El Atlético intentó hasta última hora firmar a Guilherme Ramos

El Atlético de Madrid vivió un último día del mercado invernal muy movido pese a estar alejado de los focos. Aunque la gran operación de enero se llevó a cabo pronto, cerrando la cesión de Dembélé para sustituir a Diego Costa, el club ha estado trabajando en su política de futuro. 

Recientemente se cerró el acuerdo con el brasileño Marcos Paulo y a punto estuvo de incorporarse ayer al proyecto rojiblanco el central Guilherme Ramos. Un futbolista de 23 años que milita en el Feirense, de la segunda división portuguesa, y que este año se ha destapado por su gran contundencia aérea (mide 1,91) y su seguridad desde atrás, lo que le llevaron a ser elegido como el mejor central de la categoría en el año 2020 para el medio portugués O Jogo.

Un jugador al que se le compara por sus características físicas con Felipe y por el que el propio Simeone habría dado el visto bueno para ser un refuerzo que pudiese combinar su participación con el Atleti B junto con el primer equipo. Según pudo saber AS, el Atlético llegó a realizar una oferta por el jugador que rondaba el millón de euros, pero finalmente la operación no llegó a buen puerto. El Sporting de Portugal, que posee la mitad del pase de Guilherme Ramos, dio luz verde al acuerdo, pero el Feirense bloqueó la negociación. 

Escudo/Bandera Atlético

Hay que tener en cuenta que el Cholo cuenta con cuatro centrales en su plantilla del máximo nivel (Giménez, Savic, Hermoso y Felipe), pero ahora suele utilizar a tres de ellos en el once, por lo que cualquier baja le deja sin alternativas (con la ausencia de Hermoso ante el Cádiz fue convocado el canterano Álvaro García). Guilherme Ramos finaliza su contrato en el verano de 2022, por lo que el club rojiblanco podría volver a la carga en julio. 

El Atlético B llevó a cabo varias operaciones a última hora de mercado. Se produjo el traslado de varios jugadores cedidos en busca de más minutos, con Mollejo pasando del Getafe al Mallorca, Ródenas del Córdoba al conjunto bermellón, Cedric del Oviedo al Albacete y Germán Valera poniendo rumbo al Tenerife. En el segundo equipo rojiblanco se dio salida al central argentino Mariano Gómez, por lo que la llegada de Guilherme Ramos hubiese sido un refuerzo importante en la lucha por mantener la categoría. 

Los jugadores frustrados por el mercado invernal: Isco, Kepa, Dele Alli, Eriksen…

Con el reloj del mercado perdiendo granos de arena paulatinamente, son muchos los jugadores que encontraron acomodo a última hora, pero también hay nombres importantes cuyos nombres han ido ligados a un cambio de rumbo que el frío invernal ha congelado. Jugadores con cartel que por unas u otras razones tendrán que buscar cambiar la dinámica de su temporada sin un nuevo destino que sirva de trampolín e impulso.

Eric García (20 años), Manchester City

Eric ha sido uno de los nombres propios del mercado. El jugador catalán ha abierto una guerra institucional en el Camp Nou con el candidato Victor Font anunciando un acuerdo con él por el cual el Barça fichaba al central por tres millones y con Joan Laporta negándose en rotundo a pagar por un jugador que en cuatro meses podría llegar gratis. Todo ello con Koeman y la Junta Gestora de por miedo. Lo que está claro es que el futuro de Eric tiene color azulgrana y es que a pesar de que Pep le defienda en rueda de prensa, el jugador tan solo ha disputado 208 minutos en Premier League y ha visto como Laporte y Stones se disputaban el puesto de acompañante de Rúben Dias. Por desgracia para el jugador y los de Koeman, Eric tendrá que quedarse en el City con un rol residual hasta que termine contrato el próximo mes de junio.

 Dele Alli (24 años), Tottenham

Uno de los grandes culebrones del invierno que tuvo final infeliz para casi todas las partes. El centrocampista quería marcharse. El PSG le quería. La llegada de Pochettino incrementó los decibelios del interés. Mourinho no cuenta con él más allá de un puñado de minutos repartidos entre la Europa League, las competiciones coperas y el amanecer de la Premier. Un 5% del total. Una participación que pone en peligro su participación en la próxima Eurocopa. La cesión al PSG parecía un hecho, pero el no encontrar recambio al de Milton Keynes ha dado al traste con la operación. Ahora, Dele de buscar salir de su laberinto particular.

