“No quise herir sensibilidades”

David Alaba pasó por los micrófonos del podcast Bayern Insider del diario alemán ‘Bild’. Fue una breve entrevista en la que el nuevo jugador austríaco del Real Madrid habló de su adaptación a su nueva casa, el trabajo con Carlo Ancelotti y su beso al escudo del Real Madrid durante su presentación que enfadó bastante a la afición bávara tras trece años siendo jugador muniqués.

Alaba habló de los siguientes temas:

Ancelotti: “El trabajo con él es fantástico. En Múnich ya mantuvimos una relación muy buena y las ganas y la ilusión que transmite en cada sesión de entrenamiento no han cambiado”.

Beso al escudo: “No significa que ya no ame al Bayern. Simplemente fue un día de lo más especial para mí. Fue el comienzo de una nueva etapa, pero para nada quería provocar a los aficionados del Bayern, donde pasé trece años maravillosos. Siempre estaré agradecido a la afición y al club por darme la posibilidad de desarrollarme como persona y jugador. Múnich se convirtió en mi segunda caso. No quise herir sensibilidades”.

Sabitzer: “Es un gran tipo y un grandísimo jugador. Tiene todo lo que necesitas para ser un jugador top a nivel mundial. Creció en el Leipzig y me alegra mucho, también como austríaco, que se haya decidido a dar este paso. Le dará mucho al Bayern. Llevo tiempo hablando con él, sobre todo del Bayern. Le dije que es un club espectacular en el que vivirá momentos increíbles.

Múnich: “Madrid no se puede comparar con Múnich. Se ha convertido en mi segunda casa y siempre la guardaré en mi corazón”.

Un muro que perjudica a Nacho

“Si no hay emergencia, Alaba jugará de central”. Así de contundente fue Carlo Ancelotti al ser preguntado por la demarcación del austriaco tras el partido contra el Inter. Puede jugar hasta en tres posiciones (central, lateral y mediocentro), pero el técnico ha querido dejar claro desde el principio que ha llegado al Madrid para ser el líder en el centro de la defensa, ocupando el vacío (y el dorsal) de Sergio Ramos.

La pareja de centrales titular para Carletto es la formada por Militao y Alaba. Los números, de momento, respaldan al italiano: el Real Madrid sólo ha dejado la portería a cero en dos de sus cinco partidos oficiales este curso (Betis e Inter) y en ambos los dos defensas fueron titulares en el centro de la zaga. Dos salidas exigentes que el Madrid consiguió ganar por la mínima (0-1) gracias a su solidez defensiva. Todo ello, por supuesto, consolidado con el gran rendimiento que está ofreciendo una vez más Courtois en este inicio de temporada. 

Contra el Inter, con Mendy y Marcelo ausentes, todo apuntaba a Alaba como titular en el lateral izquierdo. Sin embargo, Ancelotti sorprendió colocando ahí a Nacho. Toda una declaración de intenciones, porque prefirió sacar de posición al canterano, que además es diestro, antes que desplazar a Alaba, al que ve como líder de la defensa. El resultado final le dio la razón.

El gran damnificado puede ser Nacho, puesto que Militao es la opción preferida de Ancelotti para acompañar a Alaba. Mezcla la juventud del brasileño (23 años) con la experiencia del austriaco, que aunque tiene 29 años acumula muchas horas de vuelo al más alto nivel de exigencia con el Bayern.

No obstante, Nacho no tiene el tapón de otras temporadas, donde la pareja Varane-Ramos era intocable. Ahora, el único innegociable es Alaba y Nacho y Militao competirán por la otra plaza en igualdad de condiciones. En este inicio de curso el canterano ha mantenido el buen nivel al que terminó el pasado, por lo que lo normal es que Ancelotti vaya repartiendo oportunidades entre él y Militao para que peleen por un puesto en los días importantes.

Vallejo, en la recámara 

De los cuatro centrales de la plantilla, quien todavía no ha jugado es Jesús Vallejo. El aragonés ha regresado al Madrid tras dos años cedido (medio año en el Wolverhampton y temporada y media en el Granada). El club confía en él y esta temporada es decisiva para que logre hacerse definitivamente un hueco en la plantilla. 

