Robertone: “En el vestuario se siente que estamos fuertes”

La pasada temporada apenas disputó catorce partidos como titular en liga. En su segunda con la rojiblanca, pero ya como uno de los capitanes del primer equipo, Lucas Robertone es pilar en los planes de Rubi. El centrocampista se ha repuesto de diferentes lesiones durante el curso y ahora quiere disfrutar rubricando el objetivo marcado por Turki Al-Sheikh en agosto de 2019. Para ello confía en la fortaleza mental de la caseta rojiblanca, sin ningún tipo de relajación en las horas previas al partido del ascenso.

Escudo/Bandera Almería

– A 90 minutos de la gloria, ¿la ve cerca o todavía lejos?

Uno viene con la euforia o esta ilusión de que fechas anteriores se podía haber dado matemáticamente, pero no se dio y falta ese pasito de este partido para lograr ese ascenso ganando, incluso si se dan otros resultados.

– ¿Será una ventaja no tener que depender de otros resultados?

En el fútbol depender de uno mismo es muy importante para no tener que esperar a otros resultados, la posición es privilegiada, siendo líderes. Si hacemos bien las cosas como hasta ahora, con confianza, cumpliremos el objetivo.

– ¿Cree que los nervios podrían provocar que se encogieran las piernas?

Una vez que el equipo entra al campo está tranquilo porque sabe que viene haciendo bien las cosas y no nos están metiendo goles en los cuatro últimos partidos. En un momento golpeamos fuerte y debemos seguir por este camino.

– El Alcorcón está descendido, pero tiene el sello de aguerrido impreso por Fran Fernández.

Más allá de que ya esté descendido, debemos respetar a cualquier rival porque vendrán a pelear por ganarlo pese a no tener ya un objetivo deportivo. En esta división nada es fácil, así seamos primeros y ellos últimos.

– ¿Están mentalmente tan bien como aparentan?

En el vestuario se siente que estamos fuertes. Es lo mejor que nos puede pasar en esta etapa, llegar sin dudas, nervios ni temores.

– ¿Podrá dormir el viernes?

Generalmente tengo ansiedad y nervios durante la semana por la importancia del partido, pero el día antes o en la concentración me gusta descansar y dormir, no tengo problema con eso. Se siente el apoyo de toda la ciudad, nos vemos reflejados en ellos y también ellos en el equipo. Eso nos da fuerza para afrontar los dos últimos partidos.

– Samu no se conforma solo con el ascenso, dice que también quiere acabar campeón.

Sin duda queremos las dos cosas, opino como Samu y seguramente cualquier jugador que le preguntes. Somos líderes e iremos a por todo intentando ganar estos dos partidos.

– ¿Es bueno recalcar que los partidos no se ganan al descanso?

El equipo ha encontrado el momento de golpear en la segunda parte yendo 0-0 al descanso por los espacios que se abren y la calidad ofensiva que tenemos. Hasta el 90 hay que estar tranquilos. Hemos peleado y sufrido muchísimo. En esos momentos de sufrir en cada partido el equipo supo sobreponerse y es una de las claves de que tenga esa cantidad de puntos.

– ¿Ve algún síntoma de relajación en el vestuario?

Cero. El equipo está igual que el primer día de la pretemporada, es algo increíble. Parece normal que alguno se relajara, pero no, estamos confiados, con ilusión y ganas.

Javi Gracia: “En 2013 se antepuso el objetivo colectivo a cualquier situación personal”

Javi Gracia tocó el cielo de Almería la noche del 22 de junio de 2013. El técnico navarro es el único entrenador junto a Unai Emery que ha conseguido ascender a Primera División con el conjunto rojiblanco. Desde tierras cataríes, donde ha logrado la última liga con el Al-Saad que entrenaba Xavi Hernández, atiende a la emisora oficial de radio de la entidad indálica. Gracia rememora con orgullo esa temporada 12-13 y le pide a la hinchada almeriense que disfrute de un día histórico para el deporte de su provincia.

Escudo/Bandera Almería

¿Cómo le va por Qatar?

Estoy en Doha, me vine en noviembre cuando el Al-Sadd, que ya era primero, cambió de entrenador. Xavi dejó el equipo para irse al Barça, me reuní con ellos, conocí esto y tomé la decisión de venir. La experiencia ha sido muy buena, siendo campeones de Liga y en Copa llegamos a semifinales. Estamos en vacaciones a la espera de la temporada que viene y conversar con el club para tomar una decisión.

El país debe estar expectante por el Mundial.

El país se ve ilusionado. Ha trabajado mucho preparando unos estadios espectaculares. Va a estar preparado para recibir a mucha gente y que sea un Mundial diferente. Lo están trabajando muy bien y creo que va a merecer la pena una experiencia con todo este esfuerzo y sacrificio a nivel organizativo con tantos contratiempos.

¿Está preparado para ceder el título de último entrenador en ascender con el Almería a Rubi?

Espero que sea porque esté muchos años en Primera. Estoy muy contento por la etapa que viví en Almería y por la suerte de encontrarme a tanta buena gente disfrutando de los momentos buenos y malos de la temporada, logrando el objetivo de ascender como recompensa a mucho trabajo e ilusión. Actualmente veo que un club como el Almería puede volver a Primera, estoy seguro de que lo hará, y disfrutaré verlo en Primera en manos de Rubi, que fue nuestro rival en la final con el Girona cuando subimos tras elminarlos a ellos y a Las Palmas. Siempre ha tenido un comportamiento muy bueno, sin tener una relación profunda me siento bien cuando intercambio llamada con él. Le deseo lo mejor.

¿Qué habló con Rubi tras aquel 3-0 al Girona que certificaba el ascenso?

El recuerdo es de momentos muy intensos de una gran emoción, por el resultado teníamos ventaja para permitirme el lujo de hablar con él antes de acabar. Quise felicitarlo por todo lo que habían hecho porque fue merecedor del ascenso por lo que habían hecho durante la liga. Era un gran equipo que no tuvo esa fortuna que hace falta para lograrlo. Le deseaba que le fuera muy bien y luego ha tenido una recompensa en diferentes equipos. No me sorprende.

