Trippier regresa a la lista ante el Sevilla y se mantiene Soriano

El Atlético recibirá al Sevilla en una noche gélida en Madrid con prácticamente toda su plantilla disponible para Simeone en un partido que, en caso de victoria, dejará a los rojiblancos como campeones de invierno. El Cholo tiene la única baja de Herrera, todavía recuperándose de una lesión muscular y cuenta con Trippier de vuelta para la causa

El inglés no ha participado en los tres últimos partidos del equipo, contra el Getafe y el Alavés en Liga y en Copa ante el Cornellà a causa de una sanción de la FIFA durante diez semanas sin practicar el fútbol, tras estar acusado por la Federación Inglesa por haber participado en un caso de apuestas antes de fichar por el Atlético. Trippier recibió la cautelar a pocas horas de medirse al Alavés sin tiempo para tenerle apto y no estuvo en Copa, ya que llevaba más de una semana sin entrenarse con sus compañeros y debía recuperar el ritmo. 

Ante el Sevilla está de vuelta y apunta a titular. El Atlético no jugó su partido del sábado contra el Athletic por la gran nevada en la capital española donde Simeone ya había anunciado que contaba con Giménez y João Félix en plenas condiciones pese a sus percances en Copa. A la espera de que se oficialice el refuerzo de Dembélé en la punta de ataque como sustituto de Diego Costa, el canterano Mario Soriano, debutante en Cornellà con muy buenas sensaciones, vuelve a sumarse a la primera plantilla. El meta San Román, también debutante en Copa, es el otro jugador del Atleti B presente en la convocatoria.

La lista completa está formada por 23 futbolistas: Oblak, Grbic, San Román; Trippier, Vrsaljko, Giménez, Savic, Felipe, Hermoso, Lodi; Carrasco, Kondogbia, Torreira, Saúl, Koke, Llorente, Lemar, Vitolo, Soriano; Correa, João Félix, Luis Suárez y Saponjic.

Alto voltaje en el Metropolitano

Filomena ha marcado el momento en nuestro país, aunque esto no afectará de manera directa al Wanda Metropolitano, preparado para este choque de la primera jornada aplazado en su día. El Atlético se entrenó ayer (lo que ya de por sí fue noticia) en el estadio y el campo presentaba un aspecto normal. Si la nieve, el hielo y el frío son protagonistas en casi todo el país, este duelo promete alto voltaje (sigue el partido en directo en As.com).

Porque los Atlético-Sevilla, y viceversa, son partidos competidos al máximo, trabados, duros, donde suele pasar de todo. Asentados como equipos de Champions, las miras del Atlético son aún más altas, al título. Tiene un punto más que el Madrid y tres partidos menos. Si el equipo de Simeone gana alguno de ellos tomará una ventaja considerable. Y el primero de los aplazados es el Sevilla. Un miura en el Metropolitano. Luis Suárez contra En Nesyri. Palabras mayores.

El Cholo no se quiso quejar en la previa, quizá para ridiculizar a su eterno rival, un Real Madrid presa de los llantos. El Atlético se entrenó el jueves, lo tuvo que hacer en el gimnasio el viernes, el sábado cada uno en su domicilio y el domingo igual, excepto ocho jugadores que lo hicieron en un polideportivo en Boadilla del Monte. Por fin este lunes pudieron tocar el balón y entrenarse todos juntos. No parece la mejor manera de preparar un partido de altísimo nivel, pero es lo que hay.

Lopetegui y Simeone, con sus mejores galas

Simeone pondrá a su mejor once. El último encuentro fue el del descalabro copero, con la unidad B en juego. Ahora le toca a los Oblak, Savic, Hermoso, Koke, Llorente, Lemar, Suárez… Hay varias dudas. Podría volver Trippier al lateral tras la cautelar a la sanción de la Federación Inglesa. Y veremos si juega de inicio João Félix, quien no salió muy bien parado de Cornellà.

