Wie Mourinho zu seinem Spitznamen “The Special One” kam

José Mourinho feierte als Trainer viele Erfolge. Ist das der Grund, warum man ihn “The Special One” nennt? Nicht wirklich. Um die Antwort auf diese Frage zu erhalten, muss man einige Jahre in die Vergangenheit zurückblicken.

“The Special One”: José Mourinho.

imago images

Als Sohn eines Fußballers und späteren Trainers wurde Mourinho die Liebe zum Fußball quasi in die Wiege gelegt. Früh beschäftigte sich der Portugiese mit der schönsten Nebensache der Welt. Als Profi reichte es jedoch nicht, um auf allerhöchstem Niveau mithalten zu können. Ganz anders sah die Sache dann aber im Trainergeschäft aus.

Nach seinen Lehrjahren bei den Trainergrößen Sir Bobby Robson (Sporting, FC Porto, FC Barcelona) und Louis van Gaal (FC Barcelona) erhielt Mourinho nach der Jahrtausendwende bei Benfica seine erste Bewährungschance als Trainer – und das als Nachfolger von Jupp Heynckes. Der damals 37-jährige Trainer hatte aber nicht das volle Vertrauen seiner Vorgesetzten und trat nach nur einem halben Jahr zurück.

Kometenhafter Aufstieg beim FC Porto

Eine Entscheidung, die Mourinho nicht bereuen sollte, Benfica aber umso mehr. Über einen Zwischenstopp in Leiria landete er 2001/02 beim FC Porto – und startete sofort durch: Nach einem dritten Platz im ersten Jahr, kündigte er die Meisterschaft an – und übertraf das sogar: 2002/03 führte er die Drachen zum kleinen Triple aus Meisterschaft, Pokal und UEFA-Cup. Nur ein Jahr später erklomm er schließlich den Olymp: Neben der erneuten Meisterschaft führte er Porto zum Champions-League-Sieg (3:0).

Der Erfolg öffnete Mourinho viele Türen in Europa, ihn zog es nach England zum FC Chelsea. Bei seiner Vorstellung am 2. Juli 2004 sagte er schließlich den ikonischen Satz, der ihm seinen Spitznamen einbrachte: “Nennen Sie mich bitte nicht arrogant, aber ich bin Champions-League-Sieger und denke, dass ich etwas Besonderes bin.”

Für die Presse war diese Aussage natürlich eine Steilvorlage – und Mourinho hatte seinen Spitznamen weg. Seinen Ruf als “The Special One” pflegte er im Laufe der Jahre weiter, sei es durch sportliche Erfolge oder markige Sprüche.

El jardín del Madrid

Las finales son el jardín del Real Madrid. Su eficacia en los partidos decisivos es asombrosa. En la última edad de oro del club, la que se abrió con la conquista de la Décima en Lisboa, su registro es prodigioso. Ha jugado 17 partidos decisivos, y los ha ganado todos menos uno. Un porcentaje de éxito del 94%, que carga de razones al viejo aforismo que rige en el club blanco: “Las finales no se juegan, se ganan“.

Ese título legendario, la Décima Champions, tuvo un efecto bisagra en la historia del Madrid. No sólo por la cifra redonda ni por la naturaleza milagrosa del cabezazo de Ramos para batir a Courtois en el minuto 93. Esa Copa de Europa abrió una nueva era en el club, la de las cinco Champions -en cinco finales jugadas- y una única derrota en las XX jugadas desde aquella noche en Da Luz.

image

Benzema: “No necesito fotos para ser amigo de Cristiano”

Fue justamente el Atlético, la víctima del giro de cuello letal del hoy jugador del PSG, el que quebró una dinámica que, aunque sólo sea por pura estadística, no podía ser perfecta. Fue en la Supercopa de Europa 2018, en un partido jugado en el coqueto Le Coq Arena de Tallin, la capital de Estonia. Y fue una derrota contundente, un 4-2 para la escuadra de Simeone, que llegaba como campeona de la Europa League a un partido en el que el Madrid ya no tenía a Cristiano, el martillo de las cuatro de cinco Champions, que un mes antes había dejado el Bernabéu rumbo a Turín.

