Óscar Rodríguez llegará cedido al Getafe hasta junio

El Getafe ha hecho oficial un comunicado en el que anuncia el principio de acuerdo con el Sevilla para la cesión de Óscar Rodríguez, adelantada por AS. El centrocampista serás azulón en el momento en que se libere una ficha, pues ahora mismo las veinticinco de la primera plantilla están completas tras las incorporaciones de Gonzalo Villar y Borja Mayoral.

El acuerdo es hasta el final de esta temporada con una opción de prórroga que las partes volverán a estudiar el treinta de junio. Jugador del perfil deseado por Quique Sánchez Flores y seguido por Ángel Torres desde su etapa en el Real Madrid, finalmente el Getafe se ha hecho con sus servicios. Ha sido internacional absoluto y tiene pasado en el Leganés, eterno rival de los azulones.

Escudo/Bandera Getafe

Con la llegada de Óscar el Getafe no da por cerrado el mercado invernal, pero ya ha cubierto sus principales necesidades. Ahora espera dar salida a Timor y Macías. El valenciano tiene muchos pretendientes en Segunda División, mientras que la situación del mexicano es más complicada.

La Policía Nacional detiene al autor del lanzamiento del palo a Jordán en el Betis-Sevilla

La Policía Nacional informó de la detención del responsable del lanzamiento del palo que golpeó a Joan Jordán durante el derbi Betis-Sevilla y que supuso la suspensión del choque de la Copa del Rey. El detenido responde a las iniciales J. C. L. E., tiene 30 años y antecedentes por malos tratos, lesiones y robos con fuerza. Ha quedado en libertad con cargos, según informó este mismo lunes la Policía Nacional a los medios de comunicación. Al responsable se le imputan los delitos de desórdenes públicos y lesiones y ha sido propuesto para una sanción por una infracción a la Ley del Deporte.

La Policía investigó el hecho desde el mismo momento en que se produjo a través de las imágenes del estadio Benito Villamarín hasta encontrar al responsable del incidente. Hay que recordar que el partido se interrumpió en el minuto 39 del primer tiempo, justamente tras anotar el Betis el 1-1 y recibir Joan Jordán el golpe procedente del palo lanzado por un aficionado de Gol Sur. Se trataba de un mástil roto de una bandera, de PVC. Burgos Bengoetxea, el árbitro del encuentro, decidió suspender el choque y el jugador del Sevilla Jordán fue trasladado al hospital para ser revisado tras sufrir mareos después de recibir el impacto del palo.

Rakitic: “Se ha ido en contra nuestra en muchas cosas”

Ivan Rakitic, uno de los capitanes del Sevilla, mostró su descontento por todo lo sucedido estos días y la derrota en el derbi de copa ante el Betis: “Estoy enfadado, se ha ido claramente en contra nuestra en muchas cosas y eso no puede ser. Vamos a olvidarlo todo y pedir a la afición que vea el esfuerzo que ha hecho el equipo, porque vamos a levantarnos y quedan muchas cosas importantes”.

El Papu Gómez también pasó por los micrófonos de la radio oficial nervionense: “Se decidió en detalles, es bastante irreal lo que pasó estos dos días. Queríamos seguir en esta Copa y darle una alegría a la gente. Hay que pasar página y pensar en lo que viene. Hoy nos levantamos pensando que íbamos a entrenar, luego nos avisaron que teníamos que jugar”.

“Hay que felicitar al rival y aceptar la derrota. Ahora tenemos que tratar de recuperar a gente que sin duda necesitamos, tuvimos muchas bajas por Covid y lesiones. Tratamos de competir en estas condiciones”, concluyó Papu.

Lopetegui explota tras caer en el derbi de Copa: “Me toca los coj…”

Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla, valoró la derrota de su equipo en Copa ante el Betis: “Estamos tristes por ser eliminados de la Copa. Futbolísticamente fue equilibrado. Tuvimos situaciones donde faltó claridad en el último pase. Casi sin tener ninguna ocasión ellos marcaron el segundo. Hay que felicitar al rival”.

El vasco criticó las acusaciones de los jugadores del Betis. “Lo primero es felicitar al Betis por el pase a la siguiente ronda. Lo segundo es tener claro que la agresión que sucedió no representa a la afición del Betis, energúmenos los hay en todos lados. Pero tercero, en este país tenemos la piel muy fina para muchas cosas, en cualquier tipo de violencia. Poner el foco en lo que no toca es lamentable. Joan Jordán llegó con 16-13 de tensión al hospital. Me parece lamentable que compañeros hagan lo que han hecho. Jordán no está en el campo y la cabeza no la puso él”.