Tuvo mucho mérito aquella promoción de ascenso.

Ha sido siempre un objetivo muy difícil poque son muchos meses y hay que ser muy constante. Tuvimos a un gran Elche y un gran Villarreal con gran potencial. Cuando perdimos en Murcia fue el momento más delicado, pero gracias a la calidad profesional y personal de los jugadores y esa fortaleza que se había generado durante todo el año, en base a muchas razones, el grupo supo superar esos momentos demostrando ser merecedor del ascenso por un camino más largo que también disfrutamos.

La derrota en Murcia marcó un punto de inflexión, con cinco victorias seguidas después.

Son momentos duros que hay que ser sincero y decir las cosas como son. A veces no gusta, pero es así. El gran mérito de aquella plantilla fue su calidad y fortaleza, además de la unión para lograr el objetivo que todos queríamos. Nunca sabes cómo van a salir las cosas, ahora es fácil decir que cualquier cosa fue la clave para que todo acabara bien, pero hubo un caldo de cultivo de mucho compañerismo, generosidad y trabajo que anteponen un objetivo colectivo a cualquier situación personal por la que podían pasar una serie de jugadores. Esa fue la clave.

¿El mejor valor de un entrenador es su credibilidad?

El entrenador siempre trata de hacer su trabajo lo mejor que puede y hay circunstancias que hacen que a veces sea más sencillo o más complicado. Todo pasa por lograr buenos resultados; de lo contrario, no hay credibilidad alguna. Que el jugador esté convencido de lo que el equipo necesita, aparte de lo que él necesita, es la clave de que todo pueda acabar en éxito. Es la dificultad que se tenía y cada día se tiene más, la inmediatez en todo. El puesto del entrenador depende mucho de eso.

¿Cree que un ascenso es el mejor título posible?

Uno guarda con mucho cariño muchos recuerdos, no sólo de conseguir ese premio final como puede ser un ascenso. Aquí hemos ganado un título de liga y tienes la medallita en casa. No sólo eso alimenta el ego del entrenador. Para mí ha habido temporadas que, sin lograr títulos, hemos estado a un grandísimo nivel logrando un puesto clasificatorio meritorIo. A nivel social se reconocen más los títulos, pero el trabajo de los profesionales hay que valorarlo en función de las posibilidades que se tienen. No somos algo aparte del resto del mundo. El ascenso lo tengo muy presente y estoy muy orgulloso.

Siempre dijo que había que saber disfrutar del camino.

El entrenador actual lo sabrá mejor que nadie, mejor que yo por supuesto. Sabrá gestionar lo que ha hecho tan bien durante toda la temporada. Tienen una fortaleza anímica tremenda y cualquier cosa que haga va a estar bien. Es cuestión de que las horas pasen y la ansiedad no pueda con el objetivo que se va a cumplir, haciéndose las cosas con la mayor naturalidad posible.

¿Qué le parece el actual proyecto del Almería?

Es otro club, con nueva presidencia que ha intentado cambiar muchas cosas desde el principio y se ha visto su ambición. Luego todo puede ser posible porque con buenos profesionales y eligiéndolos bien, tienes opciones. Hay mucha competencia en la categoría y no es fácil porque hay capitales de provincia importantes que no logran ese objetivo. No hay que desmerecer que por el hecho de tener posibilidades se va a conseguir porque muchos otros no lo logran. Era uno de los candidatos, pero después de hacer un trabajo meritorio.

¿Tiene algún mensaje para el aficionado rojiblanco?

Lo que puedo decirle es que enhorabuena porque lo tiene a tiro y seguro que lo van a conseguir. Que lo disfruten mucho porque uno no sabe cómo van a venir las cosas. Nunca sabes cuándo se acaba el libro, deben valorar lo que tienen, que lo hacen, y que cuiden a su entrenador, jugadores y la gente del club, que es la mejor manera de disfrutar. El Almería debe estar orgulloso estando en Primera, en Segunda o donde estén. En Primera se disfrutará lógicamente mucho más por el seguimiento a nivel nacional.

Reina da el primer paso hacia el Málaga y confirma su adiós al Mallorca

El Málaga, a pesar de sus problemas clasificatorios durante la segunda mitad de la temporada, lleva meses trabajando en el proyecto de la próxima campaña. En él entra de lleno Manolo Reina, a quien la dirección deportiva ya tiene atado con vistas al ejercicio 2022-23. El trabuqueño reforzará una portería en la que cumplen contrato Dani Barrio (no continuará) y Dani Martín (acaba su cesión el 30 de junio pero su futuro aún no está definido y el Málaga está atento).

El primer paso para el desembarco de Reina en La Rosaleda ya está dado. El propio portero ha confirmado en el programa ‘Jugam a Fora de Joc’ de Fibwi4 que no continuará en la isla: “Desgraciadamente, el del Rayo fue mi último partido con la camiseta del Real Mallorca en Son Moix. Evidentemente, el fútbol son etapas y es un partido que voy a recordar toda la vida y ojalá nos ayude a quedarnos en Primera División”.

“El Mallorca es el equipo que más me ha dado, le tengo mucho aprecio y habrá siempre un mallorquinista más donde vaya. Me han tratado muy bien desde que llegué hace cinco años y uno no lo olvida.Veremos a final de temporada lo que decidimos”, añadió.

Escudo/Bandera Málaga

Su hoja de ruta apunta al Málaga, donde retomará la historia que comenzó a escribir el 5 de marzo de 2006 con solo 20 años cuando Manolo Hierro le hizo debutar ante el Valencia en La Rosaleda (0-0). Luego recaló en el filial del Levante y comenzó a dibujar una carrera que le llevó por el primer equipo granota, Cartagena, AEP Paphos de Chipre, Atromitos griego, Nàstic de Tarragona y Mallorca, donde ha militado las cinco últimas temporadas llegando a convertirse en capitán y uno de los referentes del proyecto.

