Sin defensa

El Real Madrid vive su momento más delicado de la temporada. Encadena tres resultados negativos (un empate y dos derrotas), pero lo más preocupante son las sensaciones. Y dentro del caos táctico que vive el equipo, la defensa es la línea señalada. Si en los últimos tiempos el conjunto blanco basaba su juego en una férrea fiabilidad defensiva, bajo las órdenes de Carlo Ancelotti es la parcela más débil. Porque, además de estar muy solos (el esquema se rompe con facilidad), los jugadores de la retaguardia están lejos de su mejor nivel.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 3 de octubre de 2021

El conjunto de Concha Espina ha disputado diez encuentros en los que llevamos de temporada. Solo ha conseguido dejar la portería a cero en tres de ellos (Betis, Inter y Villarreal), y le han marcado más de un gol en cuatro. Ha encajado 12 goles en total, dejando una preocupante media de más de uno por partido que ha despertado las primeras dudas respecto al proyecto.

El curso pasado, bajo las órdenes de Zidane, la defensa titular la formaban Carvajal, Varane, Ramos y Mendy. En este arranque de temporada solo ha aparecido el primero, aunque las lesiones siguen lastrando su carrera (se ha perdido cinco encuentros por molestias musculares). Mendy también sigue en el equipo, pero el francés ni siquiera ha entrado en la dinámica de grupo también por lesión. Los dos centrales han dejado el equipo: Varane fue vendido al Manchester United y Ramos se marchó libre al PSG. Esa remodelación de la defensa no está siendo nada fácil, y eso que algunos de los futbolistas que ahora son protagonistas por su bajo rendimiento, lo fueron hace menos de un año por su excelente nivel.

Los laterales están siendo un quebradero de cabeza para el técnico. Lucas Vázquez, que se asentó como titular la temporada pasada, está lejos de ser aquel jugador seguro en defensa y con profundidad en la fase ofensiva. El gallego, que hace unos meses renovó su contrato hasta 2024, ha dejado dudas. Una situación similar vive Nacho, que ha pasado de ser uno de los jugadores más fiables de la plantilla a encadenar una serie de errores preocupante. Ni como lateral ni como central está siendo capaz de adaptarse a lo que le pide el entrenador.

Otro jugador que no atraviesa un buen momento es Alaba. El austriaco, fichaje estrella del último mercado, encadena varias actuaciones desafortunadas. Contra el Espanyol, Ancelotti volvió a probar con él como lateral y por su lado llegó el primer gol rival. En esa posición da vuelo en ataque, pero flojea en defensa.

Militao, el mejor

Solo ha habido un central que está reforzando su figura en estos últimos encuentros: Éder Militao. Si bien tampoco tuvo su día en en el RCDE Stadium, el brasileño está tapando muchos de los defectos defensivos del equipo gracias a su superioridad física y a su gran percepción táctica. Está siendo, con diferencia, el defensor que mejor está interpretando el plan de Ancelotti. Ha jugado todos los minutos posibles (900′) y no tiene recambio de garantías.

Este es otro de los problemas de Ancelotti. Tiene varias piezas de la defensa fuera de combate y, las que tiene sanas, no cuentan con su confianza. Es el caso de Vallejo, que va a tener muy complicado sumar minutos esta temporada. Es junto a Mariano y los lesionados Mendy y Ceballos de los pocos jugadores que todavía no ha debutado. También hay dudas con Marcelo, que vive su último año de contrato. A sus 33 años, en el club son conscientes de que su mejor nivel no regresará.

Esperando a Mendy

Ancelotti espera que Mendy aporte soluciones a su maltrecha defensa. El francés apunta a regresar a las convocatorias tras el parón de selecciones. Es un jugador que será importante por su capacidad física e intensidad. De hecho, ya era un futbolista en el que el cuerpo técnico tenía puestas muchas esperanzas antes de empezar a trabajar. De momento, solo ha participado en un entrenamiento con el grupo desde que empezó la temporada, pero ahora tendrá dos semanas en Valdebebas para ponerse a tono siempre y cuando sus molestias se lo permitan. También está cerca de regresar Carvajal, pero su situación es comprometida teniendo en cuenta el historial de lesiones de los últimos años. Sano, es el titular indiscutible en el lateral diestro, pero no suele estarlo. El problema en el puesto es que no hay un reemplazo de garantías.

