El Atleti, rey de Europa

El Atlético manda en LaLiga y también en Europa. Los pupilos de Simeone lideran la competición doméstica y ni hay ningún equipo de las cinco grandes ligas que superan los 50 puntos conseguidos en los 19 encuentros disputados. Los colchoneros sacan 10 puntos al Madrid y al Barça, a pesar de que tienen un partido menos. El líder sólo ha perdido contra el Madrid con un balance casi perfecto de 12 victorias, cuatro empates y sólo una derroa frente a la entidad madridista. Estos números no los supera ni iguala nadie. De hecho, el club que más se le acerca en puntuación es el Lille con 48 puntos (con tres partidos más). Pocas veces se recuerda una distancia tan grande a estas alturas de campeonato.

Los de Simeone le sacan cuatro puntos al City, otros cuatro al Milan, dos al Lille, y cinco al Bayern. Ya no sólo hay que destacar la puntuación puesto que en el apartado defensivo, el Atlético es un cerrojo con sólo 10 goles en contra. Mientras que el City es el segundo club que menos encaja con 13 dianas. Este balance invita a creer en una temporada histórica para los aficionados colchoneros.

Escudo/Bandera Atlético

Un bloque compacto

Suárez. Llorente, Carrasco, Koke, Correa, Oblak… son muchos los jugadores colchoneros que están a su mejor nivel y eso se refleja en unos resultados exitosos que sirve para señalar al futuro. El club también ha apostado por un equilibrio entre juventud y veteranía que ha resultado ser clave en el devenir de la entidad. El buen trabajo realizado desde los despachos puede culminarse con una temporada de ensueño.

De tal modo, otros jugadores de la talla de Dembélé esperan su oportunidad. El delantero tiene hasta junio para convencer a los dirigentes rojiblancos y que hagan efectiva la cláusula de 33’5 millones de euros. Sus anteriores números avalan que tiene gol: marcó 24 tantos la temporada pasada y 23 en la anterior. Mientras que en Escocia registró 51 goles en 94 partidos, en Inglaterra: 19 tantos en 64 encuentros. Un bagaje esperanzador para la parroquia rojiblanca tras el inesperado adiós de Diego Costa, pero de momento no ha tenido oportunidades.

Suárez, rey de la primera vuelta

El Atlético se encontró en verano con la llave maestra que tanto tiempo llevaba buscando, el martillo pilón frente a la portería rival… y a coste cero. Luis Suárez llegó al club después de sus negociaciones fallidas con la Juventus, donde en Italia ocupaba plaza de extracomunitario, y con la clara intención de demostrarle al Barcelona y al mundo que sigue siendo un jugador de primera clase

Descartado por el equipo blaugrana, sus conversaciones telefónicas con Simeone pasaban por dejar claro a Suárez que sería importante de rojiblanco y que el equipo jugaría para suministrarle balones cerca del área rival, cambiaría su estilo para favorecer su fútbol. Y hasta el momento, todo se está cumpliendo. El Atlético ha conseguido en su ‘primera vuelta’, los primeros 19 partidos de Liga (aunque tiene dos pendientes, ha disputado los dos contra Valencia y Cádiz), un total de 50 puntos y 40 goles a favor. Y el líder del líder ha sido un Suárez que está más fino que nunca.

9

Foto de Luis Suárez

Pese a perderse tres partidos por contraer el coronavirus con su selección, el punta suma 14 goles en los 16 encuentros ligueros que ha disputado. Unas cifras que le convierten en el Pichichi de la competición y que provocan que ya haya conseguido dos tantos más que Morata, máximo goleador del Atlético en toda la temporada pasada. A sus 34 años recién cumplidos, Luis Suárez está viviendo una segunda juventud.

No está tan rápido como antaño, pero se maneja como nadie en el área. El uruguayo suma en todas las facetas y ha conseguido ocho goles con la pierna derecha, cuatro con la izquierda y dos de cabeza. Contra el Cádiz llegaron los dos últimos, de falta directa y de penalti, una suerte que tanto se le ha resistido al club rojiblanco. El Atlético no marcaba de falta desde la salida de Griezmann al propio Barcelona hacía dos temporadas. En los penaltis, una faceta tan esquiva para el Atleti, ha convertido los dos que ha lanzado, el primero de ellos en el minuto 89 del encuentro contra el Eibar de Panenka para dar los tres puntos al equipo rojiblanco.

