Ancelotti respira: Alaba sólo tiene un golpe y estará disponible

La posible lesión de David Alaba (29 años) se va a quedar en un susto. El defensa, que sufrió un fuerte golpe en la rodilla en el encuentro que disputaba con su selección, Austria, ante Dinamarca, fue examinado por los servicios médicos del Real Madrid a su regreso de la concentración con su selección. Y los galenos madridistas diagnosticaron que tiene un fuerte golpe, pero que no le impedirá estar tanto en el próximo encuentro de los blancos ante el Shakhtar (martes 19, a las 21:00 horas) como en el que será su primera Clásico ante el Barcelona (domingo 24, 16:15 horas). El golpe que sufrió el austriaco es una dolencia en la que prima también el dolor que puede sufrir el jugador, pero el futbolista se siente bien. Aún así, y en previsión del Clásico, Ancelotti tendrá la última palabra en hacer jugar al austriaco ante los ucranianos o bien, dejarle reposar para que llegue en las mejores condiciones posibles para el encuentro ante los azulgrana.

<figure id="sumario_5|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/10/14/primera/1634229255_785321_1634229891_sumario_grande.jpg', '976', '978', 'Las estadísticas de la plantilla del Real Madrid jornada a jornada. / BeSoccer Pro’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-22.112359550562″>

Las estadísticas de la plantilla del Real Madrid jornada a jornada.
BeSoccer Pro

El otro jugador que acabó tocado en este parón de selecciones es Eder Militao. El brasileño se tuvo que retirar del encuentro que jugaba ante Colombia en el minuto 72 de encuentro. En un primer momento, el jugador se echaba las manos a la zona lumbar, pero tras ser examinados por los médicos de la selección brasileña, se le diagnosticó un problema muscular en la parte posterior del muslo derecho. El jefe médico de la canarinha, Rodrigo Lasmar, ha estado en permanente contacto con los galenos del conjunto blanco y es el que ha tranquilizado la situación. Militao pasará pruebas médicas el viernes 15 y, a la espera de confirmar los resultados, también llegaría para jugar en Kiev. Del mismo modo que Alaba, será Ancelotti quién decida si le alinea ante los ucranianos o le reserva para el Clásico.

Escudo/Bandera Real Madrid

Por otra parte, Hazard está muy recuperado de su sobrecarga en el isquio derecho. En la sesión de entrenamiento ha trabajado con el grupo y en solitario. Tampoco se descarta su presencia en Kiev, pero en su caso, es duda razonable. Asensio, Mendy y Camavinga, otros tocados en la plantilla blanca, se ejercitaron sin problemas y con el resto del grupo. Jovic, por su parte, se quedó trabajando en el gimnasio, pero no tiene problema ninguno. Quienes no estarán en Kiev son Dani Carvajal y Mariano. El lateral sigue con su proceso recuperatorio y es duda para el Clásico, mientras que el delantero trabajó en solitario por sobrecarga muscular. Es duda para el encuentro ante el Shakhtar. Mientras, los dos lesionados de larga duración, Bale y Ceballos, siguen con sus procesos de recuperación. Serán baja para los dos encuentros de la semana próxima.

Preocupación con Camavinga

Eduardo Camavinga ha abandonado la concentración de Francia Sub-21 y ha regresado a Madrid, después de no haber superado la lesión que sufrió en el último partido de Liga contra el Espanyol (se retiró en el descanso y se le vio con hielo en el banquillo). Tiene un fuerte hematoma en el empeine de su pierna izquierda, dolencia que le impidió jugar el pasado viernes ante Ucrania y que le ha descartado también para el encuentro que disputará su selección el martes contra Serbia en Belgrado.

La decisión definitiva se tomó el sábado por la tarde, después de ser explorado por los doctores de la Federación Francesa y comprobar que todavía tiene mucho dolor en la zona. Ahora vuelve a España para ponerse en las manos de los servicios médicos del Madrid, que durante la semana que ha estado con su selección han estado en contacto con él.

