Sobre el respeto al compromiso

El sábado 10 de diciembre de 1967, el Atlético, líder de la Liga tras once jornadas, tomó el avión hacia Bilbao. Había amenaza de temporal. El avión no pudo aterrizar en Sondica y tuvo que regresar a Madrid. Tras un almuerzo rápido, el equipo partió en autocar. Llegando a Somosierra toparon con la nieve. Hubo que poner cadenas y en algún tramo los jugadores bajaron a empujar. Llegaron al Landa de Burgos a medianoche, cenaron, siguieron hasta Vitoria, llegaron a las cuatro, durmieron, a las doce tomaron un desayuno-almuerzo, volvieron al autobús ya vestidos de futbolistas y llegaron a San Mamés a 20 minutos de la hora fijada. Perdieron 6-1.

No es lo ideal, claro. Lo ideal es que no nieve. Pero aquello reflejó el espíritu de la época: el empeño en salvar el partido. Este sábado el Athletic tenía que jugar en el Metropolitano. Su autobús viajó por delante la mañana del viernes, porque ahora es costumbre hacerlo así para tenerlo en el aeropuerto a la llegada. El equipo voló por la tarde, no pudo aterrizar en Madrid (¡claro!) y el autobús esperó en vano. El sábado no hubieran podido jugar pero muy posiblemente sí el domingo. Y el Atlético-Sevilla se hubiera empujado al miércoles. En 50 años han cambiado a mejor muchas cosas, pero se ha perdido respeto al compromiso.

No ha sido sólo la insoportable ñoñería del Madrid. El Getafe y el Rayo han arrastrado los pies. Pellegrini planteó no ir a Huesca, por el frío. Tebas ha tirado de sus modos más expeditivos porque esta no es temporada para aplazar partidos por capricho. LaLiga empezó tarde, ha de terminarse por fuerza el 23 de mayo (por la Eurocopa) y el COVID es una perpetua amenaza de suspensiones. Cada cual debe hacer lo posible por estar donde debe cuando debe. Cada cual es culpable de no haber tomado las previsiones convenientes. Anteponer la desidia a ese compromiso colectivo que es LaLiga es una irresponsabilidad insolidaria.

Bordalás: “Este triunfo es mérito del grupo humano”

Valoración del partido: “Estamos muy contentos y satisfechos. Esta es una victoria del grupo humano fantástico que tenemos. Pasamos malos momentos sin entrenarnos durante tres días, sin poder preparar el encuentro con todas las garantías. Nos hemos encontrado bien a pasar del gol tempranero en contra, dominando de principio a fin. La segunda parte fue tremenda porque no era el mejor momento y los futbolistas respondieron muy bien; le doy un sobresaliente al equipo”.

Temporal de frío: “Me alegro muchísimo por los chicos y por el equipo, no hemos pasado por momentos fáciles, como todo el mundo sabe. No era la mejor situación para preparar este duelo con las garantías correctas y lógicas, pero hemos respondido francamente bien. Es una victoria de muchísimo mérito ante un equipo difícil de batir y de ganar en su estadio. El partido ha sido fantástico. Nos marchamos felices y contentos; este triunfo es muy importante para el desarrollo de los siguientes encuentros”.

Más fichajes: “Ahora estamos disfrutando de esta victoria y estamos muy contentos con la llegada de estos dos jugadores (Aleñá y Kubo) para aportar cosas importantes, como se ha demostrado en Elche. Aleñá lleva pocos días con el grupo. Kubo no ha entrenado prácticamente, pero ha dejado detalles muy buenos. Este grupo humano les ha abierto las puertas y los brazos a los dos. Son futbolistas que vienen con ganas de ayudar al equipo. Valoraremos las opciones y veremos si puede llegar algún compañero más. Estamos contentos con el grupo humano que tenemos. Ahora hay más alternativas para cambios tácticos y de posiciones. Todos están a un grandísimo nivel”.

Kubo: “Llevaba días hablando con él. Llegó a Madrid el viernes pasado con una situación complicada, de meterse en casa y aislarse. Le hablamos de nuestro equipo y de cómo tenía que interpretar su juego para ayudarnos. Durante la estancia en el hotel le he explicado lo que podía aportar si entraba. Lo ha hecho francamente bien y ha generado dos acciones importantes: la del 1-2 y la del penalti a Ángel”.