El Sevilla llega con Lopetegui renovado, una muestra de la confianza que se tiene en su proyecto. Un Lopetegui, por cierto, que no ha podido con el Cholo. Veremos si cambia su racha. El guipuzcoano lamenta que el Atlético ha tenido mucho descanso y a su equipo le sucede al revés. Lopetegui podría hacer alguna retoque por ello, pero la pareja Koundé-Diego Carlos le da fiabilidad atrás. Navas está listo para jugar, Fernando seguirá en el pivote y En Nesyri, ayudado por Suso y Ocampos en los costados, querrá amargarle la noche a Oblak y compañía. Un dato. El año pasado, empate en los dos partidos. Seguro que la temperatura estará bajo cero en Madrid. Pero en el Metropolitano subirá muchos grados…

Un Atlético-Sevilla con morriña

La historia de este Atlético-Sevilla es la de un partido de la jornada 1 que se pospuso y que ahora mide al líder y a un aspirante a la Champions. Mirando hacia atrás, es una cita que trae buenos recuerdos en el Wanda Metropolitano, y en este caso no por el resultado, por los goles o los regates… La anterior visita de los hispalenses fue el último partido con público en la casa rojiblanca.

Fue el 7 de marzo de 2020. El Atleti era sexto y el Sevilla, cuarto, aunque los rojiblancos andaban casi más pendientes de la visita al Liverpool del día 11. Los visitantes pensaban en la Roma también. Pero antes tocaba Liga. El estadio se engalanó y rozó el lleno ante un rival que motiva mucho y en una fecha y hora que también (sábado a las 16:00), y encima el partido resultó apasionante.

La primera parte fue una locura. En el minuto 18 marcó De Jong. A la media hora, y tras cinco minutos a vueltas con el VAR, Morata empató de penalti. En plena euforia local, João Félix consiguió el 2-1 y, antes del descanso y de nuevo tras pasar por el videoarbitraje, un penalti a favor del Sevilla vailó para que Ocampos hiciera el 2-2. El segundo tiempo fue más tranquilo y, aunque hubo tensión, ambos equipos se fueron convenciendo de que las tablas no eran del todo malas para nadie.

Paralelamente a la jornada, el coronavirus —todavía no declarada oficialmente la pandemia— se extendía por Europa a un ritmo brutal y afectaba al deporte con suspensiones de todo tipo de eventos. Una historia suficientemente contada ya. El fútbol tardó en volver al Wanda Metropolitano, tres meses en concreto. Pero la afición aún no lo ha hecho. La fiesta que se vivió aquella tarde con ambiente primaveral se echa de menos y la espera se está haciendo muy larga. Por eso este Atlético-Sevilla trae gratos recuerdos, casi de otra época. Morriña de un tiempo que volverá…

Sobre el respeto al compromiso

El sábado 10 de diciembre de 1967, el Atlético, líder de la Liga tras once jornadas, tomó el avión hacia Bilbao. Había amenaza de temporal. El avión no pudo aterrizar en Sondica y tuvo que regresar a Madrid. Tras un almuerzo rápido, el equipo partió en autocar. Llegando a Somosierra toparon con la nieve. Hubo que poner cadenas y en algún tramo los jugadores bajaron a empujar. Llegaron al Landa de Burgos a medianoche, cenaron, siguieron hasta Vitoria, llegaron a las cuatro, durmieron, a las doce tomaron un desayuno-almuerzo, volvieron al autobús ya vestidos de futbolistas y llegaron a San Mamés a 20 minutos de la hora fijada. Perdieron 6-1.

