hasta ahora es insuficiente, claro. Seguimos sumando, pero no es lo que esperábamos. Queríamos seguir con la misma tendencia. Hay que trabajar para el siguiente partido.

Cambios

Gameiro (57′, Lee Kang-In), Yunus Musah (58′, Uros Racic), Gonçalo Guedes (67′, Cheryshev), Manu Sánchez (74′, Rubén García), Íñigo Pérez (74′, Roberto Torres), Barja (74′, Javi Martínez), Oier (86′, Jon Moncayola)

Goles

0-1, 41′: Jonathan Calleri, 1-1, 68′: Unai García

Tarjetas

Arbitro: Alejandro José Hernández Hernández
Arbitro VAR: Jorge Figueroa Vázquez
Nacho Vidal (45′,Amarilla) Wass (59′,Amarilla) Alvaro Armada Juan Cruz (70′,Amarilla) Manu Sánchez (76′,Amarilla

Clasificación

El Valencia, a punto de robar la perla del Lille

El Valencia está a punto de robarle al Lille una de sus mayores perlas: Fadiga Ouattara. El conjunto che tiene un acuerdo con el delantero y con el club francés para incorporarlo en calidad de cedido con una opción de compra a final de temporada que, si todo marcha como lo esperado, se hará efectiva. El futbolista, de apenas 19 años, comenzará a dar sus primeros pasos como blanquinegro en el filial pero la idea de todas las partes es proyectarse al primer equipo tan pronto como los técnicos lo crean conveniente.

Ciertamente Ouattara es un habitual en los entrenamientos del primer equipo del Lille y ya ha debutado en la categoría de plata francesa pese a sus 19 años en el equipo ‘B’ de los franceses. El punta destaca por su velocidad, pero también por los 1,82 cm de físico que le permiten ir al choque con los rivales y no acusar el cambio físico que se produce de las categorías inferiores al fútbol de máximo nivel.

El año pasado el Valencia ya sufrió en sus carnes el poderío del delantero, que les marcó dos goles en la Uefa Youth League. Desde entonces la directiva che estuvo siempre atenta a sus pasos y tras un curso en el que el jugador no ha sentido la confianza por parte del primer equipo francés, el proyecto del Valencia focalizado en la cantera le ha convencido.

Eso sí, el fichaje no se puede acometer hasta que no se marche del club Noah Ndombasi, curiosamente una de las pocas perlas de Longoria que no ha tenido el resultado esperado. El delantero no ha jugado ni un minuto a las órdenes de Óscar Fernández y se encuentra en Francia realizando una prueba que de salir satisfactoriamente liberará la ficha que ocupará Ouattara. Se espera que esto se produzca a finales de esta semana.

En cuanto a primer equipo, el Valencia Club de Fútbol sigue con el mercado de fichajes paralizado en lo que a refuerzos inmediatos se refiere. Los nombres que se barajan para la entidad che siguen coleando, entre ellos el de Lucas Torreira una de las primeras opciones junto a Harry Winks, pero los movimientos definitivos no se acometen.

Gayà está listo para Osasuna

El Valencia regresó a los entrenamientos con el buen sabor de boca que dan las victorias. Contra el Alcorcón sumó la tercera consecutiva y estará en el sorteo de los octavos de final de la Copa del Rey del próximo viernes. Javi Gracia aprovechó la eliminatoria para dosificar esfuerzos entre sus jugadores y ello le permitirá que el jueves contra Osasuna varios de sus más habituales lleguen con las pilas cargadas, casos de Carlos Soler, Maxi Gómez o Daniel Wass.

Gracia, además, recupera efectivos para el partido del jueves en Mestalla. En la primera sesión de la semana, el técnico navarro ha podido contar con José Luis Gayà y Kevin Gameiro, que están ya recuperados de sus molestias (ligeras en el caso del capitán, quien ha llevado un trabajo al margen por preocaución), y Gabriel Paulista apurará hasta última hora sus opciones de entrar ya en dinámica de grupo para este partido o, en su defecto, para la visita al Wanda del domingo. 