Amén de Reina, Manolo Gaspar y su equipo deberán cerrar la llegada de otro portero. En los últimos tiempos ha ganado muchos enteros la opción de Dani Martín. Está por ver qué pretende el Betis, que en su día pagó cinco millones por el asturiano, pero lo cierto es que el gijonés ha convencido a todo el mundo en La Rosaleda desde la llegada de Pablo Guede, convirtiéndose en el mejor jugador malaguista sobre el césped en este tramo final de temporada.

Okay, primer fichaje del Getafe

Okay es el primer fichaje oficial del Getafe para la próxima temporada. El centrocampista turco, que en las últimas jornadas dio un alto rendimiento jugando de central, llegó al Coliseum en el mercado de invierno cedido por el Celta.

En las condiciones de esa operación figuraba la obligatoriedad de compra por parte del club de Ángel Torres si el Getafe lograba la permanencia en Primera. El precio: tres millones de euros. Como el equipo azulón ya se ha salvado matemáticamente, el Getafe ejecutará en breve dicha cláusula.

Okay llegó como centrocampista. En el centro del campo nunca tuvo sitio, pero Quique Flores le buscó una alternativa como central debido a su físico y buen trato de balón. Okay cubrió con éxito las bajas de Mitrovic, Djené o Cuenca, los tres centrales del esquema de Quique.

José Mari: “Queremos dejar al Cádiz donde se merece, en Primera”

El capitán del Cádiz, José Mari, atendió a los medios de comunicación en la previa del duelo ante el Deportivo Alavés del próximo domingo a partir de las 20:00 horas. Se trata de la última bala del equipo gaditano para intentar conseguir el objetivo de la permanencia en Primera División y el centrocampista mostró su optimismo e invitó a la afición a mantener las esperanzas vivas hasta el último suspiro.

Escudo/Bandera Cádiz

Buenas sensaciones. “Llevamos mucho tiempo jugando finales, mucho tiempo con un muy buen rendimiento. El camino de las últimas jornadas ha sido muy bueno, de buenas sensaciones, salvo en momentos puntuales. El equipo ha competido ante grandes equipos, ha hecho partidos muy buenos, ha sido merecedor de mejores resultados, el otro día la fortuna no nos sonrió”, explicaba.

La última final. “Solo queda centrarnos en lo que tenemos por delante, que es la última final. La última opción. Vamos con la confianza, el saber que haciendo lo que hacemos tenemos opciones y lo que no dependa de nosotros no tenemos que centrarnos en ello”.

Con ganas y optimismo a Vitoria. “El míster, lo primero que hizo, fue poner un entrenamiento el día después para que nos viéramos las caras y desapareciera la tristeza que teníamos. Los buenos momentos se llevan juntos, pero los malos es importantísimo estar juntos y solventarlo en grupo. El martes tuvimos día libre para estar con la familia. Ya hoy solo hay Vitoria, Alavés. Nuestro partido. Quiero mandar un mensaje de por qué no, de creer. Tenemos que creer, sabemos que lo merecemos, tenemos una comunión absoluta con nuestra afición. Iremos con todas las de la ley a dejarnos la vida a Mendizorroza”.

Confianza plena. “Vamos a llegar bastante bien al partido y fuertes, sabiendo que haciendo nuestro trabajo tenemos posibilidades de salvar la categoría. Vamos a Vitoria con mucha confianza para intentar dejar al Cádiz donde se merece, que es un año más en Primera División”.

El resto de resultados de la jornada. “Un partido cambia mucho y tiene muchos escenarios. Es inevitable enterarte y mirando de reojo al banquillo las caras dicen mucho, pero nosotros tenemos que centrarnos en nosotros mismos y cuando acabe el partido que nuestra gente nos mire a la cara y vean que nos hemos dejado la vida. Nosotros tenemos que provocar opciones de ganar el partido, siendo intensos, agresivos y yendo a por ellos. Nos estamos jugando el futuro de nuestra casa y nuestro club y eso es lo más importante”.

Partido contra el Real Madrid. “El partido del Madrid no acabó como queríamos porque el equipo desde que empezó salió con muchas ganas y buena predisposición, metiendo al Madrid en su campo, pero ellos tienen una calidad muy grande y solo pudimos sacar un empate. La gente se dio cuenta que el equipo está vivo y también teníamos la necesidad y el derecho de sentirnos tristes al acabar el partido porque para nosotros la situación había cambiado con un gol del Mallorca en el minuto 92. Hemos tenido varios días para ir lavando la cabeza y centrándonos en lo que teníamos que hacer. Hoy hemos hecho un gran entrenamiento y el equipo poco a poco va creciendo en la semana”.

Luis Muñoz: “A Antoñín le han dado palos por todos lados”

Sensaciones tras su regreso. “Me esperaba que estaría más cansado. La recuperación ha ido perfectamente. Estoy haciendo bastantes tratamientos, metiéndome hielo, cuidándome. Es lo que me queda porque son siete meses sin competir y no es nada fácil. Todo el que ha pasado por esta lesión lo sabe”.

¿Su regreso ha sido más por necesidad? “Es verdad que todavía no me encuentro al cien por ciento. Llevo siete meses y con esta lesión están volviendo a competir a los nueve meses. Todavía me falta un poco para llegar a mi nivel y a mi forma. La rodilla está perfecta, pero no tengo el ritmo de competición. Creo que fue por decisión del míster, que confiaba en que volviera. También es verdad que el equipo estaba necesitado”.

Escudo/Bandera Málaga

Momento oportuno para regresar. “En el hotel estábamos un poco intranquilos, nerviosos porque sabíamos lo que nos jugábamos porque estábamos a dos puntos del descenso y lo que representa el club. Desde la comida estábamos concentrados en que teníamos que sacar los tres puntos como fuera. No era fácil jugar contra el Tenerife, un equipo que se está jugando playoff. El equipo salió como salió y estábamos muy contentos”.