Christian Eriksen (28 años), Inter

Otro de los grandes nombre del mes. En el Inter reconocieron públicamente que su nombre estaba en la rampa de salida del club. Los minutos de los que disfrutaba con Conte se podían (y se pueden) contar con cuentagotas. Su salario, uno de los más altos de la Serie A, no va acorde al rendimiento ni, mucho menos, al uso que hace de él su entrenador (16 partidos para 605 minutos, menos de 39′ por partido). Se habló de intercambio con el ‘Papu’, de regreso al Tottenham, incluso de desatascador al embotellamiento de Dele Alli en el Tottenham. Sin embargo, cuando no se le esperaba, decidió el derbi copero contra el Milan con un golazo de falta y este lune Marotta dejó claro que no saldría. Ni él ni nadie, puesto que no había recambio. Situación similar a la de Dele, aunque con más esperanzas, a priori.

Edin Dzeko (34 años), Roma

Dzeko ha pasado en tiempo récord de ser la estrella y capitán de la Roma a estar apartado del equipo. En una situación muy similar a la del Papu Gómez, Paulo Fonseca rompió relaciones con el bosnio después del “motín” que protagonizaron ciertos jugadores tras la eliminación de Copa ante el Spezia. La directiva se posicionó de lado del técnico y desde ese momento el ariete comenzó a entrenarse en solitario y no ha vuelto a ser convocado. Por si fuera poco, en su ausencia, Borja Mayoral ha tenido su mejor rendimiento desde su llegada a Italia, metiendo tres goles en sus últimos dos partidos y llevándose los elogios de Fonseca. La Roma buscó desesperadamente una salida para Dzeko, llegándose a plantear un intercambio con Alexis, pero finalmente el bosnio se ha tenido que quedar. Fonseca va a tener un problema con la que era su estrella y a no ser que la situación cambie, la Roma tendrá que “regalar” a Dzeko este verano, teniendo en cuanta además que termina contrato en 2022.

Alexis Sánchez (32 años), Inter

Otro jugador del Inter. El chileno era una de las claves que podía desbloquear la situación de Dzeko. Tras una temporada cedido por parte del Manchester United en la que acabó con cuatro goles y diez asistencias en 1400 minutos, el Inter decidió quedarse en propiedad con Alexis. Las lesiones y el sistema de Conte que deja las bandas para dos carrileros no le han dejado tener continuidad, especialmente en los últimos seis partidos donde solo se ha vestido de corto 110 minutos. La falta de un delantero centro suplente de garantías para la pareja Lautaro-Lukaku ha provocado que el Inter luchase por hacerse con un delantero en este mercado, siendo el chileno el colacado en la rampa de salida para hacerle hueco. El intercambio Dzeko-Alexis no llegó a buen puerto y finalmente Alexis a sus 32 años deberá luchar por revertir una complicada situación en el Milan.

Giroud (34 años), Chelsea

Nada nuevo para Olivier estar en un listado de este calibre. El francés está acostumbrado a lidiar con Damocles y su espada sobre sus hombros y, una vez más, sale victorioso. En verano parecía estar fuera, puesto que Werner y Abraham le cerraban el paso. Cuando nadie apostaba por él, apareció en la Champions con un gol salvador contra el Rennes y entró en efervescencia. Si antes era el Chelsea el que le buscaba destino, ahora esperaban que su delantero titular no escuchase los cantos de sirena de grandes plazas como Turín. Con la llegada de Tuchel está por evaluar su importancia, pero fue titular en su primer partido y no ha hecho las maletas, de momento.

Kepa (26 años), Chelsea

No salimos de Stamford Bridge para encontrarnos con un caso complicado. Kepa, convertido en el portero más caro del mundo, 80 millones de euros mediante, no ha rendido como de él se esperaba y el Chelsea terminó fichando a Edouard Mendy para ocupar su lugar. Lampard fue el encargado de apartarle del once y el gran benefactor de la llegada de un alternativa para la portería. En Londres le colocaron en la rampa de salida y se llegó a barruntar una cesión como mejor opción para todas las partes. Sin embargo, nada pasó más allá del rumor. Veremos si con Tuchel cambia su suerte. De momento, Mendy sigue siendo el número uno en conjunto blue.

Isco (28 años), Real Madrid

Hasta el último momento esperó Isco una oferta que satisfaciera sus intereses, pero era consciente de lo complicado de la empresa. El malagueño pidió salir tiempo atrás y, aunque en un principio se barajo que su marcha se produciría en verano, mantuvo esperanzas hasta el bocinazo final. La marcha de Odegaard parecía entenderse como una puerta abierta de cara a los meses finales, pero el choque contra el Levante, en el que Bettoni, a instancias de Zidane, optó incluso por un canterano como Arribas como agitador antes que por el de Arroyo de la Miel fue la gota que colmó el vaso. La oferta no llegó e Isco segurá hasta final de temporada. Está por ver en qué condiciones de confianza y minutaje.