Albelda hace historia con el Atzeneta y apuntilla al Valencia B

El Atzeneta de Albaida logró el premio que tanto ha buscado esta temporada. Los de Albelda sumaron su primer triunfo de la temporada y el primero del club en Segunda B en un duelo en el que ejecutaron el plan marcado por su técnico a la perfección y solo dejaron al Mestalla jugar durante 5 minutos. Los de Óscar Fernández tuvieron el balón y poco más, el muro visitante fue infranqueable para un equipo carente de ideas que no tuvo el desequilibrio de otras citas y al que los errores propios castigaron. Del minuto 60 al 70 los che lograron recortar diferencias dos veces seguidas, pero fue solo un espejismo, se jugó a lo que el Atzeneta quiso y solo William De Camargo, el día de su debut, fue capaz de alterar los planes de Albelda

Desde el minuto uno se jugó el partido que el equipo de Albelda pretendía: ritmo bajo, posesiones largas del Mestalla y muchos pases para que no pasara absolutamente nada. Los locales lo intentaban volcando el ataque por la izquierda con un Jesús Vázquez que tuvo dos internadas peligrosas y un centro ‘caramelo’ a Fran Navarro que el punta no remató, pero salvo esas acciones aisladas, el plan visitante salía a la perfección. Y como el fútbol solo es perfecto con goles, los visitantes redondearon su buena primera mitad ‘matando’ en la primera que tuvieron: Gutierrez se llevó el cuero tras un envío largo y desde el área, en diagonal a la portería, fusiló a Unai con un disparo cruzado.

El Mestalla llegó al minuto 45 rogando por el descanso y arrancó en el 46 casi rogando por el final. Los de Albelda arrancaron como aviones la segunda mitad y tras un error de Facu González en la salida de pelota, de nuevo Gutiérrez batió a Unai, aunque en esta ocasión el vasco pudo hacer más. Los visitantes no se quedaron ahí y buscaron el 0-3, pero el palo salvó a los del Turia de un mayor castigo y dio inicio a unos minutos de locura.

La locura empezó con la entrada de De Camargo al verde. El flamante nuevo fichaje blanquinegro solo tardó 3 minutos en asistir el día de su debut, tras peinar un buen centro de Carlos González. Para hacer buena esa asistencia estuvo el de siempre, Fran Navarro, que sumó su séptimo gol de la temporada. El Valencia parecía que despertaba, pero de nuevo los de Albelda les mandaron a la lona. Solo un minuto después de recortar diferencias, llegaba el 1-3 en una falta desde la derecha que Emaná, delantero blanquinegro, remató en su propia portería.
El Valencia mostró resistencia mental y pese al mazazo, solo dos minutos después volvió a recortar diferencias en una acción individual de Facu García que en la frontal del área regateó a dos rivales y remató potente a la meta rival.

A partir de ahí, las pulsaciones del encuentro bajaron. El Atzeneta se encerró en su área para mantener su botín y el Mestalla volvió a excederse en las posesiones largas que solo De Camargo lograba desequilibrar con regates y driblings. Al final por empuje el Mestalla llegó a la portería rival, pero no logró volver a rematar entre los tres palos y el resultado se mantuvo en 2-3. El Atzeneta logra su primera victoria en la categoría de bronce del fútbol español y el Mestalla queda en una situación muy delicada.

 

Anquela está en su salsa

Juan Antonio Anquela (Linares, 1957) lleva 20 años en los banquillos. El fútbol le ha llevado por Jaén, Huesca, Melilla, Águilas, Soria, Granada, Oviedo, A Coruña… aunque si se diera por válido que uno es de donde pace y no de donde nace, en su documentación pondría de Alcorcón, donde hoy dirigirá su partido número 160 como entrenador alfarero.