Alaba es el nuevo káiser

David Alaba (29 años) llegó al Madrid para ser líder y en un par de meses lo ha conseguido. Es una de las voces autorizadas sobre el terreno de juego, dando indicaciones constantemente y haciendo lo que necesita el equipo en cada momento. Contra el Inter, Ancelotti lo colocó de central para que dirigiese desde atrás y le diese consistencia a una línea que había perdido el orden y la confianza en los últimos partidos. El austriaco tomó el mando y, aunque se sufrió en la primera mitad, se recuperó mordiente y consistencia para salir del Giuseppe Meazza sin encajar.

Escudo/Bandera Real Madrid

En unas imágenes emitidas por en Movistar+, se puede ver a Alaba durante el partido como una de las extensiones de Carletto en el terreno de juego. De hecho, habló con él en varias ocasiones para retocar cuestiones tácticas. Se le ve animando al equipo y echando broncas a los compañeros cuando era necesario, al más puro ‘estilo Sergio Ramos‘. Se le fichó para que tuviese un papel similar al del sevillano y lo ha aceptado a la perfección. Por capacidad competitiva y carácter, se está poniendo a su altura, con lo difícil que es hacerlo en una entidad como la de Chamartín y en tan poco tiempo.

En datos, su partido fue excelente. Recuperó tres balones y ganó dos duelos ante delanteros tan físicos como Dzeko y Lautaro Martínez. Ofensivamente, fue el central encargado de romper líneas mediante pases interiores y exteriores. Completó 59, con un acierto del 89%. Su gran rendimiento en la posición hace que sea muy difícil que regrese al lateral, puesto mejor cubierto con Miguel Gutiérrez, Mendy y Marcelo, y al que solo volverá en caso de necesidad.

El entrenador me ve más como central. No es un secreto que también puedo jugar por la izquierda, pero solo quiero ayudar al equipo, no me importa la posición”, aseguró tras el partido en el canal austriaco ServusTV.

El Madrid se lanzó a por él durante los primeros meses de 2020 conscientes de que, con la más que probable marcha de Ramos y Varane a final de curso, iban a necesitar un veterano que liderase la parcela defensiva. Por ello, se le ofreció un salario a la altura (unos 11 millones) y se le aseguró un papel importante en el equipo. Respecto a su papel, Alaba fue claro: “Se me exigirá en consecuencia, pero solo ocupo un puesto e intento ayudar a mi equipo“. Un futbolista que quiere ser parte de la historia del club blanco.

Ancelotti manda recados

“Este equipo no sólo tiene calidad, sino también compromiso. Y eso es muy importante”. La frase es de Ancelotti y es un aviso a navegantes… Sin esfuerzo (en el día a día, es decir, en los entrenamientos), no hay paraíso de titularidad. Y no le tembló el pulso al técnico italiano a la hora de poner en práctica su ideario de los que tiene que ser su nuevo Real Madrid, en el que intenta ser justo con los jugadores. Sin pretenderlo o de manera subliminal (o no tanto), ante el Inter mandó varios recados a sus futbolistas.

Escudo/Bandera Real Madrid

-Hazard: el nombre no es garantía de nada.

Sorprendió que el belga fuera suplente al inicio del encuentro. Pero sorprendió más aún que Ancelotti ni siquiera echara mano de él cuando necesitaba deshacer las tablas en el marcador en los minutos finales. Prefirió dar entrada a Rodrygo. Y el brasileño le dio la razón en el campo. “No es sólo lo que ha hecho en ataque”, dijo Ancelotti, “es también lo que nos ha dado en defensa. Por otro lado, necesitábamos abrir el campo y Hazard juega más por el interior”. Se justificó.

-Apuesta decidida por los jóvenes.