Jugadores como Sergio Canales o Sergio Asenjo pasaron por su mismo trance en varias ocasiones y regresaron a tope. ¿Durante su convalecencia pensó en estos casos? “Estas lesiones te vienen cuando menos te lo esperas. No me esperaba tener esta lesión. Hay que afrontarlo siempre de la mejor manera posible. Trabajar en la sombra no es nada fácil. Quiero agradecer a Toni (se refiere a Antonio Tapia, el recuperador) porque siempre ha estado conmigo en la sombra en todo momento. Sabe que he pasado por situaciones, no malas pero sí difíciles. Es una lesión donde tienes que ir pasando por ciclos de prueba o evolución. Gracias a Dios mi evolución ha ido a la perfección. He sido muy cabezón y he insistido mucho en recuperarme de la mejor manera posible. Y así ha sido”.

Visión desde fuera del equipo. “El primer mes y medio estuve un poco separado del grupo porque no podía venir a entrenar por la recuperación, los puntos y el descanso que tienes que tener. Ha sido un año complicado con situaciones que no esperábamos como mi lesión, la de Juande o las de otros compañeros. Pablo Chavarría volvía de lesión y le estaba costando un poco. Ahora está muy bien. Hablo con él e cada entrenamiento y le veo muy bien y se ha soltado de cómo venía. No ha sido nada fácil. En la primera vuelta esperábamos tener algo más. Llegaron baches y malos momentos y el club tuvo que tomar decisiones con cambio de entrenadores como todos hemos visto. Estamos donde hemos merecido estar. Mis compañeros han hecho un esfuerzo increíble y hubo partidos donde hemos tenido mala suerte no porque hayan sido mejores que nosotros sino porque la balanza se ha decantado más hacia el lado malo que hacia el lado bueno. Con la llegada del nuevo míster el equipo ha cogido un salto increíble. Ha metido energía positiva cien por cien en el grupo que era lo que necesitábamos”.

Charla con Pablo Guede. “He tenido un poco de incertidumbre, porque no llegué a competir al 100%. Le dije como me encontraba. Soy de aquí, soy malagueño, malaguista y me entran un poco las ganas y el corazón de poder competir con el equipo pese a no estar al 100%. Ahora que estoy disponible quería aportar”.

Prolegómenos de su salto al campo. “Hice un preventivo fuerte y el míster vino a mí y me dijo: ‘cuando salgas a los 10 minutos e voy a tener que cambiar’. Fue un preventivo fuerte y con muchos ejercicios porque esta lesión lo requiere En los primeros partidos estaba indeciso. Por volver a competir sabiendo lo que nos jugábamos. Pero transcurrieron los minutos y me sentí mejor, más a gusto. Pudimos ponernos por delante, no salió todo lo que entrenamos. Pienso que ha sido uno de los mejores partidos que hemos hecho durante el año. Esperemos sellar las con toda nuestra gente”.

Más cerca del objetivo. “Tranquilidad siempre hay que tener en todo momento. Todavía estamos con ganas de conseguir los tres puntos que es lo más importante. No hay nada salvado. Conseguimos tres puntos importantes pero no hay nada hecho. Tenemos que salir a dar el 100% para conseguir la victoria con nuestra gente”.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/18/segunda/1652880129_043133_1652880358_sumario_grande.jpg', '976', '582', 'Luis Muñoz durante su comparecencia ante la prensa. / Mariano Pozo&nbsp;(Diario As)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-22.046511627907″>

Luis Muñoz durante su comparecencia ante la prensa.
Mariano Pozo (Diario As)

Posible lleno en La Rosaleda. “La afición es muy importante para nosotros, es un partido difícil, complicado. El Burgos no nos lo va a poner fácil. Un recibimiento siempre es bueno, nos animan y nos ayudan el 100%. Cuando ellos están con nosotros, damos el 100%, Ha habido momento difíciles y no nos han dado de lado. Vinieron a hablar con nosotros para darnos nuestro apoyo. En momentos como los de ahora, es importante que se animen durante 90 minutos”.

La final contra el Burgos. “Desde el primer momento estamos hablando. Hoy mismo hemos hecho video, analizado cómo jugará el rival, como hacerle daño. Sabemos de primera mano que el sábado es importante conseguir la victoria. Es un año difícil y nos gustaría ganar aquí para disfrutar con nuestra gente. No ir a Lugo jugándonos la salvación”.

Luis Muñoz es preguntado por Antoñín, que no volverá a una convocatoria con Pablo Guede. “Nosotros hablamos con él en su momento. Le han llovido palos por todos lados. Tenemos que centrarnos en conseguir la victoria. Lo pasado, pasado está. Estamos todos unidos. Él quiere que nosotros ganemos sí o sí. Lo sé de primera mano. Tenemos que centrarnos en la victoria y dejar las cosas que han pasado ya”.

El Burgos llegará con todos los deberes hechos. “Aunque no se juegue nada, el Burgos es profesional, salimos a competir y dar el máximo. Tenemos que salir con todo, a morir, no va a ser un partido fácil. Es un equipo muy competitivo que aunque no se juegue nada quiere venir a ganar. Estamos para contrarrestar su juego, entrarles y hacerle daño”.

¿Qué espera de los aficionados? “Ellos saben la situación durante el año. Todos hubiéramos firmado estar como estamos. A cinco del descenso. Es un momento bonito , que venga toda nuestra gente. Estoy invitando a todos mis familiares y amigos y éstos, a su vez, a otros familiares y amigos. Queremos la Rosaleda llena”.

Sobre Kevin: “El fútbol moderno no es fácil. Lo mismo que estás arriba estás que abajo. Debe rener calma y mejorar cada día y entrenarse como si fuera el último día. Estar atento a todos tus compañeros. Todos queremos el bien colectivo y el bien individual. Todos nos ayudamos grupalmente. Yo pasé por esa situación. Lo más importante es nunca rendirse”.

