Oficial: El Leganés – Almería, aplazado sine die por la nieve

Leganés y Almería han comunicado a primera hora de la tarde que el duelo que ambos debían disputar mañana domingo 10 de enero en Butarque (14:00) se ha aplazado a causa de la tempestad que lleva, desde ayer, azotando la Comunidad de Madrid (amén de toda España) a causa de la borrasca Filomena. Ambas instituciones informan de que aún no hay fecha prevista para la disputa de este encuentro.

Con el aeropuerto de Barajas cerrado todo el día, la dificultad del Almería para llegar a Madrid era alta. Una quimera incluso pensando en su aterrizaje el propio domingo. Los andaluces, en su hoja de ruta inicial, tenían previsto desplazarse hoy hasta Madrid para hacer noche en la capital y  desplazarse al estadio la mañana del domingo. Ahora eso es solo un sueño.

Sucede que incluso los propios jugadores del Leganés tendrían problemas para llegar a Butarque. Hoy el entrenamiento de los pepineros se ha suspendido después de que toda la ciudad haya amanecido cubierta de una capa de nieve que alcanza casi el medio metro en algunos puntos de la localidad. La mayoría, además, vive fuera del municipio. Con el resto de la región colapsada, los pepineros tampoco tenían opción de arribar a Butarque.

Ya a primera hora del día LaLiga ya ha anunciado el aplazamiento del Atlético – Athletic de Primera División que debería jugarse hoy en el Wanda Metropolitano y es probable que en las próximas horas se anuncien medidas que afecten a otros encuentros de Segunda, como el Alcorcón – Albacete o el Mirandés – Rayo.

El Leganés y la empresa que se ocupa del cuidado de Butarque, Royalved, habían previsto redoblar maquinaria y personal para su cuidado de cara al partido. Pero el temporal está superando las expectativas en todo Madrid y está por ver cómo y cuándo se podrán ejecutar los trabajos de limpieza de un recinto que ha soportado nevadas que han dejado Leganés blanca y casi incomunicada salvo por Metro. El suburbano es el único transporte público que funciona con relativa normalidad, porque aquellas líneas que transcurren completas o en parte por superficie también han suspendido sus servicios.

Las calles acumulan nieve y, lo más llamativo, una capa de hielo que casi alcanca los cinco-diez centímetros. La situación, con la previsión de heladas para los próximos días (mínimas de hasta -12ºC) sigue siendo complicada y se espera que los trabajo de limpieza se alarguen varios días e incluso toda la semana. Hoy el Gobierno regional ha anunciado que las clases en colegios, institutos y universidades queda suspendida tanto lunes como martes.

Así será el sorteo de Copa: entran Madrid y Barcelona

Entran los cocos en la Copa del Rey. Real Madrid, Barcelona, Athletic y Real Sociedad estarán presentes este viernes, por primera vez en esta edición, en el sorteo de la siguiente ronda de la del torneo del KO. Los cuatro participantes de la Supercopa se estrenarán en dieciseisavos y lo seguirán haciendo con privilegios frente a los 28 restantes participantes que quedan con vida. Por el camino han sucumbido 84 equipos. Algunos de renombre, como el Atlético de Madrid.

La Ciudad del Fútbol de Las Rozas acogerá este viernes a las 13:00 horas el sorteo de dieciseisavos del torneo del KO, que se jugarán los días 16, 17, 20 y 21. En las distintas copas que habrá estarán presentes equipos de hasta tres categorías diferentes. Desde los equipos Champions como Madrid y Barcelona hasta los Segunda B como son el Ibiza o el Cornellà, verdugos de Celta (5-2) y Atlético (1-0) en la segunda ronda. Varios han sido los modestos que han logrado alcanzar esta nueva ronda: Córdoba, Ibiza, Navalcarnero, Cornellà, Alcoyano y Peña Deportiva. Y, como el sorteo no es un puro y viene condicionado, cuatro de ellos se tendrán que enfrentar ante los debutantes Real Madrid, Barcelona, Athletic y Real Sociedad.