Elche: “No suelo valorar el nivel de equipos que no son los míos; bastante tengo con mi trabajo habitual. El Elche empezó muy bien y es un equipo difícil de batir. Está perdiendo partidos por detalles, aunque es verdad que en esta ocasión hemos sido superiores. Confío en que el Elche va a estar ahí peleando por su objetivo. La Liga está muy igualada, difícil y trepidante. No es fácil para nadie”.

 

Kubo: 25 minutos para ilusionarse

Takefusa Kubo ha recuperado la sonrisa en Getafe. Y cuando sonríe, desata todo su talento, uno de los más importantes de LaLiga, como ha demostrado en su primer partido con la camiseta azulona. El japonés, cuando más atascado parecían los ataques contra un aguerrido Elche, se ha encargado de revolucionar el juego visitante, aportándole su calidad y velocidad.

José Bordalás confía en él y eso es lo más importante para que veamos su mejor versión. El Getafe llegaba en una situación comprometida después de haber perdido tres partidos consecutivos, uno de ellos contra el Córdoba para caer eliminado en Copa del Rey. Con 1-1 en el marcador y sin crear demasiado peligro, las dudas empezaban a notarse. Con todo esto, y a pesar de ser un recién llegado y no haber entrenado ni una sola sesión, el director técnico decidió que Kubo era la solución, y no se equivocó.

Apenas cuatro minutos fueron suficientes para demostrar lo que vale. Salió en el 65′ y, en el 69′, después de una conducción en velocidad con varias bicicletas para confundir a su defensor, disparó con fuerza un tiro que Édgar Badía no pudo despejar bien y que acabó finalizando Jaime Mata para confirmar la remontada. Los compañeros se dividieron, un grupo se fueron con el delantero mientras que otros, conscientes de la importancia de Kubo, se acercaron a celebrar con el japonés.

No paró de correr el tiempo que estuvo en el campo. En ataque, partió como extremo derecho, bien pegado a la banda para abrir la cerrada defensa rival. Más adelante, con la entrada de Ángel y el cambio de sistema, se le vio también en el costado izquierdo. Un centro suyo forzó el penalti sobre el delantero que a la postre supondría el definitivo 1-3. También ayudó mucho en defensa, persiguiendo a su lateral hasta cerca de su propia área en varias ocasiones. Este fue el principal motivo que alegó Emery para no alinearlo durante su etapa en el Villarreal.

El susto llegó en el 82′. Una dura entrada de Rigoni le dejó renqueante. Estuvo más de 30 segundos en el suelo, cogiéndose el tobillo maltrecho. Las imágenes de dolor eran evidentes, pero quedó en nada y pudo seguir jugando hasta el pitido final. En total, tocó la pelota en 21 ocasiones y tuvo un 100% de acierto en el pase. 25 minutos que ilusionan y mucho tanto a los aficionados del Getafe como a los del Real Madrid.

Kubo revoluciona al Getafe

EI Getafe enterró el temporal en Elche. Bordalás dejó atrás sus problemas y olvidó unas horas frenéticas en las que tuvo que preparar un partido sin entrenamientos y tras ver cómo sus jugadores dejaban imágenes para el recuerdo la noche previa. Los empujones a los coches en plena nevada dieron paso a un ejercicio de responsabilidad y compromiso en el terreno de juego por parte de la plantilla del Getafe. Encima, Aleñá y Kubo firmaron un debut interesante como azulones, con especial brillo del mediocentro del Barça. 

El Elche, hundido tras once jornadas sin ganar, se lo puso fácil al equipo de Bordalás, que sólo tuvo que sobreponerse al tempranero gol de Raúl Guti. Cucurella, Mata y Ángel le dieron la vuelta al marcador. El Elche falló en los momentos claves y se fue descomponiendo con las lesiones. Su crisis ya es aguda.

El Elche tardó tres minutos en demostrarle al Getafe que tenía que despertar de su odisea viajera. Raúl Guti adelantó a un Elche que planteó un partido espeso y correoso, con muchos jugadores por dentro y dos líneas casi juntas. Olivera y Aleñá dieron señales de vida con dos lanzamientos, pero fue Cucurella el que igualó el choque tras un gran centro de Portillo. Antes del descanso, Yáñez le hizo un paradón a Pere Milla cuando ya cantaba gol. Esa intervención lo cambió todo.