Demasiadas complicaciones que Ancelotti debe solucionar si quiere que su equipo luche por los títulos a final de temporada. Especialmente, en la Champions, competición en la que el Madrid ha sido el rey de la última década gracias a su implacable defensa. Con la actual, será muy difícil.

Ancelotti lanza un aviso con el Sheriff: “¡Cuidado…!”

¿Va a ir rotando el lateral derecho sin Carvajal? “Atrás hemos tenido problemas, por las lesiones de Mendy, Marcelo, Carvajal… Lo he cambiado a veces también por lo táctico. Si tengo un extremo abierto, como Rodrygo, no necesito un lateral que empuje mucho, puede ser uno que quede más en posición. Quizá por eso Lucas ha jugado menos, sólo como extremo ante el Inter. Si me toca empujar, Lucas en ese sentido es el mejor”.

Un muro que perjudica a Nacho

“Si no hay emergencia, Alaba jugará de central”. Así de contundente fue Carlo Ancelotti al ser preguntado por la demarcación del austriaco tras el partido contra el Inter. Puede jugar hasta en tres posiciones (central, lateral y mediocentro), pero el técnico ha querido dejar claro desde el principio que ha llegado al Madrid para ser el líder en el centro de la defensa, ocupando el vacío (y el dorsal) de Sergio Ramos.

La pareja de centrales titular para Carletto es la formada por Militao y Alaba. Los números, de momento, respaldan al italiano: el Real Madrid sólo ha dejado la portería a cero en dos de sus cinco partidos oficiales este curso (Betis e Inter) y en ambos los dos defensas fueron titulares en el centro de la zaga. Dos salidas exigentes que el Madrid consiguió ganar por la mínima (0-1) gracias a su solidez defensiva. Todo ello, por supuesto, consolidado con el gran rendimiento que está ofreciendo una vez más Courtois en este inicio de temporada. 

Contra el Inter, con Mendy y Marcelo ausentes, todo apuntaba a Alaba como titular en el lateral izquierdo. Sin embargo, Ancelotti sorprendió colocando ahí a Nacho. Toda una declaración de intenciones, porque prefirió sacar de posición al canterano, que además es diestro, antes que desplazar a Alaba, al que ve como líder de la defensa. El resultado final le dio la razón.

El gran damnificado puede ser Nacho, puesto que Militao es la opción preferida de Ancelotti para acompañar a Alaba. Mezcla la juventud del brasileño (23 años) con la experiencia del austriaco, que aunque tiene 29 años acumula muchas horas de vuelo al más alto nivel de exigencia con el Bayern.

No obstante, Nacho no tiene el tapón de otras temporadas, donde la pareja Varane-Ramos era intocable. Ahora, el único innegociable es Alaba y Nacho y Militao competirán por la otra plaza en igualdad de condiciones. En este inicio de curso el canterano ha mantenido el buen nivel al que terminó el pasado, por lo que lo normal es que Ancelotti vaya repartiendo oportunidades entre él y Militao para que peleen por un puesto en los días importantes.

Vallejo, en la recámara 

De los cuatro centrales de la plantilla, quien todavía no ha jugado es Jesús Vallejo. El aragonés ha regresado al Madrid tras dos años cedido (medio año en el Wolverhampton y temporada y media en el Granada). El club confía en él y esta temporada es decisiva para que logre hacerse definitivamente un hueco en la plantilla. 

Mendy, frenazo en seco

Ferland Mendy no acaba de ver la luz al final del túnel. Cuando todo apuntaba a que podía empezar a trabajar al mismo ritmo que sus compañeros, el lateral francés ha sufrido unas molestias físicas que le van a impedir estar a pleno rendimiento hasta después del próximo parón de selecciones del mes de octubre.

