Pablo Ortells: “Es para quitarse el sombrero con el equipo”

El director deportivo del Real Mallorca, Pablo Ortells despide el año valorando la situación actual del equipo y aceptando estar pendiente del mercado invernal. Los bermellones son segundos en la clasificación con unos números y una dinámica que invitan al optimismo a pesar de haber perdido el liderazgo en el último partido de 2020. 41 puntos, solo 2 derrotas en 19 partidos y 7 goles encajados hacen del equipo mallorquinista uno de los favoritos al ascenso en plena batalla contra equipos como Espanyol, Leganés, Almería o Sporting de Gijón. Esta primera parte del campeonato hace que el director deportivo Pablo Ortells afirme que “la verdad es que es para quitarse el sombrero con el equipo, con el cuerpo técnico y con todo el mundo, los resultados están ahí, en la clasificación estamos arriba y vamos partido a partido, día a día y semana a semana, y al final de la temporada veremos dónde estamos”.

Sobre el mercado invernal que se abre el próximo 4 de enero, Ortells asegura que “nosotros estamos siempre abiertos a mejorar, si hay alguna posibilidad de reforzarse o de mejorar, la estudiaremos y la valoraremos, y si llega a buen puerto, bienvenido”. En este sentido y ante la poca participación del exmallorquinista Take Kubo en el Villarreal, a Ortells se le pregunta por la posibilidad de que regresar a la isla, a lo que el valenciano afirma lo siguiente: “No sé qué pasa por la cabeza de Kubo, nosotros tenemos un gran recuerdo de él de la temporada pasada, pero ahora mismo él debe tener otros planes en la cabeza”, añadiendo que “lo que sí es verdad es que nosotros tenemos que ser un club que tiene que estar en continua mejora tratando de ser cada día mejores y trabajaremos para ello”. Ortells también valoró las negociaciones de renovación de algunos de los jugadores que acaban contrato el próximo 30 de junio y que por lo tanto desde enero ya podrán negociar con otros clubes. El caso de más peso es el del centrocampista Antonio Sánchez y sobre el jugador mallorquín Ortells afirma que “se está trabajando en ello, llevamos mucho tiempo hablando”. Otros casos son los del portero suplente Miquel Parera que no se ha estrenado en liga y solo ha jugado el partido de Copa en Guijuelo, y el del delantero de moda, Abdón Prats con cinco goles en liga en los últimos cinco partidos y otro en Copa.

Sobre Parera y Abdón, Ortells dice que “llegado el momento nos sentaremos y valoraremos la situación, depende de los momentos, de los tiempos, son jugadores de la plantilla en los que confiamos, estamos contentos con el rendimiento que están ofreciendo y de sus situaciones iremos hablando con ellos”. Por otra parte, el director financiero de operaciones comerciales, Alfonso Díaz, hizo referencia al retorno de los aficionados e los estadios declarando que “desde la LFP y los clubes se trabaja tratando de que cuanto antes puedan entrar los aficionados a los estadios, se ha tratado de fijar una fecha que podría ser a finales de enero y principios de febrero, pero la incertidumbre es muy grande, la pandemia cada día cambia y ahora parece que estamos peor que hace un mes, no es sencillo, y al final se trata de una decisión del gobierno, del Consejo Superior de Deportes”. En lo deportivo, el equipo mallorquinista regresará a los entrenamientos el domingo día 27 por la tarde tras una semana de vacaciones navideñas.

Mendes, Gutiérrez y Olivera saldrán en enero

En su cuarta ventana de fichajes Mohamed El Assy y Joao Gonçalves volverán a agitar las salidas y entradas rojiblancas a pesar de que el Almería, con 38 puntos en 19 partidos, lleva los mejores números de su historia en Segunda División. Con los movimientos que se producirán en el mercado invernal resta por comprobar si se produce un efecto positivo o negativo, puesto que la agitación del plantel rojiblanco hace justo un año supuso una caída en picado, empobreciendo a los entrenados entonces por Guti.