A Santo Domingo regresó -ocho años después- el pasado mes de noviembre y allí tratará hoy de volver hacer historia en la Copa del Rey (sigue el partido en directo en As.com). Quizás algún día la RAE de por válido el término ‘Alcorconazo’ de tanto que se usa para definir gestas coperas y la culpa de ello la tiene Anquela y su Alcorcón, un club que también se siente como pez en el agua en la competición.

El Valencia coge el testigo de Real Madrid, Espanyol, Athletic de Bilbao… históricos del fútbol español a los que el torneo del KO también les llevó hasta Santo Domingo, aunque en su caso lo hará a Las Rozas por culpa de Filomena. Nunca antes se han enfrentado alfareros y blanquinegros, cuyo principal vínculo se llama Carlos Arroyo, que en 1984 dejó Alcorcón por Mestalla para entrar al Top-10 de futbolistas con más partidos de la historia che (373). Hoy el vínculo es cosa de Carlos Bellvís, quien en el verano de 2005 llegó a jugar con el Valencia en cuatro amistosos de la mano Quique.

Relatos de ‘Cuentáme’ al margen, Javi Gracia sabe cómo se las gasta Anquela y avisó a los suyos: “Sus equipos compiten y exigen a cualquiera”. Desde la vuelta del jienense, en sus 12 partidos, 6 victorias, incluidas las coperas contra Lealtad y Real Zaragoza, y tres empates, en los que solo ha encajado 9 goles. El problema del Alcorcón, más allá del Valencia, es que Filomena se cruzó en sus rutinas. Desde el 5 de enero no compiten y en la última semana se han pasado casi más tiempo quitando nieve del que entrenando. Pero finalmente su gozo de jugar en casa en un pozo, porque no había garantías plenas de que el terreno de juego estuviera en buenas condiciones y ayer por la tarde la RFEF decidió que el encuentro se dispute en Las Rozas.

La única baja segura del Alcorcón es la de Hugo Fraile y Anquela volverá a dar a minutos a “aquellos que me lo piden a gritos y no están jugando tanto”. Los Castro, Bellvís, Samu Casado, Ernesto, Álvaro Juan o Reko. Gracia también moverá su árbol, aunque como él dice “somos una plantilla en la que no hay unidad A ni B sino un solo equipo”. El positivo por Covid de un canterano que trabaja asiduamente con ellos encendió las alarmas en Paterna. Pero Gracia contará con todos excepto Gameiro, Cillessen, Gabriel y Gayà.

Posibles Alineaciones:

Hora: 18:00 (DAZN)

Árbitro: Estrada Fernández (Catalán)

Alcorcón (1-4-2-3-1): Samu Casado; Castro, José León, Escobar, Bellvís; Reko, Juanma; Ernesto, Sosa, Ale Llamas; Barbero. Entrenador, Anquela.

Valencia (1-4-4-2): Cristian Rivero; Correia, Mangala, Hugo Guillamón, Lato; Yunus, Racic, Koba, Guedes; Manu Vallejo y Sobrino. Entrenador, Gracia.

 

TV: DAZN

Árbitro: Estrada Fernández (Cataluña)

El Alcorcón-Valencia finalmente se juega este domingo en la Ciudad del fútbol de Las Rozas

No ha podido ser. En los últimos días todos los empleados de la AD Alcorcón se han volcado en tratar de retirar la nieve y también el hielo tanto de Santo Domingo como del estadio anexo. El trabajo intensivo llevado a cabo desde principio de semana por parte del Alcorcón ha conseguido retirar el 90% de la nieve. Anquela, técnico alfarero, mostraba su preocupación por el estado del césped, pero se mostraba orgulloso del esfuerzo del Club “me preocupa el estado del césped. En este Club estos días ha limpiado nieve desde el jefe hasta el último empleado. Entre todos. Poniéndole dos narices”.