No es lo ideal, claro. Lo ideal es que no nieve. Pero aquello reflejó el espíritu de la época: el empeño en salvar el partido. Este sábado el Athletic tenía que jugar en el Metropolitano. Su autobús viajó por delante la mañana del viernes, porque ahora es costumbre hacerlo así para tenerlo en el aeropuerto a la llegada. El equipo voló por la tarde, no pudo aterrizar en Madrid (¡claro!) y el autobús esperó en vano. El sábado no hubieran podido jugar pero muy posiblemente sí el domingo. Y el Atlético-Sevilla se hubiera empujado al miércoles. En 50 años han cambiado a mejor muchas cosas, pero se ha perdido respeto al compromiso.

No ha sido sólo la insoportable ñoñería del Madrid. El Getafe y el Rayo han arrastrado los pies. Pellegrini planteó no ir a Huesca, por el frío. Tebas ha tirado de sus modos más expeditivos porque esta no es temporada para aplazar partidos por capricho. LaLiga empezó tarde, ha de terminarse por fuerza el 23 de mayo (por la Eurocopa) y el COVID es una perpetua amenaza de suspensiones. Cada cual debe hacer lo posible por estar donde debe cuando debe. Cada cual es culpable de no haber tomado las previsiones convenientes. Anteponer la desidia a ese compromiso colectivo que es LaLiga es una irresponsabilidad insolidaria.

Muriel, de discreto en el Pizjuán a amenaza del Real Madrid

El fútbol, como todo en esta vida, te da otra oportunidad para triunfar. Luis Muriel llegó al Sevilla en julio de 2017 como el fichaje más caro de la historia del club. Un peso que no supo gestionar, pues su rendimiento en Nervión fue muy inferior a lo esperado. Ahora, en el Atalanta, es el delantero más efectivo de todas las ligas de Europa, con un promedio sencillamente espectacular de un tanto cada 30 minutos. El Real Madrid es su próximo rival en octavos de final de la Champions y el colombiano es una amenaza para el equipo blanco por su voracidad en el área.

Cifra récord. 20 millones de euros pagó el Sevilla a la Sampdoria por contratar al colombiano, con una cláusula de rescisión fijada en 50 ‘kilos’. En dos temporadas y media marcó 13 goles en 65 partidos, sin dar la sensación de estar completamente adaptado al equipo. Su regreso a Italia, primero cedido a la Fiorentina y después traspasado al Atalanta, le ha devuelto su mejor versión. Esta temporada lleva números de depredador de área: 10 goles en 14 partidos de Serie A y dos tantos en la Champions.

Este mismo fin de semana contribuyó al triunfo por 1-4 ante el Benevento con un golazo de categoría. Recibió de Malinovskyi en el costado izquierdo, fintó en dirección a portería y sacó un prodigioso zapatazo desde fuera del área para colar el balón por la escuadra. Golpeo y regate se unen a otra cualidad que atesora el colombiano: su endiablada velocidad.

Muriel encadena cinco jornadas seguidas haciendo gol, su mejor racha de siempre. Busca seguir marcando y acercarse al récord de tantos consecutivos en la Serie A, once, números que comparten Gabriel Batistuta, Cristiano Ronaldo y Fabio Quagliarella. No obstante, aún queda trabajo por hacer.

Anteriormente, había marcado un gol a la Roma, dos al Bolonia, uno al Sassuolo y otro al Parma. Su equipo ha ganado cuatro encuentros y ha empatado uno (frente al Bolonia), lo que le ha lanzado hasta la cuarta posición, en zona de Liga de Campeones. Gian Piero Gasperini, su entrenador, está encantado con su rendimiento, pues cuenta con el revulsivo perfecto.

Los zagueros de Zidane tendrán que atar en corto a Muriel el próximo 24 de febrero. Un delantero que, lejos de venirse abajo, supo galopar y convertirse en la bala que su etiqueta una vez hirió.

