Matthaus ve salir a Haaland del Dortmund

Toda declaración referente a Erling Haaland y su futuro no cae en saco roto. Al contrario. El Real Madrid y sus otros pretendientes las van acumulando en su puzle particular para encajar todas las piezas a la hora de afrontar el asalto definitivo por el noruego. El fichaje del delantero está anotado en su calendario madridista de tareas pendientes, en el apartado correspondiente al verano de 2022. Fichar a Haaland es la cobertura de un pastel cuyo bizcocho es Kylian Mbappé, operación planeada para este 2021.

Pues bien, Löthar Matthaus, leyenda del fútbol alemán y recientemente incluido en el Balón de Oro Dream Team, ha echado un capote verbal a todo aquel interesado en que el ‘9’ abandone el Signal Iduna Park, en declaraciones para el portal de la Bundesliga: “La positividad que irradia se refleja en el equipo y por ello pienso que llegado el momento, Haaland no jugará más para el Borussia Dortmund y dará el siguiente paso. Ya está preparado y estamos orgullosos de tenerle en la Bundesliga“.

Matthaus, además, habla del ariete en pasado, a la hora de referirse a su estancia en el conjunto borusser: “El Dortmund debe estar agradecido de haber podido contar con él, porque es un delantero que encaja perfectamente en el equipo”. Nadie espera que el desembolso por el apreciado jugador vaya a tener lugar antes de 2022, puesto que, como ha desvelado AS, a partir de ese momento el conjunto alemán relajaría las trabas para dejar salir a Haaland: ese es el acuerdo al que llegaron en el momento de hacerse con sus servicios el pasado mes de enero, procedente del RB Salzburg.

“Haaland es irremplazable”

Los elogios de Matthaus para con el joven no quedaron ahí: “A sus 20 años, es una máquina. Es un delantero que vuela. Aporta positividad al equipo a la vez que aporta goles. Es irremplazable. Erling Haaland es considerado en Dortmund de la misma forma que Robert Lewandowski lo es en el Bayern de Munich: el jugador de arriba que, no solo es responsable de marcar goles, si no también de arrastrar al equipo con él. Es un líder con 20 años”.

“Todo ello dice mucho de él”, continúa. “Sabe lo que debe hacer. Trabaja en defensa también, algo que disfruto mucho cuando veo a Lewandowski haciéndolo también. Él no es solo un delantero fijo. Su forma de pensar, para un chico de 20 años… Que no solo piensa en él mismo, si no en todo el equipo”, finalizaba un Matthaus que se deshizo en elogios hacia la estrella borusser.

Haaland es un artículo de lujo. Matthaus lo sabe y el Real Madrid también, por lo que seguro que estas palabras de la leyenda alemana gustan en Concha Espina. El jugador, lesionado en estos momentos, sigue al margen de toda rumorología y se dedica a aquello que le ha colocado en las principales agendas de Europa (desde Inglaterra deslizan que Manchester United y Manchester City será los principales competidores de los blancos), marcar goles y batir récords. Esta temporada, sin ir más lejos, suma 17 tantos en 14 partidos y se ha permitido el lujo de acabar con una marca que Uwe Seeler ostentaba desde hace 57 años. El gol es el bien más preciado del fútbol y Haaland es un maestro a la hora de sacarle brillo…

El mercado del gol ya se mueve

En un periodo todavía de pandemia y tras una última ventana de traspasos muy contenida debido a los efectos del coronavirus, enero será una oportunidad para seguir ajustando plantillas. Se hará, evidentemente, de forma comedida. Los clubes siguen manifestando problemas financieros y muchos jugadores han ido aplazando las decisiones sobre su futuro, pendientes de cómo iba a evolucionar un mercado a la baja.

Como siempre, el gol es el bien más preciado y a mitad de temporada es casi una cuestión de supervivencia para muchos. Es la vacuna para muchas crisis deportivas. En ese sentido, el delantero centro es la pieza cotizada, la referencia arriba que puede cambiar una inercia y ayudar al equipo en la zona más decisiva del campo. En ese sentido, hay una extensa nómina de arietes que tienen su futuro por resolver y cuya situación vamos a analizar.