No es una lesión importante, pero sí muy molesta y que llega en un tramo de la temporada decisivo. Es una zona del pie que está en permanente contacto con la pelota y más en el caso de Camavinga, que es zurdo. Por tanto, hasta que el dolor no desaparezca por completo es muy incómodo volver a jugar.

La buena noticia para Ancelotti es que el Madrid no juega hasta el próximo martes, contra el Shakhtar en Champions, porque LaLiga aplazó el encuentro previsto para este sábado ante el Athletic porque los futbolistas sudamericanos que han ido con sus selecciones apenas iban a tener tiempo para descansar.

Recuperar a Camavinga la próxima semana es fundamental para Ancelotti, porque el duelo ante el Shakhtar se ha convertido en decisivo tras el tropiezo frente al Sheriff en el Bernabéu y después llega el Clásico contra el Barcelona. Dos encuentros que marcarán el rumbo del Real Madrid en esta recta final de 2021.

Benzema ayudó a Camavinga

El mediocentro del Real Madrid, Eduardo Camavinga, atendió a los medios de comunicación en la concentración de la selección francesa sub 21. El exjugador del Rennes confesó en rueda de prensa que Benzema ha sido clave en sus primeros días en la capital española, sobre todo a la hora de tranquilizarle e integrarse.

“Estoy muy sorprendido, sobre todo con Benzema, porque son jugadores muy humildes. Me tranquilizó directamente. Incluso comenzaron haciéndome bromas sin que yo hablara español. Tanto Modric como Benzema me apodaron con otro nombre (se ríe). Es un secreto, no voy a decirlo, pero estoy ya integrado. Karim me ha tranquilizado. Y luego podemos hablar en francés. Me siento a su lado en la mesa. Me dijo que si necesitaba cualquier cosa, que se la pidiera”, aseguró Camavinga al hablar de su integración en el Real Madrid.

Además, añadió: “Me encanta el campeonato español, hay menos impacto físico que en la liga francesa. Respecto a la selección francesa, mi rol en la sub 21 no ha cambiado en absoluto, sigo siendo el mismo jugador. No me van a ver con lupa porque haya fichado por el Real Madrid. Puedo seguir aportando a la sub 21 mi experiencia. Pero está claro que mi objetivo es el de volver a la absoluta”.

El Real Madrid pierde a 12 jugadores en este parón FIFA

Carlo Ancelotti pierde a 12 jugadores durante este parón de selecciones. Los más perjudicados son los cuatro jugadores sudamericanos (los brasileños Casemiro, Militao y Vinicius y el uruguayo Valverde) que tienen que cruzar el Océano Atlántico para participar con sus respectivas selecciones en encuentros valederos para el Mundial de Catar-2022, y que no llegarán hasta dentro de dos semanas. Los otros seis jugadores que acuden con sus selecciones absolutas son Courtois y Hazard (Bélgica), Benzema (Francia), Alaba (Austria), Jovic (Serbia) y Modric (Croacia), Por su parte, Miguel Gutiérrez y Camavinga han sido citados por las selecciones Sub-21 de España y Francia, respectivamente, para afrontar encuentros clasificatorios de la Eurocopa-2023. La otra noticia es la no llamada de Luis Enrique a ningún jugador español del conjunto blanco, algo que lleva haciendo desde la pasada Eurocopa.

Courtois, Hazard y Benzema se verán las caras el jueves en partido de semifinales de la Liga de las Naciones. El encuentro se jugará en el Allianz Stadium turinés el jueves 7 (20:45 horas). El ganador jugará la final contra el vencedor de la otra semifinal (Italia-España, que se juega un día antes el miércoles 6 a la misma hora, 20:45 horas), y el derrotado luchará por el tercer y cuarto puesto. Ambos encuentros se jugarán el domingo 10.