Con una plantilla larga (¡hasta 28 efectivos!) lo prioritario es aligerarla, abriendo la puerta de salida a Pedro Mendes, Juan Manuel Gutiérrez y Cristian Olivera. El delantero luso ha perdido protagonismo tras su nulo aporte, quedándose fuera de la convocatoria en los últimos tres encuentros. Así, está cerca que las tres partes lleguen a un acuerdo y quede anulado el préstamo del Sporting de Portugal.

Olivera y Gutiérrez, por su parte, saldrán en forma de cesión. Los dos firmaron hasta 2024 y evidentemente el Almería no se va a desprender de ellos tan fácil. El primero apenas ha entrado en cinco convocatorias, disputando sólo 50 minutos entre los tres encuentros que ha jugado. Gutiérrez, por su parte, ni eso. José Gomes no lo ha convocado aún (ni en Copa), bajando al filial para tener minutos.

No son los tres únicos nombres que saldrán, puesto que hay otros en la rampa de salida, caso de Appiah, Escobar y Juan Villar, puesto que la presencia de los tres es escasa en liga (el inglés y el de San Cipriano de Vallaltani han debutado). En cuanto a las entradas, el Almería pretende incorporar un mediocentro y un delantero, sin descartarse la figura de un portero, posición que se ha movido en todas las ventanas con el jeque…

El Leganés recibirá en breve los últimos seis millones de En Nesyri

El Leganés recibirá el próximo 31 de diciembre los últimos seis millones de euros correspondientes al tercer y definitivo pago por el traspaso de En Nesyri al Sevilla. El delantero marroquí firmó por los hispalenses en enero previo acuerdo entre Sevilla y Leganés para prorratear el montante de la operación

Los andaluces estaban dispuestos a abonar el total de la cláusula de rescisión (20 millones de euros), pero pidieron a los pepineros prorratear esta cifra a cambio de algunos beneficios. Viendo que la salida del delantero sería imposible de evitar, en Butarque optaron por llegar a un acuerdo del que poder rascar algún beneficio.

Bryan Gil y un 10% de las plusvalías

Dos fueron las principales prebendas. La más inmediata, la cesión de Bryan Gil, que jugó con los blanquiazules hasta final de temporada y que, por cierto, fue clave en el arreón final del Leganés, ese que le dejó a un gol de la permanencia.

Además, económicamente hablando, el Leganés logró que un 10% de las plusvalías que generase una hipotética venta de En Nesyri fueran a parar a sus arcas. Es decir, que si En Nesyri es vendido más adelante por más de 20 millones de euros, al Leganés le correspondería un 10% del monto de la operación a partir de ese límite, de los 20 millones de euros. Si la operación se cerrase por menos, el Leganés no vería ni un euro.

Los otros dos pagos anteriores

Así cosas, fruto de ese acuerdo, el fichaje del internacional marroquí se pactó en tres pagos. El primero se ejecutó el día después de que se hiciera oficial la salida de En Nesyri de Butarque y fue de siete millones de euros. El siguiente se abonó el 1 de julio de 2020 y también se acordó que fuera de 7 millones de euros. Ahora el último pago, el que se ejecutará el 31 de diciembre, será de seis millones de euros.

Tanto los seis millones abonados el 1 de julio como este último pago de diciembre se consideran ya ingresos de la actual temporada 2020-2021, lo que hace que estas cifras cuenten a efectos de límites salariales y topes presupuestarios para un Leganés que este curso cuenta con uno de los presupuestos mayores de la categoría.

Jonathan Zongo cuelga las botas a sus 31 años

Jonathan Zongo, uno de los futbolistas más excéntricos de los últimos años de la UD Almería, ha anunciado su retiro del fútbol con apenas 31 años tras no superar su grave lesión de rodilla. La carrera del africano se truncó en enero de 2017, cuando se rompió los ligamentos de la rodilla en un encuentro ante Gabón, el país anfitrión de esa Copa de África. Desde entonces no volvió al máximo nivel, con recaídas y un pequeño calvario, puesto que la federación burkinesa no se hizo cargo de los gastos médicos.

