Rangnick: “Das beste Spiel in meiner Amtszeit”

Bei Ralf Rangnick herrschte nach Österreichs 2:0-Sieg über Europameister Italien große Zufriedenheit. Einzig das überschaubare Zuschauerinteresse trübte die Freude des Teamchefs.

War mit dem Auftritt seiner Mannschaft hochzufrieden: Ralf Rangnick.

War mit dem Auftritt seiner Mannschaft hochzufrieden: Ralf Rangnick.

GEPA pictures

Erstmals seit 1960 und 14 sieglosen Duellen in Folge durfte sich das österreichische Nationalteam am Sonntag über einen Sieg gegen Italien freuen. Dank einer starken Leistung setzte sich die Elf von Ralf Rangnick im Wiener Ernst-Happel-Stadion gegen den amtierenden Europameister mit 2:0 durch und sorgte somit für einen versöhnlichen Jahresabschluss. 

“Das kann man schon sagen, dass es das beste Spiel in meiner Amtszeit war. Wir hatten auch schon gegen Frankreich, Dänemark oder Kroatien gute Phasen, haben aber noch nie konstant über 60, 70 Minuten so gut gespielt”, meinte Rangnick nach dem Spiel im “ORF”-Interview. 

Rangnick will Kontrolle über 90 Minuten 

Etwas Verbesserungspotential machte der ÖFB-Teamchef in der Pressekonferenz dann allerdings doch noch aus: “Das Ziel ist, irgendwann einmal das Spiel über 90 Minuten komplett zu dominieren.” Spätestens in der EM-Qualifikation soll es aus Rangnicks Sicht dann so weit sein. In dieser sei viel möglich, “wenn wir alle Mann an Bord haben und das Spiel mit so einer Einstellung wie heute bestreiten.”

Marko Arnautovic, der eine herausragende Leistung zeigte und dafür Sonderlob von Rangnick erhielt (“Das, was Marko heute gespielt hat, war schon auf einem sehr hohen Niveau”), strich nach der Partie ebenfalls das große Potential der Mannschaft hervor: “Wenn wir weiter so arbeiten und jeder weiterhin so spielt, dann können wir noch Großes erreichen.” Trotz des “sehr guten Resultats” sei nun Demut angebracht: “Jetzt brauchen wir uns nicht zu weit aus dem Fenster lehnen.”

Kapitän David Alaba attestierte der ÖFB-Elf indes einen Schritt nach vorne: “Fakt ist, dass das Potential in uns steckt, solche Spiele abzuliefern. Das haben wir in der Vergangenheit immer wieder gezeigt, aber dann haben wir das Spiel irgendwo liegen gelassen.” Angesprochen auf seinen direkten Freistoß in der 35. Minute, mit dem der Real-Legionär den Endstand zum 2:0 herstelle, äußerte sich Alaba lächelnd: “Ja, ich habe schon ein paar gehabt in meiner Karriere.”

Geringe Zuschauerzahl als Wermutstropfen

Einziger Wermutstropfen für die österreichische Nationalmannschaft war an diesem Sonntagabend das überschaubare Zuschauerinteresse. Lediglich 18.000 Menschen fanden den Weg ins Ernst-Happel-Stadion. “Was ich mir schon auch wünsche für die Qualifikationsspiele, sind Spiele in Stadien, die ausverkauft sind”, meinte Rangnick. “Wenn die Mannschaft dann so spielt wie heute, springt der Funke natürlich auch noch mehr über.” So würde sich für sein Team ein zusätzlicher Vorteil ergeben.

Weiter geht es für Österreich am 24. März 2023 in der EM-Qualifikation mit dem Heimspiel gegen Aserbaidschan. Alaba ortete im Sieg gegen Italien ein “sehr gutes” und “sehr lautes” Signal an die Fans: “Wir haben in den letzten Spielen immer wieder gezeigt, was in uns steckt, welchen Fußball wir spielen möchten und wohin der Weg zeigt. Das konnten wir ganz gut vollenden. Es ist noch ein weiter Weg bis nächstes Jahr, aber wir sind auf dem richtigen Weg.”