Víctor Díaz: “No hay que volverse locos, la ansiedad no es buena”

Víctor Díaz, uno de los capitanes y pesos pesados del vestuario del Granada, ha comparecido este mediodía y ha pedido tranquilidad para manejar la situación y afrontar el partido del domingo ante el Espanyol. Los rojiblancos dependen de sí mismos y ganando certificarán su continuidad una temporada más en Primera División.

Claves para ganar: “Hacer lo que estamos haciendo últimamente. Estoy tranquilo, el equipo está compitiendo bien, entrenando muy bien y esas son las claves para conseguir el objetivo. El equipo ha ganado en empaque y tenemos que seguir siendo efectivos con las ocasiones que tengamos. Para nosotros no hay mayor premio que la salvación. Tranquilidad y ser los mismos que los de las últimas semanas”.

Escudo/Bandera Granada

Importancia de la experiencia en situaciones así: “Sabemos de la importancia que tiene para el club, para la ciudad y para todo el mundo. Hay que afrontarlo con tranquilidad. La ansiedad en estos casos no aporta nada bueno, estamos completamente confiados en que lo vamos a sacar. Tenemos el apoyo de la afición, se han agotado todas las entradas y va a haber un recibimiento como en cada ocasión especial. Estamos confiados en hacer las cosas bien, estamos preparando el partido para competir de la mejor manera”.

Mejoría del equipo: “Desde que llegó el míster las sensaciones han sido muy positivas. Desde el partido del Wanda cada semana hemos ido dando un pasito más y tenemos mucho margen de crecimiento. Me guío por las sensaciones y el equipo tiene muy buena presión tras pérdida, compite bien, genera ocasiones… Ante el Betis no salieron las cosas como esperábamos, pero estamos contentos en líneas generales con el rendimiento. Estamos centrados en ganar el partido y en dar una alegría a la afición. Es una semana muy larga, pero viene bien para trabajar todos los aspectos que el míster quiere poner en práctica para el partido. No hay que tener prisa. Vamos a descansar bien, prepararlo bien y estar listos para la exigencia del partido”.

Pendientes de otros partidos: “El primer error sería empezar mirando a los demás partidos. Nos hemos ganado depender de nosotros mismos, son noventa y pico minutos para ganar un partido. Pedimos que la gente esté con nosotros de principio a fin. Se puede ganar el partido en el minuto uno o en el 95. Tenemos que centrarnos en nosotros. Ganar nos sirve. Tenemos que centrarnos en nuestro partido y cuando acabe ya veremos lo que ha pasado. Debemos estar cien por cien focalizados en lo nuestro. Si empezamos a mirar los demás partidos, perdemos de vista lo que tenemos nosotros enfrente”.

¿Es posible aislarse del todo?: “En el campo sabes que algo ha pasado cuando se escuchan goles en la grada, puedes intuir algo. Pero si te pones a pensar en eso, pierdes el foco. Tenemos que ser fríos, estar concentrados, tener fuerza mental. Si no, sería un error”.

Fin a la ansiedad con Karanka: “Pensábamos que ganando los partidos de casa tendríamos la permanencia y teníamos esa ansiedad de ver que en muchos de esos partidos en casa no nos estaban saliendo las cosas. Ante el Athletic de Bilbao fue un guion muy bueno, el equipo compitió de principio a fin y la gente era consciente de la importancia del encuentro. Hay que estar tranquilos, jugar con la tensión justa porque nos estamos jugando algo muy importante como es la salvación. No tenemos que volvernos locos”.

Desgaste físico: “Nosotros nos exprimimos cada partido. Queremos aprovechar cada día de la semana para hidratarnos bien, comer bien, dormir bien y prepararnos para la exigencia que tenga el partido, que va a ser mucha. Va a hacer mucho calor y hay que dar el máximo. Nos queremos ir de vacaciones dándolo todo y consiguiendo el objetivo”.

Koundé, golpe de efecto del Chelsea

Se espera un verano de cambios en el oeste de Londres. A la venta forzada del club y las sanciones impuestas por el gobierno británico se le unen las salidas de futbolistas como Antonio Rüdiger o Andreas Christensen. Para suplir a estos dos defensas con destino La Liga, el Chelsea se ha fijado en el zaguero del Sevilla Jules Koundé. El francés será el primer objetivo una vez finalice la compra del club por parte de Todd Boehly, según informa GOAL.

Informa el medio inglés que el jugador de 23 años tiene un acuerdo verbal para mudarse a Londres este verano después de que las negociaciones no llegaran a buen puerto durante el pasado. Habiendo aceptado su nuevo contrato, el fichaje no terminó de completarse debido al precio que pedían los hispalenses. No hubo tiempo para resolver este asunto, pero ambos clubes ven positivamente la operación.

Otro futbolista de la liga española que suena para el conjunto inglés es José Giménez, del Atlético de Madrid. El uruguayo es otra de las opciones del Chelsea para reforzar su zaga de cara a la próxima campaña. Josko Gvardiol, del RB Leipzig, y Presnel Kimpembe, del PSG, son otros de los candidatos. Además de busca incorporaciones, el Chelsea deberá resolver los contratos de jugadores clave como Jorginho, N’Golo Kanté, Marcos Alonso o César Azpilicueta. A todos ellos les queda un solo año de contrato en Stamford Bridge.

Viera: “Empiezo a ver un equipo preparado”

Jonathan Viera compareció esta mañana en rueda de prensa para comentar cómo se afronta la jornada marcada en rojo desde hace algunas fechas. El capitán como suele ser habitual en estos partidos quiso transmitir tranquilidad. “La semana tiene que ser igual que el resto de las semanas. Las cosas están yendo bien, no hay por qué cambiarlas”. Siendo consciente de lo que le viene por delante, “es un partido importante, para disfrutar, para hacer feliz a la afición” comentaba respecto al encuentro ante el Oviedo.