El extremo acababa contrato en junio de ese año y a pesar de estar lesionado de gravedad Alfonso García, con quien ya había tenido antes sus más y sus menos el propio Zongo, no lo renovó. La pasada temporada probó suerte en el Badalona, en Segunda División B, limitándose su participación a un encuentro. Y eso que el burkinés había tenido sus buenos momentos, disputando incluso 45 encuentros en la máxima categoría del fútbol español con el Almería en las temporadas 13-14 y 14-15.

Sólo 20 futbolistas han jugado más que Jonathan Zongo con la elástica rojiblanca en la LFP. En concreto, 99 partidos entre Primera y Segunda, a los que hay que sumar tres de la promoción de ascenso a la élite y nueve de la Copa del Rey: 111 duelos oficiales con el primer equipo que hicieron 5.645 minutos, viendo portería en ocho ocasiones.

En octubre de 2010, con apenas 20 años, aterrizó procedente del Union Sportive de Ouagadougou, de Burkina Faso. A pesar de jugar con el filial rojiblanco (55 partidos), se ejercitaba con el primer equipo, con el que debutó el 13 de enero de 2011 en la ida de los cuartos de final ante el Deportivo (1-0 en la ida y 2-3 en la vuelta, donde también jugó). Al igual que su amigo Azeez, tuvo varios encontronazos con Alfonso García, terminando su relación en junio de 2017.

Rufián firma la independencia solo si el Espanyol asciende

Afirma Gabriel Rufián que es perico por un simple silogismo. “El Espanyol es un equipo pobre y oprimido contra la tiranía culé. Yo soy de izquierdas, estoy en contra de la tiranía y la opresión. Ergo ser de izquierdas es inherente a ser perico”. El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso de los Diputados pasó por el espacio ‘Perico que Vola’, que se graba en el Eixample Teatre barcelonés y se emite en Youtube, y dejó varias perlas. Es un seguro de vida.

Le sorprende a Rufián que en ocasiones le tilden de culé, “porque si te inventas que eres de un equipo te inventas que eres del Barça, del Madrid o del Manchester. Soy perico porque lo fácil en este país es ser culé o convergente”, expresa con sorna. La misma que emplea para justificar que siendo seguidor blanquiazul le pueda gustar Lionel Messi: “No soy católico y sin embargo me gusta la Capilla Sixtina”. Y para opinar que, cuando Gerard Piqué se mete con el Espanyol, es por “complejos”. “Tiene cosas positivas, como que de forma inequívoca fuera a votar el 1 de octubre y denunciara la situación. Pero es más culé que la Moreneta, y antiperico”, remarca.

Además de hacerlo socio del Espanyol, a Rufián lo emplazaron con éxito a telefonear al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que se comprometió a acudir al programa. “Illa es muy perico, hablamos mucho del Espanyol”. Y le preguntaron los presentadores, David Recasens, Álex Pérez y Brian Domínguez, si firmaría que se proclamara la independencia de Catalunya a cambio de que el Espanyol permanezca siempre en Segunda. “No, y de hecho, eso está negociado con el Gobierno”, bromea el político.

Lo que sí firmaría con gusto es conocer más en profundidad a Raúl Tamudo. “Para mí, Tamudo es un héroe, junto al Che Guevara y Son Goku son personas que se sacrificaron por la humanidad. Tamudo, desde Santa Coloma, compitió con Mijatovic, Raúl o Suker. Ser el chico de barrio que triunfa es muy de izquierdas”, rubrica Rufián.

Alexander González: “Estoy muy ilusionado”

El Málaga acelera en la negociación para cerrar el fichaje de Alexander González. El lateral derecho venezolano tiene prácticamente ultimado el acuerdo con el club blanquiazul para recalar en La Rosaleda hasta final de temporada. El futbolista tiene entre ceja y ceja la próxima Copa América y confía en ganarse un hueco en la convocatoria vinotinto con la camiseta del Málaga. Aún falta rematar el acuerdo, pero el propio reconocer estar “muy ilusionado. El verano pasado ya veraneé allí y es una muy buena ciudad. Estamos en conversaciones, aún queda para cerrar el acuerdo”. Así lo afirmó en declaraciones a SportDirect Radio.