Antes de la salida del portugués, el Madrid encadenó una racha de once finales ganadas sin fallo, que se inició con la de Copa del Rey en Mestalla ante el Barcelona. Luego llegó Lisboa y, a partir de entonces, el diluvio: tres Champions más, tres Supercopas de Europa y tres Mundiales de Clubes. Fue el legado de Zinedine Zidane en un Madrid que perdió la primera final que disputó sin el chamán francés en el banquillo, la derrota en Estonia ante el Atleti.

En el ‘post-Cristianismo’ tampoco le ha ido mal al Madrid, que ha ganado las cinco finales disputadas por el club desde la salida del ‘7’. En el mismo 2018, con Solari, el Mundial de Clubes ante el Al Ain; en 2020, la Supercopa de España en Arabia ante, de nuevo, el Atleti; y, ya en 2022 en la segunda etapa de Carlo Ancelotti al frente del equipo, las tres que ha jugado: Supercopas de España y Europa ante Athletic y Eintracht, y la de Champions ante el Liverpool.

image

El primer Clásico fuera de España se jugó en 1982… ¡en Venezuela!

Al Madrid le va bien en el nuevo formato de Supercopa de final a cuatro que relegó al previo, de ida y vuelta (así ganó también al Barcelona en 2017). Con todo, el duelo de hoy es novedoso porque es el primer clásico decisivo en el nuevo modelo de competición. Un nuevo reto para el Madrid, otro desafío para una fibra competitiva fuera de toda duda desde la primavera de 2014.

¿Sería la Supercopa el título 100 del Madrid?

Según las cuentas oficiales del Real Madrid, es decir, los títulos que el club blanco presentan en el palmarés de su web, son 99 los trofeos ganados por la entidad desde su fundación en 1902. Es decir, que la hipotética conquista de la Supercopa de España supondría el título número 100 en la historia del club, hablando siempre de trofeos nacionales o internacionales. No se incluyen en el recuento de los blancos, ni en el de ningún otro de los grandes clubes mundiales, los títulos regionales (la Copa de España echó a andar en 1903 aunque la RFEF no nació hasta 1913, y la Liga se demoró hasta la temporada 1928-29), en los que también hay discrepancias según las fuentes. El Madrid se atribuye 23, pero otras fuentes elevan la cuenta hasta los 26.

Fuera de debate

image

Así son los posibles rivales del Real Madrid en el Mundial de Clubes

Pero, como queda dicho, esos trofeos regionales quedan fuera de las grandes cuentas, que sólo tiene en cuenta los títulos nacionales e internacionales. En el caso del Madrid, hay competiciones en las que las cuentas están claras y otras en las que no tanto. Tiene el Madrid sin discusión 35 Ligas, 14 Copas de Europa/Champions, 19 Copas del Rey, 12 Supercopas de España, siete Mundiales de Clubes/Intercontinentales, cinco Supercopas de Europa, dos Copas de la UEFA (actual Europa League) y una Copa de la Liga.

Eterna cuestión

image

La lección magistral de Courtois a la hora de estudiar los penaltis

En estas competiciones no hay debate, pero el asunto se complica cuando se tienen en cuenta otros trofeos, sobre cuya oficialidad hay al menos discusión, cuando no encendido debate. El Madrid incluye en su palmarés oficial dos Copas Latinas y dos Pequeñas Copas del Mundo, lo que, en efecto, le haría sumar a día de hoy 99 trofeos.