Escudo/Bandera Atlético

Suárez suma nueve goles en las últimas ocho jornadas de Liga, cinco en los últimos tres partidos. Un gran momento de forma que ha servido al Atlético para seguir sumando victorias pese a tener partidos donde no ha estado tan fino. Y es que en el área es un jugador mortal. Tan solo ha necesitado 20 remates a portería para hacer sus 14 tantos. El Atlético sueña en grande, pasa por un gran momento y un jugador del carácter y los galones de Suárez ha sido fundamental para dar un paso adelante. Con ADN muy del club rojiblanco, no hay dudas de que el uruguayo ha sido el gran jugador de una primera vuelta histórica. 

Simeone 'picó' a Luis Suárez… y el '9' le sacó rápido de dudas

“Cuando un delantero está de dulce…”. Así hablaba Luis Suárez tras el triunfo en Cádiz del primero de sus dos goles, un libre directo desde 26 metros. En el Atlético, los tantos de falta son una cosa extrañísima y éste llega, además, después de una ‘provocación’ de Simeone al uruguayo, que le dio la réplica perfecta inmediatamente. El pichichi colocó el balón por encima de la barrera y le dedicó el 0-1 al técnico, que se rio desde la banda consciente de que no puede dudar de su ariete…

Foto de Luis Suárez

El técnico lo explicó después en rueda de prensa: “El otro día se quedaron a ensayar faltas él, Lemar y João Félix y comentábamos que llevábamos bastante tiempo sin hacer un gol de falta desde la frontal. Luis nos comentó que él sí había hecho goles en esa condición, y yo le decía que no le había visto tantas veces hacerlo. Por eso nos sonreímos cuando hizo ese golazo”. Y además, porque el equipo tiene otra variante más para generar peligro.

Luis Suárez dedica el gol a Simeone.

Luis Suárez dedica el gol a Simeone. MOVISTAR

En cuanto Suárez marcó, echó a correr hacia un costado y señaló con el índice a Simeone antes de hacer su característica celebración. En el área técnica, el míster se reía por el gol y la intrahistoria que llevaba detrás. El autor del tanto también dio su versión: “En el Barça era difícil, estaba Messi (marcó una, en 2016), pero en el Liverpool y con Uruguay (y con el Ajax) sí he marcado. El otro día lo entrenamos y a Lemar le fue mejor, pero como estaba más lejos, se la he pedido y…”. Y así logró el 13º gol en Liga, y aún subiría la cuenta a 14 en la segunda parte.

Escudo/Bandera Atlético

En el Atlético, los últimos goles de falta directa los había logrado Griezmann (siete en Liga y uno en Copa). Antes de él, en la era Simeone sólo lo consiguieron Falcao (a la Real Sociedad) y Emre (a la Académica Coimbra). De falta desde la frontal, pero indirecta, sí hizo goles Thomas. Y en la plantilla actual hay buenos lanzadores, como Trippier, Carrasco y Lemar, que han marcado tantos de libre directo con otras camisetas. Pero ha sido Suárez quien ha puesto fin a esta mala racha rojiblanca, picado por Simeone.

Simeone: “Lo único que cuenta será el partido contra el Celta”

Diego Pablo Simeone atendió a la prensa tras la victoria del Atlético en Cádiz por 2-4 que sitúa la ventaja con el Real Madrid, segundo clasificado, en diez puntos pese a haber disputado un partido menos.

Suman 50 puntos a mitad de temporada, ¿Es un golpe a LaLiga?

Todos los partidos son un paso importante para llegar a los objetivos. Fue un partido difícil, duro, cuando empezamos a ver el partido controlado sabíamos que íbamos a sufrir. Ellos son estables, mantienen una dinámica de juego y con el segundo gol se metieron de lleno en el partido y nos complicaron con centros desde el costado. Pudimos resolver con la buena jugada de Correa y la finalización de Koke en un partido muy disputado.

¿Está más tranquilo con esta ventaja?