De concretarse las conversaciones como todo indica, González firmará por el Málaga hasta el próximo 30 de junio por el salario mínimo toda vez que LaLiga ha dado el OK a la posibilidad de que el Málaga pueda dar la baja federativa al lesionado Iván Calero e incorporar a un jugador que ocupe su ficha.

El director deportivo blanquiazul, Manolo Gaspar, ha confirmado en SER Málaga que la negociación está a punto de concretarse y que espera que el venezolano esté a las órdenes de Pellicer cuando se retomen los entrenamientos: “Ahí estamos, tratando de cerrar cuanto antes, creo que no va a haber ningún tipo de problema. Estamos cerca y el jugador tiene que hacer un gran esfuerzo económico para estar aquí, como han hecho el resto y en eso estamos. Pero bueno, soy muy optimista. Ojalá pueda estar el lunes para entrenar. Cuanto antes, mejor. Es tiempo que se le gana al mercado. Y tiempo también para que el jugador pueda adaptarse, acoplarse a sus compañeros. Para mí eso es fundamental y es mi objetivo”.

Gaspar afirmó que la intención del Málaga es que el acuerdo se cierre, en principio, hasta final de temporada: “¿Duración? Estamos con esos temas. Viene de una situación delicada y quiere un poco de estabilidad. De momento viene por lo que resta de temporada y vamos a ver qué pasa, porque tampoco nosotros podemos comprometer con vistas al año que viene, porque también va a ser un año complicado y el tiempo de planificación viene después del mercado de invierno”.

Manolo Gaspar: “Pellicer merece un monumento en La Rosaleda”

El tándem que forman Manolo Gaspar y Sergio Pellicer explica gran parte del buen momento que vive el Málaga. El director deportivo ha dado forma y ha sacado a flote un proyecto que parecía condenado a estrellarse hace sólo unos meses. Por su parte, el técnico fue capaz de sortear mil y un problemas en una pretemporada para olvidar, cargada de problemas extradeportivos y en la que el grueso de la plantilla aterrizó ya con la Liga empezada.

A pesar de todo ello, el Málaga lleva todo el curso más cerca de la zona de playoff que del descenso y Manolo Gaspar reparte los méritos con su entrenador. En su entrevista con AS, el director deportivo elogió sin dobleces el trabajo de Pellicer y le pone nota: “Sólo con la labor que hizo y lo que tuvo que gestionar este verano, ya tiene un sobresaliente. Ha sido un verano muy complicado para él, con una pretemporada en la que los jugadores abandonaban la concentración como les daba la gana. Sólo por la gestión de este verano Pellicer merece un monumento en La Rosaleda. Ha sido un apoyo fundamental para mí. La gestión sin él hubiese sido complicada. Y en lo que es estrictamente deportivo, aprobando con nota por todas estas dificultades que hemos tenido. Por no tener una pretemporada limpia, por tener una planificación tardía y por cómo está llevando la situación y la capacidad que tiene para jugar con muchos canteranos, el conocimiento que tiene de la cantera, la coordinación que tiene con el filial y sus entrenadores… Está haciendo un trabajo de notable”.

El técnico acaba contrato en junio. Gaspar se lo toma con calma. “En ese aspecto hay que tener tranquilidad. Él está contento y sabe que se le valora. Cuando llegue el momento nos sentaremos y hablaremos claro, como siempre. Tenemos un ida y vuelta muy bueno y mucha confianza. Llegará un momento en el que nos sentemos y si hay acuerdo, bien; y si no, vendrá otro entrenador”, explicó.

Pero no es el del entrenador el único contrato que expira el próximo verano. También caduca el 30 de junio el del propio director deportivo, que reconoce que aún no ha hablado con José María Muñoz, administrador judicial, de su futuro: “De momento, nada. Conmigo el Málaga no va a tener ningún problema. Estoy donde quiero estar. Me siento muy valorado y ya está. Planifico como si fuera a estar aquí toda la vida. El día que me vaya quiero dejar en el club la mejor gestión posible a nivel económico y deportivo. Cuando cogí el cargo puse el cronómetro marcha atrás y hasta que se ponga a cero”.