El primer debate afecta a la Copa Latina, que se disputó entre 1948 y 1957 y que el Madrid ganó dos veces, en 1955 ante el Stade de Reims y en 1957 contra el Benfica. El torneo, organizado por las Federaciones de España, Italia, Francia y Portugal, goza del reconocimiento oficial de la FIFA, pero no de la UEFA, que la considera mera precursora de la Copa de Europa, creada en 1955.

image

Supercopa de España (semis): resumen y goles del Real Madrid 1 (4) – Valencia 1(3)

En cuanto a las dos Pequeñas Copas del Mundo, parece haber menos dudas. No cuenta con el reconocimiento de la FIFA ni de la UEFA (ni de la CONMEBOL, pues era organizada por la Federación Venezolana), pese a que varios clubes (no sólo el Madrid) la incluyen en su palmarés. Se jugó entre 1952 y 1957 y el Madrid la ganó dos veces. Con la irrupción de la Copa Intercontinental (1960, con triunfo blanco en la final ante Peñarol), quedó vacía de contenido.

Para seguir complicando el asunto, hay otro título que baila, la Copa Eva Duarte, considerada oficialmente precursora de la Supercopa de España pero que tuvo una corta vida (de 1946 a 1953) tras su nacimiento, auspiciado por la RFEF. Medía a los campeones de Liga y Copa, salvo en el caso de doblete, en los que se adjudicaba directamente el título al doble campeón. Eso sucedió en las dos últimas ediciones, que se apuntó el Barcelona. El Madrid, por su parte, ganó la primera (ante el Valencia).

Torneo ‘fantasma’

El Real Madrid tampoco incluye en su web la Copa Iberoamericana (o Copa Iberia por motivos de patrocinio) conquistada ante Boca Juniors en 1994, que no goza del reconocimiento de la UEFA. Fue organizada por la CONMEBOL y la RFEF, que sí la reconocen, y sólo se disputó una edición, con triunfo madridista. Algunas fuentes la reivindican como un título internacional “olvidado” por el Real Madrid, tras su rápida cancelación por motivos económicos.

Al margen de todas estas consideraciones, lo que sí está claro es que el palmarés del Madrid marca 12 Supercopas de España, una menos de las que atesora el Barcelona. Un triunfo de los blancos el domingo permitirá dar caza a los azulgranas. El debate del global de títulos blancos está abocado a seguir abierto por mucho tiempo.

Nach Spielerverlust und Einspruch: Donezk scheitert vor Sportgericht

Wegen des russischen Angriffkriegs gegen die Ukraine hatte die FIFA ausländischen Spielern und Trainern die Aussetzung ihrer Verträge ermöglicht. Dagegen waren Schachtar Donezk und acht russische Klubs vorgegangen – doch der Internationale Sportsgerichtshof (CAS) hat ihre Einsprüche abgelehnt. 

Beschlossene Sache: Der internationale Sportgerichtshofes CAS hat den Antrag von Schachtar Donezk auf Entschädigung abgelehnt. 

Beschlossene Sache: Der internationale Sportgerichtshofes CAS hat den Antrag von Schachtar Donezk auf Entschädigung abgelehnt. 

picture alliance / dpa

Der ukrainische Champions-League-Teilnehmer Schachtar Donezk ist vor dem Internationalen Sportgerichtshof (CAS) gescheitert. Die Richter in Lausanne lehnten die Einsprüche ab, die sich gegen bestimmte FIFA-Maßnahmen richteten. Das gab der CAS am Freitag bekannt. Neben Schachtar Donezk hatten auch acht Fußballvereine aus Russland ein Berufungsverfahren eingeläutet.

Hintergrund war, dass die FIFA im Zuge des russischen Angriffskriegs auf die Ukraine ausländischen Spielern und Trainern die Aussetzung ihrer Verträge möglich machte. Nach dieser Entscheidung verließen viele internationale Spieler Schachtar Donezk ablösefrei. Der frühere Gruppengegner von RB Leipzig in der Königsklasse ging deshalb gegen den Beschluss vor. Im Dezember wurde Donezk angehört, die russischen Klubs – angeführt von Zenit St. Petersburg – bereits im Monat zuvor.