Luka Modric, que no acudió a la anterior cita de selecciones al tener un problema muscular, disputará dos partidos clasificatorios con Croacia para el Mundial de Catar de 2022. La selección balcánica se medirá en primer lugar a Chipre en el AEK Arena de Larnaca (viernes, 8 de octubre a las 20:45 horas), para tres días después, enfrentarse a Eslovaquia en el Osijek (lunes, 11 de octubre a las 20:45 horas).

El austriaco David Alaba también afronta encuentros valederos para el Mundial del próximo año. La selección austriaca jugará en las Islas Feroe este próximo sábado 9 de octubre (20:45 horas), para luego viajar a Dinamarca, donde se enfrentará a la selección danesa el martes 12 de octubre a las 20:45 en Copenhague.

Luka Jovic, convocado por la selección serbia, también jugará el sábado. En su caso lo hará ante la selección de Luxemburgo (20:45 horas), para cuatro días después recibir a Azerbaiyán en Belgrado (martes, 12 de octubre, 20:45 horas).

Los tres jugadores brasileños convocados por Tite (Casemiro, Militao y Vinicius), jugarán tres encuentros clasificatorios para el Mundial de Catar. Los pentacampeones del mundo empezarán este parón de selecciones el viernes 8 de octubre en Venezuela (01:30 horas), volarán a Colombia, donde jugarán el domingo 10 de octubre a las 23:00 horas, para acabar el viernes 15 recibiendo a Uruguay (02:30) en Manaos. Precisamente en ese encuentro se medirán a otro de los madridistas convocados por sus selecciones, en este caso, el uruguayo Fede Valverde que, además, se medirá a Colombia el viernes 8 de octubre (01:00 horas) en Montevideo, y viajará a Argentina, para medirse a la Albiceleste el lunes 11 de octubre a las 01:30 de la mañana.

Además, Miguel Gutiérrez y Eduardo Camavinga han sido convocados por las selecciones Sub-21 de España y de Francia, respectivamente. El primero ha sido citado por Luis de la Fuente para medirse a Eslovaquia e Irlanda del Norte los días 8 y 12 de octubre en partidos velederos para la Eurocopa de la categoría de 2023. Ambos encuentros se jugarán en el estadio de La Cartuja en Sevilla. Por su parte, Camavinga, que sufrió un fuerte golpe ante el Espanyol y será examinado a su llegada a Clairefontaine, ha sido llamado por Les Bleuets para los encuentros ante Ucrania (se juegan el liderato del grupo) el viernes 8 a partir de las 18:30 horas en Brest, para el martes 12 jugar ante Serbia en Belgrado (18:30 horas).

Camavinga adquiere galones

Camavinga convence a Ancelotti. El mediocentro francés será de la partida en el partido contra el Espanyol. Es su tercera titularidad casi seguida (fue suplente contra el Villarreal) en los últimos cuatro partidos. Tras jugar tres ratos brillantes (sumó un gol y una asistencia) en sus tres primeros partidos, Camavinga se ha ganado la confianza del técnico, que ha apostado por el galo y dado descanso a Casemiro.

“Se ha incorporado muy bien. Tiene buena personalidad. Tiene que mejorar, en el posicionamiento. Debe hacerlo mejor. Pero es joven y tiene calidad. Pone energía en el equipo, es bueno”, decía Ancelotti en la previa sobre el jugador que ha encontrado en Camavinga, que ya suma 252 minutos con la camiseta blanca.

Comparativa estadística de Camavinga y Casemiro.

Comparativa estadística de Camavinga y Casemiro.
BeSoccer Pro

Está por ver que en posición le ubica Carletto. Con los once que el italiano ha dispuesto de inicio, Camavinga puede jugar en su posición natural de mediocentro, en una posición más avanzada cerca de Benzema y Vinicius o, en otra posible alternativa, en el lateral izquierdo, una demarcación en la que Ancelotti ya le situó en los últimos minutos contra el Sheriff.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 3 de octubre de 2021

El Madrid sale de inicio con: Courtois; Lucas Vázquez, Militao, Nacho, Alba; Valverde, Kroos; Vinicius, Modric, Camavinga; y Benzema. En el banquillo se quedan: Lunin, Luis López, Vallejo, Miguel Gutiérrez, Casemiro, Rodrygo, Hazard y Jovic.