Manolo Gaspar está tranquilo. Tiene en su mochila la tranquilidad que otorga el trabajo bien hecho y el respaldo unánime de toda la Málaga futbolística. “A mí me llena muchísimo. Y lo noto. Por la calle me paran más que cuando era jugador y me dan las gracias. Conozco de cerca la gestión de algunos, que también lo han hecho bien y no han tenido suerte. Pero es verdad que encontrar en momentos tan difíciles un apoyo tan grande y el cariño de la gente, se agradece. Lo hemos pasado muy mal. Llegará el momento también en el que la rueda esté del otro lado y me estará pisando el cuello. Estamos acostumbrados y cuando llegue el momento, llegó. Pero a todos nos gusta que valoren nuestro trabajo, sobre todo cuando están saliendo las cosas bien”. A día de hoy, nadie de los que forman el club y su entorno conciben un Málaga sin Manolo Gaspar.

El imprescindible deseo de la plantilla del Espanyol para 2021

Se acabó hablar de “objetivo”. Las palabras “ascenso” y “Primera” ya forman parte del vocabulario de la plantilla del Espanyol, que tras terminar 2020 como líder se ha juntado para explicar sus costumbres navideñas y expresar sus deseos para el próximo año. Y en todos figura como prioridad deportiva el retorno al lugar que el conjunto perico jamás debió abandonar.

“Salud, felicidad y, obviamente, que cuando acabe la temporada podamos estar en Primera otra vez”. Eso es lo que le pide David López, capitán, a 2021. Más escueto es Dídac Vilà: “Poder volver a Primera División”. Miguelón Llambrich también reflexiona: “El ascenso yo creo que sería el éxito”. Y Raúl de Tomás encaja la situación social con la deportiva: “Que la situación cambie, que todos tengamos salud y ojalá podamos conseguir el objetivo, que es subir a Primera División”.

Se acuerda Leandro Cabrera de la afición: “Que podamos reencontrarnos en nuestro estadio con toda nuestra gente y en Primera División”. “Todo el mundo es consciente de la realidad del club, de la deuda que tenemos los jugadores que el año pasado estábamos aquí, así que es más que evidente el deseo que tenemos, que es devolver el equipo a donde se merece”, cierra un analítico Sergi Darder.

Entre marisco, escudella, gambones, asado y canelones, las comidas navideñas predilectas de os jugadores, recuerdan qué regalos les han marcado. Como los Power Rangers de Cabrera en su niñez, la bicicleta de RdT y, más recientemente, los hijos en el caso de David o Dídac. Este último protagoniza uno de los momentos más cómicos del vídeo, cuando le preguntan qué le regalaría a Darder. “Una rotonda, para que siga practicando sus giros interminables por el campo”, responde, desenfadado.

Damián, el héroe de Fuenlabrada que sueña con ser cirujano

De profesión, estudiante y futbolista. De sueño, cirujano. Damián Cáceres (Fuenlabrada, 2003) no tiene ni un presente ni sueña un futuro acorde al de un chaval de 17 años, aunque él intente tener los pies en la tierra: “Para eso, siempre he tenido, tengo y tendré el ejemplo de mis padres y de mis abuelos. Son gente humilde y trabajadora, y yo quiero ser como ellos”.

Misión difícil ésta cuando el joven mediocentro, criado en la cantera del equipo azulón, vivió una semana difícil de olvidar hace unos pocos días. “Una de las mejores de su vida”, como dice él a AS. Ante la plaga de lesiones y aprovechando una primera ronda copera algo asequible, Sandoval se lo llevó al duelo copero ante el Atlético Baleares y el de LaLiga ante el Mallorca. Es decir, Damián hizo el ‘stage’ de Mallorca más para hacer plantel que para jugar. Aunque, debido al paso de los días y una suma de acontecimientos, el papel del mediocentro de 17 años estaría a punto de cambiar… A actor principal.

