Sergio González: “Me quedo con la actitud del equipo”

El entrenador cadista Sergio González atendió a los medios de comunicación en la sala de prensa tras el partido ante el Espanyol para hacer balance del empate. “Me quedo con el palo de recibir un gol en el último minuto. Estamos a una altura buena para defender la jugada. A nivel de partido creo que el empate no es injusto porque hemos sufrido mucho en la primera parte, hemos estado cohibidos, no hemos sabido estar en el partido. La charla en el descanso ha sido productiva, han dado un paso adelante y hemos salido de otra manera. En la segunda parte fuimos superiores. El resultado es doloroso por el gol al final, pero es justo. Me quedo con la reacción, valoremos el punto y sigamos trabajando”.

Trabajar desde el segundo tiempo ante el Espanyol. “Es un punto de partida para todos. Tenemos que seguir trabajando, porque además en esta semana no hemos podido trabajar bien con la Copa de por medio. Tenemos que seguir esta línea y tener la confianza que el Cádiz de la segunda parte debe ser el punto de partida para conseguir el objetivo que todos queremos. Me quedo, sobre todo, con la actitud del equipo”.

Actitud tras el descanso. “En la segunda parte lo mejor que ha pasado ha sido la actitud del equipo, cómo hemos generado, cómo hemos creado desde el centro del campo y hemos sido otro equipo. El matiz ha sido un saque de banda”.

El equipo tras el partido. “El vestuario está orgulloso por la segunda parte que hemos tenido, pero también fastidiados por el gol del final. Hicieron méritos para darle la vuelta al marcador y se encontraron con ese gol. Mañana tenemos que ver el vídeo, hablar entre nosotros, comentarlo todo. La vida no es cómo te golpean, sino cómo encajas los golpes”.

Rompecabezas con los contratos: 3 se van y 2 esperan

El Madrid, desde hace bastantes temporadas, cuida al detalle todo lo relacionado con las renovaciones. En el club blanco se prioriza un equilibrio que permita mantenerse siempre dentro del límite salarial a la vez que se blinda a los jugadores con cláusulas que espanten a los clubes-Estado.

Escudo/Bandera Real Madrid

En ese sentido, la directiva madridista se marcó en rojo el verano de 2022 como el de cambios en la plantilla. Modric, de 36 años, sí alargará su vinculación. El croata ya ha entrado en esa fase de renovar año a año, como hizo la temporada pasada. En Riad, su renovación fue una cuestión sobre la mesa en la rueda de prensa que ofreció por ser el MVP de la final de la Supercopa: “Seguro que vamos a llegar a un acuerdo y hacer lo que pensamos que es lo mejor para los dos. No tardamos ni dos minutos para llegar a un acuerdo. No estoy pensando ahora mismo en eso. Se sabe mi deseo, espero que el club también”, afirmaba sobre su prolongación de contrato.

Contratos del Real Madrid

Jugador Fin de contrato
Valverde 2027
Camavinga 2027
Alaba 2026
Courtois 2026
Casemiro 2025
Carvajal 2025
Vallejo 2025
Jovic 2025
Mendy 2025
Militao 2025
Rodrygo 2025
Hazard 2024
Lucas Vázquez 2024
Vinicius 2024
Lunin 2024
Benzema 2024
Kroos 2023
Nacho 2023
Mariano 2023
Asensio 2023
Ceballos 2023
Modric 2022
Bale 2022
Marcelo 2022
Isco 2022

Pero hay tres jugadores con un salario muy alto (Bale, Marcelo e Isco) que terminan contrato y no renovarán. Entre los tres liberarán más de 60 millones brutos por temporada. Con el espacio que ellos dejan llegarán las nuevas caras y también se abordarán las renovaciones de algunos jugadores. 