Normas y condicionantes del sorteo

En el sorteo de dieciseisavos habrá implicados 32 equipos, siendo solo 16 los que puedan pasar de ronda. En esta ocasión no habrá exentos. Real Madrid, Barcelona, Athletic y Real Sociedad, clasificados para la Supercopa y como premio no era necesario que jugasen las dos primeras rondas, estarán en las copas del sorteo. Como en las otras ocasiones, habrá tantas copas como categorías del fútbol estén representadas: una para los Primera División, otra para los de Segunda y otra para los de Segunda B. Aunque habrá una cuarta. Será la de los cuatro equipos participantes para la Supercopa. Ya que seguirán teniendo privilegios y condicionarán el sorteo.

Serán estos cuatro equipos los que queden emparejados con los equipos de menor categoría. Es decir, Real Madrid, Barcelona, Athletic y Real Sociedad tendrán como rival en dieciseisavos a Córdoba, Ibiza, Navalcarnero, Peña Deportiva, Alcoyano o Cornellà. El resto del sorteo seguirá condicionado y se seguirán cruzando a los que queden de mayor categoría con los de menor. No habrña choques entre equipos de una misma división.

Formato de dieciseisavos

Los dieciseisavos de Copa tendrán lugar el fin de semana del 16 y 17 de enero y el 20 y 21 del mismo mes. La eliminatoria seguirá siendo a partido único y no habrá ida y vuelta. Hay dos fechas por un motivo. El 17 de enero se disputa la final de la Supercopa de España, en la que participan Madrid, Barcelona, Real Sociedad y Athletic, lo que imposibilita que jueguen sus partidos de Copa ese día y por lo tanto se ha habilitado la fecha del 20 y 21 para jugar. Por lo tanto, el 16 y 17 se disputarán 12 partidos y los cuatro restantes serán el 20 y 21.

Los encuentros, como en las rondas anteriores, seguirán disputándose en el estadio del equipo de menor categoría. Será la última ronda sin VAR. Los vencedores de estas eliminatorias se clasificarán para los octavos, que tendrán lugar el 26, 27 y 28 de enero.

Equipos participantes

De los 116 que estaban clasificados para este torneo, solo quedan 32 y entrarán por primera vez a disputar el torneo del KO los cuatro participantes de la Supercopa: Real Madrid, Barcelona, Athletic y Real Sociedad. De esta forma, se dividirá a todos los equipos en diferentes copas, según en la categoría que militen y una excepcional para los participantes en la Supercopa de España y que seguirán teniendo privilegios. De esta manera, los equipos de menor categoría, los de Segunda B, quedarán emparejados con los de Supercopa; los cuatro restantes de Segunda B se enfrentarán a Primeras, y el resto de equipos de LaLiga Santander serán cruzados con clubes de Segunda.

Distribución de las copas

Copa participantes Supercopa: Real Madrid, Barcelona, Real Sociedad y Athletic.

Copa Primera División. Villarreal, Sevilla, Valladolid, Elche, Levante, Granada, Betis, Alavés, Osasuna, Valencia, Eibar y Cádiz.

Copa Segunda División. Alcorcón, Almería, Leganés, Rayo, Espanyol, Tenerife, Fuenlabrada, Málaga, Sporting y Girona.

Copa Segunda B. Córdoba, Ibiza, Navalcarnero, Cornellà, Alcoyano y Peña Deportiva.

Fechas de las eliminatorias de la Copa del Rey 2020-21

Dieciseisavos: 16, 17,  20 y 21 de enero. Los dos últimos días serán para los equipos que disputan la Supercopa de España, ya que el 17 se jugará la final.

Octavos: 27 de enero de 2021

Cuartos: 3 de febrero de 2021

Semifinales: la ida se juega el 10 de febrero y la vuelta, el 3 de marzo de 2021

Final:17 de abril de 2021. (Antes se tendrá que jugar la final de la Copa del Rey de la edición 19-20 entre Real Sociedad y Athletic aplazada por el COVID).