Ancelotti ya tiene el tridente

De un centro del campo de época a un abanico con enormes posibilidades para Carlo Ancelotti. La recuperación de Kroos, que jugó contra el Sheriff sus primeros minutos de la temporada tras recuperarse de una pubalgia, permite al entrenador alinear, junto a Casemiro y Modric, la tercera pieza del tridente que tantas alegrías ha dado al Madrid en el último lustro. Pero a diferencia de recientes campañas, cuando el centro del campo era la zona más corta de efectivos de la plantilla blanca y dejaba a Zidane con escasas alternativas para cubrir las ausencias de alguno de los miembros del tridente, Ancelotti dispone esta campaña de un buen fondo de armario para armar su ‘Sala de Máquinas’. Con la recuperación de Kroos, el fichaje de Camavinga, el próximo regreso de Ceballos y la reubicación de Asensio en la que trabaja el técnico, Carletto tiene la posibilidad de componer su centro del campo con hasta tres combinaciones de jugadores diferentes.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 30 de septiembre de 2021

El preparador blanco puede optar por la experiencia y el oficio de Casemiro, Modric y Kroos, la juventud con talento de Camavinga, Valverde y Asensio, y una tercera vía con el canterano Antonio Blanco y Ceballos e Isco por delante. La decisión queda en manos del técnico de Reggiolo.

El centro del campo campeón

Tres jugadores que han marcado una época. El centro del campo de las tres Champions de Zidane (y otros nueve títulos juntos). Desde la 2015-16, Casemiro (29 años), Modric (36) y Kroos (31) han jugado juntos 156 partidos, en los que el Madrid ha logrado 97 victorias (62,2%), 32 empates y 27 derrotas. La lesión del alemán ha impedido que el trío haya coincidido ahora sobre el césped (Casemiro fue uno de los sacrificados en el cuádruple cambio en el que el italiano dio entrada a Modric y Kroos), pero sus otros dos compañeros sí han sido piezas importantes en los planes de Ancelotti.

Sobre el brasileño, el propio técnico ha reconocido lo difícil que es afrontar su ausencia ante la falta de un recambio específico en la plantilla. Solo le dio descanso contra el Mallorca. Salvo ese mismo partido y el del Sheriff, Modric también ha sido titular cuando ha estado sano (se perdió los duelos ante Levante y Betis por lesión). Y Kroos está llamado a ser titular en una temporada en la que su adiós a la selección alemana le descargará de minutos en los parones internacionales.

La alternativa joven

Un medio del campo que puede durar toda una década. Entre los tres tienen una media de edad de 22 años y, lo que es más importante, son los que mejor se adaptan al físico y rápido fútbol actual, ese que tanto ansía practicar Carletto. El más joven de los tres es Camavinga (18). El francés ha demostrado un descaro en sus primeros encuentros que ha enamorado a la parroquia blanca. Su presencia física es determinante, aunque está obligado a mejorar su técnica para convertirse en insustituible.

El que ya se ha vuelto un fijo es Fede Valverde (23). La polivalencia y fiabilidad del uruguayo han enamorado al entrenador, que lo ha usado como titular en los nueve partidos de esta temporada. Suma ya 788 minutos, aunque su punto negro es que todavía no ha visto puerta. Sí lo ha hecho Asensio, que resurgió con su hat-trick ante el Mallorca. Sacarlo de la banda para usarlo de interior le está permitiendo brillar y recuperar la confianza, aunque le queda camino por delante si quiere convencer de nuevo al madridismo de que puede ser uno de los referentes del equipo.

