La histórica diana de Van Dongen, una zaguera goleadora

“Nunca esperaba un gol en un partido así”, decía Van Dongen tras el primer derbi femenino Real Madrid – Atlético (0-1), que se resolvió a favor de las rojiblancas gracias a un gol suyo en el minuto 5. “Es súper especial. Estoy muy feliz por todos los atléticos”, añadía la defensa holandesa, que se ha adaptado a la perfección al conjunto atlético, al que llegó el pasado verano procedente del Betis y en el que ha hecho historia anotando la primera diana en este derbi capitalino

Una aclimatación que no sólo se mide en su buena relación con sus compañeras o su indiscutible titularidad, sino que también por sus goles. Y es que la holandesa, subcampeona del Mundo en 2019 con Países Bajos, suma tres tantos en la Primera Iberdrola. Una cifra que le convierte en la tercera máxima goleadora del conjunto rojiblanco en Liga, tras Ludmila (9 tantos) y Deyna Castellanos (5).

Fija en el eje de la zaga para Dani González, para el que es la quinta futbolista más utilizada en esta Primera Iberdrola, Van Dongen se ha ganado aún más los corazones de todos los atléticos. A su gol le acompañó un gran desempeño defensivo durante el derbi madrileño, en el que lo dio todo. Una solidez que ha llevado a su equipo a ser el tercero menos goleado de la Primera Iberdrola, con siete tantos encajados en 12 jornadas. 

“Estamos muy felices con el partido, pero no sólo por ganar, sino por la forma de hacerlo. Hemos sido el mejor equipo y eso es más importante que la victoria. Estamos muy contentas de cómo hemos estado juntas luchando durante los 95 minutos“, decía tras el encuentro la propia defensa holandesa, que sigue sumando hitos a su gran trayectoria como jugadora.

La ‘5’ del Atleti empezó su carrera en 2010 el club neerlandés Ter Leede. Al año siguiente, se cambió al ADO, donde consiguió su primer doblete nacional. Tras estos primeros pasos, se marchó al fútbol universitario en Estados Unidos para jugar en Alabama. Y, después de dos temporadas en Norteamérica, volvió por todo lo alto a los Países Bajos, al que regresó tras fichar por el Ajax.

Con el cuadro holandés jugó Champions y logró ganar Liga y Copa, pero en 2018 decidió cambiar de aires y dar el salto a España para vivir una nueva experiencia. Fichó por el Betis, donde ha fue indiscutible en las dos temporadas que vistió la verdiblanca. De Sevilla puso el pasado verano rumbo a la capital para seguir creciendo. Y lo está consiguiendo. Tras sus primeros meses como rojiblanca, Van Dongen ya es historia de este club.

El Real Madrid se lame las heridas tras el derbi

“Luchamos hasta el final, pero no pudo ser”, publicaba el Real Madrid en sus redes sociales tras el primer derbi Real Madrid – Atlético, que se resolvió con victoria por la mínima para las rojiblancas (gol de Van Dongen en el 5′). La dolorosa derrota impidió que las blancas se pusieran líderes de Primera, cortando una racha de cinco victorias consecutivas en Liga.

Pero, el conjunto madridista no tiene tiempo para lamentaciones, con un duelo en tres días ante el Sporting de Huelva (martes, 22 de diciembre, 15:30h). Ganar ante el cuadro onubense será decisivo para seguir en la zona de Champions, donde esperan y buscarán acabar este histórico 2020.

Así, las redes se han llenado de mensajes publicados por las propias jugadoras, que se lamen sus heridas y quieren levantarse de este duro chasco más fuertes que nunca. “Learn (Aprender). #HALAMADRID”, publicaba Marta Cardona tras el encuentro en Valdebebas. A ella se unieron compañeras como Teresa Abelleira (“Up (Arriba)”) o la capitana, Ivana Andrés: Cabeza alta, equipo! A pensar ya en acabar el año con victoria“.

Esta línea siguieron Maite Oroz (“Lo dimos todo y aún así no fue suficiente. Pensando ya en el siguiente partido”), la ex del Atlético Kenti Robles (“Tiempo al tiempo…“), Marta Corredera (“Solo continúa. Orgullosa de mi EQUIPO”) o la portera Misa, que dejó un gran mensaje motivador en su cuenta oficial de Twitter: “Cuándo el viento está en tu contra, rema. Y eso fue lo que hicimos hasta el final, una lastima no haber podido conseguir los 3 puntos. A pensar en el último partido del año y conseguir esos tres puntos para terminarlo bien. Solo me queda decir: ¡Hala Madrid!”.

El Real Madrid se atasca en las grandes citas: Barça, Atlético…

El Real Madrid volvió a rozar el liderato de la Primera Iberdrola con la yema de los dedos. Pero, de nuevo, un mal partido impidió que las blancas alcanzaran la cúspide de la clasificación. Pasó ante el Granadilla (2-1) y volvió a ocurrir en el derbi madrileño ante el Atlético (0-1), con un dolor que aumentó sustancialmente de una a otra derrota por la rivalidad que mantienen madridistas y rojiblancas.

Le pudo la presión al cuadro de Aznar, que vio muy de cerca el liderato y una ventaja de siete puntos sobre el Atleti. Sin embargo, las blancas fueron incapaces de cumplir con la exigencia que implicaba el primer derbi ante el conjunto atlético, en el que un gol de Van Dongen en el minuto 5 fue suficiente para dejar la victoria en el lado rojiblanco. Pudo el Real Madrid empatar el encuentro, en el que mostró menos actitud y despliegue físico que el Atleti, pero las cosas no suelen salirle bien a las madridistas en grandes citas.

Y es que las únicas derrotas del Madrid en esta temporada han llegado en cruces de alto nivel. El primero llegó pronto, en la primera jornada, con una derrota ante el Barça (0-4). Pese a la polémica (gol anulado a Asllani por una dudosa falta en ataque), las madrileñas fueron inferiores a las catalanas, que ganaron de manera muy justa en Valdebebas. Tras aquel duelo, llegó un empate ante el Valencia (1-1) y tres victorias consecutivas (Rayo Vallecano, Deportivo y Eibar).

Las cosas empezaban a carburar, al tiempo que aumentaban las ilusiones en esta histórica plantilla. Sin embargo, se produjo el gran chasco en Tenerife ante el Granadilla. Una derrota de la que el Real Madrid se levantó aún más fortalecido, encadenando cinco triunfos en Liga (Athletic, Betis, Sevilla, Levante y Espanyol). Un nivel arrollador que frenó el Atlético en cinco minutos y que volvió a dejar dudas en una gran cita para las madridistas.

De nuevo con polémica arbitral, las blancas estuvieron cerca de igualar el encuentro con un balón que salvó Leicy Santos sobre la línea de gol en el tiempo de descuento. Sea como fuese, el 0-1 quedó inmóvil en el marcador. Y, sin duda, Aznar deberá trabajar este factor con las suyas en busca de una pronta solución. La temporada es larga y quedan por delante un gran número de duelos de máxima exigencia.