¿Qué sucede si no se puede jugar por el COVID?

Ante la amenaza de la pandemia, la Federación ha añadido en sus bases de competición qué hacer y cómo actuar en caso de que el COVID impida jugar algún partido para trata de asegurar la finalización del torneo. Para que la competición se suspenda, se debería dar la circunstancia de que no se disputasen una o varias eliminatorias (sin contar la final) antes del 30 de junio, cuando está establecido el final de la temporada 20-21. En ese caso el título quedaría desierto. Si sólo quedase por jugar la final (como ha pasado en la edición 19-20), se disputaría a lo largo de la siguiente campaña, siempre y cuando se juegue antes que la siguiente final.

Pero, en caso de que no se pudiera jugar uno o varios partidos de alguna eliminatoria, ya sea por positivos en algún equipo o por las medidas de restricción de movimiento de alguna zona geográfica en particular, ha establecido el qué hacer. “Si por cualquier circunstancia de fuerza mayor no se pudieran disputar algunos partidos de la eliminatoria y sí otros, se dará continuidad con los equipos vencedores que sí la hubieren disputado y con aquellos equipos que no habiéndolas podido disputar el motivo no guardara relación con los integrantes de ese mismo equipo o con el territorio donde disputan los encuentros”, dice la RFEF en un comunicado. Es decir, si se enfrentan el equipo A contra el equipo B y no se puede jugar porque el conjunto B tiene varios positivos o no puede desplazarse, A pasará a la siguiente ronda.

Bua y Miguel regalan por Reyes un pragmático pase copero al Leganés

El Leganés resolvió con oficinista eficacia el envenenado regalo de Reyes que amenazaba con ser su visita copera al Yugo Socuéllamos. Lucieron los blanquiazules imagen solvente que, para colmo de su satisfacción, cristalizó pronto en los goles que le dieron el pase. Kevin Bua en el 7’ y Miguel en el 9’ balancearon tan rápido el partido, que la insistencia encorajinada del digno enemigo manchego jamás albergó esperanzas para la épica. Sólo el balón al palo de Pepe Delgado (17’) cuajó en algo más que remates sin tino. El debut del canterano Cassio fue la otra buena noticia de un equipo pepinero que, en el lado opuesto, perdió al propio Miguel por lesión muscular y a Rober Ibáñez por una rigurosa expulsión directa.

Es el estadio Paquito Giménez donde se disputó el duelo un recinto encajonado en medio de una localidad manchega humilde y currante. Trinchera para alimentar gestas ante la que el Leganés se mimetizó. Sacaron los madrileños un pragmatismo excelso que, apenas arrancado el partido, le permitió encarrilar la eliminatoria. Lo hizo con dos zarpazos de fútbol práctico en un campo de césped artificial y dimensiones reducidas. Florituras, las justas.

El primero de esos golpes llegó obra de Kevin Bua, que en un balón al espacio se quedó solo delante del búlgaro Viktor tras un magnífico control de pecho y lo batió con la zurda (su pierna menos buena) como si de un entreno se tratase. El partido apenas había iniciado (7’) y el Lega ya lucía pegada. Ni festejó el tanto el hispano-suizo que, con todo, se estrenaba como pepinero.

Lo propio hizo Miguel en el 0-2. El gol del pucelano cuajó dos minutos después y fue también al espacio, aunque en su caso, con reminiscencias de nueve puro en carrera. Asediado por Ramón, central del Yugo, su latigazo seco se elevó potente y, tras golpear en el larguero, se metió en la meta. Gol. Golazo.

Tragedia y orgullo manchego

La doble inyección de tranquilidad visitante no evitó el arreón orgulloso del Socuéllamos al que la tragedia golpeó en forma de lesión. Abel Suárez, ex del Lega, integrante del ascenso del 2014, se fue tocado por un problema muscular. Paradoja dolorosa.