El conjunto franjiverde siguió con su autodestrucción tras el paso por los vestuarios. Marcone vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con uno menos. Ahí se acabó el equipo de Almirón, que perdió a Boyé, Fidel y Diego por lesión. Al Getafe sólo le faltaba rematar la faena. Y lo hizo tras una buena acción de Kubo. El japonés disparó y el rechace de Edgar fue rematado en boca de gol por Mata. Ángel marcó el tercero y todavía le dio tiempo a Kubo a reclamar un penalti y a Mata a fallar un par de ocasiones claras. El Getafe se descongeló en Elche y dejó al equipo de Almirón tiritando y mirando con vértigo la tabla.


Almirón: “Es un momento difícil, pero me siento capacitado y vamos a salir”

Resumen del partido: “Es una derrota durísima por cómo se fueron dando las cosas. Carrillo iba a ser titular y se resintió el domingo de su lesión. Boyé, a partir del minuto 2, no jugó más. Y así se fueron desarrollando los acontecimientos. Nos empataron a falta de cinco minutos y aún tuvimos la de Pere Milla para irnos con 2-1 al descanso. Con uno menos y las lesiones no pudimos rearmar al equipo. Se hizo lo que se pudo. Los futbolistas no paran de competir y de correr; se trabaja para hacerlo lo mejor posible. Ahora nos quedamos con muchas bajas y con los numerosos partidos que vienen por delante. Espero el reporte del médico para ver qué tienen los lesionados”.

Actuación arbitral: “Es duro porque los jugadores son los que vienen sufriendo con estas situaciones. Hubo un penalti en la primera parte que ni el VAR revisó. Ya pasó en Bilbao con la trompada del portero (Unai Simón) a Boyé. El árbitro no tuvo la misma medida. Uno ya lo acepta de esa manera y sabe que tiene esa desventaja. No se toman las medidas de la misma forma. No hablo de excusas, sino de lo que se vio”.

Cuestionado en el puesto: “El entrenador vive de esto. Cuando las cosas van bien o mal estamos alerta de lo que pueda pasar. No vivo esa presión, solo busco soluciones; me preocupan más los resultados y las lesiones. Los jugadores están tristes y preocupados. Tomo la situación con seriedad y el momento es relativo”.

Necesidad de fichajes: “Claro que la hay. Esperemos que lleguen pronto por las lesiones también. Uno necesita recambios porque ahora viene una cantidad importante de partidos. Sé que se está haciendo un esfuerzo importante por parte del Club, aunque no es buen momento para negociar. Valoro el paso a seguir y es obvio que hay que tomar medidas lo más pronto posible”.

Once jornadas sin ganar: “Se van dando situaciones diferentes. Veníamos jugando bien, pero las lesiones cambian el trámite de juego. La parte final de Bilbao no me gustó. En este partido íbamos ganando y haciéndolo bien. Las lesiones y la expulsión te cambian el panorama y debes tomar medidas rápidas. Se debe evaluar todo. Nada se dio bien”.

Nivel de preocupación: “Es un momento difícil, pero me veo capacitado para sacar la situación adelante y lo vamos a conseguir”.-DAVID ESTEVE

El Getafe solicita un nuevo aplazamiento de su partido en Elche

El Getafe ha solicitado un nuevo aplazamiento del partido que se debía jugar esta tarde y fue pospuesto al lunes por el temporal. Ángel Torres ha pedido que se aplace de nuevo, al martes o a la fecha en la que el equipo pueda viajar sin poner a nadie en peligro. LaLiga aún no ha contestado, pero la situación es límite.

El equipo de Bordalás tuvo que suspender el entrenamiento previsto para este domingo y la viabilidad del viaje sigue siendo muy dudosa. No es solo que el Aeropuerto abra o que haya algún otro medio de transporte que permita llegar hasta Elche. Los inconvenientes se inician en el domicilio de los jugadores. A estas horas, la mayoría están atrapados y no les sería posible llegar al Coliseum para iniciar desde allí un nuevo viaje. Viendo el estado de las carreteras y de las calles de los pueblos de Madrid no parece que mañana lunes ese desplazamiento vaya a ser posible. Y si lo es será muy peligroso y muchos futbolistas no quieren hacerlo.