Hoy por hoy, y han bastado cinco partidos, Vinicius es titular por delante de Hazard. Ancelotti es un hombre de fútbol y conoce los códigos del vestuario. Comenzó dando prioridad al belga, con más jerarquía, pero su actual estado de forma sólo le dio para mantener la titularidad tres partidos. Y uno de ellos, ante el Celta, porque Bale se había lesionado. Otro caso de la apuesta decidida por los jóvenes de Ancelotti es Valverde. Isco está claramente por detrás de él. Fue inteligente Ancelotti, por otro lado, de no meter más presión a Miguel Gutiérrez, que ya fue titular ante el Celta y que se rehízo de un fallo grave inicial. Pero el canterano también tendrá minutos.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/09/16/primera/1631744402_962006_1631744907_sumario_grande.jpg', '976', '663', 'JESUS ALVAREZ ORIHUELA&nbsp;(DIARIO AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-20.093023255814″>

JESUS ALVAREZ ORIHUELA (DIARIO AS)

-Alaba es central.

Primero lo dijo en el campo poniendo a Nacho de lateral y al austríaco de central, pero luego, Ancelotti lo verbalizó: “Alaba para mí es central. Si no hay una emergencia, jugará en el centro”. De eso se desprende que Alaba y Militao son su pareja de centrales titulares. A Alaba lo conoce de su época en el Bayern. Fue el segundo futbolista más utilizado por Carletto en el allí, sólo por detrás de Lewandowski, y recientemente, en declaraciones a los medios oficiales del club, el técnico elogió las cualidades de su reciente incorporación: “Es un jugador completo, que tiene mucha calidad. Es además muy inteligente en la táctica defensiva”. Pero, curiosamente, allí lo utilizó más de lateral.

-Modric con cuentagotas.

El jugador croata ya ha cumplido 36 años y puede estar jugando su última temporada en el Madrid. El valor de lo que puede aportar es incalculable, pero Ancelotti sabe que sólo puede beneficiarse de él si lo dosifica. El juego se resiente mucho cuando no está. Por eso, hombres como Valverde y Camavinga tienen que dar el paso adelante que se espera de ellos. Por otro lado, no le ha importado darle a Kroos todo el tiempo que necesita para recuperarse de su pubalgia. Es un caso parecido al del croata aunque sea más joven. Son dos futbolistas que han estado sobreexpuestos en las últimas temporadas.

La encrucijada de Ancelotti

El Real Madrid de Ancelotti arranca la Champions y lo hace con cinco lesionados: Marcelo, Mendy, Kroos, Ceballos y Bale. Sin embargo, el italiano recibió la buena noticia de que Alaba, fichaje estrella del mercado, se ha recuperado de sus problemas físicos y ha viajado a Milán para estar en el debut contra el Inter. Aunque en el primer entrenamiento de la semana se ejercitó en solitario, no siente dolor y está disponible para el complicado encuentro ante los neroazzurri.

Ahora la papeleta la tiene Carletto, que va a tener que confeccionar la defensa para darle entrada al austriaco, que ya es un fijo en el esquema. Así se demostró en los tres primeros partidos de Liga, en los que completó todos los minutos posibles (270′). Lo hizo como lateral zurdo, posición en la que el entrenador más lo utilizó durante el tiempo que coincidieron en Múnich. Sin embargo, en los últimos días ha crecido la expectativa con la posibilidad de alinear a Alaba como central.

En caso de ocupar un puesto en el centro de la zaga, Ancelotti deberá ‘cargarse’ a Nacho o a Militao. Son la pareja titular en lo que va de temporada, pero lo cierto es que ambos han sido señalados por la opinión pública debido a los errores defensivos cometidos en las primeras jornadas. Militao se ha mostrado dubitativo en salida de balón y poco contundente a la hora de cortar. Errores suyos han costado goles, como en la primera fecha contra el Alavés. Por parte del canterano, fue de los mejores en Vitoria, pero desde entonces su rendimiento ha ido a menos. No está siendo capaz de anticipar las jugadas y de una mala salida de posición nació uno de los goles del Celta.

Si Alaba se mantiene en el lateral zurdo, el sacrificado sería Miguel Gutiérrez. El madrileño empieza a asentarse en la posición y, aunque debe mejorar en algunos aspectos defensivos, ha dejado grandes detalles físicos y técnicos, demostrando que tiene nivel de sobra para el fútbol profesional. Ha completado 172 minutos en los últimos dos partidos, en los que ayudó al equipo con una gran asistencia: un centro medido a Benzema para que el francés marcase su segundo gol el pasado domingo.