Reinier Jesus (19 años), Borussia Dortmund

La cesión de Reinier no está funcionando para ninguna de las partes. El jugador tan solo ha disputado 136 minutos repartidos en ocho partidos, el Borussia no cuenta con lo que parecía ser un valor muy atractivo ni en su actual crisis de resultados y el Real Madrid ve como otro de sus jóvenes promesas no encuentra minutos y su progresión se estanca. Por ello el entorno del brasileño estaba dispuesto a seguir los pasos de Kubo y romper la cesión para buscar más minutos en otra parte. El Real Valladolid, gracias a la buena relación que guarda con el club blanco, parecía el destino indicado pero finalmente Reinier seguirá en Alemania. A pesar de tener un papel muy testimonial Michael Zorc, director deportivo del equipo, afirmó hace poco que no querían romper la cesión del jugador. Quizá en los próximos meses su situación cambie, pero no pintan bien las cosas para el brasileño en la Bundesliga.

Lucas Torreira (24 años), Atlético de Madrid

Otra cesión que no está yendo como se esperaba. Simeone pidió al uruguayo en verano para reforzar su centro del campo, pero la realidad es que en la racha triunfal colchonera en liga, Torreira solo ha disputado 302 minutos. Ante el Cádiz fue titular por las múltiples bajas del equipo pero fue sustituido al descanso. El Arsenal estaba interesado en una nueva cesión para que no se devaluara más el jugador y Valencia, Fioentina, Lazio y sobre todo el Mónaco, estaban interesados en el centrocampista. Torreira confía en tener más minutos pero viendo lo bien que le está saliendo el plan al Cholo, no parece que vaya a terminar siendo una cesión feliz.

Perisic (31 años), Inter

Otro veterano, un nerazzuro más y otro jugador al que Marotta cerró la puerta de salida en la víspera del cierre de persianas. Su importancia para Conte nada tiene que ver con la de Eriksen (26 partidos y 1.353 minutos), pero ha tenido pretendientes suficientes como para buscar un nuevo cambio de aires. Tottenham, Everton, Hertha Berlin y hasta el Borussia Dortmund, uno de sus ex, han tocado su puerta. Sin embargo, ninguna de las ofertas ha satisfecho a jugador y/o club, por lo que seguirá aportando su experiencia y polivalencia desde la banda izquierda nerazurra.

Diego Costa (32 años), sin equipo

Caso completamente diferente al de los nombres anteriores, puesto que Diego Costa es libre de firmar por el equipo que él quiera y se interese por él. Pero es en la combinación de ambos factores dónde no terminar de cristalizar la ecuación. Motivos familiares le colocaron el cartel de ‘libre’. Muchos equipos han sonado (Olympique de Marsella, Wolverhampton, Chelsea, Boca...), incluso un histórico del City ha aconsejado su fichaje al conjunto skyblue, pero el mercado cerrado, el exdelantero del Atleti sigue sin equipo. Su caso, eso sí, urge menos, pues el ser agente libre le permite fichar aunque los plazos estén cerrados para el resto

Odegaard, líder de invierno

La austeridad ha marcado un mercado invernal donde la pandemia ha congelado las cuentas del fútbol. Tiempo atrás estábamos acostumbrados a titánicos traspasos con lo que los grandes clubes buscaban agitar la coctelera de las urgencias ante el tramo final de la temporada. Sin embargo, este enero de 2021 ha sido el mes de los complementos. Jugadores en su mayoría que tapan huecos y, de paso, tratarán de recuperar el paso en una campaña que no marchaba en la dirección adecuada.

Odegaard lidera el cambio

El Real Madrid no ha sumado piezas a su engranaje, pero sí que ha perdido algunas y una de ellas, Martin Odegaard, es el jugador con mayor valor de mercado que ha hecho las maletas. El centrocampista noruego, cansado del banquillo, pidió salir para desembotellar su temporada y el conjunto blanco lo ha permitido. La Real Sociedad no tardó en aparecer en escena, vista la estupenda simbiosis que protagonizaron el de Drammen y los txuri-urdin antes de la repesca prematura de Zidane. Sin embargo, fue el Arsenal, que ofrecía un sueldo mayor al que recibía el joven valor madridista en la capital española, el que ganó la carrera. Ahora será Mikel Arteta el encargado de moldear un diamante que se desembruteció en San Sebastián y que ha perdido brillo en su regreso al Bernabéu.