En fútbol lo que nos toca estar conviviendo constantemente con sucesos, nos preocupamos en seguir en la línea que estamos y buscar mejorar. No teníamos a Carrasco y Hermoso, que estaban muy bien para el equipo, y todos respondieron muy bien. Necesitamos una competencia que suba, crezcan los Torreira, Herrera, se haga un hueco Kondogbia, dar entrada a Dembélé, encontrar a Vitolo y nos lo va a dar ser mejores en los entrenamientos, eso mejorará la competencia del equipo.

El Atlético es el equipo menos goleado y el más goleador, ¿qué le pone más orgulloso?

El defender bien te da la posibilidad de estar en partido y potenciar el talento que el equipo posee. No hay una situación sin la otra para que las cosas sean muy buenas. Si hay solo una de las dos no alcanzan, la situación ideal es encontrar las dos situaciones y ser contundente ofensivamente.

Pese a que hay gente que dice que son líderes porque sus rivales están mal, con los datos son una de las mejores primeras vueltas de LaLiga.

Soy muy respetuoso con las opiniones de todos, en fútbol es normal que se debata. Nos alejamos de esas situaciones, lo único que cuenta va a ser el partido contra el Celta.

¿Tiene pinta de campeón?

Para seguir la línea que comentas debemos seguir al partido a partido, competir mejor en los entrenamientos, que me exijan jugar para tener más competencia, en fines de febrero llega la Champions donde esperemos poder competir hasta el final y vamos a necesitar a todos. Les necesito de la mejor manera para lo que venga.

Utilizó a Llorente y Saúl como carrileros.

Para mí Saúl en el primer tiempo fue uno de los mejores del partido. Ya había jugado en esa posición y la conoce dentro del campo. Hizo el gol, vio bien a Lemar en ese sector donde venía Carrasco a gran nivel. A Marcos le costó algo más, se siente más cómodo internamente y quisimos darle más libertad para que pidiese romper y por eso fuimos llevando el partido como lo vieron dentro del campo.

Suárez también suma de falta.

El otro día estaban entrenando faltas él, Lemar y João y comentábamos que llevábamos tiempo sin marcar de falta. Luis nos decía que había hecho goles en esa condición, yo le decía que no le había visto tantas veces hacer goles de falta, por eso nos sonreímos cuando hizo ese golazo.

1×1 del Atlético: no hay quien pare a Suárez; sufrimiento atrás

El Atlético saltó al campo con novedades propiciadas por las bajas de Hermoso y Carrasco, contagiados de coronavirus. Simeone decidió situar en los carriles a Llorente y Saúl, dos centrocampistas que son comodines para el Cholo. En la segunda mitad volvió al plan más habitual, con la entrada de Vrsaljko y Lodi. El Atlético estuvo contundente en el área rival, con otro doblete de Suárez en esta ocasión a través de falta y penalti. Saúl también vio puerta en una jugada iniciada a balón parado. Pero en defensa fue menos contundente que en otras ocasiones, encajando dos goles de un Negredo que fue todo un peligro. El Atlético acabó sufriendo muchísimo a partir de los centros laterales, extraño con tres centrales tan poderosos, pero Koke sentenció.

Oblak: A punto estuvo de encajar el primer gol a los segundos de partido, cuando no consiguió agarrar un disparo a priori sencillo de Perea. Extraño ver al esloveno inseguro, pero no tuvo que lamentar más que un córner. Fue un partido extraño, el segundo de toda la temporada en la que encajó más de un gol. Nada pudo hacer ante el disparo de Negredo, que supuso el tercer partido consecutivo sacando el balón de su portería. El punta vallecano volvería a acertar con un remate en semifallo que acabó entrando. Gran parada para evitar el empate de Saponjic.

Savic: En esta ocasión tenía por delante a Llorente en el carril derecho, muy pendiente para cubrir su espalda. En el descanso pasó a cubrir las espaldas de Vrsaljko, algo más natural en los últimos encuentros. Los centrales rojiblancos sufrieron mucho con la presencia de Negredo, todo un dolor de cabeza.

Giménez: De partida cierre de la zaga de tres centrales, con Felipe pasando a la izquierda y no el uruguayo, que siempre es un seguro como cierre gracias a su contundencia, fuerza y velocidad. Sin embargo el brasileño estaba muy incómodo y Simeone decidió trasladar a Giménez al perfil tras el descanso. Su despeje de cabeza acabó en la bota de Negredo en el segundo gol del Cádiz. No fue capaz de ganar los duelos aéreos con Negredo y Saponjic.