Además confesó su templanza a la hora de hablar en la caseta con los más jóvenes. “Es fútbol, solamente es fútbol. Y no va a pasar nada más de lo que lleva pasando de aquí para atrás”. Palabras que dejan un aroma a la tranquilidad que transmitía Valerón, del que se acordó esta mañana. “Creo que esos años que estuve con él me han venido increíble para tener la cabeza y ser el jugador que soy hoy en día”, afirmaba el capitán amarillo.

Como no podía ser de otra forma, espera un partido complicado. “Se va a competir por los dos lados y vamos a tener que hacer las cosas muy bien si queremos ganar”. Advirtiendo que “si nosotros o la afición pensamos que lo vamos a ganar desde el minuto uno, estamos muy equivocados”. Aunque no escondió su confianza en el grupo “llevamos nueve partidos con siete victorias y dos empates y ahora empiezo a ver un equipo preparado mentalmente para lo que se nos viene”.

También tuvo palabras de elogio a la afición y su masivo desplazamiento a la península y a la velocidad que están adquiriendo entradas. “La gente está viendo que el equipo está haciendo un gran esfuerzo, que los chavales están compitiendo muy bien, en casa y fuera, y eso la gente lo ve, lo nota y así está”. Y es que el capitán conoce a su gente, “yo sabía que iba a responder porque siempre ha respondido”.

Escudo/Bandera Las Palmas

Cómo se plantea la semana previa al partido contra el Oviedo: “La semana tiene que ser igual que el resto de las semanas. Las cosas están yendo bien, no hay por qué cambiarlas. Hay que tomar la semana como es, una semana de entrenamientos y sabiendo que es un partido importante, para disfrutar, para hacer feliz a la afición que yo sabía que iba a responder porque siempre ha respondido”.

Lo que habla con los más jóvenes: “Cuando llevas muchos partidos encima como este, lógicamente, con los chavales que no tienen tanta experiencia, intentas hablar y decirles que estén tranquilos, porque es fútbol, solamente es fútbol y que no va a pasar nada más de lo que lleva pasando de aquí para atrás. Hay que tener tranquilidad, sabiendo que es un partido bonito y que los que tengamos la suerte de jugarlo debemos salir a hacer lo que sabemos, jugar al fútbol, jugar bien, competir y ganar”.

No le afecta estar apercibido: “Me pasó en Alcorcón, me pasó el partido anterior que también tenía cuatro tarjeta, esto es fútbol. Si me sacan la quinta el sábado pues tendrá que jugar otro compañero, esto es ley de vida. Está claro que me gustaría jugar todo lo que queda de aquí al final, pero bueno, los partidos son como son, se dan como se dan y si hay que hacer una falta que suponga una tarjeta, habrá que hacerla”.

El partido que espera: “Me imagino un partido intenso en el que se va a competir por los dos lados, en el que vamos a tener que hacer las cosas muy bien si queremos ganar y un partido con nuestra gente aquí, con el estadio lleno y jugando lo que nos estamos jugando pues yo creo que tenemos que salir desde la tranquilidad, sobre todo porque creo que es un partido muy, muy largo, y que si entre nosotros y la afición pensamos que lo vamos a ganar desde el minuto uno, estamos muy equivocados. Y que en 90, 94, 95 minutos que tiene el partido, tenemos que ganarlo. No tenemos otra”.

El ambiente previo: “He vivido muchos partidos importantes aquí en el estadio, pero sí es verdad que tengo una sensación diferente ahora, una sensación de ilusión que hacía mucho tiempo que no veía. Eso me pone muy contento. Sobre todo porque la gente está viendo que el equipo está haciendo un gran esfuerzo, que los chavales están compitiendo muy bien, en casa y fuera, y eso la gente lo ve, lo nota y así está. Van a llenar el estadio. Me pone muy contento ver la ilusión que tiene toda la gente para el partido del sábado”.

El momento actual de su carrera: “Yo creo que se malinterpretaron un poco mis palabras sobre que ya no me divertía jugando al fútbol, se sacó un poco de contexto todo. Y no es que no me divierta, sino que está claro que cada vez me divierto menos, cada vez tengo más responsabilidad, cada vez tengo más años y cada vez más, se acerca el final. Entonces, intento disfrutar del fútbol, pero está claro que no tengo 18 años y ni la cabeza de los 18 años para venir aquí, jugar al fútbol, divertirme e irme a casa sin ningún problema. Entonces lo sacaron un poco de contexto. Pero yo siempre me he divertido jugando al fútbol. El día que no sea así, pues será el día que ya me iré para casa”.

El premio Germán Dévora: “Contento por el premio sobre todo porque vota la afición, sé el cariño que me tiene la gente que desde que subí al primer equipo desde el primer día. Un premio muy bonito que ojalá el sábado, junto con el premio, le podamos dedicar a la afición una victoria porque para mí es lo único que me importa”.

La influencia de Valerón en su desarrollo: “Yo creo que Valerón es único e irrepetible. Creo que no va a salir nadie con ese talento que él tenía y con esa personalidad tan buena y arrolladora desde la tranquilidad que él tenía. La verdad que aprendí muchísimo de él cuando estuve con él y para mí fue un orgullo estar a su lado. Creo que esos años que estuve con él me han venido increíble para tener la cabeza y ser el jugador que soy hoy en día”.

Desilusión si no consiguen entrar en promoción: “Está claro que sería una desilusión. No nos vamos a engañar. Sabemos que si no nos metemos en playoff es una desilusión para todos, para nosotros, para la afición, para el cuerpo técnico, para el presidente, para todos. Está claro que tenemos mucha ilusión este año para meternos entre los seis primeros y pelear por subir. Si no nos metemos está claro que sería una desilusión. Fracaso no porque si no lo hacemos, lo vamos a intentar el año que viene. Y si no es el año que viene, será el próximo o el otro, hasta que lo consigamos. Pero sí está claro que sería una desilusión para todos”.