Apostar por una defensa más veterana y trabajada con Alaba de lateral o empezar a cambiar la mala dinámica defensiva con un cambio más drástico en el centro de la zaga. Es la encruciajada que deberá resolver Ancelotti en el complicado partido ante el Inter.

Arma letal 2: Karim Benzema y Vinicius amenazan San Siro

Nadie ha ganado más Copas de Europa (seis), ni más Champions (siete) que el Madrid, que en esto es bilingüe. Estadísticamente, suya es una de cada cinco ediciones. Así que se sabe el temario de memoria. Como Carlo Ancelotti, el único técnico de la historia que ha dirigido a ocho equipos en la competición con esa ‘mano blanda’ de la que presume. Y sólo Messi iguala a Benzema como futbolista que ha anotado en más ediciones del torneo del lujo (16, desde la campaña 2005-2006). El francés está a un gol de superar a Raúl como cuarto goleador histórico y figura también en el top 8 de asistentes. Así que empezar con un ‘major’, el Inter, tres veces campeón, no parece intimidar al equipo blanco. Más esta temporada, en que la escuadra milanesa ha sufrido una fuerte depreciación a causa de la pandemia (sigue el partido en directo en As.com).

El Inter perdió 102 millones en la temporada 2019-2020, su deuda creció hasta los 1.000 y el grupo chino Suning, propietario de la entidad, metió la tijera sin piedad. A la vista de los recortes se bajó del barco Antonio Conte, el técnico que le hizo campeón once años después, y fueron vendidas dos de las grandes estrellas del equipo: Lukaku (115 millones) y Achraf (60). El belga había firmado las dos mejores temporadas de su carrera (34 y 30 goles). El hispanomarroquí había sido la sensación del campeonato (siete tantos y once asistencias). También ha perdido a Eriksen, cuyo regreso al fútbol, tras su colapso en la Eurocopa, es incierto.

Los fichajes

Los recambios no son del mismo tamaño. Han llegado Dzeko, con 35 años y lejos de su esplendor; Dumfries, el larguísimo lateral holandés que se destapó en la Euro; Calahanoglu, que no renovó por el Milan, y el Tucu Correa, exsevillista y petición expresa de Simone Inzaghi, que le dirigió en el Lazio. Suplente en los tres partidos, el argentino ya ha anotado dos goles. En definitiva, lo que el Inter ha ganado en la caja (161 millones) lo ha perdido en el campo.

Inzaghi, que ha desarrollado toda su carrera de entrenador en el Lazio (la oportunidad de dirigir al primer equipo después de haber recorrido todas las categorías inferiores le llegó por la repentina renuncia de Marcelo Bielsa), ha tocado poco. Mantiene el 3-5-2 de Conte que él mismo utilizaba en el Lazio y no se le ha escuchado un reproche sobre la falta de refuerzos o la veteranía del equipo: “Me han dado una plantilla muy fuerte”. Once de sus futbolistas superan los 30 años, incluidos ilustres como Handanovic, Dzeko, Vidal, Perisic o Alexis Sánchez. Este acaba de salir de una lesión. Su último partido fue el 3 de julio, en la Copa América. Hoy estará en el banquillo.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/09/14/champions/1631640224_201093_1631640943_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Simone Inzaghi, durante el último entrenamiento del Inter. / AFP’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.183098591549″>

Simone Inzaghi, durante el último entrenamiento del Inter.
AFP

El gran peligro interista está en Lautaro Martínez, autor de 40 goles en las dos últimas temporadas. Paso dos semanas lesionado en agosto y se perdió el inicio de Liga, pero ha marcado en los dos últimos partidos. Formará pareja de ataque con Dzeko. Para el encuentro Inzaghi pierde a Sensi, que acabó lesionado el duelo del pasado domingo ante la Sampdoria, y es duda el central internacional Bastoni, que no pudo estar en Génova, aunque se cree que sí jugará hoy. Dimarco puede ser la gran novedad.

Asensio o Isco

Enfrente tendrá un Madrid feliz con su ataque e inquieto con su defensa. Ancelotti duplica el arranque anotador de Zidane el curso pasado, pero su equipo ha encajado ya seis goles en sólo cuatro encuentros. Ahí recupera a Alaba, aunque apenas se ha entrenado con normalidad en los últimos días. Podría comenzar como lateral izquierdo.