Aún así ejerció el anfitrión durante la primera parte de mosquito en una noche de verano. Muy zumbón, pero de picadura leve. Claro que en algún momento amenazó con aguijonazos serios. En el 17’ Pepe Delgado se aprovechó de la porosidad en la zaga forastera y mandó un balón al palo que escarbó un ‘uy’ ahogado en frío entre los miembros de la expedición manchega, únicos habitantes de las gradas despobladas junto con el staff pepinero.

Hubo más ocasiones (muchas las acaparó Kike) sin que al Leganés le agobiara la posesión local de ese objeto polimórfico que fue la pelota. A veces botaba cual conejo. La mayoría volaba transformada en águila. Así, por arriba, jugó más el Lega con una eficacia quirúrgica que casi le regala el 0-3 cuando Juan Muñoz forzó el paradón de Viktor en un cabezazo servido por el espídico Ojeda.

Cambios, burbujas, lesión y roja

El canario no siguió tras la reanudación suplido por Avilés, otro de esos jugadores que, en la saturada plantilla blanquiazul, reclama oportunidades día sí, día también. A Ojeda lo siguió Miguel fruto de una lesión que lo apartó del verde en el 48’. Sufrió también su inyección de infortunio el pez grande.

Y mientras el Socuéllamos a lo suyo, a ejercer de pegajoso candidato revolucionario en una remontada que nunca amagó con ser. La efervescencia de los manchegos siempre moría cerca de los límites del veterano Riesgo, uno de los titulares en la agitada alineación de Martí. El mallorquín desplegó el mismo once que en la anterior ronda con el único cambio del canterano Rubio por Rosales. Los meritorios respondieron con seriedad interpretando con exquisita profesionalidad un duelo de esos tintados de peligro especialmente para el entrenador del Leganés, al que la presión se le habría multiplicado en caso de haber caído tras la última mala racha blanquiazul en Liga.

La rigurosa expulsión de Rober Ibáñez en el 90’ por un codazo fue la única nota realmente negra para los blanquiazules. Curioso: la roja se la mostró Sagués Oscoz, el mismo árbitro que hace apenas unas semanas también lo expulsó de forma rigurosa ante el Mallorca.

Pavón: “Ahora ya el objetivo del Leganés siempre será ascender”

El Leganés pone punto y final a un 2020 que, en Butarque, ha sido especialmente doloroso. Los pepineros consumaron el descenso a Segunda tras cuatro años en la élite precisamente la temporada en la que parecía que estaban listos para dar un salto de calidad. Desgracia rodeada de un campo de minas (En Nesyri, Braithwaite, lesiones, arbitrajes, infortunios…) que no evitaron que el Leganés mantuviera viva la esperanza hasta el final. También la conservó su presidenta Victoria Pavón. No fue suficiente.

“El deporte nos ha enseñado que nunca debes sacar pecho porque en fútbol, no siempre dos y dos son cuatro”, repite la mandataria entre confesiones inéditas, como los ánimos de Florentino Pérez al descanso del partido que consumó el descenso (“Nos decía que si corríamos un poco más, les ganábamos”), la solidaridad irónica de Bartomeu por quitarles a Braithwaite o el momento más duro del curso (“Cuando perdimos en Vigo nos vimos en Segunda”).

Ahora ya en la categoría de plata, Pavón admite que el objetivo del Leganés será ya siempre ascender a Primera, aunque sin urgencias que conviertan en una tragedia no conseguirlo. También valora en un suspiro los doce años que han pasado desde su llegada al club e insiste en que la potencial compra del Wigan a manos de Felipe Moreno, máximo accionista del Leganés, nada tiene que ver con su adiós a Butarque.

Por fin termina este 2020 que para el Leganés ha sido especialmente catastrófico…

Sí… y mira que empezábamos la temporada con mucha ilusión. Fíjate que pensábamos que era la temporada que arrancábamos con más garantías. Teníamos un cuerpo técnico que ya conocíamos, nos había ido bien, apostamos por jugadores que ya nos habían dado un buen rendimiento, un buen ataque… y todo empezó como empezó y acabó como sabemos.