Con Mendy se quiere ir despacio, sin prisas. La lesión que sufrió a finales de la pasada temporada, una periostitis tibial, le trae por la calle de la amargura: ya está recuperado (es más, el jugador ya ha realizado carrera continua por Valdebebas e incluso ha tocado balón y participado en ejercicios, rondos, con el resto de sus compañeros). Llegó a ser convocado para el encuentro ante el Celta del domingo pasado, pensando incluso en tener algunos minutos en el último tramo de encuentro, pero se decidió no arriesgar. El problema que tiene es que la zona le sigue doliendo: hay días que esos dolores más intensos que otros. Por eso, desde los servicios médicos del club se quiere ir con extrema precaución.

Se estima que el período de baja sea de unas tres semanas, justo cuando la competición se vuelve a detener por el parón de selecciones. Por eso este mes de reposo, tranquilidad y vuelta a empezar para el jugador francés. Se perderá los próximos encuentros: Valencia, Mallorca, Villarreal y Espanyol en Liga, y Sheriff entre medias en Champions. Podría regresar para el partido ante el Athletic si todo marcha bien. Además, hay que recordar que Marcelo sigue estando lesionado, por lo que Ancelotti deberá elegir entre Nacho y Miguel Gutiérrez para este intenso mes que se le viene al Madrid. Alaba será compañero de Militao en el centro de la zaga…

La encrucijada de Ancelotti

El Real Madrid de Ancelotti arranca la Champions y lo hace con cinco lesionados: Marcelo, Mendy, Kroos, Ceballos y Bale. Sin embargo, el italiano recibió la buena noticia de que Alaba, fichaje estrella del mercado, se ha recuperado de sus problemas físicos y ha viajado a Milán para estar en el debut contra el Inter. Aunque en el primer entrenamiento de la semana se ejercitó en solitario, no siente dolor y está disponible para el complicado encuentro ante los neroazzurri.

Ahora la papeleta la tiene Carletto, que va a tener que confeccionar la defensa para darle entrada al austriaco, que ya es un fijo en el esquema. Así se demostró en los tres primeros partidos de Liga, en los que completó todos los minutos posibles (270′). Lo hizo como lateral zurdo, posición en la que el entrenador más lo utilizó durante el tiempo que coincidieron en Múnich. Sin embargo, en los últimos días ha crecido la expectativa con la posibilidad de alinear a Alaba como central.

En caso de ocupar un puesto en el centro de la zaga, Ancelotti deberá ‘cargarse’ a Nacho o a Militao. Son la pareja titular en lo que va de temporada, pero lo cierto es que ambos han sido señalados por la opinión pública debido a los errores defensivos cometidos en las primeras jornadas. Militao se ha mostrado dubitativo en salida de balón y poco contundente a la hora de cortar. Errores suyos han costado goles, como en la primera fecha contra el Alavés. Por parte del canterano, fue de los mejores en Vitoria, pero desde entonces su rendimiento ha ido a menos. No está siendo capaz de anticipar las jugadas y de una mala salida de posición nació uno de los goles del Celta.

Si Alaba se mantiene en el lateral zurdo, el sacrificado sería Miguel Gutiérrez. El madrileño empieza a asentarse en la posición y, aunque debe mejorar en algunos aspectos defensivos, ha dejado grandes detalles físicos y técnicos, demostrando que tiene nivel de sobra para el fútbol profesional. Ha completado 172 minutos en los últimos dos partidos, en los que ayudó al equipo con una gran asistencia: un centro medido a Benzema para que el francés marcase su segundo gol el pasado domingo.

Apostar por una defensa más veterana y trabajada con Alaba de lateral o empezar a cambiar la mala dinámica defensiva con un cambio más drástico en el centro de la zaga. Es la encruciajada que deberá resolver Ancelotti en el complicado partido ante el Inter.

Vuelta a la normalidad: público, Bernabéu y lesión de Bale

Todo sonará a nuevo esta noche: el Bernabéu, el público, Ancelotti… y Camavinga, el último de la ‘next gen’ por estrenar. Mariano marcó, hace 560 días, el último gol en el estadio blanco, al Barça, y es de lo poco que sigue en su sitio, el fondo del armario. Porque sin Zidane ni Ramos se avecina otro Madrid, en parte por hacer. La pandemia limpió de espectadores las gradas y el club decidió relanzar las obras del recinto y utilizar, para avivar la remodelación y ahorrar costes, el Di Stéfano, donde el equipo jugó 25 partidos de Liga y seis de Champions en estruendoso silencio. Hoy, vuelve a su casa ante 25.000 aficionados, los que permiten la norma y la reforma, ante un Celta en la línea de las últimas temporadas: ofrece mejores jugadores que resultados (sigue el partido en directo en AS.com). Chacho Coudet le dio la vuelta al Celta la pasada temporada. Lo tomó colista y lo dejó octavo con una propuesta valiente y rompedora. La misma que repite esta temporada y con la que su equipo ha sumado sólo un punto y un gol (de penalti) en las tres primeras jornadas. La ilógica del fútbol.