Olivier Giroud (34 años, Chelsea)

El internacional francés termina contrato en junio. Últimamente ha pasado a tener más protagonismo en el Chelsea. Sobre todo, después de los cuatro goles que le endosó al Sevilla. Ha disputado hasta el momento únicamente 523 minutos con el club inglés, pero su promedio es para tener muy en cuenta. Un tanto cada 65’ minutos. En Francia lo quieren de vuelta. El Marsella lo tiene en su punto de mira. En Italia tiene muy buen cartel, ahí los grandes se han interesado por él.

Milik. (26 años, Nápoles)

Uno de los delanteros más cotizados. El Nápoles ya ha dicho públicamente que va a salir y para hacerlo en enero pide 18 millones. En junio es gratis. El Atlético lleva tiempo detrás de él, pero también la Juventus. Es un jugador que pretende firmar un contrato de al menos tres temporadas.

Llorente. (35 años, Nápoles)

En una situación parecida a la de su compañero Milik. El Nápoles también le abre la puerta. Todavía no ha debutado esta temporada. Su gran impedimento es hacerse cargo de su salario. Llorente también tiene firmado hasta junio. Ofertas no le faltaron ya durante el verano pasado, pero finalmente se quedó en Nápoles.

Sory Kaba. (25 años, Midtjylland)

El exdelantero del Elche es uno de los arietes por los que ya hay también movimientos. Sus prestaciones en la Champions y en la competición danesa han llamado la atención, tanto de equipos de la liga española como de clubes importantes de Europa. Una operación asequible, pese a que tiene contrato hasta 2024. Se trata de un delantero en franca progresión que ha superado con muy buena nota la reválida de la Champions. Suma siete goles y cinco asistencias esta temporada.

Depay. (26 años, Lyon)

“Si tenemos ambición, debería seguir con nosotros en la segunda mitad de la temporada”, afirmaba esta semana Rudi García, técnico del Lyon sobre la pregunta de la más que posible marcha de su estrella en enero. El Barcelona sigue siendo un candidato firme, es el preferido de Koeman, pero para esta ventana no hay mucho margen de maniobra. La Juve también se ha acercado. Depay es otro que termina contrato en junio, así que el Lyon está en una encrucijada.

Hulk. (34 años, sin equipo)

El brasileño terminó su aventura en China y está buscando equipo. Ha sido ya ofrecido a varios equipos grandes en Europa. Parece que tiene asegurado el retorno a Brasil, pero si pudiera todavía le gustaría alguna experiencia más en el viejo continente. El Oporto sueña con su retorno, pero hay algún tapado más. Lleva años jugando en un fútbol menos competitivo, pero mantiene sus cualidades. A tener en cuenta para reactivar cualquier equipo deprimido, por su nombre y su calidad.

Origi. (25 años, Liverpool)

Totalmente secundario en los esquemas de Klopp. El belga únicamente ha jugado 318 minutos esta temporada y solamente ha marcado un gol. Una pieza valiosa que se está devaluando y de la que el Liverpool querría sacar rendimiento. De momento, ya hay acercamientos de parte de equipos de la Bundesliga, donde ya jugó en el Wolfsburgo. Tiene experiencia en Francia, también. Suma 38 partidos en competiciones europeas.

Sturridge. (31 años, sin equipo)

Ex del Liverpool, precisamente. Aunque su última experiencia fue en Turquía. En verano dejó el Trabzonspor y está libre. En 2013, el Liverpool pagó al Chelsea 15 millones por él. Otro tanque que busca una oportunidad. Ha llegado a ser internacional inglés en 26 partidos y ha marcado 8 goles.

Mandzukic. (34 años, sin equipo)

Podría ser una ganga, pero tiene un caché. El croata coqueteó con el Celta, pero no hubo acuerdo. Sigue sin comprometerse con nadie después de dejar el fútbol de Qatar. Siempre animoso, trabajador. En la Juventus dejó una imagen fantástica desde donde se marchó como uno de los capitanes. La incertidumbre es conocer su estado físico, dado que vive mucho de él. Si encuentra el punto, es una apuesta segura, aunque hay que lidiar con su carácter.

Caicedo. (32 años, Lazio)

El exdelantero del Espanyol es el jugador número 12 del Lazio. Apreciadísimo por Inzaghi como recurso en la última media hora. Tare, el director deportivo, no querría desprenderse de él, pero también es cierto que en verano se firmó a Muriqi por si llegara a cansarse de su situación. Podría darse y su rendimiento es más que notable. Un agitador de partidos que quiere continuidad. Esta temporada suma cinco goles en 582 minutos y tiene el don de ser decisivo.