“El ‘es que’ me toca los cojones; o condeno o no condeno. No entiendo que se pueda jugar hoy cuando el agredido es perjudicado, porque no puede jugar. Había muchas posibilidades de jugar otros días. La justicia en este caso no existe para nada”, añadía Julen.

“Podíamos no habernos presentado, creo que nos asistía la razón. Si no te presentas estás eliminado y no estás en las siguientes Copas. ¿A ti a qué te suena eso?”, concluyó el técnico.

Canales reina tras el caos

El Betis se ganó un billete a los cuartos de final de la Copa del Rey entre el silencio del Benito Villamarín en el día después al bochorno provocado por la agresión a Joan Jordán desde las gradas verdiblancas. Sonrió el conjunto de Manuel Pellegrini impulsado por la magia de Canales, que encontró un agujero en la defensa del Sevilla cuando su equipo menos creía en el desafío. El derbi cerró sus 50 minutos pendientes bajo un contexto de igualdad que se rompió con un tanto de Canales bajo el desacierto del canterano Alfonso Pastor. Éxtasis verdiblanco y caos sevillista. Todo tras la enésima vergüenza marcada por un acto de violencia que pospuso el choque durante casi 20 horas.

El duelo se reanudó con ciertos matices tácticos cambiados. Lopetegui introdujo a Koundé y formó una zaga de tres centrales para dar aire a Acuña en el flanco izquierdo. Más equilibrio y una apuesta incisiva por atacar los costados del Betis. Pellegrini suplió a Bellerín con Sabaly y su apuesta no varió: quiso el balón y mantuvo su incesante presión arriba. Hubo diez minutos de tanteo antes del veloz descanso. Más miedos que intenciones. Más indecisión que valentía. Acuña vigiló de cerca los movimientos de Fekir y Rafa Mir buscó desmarques a espacios sin dueño.

Expuso más fuerzas el Sevilla en la reanudación. Acuña se convirtió en una pesadilla por la izquierda y el Betis frenó su ímpetu inicial. A Fekir le costaba más entrar en juego y Papu Gómez comenzó a multiplicar su peso en la creación. Las internadas de Ocampos encontraron más espacios y Óliver probó desde lejos ante la calma de Rui Silva.

Movió primero sus piezas Lopetegui, que hizo debutar a Tecatito Corona y decidió entregar la punta del ataque a Ocampos. Seguía habiendo más pundonor que fútbol en ambos equipos bajo el obligado silencio del Benito Villamarín. En ese escenario de dudas apareció William Carvalho entre líneas para dibujar un buen pase al espacio para Canales, que controló, amagó ante la zaga sevillista y batió con la zurda a un desafortunado Alfonso Pastor. Éxtasis del banquillo bético. Mirada al reloj de Lopetegui.

Tiró de carácter el Sevilla para tratar de dañar al Betis. Rekik remató tras un saque de esquina encontrando las manos de Rui Silva y el canterano Iván Romero tanteó al portugués tras la enésima carrera de Acuña. El argentino se convirtió en el arma más letal del Sevilla, que insistía en su apuesta vertical para tratar de encontrar la portería de Rui Silva. La tuvo en su cabeza Koundé a poco del final tras otro servicio medido de Acuña a balón parado, pero su remate se topó con el larguero de un Rui Silva batido. Jugó con el tiempo tras ello el Betis, encontrando aire con la calma de Carvalho y el talento de Fekir. Ya estaba todo escrito. Los cuartos de final quedaron en manos de los verdiblancos en el día después de un arranque para el olvido. El fútbol dio la sonrisa al Betis en un derbi marcado por lo que nunca debió pasar. 

Cambios

Sabaly (39′, Hector Bellerin), Koundé (39′, Gudelj), Marcos Acuña (39′, Joan Jordán), Gudelj (66′, Óliver Torres), Jesús Corona (66′, Rafa Mir), Iván Romero (77′, Rekik), Tello (78′, Juanmi), Antonio Zarzana (89′, Montiel)

Goles

0-1, 34′: Papu Gómez, 1-1, 38′: Nabil Fekir, 2-1, 72′: Canales

Tarjetas

Nabil Fekir (0′,Amarilla) Lucas Ocampos (22′,Amarilla) William Carvalho (60′,Amarilla) Montiel (63′,Amarilla) Álex Moreno (77′,Amarilla) Koundé (92′,Amarilla) Marcos Acuña (93′,Amarilla