Felipe: Se situó tirado al perfil izquierdo, en el puesto del ausente Hermoso. Le cuesta más cuando sale de sitio, en muchos momentos en campo rival, donde consciente de sus dificultades, frenó en falta la salida del rival con metros a su espalda. Tiende a cerrarse en el área como cuando juega de último hombre en el centro de la zaga. En el gol de Negredo estaba muy pegado a Giménez y Savic cuando Lemar no despeja el balón dividido. Simeone le devolvió al medio de la zaga en el descanso para buscar que estuviese más cómodo. Si el juego aéreo es su especialidad, se vio superado por Saponjic y Negredo. Está lejos del gran nivel mostrado la temporada pasada.

Llorente: El chico para todo, en esta ocasión comenzó el partido como carrilero derecho. Trató de sumarse mucho en ataque, llegando constantemente a línea de fondo y poniendo un buen envío para Suárez. Eso sí, tan lejos del área pierde presencia. De ahí que en el descanso regresase al medio con la entrada de Vrsaljko por Torreira.

Saúl: Hizo un gran gol con un toque de puntera que se convirtió en una vaselina precisa para Ledesma tras el centro de Lemar. Vuelta al once, aunque en una posición poco habitual, cubriendo la ausencia de Carrasco de carrilero izquierdo. Empezó muy participativo, con un gran balón al espacio para Lemar. Quiso mostrarse en ataque, en muchas ocasiones abandonando la banda para jugar por dentro.

Torreira: Oportunidad en el once como pivote, permitiendo mayor libertad para desplegarse a Koke. Vio una amarilla en una jugada donde se le adelantó Negredo. Le faltó cierta claridad a la hora de dar velocidad al juego rojiblanco ante un centro del campo cadista muy replegado. Esa amonestación llevó al Cholo a sustituirle en el descanso. 

Koke: En los últimos partidos le había tocado ser el jugador encargado de cerrar el centro del campo, pero con Torreira a su lado pudo acercarse más al área rival. El colegiado vio penalti por mano del capitán, pero al estar apoyada en el césped cambió de opinión con la ayuda del VAR. Con los cambios, regresó al pivote, aunque muy escoltado con la presencia de Llorente y Saúl. El Atlético perdió presencia en el medio en la segunda mitad, pero el capitán sentenció el partido aprovechando una gran asistencia de Correa.

Lemar: Juega a otra velocidad que antaño, mucho más rápido y eléctrico. Roba y sale con mucha calidad. Cuando recibe entre líneas, es muy difícil para el rival percibir el lado por el que va a salir, con mucha habilidad para girar. Remedió un error en el gol del Cádiz con dos acciones determinantes en tantos rojiblancos. Estuvo blando en la pelea con Negredo, le faltó contundencia para despejar un balón dividido y la jugada acabó en empate. Pero, en lugar de hundirse, hizo su segunda asistencia en Liga en dos partidos, en esta ocasión con un buen centro que remató Saúl. En la segunda mitad provocó con su velocidad un penalti que convirtió Suárez. Se marchó sustituido a los 60 minutos.

João Félix: Muy participativo de partida, intentando explotar su calidad con los controles orientados para generar peligro. Apareció mucho en la zona donde es más peligroso, por detrás de Suárez cercano a la mediapunta, donde forzó la falta que supuso el gol de Suárez. Recibió una patada durísima de Cala nada más comenzar el partido. Se las tuvo con el zaguero del Cádiz, viendo una amarilla por protestar una falta que le habían señalado. Con el paso de los minutos le fue costando ser cada vez más protagonista, lo que llevó a Simeone a sustituirle a la hora de encuentro.

Luis Suárez: En un momento brillante, suma desde todos los lados. Un día más en la oficina con un doblete que le lleva a sumar 14 tantos en 16 partidos de Liga. Golazo de falta directa para abrir el marcador, el primero del equipo en esa suerte desde que se marchó Griezmann. Tampoco falló desde el punto de penalti. Había tenido una primera ocasión en el partido, con un gran control y giro dentro del área, pero un zaguero evitó lo que parecía un gol cantado.

Cambio de piezas en el descanso

Vrsaljko: Sustituyó a Torreira en el descanso para jugar en el carril derecho, trasladando a Llorente al medio. El croata no está bien, le está costando coger la forma tras muchos meses parado y actualmente dista mucho de la versión de Trippier.