Sin embargo, la persistencia de las bajas temperaturas en las noches y por la mañana en la ciudad están provocando que las capas de hielo persistan. Cabe destacar que este sábado en la ciudad se llegaron a registrar nueve bajo cero, el domingo está previsto que se alcancen los 12 bajo cero y el lunes los siete grados negativos. Esto, unido a las restricciones técnicas por el intenso drenaje de los últimos días, “hacen inviable la celebración del encuentro en el estadio de Santo Domingo” según el Club. Además, en el Anexo tampoco se puede jugar ya que no tiene las condiciones para la organización y retransmisión del partido.

El encuentro de Copa del Rey de este domingo entre el Alcorcón y el Valencia se disputará el domingo a las 18:00 horas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. La entidad alfarera en un comunicado ha querido “Agradecer de nuevo a empleados, técnicos, directivos, aficionados y proveedores que han ayudado en las intensas tareas de limpieza que se han desarrollado a lo largo de la semana para despejar de nieve accesos, campo de entrenamiento y campo de juego”.

Carlos Arroyo: “Mi generación llevó al Valencia de Segunda a pelear por títulos”

A veces los apodos en el fútbol se hacen eternos sin tan siquiera saber de dónde vienen. Es lo que le sucede a Carlos Arroyo (Madrid, 1966), a quien se le conoce como el ‘Príncipe de Alcorcón’ y ni él mismo sabe quién se lo puso. Arroyo, un adelantado al tiki-taka, centrocampista de clase, con técnica y visión, con llegada y también gol, es uno de los pocos vínculos en común que tienen el Alcorcón y el Valencia, dos clubes que se enfrentan por primera vez en su historia en esta ronda de la Copa del Rey.

Carlos Arroyo llegó al Valencia procedente del Alcorcón. Eran tiempos convulsos en el club de Mestalla. En su primer año pasó las de Caín para cobrar religiosamente su salario y en su segunda temporada sufrió desde un Hospital de Madrid el descenso a Segunda División. Pero ahí comenzó a escribirse su historia. Carlos Arroyo es parte de la generación de futbolistas que a finales de los años 80 y durante la década de los 90 llevaron al Valencia de los infiernos al cielo. De la Segunda División a ser subcampeones de Liga y Copa. Sólo les faltó tocar metal, aunque hicieron méritos para ello. Pero como dice el propio Arroyo: “Nuestro trabajo lo aprovechó la siguiente generación”.

Carlos Arroyo llegó con 17 años y se marchó a los 30, unos “30 que no son los de ahora”. En sus 12 temporadas en el primer equipo del Valencia (“Quién me lo iba a decir cuando llegué del Alcorcón”) jugó 373 partidos oficiales, una cifra que le coloca en el Top-10 de jugadores con más partidos en la historia del club. En ellos anotó 52 goles: el último contra el Espanyol, en su adiós a Mestalla y al Valencia, un gol que hizo soñar al valencianismo con ganar la Liga en 1996 hasta la última jornada. Desde hace años Arroyo trabaja en la Academia del Valencia, donde ha sido parte de la formación de chavales como Isco, Alcácer, Gayà, Ferran e incluso Racic. De todo ello habla Carlos Arroyo con AS. De sus orígenes, su pasado por el Valencia y también el “mucho” futuro que le ve a esta generación que tanto le recuerda a la suya.

¿De dónde le viene lo de “Príncipe de Alcorcón”?

La verdad, no lo sé. Quizás algún periodista. Mucha gente se piensa que es porque soy de allí, pero yo nací en Madrid. En el Gregorio Marañón y crecí en Cuatro Vientos.

¿Y cómo llegó al Alcorcón?

Te diría que por mi hermano, que es cuatro años mayor. Él se fue a jugar allí y yo fui detrás. Tenía 12 años. Antes había estado en equipos de barrio y en el Boadilla del Monte. Fuimos al Alcorcón porque teníamos familia allí, mis abuelos y mis tíos, y conocían a alguien del club y nos llamaron. Mi hermano, que ahora vive en Navalcarnero, dejó de jugar porque se lesionó y empezó a trabajar en El Corte Inglés.