Por otro lado, Bale se ha roto para al menos un mes, aunque la baja no suena a contratiempo porque permitirá a Ancelotti repetir con Hazard, Benzema y Vinicius en una especie de 4-2-3-1 que le da al belga su puesto ideal como mediapunta. Su mejoría es, de momento, casi inapreciable. Y la Champions no ha sido tampoco su competición favorita: nueve goles en once años. Sus compañeros de ataque, en cambio, están desatados. Vinicius ha metido cuatro tantos con diez disparos y Benzema es el mejor de Europa en la suma de goles y asistencias (nueve), por delante de Haaland. En el centro del campo, Ancelotti sugirió el descanso de Modric, al que pretende dosificar. Asensio e Isco son los candidatos al puesto.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/09/14/champions/1631640224_201093_1631641533_sumario_grande.jpg', '976', '550', 'Hazard, Jovic, Vinicius, Militao y Modric, en la sesión en San Siro. / Realmadrid.com’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-20.326086956522″>

Hazard, Jovic, Vinicius, Militao y Modric, en la sesión en San Siro.
Realmadrid.com

La historia da un empate perfecto en la Champions, con cinco victorias por cabeza, una igualada y el mismo número de goles (13) a favor y en contra. El Inter conquistó la única final entre ambos (1964), pero el Madrid domina las eliminatorias (2-1) y ganó los dos partidos de la fase de grupos la temporada pasada. Será, en cualquier caso, una cita de leyendas. San Siro está de fiesta.

“Alaba soñaba con ir al Barça”

Uli Hoeness sigue dando que hablar a pesar de haber dado un paso atrás en la presidencia del Bayern. El exdirigente del campeón de la Bundesliga concedió una entrevista a la emisora alemana Bayern 1 en la que, como suele ser habitual cuando el ahora presidente de honor del cuadro bávaro toma la palabra, no se muerde la lengua. Hoeness expresó lo que siente en torno al Barcelona, rival de su Bayern en el debut de Champions al que, a día de hoy, ya no considera un referente en el mundo del fútbol. Y no dudó en expresarlo durante la previa del choque en el Camp Nou.

Deja claro Hoeness que el Barcelona, durante muchos años, fue el club al que quería parecerse su Bayern. En la actualidad, su opinión ha cambiado de forma drástica. “El Barcelona ya no es un modelo para nosotros, en absoluto”, manifestó el ex jugador, refiriéndose sobre todo a los aprietos financieros del club español.

En dicha entrevista, Hoeness también desveló detalles sobre el traspaso de David Alaba al Real Madrid. Tal y como explica la leyenda muniquesa, el internacional austríaco siempre soñaba con jugar en LaLiga, eso sí, en un club que no viste de blanco. “David me dijo una vez: ‘mi sueño sigue siendo jugar en el Barcelona’. Entonces le dije: ‘¿quieres negociar con el presidente o con el administrador concursal?”, subrayó Hoeness.

En cuanto al partido del martes, el mito muniqués considera que el Bayern es “favorito, porque el Barcelona no puede estar en plena forma debido a la venta de varios jugadores clave y a los problemas económicos”.

Ancelotti recupera a Jovic

El Real Madrid ha comenzado a preparar este lunes el encuentro de Champions contra el Inter del próximo miércoles (21:00 horas, San Siro). Los de Ancelotti inician la semana con la confianza que les dio la contundente victoria contra el Celta del domingo (5-2) en un partido que era importantísimo, puesto que regresaba el público a las gradas del Santiago Bernabéu.

La buena noticia para Carletto es que recupera a Jovic, que se cayó del partido ante los vigueses por culpa de una gastroenteritis. El delantero serbio se ha entrenado con normalidad y, si no hay contratiempos, viajará este martes a Milán junto al resto del equipo.

Quien sigue al margen es Alaba, que volvió de los encuentros con su selección con una sobrecarga. Ancelotti no quiere forzar a ningún futbolista a estas alturas de la temporada, por lo que lo lógico es que el austriaco descanse también contra el Inter en Champions, con la vista puesta en el partido del domingo en Mestalla frente al Valencia.