El gobierno de Parejo y la tendencia a mirar en LaLiga

El poder es él

No hay equívocos con Dani Parejo, reacio al sensacionalismo futbolístico y cuyo efecto en el juego de su equipo es único. Lo fue en el Valencia y lo es ahora en el Villarreal. La goleada al Celta, huérfano tanto sin Iago Aspas como sin Renato Tapia, alude a la orden y visión del medio centro, impagables su capacidad de asociación (73 pases buenos) y gestión en el trabajo defensivo (10 recuperaciones). Como su hechizo con Gerard Moreno, instantáneo desde el primero día. Parejo fue la autoridad en el campo y su actuación constituyó la dictadura del talento. En él conviven elementos aparentemente antitéticos como la elegancia y el control. Su fútbol, en definitiva, transmite una credibilidad al alcance de muy pocos. A sus 31 años, nunca ha disputado una gran competición con España. La potestad creativa que exhibe demanda hoy una oportunidad.

Papel cambiado

Otros jugadores ejercen una influencia similar desde lugares distintos. El lucimiento de En Nesyri frente a la Real Sociedad recolectó todo tipo de alabanzas, muy merecidas, pero camufló la enérgica actuación de Fernando (33 años). Estuvo inconmensurable. Lopetegui desencadenó al centrocampista brasileño en la presión con el propósito de trabar la construcción realista. El sentido posicional y reflejos en la anticipación de Fernando hicieron el resto, con un protagonismo destacado en los dos primeros goles del Sevilla. Se le vio ocupar espacios más adelantados que en otros partidos e incluso invadió el área contraria. El jugador que acostumbra a equilibrar al Sevilla amplió el catálogo de sus funciones.

La idoneidad

El regreso a la victoria del Cádiz señaló la importancia del Choco Lozano (27 años) en la estrategia de Álvaro Cervera. No hay delantero más adecuado para interpretar lo que quiere el entrenador cadista. El nivel de aceleración a campo abierto, el olfato para atacar los centros y la disposición para la pelea encajan como un guante con la propuesta del Cádiz. La confluencia de estas cualidades quedó demostrada ante el Alavés: gol, asistencia, 35 toques… Y la expulsión de Tachi. Pero no se trata de un simple partido, su incidencia va más allá. En un equipo hecho para las transiciones y las acometidas por las bandas, el hondureño emerge como el jugador ideal para este estilo.

Ganar desde lejos

El respiro del Valencia en Valladolid llegó de una forma poco habitual. El disparo desde fuera del área de Carlos Soler, con la colaboración inexcusable de Masip, alivió la delicada situación del conjunto de Javi Gracia. No es que fuera extraño que el Valencia ganara, sino el cómo. Cada vez se ven en LaLiga menos lanzamientos desde larga distancia. Es esta la temporada que menos remates desde fuera del área se producen, sin llegar a los ocho por encuentro. La cifra responde a una tendencia descendente e imparable desde la 2005-06, curso que deparó 13 disparos de media en este apartado. Ahora se ve un gol de este tipo cada cuatro partidos. El hecho en sí se ubica en la línea de burocratización del fútbol, cada día más metódico, donde la espontaneidad y la calidad individual han sido relegadas. Convendría no acotar tanto la inspiración individual. Que se lo digan a Soler y al Valencia.

Simeone: “Me gusta el Sevilla, competirá por ganar la Liga”

Simeone, entrenador del Atlético, habló ante los medios de la visita de este martes del Sevilla y de cómo está afectando la borrasca Filomena al equipo en su día a día, tras impedirle jugar ante el Athletic y entrenarse con normalidad en los últimos días.

¿Hubiera sido aconsejable suspender más partidos en estas circunstancias?

Soy partidario de que cada uno tiene responsabilidades desde donde le toca, la nuestra como entrenador es preparar al equipo en las circunstancias que nos toquen para llevar adelante la competición, todos lo intentamos con la mejor intención y hay que tomar decisiones, cada uno desde su lugar. Desde fuera es fácil opinar, pero hay que estar ahí. Nosotros tenemos que entrenar futbolistas y agradecer porque, con todo lo que ocurre en el mundo, lo que nos pasa a nosotros es mínimo.

¿Cómo llega el equipo al partido?