Jovic. (22 años, Real Madrid)

Su carrera está en punto muerto. Es una inversión de 60 millones a la que el Real Madrid no ha sacado ningún partido y que necesita reactivar. Jugar en un sitio donde se le dé confianza para recuperar, primero su autoestima deportiva. Ya le pasó en el Benfica. Se le cedió a Alemania en otra fase decreciente de su carrera para que encontrara la confianza perdida. Depende mucho de esa sensación para rendir, ya que mentalmente es más frágil, según afirman los técnicos que le han manejado. El Milan ya lo intentó en la pasada ventana y vuelve a la carga.

Piatek. (25 años, Hertha Berlín)

En Italia se sigue especulando su regreso para que reviva a equipos en situación de emergencia como la Fiorentina. Será difícil. En las últimas semanas ha mejorado algo su nivel, aunque sigue sin ser el que fue en el Genoa. El Hertha desembolsó 24 millones por él durante el pasado mes de enero y le firmó un contrato hasta 2025.

Diego Costa. (32 años, Atlético de Madrid)

Acaba de volver y su futuro es una de las cosas a resolver. O renueva o se marcha en junio. El Atlético ya lo puso en el mercado durante la última ventana, pero no llegaron equipos por él que se hicieran cargo de su ficha. Se ha recuperado felizmente de un problema físico y ahora está a pocos días de poder comprometerse con otro equipo libre a partir de junio. El Atlético, que ha sondeado opciones como Milik, podría dejarle marchar si encuentra ese relevo.

Otro capricho de Conte

Pocos aventuraban tiempo atrás en el seno del Atalanta una situación de inestabilidad como la vivida en estos momentos. El equipo de Bérgamo terminó el curso pasado como una de las revelaciones del fútbol europeo y comenzaron el presente de la misma manera, con una apuesta clara por el balón y la búsqueda del gol como modus vivendi. Alejandro Papu Gómez era (y es) el timonel del barco y Gian Piero Gasperini el capitán a bordo. Sin embargo, algo ha hecho que todo explote, algo que el propio Papu se encargará de desvelar en el futuro, como anunció en Instagram, y que ha colocado al argentino en los principales radares de Italia. Mientras unos lo niegan (Juventus), otros no ocultan su querencia por el mediapunta de 32 años.

El Inter de Milan está dispuesto a pescar en río revuelto, como ha deslizado Piero Ausilio, director deportivo neroazurro. “¿Papu Gómez? Alejémonos de conversaciones que no nos conciernen”, comenzaba el italiano en declaraciones a Sky Sport antes de reconocer que “está claro que hay estima por el jugador”. Si en la Juventus, Fabio Paratici, director deportivo de la Vecchia Signora, se desmarcó por completo del rumor, su homónimo interista ha trazado una línea diferente.

Línea que también ha seguido Antonio Conte. Prudente primero: “Respeto mucho a mis jugadores”. Tentativo después: “Es justo hacer la consulta, ver qué espera el club y hacer las valoraciones pertinentes y objetivas”. A nadie le amarga un dulce y parece que el técnico italiano no vería con malos ojos la llegada del Papu. No obstante, el capitán de la DEA era, hasta el desconocido incidente (Cassano defiende que una pelea que llegó a las manos ha sido la causante de todo), uno de los futbolistas más destacados de la Serie A: 7 goles y 16 asistencias el curso pasado; 4 y 2 en los 10 partidos disputados en el presente.

En el espejo de Eriksen

El caso del argentino recuerda a un capricho pasado de Conte: Christian Eriksen. El danés, que deseaba salir del Tottenham, vio frustrado su deseo inicial de unirse al Real Madrid y el Inter acudió en su auxilio. Los neroazurri se hacían con lo que se suponía una auténtica ganga. 20 millones de euros por uno de los centrocampistas más destacados del viejo continente en edad perfecta para triunfar (27 años en ese momento).