De los que tiene contrato más allá de esta temporada, el primer caso que se tratará es el de Vinicius, no tanto por la duración (termina en 2024) como por su rol en la plantilla (es uno de los sueldos más bajos). Se le colocará en la escala salarial que merece su rendimiento actual. Entre los que acaban en 2023, el Madrid cada vez lo tiene más claro con Asensio: si mantiene su nivel actual, le ofrecerán una ampliación larga (tiene 25 años). En 2023 también termina Benzema, que es un caso muy similar al de Modric, porque no habrá problemas en renovarle si sigue con sus cifras goleadoras actuales. Un asunto muy distinto es el de Mariano, al que desde hace varias temporadas se le busca destino pero que sigue empeñado en agotar su vinculación con el Madrid, que se alarga hasta 2023. Si no cambia de opinión (el próximo verano le abrirán de nuevo la puerta) se irá libre al final de su contrato.

Kroos

Otro que termina en 2023 es Kroos, que habló en Sky Sports ayer sobre esta situación: “Sé lo que tengo en el club y el club sabe lo que tiene conmigo. En algún momento nos acercaremos de una manera muy relajada. La confianza es la base de todo. Todavía me siento totalmente bien, pero tienen que darse una serie de cosas. Lo primero es que el nivel del equipo y mío tiene que coincidir. Lo segundo, que el físico tiene que acompañar. Y lo tercero, que mi deseo tiene que estar ahí. Cuando todo eso se junte, hablaremos. Hablaremos en algún momento y si no, todavía tengo contrato hasta el año 2023”, reflexiona. Pero añade: “Quiero terminar mi carrera en el Real Madrid y así sucederá. Solo me centraré en este club. Es mi octava temporada aquí y es una relación increíble que nunca arriesgaría jugando al póker”.

Vicente Moreno, el vaso medio lleno y la falta de contundencia

El partido disputado en la Nueva Mirandilla fue una montaña rusa para el Espanyol, como están siendo últimamente los encuentros que disputa. Una primera parte notable en el juego, pero raquítica en el ataque, como comentó, sin utilizar ese término, Vicente Moreno, que considera que ahí estuvo la clave de todo lo que vino después: un Cádiz que remontó y un equipo perico que salvó un punto en la última jugada del encuentro.

“Es difícil de explicar que hagamos tantas cosas bien para no dejar resuelto el encuentro. Y que en momentos determinados no las hagamos y le demos vida al contrario”, sintetizó, como un proverbio, el técnico valenciano: “Los dos goles son evitables, no dejamos definido el encuentro y pasan estas cosas. Me quedó con el 2-2, que no era fácil, lo daremos por bueno, pero tendríamos que haber resuelto mucho antes“. Moreno comentó que se va de Cádiz con una sensación “agria”, pero que se queda con las cosas positivas: “Los goles generando fútbol vale igual que con un rebote“.

Escudo/Bandera Espanyol

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 19 de enero de 2022

Preguntado en más de una ocasión por la racha del equipo y la debilidad defensiva de los últimos encuentros, Moreno prefirió quedarse con todo lo positivo y mirar hacia arriba: “Ante el Elche merecimos ganar, en Mallorca hicimos un mal partido. La trayectoria del equipo es buena. Estamos cerca de la parte de arriba. Todo se puede ver de manera positiva y negativa. Me quedo con lo que ha hecho el equipo en la primera parte, pero hay que sacarle más provecho. Me quedaré con eso”.

El técnico, eso sí, matizó que “venimos de una trayectoria en la que tenemos demasiados errores que nos están penalizando” y evitar utilizar el verbo “quejarse” de la falta de acierto de los delanteros. El ex entrenador del Xerez, que regresaba a Cádiz por enésima vez, comentó que “hay veces que puedes tener una sensación, que con 0-3 podrías permitir cosas que no con 0-1, pero hay que tener la sangre en los ojos de querer matar y esa contundencia”.

Por último, el técnico valenciano elogió el encuentro de Manu Morlanes, autor del 0-1 y creador de juego hasta que le aguantó el físico: “Morlanes ha hecho un partido espectacular y soberbio. Los tres del medio bajaron en lo físico y eso contribuyó a que perdamos el control del juego”.