Foto de Odegaard

Los 40 millones de euros en los que ‘Transfermarkt’ tasa al nuevo ’11’ gunner superan los 30 de Moussa Dembélé y Sébastien Haller. El rojiblanco, al igual que el noruego, llega cedido, en su caso procedente del Olympique de Lyon, pero con intención de ganarse la permanencia tras los exámenes de junio. Su papel, el de suplente de un Suárez lanzado a por el pichichi, no es sencillo, ni tampoco hacer olvidar al jugador que vienen a reemplazar, Diego Costa. Su bagaje goleador con Les Gones en las dos últimas temporadas es su mayor respaldo (20 y 24 tantos). El pobre nivel de la campaña presente (solo un gol en 16 partidos), su mayor debe. En tanto que su compañero de podio, Haller, se ha convertido en una apuesta muy fuerte por parte de un Ajax acostumbrado a vender y no a comprar, pero que han pagado un precio más que razonable, 22.5 millones de euros, por un delantero que llegó al West Ham en 2019 por 50, tras formar una dupla temible junto a Luka Jovic en el Eintracht.

El Madrid, protagonista

Por alusiones, damos un salto en esta particular lista y marchamos hasta la parte final del mismo, donde aparece el futbolista ahora mencionado. Jovic, tras no acompañar las altas expectativas creadas con su millonario fichaje con tantos, ha buscado el ‘calor’ de Frankfurt para resucitar su olfato goleador. De momento no va por mal camino, puesto que ya ha marcado más goles (3) en 105 minutos con el Eintracht que en 32 partidos con el Madrid (2). Los 20 millones en los que el portal especializado tasa a Jovic cierran, junto a Morgan Sanson (al Aston Villa por 15.8 millones), Willian José (cedido al Wolverhampton) y Take Kubo el top-10. El japonés, tras no encontrar lo que buscaba en Villarreal, minutos y confianza, ha cambiado a Emery por Bordalás y su nuevo préstamo en Getafe presenta brotes mucho más verdes que su corta etapa en Castellón.

Foto de Jovic

Vistos los extremos, las posiciones intermedias las lidera otro jugador con relación con el Madrid. Aunque, en su caso, por anhelo y no por pertenencia. Dominik Szoboslai, cuya tremenda irrupción agitó los primeros meses de la temporada, cambió de ciudad (Salzburgo por Leipzig), pero no de fábrica (Red Bull) a pesar del interés merengue y se puso al servicio de Nagelsmann por 20 millones (su cláusula). Molestias físicas no le han dejado lucir su nueva camiseta. Así, el austríaco comparte cuarto puesto con Ozan Kabak, refuerzo altisonante del Liverpool que se lleva a uno de los centrales más prometedores del continente y se aprovecha de la situación del Schalke 04.

Fichajes más valiosos del mercado invernal

Posición Jugador Valor (M€) Nuevo equipo
1 Odegaard 40 Arsenal
2 Dembélé 30 Atlético Madrid
3 Haller 30 Ajax
4 Szoboszlai 25 RB Leipzig
5 Kabak 25 Liverpool
6 Milik 22.5 O. Marsella
7 Benrahma 22.5 West Ham
8 Jovic 20 Eintracht F.
9 Kubo 20 Getafe
10 Willian José 20 Wolves
11 Sanson 20 Aston Villa

* En cursiva, jugadores cedidos (haya o no opción de compra).

Los 25 millones en los que el extremo y el defensa están valorados superan los 22 de Arek Milik y Saïd Benrahma. El polaco, apartado del Nápoles, ha deshojado su margarita hasta quedar solamente el pétalo del Olympique de Marsella, donde tratará a ayudar a Villas Boas a salir del barbecho actual. Mientras que el West Ham hizo efectiva la opción de compra que pesaba sobre el extremo izquierdo argelino y le ha convertido, de paso, en el fichaje más caro del invierno. Unos 23 millones que figuran como inversión máxima y que ilustran la austeridad a la que hacíamos mención al comienzo.

Real Madrid: sin fichajes como en el verano de 1980

40 años han pasado desde que el Madrid dejase de fichar en verano. Sucedió en la campaña 1980-81. El Madrid venía de ganar la Liga y la Copa ante el Castilla. Una final que unió a la primera plantilla blanca con el conjunto filial celebrada en el estadio Santiago Bernabéu, y que de paso, permitió que tres piezas clave de la cantera madridista ascendieran al primer equipo: el meta Agustín, el centrocampista Ricardo Gallego y Paco Pineda, un punzante atacante malagueño. Fueron las peticiones que solicitó el entonces entrenador Vujadin Boskov al entonces presidente Luis de Carlos. Los dos primeros hicieron carrera en los 80 en el conjunto blanco Pineda no tuvo tanta suerte: abandonó la disciplina blanca en 1985 rumbo al Zaragoza.