Porque el argentino ha insistido en los tres encuentros con ese frente de ataque de alta gama que reúne a Brais Méndez, Denis Suárez, Nolito, Santi Mina y Aspas y el gol se le ha negado. Trece veces tiró a puerta ante el Athletic para quedarse a cero. Una rareza. Todo apunta a que insistirá en la fórmula, con Tapia de guardaespaldas si es que la paliza con Perú no se lo ha llevado por delante.

Ametralladora Aspas

Coudet es técnico de costumbres. Así que hoy se espera su once clásico con la duda del acompañante del mexicano Araujo, otro de los que llega con la paliza FIFA en los lomos, en el centro de la defensa. Ya ha probado con Fontán, Domínguez y Aidoo. Hoy puede tocarle a Murillo, cedido de nuevo por la Sampdoria y que redebuta de celeste. Aspas comparece como se fue: es el jugador que más chuta del campeonato.

Murillo, que redebuta hoy en el Celta.

Murillo, que redebuta hoy en el Celta.
DIARIO AS

También le ha sacudido el premundial al Madrid, que ha perdido durante casi dos semanas a once jugadores, cuatro de ellos para partidos en Sudamérica. Y algunos, como Benzema, Alaba, Hazard, Valverde, Militao o Casemiro, lo han jugado casi todo. Los tres últimos y Vinicius llegaron a tiempo para entrenar el viernes, pero alguno podría recibir descanso porque la situación clínica no ha mejorado: siguen fuera Kroos y Ceballos, aunque en el parón han sanado Nacho, Modric, Marcelo y Mendy, que no juega un partido desde el 5 de mayo, ante el Chelsea. Además, Ancelotti ya tiene a Camavinga, que ha disputado seis partidos con el Rennes (uno como titular) y dos con la Sub-21 francesa este verano. Llega rodado.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/09/11/primera/1631392410_980290_1631392637_sumario_grande.jpg', '976', '652', 'Modric, que reaparece, durante la sesión preparatoria del Madrid en el Bernabéu. / Realmadrid.com’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.466666666667″>

Modric, que reaparece, durante la sesión preparatoria del Madrid en el Bernabéu.
Realmadrid.com

Sin embargo, en el entrenamiento de ayer se rompió Bale. Sufre molestias en los isquiotibiales de su pierna derecha. Es su vigesimocuarta lesión en el Madrid y la confirmación de que continúa siendo de porcelana. A Rodrygo se le abre una puerta en la derecha. La de la izquierda se la disputan Vinicius y Hazard. El primero ha viajado más a cuenta de su selección y el segundo se ha cargado con más minutos. También han caído en el virus FIFA Alaba, con una sobrecarga, y Jovic, con gastroenteritis.

Un Celta alérgico al Bernabéu

En cualquier caso, en su anterior etapa en el Madrid, Ancelotti manejó estupendamente las resacas FIFA. De los ocho partidos después de jornadas de selecciones, su Madrid ganó seis, empató uno y perdió otro, y marcó 32 goles, a razón de casi cuatro por choque.

El italiano también parece haber traído el gol esta vez. El Madrid ya es el máximo anotador del campeonato y ofrece buenos finales: siete de sus ocho tantos los hizo en la segunda parte. También es el mejor equipo en remates, en elaboración y en estrategia. Atrás, en cambio, ha acusado las salidas de Ramos y Varane, más la lesión de Carvajal y el bajo rendimiento de Marcelo, un cuarteto de cuatro Champions. Por ahí puede estar la oportunidad del Celta, alérgico profundo al Bernabéu. Sólo ha sacado un punto de 27 desde que volvió a Primera (2013). La estadística le aplasta.