El presidente del club madrileño ha indicado que obligar a jugar ese partido sería adulterar la competición. El resto de partido con equipos madrileños de por medio han sido suspendidos salvo el que jugó el Real Madrid en Pamplona y que también provocó las quejas de los madridistas. Entrar y salir de Madrid es peligroso, moverse por las calles de Getafe lo es también. Bordalás y los suyos esperan noticias en sus domicilios con la esperanza de que el choque ante el Elche no se juegue mañana.

 

El Elche-Getafe pasa al lunes

El partido Elche-Getafe, previsto para este domingo a las 18:30, se jugará el lunes a causa de los problemas del equipo madrileño para desplazarse a la ciudad alicantina por el temporal de nieve que azota a buena parte de España. El Comité de Competición ha admitido la solicitud de LaLiga para aplazar el choque al lunes y el aplazamiento ya es oficial. El duelo se jugará a las 19:00 horas, en el Martúnez Valero.

El Getafe tenía previsto un entrenamiento para la mañana de hoy en el que Bordalás decidiría la convocatoria para viajar mañana a Elche. El temporal ha impedido este último ensayo y la rueda de prensa del técnico posterior, muy interesante por los recientes fichajes del conjunto azulón que podían estrenarse en el partido del domingo.

Uno de ellos, Take Kubo, iba a realizar hoy su primer entrenamiento con los nuevos compañeros. Deberá esperar otra ocasión. En cuanto al viaje, el equipo madrileño tenía previsto viajar en la mañana del partido hasta la ciudad alicantina, pero ningún medio de transporte es ahora adecuado. Las carreteras están cortadas y el aeropuerto, cerrado. 

En el partido iba a debutar seguro Carles Aleñá y tenía posibilidades Take Kubo, pero el nuevo Getafe se ha visto atrapado.

El que no vio a Pedri para el Madrid

Un talento desbordante. Un niño de 18 años, que se pone la zamarra del Barcelona, con lo que pesa en estos tiempos, en La Catedral del fútbol español y juega como si estuviese en una playa de Las Palmas sólo puede ser considerado un fuera de serie. Los controles, las pisadas, su lectura del juego, su facilidad para asociarse y su capacidad de improvisación son talento puro, exactamente aquello que debe encender todas las luces en la secretaría técnica de cualquier club grande. En el Madrid negaron a Pedri, no una sino dos veces, desoyeron la recomendación de Pepe Mel y el Barça, desacertado en tantas cosas en los últimos tiempos, ha encontrado un diamante. Hay que huir de las comparaciones con Iniesta, que mamó La Masía desde niño. De momento, resulta llamativo que haya sido capaz de devolver la sonrisa a Messi sobre el terreno de juego.

Kubo y Bordalás. Las jóvenes estrellas brotan desde las situaciones de crisis o desde la valentía de los entrenadores. Habrá que esperar que la apuesta de Bordalás por el joven nipón sea mucho más decidida que la de Emery. En este Getafe convulso cambiar a Nyom o Arambarri para meter a Kubo o Aleñá es una metamorfosis en toda la regla. Por fas o por nefas, los jóvenes que debían tirar la puerta del Madrid no acaban de hacerlo. La política de cesiones ha traído más dinero que provecho y las apuestas en la actual plantilla por Vinicius, Rodrygo, ni que hablar de Odegaard, parecen más complementarias que estratégicas. Diamantes sin brillo.

Ramos, un incendio evitable. Se paga más bien poco la continuidad de Sergio Ramos en el Real Madrid por muy fuerte que sea el ruido. Hasta Zidane se ha expuesto innecesariamente. Más allá del futbolista siempre está la familia. Si se queda, el capitán blanco habrá demostrado un nuevo acto de amor a su club ante los que le han puesto entre la espada de su incuestionable madridismo y la pared del discutible dinero que merecería en su último gran contrato como futbolista. El problema no es rebajarse un diez por ciento, sino saber que luego, cuando vuelva Bale o cuando se fiche al próximo Hazard, van a estar mejor pagados que tú por mucho que tu hoja de servicios haya resultado impecable, tu liderazgo incuestionable y tu contribución a un equipo de leyenda haya sido determinante. Florentino, que no habla en público, pero lo dicen todo por él, no habrá ganado ninguna batalla. Los símbolos nunca se deberían manchar. Ya explicará hasta dónde se va la factura del futuro estadio, presupuestado en 575 millones. Para ese gasto, al que llamarán inversión, sí parece haber un amplio margen incluso en tiempos de crisis.