Otra vez el Newcastle pesca en LaLiga: Diego Carlos

Diego Carlos podría estar disputando sus últimos minutos con el Sevilla. El diario inglés Telegraph informa que el Newcastle está muy cerca de cerrar su esperado refuerzo en la defensa y este sería el central del Sevilla. Esperan que el fichaje se pueda cerrar esta misma semana y fuentes del club citadas por este diario se muestran “optimistas” con la operación. Afirman que el Sevilla y el Newcastle siguen negociando el precio del traspaso, pero que el central quiere salir y esto está ayudando al conjunto inglés a situarse mucho más cerca de su objetivo de conseguir un defensa de primer nivel para su plantilla. 

En caso de cerrarse, el Sevilla perdería a un baluarte fijo en su defensa. El central brasileño está siendo clave esta campaña para Julen Lopetegui. Diego Carlos ha jugado todos los encuentros de la Liga de Campeones y solo la roja que vio frente al Celta le sacó del once en LaLiga Santander, donde acumula todos los minutos en los que ha estado disponible. 

Si bien este está en negociaciones, Donny Van de Beek ya ha dicho ‘no’ al Newcastle. Según informa el Daily Telegraph en exclusiva, el centrocampista neerlandés del United habría rechazado la oferta del Newcastle United para llegar cedido en invierno. El medio continúa siendo suplente con Rangnick después de la marcha de Solskjaer, pero decidió no salir. En parte por él, que no ha insistido en salir, y en parte por el club, que no desea reducir su plantilla a estas alturas de temporada.

El difícil mercado de invierno del Newcastle

Escudo/Bandera Sevilla

Según informan desde Inglaterra, el Newcastle United está recibiendo múltiples negativas por disitntos motivos. Los clubes ingleses no quieren reforzar a lo que ven en el futuro como un posible rival directo dado el cambio de propiedad. A nivel internacional, el conocido nuevo potencial económico del club del norte de Inglaterra hace que el resto de clubes ‘infle’ el precio de sus jugadores en algo que desde el club ya se quejaron y bautizaron como “tasa Newcastle”.

Además, las negociaciones con los jugadores no están siendo sencillas. Dada la situación del Newcastle en la tabla y el riesgo real de descenso a la Championship, todos los jugadores con los que negocian están pidiendo incluir cláusulas de rescisión a precio económico en sus contratos para conseguir una salida sencilla si se abandona la Premier League. 

De momento, el Newcastle ha conseguido fichar a dos jugadores para reforzar su plantilla. El primer fichaje de este mercado fue Kieran Trippier, lateral del Atlético de Madrid. El inglés cerró su regreso a la Premier League y dejó algo menos de 15 millones en las arcas de los rojiblancos. Las urracas también han fichado a Chris Wood, exdelantero del Burnley, por 30 millones de euros para suplir la baja de Callum Wilson. Las urgencias llevaron a cerrar al jugador por un precio mucho más alto del esperado, ya que su valor ronda los seis millones. 

Los planes de Pellegrini y Lopetegui tras el aplazamiento

La suspensión del Betis-Sevilla de los octavos de final de Copa del Rey hace que Manuel Pellegrini y Julen Lopetegui tengan que improvisar un plan para este domingo antes del partido, previsto para las 16:00 horas a puerta cerrada en el Villamarín. Los jugadores de ambos equipos se fueron a sus casas pero todos, salvo Joan Jordán, han sido convocados para una sesión de entrenamiento este domingo. Los béticos se ejercitarán a las 10:30 horas, mientras que los sevillistas lo harán desde las 11:30.

Jordan está en su casa después de haber pasado por el hospital al haber recibido el impacto de una barra de PVC. El Sevilla informó en un comunicado del estado del jugador: “Joan abandonó el Benito Villamarín sensiblemente aturdido y fue trasladado al hospital, donde fue explorado y se le realizaron una serie de pruebas que marca el protocolo debido a la contusión. El diagnóstico final es de traumatismo craneoencefálico y el jugador se mantendrá en observación domiciliaria hasta que pase un periodo mínimo de 24 horas sin que existan síntomas de alarma”.

La suspensión del partido llegó tras el impacto que recibió Jordán después de que Fekir hiciera el empate con un gol olímpico.