Sin embargo, aquello que parecía un engranaje perfecto ha resultado deficiente. Las piezas no han encajado y el de Middlefart, que tiene uno de los salarios más altos de la Serie A, se ha convertido en habitual en la banda de calentamiento. En los cuatro últimos partidos de Champions, solo ha jugado nueve minutos, repartidos en dos encuentros. Mientras que en los últimos siete en la Serie A, solo ha jugado tres: 58 minutos contra el Cagliari, 5′ contra el Sassuolo y un solo minuto contra el Bolonia. El otrora deseado jugador se ha convertido en descarte. Veremos quién se lleva el gato al agua con el Papu, cuyo caso recuerda en cierta forma a la llegada de Eriksen…

Portazo del Atlético al Chelsea por Oblak

El Atlético resistió un nuevo asalto por Oblak. Según ha explicado el Daily Mail, el club rojiblanco se mostró intransigente a la hora de hablar de su portero cuando, durante la última ventana del mercado de fichajes, el Chelsea buscaba reforzar el puesto con el esloveno. Querían dar un salto de calidad en la posición, dado el errático momento que había vivido Kepa. El Chelsea se estaba rearmando y uno de los grandes sueños era Oblak, pero el rotativo inglés explica que “fue imposible, porque el Atlético se negó a negociar una cifra por debajo de la cláusula de rescisión de 120 millones”.

Fue por esa razón por la que el Chelsea tuvo que cambiar de objetivo en el mercado y aspirar a una solución más a bajo coste. Finalmente, se lanzó a por Mendy. Firmó al portero procedente del Rennes por 25 millones. El Mail sigue subrayando que Oblak es un objetivo, pero que en este momento, es el PSG el club que mejor podría pujar por él. En París se le considera el mejor portero del mundo en la actualidad y seducirle con ganar títulos es el camino, según se explica.

Oblak no pudo llevarse el premio The Best al mejor portero, finalmente Neuer fue el elegido. Tampoco levantó ningún título con el Atlético al final de la pasada temporada, siendo decepcionante el final anticipado en la Champions. En la liga, el equipo estuvo lejos de su mejor nivel y no pudo pelearla. Ahora el Atlético avanza en la máxima competición continental y ahora es líder con los mismos puntos que el Real Madrid, pero con dos partidos menos.

Habrá guerra por Alaba

La situación de Alaba (28 años), en su último año de contrato en el Bayern y con las negociaciones para la renovación rotas con el equipo bávaro, va a terminar por desencadenar una pequeña batalla entre los grandes clubes. El polivalente jugador austríaco es una de las gangas que ofrece el mercado. El Real Madrid lo tiene en su agenda ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir con Ramos, cuya renovación no está aún resuelta y que también ha entrado en su último año de contrato. Pero el Madrid no es el único que pretende a Alaba. Manchester City y United han preguntado formalmente por él a su representante, Pini Zahavi. Desde Inglaterra, es viejo el interés del Chelsea. PSG y Barcelona también necesitan reforzar la línea defensiva… De todos ellos, parece ser el United el que pujará más fuerte por él después de la renovación de Upamecano por el Leipzig.

Alaba escogió el mejor momento para mostrar al mundo que había roto relaciones con el Bayern. Eso provocó el enfado de Hoeness, que fue muy claro con la situación del jugador. “Zahavi dice insensateces todo el tiempo, es la locura. Uno no alcanza a imaginarse lo que quiere para que Alaba renueve”, llegó a decir el dirigente en el programa de televisión Doppelpass. Entiendo que (el director deportivo) Hasan Salihamidzic haya perdido la paciencia en una de las reuniones. David tiene una piraña codiciosa como agente. Su padre, a quien aprecio mucho, se está dejando influir por él”.

El caso es que Alaba está ahora en el mercado, con posibilidad de salir en enero por una cantidad simbólica de dinero o de hacerlo en verano gratis. Puede desempeñarse de central, lateral derecho o incluso de interior diestro. Al Madrid le cuadra, pero el único problema son las altas pretensiones salariales del jugador. Según ha podido saber AS de fuentes cercanas al Bayerm Alaba ha roto relaciones con su club porque quería hacerse al tope salarial de Lewandowski, 12 millones de euros netos. Para el Madrid esta sería una cifra inasumible, entre otras cosas, porque Ramos, el gran capitán y uno de los mejores equipos de Europa, sólo cobra tres millones más (15). De cualquier manera, es el jugador que la entidad blanca por si Ramos no llega a un acuerdo para seguir.