Cómo se levantó el vestuario tras el partido del Girona: “Lo levantamos entre todos. Esto es un equipo muy grande. Hay mucha gente detrás del equipo que no, que no salen en las cámaras, pero hacen un trabajo increíble y esto ha sido un trabajo de todos. Está claro que llegó un momento en el que lo veíamos muy lejos todos. Nos unimos más que nunca, hemos trabajado más que nunca. De estos dos meses para acá, aparte lógicamente de los resultados porque te dan un plus, la gente se juntó, hay mucho compañerismo en el equipo y eso se nota, se nota en el campo, se nota en el sacrificio de la gente y sobre todo la gente que está detrás de nosotros, ha hecho un trabajo y una labor increíble. Creo que entre todos somos lo que lo que hemos conseguido llegar hasta aquí. Entonces, ahora que tenemos esta oportunidad para el sábado, creo que no podemos dejarla pasar”.

Su comunicación con los más jóvenes: “Con los chavales hablo, hablo mucho. Con algunos más que otros, como todos. Está claro que yo tengo mucho partido a mis espaldas, que yo sé de qué se trata esto, de que van a estos partidos. Y si estoy nervioso yo, pues imagínate los chavales que tienen 18 años. Entonces sí intento transmitirle tranquilidad. He tenido charlas individuales con muchos de ellos y es normal. Yo sé lo que están pensando ellos, que yo sé que la semana se les va a hacer eterna porque a mí también se me hacía, y eso es lo único que intento transmitirle.

Su mensaje a la afición: “A la gente sólo hay que darle las gracias, porque la verdad es que siempre acuden cuando tienen que acudir y siempre están con nosotros ahí, pase lo que pase. Después de lo que viví en Alcorcón el otro día, llevo muchos partidos a mis espaldas y no había vivido nada igual, ni nada parecido. Fue increíble. Y con lo que está pasando ahora en prácticamente dos días [solo quedan entradas disponibles para una grada], pues imagínate. El sábado tenemos que salir a disfrutar. Va a ser un partido muy bonito, muy intenso y hacerlos disfrutar a ellos, que al final es para lo que van al estadio y a ganar sobre todo, que es lo más importante”.

¿Genera miedo los rivales?: “Miedo no. Yo creo que que miedo no tiene nadie. Está claro que respeto sí. El respeto se gana. Van pasando los años y está claro que cuando tenía 18 o 19 años no me entraban como me entran hoy en día. Eso sí lo noto en el campo, pero miedo no. Incluso yo creo que me pegan más que a nadie. Miedo no, pero sí es verdad que ese respeto que me he ganado durante muchos años, pues sí, es verdad que lo noto en el equipo rival, sobre todo cuando termino los partidos y hablo con los compañeros de los otros equipos. Y la verdad es que es un gusto ver las palabras que me dedican muchas veces. Estoy muy agradecido con todos, con la deportividad, porque no es fácil cuando pierdes un partido que venga alguien y te dedique palabras como me han dedicado a mí en los últimos partidos”.

Su opinión sobre García Pimienta y su cuerpo técnico: “Yo he dicho muchas veces que el cuerpo técnico que tenemos es espectacular. Y lo dije cuando los resultados no eran buenos, y lo vuelvo a decir ahora. Para mí es un cuerpo técnico increíble, trabajan muy bien, son íntegras y buenas personas y eso es muy importante hoy en día en el fútbol. Yo no puedo renovarlo porque no soy el presidente, pero está claro —lo he dicho muchas veces, lo he dicho aquí, lo he dicho dentro, lo he dicho en todos lados— que para mí es un cuerpo técnico increíble. La verdad que ojalá dure muchos años aquí porque creo que nos van a ayudar mucho y sobre todo van a ayudar mucho a los chavales que vienen de abajo porque son entrenadores que apuesta mucho por la gente joven, que da igual como te llames, que si tiene que jugar, vas a jugar. Y eso para mí vale mucho, sobre todo como estamos hoy en día en el fútbol.

Sobre el comentario de Manolo Márquez de que está capacitado para jugar en el Barça: “Yo no tengo edad para estar pensando en el Barcelona ni en esas cosas. Esas cosas ya pasaron hace mucho tiempo para mí. Nunca lo sabremos. Si tengo capacidad o no para jugar el Barcelona, creo que yo estoy donde quiero estar y ojalá pueda estar mucho tiempo, que las piernas y la cabeza me dure mucho tiempo para seguir dándole alegrías a mi gente. Y el día que no sea así, pues me iré a casa y estaré con mi familia”.

Incentivar el espíritu ganador: “Siempre lo he dicho. Es muy complicado acostumbrarse a ganar. Por eso hay muy pocos equipos que ganan prácticamente todo y los demás no ganamos tanto porque hay muy poca gente que se acostumbra a ganar. Se los digo siempre que es jodido ganar y ganar y ganar y llegar el siguiente fin de semana y estar con la mente puesta en volver a ganar porque la mente se relaja, eso es ley de vida. Entonces la verdad que llevamos nueve partidos con siete victorias y dos empates y ahora empiezo a ver un equipo preparado mentalmente para lo que se nos viene, entonces estoy muy contento, muy ilusionado porque lo que se nos viene creo y confío en que estamos preparados de verdad”.

Estado de forma de Jesé: “Está muy bien. Hablo mucho con él. Está bien, está concentrado. Sabe perfectamente la importancia que tiene el equipo. Sabe perfectamente lo que nos jugamos el sábado. Y seguramente el sábado va a marcar gol. Yo lo tengo claro, va a hacer un partido muy bueno, va a marcar gol. Aquí no hay debate. Estamos todos en lo mismo, todos queremos lo mismo. Desde aquí le digo que tranquilo, que el sábado va a meter gol y vamos a ganar”.