Entre los lesionados, paso atrás para Mendy, que después de entrar en la convocatoria del último partido, este lunes ha hecho ejercicios en el interior de las instalaciones junto a Kroos y Ceballos, que siguen con sus procesos de recuperación.

En la sesión no ha estado Bale, que se lesionó en el entrenamiento previo al duelo contra el Celta. Las pruebas han confirmado que existe lesión en los isquiotibiales, pero no se conoce el alcance exacto de su dolencia (hay que recordar que el galés no quiere que se emitan partes médicos sobre su salud).

El duelo frente a los milanistas es muy importante para Ancelotti, porque el Madrid tiene aún en el recuerdo cómo se le complicó el curso pasado la fase de grupos. Empezar con victoria permitiría afrontar con garantías el apretado calendario que tienen por delante. Por eso, el técnico italiano apenas va a hacer modificaciones en el once que tan buen resultado dio contra el Celta en Liga.

Vuelta a la normalidad: público, Bernabéu y lesión de Bale

Todo sonará a nuevo esta noche: el Bernabéu, el público, Ancelotti… y Camavinga, el último de la ‘next gen’ por estrenar. Mariano marcó, hace 560 días, el último gol en el estadio blanco, al Barça, y es de lo poco que sigue en su sitio, el fondo del armario. Porque sin Zidane ni Ramos se avecina otro Madrid, en parte por hacer. La pandemia limpió de espectadores las gradas y el club decidió relanzar las obras del recinto y utilizar, para avivar la remodelación y ahorrar costes, el Di Stéfano, donde el equipo jugó 25 partidos de Liga y seis de Champions en estruendoso silencio. Hoy, vuelve a su casa ante 25.000 aficionados, los que permiten la norma y la reforma, ante un Celta en la línea de las últimas temporadas: ofrece mejores jugadores que resultados (sigue el partido en directo en AS.com). Chacho Coudet le dio la vuelta al Celta la pasada temporada. Lo tomó colista y lo dejó octavo con una propuesta valiente y rompedora. La misma que repite esta temporada y con la que su equipo ha sumado sólo un punto y un gol (de penalti) en las tres primeras jornadas. La ilógica del fútbol.

Porque el argentino ha insistido en los tres encuentros con ese frente de ataque de alta gama que reúne a Brais Méndez, Denis Suárez, Nolito, Santi Mina y Aspas y el gol se le ha negado. Trece veces tiró a puerta ante el Athletic para quedarse a cero. Una rareza. Todo apunta a que insistirá en la fórmula, con Tapia de guardaespaldas si es que la paliza con Perú no se lo ha llevado por delante.

Ametralladora Aspas

Coudet es técnico de costumbres. Así que hoy se espera su once clásico con la duda del acompañante del mexicano Araujo, otro de los que llega con la paliza FIFA en los lomos, en el centro de la defensa. Ya ha probado con Fontán, Domínguez y Aidoo. Hoy puede tocarle a Murillo, cedido de nuevo por la Sampdoria y que redebuta de celeste. Aspas comparece como se fue: es el jugador que más chuta del campeonato.

Murillo, que redebuta hoy en el Celta.

Murillo, que redebuta hoy en el Celta.
DIARIO AS

También le ha sacudido el premundial al Madrid, que ha perdido durante casi dos semanas a once jugadores, cuatro de ellos para partidos en Sudamérica. Y algunos, como Benzema, Alaba, Hazard, Valverde, Militao o Casemiro, lo han jugado casi todo. Los tres últimos y Vinicius llegaron a tiempo para entrenar el viernes, pero alguno podría recibir descanso porque la situación clínica no ha mejorado: siguen fuera Kroos y Ceballos, aunque en el parón han sanado Nacho, Modric, Marcelo y Mendy, que no juega un partido desde el 5 de mayo, ante el Chelsea. Además, Ancelotti ya tiene a Camavinga, que ha disputado seis partidos con el Rennes (uno como titular) y dos con la Sub-21 francesa este verano. Llega rodado.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/09/11/primera/1631392410_980290_1631392637_sumario_grande.jpg', '976', '652', 'Modric, que reaparece, durante la sesión preparatoria del Madrid en el Bernabéu. / Realmadrid.com’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.466666666667″>