La tercera vía

Se trata de un trío que, a pesar de que nunca han jugado juntos, mezcla a la perfección experiencia y juventud. Isco (29 años), que ha revivido como futbolista bajo las órdenes de Ancelotti, comandaría el tridente. Suma 342 partidos con la camiseta blanca, en los más de ocho años que lleva en la capital (llegó en el verano de 2013 procedente del Málaga). Esta temporada ha jugado 166 minutos repartidos en seis encuentros, saliendo como titular en dos de ellos.

Junto a él, el sevillano Ceballos (25), que esta campaña tiene la difícil tarea de asentarse en el equipo blanco. Llegó del Betis en 2017 y desde entonces apenas ha disputado 56 partidos con el Madrid (2.861 minutos). Tras dos años de cesión en el Arsenal, el mediocampista ha regresado para quedarse, aunque su lesión de tobillo no le ha permitido empezar el curso con buen pie. Por último, aportando equilibrio, estaría Antonio Blanco (21). La gran cantidad de medios que hay en la plantilla este año ha frenado la progresión del cordobés, que solo ha disputado 30 minutos con el primer equipo. Sin embargo, en el Madrid confían en él como un jugador de futuro. De hecho, acaba en 2023 y ya estudian su renovación.

“No ha cambiado mi opinión: los mejores tienen que estar en el Madrid”

Toni Kroos jugó contra el Sheriff sus primeros minutos de la temporada con el Real Madrid, tras un arranque de curso lastrado por una pubalgia. El alemán, de 31 años, concedió antes del partido al portal Goal.com una entrevista cuya segunda entrega han publicado en la mañana de este jueves. El alemán habla del inicio de temporada, Camavinga, Mbappé, su relación con Zidane, el lanzamiento de su app de entrenamiento y sus aspiraciones como técnico…

“Podemos estar contentos con los puntos que hemos sumado hasta ahora. Algunos partidos han sido muy difíciles, muy igualados, pero al final hemos sido capaces de encontrar un camino para ganar. Esto, además, en el inicio del año, que todos sabemos que siempre cuesta un poco entrar, no puedes jugar a partir de la primera jornada bien, esto no existe” explica Kroos sobre el comienzo de temporada.

Camavinga y Mbappé

Una campaña en la que comparte vestuario con nuevos jugadores, como Eduardo Camavinga. “Hasta ahora ha estado muy bien. Será más fácil hablar de él en un tiempo, cuando entrene y juegue más con él, pero lo visto hasta ahora en los partidos está muy bien, ya nos ha ayudado con su energía“, dice sobre el mediocentro procedente del Rennes.

Quien no pudo llegar al Madrid fue Mbappé: “En verano dije que me gustaría que viniera un jugador como él, pero que si no llegaba teníamos buen equipo. A ver qué pasa en el futuro, es difícil para mí decirlo porque no soy el que decide. Su calidad no ha cambiado, es un buen jugador y lo que sabemos es que el Madrid le quería fichar pero al final no lo consiguió. Todo esto sigue, también sin Mbappé aquí. Creo que estamos bien y para el futuro no ha cambiado mi opinión: los mejores jugadores tienen que estar en el Madrid y él seguro que es uno de ellos“.

Su futuro y el de Casemiro y Modric

Entre esos mejores jugadores que están en el Madrid se encuentran Kroos y sus compañeros Casemiro y Modric, con quienes ha formado un centro del campo de leyenda en el último lustro. “No tenemos que decir lo que hemos demostrado en nuestra carrera, también en la última temporada. Además, hay diferencias entre nosotros, creo que Case tiene 29 años, yo 31 y Luka 36. Hay diferencia como para que se hable igual de los tres. Todavía somos capaces de jugar a un gran nivel”.

El alemán opina que él personalmente aún tiene mucho fútbol que ofrecer: “Recuerdo una cosa que me dijo Zizou hace dos años, cuando tenía 29 y ganamos tres Champions juntos: que lo mejor, por su experiencia de jugador, era lo que venía, que su mejor tiempo fue a partir de los 30 o 31. Creo que con 31 todavía puedo jugar muy bien al fútbol“.