Los resultados previos al duelo liguero ante el Mallorca arrojaron un positivo en la plantilla del equipo kiriko. Por ello, el afectado y sus más estrechos contactos se vieron obligados a quedarse en el hotel y no poder ayudar a los suyos ante los bermellones. La posibilidad de que Damián disputase sus primeros minutos en LaLiga, ya habría disputado diez en Copa, tornaba de utopía de la infancia a realidad.

En el 57′, el sueño de ese niño, que inició su andadura en el Fuenlabrada tras pasar unas pruebas e ingresar en el Cadete C, se cumplía. Damián Cáceres sustituía a Jano con un 2-2 en el marcador y treinta minutos de dura batalla ante un Mallorca líder en esa jornada. Ni le pesó la juventud, ni le temblaron las piernas. Tanto fue así que en el primer balón que tocó su pie derecho puso el 2-3 en el marcador con una fuerte volea rasa. Por suerte, el que aquí escribe algún que otro gol ha visto celebrar a los jugadores del Fuenlabrada, pero pocos con tanta alegría e ilusión como éste. Todos corrieron a abrazar a un Damián que poco más podría hacer para representar mejor el “Orgullo y humildad” azulón y es que este joven de 17 años ha caído de pie en el vestuario del Fuenlabrada. Pero, ¿Cómo? “Disfrutando del sueño y trabajando como uno más de ellos, sólo eso”:

Mucho más que solo fútbol

Pero fuera del balón hay un Damián Cáceres con las ideas todavía más claras que cuando hace suyo el centro del campo del Juvenil A, su equipo actual. Él quiere ser cirujano, más concretamente, cirujano cardiovascular. “He conseguido debutar en el fútbol profesional que ya era casi imposible, ahora quiero cumplir mi otro gran sueño: ser cirujano. Lo tengo claro”, afirma. Para ello, no duda: “Trabajo, sacrificio y estudio. Eso es lo que cuenta. Además, esto es lo que quiero. No siento que sea un sacrifico, es una elección propia y muy meditada”.

No son palabras vacías ya que los libros de segundo de Bachillerato, su curso, le acompañaron en su viaje a Mallorca. “Tenía un examen de física el lunes para subir nota y tenía que preparármelo. Además, con esto del positivo no fue una convocatoria al uso, por lo que pude sacar más tiempo para estudiar y currármelo. No se quedaron en la maleta cogiendo polvo”, afirma.

Lejos de sentirse un referente para la cantera o para su instituto, al cual siempre vuelve andando cuando termina de entrenar con el primer equipo, él se siente uno más y es que su vida no ha cambiado mucho por difícil que parezca. “Mis amigos son los mismos desde los tres años, los veo todos los días en clase. Lo mismo me pasa en el club. Al final, no soy referente de nadie porque soy uno más de ellos, soy Damián y punto“.

Estudiante con sueños de ejercer la medicina, recogepelotas en el Fernando Torres, futbolista profesional por merecimiento propio y autor del gol que puso el broche a la conquista del feudo del Mallorca, transatlántico de la categoría. Éste es Damián, y tiene 17 años.

Las seis razones por las que Las Palmas no puede aspirar a más

Una vez conocidos todos los resultados de la jornada 19 de la Liga Smartbank, la UD Las Palmas comienza a mirar de reojo los puestos de peligro de la tabla clasificatoria tras una racha de cuatro encuentros sin ganar, en los que ha encadenado tres empates consecutivos y una dolorosa derrota ante el Rayo Vallecano. A esta situación, en la que parece quedar claro que no queda otra que conformarse con amarrar la permanencia, se ha llegado por diversos contratiempos que no han cesado desde el inicio de la temporada y que lastran jornada tras jornada el camino de los insulares.

Lesiones continuas

Sin duda, este ha sido el verdadero trauma de la UD en lo que llevamos de campeonato con una infinidad de lesiones musculares, recaídas y bajas que se han alargado en el tiempo sin explicación alguna.