Nikolaus Fink

Carvajal y Asensio, al margen

A 17 días de la final de la Champions, Ancelotti tiene cinco bajas, aunque ninguna resulta especialmente preocupante para esa cita. Las dos más notorias en la sesión de esta mañana fueron, como ayer, Carvajal y Asensio, pues no pisaron ni tan siquiera el césped, haciendo la totalidad de la sesión en el interior de las instalaciones; el lateral no tiene nada, simplemente está en fase de ‘descanso activo’, pero el extremo sí aqueja unas molestias en el tobillo. También sigue en la enfermería Alaba, cuya recuperación tras recaer del aductor progresa adecuadamente, buenas sensaciones. Aunque ayer sí se asomó levemente sobre el césped, hoy su planificación fue al completo en el interior de las instalaciones.

Escudo/Bandera Real Madrid

Las otras dos ausencias fueron Ceballos y Bale. Ambos hicieron la mitad del entrenamiento con el grupo y la otra mitad, al margen, enfilando también las rectas finales de sus recuperaciones. El utrerano quiere estar contra el Betis. Marcelo, ausente en el derbi, entrenó con normalidad, pero no jugará. Como Hazard, que ayer reapareció tras retirársele el pasado 29 de marzo una placa de osteosíntesis del peroné derecho. Parece que podrá tener algún minuto antes de que acabe el curso. Isco ha mejorado de sus molestias y su malestar. Y por último, Courtois, que hoy cumple 30 años, trabajó sin problemas tras recibir un aplauso y recuperarse de la gastroenteritis.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/11/primera/1652270584_044107_1652270804_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Hazard volvi&amp;oacute; a trabajar con el grupo. / Helios de la Rubia&nbsp;(Real Madrid)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.925925925926″>

Hazard volvió a trabajar con el grupo.
Helios de la Rubia (Real Madrid)

Fue una sesión exigente bajo el caluroso sol que hoy preside la capital de España. Los futbolistas comenzaron con un calentamiento y se dividieron en dos rondos. A continuación, llevaron a cabo trabajo físico, ejercicios tácticos y disputaron un partido en un campo de dimensiones reducidas, uno de los ejercicios más habituales de Carletto. El entrenamiento concluyó con disparos a portería. Poco después, compareció Ancelotti en rueda de prensa y confirmó que mañana volverán al once varios pesos pesados: Courtois, Vinicius, Benzema…

Con dos canteranos

Ancelotti ha llamado a Gila (central que ya debutó ante el Espanyol) y Peter (tuvo 4′ en San Mamés y 5′ en el Coliseum) para completar su convocatoria. Estos son los 20 futbolistas citados ante el Levante:

Porteros: Courtois, Lunin y Fuidias

Defensas: Lucas Vázquez, Militao, Nacho, Vallejo, Gila y Mendy

Centrocampistas: Casemiro, Modric, Kroos, Valverde y Camavinga

Delanteros: Rodrygo, Benzema, Jovic, Mariano, Vinicius y Peter

Carvajal y Asensio, al margen

A 17 días de la final de la Champions, Ancelotti tiene cinco bajas, aunque ninguna resulta especialmente preocupante para esa cita. Las dos más notorias en la sesión de esta mañana fueron, como ayer, Carvajal y Asensio, pues no pisaron ni tan siquiera el césped, haciendo la totalidad de la sesión en el interior de las instalaciones; el lateral no tiene nada, simplemente está en fase de ‘descanso activo’, pero el extremo sí aqueja unas molestias en el tobillo. También sigue en la enfermería Alaba, cuya recuperación tras recaer del aductor progresa adecuadamente, buenas sensaciones. Aunque ayer sí se asomó levemente sobre el césped, hoy su planificación fue al completo en el interior de las instalaciones.