Arteta va a por Isco

Isco no estuvo en el 1-3 del Real Madrid en Eibar por un golpe en el tobillo y mientras sus días en el Real Madrid parecen ir agotándose sin remisión, sus pretendientes se posicionan. Como informó AS, el malagueño está en el aire y medita qué destino es el que más le conviene mientras el Madrid sigue anclado en su idea de cobrar por él un traspaso de entre 60 y 70 millones de euros. En la Premier siempre han estado atentos a Isco y ahora es Mikel Arteta el que le ha dicho a su club, el Arsenal, que tantee el fichaje del centrocampista de Arroyo de la Miel, según publica este lunes el rotativo británico The Sun.

El técnico vasco de los Gunners anda a la búsqueda de soluciones para dotar de más poderío a la ofensiva de su equipo. Este mismo lunes advirtió a los aficionados del Arsenal que no pueden fiar la temporada a la inspiración del brasileño Martinelli, la nueva sensación del equipo. Isco sería un propulsor del ataque del Arsenal y el club cuenta con la ventaja de que Arteta favorecería la integración del internacional español y Ceballos, cedido por el Madrid, la conexión con el vestuario.

En todo caso el Arsenal es consciente, según este medio, de que habrá competencia. Desde que Isco le comunicó al Madrid hace unas semanas que quiere buscar una salida, se reactivado el interés de clubes ingleses, italianos y españoles. El Madrid dice no tener ninguna oferta en firme, aunque sospecha que el jugador puede tener ya una opción elegida, y no quiere ni oir hablar de una cesión. Aunque en breve el mercado de enero ganará en grados en el termómetro, la solución apunta a junio, cuando los deseos de Isco (salir) y Real Madrid (no debilitar la plantilla ahora y cobrar un traspaso) pueden encajar con más tiempo y facilidad.

El Milan quiere a Jovic en enero

El Milan quiere a Luka Jovic. Los rossoneri llevan meses siguiendo al delantero del Real Madrid, por el que ya hicieron un intento en el pasado verano, pero ahora podrían acelerar ante la oportunidad histórica que les está ofreciendo esta temporada. Por primera vez en la última década, los milaneses han vuelto a sentirse uno de los equipos favoritos para llevarse el scudetto. No pierden en la Serie A desde hace 25 partidos, siguen en la cima de la tabla y cuentan con una plantilla joven y cada vez más prometedora.

La maravillosa excepción en el proyecto de Gazidis, Maldini y Massara es Zlatan Ibrahimovic, que sigue siendo imparable a pesar de sus 39 años y ha realizado 10 goles en los seis partidos del Calcio que disputó en este curso. Eso sí, pensar que pueda jugarlo todo sin pausas, considerando su edad, es excesivo y lo confirma la lesión que le apartará del verde hasta enero.

El club desea asegurarle a Pioli una alternativa de nivel, y además de las soluciones ‘low-cost’ (Llorente del Nápoles, por ejemplo), se hará un intento para un gran fichaje como sería el de Jovic. El serbio le encanta a los italianos y las relaciones muy buenas entre las directivas aumentan las esperanzas, aunque la operación no será sencilla.

El Milan quiere llevarse al punta a través de una cesión de seis meses con opción de compra, fórmula que no convence en Concha Espina. En los próximos días habrá contactos con los representantes del delantero, al que una aventura en Italia le gustaría para volver a tener protagonismo. En este curso, el ex del Eintracht solo jugó cinco partidos y apenas 208 minutos…

Surge la opción Salah

Mohamed Salah no está cómodo en el Liverpool y empieza a situarse como una potencial pieza codiciada el próximo verano. La propia estrella egipcia dejó caer en AS, insinuante, que está abierto a un posible cambio de aires… hacia España. “¿Real Madrid o Barcelona? Quién sabe…”, fue la respuesta enigmática de un crack que no atraviesa su momento más feliz en Anfield. Este lunes, un excompañero suyo en la selección egipcia hizo una revelación muy jugosa en BeIN Sport haciéndose eco de la entrevista en este periódico. “Llamé a Salah y sé que está decepcionado con el Liverpool, no es feliz allí”, asegura Mohamed Aboutrika, que tiene una buena relación con el atacante red.