El Cádiz mejora, pero no gana

El Cádiz mejora, pero no gana. De Tomás, en la última jugada, hundió la moral de los amarillos, que rozaban con los dedos la primera victoria de la temporada en el Nuevo Mirandilla. Morlanes adelantó a los visitantes en la primera parte y Negredo y Alejo (este último en el minuto 91) pusieron el 2-1 en el marcador, antes de que De Tomás dejara enmudecido al Nuevo Mirandilla. El Espanyol comenzó como si jugara en el jardín de su casa y con una facilidad tremenda se plantaba frente a la meta de Ledesma. No hubo que esperar mucho para que convirtiera ese dominio en forma de gol. Darder recogió una pelota en el campo contrario y encontró un boquete entre la defensa con un perfecto pase para que Morlanes pusiera el 0-1 ante Ledesma. Cada gol sienta como un jarro de agua fría en el Cádiz, que le cuesta un mundo asimilar el tanto para salir al ataque. Sin embargo ayer la cosa fue diferente y tras encajar, lo intentó con dos llegadas de Lozano y Perea. Sin suerte.

Escudo/Bandera Cádiz

El Cádiz ajustó líneas y siguió intentándolo siempre que robaba. Eso sí, los de Vicente Moreno tampoco pasaron muchos apuros, ya que su rival fallaba siempre en el momento decisivo (centro o disparo). Poco antes del descanso, los de Sergio reclamaron un penalti a Lozano. Nada punible. Con los amarillos más pendiente del no penalti que del partido, el Espanyol tuvo tres llegadas para sentenciar el partido, pero tanto Embarba, como Puado y De Tomás no acertaron ante Ledesma. Y ya se sabe, el que falla la acaba pagando. En la segunda parte, cuando peor estaba el Cádiz llegó el gol del empate de los locales. Un tanto que se produjo a trompicones, tras varios rebotes en un centro de Iza que recogió Negredo para introducirlo en la portería. El Cádiz resurgía.

Escudo/Bandera Espanyol

Tras el gol llegaron los mejores minutos de los amarillos, con varias llegadas en las que tuvo que intervenir Diego López. Los de Vicente Moreno tardaron en reaccionar, pero acabaron haciéndolo con un buen remate de De Tomás que hizo emplearse a fondo a Ledesma. Cualquiera podía ganar. El Cádiz celebró el 2-1 hasta en dos ocasiones con sendos tantos de Negredo, pero primero Muñiz Ruiz y después González González, desde el VAR anularon ambos goles. El primero no tiene discusión, mano clara; el segundo es más discutible. No fue válido por un leve toque de Sobrino con Diego López.

Los de Sergio lo siguieron intentando con los que, probablemente, fueron los mejores minutos de la temporada, con un Nuevo Mirandilla que intentaba llevar en volandas a los suyos. El gol tenía que llegar y llegó en el 91′. Negredo completó su partidazo con una asistencia de pillo a Alejo en un saque de banda. Alejo encaró a Diego López y le batió con un tiro cruzado para poner el 2-1. Éxtasis en la grada, parecía que llegaría por fin la primera victoria, pero el destino deparaba un final macabro: De Tomás, en la última jugada, remató un balón cruzado de Darder, tras un despiste en la marca de Espino. Cruel final para un Cádiz que merecía la victoria.

Cambios

Victor Chust (45′, Cala), Aleix Vidal (63′, Óscar Gil), Melamed (64′, Embarba), Santiago Arzamendia (67′, Perea), Rubén Sobrino (72′, Lozano), Iván Alejo (72′, Salvi), Raúl Parra (77′, Isaac), Loren Morón (82′, Óscar Melendo), David López (91′, Calero)

Goles

0-1, 9′: Manu Morlanes, 1-1, 53′: Negredo, 2-1, 90′: Iván Alejo, 2-2, 95′: De Tomás

Tarjetas

Arbitro: Alejandro Muñiz Ruiz
Arbitro VAR: José Luis González González
Fali (45′,Amarilla) Luis Espino (57′,Amarilla) Iván Alejo (73′,Amarilla) Cabrera (78′,Amarilla) Jeremias Ledesma (80′,Amarilla