Aspiraciones de ser entrenador

Kroos siempre ha negado que tenga en mente ser entrenador algún día, aunque recientemente ha lanzado una app de perfeccionamiento, la Toni Kroos Academy: “Aún no pienso en ser entrenador profesional, sino más algo con los niños, para poder ayudar a alguien. No me gusta viajar tanto, estar en los hoteles tanto tiempo, pero algo así, eligiendo lo que hago cada día y pudiendo ayudar a muchas personas en el mundo…“.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 29 de septiembre de 2021

Algunos compañeros de vestuario le preguntan cómo hace para trabajar la app, tener un podcast y cuidar de sus tres hijos. “Aún soy joven y cuando viajamos, por ejemplo en los hoteles, no hago tonterías con ese tiempo. No juego a la Play, aprovecho el tiempo en los aviones y en los hoteles para pensar qué podemos hacer con la aplicación“, explica.

Estilo

Sobre su juego, el alemán comenta: “Correr mucho con balón no es mi juego, pero hay situaciones en las que lo necesito. En ese capítulo es cosa de tener el balón cerca para tener el control siempre y a la vez la cabeza arriba. Para ser capaz de eso necesitas mucho entrenamiento. Hay algunos jugadores que siempre hacen cosas y funcionan, y mi fútbol no es ir a regatear contra cuatro, sino tener una idea antes de que llegue el rival para no tener que hacer un uno contra uno en velocidad; es importante saber por dónde se mueve para irme al otro lado. Tener esto es más importante para mí: leer y controlar bien el balón para no tener que ser más rápido de pies que el otro, sino con la cabeza”.

Relación con Zidane

El centrocampista afirma que no ha vuelto a hablar con Zidane desde que el técnico anunció su adiós: “No, nada. Claro que hablamos en el momento en el que se fue, tuvimos una charla muy buena. Como le conozco, quería desconectar un poco. Tiene la misma visión que yo, está aprovechando su tiempo con la familia de momento. Un día hablaremos de nuevo seguro porque siempre hemos tenido buena relación“.

Comparativa estadística de Toni Kroos en los partidos con el Real Madrid y la selección de Alemania.

Comparativa estadística de Toni Kroos en los partidos con el Real Madrid y la selección de Alemania.
BeSoccer Pro

Retirada de la selección alemana

Por último, habló de su adiós a la selección alemana, que ha consumado tras la disputa de la Eurocopa con un bagaje de 106 internacionalidades y una Copa del Mundo en su palmarés: “Sabía que tenemos muy buenos jugadores, con un muy buen futuro. Como conozco a Flick porque trabajamos juntos seis años cuando él era segundo entrenador en la Selección, hablamos después de la Eurocopa, le dije mi idea y lo que quería. No tenía nada que ver con quién era el entrenador, era una decisión más personal. Me hubiera gustado trabajar con él, pero no quería cambiar mi opinión y estoy contento con ella. Mi decisión no era por un aspecto deportivo, sino personal. Quería tener un poco más de tiempo con mi familia, descansar un poco más y concentrarme en el Madrid tras muchos años con la Selección“.

La difícil reinserción de Kroos

Toni Kroos (31 años) está cada día más cerca de volver a los terrenos de juego. Pordría ser este martes ante el Sheriff Tiraspol, en la Champions (está convocado). Si no, podría gozar de sus primeros minutos de la temporada el fin de semana que viene contra el Espanyol. El alemán parece ya recuperado, el dolor de la pubalgia es cada día menor, y ya se entrena junto al resto de sus compañeros en la Ciudad Deportiva.

Lleva trabajando en solitario desde el pasado 3 de agosto, cuando el club anunció la lesión del jugador. Tenía dolor en el pubis desde hacía varios meses, pero se había vuelto insoportable durante el final de la temporada pasada, que acabó con su participación en su última Eurocopa con Alemania. Por ello, decidió parar de forma indefinida para intentar regresar a pleno rendimiento. Su último encuentro de blanco fue el 9 de mayo (2-2 contra el Sevilla).