Escudo/Bandera Real Madrid

Por aquel entonces, la crisis económica afectaba al Madrid. El fichaje de Laurie Cunningham el año anterior (1979), que costó un millón de libras de la época (unos 123 millones de pesetas al cambio) más la remodelación del Bernabéu para modernizar el estadio con vistas al Mundial de España frenaron el poder hacer un gran dispendio. Pero visto el éxito de la plantilla blanca (campeón de Liga y campeón de Copa), se permitió hacer ese retoque. Con la salida de Pirri (se marchó a México) más el ascenso de este trío de canteranos, los blancos llegarían a la final de la Copa de Europa que ganaría el Liverpool en París. Se esfumaba el sueño de la Séptima 15 años después de alzar la Sexta en Bruselas ante el Partizán (2-1). Además, perderían la Liga en la última jornada ante la Real Sociedad. En Copa, sería eliminado por el Sporting, que a la postre sería finalista.

Hay otra campaña que se puede considerar que el Madrid no hizo ningún gasto económico en fichajes, pero sí lo hizo ‘en especie’: en la campaña 1984-85, los madridistas ficharon a Jorge Valdano, un atacante argentino que había triunfado en el Alavés y en el Zaragoza. Llegó a Concha Espina tras acabar su contrato con el conjunto zaragocista. Para no entrar en batallas, la directiva blanca acordó ceder al equipo blanquillo al también delantero Cholo durante una temporada. Desde entonces, el Madrid ha fichado siempre en el mercado veraniego. Hasta este pasado mercado de 2020-21, que sólo recuperó a tres canteranos: Odegaard (recuperado de la Real Sociedad), Lunin (Oviedo) y Odriozola (Bayern de Múnich, con el que ganó la Bundesliga, la Copa y la Champions). Cuarenta años después, el Madrid decidió no fichar a nadie…

El Madrid se olvida de fichar

El mercado de invierno echó anoche el cierre, con el Real Madrid sin haber contratado ninguna cara nueva y habiendo cuajado tres operaciones, todas para colocar futbolistas propios en casa ajena: cedió a Jovic al Eintracht, a Odegaard al Arsenal y facilitó la ruptura del préstamo de Kubo al Villarreal para mandarlo a Getafe. La ventana de fichajes no volverá a abrirse hasta el verano de 2021, aún sin fecha confirmada por parte de FIFA, pero ya puede darse por cumplido que el Real Madrid alcanzará los dos años sin hacer un solo fichaje para la primera plantilla. El último que cerró fue el de Mendy, anunciado el 12 de junio de 2019, procedente del Lyon a cambio de 48 millones.

Fue, de hecho, un verano movido para el Madrid en el apartado de las compras, necesitado de grandes reformas estructurales después de un curso 2018-19 espantoso, en el que pasaron tres inquilinos diferentes por el banquillo (Lopetegui, Solari y Zidane). La inversión madridista en esa ventana veraniega de 2019 rozó los 300 millones: se pagaron fijos (dejando a un lado las cantidades por objetivos) 100 millones por Hazard, 60 por Jovic, 50 por Militao, 48 por Mendy y 40 por Rodrygo. Un total de 298 millones en cinco nombres que, en su mayoría, no han cuajado: sólo Mendy es titular indiscutible; Hazard también pero por la confianza que Zidane le tiene, no por méritos acumulados; Rodrygo entró y salió del once varias veces, ahora se recupera de una grave lesión; Militao cada vez cuenta menos y ante el Levante volvió a defraudar; y Jovic directamente ha tenido que irse por la ausencia de oportunidades.

Fue una inversión importante para rejuvenecer y dinamizar el equipo que, de momento, no ha dado frutos. En enero de 2020 el club sí cerró una operación, la de Reinier, procedente del Flamengo a cambio de 30 millones… para jugar en el Castilla. El brasileño nunca estuvo en los planes para el primer equipo por cuestiones burocráticas: las tres plazas de extracomunitarios ya estaban completas (Militao, Vinicius y Rodrygo) y fue directo al filial que dirige Raúl, aunque la pandemia cercenó su temporada: sólo pudo jugar tres partidos con el Castilla, en los que marcó dos goles y dio una asistencia. El pasado verano cerró su cesión al Dortmund, por dos temporadas, aunque las cosas no le van como él esperaba: sólo ha jugado 136 minutos y estudió la posibilidad de cambiar de aires, pero finalmente se quedó para pelear el puesto, aprovechando la salida de Favre y la llegada de un nuevo entrenador, Edin Terzic.