El Sevilla viene de competir, con un ritmo de juego muy bueno, se les vio muy bien en el último partido. Siempre compiten y juegan muy bien, aprovechan su juego posicional, ir eliminando rivales para romper por las bandas gente que llega en segunda línea, muy buen juego en el medio… Hace años que compiten cada vez mejor.

¿Cómo han sido las últimas horas en el Atlético?

Con las dificultades que tuvo toda la gente en sus casas. No teníamos opción de poder juntarnos ni de salir de casa. Trabajamos en casa el sábado, el domingo un grupo sí pudo entrenarse junto… No hay excusas, son circunstancias ante las que nos tenemos que adaptar. Lo más importante será mañana y lo anterior no importará en la crítica y la opinión que recibamos.

¿Cómo se prepara un partido con un solo entrenamiento?

Serán dos sesiones, porque mañana haremos otra al mediodía para terminar de afinar lo que hay que hacer, aprovechando que el partido es por la noche

¿Cómo está el césped del Metropolitano?

Muy bien. Se le ve muy bien, con un estado normal para poder competir y seguramente no habrá ninguna dificultad con el campo.

¿Cómo ve a Trippier?

Está muy bien, con muchas ganas de jugar, enganchado como siempre. Sime (Vrsaljko) también está compitiendo muy bien con otras características y mañana decidiremos.

¿Cómo valora la llegada de Dembélé?

Todavía no está confirmado, sí muy avanzado. Me voy a mostrar de cara al partido que me interesa mañana y cuando esté, si está, opinaré.

¿Cómo ha sido la llegada al estadio hoy?

Anécdotas no, pero sí la necesidad de tener creatividad para poder juntarnos y entrenar. Un gran trabajo de los empleados del campo para que estuviera disponible. Fuimos viniendo en las camionetas que nos han traído, porque las carreteras importantes están bien, pero en Madrid y en las urbanizaciones hay dificultades y hay que buscar la manera para llegar al punto de encuentro… Por suerte pudimos entrenar.

Zidane lamentó el estado de césped en Pamplona. ¿Tiene que también ustedes sensaciones raras con el partido?

No estuve en el lugar del míster que opinó, así que no puedo sentir sobre lo que dijo. Mañana habrá frio, el campo se irá poniendo no tan bueno y no mucho más.

¿Qué opina de Lopetegui y su trabajo?

Lo felicito por su renovación. Está haciendo un muy buen trabajo, con un estilo definido que hace sentir cómodo al equipo. Siempre ha sido así como entrenador en los equipos donde ha estado. Me gusta el Sevilla, siempre tiene un carácter especial, competitivo, se ha reforzado muy bien como siempre lo hace y tiene jugadores importantes y una plantilla muy completa. Competirán hasta el final por ganar la Liga.

¿Cómo ve este liderazgo con tres jornadas menos?

Sevilla.

“¿Temporal? Descansaron una semana y nosotros tres días”

Julen Lopetegui, técnico del Sevilla, valoró con cautela la antesala del choque ante el Atlético de Madrid y mostró su felicidad por la reciente renovación de su contrato con la entidad nervionense. “Hay satisfacción y orgullo porque el club cree que debemos seguir vinculados en la búsqueda de crecimiento y de objetivos juntos. Hay que mirar para delante, mañana hay uno bastante interesante además”, dijo sobre esa renovación hasta 2024.

Preguntado por Jesús Navas, fue conciso: “Ha entrenado con normalidad”. Apuntó la exigencia del duelo ante el Atlético: “Jugamos contra el líder destacado de la competición, tiene una de las mejores plantillas del mundo liderada por uno de los mejores entrenadores del mundo. Eso hará que la dificultad sea máxima, pero vamos con la sana intención de ir a por la victoria”.