Casos verdaderamente extraños se han repetido una y otra vez como es el de un Araujo que, desde que sufriera una supuesta pequeña molestia ante el Castellón en octubre, ha ido entrando y saliendo de las convocatorias por diversas dolencias desconocidas hasta que en Sabadell, el pasado 22 noviembre, echó el freno y se espera que regrese a la dinámica del equipo el día 28.

Otro de ellos es el Pejiño, que lleva sin jugar desde octubre por una rotura del músculo isquiotibial, al que posteriormente se unieron unos problemas en su tobillo por culpa del césped de Barranco Seco y recientemente el periódico La Provincia apuntaba que podría sufrir nuevas complicaciones que retrasarían su vuelta hasta mediados de enero. Suma y sigue.

Pero, por si no fueran poco estas dos bajas claves en la punta de lanza de los amarillos, existe una amplia lista de bajas que empieza por el guardameta Raúl Fernández, actualmente sin ficha y que tendrá que reincorporarse el uno de enero, Ale Díez, fuera de los terrenos de juego desde el 3 de octubre por una fractura de Jones del quinto metatarsiano del pie izquierdo, unida a la de jugadores como Sergio Ruiz, Loiodice, Óscar Clemente, Aythami Artiles, Clau Mendes, Dani Castellano y la última conocida de Cristian Cedrés, con una rotura completa del cruzado anterior en su rodilla derecha, que le mantendrá de baja entre seis y siete meses.

De esta forma, para Pepe Mel ha sido prácticamente imposible contar con un equipo titular de garantías en lo que llevamos de campeonato y la situación no parece que vaya a cambiar a corto plazo, aunque se espera que con la vuelta a los entrenamientos el próximo 28 de diciembre se recuperen varios efectivos a la causa.

Cambios de sistema

Una cosa lleva a la otra y tanta lesión ha provocado que el técnico madrileño se las haya tenido que ingeniar durante estos meses para ir adaptándose a los jugadores que tenía a su disposición. Si bien parecía que en un principio su esquema ideal era el 4-2-3-1; también ha optado en varias ocasiones con jugar con un solo pivote en la medular, con un 4-1-4-1, eligiendo a Javi Castellano o Fabio como ancla y Sergio Ruiz y Kirian de enganche por detrás del punta; otras veces por el rombo, o, finalmente, por el 4-4-2, con un Rober más pegado al delantero centro de turno, ya sea Iemmelo o Espiau. También, como caso excepcional, en Vallecas se vio un plan inicial que situaba al delantero extremeño Rober como falso nueve, pero la lesión de Cedrés en el minuto dos cambió completamente esta visión de un Pepe Mel que terminó el encuentro con un esquema de 3-5-2 a la desesperaba en los minutos finales del encuentro.

Con todo esto, lo que se viene a apreciar es que la UD ha ido transformando su idea de juego en cada partido a raíz de las continuas bajas que sufre en todas sus líneas, por lo que saberse un once titular o un esquema definido de los amarillos es prácticamente imposible y esto en la Segunda División se paga.

Pobre segunda unidad

A años luz se encuentran los suplentes de los teóricos titulares de esta Unión Deportiva, demostrando semana tras semana que no son capaces de aprovechar las oportunidades que Pepe Mel les concede. Los casos más llamativos son los de los delanteros sustitutos de Sergio Araujo, ya que si bien el Chino ha anotado cuatro goles en solo ocho participaciones en Liga, Iemmelo no se ha estrenado en liga en 10 partidos y Edu Espiau ha materializado dos dianas en 15 encuentros. Así es imposible que un equipo despegue hacia cotas mayores.

En situaciones similares se encuentran futbolistas como Benito Ramírez, que empezó muy bien la temporada y poco a poco se ha ido diluyendo como un azucarillo o un Maikel Mesa que, a pesar de su empeño, jugando en la posición que sea, tanto de mediapunta o de pivote, no termina de materializar una actuación reseñable. Como bien dice Mel en sus intervenciones en rueda de prensa sobre ambos: “Los futbolistas se ponen y se quitan solos, y lo que puedo decir es que estoy contento con Maikel Mesa. No me planteo que tenga que salir. Ahora mismo, con nadie. Pero sí es verdad que aquí somos 26 jugadores, 24 de ellos del primer equipo, y por otro lado, en estos momentos no estamos viendo al mejor Benito, pero esto depende de los futbolistas”. Y los de estos dos futbolistas no son los únicos, ya que para un artículo aparte daría la aportación a la causa de Aridai Cabrera desde su llegada a la UD hace ya un año.