Escudo/Bandera Real Madrid

Las otras dos ausencias fueron Ceballos y Bale. Ambos hicieron la mitad del entrenamiento con el grupo y la otra mitad, al margen, enfilando también las rectas finales de sus recuperaciones. El utrerano quiere estar contra el Betis. Marcelo, ausente en el derbi, entrenó con normalidad, pero no jugará. Como Hazard, que ayer reapareció tras retirársele el pasado 29 de marzo una placa de osteosíntesis del peroné derecho. Parece que podrá tener algún minuto antes de que acabe el curso. Isco ha mejorado de sus molestias y su malestar. Y por último, Courtois, que hoy cumple 30 años, trabajó sin problemas tras recibir un aplauso y recuperarse de la gastroenteritis.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/11/primera/1652270584_044107_1652270804_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Hazard volvi&amp;oacute; a trabajar con el grupo. / Helios de la Rubia&nbsp;(Real Madrid)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.925925925926″>

Hazard volvió a trabajar con el grupo.
Helios de la Rubia (Real Madrid)

Fue una sesión exigente bajo el caluroso sol que hoy preside la capital de España. Los futbolistas comenzaron con un calentamiento y se dividieron en dos rondos. A continuación, llevaron a cabo trabajo físico, ejercicios tácticos y disputaron un partido en un campo de dimensiones reducidas, uno de los ejercicios más habituales de Carletto. El entrenamiento concluyó con disparos a portería. Poco después, compareció Ancelotti en rueda de prensa y confirmó que mañana volverán al once varios pesos pesados: Courtois, Vinicius, Benzema…

Con dos canteranos

Ancelotti ha llamado a Gila (central que ya debutó ante el Espanyol) y Peter (tuvo 4′ en San Mamés y 5′ en el Coliseum) para completar su convocatoria. Estos son los 20 futbolistas citados ante el Levante:

Porteros: Courtois, Lunin y Fuidias

Defensas: Lucas Vázquez, Militao, Nacho, Vallejo, Gila y Mendy

Centrocampistas: Casemiro, Modric, Kroos, Valverde y Camavinga

Delanteros: Rodrygo, Benzema, Jovic, Mariano, Vinicius y Peter

La asombrosa vida de Rüdiger

Antonio Rüdiger (Berlín, 3 de marzo de 1993) ya es nuevo defensa central del Real Madrid. El zaguero alemán firmará hasta 2026 y llega a la entidad madridista tras ser una petición expresa de Carlo Ancelotti. El técnico italiano ya detectó el pasado verano que en el conjunto blancos escaseaba el contingente de centrales tras las salidas de Sergio Ramos (rumbo al PSG y de Varane (Manchester United), y recayó en este aguerrido central, aunque a veces peca de su optimismo en el terreno de juego.

Rüdiger es hijo de padre afroalemán y de madre de Sierra Leona. Ambos huyeron durante la cruenta guerra civil que asoló el país africano en la década de los 90. Hijo menor, tiene cinco hermanos, cuatro chicas y un chico. Un exfutbolista que además es su medio hermano, Sahr Senesie, es su representante. Criado en un barrio de inmigrantes de la capital alemana, Berlin-Neukölln, de pequeño sufrió racismo, lo que le motivó a sublevarse: con ocho años intentó ayudar a una señora mayor a cargar unas bolsas de comida. Cuando fue a coger las bolsas, la señora le miró con cara de miedo: la anciana pensó que el joven Antonio iba a robarle y empezó a gritar pidiendo auxilio. Por aquel entonces, sus amigos y compañeros del pequeño equipo berlinés le apodaban Rambo por la intensidad y determinación con la que jugaba. Utilizaba una camiseta de George Weah, el primer jugador africano en ganar el Balón de Oro en 1995, aunque procuraba fijarse en los movimientos que hacía Ronaldo Nazario tanto en el Inter, en el Real Madrid y en la selección brasileña.