Es que llegar a la élite es muy difícil…

Y te diría que entonces casi más. Había menos representantes, menos seguimiento en prensa… todo era más por el boca a boca. Un presidente que conocía a otro, un entrenador que era a su vez ojeador de otro club… Ahora todo está más profesionalizado. Eran campos de tierra. Las condiciones eran pésimas en comparación a las de hoy. Y luego los problemas para llegar. Cuando mi padre no podía llevarnos, nos íbamos en metro, que nos dejaba a tres kilómetros de las instalaciones. Pero yo tuve allí muy buenos entrenadores. En juveniles fuimos subcampeones de España

¿Cómo llegó al Valencia?

Pues por el boca a boca que le comentaba. Mestre o Buqué tenían un familiar en Alcorcón y les dijo que vinieran a verme. Yo debuté con 17 años en Tercera. Curiosamente en esa temporada jugué contra el Pegaso de Quique Sánchez Flores.

¿Tuvo más propuestas?

Cuando el club se enteró que el Valencia estaba detrás de mí, alguien le avisó al Real Madrid y me citaron una semana para entrenar en la Ciudad Deportiva. Allí estuve con los Míchel, Butragueño… La temporada había terminado y solo fueron entrenamientos. Me dijeron que volviera en pretemporada, que querían verme más, pero yo tomé la decisión de irme al Valencia.

Todo un cambio de vida.

Cuando me dijeron que me quería el Valencia yo no me lo creía. Pasaba de Tercera a un grande de España. En el Alcorcón me daban 10.000 pesetas al mes y porque ellos querían, porque no tenía ningún contrato. Y el Valencia pactó con mi padre un contrato de amateur compensado, que significaba que entrenaría con el primer equipo, pero jugaría con el filial. Así estuve media Liga, hasta que en enero empezaron a convocarme con asiduidad.

Pero su debut fue en septiembre de 1984 por la Huelga de Futbolistas.

Sí. Eso fue una cosa puntual. El club, entre comillas, nos obligó a jugar por la Huelga, aunque ya te digo yo que cuando tienes 17 años y te dicen que vas a jugar en Primera… te lanzas de cabeza. Ese partido fue en Mestalla y nos salió muy bien. Ganamos 5-1 al Espanyol. Fue un escaparate para los jóvenes. Pero la oportunidad de verdad me llegó en enero contra el Betis. Robert y Subirats estaban lesionados y el entrenador (Roberto Gil) me dijo que viajaría y jugaría. Marqué un gol y ganamos 1-3. Ya no bajé más al Mestalla.

Fueron tiempos difíciles en el club.

La situación económica era muy mala. Llamaba a mi padre preocupado porque había meses que no nos pagaban. El equipo se resintió y llegó el año del descenso. Esa fue una mala temporada para mí, porque me lesioné en el pubis y jugué con mucho dolor hasta que Di Stéfano me dijo: “Chico, así no puedes seguir”. Me operé en Madrid. Estuve mucho tiempo en el hospital. No era como ahora. Recuerdo que me ponían sacos de tierra en la pierna para la recuperación. Allí seguía las jornadas y veía que nos íbamos a Segunda. Fue agobiante.

Pero un año después ascendieron. Usted jugó 33 partidos.

El equipo se rehízo rápidamente. Había mucha gente joven en el vestuario y la afición respondió de locura. Nos venía a ver más gente en Segunda que en Primera. Valencia se volcó con nosotros y nosotros con el club. Es curioso, porque a fin de cuentas estábamos en Segunda, pero lo recuerdo como un año muy bonito. Y mira, esa generación fue creciendo con el tiempo y en paralelo al club. Cuando llegó Víctor Espárrago devolvimos al Valencia a la zona en la que tenía que estar.

De hecho, en el formato actual ustedes hubieran jugado varios años la Champions.

Eso lo comentó muchas veces con Fernando y con Roberto. En los años de Espárrago o de Hiddink hubiéramos jugado mínimo cuatro veces la Champions. Fuimos subcampeones de Copa, de Liga…

Esa generación se merecía un título.