Clasificación

Aprobados y suspensos del Espanyol, un cubito de hielo

Diego López: Sin excesivos problemas ante un Cádiz con poco dominio del juego y pegada en la primera mitad. Seguro por arriba y preciso con los pies, vivió una de las partes más tranquilas de la temporada, pero en la segunda detuvo un mano a mano de Salvi y poco pudo hacer en el remate de Negredo que tocó el poste antes de entrar. El gol de Alejo le entró por debajo de las piernas. Ejerció de capitán al protestar la acción del tanto anulado, anterior al 2-1.

Óscar Gil: Salió fotografiado en la acción del primer gol por dejarle el balón en bandeja a Negredo. Su despliegue físico es encomiable, lo que le permite defender y llegar a la línea de fondo rival en un abrir y cerrar de ojos. Pero, como de costumbre, le faltó preción en los centros y agresividad en los uno contra uno defensivos. En ataque, falló técnicamente un pase fácil para que embocara Embarba, en cambio le puso un caramelo a Darder que no logró rematar acertadamente. Acabó sustituido por Aleix Vidal con 1-1.

Sergi Gómez: De nuevo la banda derecha del Espanyol fue la más atacada, por lo que el central tuvo que salir de zona varias veces. Más seguro por arriba que Calero, ayudó a que el Espanyol dominara la primera parte con una circulación rápida, pero en el segundo tiempo estuvo de nuevo blando en acciones de área.

Calero: Era la novedad en la alineación. El vallisoletano, que se medía a Sergio, el técnico que le había dado la alternativa en Valladolid, fue de más a menos. Primero, encontró a Melendo o Darder, y el equipo estuvo fluido cuando el balón pasó por sus botas. En tareas defensivas sufrió por arriba en los duelos con Negredo y obstaculizó el tiro del Choco Lozano, acción en la que los locales pidieron penalti. Tampoco hizo la cobertura en el 1-2.

Cabrera: Le tocó jugar de lateral izquierdo por la sanción de Pedrosa y la indisposición de Dídac. Formó más como central que como carrilero en ataque, dejando todo el costado a Puado. Su picardía en las acciones de uno contra uno defensivo fueron clave para frenar algunos contraataques de los locales. Estuvo menos expuesto en la salida de balón. Fue, de nuevo, el defensa más sólido pese a estar en una demarcación distinta y medirse a Alejo. Se comió el saque de banda del 1-2 pero luego atinó en el saque de banda del 2-2. Vio una amarilla y se perderá el siguiente encuentro.

Morlanes: Apareció en la alineación, una de las sorpresas en el Nuevo Mirandilla. Y, con la gente aún colocándose en sus asientos, se desmarcó entre los centrales y definió como si fuera un delantero centro, con el interior al palo derecho del meta. Manejó el timón de un buen Espanyol en la primera mitad, aunque en la segunda, como el equipo, se deshizo como un azucarillo.

Darder: Se vistió de Iván de la Peña con la asistencia del 0-1 de Morlanes. Jugó una brillante primera mitad. Cómodo, vigoroso sin balón, combinando con Morlanes y Melendo. Intentó algunos lanzamientos que se extraviaron lejos de la meta y un cabezazo que no consiguió acertar. Sus conducciones rompiendo líneas fueron también constantes en una segunda mitad más equilibrada, pero caótica.

Embarba: El extremo encadenó varias acciones individuales de nivel, especialmente con los espacios entre líneas que dejaba el Cádiz. Le faltó precisión en los golpes, también en las faltas, como de costumbre durante todo el curso. Aunque intentó defender el costado derecho, de nuevo fue la autopista de acceso al área para los gaditanos.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/01/18/primera/1642545113_617956_1642545419_sumario_grande.jpg', '976', '652', 'Sergi Darder. / Fran Santiago’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-19.2″>

Sergi Darder.
Fran Santiago

Melendo: Regresó a la titularidad. Se encontró cómodo jugando entre líneas, acostado en la derecha y buscando esa diagonal. Desequilibró, recibió faltas y filtró varios pases peligrosos, aunque desapareció cuando los blanquiazules dejaron de tener el control del encuentro.