Kroos tendrá que trabajar a destajo si quiere regresar a la titularidad. No le será sencillo ya que, además de la falta de ritmo competitivo después de tantos meses de baja, deberá conseguir adaptarse al estilo de juego rápido y físico que propone Ancelotti. En los primeros partidos de esta segunda etapa del italiano se ha visto como sus dos compañeros en la medular estos últimos años, Casemiro y Modric, han sufrido de más en la fase defensiva.

El técnico siempre ha destacado desde su llegada la importancia de meterle más velocidad y fuerza al juego. Por este motivo, Fede Valverde se ha convertido en una pieza fundamental para el entrenador: el uruguayo ha jugado desde el inicio todos los partidos desde que empezó la temporada. También ha participado con asiduidad Camavinga, quien a pesar de su juventud ha mostrado un despliegue impresionante. Ambos junto a Modric, cada vez más desgastado, son los rivales de Kroos por un puesto en el once.

De momento, lo más importante es que Ancelotti va a recuperar una pieza más y no una cualquiera. Kroos ha sido un jugador fundamental en los recientes éxitos del equipo blanco. Su presencia, aunque le cueste entrar en la dinámica, es un plus para pelear por los títulos.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 26 de septiembre de 2021

Asensio se carga de razón

Era un Mallorca recién ascendido y plagado de suplentes, para no llamarse a engaño, pero tomen nota de este cuarteto de violines: Rodrygo, Asensio, Benzema y Vinicius. Va a costar echarles de ahí. A Hazard, a Bale y cualquiera que lo pretenda. El Madrid recuperó el liderato con una decoración lujosa en un partido sencillo. Y Asensio encontró su lugar en el Madrid y en el mundo. No se le recuerda un partido tan completo ni en la derecha ni en la izquierda. De mediapunta, ese sitio que lleva años sin existir en el Madrid, reapareció ese jugador que un día pareció llamado a marcar una época. Cumplieron Ancelotti, que manejó bien el descontento del jugador, y Asensio, que replicó en el foro adecuado. El Madrid salió del partido como si hubiese cerrado un fichaje galáctico. El Mallorca, como si aquello no hubiera ido con él.

El once de Ancelotti dejó un rastro muy visible. No habrá rotaciones extremas. A Casemiro la paliza Madrid/Brasil le ha dejado plomo en sus piernas y niebla en su cabeza. Conviene despejarle. De Hazard sólo pueden servirse medias raciones. A Modric únicamente le van a sacar del once partidos de presunto medio pelo porque no hay gestor de juego que se le acerque. Camavinga y Rodrygo están en la primera línea de suplentes, los que tocan merecidamente con la punta de los dedos la titularidad. Son la punta de lanza de la next gen. Benzema puede ir olvidándose de las vacaciones y Jovic puede tomárselas cuando quiera. Y Marco Asensio tiene en su mano ser lo que aparenta. La banda derecha le esperó durante todo el curso pasado y él no se presentó. Ayer Ancelotti le tendió esa mano izquierda con la que ha levantado tantas copas y dejó la pelota en su tejado. Le dio la plaza de mediapunta en ese 4-2-3-1 al que empieza a coger el gusto. Un acierto, porque el balear dejó el mensaje de que este tren no lo va a dejar pasar. Más si el puesto le cae como un guante.

El error de Gayá

Luis García, desde la otra orilla, jugó dos partidos en uno: el del Bernabéu y el del domingo próximo en Son Moix ante Osasuna. Sucede en los equipos cortos de munición, que no pueden dispararle a todo. Así que el técnico sólo mantuvo a cuatro de los que jugaron ante el Villarreal la semana pasada. Fue una aceptación tácita de que estaba frente a un imposible.