Sinceramente, sí. Pero yo estoy muy orgulloso de esa etapa. Fuimos durante muchos años casi los mismos. Crecimos como equipo. Llevamos al Valencia de Segunda a pelear por títulos. Nos faltó solo eso, ganarlo, aunque creo que nuestro trabajo lo aprovechó la siguiente generación. Pero nos queda esa espina. Cuánto recuerdo aquella final de Copa contra el Deportivo…

Para los millenians, ¿qué tipo de futbolista era Carlos Arroyo?

La gente me catalogaba como un jugador muy técnico. Nací con esa virtud, porque mi padre no había sido deportista. De niño me pasaba tres y cuatro horas cada tarde golpeando un balón a la pared en la calle donde vivía. Pero desde siempre interpreté bien los partidos, me anticipaba a las jugadas visualmente… Me considero un jugador técnico, ofensivo, creativo, daba asistencias…

Y con gol. 52 hizo con el Valencia.

Sí, también me gustaba intentar hacer goles.

¿Con cuál se queda?

Hubo uno que marqué en Barcelona nada más ascender que me hizo mucha ilusión. Ganamos 0-1 en el Camp Nou y aquel fue el primer partido que mi padre me veía en directo fuera de casa. Se vino con un amigo, les conseguí dos invitaciones y cuando marqué miraba a la grada a ver si les veía… pero claro, con 80.000 personas, a ver quién les encuentra (ríe). Recuerdo otro en el Bernabéu, que no sirvió para nada porque perdimos, pero siempre podré decir que he marcado un gol en el Bernabéu. ¿El más bello? Me quedo con uno que marqué en Sevilla, que además nos clasificó para la Copa de la UEFA. ¡Qué nivel había entonces en la UEFA de entonces! Ahí tenías a tres equipos italianos, alemanes, ingleses…

¿Era un fútbol más duro?

Y tanto. Los futbolistas como yo, muy técnicos, éramos vistos como flojeras. Entonces reinaban los fortachones… Había un lateral izquierdo del Valladolid, que no recuerdo el nombre, que me llevaba frito. Y me impresionó una vez que fuimos al Vicente Calderón y se me ocurrió hacerle un sombreito a Arteche. Cuando me giré tenía la planta en el pecho a lo Xabi Alonso en el Mundial. Pero allí no expulsaban a nadie: “Levantase y siga”, me dijo el árbitro. En esa época iban a cazarte y se veía bien, la gente hasta lo aplaudía… como me hubiera gustado nacer en esta generación o en la de Cruyff, a quien yo le gustaba.

¿Cuándo llegó del Alcorcón, imaginaba que pasaría 12 años en el Valencia y el resto de su vida en la ciudad?

¡Qué va! Para nada. Yo nunca pensé en llegar a ser profesional. Solo quería jugar junto a mi hermano. ¡Cómo iba a imaginar que jugaría 373 partidos con el Valencia (décimo jugador con más partidos de la historia)!

Nunca jugó menos de 20 partido.

Algunos años más de titular, otros menos. Muchos me recuerdan más como suplente, pero todos los entrenadores contaron conmigo. Solo el mi último año con Luis Aragonés me consideré el jugador número 12 y aún así marqué un gol contra el Espanyol que nos hizo soñar con la Liga hasta la última jornada.

Se fue cuando tenía solo 30 años.

Pero es que los 30 años de antes no son los de ahora. Entonces nos metían unas palizas que no había cuerpo que las aguantara mucho tiempo. El método de entrenamiento influye en la duración de la vida profesional de un futbolista. Ahora se cuida todo más. Nosotros teníamos un masajista y gracias. Los circuitos físicos de Espárrago eran una barbaridad, con sacos de 10 kilos. Era el sargento de hierro, aunque un grandísimo entrenador. Todo cambió con Hiddink, que cuando nos decía que íbamos a entrenar con balón no nos lo creíamos. En esa época, más de diez años en Primera estaba solo al alcance de superdotados como (Ricardo) Arias.