Puado: Jugó con todo el costado izquierdo para él. Encontró profundidad y tuvo una clara ocasión para anotar el 0-2 en la primera mitad, pero recortó en vez de pegarle con la zurda y la jugada acabó en córner. Tampoco con espacios fue su día. Le faltó la finura técnica y la mejor toma de decisiones, virtudes que otras jornadas ha demostrado.

RdT: Muy desconectado del juego, impreciso, perdonó el 0-2 en una acción en la que sobresalió con su control pero después probó una vaselina que atrapó Ledesma. Contó en la segunda mitad con un cabezazo que picó pero que de nuevo el guardameta lo sacó con la punta de los dedos. Logró el premio del gol en el último suspiro. Atacó muy bien el centro de Darder desde el segundo poste.

Melamed: Pasó desapercibido en el costado izquierdo. No logró superar a su marca, ni darle continuidad al juego ni ayudar a Cabrera. Le tocó jugar los peores minutos de su equipo y no logró reconducir la situación.

Aleix Vidal: Jugó por el costado derecho, de nuevo de lateral, en sustitución de Óscar Gil. No tuvo demasiada incidencia.

Loren: No acertó ninguna de sus intervenciones.

David López: Apenas participó. La mejor noticia es su regreso después de siete semanas.

El Chelsea se descuelga de la Premier en Brighton

Demasiados aspectos negativos del Chelsea. Mala comunicación, poca intensidad y pocas ideas. Siguen las frustraciones y siguen las dudas. A diez minutos para el final, Thomas Tuchel realizó un triple cambio. Refrescó su ataque para seguir buscando el gol de la victoria. Encerraba el Chelsea a un Brighton que solo podía achicar agua. Dominaban los de Londres, haciendo valer su condición de campeón de Europa. Ensanchaban el campo, percutían por banda. Tiró de galones para tratar de ganar y evitar descolgarse, aún más, de la lucha por el título. No lo logró pese a la intensidad con la que terminaron el partido. Pero ésta no venía siendo la tónica habitual del duelo.

Escudo/Bandera Brighton

Con más ganas y más acertadas, las gaviotas tuvieron la pelota desde el inicio del encuentro. Sólidos, firmes y peligrosos en ataque. Avisaron a los tres minutos a través de Jakub Moder, pero quien abrió el marcador fue Hakim Ziyech a la media hora de juego. Tuchel tiró de rectángulo. Por delante de una defensa de cuatro puso a N’Golo Kanté y a Jorginho. Por delante a Mason Mount y a Ziyech. Centrados aunque cayendo a banda, en banda aunque viniendo al centro. Creaban espacios que Callum Hudson-Odio y Romelu Lukaku trataban de aprovechar. Kanté vio el hueco a los 28 minutos y llegó hasta la frontal, donde tres rivales le cortaron el paso. Dio la pelota a Ziyech, a ver qué puede. Y el marroquí sacó un zurdazo, duro, ajustado a la base del poste. Pese al 0-1, el Brighton no desfalleció. Siguieron a lo suyo los de Graham Potter. Forzando que Mount y Ziyech tuviesen que quedarse en banda para echar un cable a sus laterales. Tariq Lamptey y Marc Cucurella trajeron de cabeza a César Azpilicueta y a Marcos Alonso.