Lodi: Entró por Lemar para mover a Saúl al medio y ocupar el costado izquierdo. Sufrió mucho con el juego del Cádiz, que pasaba por llevar el balón a su banda y centrar. 

Correa: Tuvo la última media hora para acompañar a Suárez en ataque y darle aire fresco al ataque colchonero. El Cádiz fue mejor tras su entrada y tuvo que pasar a jugar en la banda derecha para ayudar a Vrsaljko ante los constantes centros del rival. Gran maniobra en el área en la jugada que supuso el gol de Koke y su sexta asistencia en Liga. 

Kondogbia: Nada más entrar vio una amarilla por una falta cuando Johnson ya había rematado. Simeone quiso potenciar el juego aéreo del equipo que tan mal lo estaba pasando con los centros laterales. Con el gol de Koke pudo vivir más tranquilo en el pivote.

Herrera: Vuelta a los minutos tras varias semanas fuera por lesión. El mexicano estaba siendo muy importante en el inicio de temporada antes de caer lesionado. Su vuelta es una gran noticia para Simeone. 

Lodi, ante su gran oportunidad

El Atlético continúa partido a partido teniéndose que reponer a la baja importantísima de Trippier. El club rojiblanco acudió al TAS esperando al menos obtener la cautelar para que Simeone pudiese seguir contando con un jugador que, hasta el momento de recibir la sanción de la Federación Inglesa, había disputado todos los minutos en Liga y Champions.

Pero recibió una negativa que ha dejado un boquete. La primera opción para taparlo ha sido la más lógica, situar a Vrsaljko como el recambio natural en el carril derecho. Sin embargo, el croata no está dejando buenas sensaciones. El lateral encadenó diez meses seguidos sin participar con el equipo (desde Anfield hasta la Copa ante el Cardassar) por los problemas en la rodilla operada y todavía está reencontrándose. Pero el Atlético necesita solventar rápidamente la baja de un Trippier que es el máximo asistente del equipo en Liga con cinco pases de gol, los mismos que Llorente, João Félix y Correa.

12

Foto de Renan Augusto

Simeone optó por su plan B en la segunda mitad del partido contra el Valencia: cambiar a Carrasco de banda y dar entrada a Lodi en el carril izquierdo. Y no le pudo salir mejor. El belga se adaptó a la perfección, participó en el gol de Correa con un gran envío a Llorente y fue un peligro constante pese a jugar en el perfil que menos le gusta. Lodi, titular la temporada pasada en la defensa de cuatro (este curso también lo inició en el once hasta cambiar la formación), había disputado solo seis minutos en las cinco jornadas de Liga anteriores, pero aprovechó su oportunidad.

“Hay mucha competencia, es importantísimo que Lodi haya esperado su momento para jugar y haya mostrado esa ilusión” indicaba Simeone tras derrotar al Valencia. El brasileño cumplió con nota y el equipo salió reforzado. Algo que puede llevar a Simeone a replantearse sus bandas. Con Carrasco en la derecha, Lodi tendría la oportunidad de reivindicarse en la izquierda, con menos responsabilidades defensivas, apoyado por Hermoso atrás, y con la capacidad de sumar en ataque. El jugador de 22 años espera que su momento haya llegado.

Papu Gómez: “Simeone me quiso; él me hizo crecer mucho”

Alejandro Darío ‘Papu’ Gómez es uno de los fichajes de este invierno en Europa. El argentino, tras ser presentado gráficamente, concedió sus primeras palabras a los medios oficiales del Sevilla: “Fue todo un poco sorpresivo. Para mí es una nueva aventura venir aquí, a un grandísimo club como el Sevilla. Es cambiar de vida completamente en otro país, pero estoy muy contento y entusiasmado”.

“Seguramente venir a otra liga va a ser todo un desafío para mí. He de empezar a conocer cómo se juega aquí, aunque soy y fui siempre un admirador de este fútbol. Va a ser una aventura muy linda y lo que quiero es conseguir cosas importantes con el Sevilla y tratar de mejorar todo lo que ha conseguido este club”, añadía.

El Sevilla presentó gráficamente al argentino Papu Gómez, que dio sus primeras palabras para halagar a Diego Simeone, Éver Banega y Diego Maradona.