El partido le dio la razón pronto. Gayà, el lateral del filial del que tiró ante la plaga de bajas en defensa, metió la pata en un mal control. Una desgracia seguida de otra: Benzema era el enemigo más próximo y lleva tres años sin dejar pasar una. Esta tampoco. Metió media docena de zancadas y cruzó la pelota a la red.

En estado de shock, en los minutos siguientes, el Mallorca fue desmintiendo todas sus virtudes. Fue una cama deshecha atrás, sin orden, sin presión, presa del pánico. Aún así, tuvo dos ocasiones claras para empatar, de Kubo y Lago Junior, que le devolvieron al partido. Eso también lo tiene este Madrid de Ancelotti, un equipo largo, divertido y entrañablemente vulnerable. Da mucho y quita poco. Pero esta vez supo pronto que aquello no iba a ser San Siro o Mestalla, donde sus rivales murieron por insuficiencia respiratoria. Eso siempre lo tuvo el Madrid: vive de su fe cuando no puede vivir de su fútbol.

El festival blanco

Con las defensas a la fuga, quedó un partido de recreo, muy de áreas y muy poco de entrenadores. Asensio marcó el gol del que pasaba por allí cuando ni Reina ni su defensa supieron sacar una incursión imposible de Rodrygo. Kang-in Lee respondió con un tanto de alta gama en zurdazo colocado desde fuera del área. Y para que no parara la juerga, Asensio repitió esta vez con un gol a su altura: desmarque, control orientado, casi autopase, de espuela y resolución académica con la izquierda. Una jugada de gran pureza, como ese fútbol que siempre le acompañó (intentó incluso un gol olímpico, la repera de este juego). Completó el hat-trick con un calco del tanto de Kang-in Lee. Fue una reivindicación brutal por el conducto reglamentario: sobre la hierba. Así se piden las oportunidades.

En ese girigay disfrutó Vinicius. Metido en fiesta es imparable. Desbordó, recortó, tiró caños, se gustó… El repertorio completo de ese fútbol callejero en peligro de extinción. Con otro estilo también alzó la voz Camavinga, un estupendo distribuidor de juego que conjuga el presente. Le ha cogido el aire al equipo en tiempo récord. Y Rodrygo le quitó el silenciador a su juego y puso su esprint a la altura del de Vinicius.

Asegurada la goleada, Ancelotti hizo política de vestuario. Dio esperanzas a la cantera entregando minutos a Blanco y Sergio Santos; consoló a Isco y Lucas Vázquez, que aspiraban a más en el duelo (el primero cerró el set), y regaló diez minutos a Jovic para no abusar del físico de Benzema, que antes de irse llegó al doblete con un gol que retrata bien el momento que vive: controló de espaldas, sin que sea posible determinar si sucedió por azar o por duende, y su disparo posterior tocó en dos defensas del Mallorca antes de acabar en la red. Ahora se siente capaz de meter un balón medicinal en un hoyo de golf.

Cambios

Iddrisu Baba (45′, Take Kubo), Jaume Costa (58′, Josep Gaya), Antonio Sánchez (58′, Aleix Febas), Abdón Prats (58′, Matthew Hoppe), Antonio Blanco (59′, Eduardo Camavinga), Isco (71′, Marco Asensio), Lucas Vázquez (71′, Rodrygo), Jordi Mboula (75′, Lago Junior), Jovic (79′, Benzema), Sergio Santos (79′, Nacho)

Goles

1-0, 2′: Benzema, 2-0, 23′: Marco Asensio, 2-1, 24′: Lee Kang-In, 3-1, 28′: Marco Asensio, 4-1, 54′: Marco Asensio, 5-1, 77′: Benzema, 6-1, 83′: Isco

Tarjetas

Arbitro: Javier Alberola Rojas
Arbitro VAR: César Soto Grado
Rodrygo (46′,Amarilla) Iddrisu Baba (56′,Amarilla) Nacho (66′,Amarilla

Clasificación