La crisis y la reforma del Bernabéu

Las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 han tenido bastante que ver en esta tendencia a la congelación por parte del Madrid en el mercado. El pasado verano sólo llegó una cara nueva al equipo, la de Odegaard, de vuelta tras su cesión en la Real Sociedad; las circunstancias le han llevado a solicitar la salida al Arsenal, ante la falta de confianza por parte de Zizou. Pese a las apreturas económicas, el Madrid logró cerrar el ejercicio 2019-20 con un beneficio de 313.000 euros y con 125 millones en la caja a 30 de junio del pasado año. Un flujo de tesorería, eso sí, que ya se habrá esfumado, dedicado al pago de los salarios de la plantilla, con la que se está negociando hombre a hombre un recorte de sueldos. No en vano, el Madrid anticipa en su presupuesto para la 2020-21 unas pérdidas de 91,1 millones…

Y en el horizonte asoma la reforma del Bernabéu, para la que el club se ha endeudado por 575 millones (mínimo). Un proyecto con el que aspira a llevar los ingresos, cuando los aficionados vuelvan al campo, hasta los mil millones por temporada. No empezará a devolver el préstamo hasta junio de 2023; a partir de entonces, y hasta 2049, el club partirá cada verano con el compromiso de abonar 29,5 millones a JP Morgan y Bank of America. Una cantidad con la que el Madrid no podrá contar para volver a la senda de los fichajes, un camino que ya no transita, cuando a principios de siglo fue el responsable de liderarlo con las grandes operaciones de Figo, Zidane, Ronaldo…

Las grandes ligas notan la crisis

Este mercado invernal tiene algo de excepcional. Los clubes de las cuatro principales ligas europeas, sin contar la española, han notado la crisis económica provocada por la pandemia y han invertido en este mercado de invierno bastante menos de la mitad del dinero que en la misma ventana de fichajes de hace un año. Los grandes apenas se han movido. Ni el Bayern ni el Dortmund en Alemania, ni el PSG en Francia. En Inglaterra, el West Ham fue el que más gastó y en Italia, la Atalanta fue el equipo que más agitó el mercado mientras que Inter y Milan se quedaron con lo que tenían.

En total, son 239  millones de euros los gastados por las cuatro grandes ligas (sin contar la española), una cifra irrisoria comparado con los 711 kilos que se gastaron en el 2020 en este mercado en el que los clubes buscan tapar sus agujeros.

Premier: 84,46 millones de euros

Nada, ni siquiera la liga de fútbol más poderosa del planeta, es ajeno a las consecuencias económicas de la pandemia. La Premier ha sufrido los devastadores efectos del Covid y, durante este mercado de invierno, tanto el volumen de las altas (242,5 millones frente a 85 millones) como el de las bajas (63,2 millones frente a 28 millones) representa prácticamente un tercio del movimiento que se vio el año pasado en la misma ventana de fichajes. La constante a la que se han acogido fundamentalmente los grandes ha sido la del coste cero para comprar y para vender, pues incluso ahorrarse un contrato como el de Özil se ha visto como un triunfo en las oficinas del Arsenal por mucho que el jugador haya salido gratis. Incluso el todopoderoso Liverpool ha tenido que tirar de opciones lowcost para cubrir sus bajas en defensa. Ayer anunció la compra de Ben Davies, que llega de jugaba en el Preston North de la segunda división inglesa, y la cesión de Ozan Kabak, que llega desde el Schalke. Para cubrir su baja, el equipo germano ha recurrido a Mustafi, al que el Arsenal dio la carta de libertad a última hora de la noche.

Mientras que ni el Everton ni el Tottenham se han movido durante el mercado, los fichajes más sonados han sido el de Diallo por el Manchester United y Benharama por los hammers. Por su parte, en el capítulo de cesiones, Odegaard, Willian José y Lingard han puesto rumbo a coste prácticamente cero a Arsenal, Wolves y West Ham respectivamente.

Bundelisga: 47,9 millones de euros

Las consecuencias de la pandemia también siguen notándose en la Bundesliga. Escasea el dinero. La cantidad desembolsada por los clubes alemanes durante este atípico mercado invernal es el reflejo de los tiempos convulsos que vive el mundo del fútbol. La Bundesliga echó el cierre a las 18 horas del lunes con un total de 47,9 millones de euros invertidos en fichajes (por 8,2 de ingresos por ventas), equivalente a una cuarta parte de lo que llegó a gastarse hace un año. En aquel entonces, con el coronavirus aún en el horizonte, fueron 196,8 kilos los que, desde la perspectiva actual, se despilfarraron en la élite de Alemania por nuevas incorporaciones. Cabe destacar la falta de movimientos en los dos grandes de la competición. Tanto el Bayern como el Dortmund cerraron el mercado invernal sin fichar. El que más invirtió, también por la gigantesca empresa matriz que sabe a sus espaldas, es el Leipzig. Los germanorientales pagaron 20 kilos por Szoboszlai, perla húngara que llegó a sonar para el Real Madrid. Dio que hablar, también, la vuelta del madridista Jovic al Frankfurt en calidad de cedido por un millón de euros. Huntelaar y Kolasinac, dos cesiones más, intentarán evitar el descenso del Schalke en una liga a la que también regresa otro exmadridista como es Khedira para unirse al Hertha.