Escudo/Bandera Chelsea

Hudson-Odoi pudo doblar la ventaja visitante al borde del descanso. Disparó demasiado alto cuando recibió un pase atrás después de un contraataque. Perdonó el Chelsea. Y lo pagó. Con altibajos en la primera mitad, superados en la segunda. Superados por el Brighton durante los primeros 35 minutos, y por la presión en los últimos diez. En la enésima buena combinación del Brighton, Cucurella llegó a línea de fondo. Otra vez. Alexis Mac Allister recibió del lateral español, pero su buen remate encontró una mejor parada de Kepa Arrizabalaga. En el córner, Adam Webster encontró el pasillo por el que pasearse dentro del área hasta cabecear con potencia. Y libre de marca. Tras el empate, Potter añadió más leña al fuego metiendo a Neil Maupay y Leandro Trossard. No hubo remontada, ni respuesta visitante. Tan frustrado como desesperado, el Chelsea, como ya saben, encerró a su rival en su propio a campo. Pero no pudo evitar descolgarse de la lucha por el título. Ha jugado un partido más que el City y dos más que el Liverpool. Y suma doce y un punto menos respectivamente.

Cambios

Trossard (61′, Welbeck), Solly March (75′, Tariq Lamptey), Kai Havertz (79′, Lukaku), Kovacic (79′, Jorginho ), Timo Werner (79′, Hakim Ziyech)

Goles

0-1, 27′: Hakim Ziyech, 1-1, 59′: Adam Webster

Tarjetas

Arbitro: Kevin Friend
Arbitro VAR: Andre Marriner
Marcos Alonso (58′,Amarilla) Dan Burn (79′,Amarilla) Rüdiger (80′,Amarilla

Clasificación

El Betis destroza al Alavés

Una exhibición de Canales desnudó las carencias del Alavés en apenas 45 minutos e impulsó las aspiraciones del Betis en la zona de privilegio de LaLiga. El cántabro dibujó una primera media hora perfecta en la que firmó una asistencia precisa y un gol de altos vuelos que desarbolaron todo el plan de Mendilibar. A su fiesta se apuntó Borja Iglesias con un doblete y Fekir como socio inseparable. Sueña el Betis con asentarse en esa zona Champions tras recuperar la senda de la victoria. Sufre el Alavés en la zona de descenso a la espera de que su nuevo técnico encuentre un camino que no fue capaz de vislumbrar en Heliópolis.

El Betis se lanzó al ataque desde el inicio. Buscó a Fekir en cada instante y éste no tardó en avisar a la defensa del Alavés con asociaciones verticales. Respondía el equipo de Mendilibar con su habitual caza de los espacios, con Rioja como elemento diferencial y con la zaga verdiblanca arriesgando cada línea de fuera de juego. Y de Fekir nació el primer golpe bético. Puso en escena una falta lateral para aliarse con Canales en esa banda izquierda y que Borja Iglesias rematara de cabeza de forma magistral ante Miazga el centro medido del cántabro. Imposible para Pacheco.

El gol minimizó al cuadro albiazul. Los de Pellegrini se quedaron con el balón y tardaron los visitantes en inquietar a Bravo. Toni Moya probó al chileno desde la lejanía sin éxito. Pero desde ahí pareció crecer el Alavés. Las pinceladas de Mendilibar se dejan notar en forma de presión alta e intensidad, pero también entraron en escena un puñado de dudas defensivas. Aprovechó el Betis ese instante de pausas antes de la media hora. Guardado rompió la presión rival con un pase vertical a Canales y ahí comenzó una carrera desde la medular que se transformó en la enésima genialidad del cántabro. Miró a la derecha y a la izquierda. Ni siquiera necesitó amagar. La zaga del Alavés dudó y Canales colocó el interior de su pie izquierdo para dibujar un golpeo perfecto que se coló por la escuadra de Pacheco besando el larguero.

El Alavés buscó a Jason y a Rioja. Casi nunca los encontró. Escalante tiraba de orgullo y Joselu esperaba alguna conexión puntual para tener su oportunidad. Pero fue el conjunto vitoriano el que completaría el caos antes del descanso. Un desafortunado Miazga cedió el balón a Pacheco sin advertir que Borja Iglesias estaba entre ambos. Un regalo que no desaprovechó el gallego definiendo con sutileza. La balanza ya parecía totalmente desequilibrada al descanso.