Salah no está en la hoja de ruta inicial del Real Madrid (Mbappé en 2021, Haaland en 2022) pero el club blanco nunca está al margen de los vaivenes del mercado y se le abre un escenario en el que podría aprovecharse de este desencuentro entre el egipcio y el Liverpool. Sin esa grieta, sacar a Salah de Inglaterra era prácticamente un imposible a nivel económico. Pero el aspecto emocional puede jugar ahora un papel importante. Eso convierte el fichaje en una posibilidad que, ahora, no es descabellada

La razón primordial es que Salah no se siente valorado. No le gustó que Klopp le diera recientemente el brazalete de capitán a Alexander-Arnold (22 años). El Liverpool goza de tal ramillete de estrellas ofensivas (Mané, Firmino…) que Salah, aún siendo el máximo goleador del equipo, tiene que repartirse el foco con ellos pese a llevar cuatro años en el club. El incidente de la capitanía es elocuente. El Madrid hay un hueco en el tridente ofensivo junto a Hazard y Benzema donde encajaría y podría seguir brillando. Un cambio de aires, junto a un entrenador como Zidane menos volcánico que Klopp, podría ser atractivo para ambas partes.

Aparentemente, no sería la primera vez. Recientemente el ayudante de Héctor Cúper al frente de la selección de Egipto aseguró que Salah “rechazó una oferta del Real Madrid en 2018”. Eso fue antes de explotar definitivamente con el Liverpool. Aunque han pasado casi tres años, la edad del atacante árabe no sería tampoco un muro. Cumplirá 29 años en junio, pero el Madrid acometió el costoso fichaje de Hazard (100M€ más variables hasta llegar a 140M€) cuando el belga se acercaba a los 28 años. Salah tiene contrato hasta 2023, por lo que desde 2021 puede empezar a hablar con el Liverpool con más peso negociador sobre la mesa. Cuanto más tiempo pase, más poder tendrá el egipcio si quiere forzar un traspaso.

Compartir vestuario con Ramos

El asunto Ramos, la famosa acción de la final de Kiev donde Salah tuvo que retirarse lesionado tras una acción con el capitán blanco y que hizo correr ríos de tinta, provocó reacciones violentas del Liverpool y casi el delirio colectivo en Egipto, ha quedado atrás. La Champions que ganó Salah al año siguiente en la final del Metropolitano puso una venda sobre aquella herida. El propio camero le deseó lo mejor en su momento y volvió a insistir meses después: “Jamás he lesionado intencionadamente a un compañero”.

El Madrid tiene claro qué estrellas quiere (Mbappé la primera) y qué fichajes sigue considerando necesarios (Camavinga), pero el club blanco siempre está con las orejas atentas para analizar cualquier opción seductora e inesperada que el mercado ofrezca. Y esa, hasta hace poco cerrada a cal y canto, podría ser ahora la de Mohamed Salah.

Kubo prefiere quedarse

La situación de Take Kubo (19 años) en el Villarreal ha cambiado notablemente en la última semana, concretamente desde la grave lesión de Vicente Iborra el 13 de diciembre ante el Betis. La baja del centrocampista, que por ese problema en la rodilla izquierda se puede perder lo que resta de temporada, ha provocado que el club castellonense se haya replanteado su estrategia de mercado. Para llevarla a cabo sería crucial la salida del japonés cedido por el Real Madrid, que sin embargo mantiene como prioridad su continuidad en La Cerámica.

La pelota, por lo tanto, está en el tejado de Roig y Emery. El mensaje en este sentido el sábado contra Osasuna fue muy significativo. En el entorno del club y del futbolista, después de la suplencia en la Copa, en un campo embarrado y que exigió un importante desgaste, se daba por sentado que Kubo repetiría en Pamplona titularidad en Liga, algo que no había ocurrido hasta la fecha. Sin embargo, la realidad resultó totalmente opuesta: por primera vez en este curso se quedó sin minutos.

El escenario ha encendido la alarma en el núcleo que rodea a Kubo, donde ya había llegado algún rumor sobre las necesidades del Villarreal en enero. Se conoce, pues, la intención de incorporar a alguien para el centro del campo. Y para dar cabida a dicho perfil sería indispensable liberar una ficha, según el refuerzo es muy probable que también una plaza de extracomunitario, y masa salarial.