Donezk sieht Fußballgemeinschaft in eine “noch größere Krise” gestürzt

Konkret wollte Donezk von der FIFA eine Entschädigung in Höhe von 40 Millionen Euro. Die “unangemessenen und übertriebenen” Maßnahmen des Fußball-Weltverbands würden sich unter anderem gegen ukrainisches und Schweizer Recht sowie gegen das EU-Wettbewerbsrecht richten, hieß es damals. Statt dem ukrainischen Fußball während des Krieges verantwortungsvoll zu helfen und zu unterstützen, würden die getroffenen Maßnahmen die Fußballgemeinschaft in der Ukraine “in eine noch größere Krise” stürzen.

Die FIFA hatte im Juni vergangenen Jahres die Maßnahme vom März verlängert. Nachdem sie zunächst nur den Rest der vergangenen Saison gegolten hatte, ist sie auch bis zum Ende dieser Saison gültig.

Salah, a As sobre si estará en la final de París: “¡Por supuesto!”

Saltaron las alarmas en el Liverpool. A falta de solo 14 días para la final de la Champions League en París ante el Real Madrid, Mohamed Salah se ha lesionado. El delantero egipcio sintió molestias, se quedó tendido sobre el terreno de juego y tuvo que ser sustituido en el minuto 32 del partido -aunque salió por su propio pie- para dar entrada a Diego Jota.

El problema de Salah pareció ser de la ingle y pudo salir por su propio pie del campo, escoltado por las asistencias, que continuaron interesándose por el estado del jugador una vez llegó al banquillo.

De comfirmarse, se trata de una baja muy importante para Jürgen Klopp, que todavía está en la carrera por la Premier League, a falta de dos partidos para el final del campeonato, y que jugará en dos semanas la final de la Liga de Campeones. Una cita en la que no se sabe si podrá contar con su delantero estrella: Mohamed Salah. No obstante, al acabar el partido AS preguntó al delantero egipcio cómo está y fue rotundo sobre si jugará la final de la Champions ante el Madrid: “¡Por supuesto!”.

Salah, de 29 años, ha disputado 48 encuentros esta temporada con el Liverpool, en los que ha marcado 30 goles, además de haber jugado los siete partidos de la Copa Africana de naciones entre diciembre y enero.

El atacante ha expresado su deseo de medirse al Real Madrid desde antes de que los blancos eliminaran al Manchester City en semifinales, por las ganas de revancha por la final perdida en 2018. El Liverpool no solo perdió aquella Champions, sino que Salah apenas tuvo influencia en la misma por una lesión en la primera parte en un lance con Sergio Ramos.

Klopp cree que Van Dijk “está bien”

La incertidumbre con respecto a las lesiones se apodera del Liverpool. Virgil van Dijk no volvió saltar al terreno de juego para disputar la prórroga de la final ante el Chelsea, una vez concluyeron los 90 minutos reglamentarios. Aunque no se vio a los servicios médicos atendiendo al central neerlandés, al zaguero de los Reds no se le vio con muy buena cara en el banquillo, cuando Joel Matip entró en su lugar. A pesar del rostro serio de Van Dijk durante los 30 minutos extra, Jürgen Klopp transmitió tranquilidad en la rueda de prensa posterior al encuentro cuando fue preguntado por el estado físico del central de molestias de cara a la final de la Champions League: “Virgil está bien, creo, pero con un poco de cansancio muscular”.

Salah, a As sobre si estará en la final de París: “¡Por supuesto!”

Saltaron las alarmas en el Liverpool. A falta de solo 14 días para la final de la Champions League en París ante el Real Madrid, Mohamed Salah se ha lesionado. El delantero egipcio sintió molestias, se quedó tendido sobre el terreno de juego y tuvo que ser sustituido en el minuto 32 del partido -aunque salió por su propio pie- para dar entrada a Diego Jota.

El problema de Salah pareció ser de la ingle y pudo salir por su propio pie del campo, escoltado por las asistencias, que continuaron interesándose por el estado del jugador una vez llegó al banquillo.