Serie A: 77,68 millones de euros

Los efectos de la crisis se notaron mucho en este mercado de invierno italiano. Hace un año, los conjuntos del Calcio se gastaron casi 215 millones en enero. En este, no llegaron a los 80. Los grandes se movieron poco: la Juve fichó al joven Rovella y pensó más en vender (Khedira se fue al Hertha), el Inter no incorporó a nadie (aunque estuvo cerca el intercambio Alexis-Dzeko). El Milan, ante la histórica ocasión de volver a ganar un scudetto, sí se movió: llegaron el mediocampista Meité, Mandzkic y el defensa Tomori. La Roma, por su parte, logró el regreso de El Shaarawy y arrebatarle el lateral estadounidense Reynolds a la Juve (oficial ayer: costará 6.75 millones), mientras que la Atalanta protagonizó el adiós del Papu Gómez. La Dea se reforzó enseguida con el Maehle del Genk (11 millones) y Viktor Kovalenko, que llegó ayer del Shakhtar. Los conjuntos en lucha por la salvación, en cambio, sí regalaron sorpresas. El Parma cerró seis incorporaciones, con una de las más caras de esta ventana: Dennis Man, extremo rumano de 22 años, que costó 13 millones. El Cagliari, tras Duncan, Nainggolan y Calabresi, consiguió sobre la bocina la cesión de Rugani. El Torino se aseguró a Mandragora y Sanabria, el Genoa a Strootman, el Udinese a Fernando Llorente y el Benevento al argentino Adolfo Gaich.

Ligue 1: 29 millones

Francia, uno de los mercados en los que más movimientos hay cada temporada, ha sido uno de los que menos se ha movido del fútbol europeo. En enero, los problemas económicos han acechado todavía más la economía del fútbol francés y de la Ligue 1, sobre todo por no encontrar un emisor para televisar los derechos televisivos y por la falta de fondo de maniobra en la mayoría de los equipos franceses. En la temporada 2019/2020, la Ligue 1 gastó 124 millones en fichajes, mientras que en 2021 únicamente ha dispensado 29, es decir, casi 100 millones menos por culpa de la pandemia. Respecto a los ingresos, el fútbol francés recibió 77 millones en la temporada 2019/2020, 46 millones más que en 2021 (31) y que evidencian una tendencia bajista muy problemática para un campeonato necesitado de ingresos. El equipo que más ha fichado es el Marsella, que ha conseguido tres incorporaciones. El español Pol Lirola llega para reforzar el lateral derecho; Milik para paliar la falta de gol de los de Villas-Boas y Ntcham para cubrir la baja de Sanson. Precisamente, el ya mediocentro del Aston Villa ha sido la venta más cara del mercado de invierno, tras fichar a razón de 16 millones de € por los villanos. El PSG, acostumbrado a agitar el mercado, no ha realizado ninguna incorporación, a pesar de haber mostrado interés en

El Málaga cierra su mercado más plácido

Cuesta recordar en La Rosaleda un mercado de fichajes tan tranquilo como el de este enero de 2021. Con los deberes hechos de sobra y sin margen para incorporar por la limitación de fichas impuesta por LaLiga (sólo 18 profesionales), el Málaga ha sido un mero espectador en esta ventana de fichajes.

La dirección deportiva capitaneada por Manolo Gaspar sólo ha llevado a cabo un movimiento en el mercado. Un cambio de cromos motivado por la grave lesión de rodilla sufrida por Iván Calero. El club tenía los deberes bien hechos y apenas unos días después de romperse el defensa en Almería ya tenía cerrada la llegada de Alexander González.

Desde que se anunció la incorporación del internacional venezolano el 28 de diciembre, la dirección deportiva ha seguido muy atenta a cualquier movimiento por si surgía algún imprevisto que obligase a acudir de nuevo al mercado y ha entablado contactos y abierto vías de negociación con miras al próximo verano.

El Málaga intentó que LaLiga rebajase la sanción y le permitiese disponer de alguna ficha extra para el segundo tramo de la temporada, pero las peticiones blanquiazules no fueron atendidas y el mercado invernal blanquiazul ha sido el más tranquilo en muchísimo tiempo. De hecho, como recogía El Desmarque Málaga días atrás en un extenso informe, el de 2004 fue el último mes de enero que se saldó sin ninguna cara nueva en La Rosaleda.

En esta ocasión sí hubo una incorporación, pero Manolo Gaspar y su equipo se dejaron los deberes hechos antes de que abriese el plazo de fichajes. Al Málaga le ha sobrado todo el mes de mercado.