El Real Madrid vigila muy de cerca la situación de Kubo

Por eso por la parte del japonés se estará atento a los próximos acontecimientos, especialmente al encuentro con el Athletic mañana (22:00 horas, Movistar LaLiga). Sin que el préstamo esté yendo según lo esperado, pues no se está cumpliendo lo planteado por Roig y Emery, que incluso telefoneó al nipón en verano, se valora muy positivamente el nivel del equipo y la posibilidad de disputar dos competiciones por semana. El madridista es el 13 en participación de la plantilla, con 687 minutos en sus botas, y se apunta a que si fue laboriosa la adaptación en el Mallorca, donde finalmente rindió de maravilla, en Castellón es cuestión de paciencia.

En el Santiago Bernabéu ha habido muchas reticencias estos meses, pero tampoco ven la situación crítica… siempre y cuando no se agrave en estos días. Ni se le ha comunicado al jugador que se le busca equipo ni el jugador se lo ha pedido a la entidad. Hay clubes interesados, especialmente el Getafe, si bien la elección de un nuevo destino sería complicada; por factores económicos y deportivos, la solución se percibe arriesgada. Aunque ese, de momento, es otro capítulo. Kubo piensa en amarillo y al Villarreal le toca mover ficha.

Los fichajes y no fichajes que marcarán la NBA 2020/21

En espera de lo que pueda ofrecer el cierre del mercado, la apertura del mismo dejó muchos movimientos en las primeras horas pero no demasiados trasvases. Davis, Dragic, Marcus y Markieff Morris, Ingram, Bertans, Joe Harris, VanVleet o Kentavious Caldwell-Pope fueron algunos de los que renovaron con sus equipos de la pasada campaña. Montrezl Harrell, uno de los pívots de referencia y Sexto Hombre del Año, es el nombre que más solera tiene entre los que cambiaron de bando, y es que en su caso se marcha de los Clippers a los Lakers.

El sign-and-trade de Gordon Hayward para irse a los Hornets por 120 millones fue, sin duda, el movimiento que más comentarios ocasionó en las primeras horas. El más chocante, por lo que impacta a los equipos, fue el intercambio entre Rockets y Wizards, por la calidad que en su día demostraron los protagonistas y por los contratos que arrastran: Russell Westbrook, a Washington; John Wall, a Houston. Adicionalmente, movimientos de calidad de los dos pívots españoles, Gasol e Ibaka, a los que no pudo retener Toronto, que debería bajar el nivel viendo que sustitutos son Alex Len y Aron Baynes.

Los Hawks deberían crecer con Bogdanovic, Gallinari y Rondo. Los Celtics, probar cómo les viene Tristan Thompson a una estructura ya bien formada pero que no da el salto definitivo. Los Bucks contentaron a Antetokounmpo con los fichajes de Jrue Holiday, Torrey Craig, Bryn Forbes o D.J. Augustin. En el Oeste, por ver cómo evoluciona la rivalidad de Los Ángeles y ver si los Warriors se mueven después de ver caer lesionado una vez más a su estrella Klay Thompson. 

RELACIONADO | Todos los movimientos

Han sido unos días en los que lo que más se han movido son las prolongaciones de contrato, no las nuevas altas. Una situación económica tan peliaguda de la NBA obliga a muchos a amarrar en vez de a arriesgar.

Los fichajes 

· Montrezl Harrell (2,03 metros, 26 años). La salida de Howard y McGee le deja a él, que se ha pasado de los Clippers a los Lakers, con la responsabilidad de aportar ese grado de dureza que se le suponía a los dos en uno solo. También se le carga con lo que haga la segunda unidad dado que es el Sexto Hombre del Año y lleva ya varias temporadas aportando mucho saliendo como suplente. Podrá dar espacio a A.D. para que sea matador desde la media o larga distancia.

· Bogdan Bogdanovic (1,98 metros, 28 años). Estaba pactado con los Bucks, no aceptó las condiciones y se ha marchado a los Hawks. Por razones económicas, se entiende. En Atlanta puede ganar algo de peso en ataque con Trae Young al lado, ya que son dos estilos que pueden casar bien, pero se pierde la lucha por el título a corto plazo. Se suma a Gallinari y Rondo, los otros dos grandes fichajes de los de Georgia en este mercado, aunque en su caso con 72 millones por 4 años los que se embolsa.