Fajr, al ataque: “¿Dónde está ahora el Dios Bordalás?”

Fayçal Fajr, exfutbolista del Getafe, ha concedido una entrevista al programa de radio Hora Azulona, en la que ha criticado duramente a José Bordalás y ha narrado en primera persona lo que vivió en el club, cuando apenas contaba con oportunidades. El futbolista fue traspasado este verano al Sivasspor, donde es titular y está rindiendo a gran nivel. La transacción se cerró tras disputar tan solo 16 partidos en su regreso al Coliseum Alfonso Pérez. Ahora, ha querido explicar lo sucedido.

Vuelta al Getafe: “Bordalás me conocía y me pidió volver. No entiendo los motivos por los que no jugué. Tuve ofertas para irme a otros equipos en los que ganaba el triple de dinero que en Getafe y me dio igual. Esta era mi casa. Respeto a Bordalás, ha hecho un buen trabajo en el Getafe, pero no conoce el fútbol. No quería hablar, pero es el momento de que la gente lo sepa. No me puede decir que en un año mi juego ha cambiado. ¿Dónde está ahora Bordalás el Dios? La culta es suya”.

Entrenamientos: “Sé lo que es pelear para estar arriba, pero el entrenamiento no vale, no hace cambios, siempre pone el mismo equipo y un jugador se cansa, ve que no hay cambios. Yo veo el fútbol más que él, veo todas las ligas del fútbol, muero por el fútbol. Si dejas a un jugador fuera muchos partidos la culpa es del jugador, que no trabaja, es lo fácil”.

El equipo, fuera de Europa: “Nos quedamos fuera de la Europa League por su culpa. Y no entramos en Europa por su culpa también, por no saber manejar un vestuario”.

Las ‘manías’ de Bordalás: “Si tienes carácter, como yo, no juegas. Por eso echó a Antunes y Kenedy”.

Jorge Molina: “Cuando vi la noticia de que se iba no entendí cómo se iba a echar al mejor del club. Si echas a un jugador que cada año te da 12 goles, yo ya sabía que era el siguiente”.

Falta de minutos: “El año pasado fue diferente. Un jugador siempre quiere jugar y cuando no lo hace durante un tiempo largo no es algo que anime mucho. Yo sabía que había algún problema cuando jugamos contra el Badalona y me quedé fuera”.

Buenas vivencias: “Con el presidente y con el club está todo genial. Hasta el último día se han portado genial. Tengo un recuerdo increíble de la afición, sobre todo de mi primer año cuando jugué más”.

Carles Aleñá ya se entrena a las órdenes de Bordalás

Carles Aleñá es ya jugador del Getafe y se entrena a las órdenes de José Bordalás. El centrocampista catalán llega cedido desde el Barcelona hasta el final de esta temporada y sin opción de compra por parte del club madrileño. Los últimos malos resultados han provocado una reacción rápida de Ángel Torres que también ha intensificado las negociaciones para incorporar a Take Kubo esta misma semana, aunque en una operación más compleja.

Con veintitrés años, Aleñá ha jugado ya en Primera División con el Barça y el Betis, conjunto en el que jugó cedido la campaña anterior. Centrocampista de calidad y corte creativo, será un complemento ideal para Maksimovic y Arambarri, fijos en los últimos años. Aleñá podría debutar ya este domingo ante el Elche en un partido decisivo en la lucha por la permanencia. De hecho, Maksimovic sufrió la pasada semana un esguince de tobillo y es duda para este choque, por lo que el catalán tiene muchas opciones de jugar en Elche.

Aleñá era una vieja aspiración del Getafe y de Bordalás, que ya habló con él en el mercado de invierno de la temporada anterior. Sin embargo en aquella ocasión el futbolista se decantó por el Betis al estimar que el juego del equipo verdiblanco era más acorde a su estilo. Esta vez las negociaciones han sido fáciles, pues todas las partes deseaban lo mismo. Aleñá completa el centro del campo y obligará a la salida de Palaversa. De momento el que ha rescindido ya su contrato es Chichizola, dejando una ficha libre