De comfirmarse, se trata de una baja muy importante para Jürgen Klopp, que todavía está en la carrera por la Premier League, a falta de dos partidos para el final del campeonato, y que jugará en dos semanas la final de la Liga de Campeones. Una cita en la que no se sabe si podrá contar con su delantero estrella: Mohamed Salah. No obstante, al acabar el partido AS preguntó al delantero egipcio cómo está y fue rotundo sobre si jugará la final de la Champions ante el Madrid: “¡Por supuesto!”.

Salah, de 29 años, ha disputado 48 encuentros esta temporada con el Liverpool, en los que ha marcado 30 goles, además de haber jugado los siete partidos de la Copa Africana de naciones entre diciembre y enero.

El atacante ha expresado su deseo de medirse al Real Madrid desde antes de que los blancos eliminaran al Manchester City en semifinales, por las ganas de revancha por la final perdida en 2018. El Liverpool no solo perdió aquella Champions, sino que Salah apenas tuvo influencia en la misma por una lesión en la primera parte en un lance con Sergio Ramos.

Klopp cree que Van Dijk “está bien”

La incertidumbre con respecto a las lesiones se apodera del Liverpool. Virgil van Dijk no volvió saltar al terreno de juego para disputar la prórroga de la final ante el Chelsea, una vez concluyeron los 90 minutos reglamentarios. Aunque no se vio a los servicios médicos atendiendo al central neerlandés, al zaguero de los Reds no se le vio con muy buena cara en el banquillo, cuando Joel Matip entró en su lugar. A pesar del rostro serio de Van Dijk durante los 30 minutos extra, Jürgen Klopp transmitió tranquilidad en la rueda de prensa posterior al encuentro cuando fue preguntado por el estado físico del central de molestias de cara a la final de la Champions League: “Virgil está bien, creo, pero con un poco de cansancio muscular”.

Salah, a As sobre si estará en la final de París: “¡Por supuesto!”

Saltaron las alarmas en el Liverpool. A falta de solo 14 días para la final de la Champions League en París ante el Real Madrid, Mohamed Salah se ha lesionado. El delantero egipcio sintió molestias, se quedó tendido sobre el terreno de juego y tuvo que ser sustituido en el minuto 32 del partido -aunque salió por su propio pie- para dar entrada a Diego Jota.

El problema de Salah pareció ser de la ingle y pudo salir por su propio pie del campo, escoltado por las asistencias, que continuaron interesándose por el estado del jugador una vez llegó al banquillo.

De comfirmarse, se trata de una baja muy importante para Jürgen Klopp, que todavía está en la carrera por la Premier League, a falta de dos partidos para el final del campeonato, y que jugará en dos semanas la final de la Liga de Campeones. Una cita en la que no se sabe si podrá contar con su delantero estrella: Mohamed Salah. No obstante, al acabar el partido AS preguntó al delantero egipcio cómo está y fue rotundo sobre si jugará la final de la Champions ante el Madrid: “¡Por supuesto!”.

Salah, de 29 años, ha disputado 48 encuentros esta temporada con el Liverpool, en los que ha marcado 30 goles, además de haber jugado los siete partidos de la Copa Africana de naciones entre diciembre y enero.

El atacante ha expresado su deseo de medirse al Real Madrid desde antes de que los blancos eliminaran al Manchester City en semifinales, por las ganas de revancha por la final perdida en 2018. El Liverpool no solo perdió aquella Champions, sino que Salah apenas tuvo influencia en la misma por una lesión en la primera parte en un lance con Sergio Ramos.