· Marc Gasol (2,11 metros, 35 años). Ha preferido fichar por los campeones y buscar un título más a seguir en Toronto, donde ya ganó uno. Es un perfil con el que Vogel no contó el año pasado y que, si le responde el físico, puede ser extremadamente útil en los dos lados de la cancha. Pedigrí de ganador y de púrpura y oro.

· Serge Ibaka (2,13 metros, 31 años). Era de los codiciados en el mercado. Quería quedarse en Toronto, pero la opción de los Clippers era golosa y la aceptó. 19 millones por 2 años. Incluso por debajo de su valor después de promediar 15,4 puntos y 8,2 rebotes en la última fase regular. Va a cubrir el hueco que deja Harrell, pero Lue le puede utilizar de ‘5’ cuando quiera. Química probada con Kawhi. 

· Jrue Holiday (1,93 metros, 30 años). Hay que ver cómo le utilizar Mike Budenholzer. Otro de los grandes fichajes es el base D.J. Augustin, base clásico y que le viene muy bien a Giannis. Si Jrue parte como escolta, jugabilidad alta y más opciones para un Antetokounmpo ansioso por tener nuevos y brillantes compañeros en su asalto al trono. Los Pelicans le echarán mucho de menos. 

· Dennis Schröder (1,85 metros, 27 años). El base-escolta alemán fue uno de los destacados como suplente la pasada temporada y lo hizo al lado de un gran base como Chris Paul y uno emergente como Shai Gilgeous-Alexander, por lo que no tiene problemas en amoldarse a lo que toque. En los Lakers, a los que llegó vía traspaso y por el que salió Danny Green, se le pedirá u poco de todo. El año pasado estuvo en un destacado 38,5% en triples. 

· Chris Paul (1,85 metros, 35 años). El presidente de la Asociación está más vivo que nunca. Y los Suns pueden dar el salto definitivo gracias a él y a otros que han llegado, como Jae Crowder. Monty Williams tiene a un jugón con el que abastecer a Devin Booker para que lucha por cotas individuales más altas.

· Russell Westbrook (1,91 metros, 32 años). El MVP de 2017 quiere reencontrarse con su yo del pasado. Forzó el traspaso y recaló en los Wizards, donde no hay tantas aspiraciones como en los Rockets y donde puede ponerse en un estatus superior al de Bradley Beal, el que lleva el peso de la franquicia en los dos últimos años. John Wall, en Houston para demostrar que puede seguir jugando tras dos años parado. 

· Ricky Rubio (1,93 metros, 30 años). El base de El Masnou vuelve a revivir sentimientos. Un traspaso que le aparta del foco y que puede llevarle a reconstruir otro sitio. Le pasó en Phoenix y puede ocurrir en Minnesota, el lugar del que salió y al que ha vuelto. La química con D’Angelo Russell será fundamental para que este conjunto, con el número uno del Draft 2020 en sus filas, eche a andar como debe.

· Steven Adams (2,11 metros, 27 años). Llega a los Pelicans en un traspaso. La competencia principal de Willy Hernangómez, que no la única. El neozelandés puede jugar duro para hacerle la vida más fácil a Zion Williamson, al que presumiblemente tendrá al lado en la zona. La pregunta, con el resto de llegadas a Nueva Orleans como Eric Bledsoe, van a ser demasiado atrayentes en términos de finalización de jugadas con un Zion que necesita formarse y cometer aciertos y errores. 

Los no fichajes (renovaciones) 

· Anthony Davis. Seguirá en los Lakers: 190 millones por 5 años.

· Fred VanVleet. Seguirá en los Raptors: 85 millones por 4 años.

· Brandon Ingram. Seguirá en los Pelicans: 158 millones por 5 años.

· Goran Dragic. Seguirá en los Heat: 37,4 millones por 2 años.

· Los hermanos Morris. Marcus es el que más ha destacado de los dos, en los Clippers, pero Markieff, con los Lakers, es el que se ha llevado el anillo al dedo. Ambos continuarán en Los Ángeles.

· Davis Bertans. Seguirá en los Wizards: 80 millones por 5 años. 

· Joe Harris. Seguirá en los Nets: 72 millones por 4 años. 

· Paul Millsap. Seguirá en los Nuggets: 10 millones por 1 año.