Escudo/Bandera Málaga

La Atalanta se rearma ante el Madrid: ficha a Kovalenko

La Atalanta sigue reforzandose en este mercado invernal. Tras haber cerrado la llegada de Joakim Maehle, procedente del Genk por 11 millones de euros, este lunes los de Bérgamo hicieron oficial el fichaje de Viktor Kovalenko. Para el mediocampista nacido en 1996, que terminaba contrato en junio con el Shakhtar, ya había un acuerdo para la próxima temporada, pero el adiós inesperado del ‘Papu’ Gómez empujó a La Dea a anticipar la operación, por la que desembolsaron 700.000 euros. El ucraniano firmó hasta 2025 y representará una alternativa importante en una mitad de campo que ya cuenta con mucha calidad y ahora tiene un recambio más.

Foto de Viktor Kovalenko

Si el equipo de Gasperini decidió renunciar a Gómez, el jugador más determinante de sus maravillosos últimos años, fue porque se dio cuenta de que su proyecto podía funcionar sin él. Es más: alinear al argentino se estaba convirtiendo en un problema, dentro y fuera del campo. Los 59 goles y 71 asistencias en 252 partidos del Papu no pesaron en las decisiones de Gasperini, que apostó por sacrificarle en busca de más equilibrio. “Necesitaba otro tipo de equipo”, afirmó el entrenador, “estábamos sufriendo y él no se adaptaba”.

Una ruptura que del césped se mudó a los vestuarios y a una relación ya irrecuperable, que llevó al traspaso al Sevilla. Sin el capitán, sin embargo, la Atalanta ha vuelto a encontrar su camino, recuperando solidez sin perder calidad. Ayer la Lazio interrumpió una racha de 14 partidos sin derrotas en todas las competiciones, con nueve victorias y cinco empates. El hombre clave de esta nueva fase fue Pessina, sustituto del Papu y jugador completamente distinto. El italiano ayudó a la fase defensiva con rigor táctico y gran intensidad, justo lo que quería su entrenador, y los resultados llegaron. La Dea, que en este curso batió al Liverpool, está en lucha por volver a clasificarse a la Champions y logró el pase a las semifinales de Copa italiana (jugará el próximo miércoles con el Nápoles), mantuvo intactas sus virtudes.

Escudo/Bandera Inter

En el 3-4-2-1 de Gasperini siguen siendo fundamentales el trabajo en las bandas (Gosens, a menudo, es imparable: ya realizó seis goles) y la asfixiante presión al rival, la que llevó a Guardiola a afirmar que “jugar contra la Atalanta es como ir al dentista: siempre sufres”. Duván Zapata (11 tantos y 7 asistencias) es el centro de la delantera, aunque la fuerza de Muriel como revulsivo desde el banquillo se está convirtiendo en un factor determinante. El colombiano suma poco más que la mitad de los minutos de su compatriota, pero ya realizó 14 goles.

Una máquina que funciona bien y que se ha reforzado, entonces, pero que sí tiene algún defecto. El cuadro italiano sufre el doble compromiso y ahora, sin el Papu, depende muchísimo de Ilicic. El esloveno ha vuelto a brillar tras sus serios problemas personales (firmó 4 dianas y 7 asistencias), pero cuando se apaga, el equipo sufre. El partido de ayer lo demuestra.

“¿Alaba al Madrid? Hasta donde yo sé, eso no está hecho”

Herbert Hainer, presidente del Bayern de Múnich, concedió una entrevista al diario Bild am Sonntag en la que repasó la actualidad del conjunto bávaro en este comienzo de año; los posibles fichajes, las bajas, la actualidad de la plantilla… Uno de los nombres clave fue el de David Alaba. El jugador austriaco hizo público el pasado mes de noviembre que no renovaría con el conjunto muniqués y es uno de los grandes señalados para reforzar la plantilla madridista a partir del 30 de junio de este año.

Foto de Alaba

Preguntado por si había hablado con el defensor austriaco, Hainer fue explícito: “Lo felicité por correo electrónico por ser nombrado futbolista del año de Austria. Recibí una respuesta suya en apenas 15 minutos. Estaba feliz por el trofeo, pero ya no hablamos de su contrato. Está bien de ánimo. Nosotros, como entidad, tenemos que lidiar con ese tipo de situación de manera profesional. Tanto él como su agente (el israelí Pini Zahavi) tenían sus ideas sobre la estructura financiera de su nuevo contrato. Eso es perfectamente legítimo. ¿Si irá al Madrid? Hasta donde yo sé, eso aún no está hecho”. El jugador austriaco es una vieja petición de Zidane para reforzar la plantilla blanca

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 1 de febrero de 2021

El dirigente también habló del Mundial de Clubes (“Queremos disputarlo, pero con todas las medidas sanitarias posibles”), así como de los registros de la pasada temporada: “Fue un año increíblemente intenso. En términos de fútbol, tuvimos tanto éxito como nunca antes y con grandes momentos, pero también muchos desafíos debido a la pandemia. La pérdida de 100 millones de euros en ingresos se debe principalmente a la falta de aficionados. Ciertamente, no generaremos beneficios en el ejercicio actual”.