Colgó las botas en el Villarreal, con el que también ascendió.

El Valencia solo quería renovarme por un año y allí me ofrecieron dos. Fue una etapa bonita también. Pero tuve que retirarme porque me lesioné y no podía más. Para que el césped de El Madrigal estuviera bien en los partidos, entrenábamos en diferentes campos de la provincia y eso me terminó de rematar.

Y prácticamente desde entonces, vinculado a la Academia del Valencia.

Llevo muchos años, sí. A Gayà lo tuve en cadetes, a Ferran, a Isco, a Alcácer… Para mí está bien que se apueste por los jóvenes. Es un proceso natural. A Racic también lo hemos tenido en el Mestalla y se le ve que se está haciendo un muy buen jugador. Todos los equipos, menos un par, tienen que vivir de la cantera.

En el fútbol actual, ¿puede crecer un proyecto como el de su generación en el Valencia? Antes me hablaba de ese equipo de gente joven que fue creciendo con los años hasta pelear por títulos.

Entiendo que en el fútbol es difícil tener paciencia, pero creo firmemente hay que tenerla. Nosotros fuimos un ejemplo. La situación en el club estaba jodida y había que tirar con los canteranos, que éramos nosotros: Fenoll, Sixto, Fernando, Quique, Giner … Se dieron las circunstancias y puede haber cierta similitud, ¿por qué no?.

La última, porque llevamos una hora de conversación y no le he preguntado cómo ve la eliminatoria entre el Alcorcón y el Valencia.

Hoy en día no me fio ni un pelo de nadie. El Alcorcón no tienen nada que perder y la responsabilidad la tiene el club de Primera es máxima. Pero el Valencia tiene que ser superior.

Precaución con Gayà

El Valencia se ejercitó para preparar el duelo copero ante el Alcorcón el próximo domingo a las 18:00 horas. En el entrenamiento cobraron relevancia en los ejercicios de partidillo aquellos futbolistas menos habituales y que tendrán su oportunidad en el Santo Domingo, tales como Mangala, Koba, Lato o Vallejo. No obstante, el susto de la mañana lo dio uno de los imprescindibles en la disciplina che: José Gayà.

El capitán se tuvo que retirar del entrenamiento antes de que este concluyera al sentir un pinchazo en el isquiotibial. A mitad ejercicio sintió un dolor en la zona y automáticamente acudió con el cuerpo médico con gestos de dolor, para posteriormente marcharse dentro de la Ciudad Deportiva a tratarse.

Tras someterse a un control por parte de los doctores, el futbolista abandonó Paterna por su propio pie y no fue necesario marcharse a una clínica externa a ejecutar un diagnóstico mayor por lo que se trató solo de una molestia y el propio futbolista paró de entrenar para prevenir posibles lesiones. Tanto en el club como el propio futbolistas son muy prudentes con el isquiotibial ya que ya ha estado lesionado de esa zona esta misma temporada y es un músculo que le ha lastrado a lo largo de su carrea.

Gayà es la voz y el corazón de Valencia tanto en el vestuario como sobre el terreno de juego. El capitán, que ya suma 3 asistencias y está a otras tres de igualar su mejor registro, ha sido clave para evitar que el equipo se terminara de romper por completo en los peores momentos, es un referente para el resto de sus compañeros y un fijo para Gracia. Por suerte, este fin de semana en un principio no iba a partir de inicio dado que la Copa, hasta la fecha, es para Toni Lato quien además rindió muy bien en Yeclano, por lo que tiene tiempo para recuperarse de las molestias.

Mister Underdog: el análisis táctico del Valencia de Gracia

En la nueva entrega semanal de Mister Underdog se analiza tácticamente a Javi Gracia y el Valencia de esta temporada. Lo mejor y lo peor del club ché esta temporada sobre el tapete.

No te olvides de repasar todas las noticias de Mr Underdog. Además, puedes seguir este y más capítulos de Mr Underdog en su Blog o en el canal de YouTube de Mister Underdog.