Ampliar

Papu Gómez, con la pelota en su nuevo estadio. MORENATTI

El argentino se ofrece para jugar en cuanto Julen Lopetegui quiera y donde le coloque el técnico vasco: “Seguramente me falta ritmo de partido, lo que te dan los 90 minutos, pero me estuve entrenando con el segundo equipo del Atalanta y solo tengo que agarrar ese ritmo. En los últimos años he jugado en todas las posiciones del centro del campo hacia delante. Lo que pretenda el míster estoy a disposición. He jugado en las bandas, mediocentro, mediapunta… Creo que lo puedo hacer bien”.

Y no le asusta que le comparen con Éver Banega: “Es un halago que me comparen con Ever. Yo lo admiro muchísimo y lo conozco desde hace muchos años. Compartimos un Mundial sub-20 y para mí es un fenómeno. Tal vez somos diferentes como jugadores, pero esa responsabilidad, ese liderazgo… creo que lo tuve en todos los clubes y me encanta agarrar la pelota y tratar de ser yo el que decida el pase o situaciones importantes. Para mí es una linda responsabilidad”.

Escudo/Bandera Sevilla

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 28 de enero de 2021

Tener 32 años, 33 a mediados de febrero, han sido la única pega que algunos han puesto a su fichaje. Papu no lo considera un problema: “Hoy la carrera del futbolista se alargó muchísimo. Si te cuidas y no tuviste graves lesiones, cualquier jugador que se lo proponga, se cuide y descanse puede jugar hasta los 38 o 39. Luego está la ambición de querer seguir jugando cada tres días en competiciones importantes. Eso obliga a un ritmo de vida determinado, conocer tu cuerpo y descansar. La cabeza hace todo y hoy en día hay muchos jugadores de mi edad y mayores que todavía hacen la diferencia”.

Papu ya dijo algunos meses que quería jugar algún día en el Sevilla. Y se ha cumplido: “No sé si es el destino, pero coincidí con muchos chicos que han jugado aquí y otros que han vivido. Me han hablado muy bien del Sevilla como club y como ciudad. Me preguntaron en qué club de España me gustaría jugar y escuché tantas cosas buenas que me salió natural. Sigo al Sevilla en Instagram desde hace mucho para ver los resultados y las noticias. Me gusta y me ilusiona el entusiasmo de la gente. Es increíble que hoy, después de diez meses, esté aquí”.

Foto de Alejandro Gómez

AS publicó este jueves que Diego Pablo Simeone, técnico del Atlético, ha pedido varias veces su fichaje. Papu lo reconoce. Ya coincidió con el Cholo en San Lorenzo de Almagro y luego en el Catania hace más de una década: “Antes de irme al Metalist de Ucrania (2013) me quería el Atlético del Cholo, el Inter… El Cholo en mi carrera fue importantísimo porque me pilla en una etapa tal vez de rebeldía. Yo tenía 20 años y quería hacer cosas que creía que estaban bien y no lo estaban. Desde su experiencia me ayudó mucho, sobre todo en lo futbolístico. Siempre me decía cómo tendría que jugar cuando llegara a Europa y lo discutíamos, pero al final me compraron en Italia para jugar de la forma en la que jugaba con él en San Lorenzo. Luego llega Simeone al Catania y me hace crecer aún más. Todo su cuerpo técnico son gente que admiro y que me hizo crecer”.

El Sevilla tiene una importante vinculación con Argentina: “Este club tiene una historia muy linda con muchísimos argentinos que han pasado. Cada uno ha dejado su huella y ojalá me toque a mí poder contribuir un poco en esta historia y dejar mi marca aquí también. Maradona jugó aquí y para los argentinos es un orgullo poder vestir una camiseta que también vistió Diego”.

El mediocampista comparó al Atalanta y a su nuevo club: “Obviamente el Sevilla hace años que viene entrando en Champions muy seguido y ha ganado muchos títulos europeos. Tiene esta historia en los últimos años, pero está ese paralelismo de equipo quizás no denominado ‘grande’ que quiere estar peleando en los primeros puestos. El Sevilla lo hizo muy bien en los últimos tiempos”.