Klopp cree que Van Dijk “está bien”

La incertidumbre con respecto a las lesiones se apodera del Liverpool. Virgil van Dijk no volvió saltar al terreno de juego para disputar la prórroga de la final ante el Chelsea, una vez concluyeron los 90 minutos reglamentarios. Aunque no se vio a los servicios médicos atendiendo al central neerlandés, al zaguero de los Reds no se le vio con muy buena cara en el banquillo, cuando Joel Matip entró en su lugar. A pesar del rostro serio de Van Dijk durante los 30 minutos extra, Jürgen Klopp transmitió tranquilidad en la rueda de prensa posterior al encuentro cuando fue preguntado por el estado físico del central de molestias de cara a la final de la Champions League: “Virgil está bien, creo, pero con un poco de cansancio muscular”.

Salah, a As sobre si estará en la final de París: “¡Por supuesto!”

Saltaron las alarmas en el Liverpool. A falta de solo 14 días para la final de la Champions League en París ante el Real Madrid, Mohamed Salah se ha lesionado. El delantero egipcio sintió molestias, se quedó tendido sobre el terreno de juego y tuvo que ser sustituido en el minuto 32 del partido -aunque salió por su propio pie- para dar entrada a Diego Jota.

El problema de Salah pareció ser de la ingle y pudo salir por su propio pie del campo, escoltado por las asistencias, que continuaron interesándose por el estado del jugador una vez llegó al banquillo.

De comfirmarse, se trata de una baja muy importante para Jürgen Klopp, que todavía está en la carrera por la Premier League, a falta de dos partidos para el final del campeonato, y que jugará en dos semanas la final de la Liga de Campeones. Una cita en la que no se sabe si podrá contar con su delantero estrella: Mohamed Salah. No obstante, al acabar el partido AS preguntó al delantero egipcio cómo está y fue rotundo sobre si jugará la final de la Champions ante el Madrid: “¡Por supuesto!”.

Salah, de 29 años, ha disputado 48 encuentros esta temporada con el Liverpool, en los que ha marcado 30 goles, además de haber jugado los siete partidos de la Copa Africana de naciones entre diciembre y enero.

El atacante ha expresado su deseo de medirse al Real Madrid desde antes de que los blancos eliminaran al Manchester City en semifinales, por las ganas de revancha por la final perdida en 2018. El Liverpool no solo perdió aquella Champions, sino que Salah apenas tuvo influencia en la misma por una lesión en la primera parte en un lance con Sergio Ramos.

Klopp cree que Van Dijk “está bien”

La incertidumbre con respecto a las lesiones se apodera del Liverpool. Virgil van Dijk no volvió saltar al terreno de juego para disputar la prórroga de la final ante el Chelsea, una vez concluyeron los 90 minutos reglamentarios. Aunque no se vio a los servicios médicos atendiendo al central neerlandés, al zaguero de los Reds no se le vio con muy buena cara en el banquillo, cuando Joel Matip entró en su lugar. A pesar del rostro serio de Van Dijk durante los 30 minutos extra, Jürgen Klopp transmitió tranquilidad en la rueda de prensa posterior al encuentro cuando fue preguntado por el estado físico del central de molestias de cara a la final de la Champions League: “Virgil está bien, creo, pero con un poco de cansancio muscular”.

Salah, a As sobre si estará en la final de París: “¡Por supuesto!”

Saltaron las alarmas en el Liverpool. A falta de solo 14 días para la final de la Champions League en París ante el Real Madrid, Mohamed Salah se ha lesionado. El delantero egipcio sintió molestias, se quedó tendido sobre el terreno de juego y tuvo que ser sustituido en el minuto 32 del partido -aunque salió por su propio pie- para dar entrada a Diego Jota.

El problema de Salah pareció ser de la ingle y pudo salir por su propio pie del campo, escoltado por las asistencias, que continuaron interesándose por el estado del jugador una vez llegó al banquillo.

De comfirmarse, se trata de una baja muy importante para Jürgen Klopp, que todavía está en la carrera por la Premier League, a falta de dos partidos para el final del campeonato, y que jugará en dos semanas la final de la Liga de Campeones. Una cita en la que no se sabe si podrá contar con su delantero estrella: Mohamed Salah. No obstante, al acabar el partido AS preguntó al delantero egipcio cómo está y fue rotundo sobre si jugará la final de la Champions ante el Madrid: “¡Por supuesto!”.