Mendilibar tradujo en enfado en un festival de cambios en la reanudación. Uno de ellos condicionado por la lesión de Duarte tras buscar un disparo lejano. El Betis cerró líneas y esperó más al Alavés, que se mostró poco incisivo en su deseo de dañar el área rival. Sólo Rioja encontraba ciertas vías hacia Bravo sin lograr conectar con ningún socio. Y al espacio reinó el Betis. Sobre todo Fekir, que aprovechó un desmarque de Juanmi para medir un pase notable. El de Coín, solo, amagó ante Pacheco y elevó el balón por encima del meta para hacer estallar de nuevo al Villamarín. Otro tanto, y van doce, para su cuenta personal en esa carrera de goleadores nacionales en LaLiga.

Los técnicos siguieron moviendo piezas antes del cierre. Pellegrini, para medir cansancios y quizás ovaciones. Mendilibar, para buscar agujeros que trató de encontrar Miguel de la Fuente, errático en una buena oportunidad ante Claudio Bravo. Heliópolis vive días de alegría y esperanza. Los puntos mantienen al Betis en zona Champions e impulsan el brillo de su técnico. Las cuentas, mientras, siguen dejando hilos de preocupación en un Alavés que necesita más mejoría para salir del pozo.

Cambios

Manu Garcia (45′, Toni Moya), Pina (45′, Escalante), Javi López (47′, Rubén Duarte), William Carvalho (70′, Guido Rodríguez), Willian José (70′, Borja Iglesias), Rodri (71′, Canales), Miguel De La Fuente (74′, Joselu), Diego Lainez (82′, Juanmi), Camarasa (82′, Nabil Fekir)

Goles

1-0, 10′: Borja Iglesias, 2-0, 28′: Canales, 3-0, 40′: Borja Iglesias, 4-0, 53′: Juanmi

Tarjetas

Arbitro: José María Sánchez Martínez
Arbitro VAR: David Medié Jiménez
Edgar González (71′,Amarilla) Guardado (80′,Amarilla

Clasificación

El Borussia Dortmund busca la heroica para pasar en Copa

SUPLENTES

Recordamos los suplentes en cada equipo para una segunda mitad en la que se avecinan cambios:

St. Pauli: Vasiu, Ziereis, Buchtmann, Dittgen, Daschner, Makienok, Zander, Ritzka, Benatelli.

Borussia Dortmund: Hitz, Zagadou, Schulz, Moukoko, Reinier, Malen, Tigges, Pongracic, Wolf

“Xavi es la versión 3.0 del Barça”

Con su particular manera de vivir la vida, desde el buen rollo, y feliz por su regreso al Barcelona, Daniel Alves concedió este jueves una entrevista al programa Tot Costa de Catalunya Rádio en la que, pese a llevar ya un par de meses en el vestuario azulgrana, transmitió mensajes muy parecidos a los de su presentación y puso por las nubes a su actual entrenador, con el que habló el mismo lenguaje en el césped cuando Xavi hacía el ‘tempo’ para que Alves rompiese las defensas en línea por la banda derecha. El brasileño adivina grandes días para el Barça. “Este Xavi, ya lo he dicho alguna vez entrenador es la versión 3.0 del Barça. Tiene la misma filosofía que Guardiola, el mismo estilo. Le puede costar un poco más por toda la situación, pero las grandes historias, los grandes libros, también son un proceso. Ha sido de valientes venir y asumir el Barça en estos momentos”.

El otro gran nombre del que habló Alves en la entrevista fue Messi, con el que compartió tantos y tantos calentamientos (eran pareja en los ejercicios con balón antes de los partidos) y banda derecha en tantas y tantas grandes noches. Daniel admitió que habló con él en el último Brasil-Argentina que se paró por la polémica sanitaria y, aunque desveló que no hablaron de su regreso (la vuelta de Alves no estaba cerrada), le hizo un guiño como en su presentación: “No es sólo el mejor jugador del club, sino de la historia y es extraño estar aquí y no tenerlo. Pero muchas veces las cosas no suceden como soñamos. Él era el que me decía: ¿dónde vas a estar mejor que aquí? Le digo igual. Sería bonito que terminase su carrera aquí. Acabar aquí podría ser un gran regalo para él y que el club se encargara de eso”. “Si lo hace, hago yo de intermediario para la comisión”, bromeó.