Incapacidad fuera de casa

Las Palmas es el único equipo de la categoría que ha sido incapaz de ganar en estas primeras 19 jornadas de liga fuera de casa. Los insulares han cosechado seis empates y cuatro derrotas en sus diez desplazamientos, a pesar de que Mel siempre ha dicho que “nosotros, el cuerpo técnico, no le damos más importancia a un partido porque sea dentro o fuera de casa. En el fútbol, la presencia de espectadores, menos ahora en este caso, que no hay, no pueden influir nunca a la hora de preparar un encuentro. No entiendo que haya diferencia”, pero la realidad está ahí, con un equipo que ha recibido 14 goles en sus viajes y ha anotado la mitad lejos del Gran Canaria.

“La explicación para esa racha de resultados es difícil. Hemos estado cerca de ganar muchos partidos, y empatamos otros tantos. Tenemos que seguir insistiendo en ese planteamiento de no hacer distinciones a la hora de jugar dentro o fuera de casa”, decía el técnico hace unas semanas. Habrá que esperar si en 2021 se revierte la situación porque, de lo contrario, el abismo del descenso no está tan lejos como parece y la losa de no conseguir ese ansiado triunfo fuera de la isla cada vez pesa más.

Conformismo

Otra de las claves del andar en tierra de nadie de esta UD es la falta de ambición en determinados encuentros en los que parece que los amarillos no son capaces de reaccionar hasta que no reciben el primer golpe y ya es demasiado tarde o, en otras ocasiones se conforman con el empate, como ocurriera en el último partido del año en casa. “Nosotros tenemos gente joven que puede querer, aprender y hemos confiado en ellos. Espero que ese cambio se note en el futuro porque sería muy triste que nos acomodáramos a mirar hacia abajo y ver que le metemos un punto más al descenso. Ante eso, me rebelo”, dijo Mel después de empatar ante el Alcorcón en Gran Canaria, dando muestras claras del enfado con sus pupilos por no ir a por un encuentro que, de ponerle una marcha más, se podía haber decantado por los locales.

“Hemos aburrido”, recalcó también en aquella comparecencia. Y en ese mar navega últimamente la UD, en el de la inapetencia de sus aficionados por sentarse ante el televisor, dado que la apuesta futbolística brilla por su ausencia y parece que al equipo le falta una marcha más que a sus rivales para ir a comerse los partidos. Un ejemplo de ello se vio ante el Rayo Vallecano, donde ni tan siquiera la UD pudo llegar a la portería contraria en 90 minutos de juego.

Endeblez defensiva

Y, por último, pero no menos importante, se encuentra la situación de la zaga amarilla o el apartado defensivo en general de los grancanarios que, hoy por hoy, deja mucho que desear. Un conjunto que solo ha sido competente para dejar su portería a cero en cinco partidos y que ha encajado 25 goles en 19 jornadas.

Esta debilidad ha hecho que Mel haya probado prácticamente con todos los jugadores que ha tenido a su disposición, haciendo debutar al jugador del filial Ismael Athuman en el centro de la defensa, en busca de posibles soluciones para evitar tal sangría. Evidentemente, algo que no ha conseguido hasta la fecha y que, probablemente, sea una de las posiciones a reforzar de cara al mercado invernal ante su falta de confianza en el argentino Tomás Cardona, único jugador por el que el club desembolsó dinero (150.000 $) para traerlo en verano en calidad de cedido.

Por todas estas razones la UD está donde está, a cuatro puntos del descenso, y no puede pensar más allá que conseguir la permanencia en una temporada de transición que promete pasar sin pena ni gloria con los aficionados viendo a su equipo por la pequeña pantalla.