Papu tuvo ofertas exóticas y muy jugosas económicamente, pero no hizo caso: “Sinceramente nunca me interesó la parte económica. He tenido propuestas para dejar Atalanta por equipos árabes, pero siempre intenté buscar la parte futbolística que me hacía feliz. Para lo demás hay tiempo y creo que estoy en un muy buen momento, en una etapa de madurez en mi carrera y en mi vida y quería seguir jugando a un nivel competitivo, estando en la selección nacional y poder competir en una liga importante como la española y un club importante como éste. Cuando se dio la oportunidad de venir aquí, no lo pensé”

Por supuesto, fue cuestionado por el ya famoso Papu Dance: “Lo hice con unos youtubers de Italia para ayudar a una academia de chicos discapacitados. Al principio fue por probar, pero terminó siendo algo grandioso que explotó y apareció en todo el Mundo. Ganamos un disco de oro y uno de platino. Nunca pensamos que fuera a tomar esa dimensión, pero estoy muy contento. Eso sí, por momentos ya me cansaba, porque en los cumpleaños de los amigos de mis hijos sonaba eso en lugar de canciones infantiles y todos me pedían que la bailara”.

Su físico tuvo influencia en sus referentes futbolísticos de siempre: “Siempre digo que quería imitar a Pablo Aimar porque era un referente en mi posición y cuando él jugaba en River yo tenía 12 años. Al ser bajito intentaba imitarlo a él, a D’Alessandro, Saviola, Ariel Ortega… todos esos enganches”.

'Master class' de Simeone con los técnicos de la Academia

Diego Pablo Simeone es ya una institución en el Atlético. El argentino aprovechó que este martes el equipo tenía día libre para descansar tras el triunfo sobre el Valencia y se reunió de forma telemática con todos los técnicos de la Academia, los de las categorías inferiores masculina y femenina e incluso los pertenecientes a proyectos del club en el resto de España y en el extranjero. En total, una reunión de más de 160 entrenadores.

Escudo/Bandera Atlético

El míster argentino, desde el auditorio del Wanda Metropolitano, se conectó con sus colegas de la casa rojiblanca para compartir vivencias, anécdotas y opiniones relacionadas con su labor. Igualmente, los participantes le hicieron consultas e incluso le pusieron a prueba. Una experiencia enriquecedora para todos los implicados y una charla muy interesante con el fútbol como eje.

João Félix pide hueco

EI Atlético pasa por un gran momento de forma y la competencia interna se encuentra en su punto álgido. Una bendición y un dolor de cabeza para Simeone, que tiene que devanarse los sesos en cada alineación, dejando a jugadores del máximo nivel en el banquillo.

Con el salto de calidad enorme de Lemar, ahora intocable en el once (suma siete titularidades consecutivas en Liga), los puestos arriba están muy caros. Y eso que el Cholo está apostando por unos esquemas cada vez más ofensivos. Ante el Valencia, Kondogbia, Torreira, Saúl y Herrera, los centrocampistas más posicionales, fueron suplentes y los dos últimos no llegaron a entrar. En esta ocasión le tocó la oportunidad a un João Félix que había acumulado tres suplencias consecutivas en Liga (desde el 30 de diciembre contra el Getafe). Correa ofrece un gran trabajo de ida y vuelta más pegado a banda y Lemar se ha acostumbrado a jugar por dentro.

7

Foto de João Félix

Sin embargo, el portugués no se conforma. Quiere volver a ser el de inicio de temporada que lideró al equipo rojiblanco con su calidad en ataque. Y aprovechó con creces su oportunidad ante el Valencia. Desde el primer instante se mostró activo, vertical con balón para conducir y ser un peligro ante la meta che. A la salida de un córner consiguió el gol del empate con un remate acrobático superando a Correira en la marca y batiendo a Jaume. El primero del equipo en esta suerte en lo que va de temporada.

El Atlético necesitaba la victoria y a partir de una gran jugada colectiva, con un pase clave de Hermoso rompiendo líneas, recibió João Félix para encontrar el desmarque de un Luis Suárez con el que cada vez se entiende mejor que desequilibró el marcador. El ‘7’ sumó un gol y una asistencia en la hora de partido que estuvo sobre el campo, ya que tras ponerse por delante Simeone quiso reforzar el carril protegido por Carrasco con la entrada de Correa por el portugués, que le sirve para volver a sentirse importante en el equipo.