Jordán: traumatismo craneoencefálico y 24 horas de observación domiciliaria

El Sevilla emitió un comunicado para apoyar a Joan Jordán tras la agresión sufrida en el Benito Villamarín y afirmó que el jugador estará como mínimo 24 horas “en observación domiciliaria”. “El quiere trasladar todo su cariño a Joan Jordán, que por fortuna, y sin duda eso es lo único importante, se encuentra en su domicilio, tras haber recibido el impacto de un objeto arrojado desde la grada local en el transcurso del derbi”, dice el comunicado.

“Joan abandonó el Benito Villamarín sensiblemente aturdido y fue trasladado al hospital, donde fue explorado y se le realizaron una serie de pruebas que marca el protocolo debido a la contusión. El diagnóstico final es de traumatismo craneoencefálico y el jugador se mantendrá en observación domiciliaria hasta que pase un periodo mínimo de 24 horas sin que existan síntomas de alarma”, añade el Sevilla.

Escudo/Bandera Sevilla

El club nervionense “condena el acto violento que ha sufrido hoy Joan Jordán, un hecho inaceptable en el mundo del deporte cometido por un individuo que, por supuesto, ni mucho menos representa a la afición del Real Betis ni a la forma de vivir el fútbol en nuestra ciudad. Asimismo, el club quiere pedir el mayor de los respetos para la figura de Joan Jordán, un profesional íntegro y una persona ejemplar que ha sufrido un ataque infame”.

El derbi de las vergüenzas

El derbi sevillano que amenazaba con ser una fiesta del fútbol terminó siendo una vergüenza. Betis y Sevilla dirimieron un duelo de intensidad y coraje hasta que un aficionado lanzó desde la grada de Gol Sur un palo que golpeó en la cabeza de Joan Jordán. Ahí quedó el amago de fiesta futbolística convertida en bochorno absoluto. De Burgos Bengoetxea decidió detener el partido mientras el centrocampista del Sevilla era atendido por los servicios médicos. Otro capítulo más de atentado contra el espectáculo en un derbi sevillano.

El suceso llegó antes del descanso y justamente después de que Nabil Fekir pusiera el 1-1 en el marcador con un gol de córner directo ante esa misma grada de Gol Sur. Los protocolos de activaron. El árbitro mandó a los futbolistas al vestuario y el propio Villamarín reaccionó recriminando el comportamiento de parte de la afición por lo sucedido. Hubo un compás de espera que presagió lo que terminó siendo oficial minutos más tarde. La Real Federación Española de Fútbol anunció que el choque de los octavos de final de Copa quedaba suspendido con un claro mensaje: “La RFEF condena todo tipo de violencia en los terrenos de juego”. Los jugadores del Betis saltaron de nuevo al césped para despedirse de sus aficionados al tiempo que se multiplicaban las dudas sobre qué ocurría con la eliminatoria. La película terminó con la peor imagen posible cuando sobre el césped todo estaba destinado a un nuevo espectáculo de rivalidad deportiva en Sevilla. La batalla de discusiones tuvo continuidad en la grada debido a la condena de la mayoría de los aficionados a ese comportamiento violento que, de nuevo, rompió toda invitación al espectáculo. Una nueva noche para el olvido.

Betis y Sevilla esperaron. El fútbol ya se había roto. La violencia volvió a marcar un partido de fútbol cuyo destino era ya lo de menos. Lo había condicionado un aficionado que lanzó un palo al césped para tratar de imponer su ley. Una agresión lamentable que entregará un segundo capítulo a una eliminatoria que no debía tenerlo. El choque había comenzado bajo el imprevisible condicionante del COVID y terminó con la violencia como invitada indeseable. De poco sirvieron el preciso disparo de Papu Gómez o la genialidad de Nabil Fekir. Lo ocurrido minutos antes sobre el campo, con tablas en el marcador, queda bajo el olvido desde ese minuto 39.

Tras ello comenzó también de forma paralela una carrera para la localización por parte de la policía del responsable del lanzamiento del objetivo. También entraron en escena un puñado de conversaciones entre la Federación Española y LaLiga para tratar de buscar una fecha para el choque. Todo ello mientras Joan Jordán era trasladado al hospital para que se revisara su estado físico.Tanto Betis como Sevilla quisieron mantener la cautela tras la suspensión del duelo. Los comunicados se retrasaron y algún jugador trató de lanzar algún mensaje sobre lo ocurrido, como los béticos Víctor Camarasa o Juan Miranda, que insistieron en condenar ese acto violento y advertir que el Sevilla nunca quiso seguir jugando este duelo. Un derbi de vergüenzas que desnuda de nuevo el lado oscuro del fútbol y que deja en el aire lo que debía haber sido una fiesta.