Otro detalle que le dejó marcado fue en una ocasión en la que su madre no pudo darle dinero para irse de excursión con sus compañeros de colegio. Ahí comenzó a forjar su carácter: divertido y ameno fuera de los terrenos de juego; serio y áspero dentro del campo, su lugar de trabajo. Poco a poco fue creciendo en equipo de Berlín antes de dar el salto al Borussia Dortmund (2008-2011), equipo al que llegó a sus categorías inferiores, antes de recalar en el Stuttgart. Al fichar por el conjunto borusser, prometió a su madre que su sacrificio tendría premio: “Mamá, algún día, todo este sacrificio valdrá la pena”.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/11/primera/1652220640_181912_1652221107_sumario_grande.jpg', '976', '978', 'Las estadísticas de Antonio Rüdiger. / BeSoccer Pro’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.152542372881″>

Las estadísticas de Antonio Rüdiger.
BeSoccer Pro

Su siguiente salto fue en 2011 cuando fichó por el Stuttgart. Ahí empezó su meteórica carrera: debutó con el primer equipo con apenas 18 años (era enero de 2012). Fue Bruno Labbadia, un mítico delantero de los años 90, quien le dio la oportunidad: fue elegido mejor Jugador joven que en Alemania se concede con una medalla llamada Fritz Walter, en honor al excelso delantero germano de la década de los 40 y 50 del Kaiserslautern.

Escudo/Bandera Real Madrid

Su siguiente paso fue su primera salida al exterior: el Roma se fijó en su garra y se hizo con sus servicios en 2015. Con el conjunto giallorosso estaría dos campañas, desde 2015 hasta 2017. En Italia también sufrió episodios racistas: en el derbi de la capital sufrió gestos y gritos racistas. Él mismo cuenta cómo su compañero Daniele de Rossi se acercó a él en el vestuario para brindarle su apoyo, algo que agradeció enormemente. Con el conjunro romanista debutó en Champions ante el Barcelona. En 2021, ganaría la Champions con el Chelsea, pero tras atravesar un arduo camino: llegó a Stamford Bridge en 2017, pero la llegada de Frank Lampard le condenó al ostracismo. Apenas jugaba.

En enero de 2021, su situación dio un giro de 180 grados. El Chelsea nombraba a Thomas Tuchel nuevo entrenador de los ‘blues’. Su compatriota citó a Rüdiger en su despacho para mostrar sus primeras impresiones. Cuando Rüdiger llegó, la primera pregunta fue: “Te veo jugar y veo que eres agresivo. ¿De dónde viene esa energía?”. La respuesta del zaguero fue contundente: “Neukölln”. Ahora Rüdiger es el nuevo soldado de Ancelotti. El italiano quería un zaguero alto que acompañase a Militao, sobre todo en el juego aéreo. El alemán ha ganado el 68’1% de los duelos por arriba. La campaña pasada llegó al 75% Militao ha llegado al 72% esta campaña. Como explica: “¡El que tiene miedo pierde! No es solo un slogan. Solo con valentía se puede avanzar en la vida”. Sus dos actuaciones ante el Madrid en la fase de cuartos de Champions le han traído al Bernabéu cuando parecía que todo se torcía. Su gol en el Bernabéu, y su liderazgo en la débil zaga del Chelsea, hicieron que el Madrid hiciese una última propuesta. Y no ha dejado pasar este tren…

La asombrosa vida de Rüdiger

Antonio Rüdiger (Berlín, 3 de marzo de 1993) ya es nuevo defensa central del Real Madrid. El zaguero alemán firmará hasta 2026 y llega a la entidad madridista tras ser una petición expresa de Carlo Ancelotti. El técnico italiano ya detectó el pasado verano que en el conjunto blancos escaseaba el contingente de centrales tras las salidas de Sergio Ramos (rumbo al PSG y de Varane (Manchester United), y recayó en este aguerrido central, aunque a veces peca de su optimismo en el terreno de juego.