Lopetegui analizó los estilos de juego y la pegada del equipo ante la Real: “Nos enfrentamos a un rival que concede muy pocas ocasiones de gol, defiende muy bien, ataca bien y tiene futbolistas de un talento extraordinario. Hay que hacer un partido casi perfecto en todos los sentidos para poder competir. El partido ante la Real ya es historia, esto va muy rápido, estamos centrados en el Atlético”.

Condicionantes del temporal: “Es evidente que la realidad es que llegan con una semana sin jugar y nosotros con tres días. Pero no podemos cambiar, no podemos hacer nada ni está bajo nuestro control. Lo aceptamos y buscamos soluciones. Nos obligará a tener un mejor desempeño, es una realidad”.

El técnico vasco insistió sobre ese devenir de los próximos años tras su renovación: “En el fútbol lo importante es lo inmediato. El largo plazo se consolida cuando se logran objetivos al cien por cien. Es cierto que lo del Cholo en el Atlético tanto tiempo no es habitual, pero eso habla de su gran trabajo al frente del equipo y de la calidad del mismo”.

Plan de viaje y estado del terreno de juego: “Fruto de esas suspensiones viene un rival con más días de descanso, claro que ha afectado ese temporal. ¿Aplazarse? Prefiero no emitir una opinión, podría malinterpretarse, no podemos hacer otra cosa. Hay que adaptarnos al contexto, no hay otra solución”.

Candidatura del Atlético a la Liga: “Va primero por méritos propios, por supuesto que es candidato a ganar todo lo que juegue sin ninguna duda, es algo evidente. Ya sabemos la complejidad del rival, tiene una jerarquía en su estadio, pero eso añade una ilusión al partido para que seamos capaces de superar las circunstancias y tener un buen desempeño a todos los niveles, llegar al límite, a eso nos llevará el Atlético. ¿Eliminación de la Copa? No estoy pendiente de cómo piensa el rival en ese aspecto, cada competición es diferente, tendrá más días de preparación para los demás partidos”. 

Pelear por la Liga: “El Sevilla lo que se plantea de momento es poder llegar a Madrid bien y enfocar el partido de mañana con optimismo. Todo lo demás es mear fuera de tiesto”.

El Sevilla renueva a Julen Lopetegui hasta junio de 2024

El Sevilla anunció la renovación de Julen Lopetegui como técnico hasta 2024. Los primeros 19 meses del vasco en Nervión reflejaron un éxito que recibe así la inmejorable respuesta de club con su confianza en el que ya es el técnico con mejor porcentaje de triunfos en la historia. Lopetegui terminaba contrato en 2022 y encuentra así una renovación que se sostiene en su gran labor al frente del equipo, al que clasificó para la Champions League en su primer curso y lo llevó hasta el sexto título de Europa League.

El club no dudó en detallar los brillantes números de Lopetegui en el Sevilla desde su llegada. El duelo ante la Real Sociedad supuso alcanzar la cifra de cien puntos en 54 encuentros de Primera División. También presenta un porcentaje de imbatibilidad de más del 82%. El propio Lopetegui mostró su alegría por esta renovación: “Es una enorme ilusión, estamos llenos de energía y ganas para darle forma al proyecto de Monchi. Queremos ayudar a que el Sevilla sea todavía más grande, para ello habrá que trabajar mucho y que el sueño de los sevillistas se haga realidad. El campo del Sevilla debe llevarnos en volandas con su energía para conseguir los triunfos máximos a los que vamos a aspirar”.

Lopetegui encara de esta forma con ilusión lo que resta de temporada a los mandos de un vestuario que supo gestionar a la perfección en su primera campaña, sacando un gran partidos a su plantel y llevando hasta el éxito de la sexta Europa League al club nervionense. En su segunda campaña, mantiene al equipo en la zona de privilegio de la Liga y lo clasificó hasta los octavos de final de la Champions League con dos jornadas de margen. Todo un panorama de esperanza que se une también a su periplo en la Copa del Rey y con miras a seguir haciendo historia en Nervión.