A despedir el año con una sonrisa tras la eliminación copera

Duelo de contrastes el que se vivirá en Anduva entre Mirandés y Albacete (sigue el partido en directo en AS.com). Aunque ambos equipos afrontan la cita tras caer eliminados en la Copa del Rey, las sensaciones que han ofrecido uno y otro hasta la fecha son bien diferentes. Los rojillos quieren olvidar cuanto antes el traspié en Las Rozas. Ahora solo centrarán sus esfuerzos en el campeonato liguero donde buscan mantenerse en la zona noble de la clasificación.

La principal novedad en la convocatoria del conjunto ‘jabato’ es el regreso de Mario Barco. El delantero riojano cayó lesionado en pretemporada. Tuvo que pasar por quirófano, pero ya está listo para ayudar al equipo sobre el césped. Carlos Julio y Vivian también entran en una lista de la que se cae el sancionado Javi Jiménez. El bosnio Letic suplirá la ausencia del lateral jienense. Berrocal regresa al centro de la zaga, tras cumplir sanción, para seguir formando pareja con Trigueros.

Por su parte, el Albacete despide este año con la intención de conseguir su primera victoria como visitante esta temporada. El equipo blanco solamente ha sumado dos puntos fuera del Carlos Belmonte y necesita de manera urgente el triunfo en Anduva para tener esperanzas de mantener la categoría. Alejandro Menéndez no podrá contar con Álvaro Jiménez que deberá cumplir su primero de los tres partidos de sanción, al igual que Karim que es baja por acumulación de amarillas. También se han quedado en casa el lesionado Javi Jiménez y el delantero Roman Zozulia, que hace una semana dio positivo en COVID-19. Vargas, ariete del filial, vuelve a viajar con el primer equipo.

El Albacete ha firmado su peor arranque liguero en 80 años de historia. Tras el cese de Lucas Alcaraz y López Garai, y de momento con dos partidos en su haber, el balance de Alejandro Menéndez es de dos derrotas, siendo también eliminado de la Copa del Rey. El equipo manchego quiere coger aire y todo lo que no sea ganar será hundirse todavía más en la tabla.

Djuka contra Pichu, duelo para despedir el año en El Molinón

El año futbolístico se cierra en El Molinón-Quini con la vuelta al estadio sportinguista de quien fue el principal guardián de sus porterías en la última década. Desde que se marchó en el verano de 2017, Iván Cuéllar no había pisado el césped de la que fue su casa durante nada menos que nueve temporadas. El ‘Pichu’ regresa a Gijón como una de las piezas claves del Leganés, para medirse a uno de los máximos goleadores de la Liga, Uros Djurdjevic, al que intentará frenar (sigue el partido en directo en AS.com).

Djuka será de nuevo el estilete en el equipo de David Gallego. El serbio fue el autor del gol que le dio la victoria al cojunto rojiblanco la pasada jornada frente al Zaragoza, también en El Molinón, y quiere volver a ser decisivo para sus colores. Pero enfrente tendrá un portero que vivió numerosas tardes de éxito en el estadio más antiguo del fútbol español.

Con Djurdjevic, David Gallego formará una alineación prácticamente calcada a la que ya se conocen los aficionados de memoria. Babin parece que estará en condiciones de jugar porque finalizó aparentemente sin problemas el último entrenamiento. La única ausencia local será, por tanto, Manu García, que se rompió muscularmente en el duelo contra los zaragocistas y no volverá hasta enero.

El Sporting busca otra victoria en casa que confirme su fortaleza en su estadio, donde no ha perdido aún partido alguno, y de paso asegurar un puesto en la zona de ‘playoff’ de ascenso hasta la vuelta a la competición, el primer fin de semana del nuevo año. El equipo de Gallego aspira de nuevo a sacar la mayor rentabilidad de su seguridad defensiva con los goles de Uros Djurdjevic.