Lunin debe decidir

Ha sido tal la dictadura de Courtois, que el Madrid se ha pasado varios años sin saber a ciencia cierta si tenía portero suplente. Pero la duda, al filo de lo perpetuo, quedó resuelta: sí, lo tiene… Y de quilates. Lunin aguardó su oportunidad trabajando en silencio y cuando la recibió, demostró tener tablas. El último capítulo fue en el Nuevo Mirandilla, donde se convirtió en la peor pesadilla de un Cádiz protagonista de tramos asedio. Ancelotti anunció en la rueda de prensa que, al igual que en el derbi, repetiría titularidad. Y su confianza fue tal que directamente dejó a Courtois en Madrid, llevándose al ucraniano, a Fuidias (habitual titular del Castilla) y Diego Piñeiro (juvenil A).

13

En su segunda participación liguera esta temporada dejó unos números brillantes. El Cádiz le puso a prueba hasta siete veces: un gol, cuatro balones despejados y dos, blocados. Y el tanto fue de todo menos su culpa, pues el derechazo de Sobrino tocó en la espalda de Militao, dibujando una parábola diábola que golpeó en el larguero y entró con suspense. Totalmente imparable. Su rostro reflejó impotencia, pues precisamente la tarea que le sigue quedando pendiente es dejar una portería a cero: ha encajado en el 100% de los partidos que ha disputado con el Madrid. Esta vez volvió a hacer todo lo posible, pero no le sonrió la suerte.

Sí en el penalti detenido a Negredo, donde acertó lanzándose a su izquierda y metiendo una mano dificilísima para detener el misil por bajo. Un paradón que dejó helado al Nuevo Mirandilla, a Negredo y al propio Sergio González, que se mostró incrédulo en zona mixta: “Es el primer penalti que nos pitan en toda la temporada y si no lo metemos…”. Cometió sólo una falta, precisamente la pena máxima que luego enmendó. Con los pies también demostró ser un portero notable: tuvo un 74% de acierto, una cifra muy alta teniendo en cuenta que los saques de puerta en largo muchas veces no se ganan y eso le penaliza. Sólo se quitó el balón de encima una vez, intentando salir jugando en todas las demás ocasiones.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/15/primera/1652650589_925072_1652652611_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Lunin detiene el penalti a Negredo que habr&amp;iacute;a supuesto el 2-1. / Álvaro Rivero&nbsp;(Diario AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-22.30303030303″>

Lunin detiene el penalti a Negredo que habría supuesto el 2-1.
Álvaro Rivero (Diario AS)

Desde el vestuario se aplaude públicamente su profesionalidad y rendimiento. Nacho, al ser preguntado a pie de campo, fue rotundo: “Ha hecho un partidazo, con paradas decisivas como el penalti. Para haber jugado tan poco, ha hecho un gran partido“. También se sumó su compañero en el pulso por la titularidad, Courtois, que al estar en Madrid descansando, tiró de sus propias redes sociales para mandarle un mensaje: “¡Gran partido, Lunin!”. El ucraniano es consciente de que el nivel de Thiabut a día de hoy es incontestable, pero acata su rol de relevo con pericia. Nunca ha puesto una mala cara, nunca ha dicho una mala palabra. Y eso de puertas para adentro se aplaude.

1.416 días esperando

El 22 de junio de 2018 el Real Madrid hizo oficial su fichaje procedente del Zorya, un traspaso con un coste cercano a los nueve millones de euros. Y hasta el 8 de mayo de 2022, día del derbi en el Metropolitano, no recibió la oportunidad de debutar en Liga de blanco. 1.416 días y tres cesiones después. En 2018, tras la salida de Kiko Casilla, aterrizó en Madrid junto a Courtois y el club decidió prestarlo al Leganés, donde pese a ser suplente de Cuéllar, llegó a jugar cinco partidos de Liga; uno, en el Metropolitano (derrota por 1-0).

La temporada siguiente, 2019-20, salió cedido al Valladolid, una cesión cancelada de manera precipitada ante la falta de minutos y oportunidades. No llegó a disputar ni un minuto de Liga con el Pucela, limitándose a los dos cruces de Copa (Tolosa y Marbella). Así que el Madrid lo reenvió a Oviedo, donde se hizo titularísimo, jugando todos los partidos desde la jornada 23. La temporada pasada regresó al Madrid y desde entonces, se ha asentado como segundo guardián. En el derbi debutó en Liga y en Cádiz, repitió.

<figure id="sumario_4|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/15/primera/1652650589_925072_1652652685_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Lunin, durante el partido en el Nuevo Mirandilla (1-1). / AFP7 vía Europa Press’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.587209302326″>

Lunin, durante el partido en el Nuevo Mirandilla (1-1).
AFP7 vía Europa Press

Sin porterías a cero

Porque como se ha señalado, esa sigue siendo su tarea pendiente. En estos cuatro años sólo ha disputado tres de Copa -de los cuales dos fueron en Alcoy- y los dos recientes de Liga. La primera vez vio como caían eliminados a las primeras de cambio en la prórroga (2-1); la segunda, ya esta temporada, vivió la vendetta (1-3); y en la siguiente ronda, una eliminatoria taquicárdica en Elche (1-2). En todos ellos encajó. Y después, tanto en el Metropolitano (1-0) como en la Tacita (1-1), más de la misma amargura. Ha disputado 510 minutos con el Real Madrid y ha encajado seis goles (uno cada 85′). A expensas de quitarse esa espinita, al menos de momento ya ha escapado del ostracismo. Lunin ha jugado y ha demostrado que vale. Que si Courtois algún día se constipa, hay portero.

Un dilema de futuro

Pero tras sus recientes apariciones, se le ha abierto una disyuntiva. Acaba contrato en 2024 y debe decidir qué quiere hacer con su carrera. Una opción sería quedarse en el Madrid, donde salvo giro mayúsculo de los acontecimientos sería suplente; se pasaría la vida en un banquillo, jugando algunos partidos de Copa y a cuentagotas, otros de Liga. El plan alternativo sería salir del conjunto blanco y seguir su trayectoria en algún lado donde pueda ser titular. De escoger este camino, los plazos se acortarían, pues el club debería buscarle un traspaso en 2023, un año antes de que salga gratis. Lunin debe decidir.