Rüdiger es hijo de padre afroalemán y de madre de Sierra Leona. Ambos huyeron durante la cruenta guerra civil que asoló el país africano en la década de los 90. Hijo menor, tiene cinco hermanos, cuatro chicas y un chico. Un exfutbolista que además es su medio hermano, Sahr Senesie, es su representante. Criado en un barrio de inmigrantes de la capital alemana, Berlin-Neukölln, de pequeño sufrió racismo, lo que le motivó a sublevarse: con ocho años intentó ayudar a una señora mayor a cargar unas bolsas de comida. Cuando fue a coger las bolsas, la señora le miró con cara de miedo: la anciana pensó que el joven Antonio iba a robarle y empezó a gritar pidiendo auxilio. Por aquel entonces, sus amigos y compañeros del pequeño equipo berlinés le apodaban Rambo por la intensidad y determinación con la que jugaba. Utilizaba una camiseta de George Weah, el primer jugador africano en ganar el Balón de Oro en 1995, aunque procuraba fijarse en los movimientos que hacía Ronaldo Nazario tanto en el Inter, en el Real Madrid y en la selección brasileña.

Otro detalle que le dejó marcado fue en una ocasión en la que su madre no pudo darle dinero para irse de excursión con sus compañeros de colegio. Ahí comenzó a forjar su carácter: divertido y ameno fuera de los terrenos de juego; serio y áspero dentro del campo, su lugar de trabajo. Poco a poco fue creciendo en equipo de Berlín antes de dar el salto al Borussia Dortmund (2008-2011), equipo al que llegó a sus categorías inferiores, antes de recalar en el Stuttgart. Al fichar por el conjunto borusser, prometió a su madre que su sacrificio tendría premio: “Mamá, algún día, todo este sacrificio valdrá la pena”.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/11/primera/1652220640_181912_1652221107_sumario_grande.jpg', '976', '978', 'Las estadísticas de Antonio Rüdiger. / BeSoccer Pro’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.152542372881″>

Las estadísticas de Antonio Rüdiger.
BeSoccer Pro

Su siguiente salto fue en 2011 cuando fichó por el Stuttgart. Ahí empezó su meteórica carrera: debutó con el primer equipo con apenas 18 años (era enero de 2012). Fue Bruno Labbadia, un mítico delantero de los años 90, quien le dio la oportunidad: fue elegido mejor Jugador joven que en Alemania se concede con una medalla llamada Fritz Walter, en honor al excelso delantero germano de la década de los 40 y 50 del Kaiserslautern.

Escudo/Bandera Real Madrid

Su siguiente paso fue su primera salida al exterior: el Roma se fijó en su garra y se hizo con sus servicios en 2015. Con el conjunto giallorosso estaría dos campañas, desde 2015 hasta 2017. En Italia también sufrió episodios racistas: en el derbi de la capital sufrió gestos y gritos racistas. Él mismo cuenta cómo su compañero Daniele de Rossi se acercó a él en el vestuario para brindarle su apoyo, algo que agradeció enormemente. Con el conjunro romanista debutó en Champions ante el Barcelona. En 2021, ganaría la Champions con el Chelsea, pero tras atravesar un arduo camino: llegó a Stamford Bridge en 2017, pero la llegada de Frank Lampard le condenó al ostracismo. Apenas jugaba.

En enero de 2021, su situación dio un giro de 180 grados. El Chelsea nombraba a Thomas Tuchel nuevo entrenador de los ‘blues’. Su compatriota citó a Rüdiger en su despacho para mostrar sus primeras impresiones. Cuando Rüdiger llegó, la primera pregunta fue: “Te veo jugar y veo que eres agresivo. ¿De dónde viene esa energía?”. La respuesta del zaguero fue contundente: “Neukölln”. Ahora Rüdiger es el nuevo soldado de Ancelotti. El italiano quería un zaguero alto que acompañase a Militao, sobre todo en el juego aéreo. El alemán ha ganado el 68’1% de los duelos por arriba. La campaña pasada llegó al 75% Militao ha llegado al 72% esta campaña. Como explica: “¡El que tiene miedo pierde! No es solo un slogan. Solo con valentía se puede avanzar en la vida”. Sus dos actuaciones ante el Madrid en la fase de cuartos de Champions le han traído al Bernabéu cuando parecía que todo se torcía. Su gol en el Bernabéu, y su liderazgo en la débil zaga del Chelsea, hicieron que el Madrid hiciese una última propuesta. Y no ha dejado pasar este tren…