Por su parte, la visita del Leganés a Gijón es asunto delicado. Los pepineros no han declarado aún el estado de ansiedad, pero caer derrotados frente al Sporting sería pulsar el botón de las alarmas. Son los blanquiazules la tercera plantilla más valiosa del campeonato en un potencial que no se refleja en la tabla. Ahora mismo ocupan una cuarta posición alejada de la cabeza que, de caer en este encuentro, perderían en favor de su rival. Cerrar 2020 como quinto clasificado no entraba en las previsiones pepineras de inicio de curso, por mucho que el discurso interno en Butarque hable de prudencia extrema y de una Segunda División muy complicada.

Es por eso que a los de Martí solo les estará permitido conjugar un verbo: ganar. Aceptar como buenos otros marcadores resultaría igualmente peligroso. Incluso empatar –más allá del cómo– podría acelerar los nervios toda vez que ahondaría en la pésima racha blanquiazul fuera de su estadio. El Lega es el 16º visitante, con solo ocho puntos de 24 posibles y un balance goleador negativo de seis tantos a favor y nueve en contra. El último triunfo allende Butarque data del 21 de noviembre ante el Málaga. Desde entonces, una derrota y un empate. De no ser por el fortín (casi) inexpugnable de Butarque, el Leganés sería aspirante a entrar en playoff y no equipo de la zona alta de la tabla.

Para voltear la tendencia y vencer en El Molinón, Martí tendrá algunos problemas en formas de ausencias. La más destacada podría ser la de Tarín, que no se ejercitó en el último entrenamiento y es más que seria duda. Central intocable para el entrenador, su baja obligaría a formar con una dupla casi inédita; Miquel y Omeruo apuntan a titulares en una zaga mermada por más ausencias. Bustinza tampoco podrá jugar. Rober Ibáñez (sancionado), Avilés y Santos (lesionados) completan las bajas. Este último no retornará al estadio en el que tanto disfrutó hace dos temporadas.

Sí estará Iván Cuéllar, que será el centro de atención pues visitará por primera vez como rival desde su marcha el estadio en el que jugó nueve temporadas. Con 211 duelos oficiales, Pichu es el 42º jugador en la historia del Sporting por número de partidos oficiales. En el actual conjunto rojiblanco, solo Carmona ha competido más que el hoy arquero pepinero.

Stuani, la amenaza de un necesitado Tenerife

Finaliza este atípico 2020 con un Tenerife-Girona (sigue el partido en directo en As.com). Se cierra la 19º jornada entre dos equipos con presentes opuestos: los insulares metidos en zona de descenso, calcando errores de hace un año, mientras que los catalanes llegan al alza (han sumado diez de los últimos puntos) y con los puestos de playoff a tiro. Por ello, ambos necesitan de la victoria.

Este mismo duelo fue el segundo que se jugó en el Heliodoro este año y por aquel entonces, las gradas vibraban y contaban con público. Fue de los últimos del Rodríguez López con la ‘vieja normalidad’. Casi doce meses después, la situación pandémica ha obligado a los aficionados a ver el encuentro desde casa.

Ramis deberá hacer varios cambios en su once ya que ni Aitor Sanz ni Pomares pueden jugar por sanción. El canterano Javi Alonso y Álex Muñoz asoman como principales candidatos para ser titulares, aunque no serían las únicas variantes en el equipo. Bruno Wilson ya se ha recuperado de sus molestias y también podría regresar a la defensa, mientras que Shashoua, uno de los hombres más en forma del momento, también tiene opciones.

El Girona, por su parte, en cuanto al equipo titular, Francisco hará pocos experimentos. El 4-4-2 es intocable porque le hace sentir cómodo. Eso sí, habrá un cambio obligado por la baja de Antonio Luna, lesionado. Franquesa, único lateral zurdo natural con ficha del primer equipo disponible, le suplirá. Yan Couto tiene opciones de relevar a Calavera en el lateral derecho tras su gran duelo contra el Rayo, pero el resto de posiciones están adjudicadas. Stuani (la gran amenaza local), Sylla, Gumbau, Samu Saiz, Bernardo y Juan Carlos descansaron en Copa y recuperarán este lunes sus estatus de titulares.