Modric, que reaparece, durante la sesión preparatoria del Madrid en el Bernabéu.
Realmadrid.com

Sin embargo, en el entrenamiento de ayer se rompió Bale. Sufre molestias en los isquiotibiales de su pierna derecha. Es su vigesimocuarta lesión en el Madrid y la confirmación de que continúa siendo de porcelana. A Rodrygo se le abre una puerta en la derecha. La de la izquierda se la disputan Vinicius y Hazard. El primero ha viajado más a cuenta de su selección y el segundo se ha cargado con más minutos. También han caído en el virus FIFA Alaba, con una sobrecarga, y Jovic, con gastroenteritis.

Un Celta alérgico al Bernabéu

En cualquier caso, en su anterior etapa en el Madrid, Ancelotti manejó estupendamente las resacas FIFA. De los ocho partidos después de jornadas de selecciones, su Madrid ganó seis, empató uno y perdió otro, y marcó 32 goles, a razón de casi cuatro por choque.

El italiano también parece haber traído el gol esta vez. El Madrid ya es el máximo anotador del campeonato y ofrece buenos finales: siete de sus ocho tantos los hizo en la segunda parte. También es el mejor equipo en remates, en elaboración y en estrategia. Atrás, en cambio, ha acusado las salidas de Ramos y Varane, más la lesión de Carvajal y el bajo rendimiento de Marcelo, un cuarteto de cuatro Champions. Por ahí puede estar la oportunidad del Celta, alérgico profundo al Bernabéu. Sólo ha sacado un punto de 27 desde que volvió a Primera (2013). La estadística le aplasta.

'Guti' ni se vende, ni se toca

Miguel Gutiérrez, 20 años, se ha convertido en objeto de deseo de varios clubes europeos a la espera de que se defina su alternancia entre el Madrid de Ancelotti y el Castilla de Raúl. El joven lateral zurdo madrileño ha empezado la temporada a un grandísimo nivel, como demostró con el primer equipo en el Benito Villamarín ante el Betis y como reflejó el pasado sábado en Valdebebas con el Castilla cuajando un partidazo ante el San Fernando. Metió un golazo de libre indirecto y asistió perfectamente a Sergio Arribas en el primero de los cuatro goles que firmó el filial blanco. 

Todo eso ha conseguido que este verano varios clubes llamen a su puerta, tanto de la Premier como de la Serie A de Italia. El último en preguntar por su situación fue el Trabzonspor turco, que se puso ayer en contacto con la dirección deportiva del Real Madrid para preguntar por su situación. La respuesta no puede ser más alentadora para el chaval: “Miguel no está en venta ni se valora su cesión. Miguel no se toca”. 

Mendy, Marcelo, Alaba… y Miguel

Esa confianza del club en el canterano es significativa y más si valoramos que en su puesto hay hasta tres jugadores que pueden estar por delante de él. Mendy, el teórico titular de la banda izquierda, está cerca de reaparecer tras permanecer cuatro meses de baja por una lesión fastidiosa en la meseta tibial. Con Zidane era intocable, pero con Ancelotti está por ver. Ahí también está Marcelo, que en su última temporada de blanco es el actual primer capitán, por lo que Carletto quiere darle protagonismo en algunos partidos del curso.

Y también esa posición de ‘tres’ la puede ocupar David Alaba, como sucedió en Vitoria ante el Alavés, con rendimiento notable (una asistencia a Vinicius). Pese a esa durísima competencia, el Madrid ha transmitido al chaval que tienen mucha confianza en él y que es mejor que esta temporaad vaya fogueándose en el Castilla de Raúl y alternando presencias con el primer equipo cuando lo determine Ancelotti. El próximo año, con la marcha de Marcelo por fin de contrato y a la espera de lo que suceda con Mendy, Miguel Gutierrez podría dar el salto definitivo al primer equipo y, encima, con galones. En el Madrid lo tienen muy claro: “Este chico puede marcar una época. No está en venta”.