Escudo/Bandera Atlético

Simeone ya indicó que el Atleti le necesita en su mejor versión, y el jugador de 21 años parece decidido a volver a ella. Cuando João Félix tiene el balón en los pies, todo parece más fácil. Se siente importante y es el jugador más diferente de la plantilla en esos metros. Eso sí, Simeone le pide que se vacíe también en defensa y el jugador sabe que, con esta competencia, deberá hacerlo para mantenerse en el once.

Ya ha igualado sus cifras de la temporada pasada

Con su gol ante el Valencia, João Félix ha alcanzado los seis tantos en Liga, misma cifra que en toda la temporada pasada. Junto a Llorente, es el segundo máximo goleador del equipo en Liga tras Suárez (12). Además, acumula cinco asistencias, el mejor del equipo junto al propio Llorente, Trippier y Correa y cuatro pases de gol más que el curso pasado. En Champions suma tres tantos más, con lo que también iguala sus números de la temporada 2019-20. Un jugador que, acabada su transición, está comenzando a exprimir todo su talento.

El fortín de Europa

El Atlético de Simeone siempre ha destacado por su fortaleza como local. Ante su afición, el equipo rojiblanco se ha convertido en una máquina de competir y ha desarrollado su mejor versión, ya fuese en el Vicente Calderón como actualmente en el Wanda Metropolitano. Tanto es así que, en Champions, tan solo el Benfica en la fase de grupos de la temporada 2015-16 consiguió vencer en el antiguo feudo colchonero y únicamente el Chelsea en la 2017-18, también en grupos, lo ha hecho en el actual.

Dos únicas derrotas en 37 partidos de local en la máxima competición continental (con las visitas de equipos del calado de Real Madrid, Barcelona, Bayern, Liverpool, Juventus, Borussia Dortmund, Roma, Milan…) que demuestran la dureza del Atlético en su casa y que, pese a no contar con el enorme calor de su gente, no le ha pasado factura en la situación actual. Y es que los rojiblancos se han convertido en el mejor equipo local en Liga de toda Europa durante la pandemia.

Desde el regreso de la competición, tras el parón obligado por la crisis sanitaria del coronavirus, el Atlético ha disputado 15 partidos en el Wanda Metropolitano en la competición, con un balance que habla por sí solo: ante el Valencia alcanzó las 13 victorias en su estadio, con dos únicos empates que se escaparon de las manos del Cholo. La Real Sociedad sacó un 1-1 en la última jornada de la temporada pasada, un resultado que les clasificaba para Europa y servía al Atlético para ser tercero y el Villarreal se hizo con un punto en el tercer partido de la presente Liga, el único equipo que consiguió dejar a cero a los rojiblancos durante todo este periodo. 

Escudo/Bandera Atlético

El mejor porcentaje de victorias de Europa

El Atlético suma un 86,7% de victorias como local en Liga desde abril, que supera por poco al 85,7% del Real Madrid (perdió contra el Alavés y ante el Cádiz), al 83,3% del Bayern y al 81,3% del Manchester City. Más allá de esos dos pequeños pinchazos, todo lo demás han sido triunfos para los de Simeone, con un total de 32 goles a favor y cinco en contra. El Valladolid (1-0) fue el primer equipo en visitar el Wanda Metropolitano la temporada pasada en la reanudación de LaLiga. Le seguirían Alavés (2-1), Mallorca (3-0), Betis (1-0) y Real Sociedad (1-1). En el presente curso los visitantes del Atlético han sido el Granada (6-1), Villarreal (0-0), Betis (2-0), Cádiz (4-0), Barcelona (1-0), Valladolid (2-0), Elche (3-1), Getafe (1-0), Sevilla (2-0) y Valencia (3-1)

Un equipo que sueña en grande en gran medida gracias a su crecimiento fuera de casa, donde el año pasado los resultados eran muy flojos y este curso ya ha sumado 19 puntos en ocho partidos. Pero que además, ha mantenido su fortín sobre el Wanda Metropolitano, un estadio hasta el momento prácticamente inexpugnable y que esta temporada ha amplificado la capacidad para sumar puntos (28 de 30 posibles) y goles (24, el que más de la competición como local) mientras espera que la afición del Atlético pueda volver a copar sus gradas.