Escudo/Bandera Barcelona

Finalmente, Alves también reconoció que es difícil llegar a un club que ya no es hegemónico y que ha pasado de luchar por ganas Champions, y hacerlo, a estar en la pelea por los cuatro primeros puestos que da acceso a una competición de la que le han descabalgado Bayern…, y Benfica: “Es muy doloroso ver hacia dónde ha sido conducido el Barça. Hay que encontrar la solución. Los clubes siempre tienen sus altibajos. Lo que hay que procurar es que las crisis duren poco, un par de años. Y nuestro desafío aquí es convencer a todos de que juegan para el mejor club del mundo, el equipo que cambió la historia del fútbol. La gente que forma parte del club se debe meter esto en la cabeza. Un chico de 17 años puede ser un fenómeno, pero no es fácil para él aguantar el peso del club. Por eso hay que estar cerca suyo. La idea es convencerles de que están viviendo algo único y que no lo pueden desaprovechar. Hacerles conocer la historia de este club porque es único”.

Futuro incierto para varios de los cedidos por el Granada

El Granada tiene cedidos a cuatro futbolistas en otros equipos. Ricard Sánchez, lateral derecho, en el Lugo; Adrián Marín, lateral izquierdo, en el Farmaliçao de Portugal; el lateral derecho Alpha Dionkou está en el San Fernando y Antoñín se encuentra a préstamo en el Málaga. La situación actual y el futuro de los cuatro rojiblancos se antoja, a priori, diferente.

De estos cuatro jugadores la realidad más incierta es la de Antoñín. Forjado en la cantera del Málaga, fue fichado por el Granada por 1,5 millones de euros debido a su gran proyección. Los granadinos le cedieron al Rayo Vallecano donde anotó siete goles y contribuyó al ascenso a Primera. Pero cuando volvió al Granada quedó claro que no entraba en los planes de Robert Moreno, por lo que aceptó encantado volver a casa.

Escudo/Bandera Granada

Pero las cosas no le están saliendo como esperaba. Y la llegada de Álvaro Vadillo, que puede jugar por la banda izquierda, ha creado un excedente de cupo en una zona donde también se mueven Brandon y Kevin. Esto le pone en la rampa de salida. En los últimos días se ha apuntado a un serio interés del Burgos, pero no es el único equipo de Segunda interesado en sus servicios. Para que esta salida se produzca, el Málaga la tendría que aceptar y el Granada, autorizar. Antoñín tiene contrato con el equipo de Los Cármenes hasta el 30 de junio de 2024. O cambian mucho las cosas o lo tendrá difícil.

Ricard Sánchez es un lateral derecho que se forjó en la cantera del Barcelona y llegó a debutar con el primer equipo del Atlético de Madrid de la mano del Cholo Simeone. En el Lugo lo está haciendo muy bien y puede tener buen protagonismo en una posición donde los granadinistas han tenido problemas desde que Foulquier fue traspasado al Valencia y donde Santiago Arias no ha dado el rendimiento que se esperaba. Ricard tiene contrato hasta 2025.

Un caso interesante es el de Alpha Dionkou, quien también es lateral derecho. El Granada le fichó del Manchester City y le cedió al San Fernando, un equipo con un proyecto puntero en Primera RFEF. Tiene contrato hasta el 30 de junio de 2025.

Por último, Adrián Marín llegó en el mercado de invierno del año pasado procedente del Alavés. Un buen lateral izquierdo que no se acopló a las exigencias de Diego Martínez y que ha salido cedido al Farmaliçao de Portugal donde está destacando mucho. Benfica y Braga se han interesado por sus servicios. Su contrato con el club de Los Cármenes termina el 30 de junio de 2023.