Salah, de 29 años, ha disputado 48 encuentros esta temporada con el Liverpool, en los que ha marcado 30 goles, además de haber jugado los siete partidos de la Copa Africana de naciones entre diciembre y enero.

El atacante ha expresado su deseo de medirse al Real Madrid desde antes de que los blancos eliminaran al Manchester City en semifinales, por las ganas de revancha por la final perdida en 2018. El Liverpool no solo perdió aquella Champions, sino que Salah apenas tuvo influencia en la misma por una lesión en la primera parte en un lance con Sergio Ramos.

Klopp cree que Van Dijk “está bien”

La incertidumbre con respecto a las lesiones se apodera del Liverpool. Virgil van Dijk no volvió saltar al terreno de juego para disputar la prórroga de la final ante el Chelsea, una vez concluyeron los 90 minutos reglamentarios. Aunque no se vio a los servicios médicos atendiendo al central neerlandés, al zaguero de los Reds no se le vio con muy buena cara en el banquillo, cuando Joel Matip entró en su lugar. A pesar del rostro serio de Van Dijk durante los 30 minutos extra, Jürgen Klopp transmitió tranquilidad en la rueda de prensa posterior al encuentro cuando fue preguntado por el estado físico del central de molestias de cara a la final de la Champions League: “Virgil está bien, creo, pero con un poco de cansancio muscular”.

Salah, a As sobre si estará en la final de París: “¡Por supuesto!”

Saltaron las alarmas en el Liverpool. A falta de solo 14 días para la final de la Champions League en París ante el Real Madrid, Mohamed Salah se ha lesionado. El delantero egipcio sintió molestias, se quedó tendido sobre el terreno de juego y tuvo que ser sustituido en el minuto 32 del partido -aunque salió por su propio pie- para dar entrada a Diego Jota.

El problema de Salah pareció ser de la ingle y pudo salir por su propio pie del campo, escoltado por las asistencias, que continuaron interesándose por el estado del jugador una vez llegó al banquillo.

De comfirmarse, se trata de una baja muy importante para Jürgen Klopp, que todavía está en la carrera por la Premier League, a falta de dos partidos para el final del campeonato, y que jugará en dos semanas la final de la Liga de Campeones. Una cita en la que no se sabe si podrá contar con su delantero estrella: Mohamed Salah. No obstante, al acabar el partido AS preguntó al delantero egipcio cómo está y fue rotundo sobre si jugará la final de la Champions ante el Madrid: “¡Por supuesto!”.

Salah, de 29 años, ha disputado 48 encuentros esta temporada con el Liverpool, en los que ha marcado 30 goles, además de haber jugado los siete partidos de la Copa Africana de naciones entre diciembre y enero.

El atacante ha expresado su deseo de medirse al Real Madrid desde antes de que los blancos eliminaran al Manchester City en semifinales, por las ganas de revancha por la final perdida en 2018. El Liverpool no solo perdió aquella Champions, sino que Salah apenas tuvo influencia en la misma por una lesión en la primera parte en un lance con Sergio Ramos.

Klopp cree que Van Dijk “está bien”

La incertidumbre con respecto a las lesiones se apodera del Liverpool. Virgil van Dijk no volvió saltar al terreno de juego para disputar la prórroga de la final ante el Chelsea, una vez concluyeron los 90 minutos reglamentarios. Aunque no se vio a los servicios médicos atendiendo al central neerlandés, al zaguero de los Reds no se le vio con muy buena cara en el banquillo, cuando Joel Matip entró en su lugar. A pesar del rostro serio de Van Dijk durante los 30 minutos extra, Jürgen Klopp transmitió tranquilidad en la rueda de prensa posterior al encuentro cuando fue preguntado por el estado físico del central de molestias de cara a la final de la Champions League: “Virgil está bien, creo, pero con un poco de cansancio muscular”.