Demasiadas piedras en el camino.

Sí, eso es. Igual que se tienen que dar muchos condicionantes para ascender, en nuestro caso se dieron todos los condicionantes para descender.

Deportivos y extradeportivos.

Tal cual. Y eso que después de un mal inicio, con la llegada de Aguirre teníamos una fe tremenda en que se podía sacar la situación. Los jugadores creían que era el mejor entrenador para salvarnos. Con él ya nos quitamos esa mochila de pesimismo con la que iniciamos… Pero….

Llegó enero de 2020…

Correcto. Y en lugar de tener opciones de mejorar la plantilla, nos sucedió lo contrario: se nos fue En Nesyri, en el colmo de los colmos se nos fue Braithwaite fuera de mercado… Los dos nos daban una grandísima delantera junto a Carrillo, Arnáiz, Óscar… Pero los perdimos.

Y aún así se mantuvo la esperanza.

Es verdad, aunque también fue todo tan enrevesado. Acuérdate que ganamos en Villarreal y cuando parecía que despegábamos definitivamente, la pandemia lo paró todo. Esos dos meses nos hicieron que el inicio de las once jornadas que quedaran fueran muy oscuras. Y no sólo por resultados.

Cuente…

Es que fíjate que en cada jornada perdíamos a algún jugador por lesiones. Y aún así, qué merito de los jugadores, mantuvimos la esperanza hasta el final. Sí… hubo demasiadas piedras en el camino.

¿El momento más duro fue el último partido ante el Real Madrid? Ese día pudieron certificar la permanencia…

No, que va, no fue el momento más duro.

No fastidie…

Para mí lo más duro fue el inicio. Hasta la llegada de Aguirre, seguramente. Fue cruel. Tanta ilusión, tanto esfuerzo… y ver que todo se iba al traste. Que te veías ya en Segunda. Y eso que remontamos con Aguirre. Con él ya el peor momento, ese día que fue trágico, trágico fue la derrota contra el Celta. Ese día pensamos que ya habíamos descendido…

Derrota 1-0 contra un rival directo en su casa y pese a haber jugado con uno más medio partido.

Sí, sí…nos marchamos de allí con ese mal cuerpo. Y aún así, puntuamos luego después y casi lo conseguimos. Pero mentalmente Vigo nos dejó hundidos.

¿Protestaron formalmente por la mano de Jovic en la última jornada? Aquello sí que pudo salvarles…

Sí, bueno… cuando acabó el partido nos plantamos todos en la puerta del vestuario de los árbitros. Pero ya era tarde, la verdad… no servía de nada. Era quejarte por quejarte. Un pataleo. Estábamos en Segunda y habíamos descendido. Pero quejarnos nos quejamos…

¿Le llamaron muchos presidentes para solidarizarse? En España hubo una sensación de injusticia grande…

La verdades que sí… nos apoyó muchísima gente. Nos llamó muchísima gente. Igual que cuando te va bien y tienes un ascenso, casi no puedes contestar del volumen de mensajes que tienes, esta vez también fue igual. Eso fue lo positivo. Estuvieron con nosotros. Se solidarizaron con nosotros.

También la propia afición del Leganés.

Totalmente de acuerdo. Si hay que sacar algo positivo fue que en ningún momento nuestra afición nos lo reprochó. Siempre han estado a nuestro lado. Desde el principio hasta el final. Incluso cuando se consumó el descenso. Todos nos apoyaron.

¿Qué le dijo Florentino Pérez esa tarde?

(Risas). La verdad es que no sabía ni qué decirnos… Recuerdo que al descanso nos comentaba: “Si corréis nos podéis ganar en la segunda parte”. Él se mostró muy solidario con nosotros.

Vaya trago…

Sí, cuando acabó el partido él se bajó detrás de mí y no sabía ni qué decirnos… nos intentaba como consolarnos. Nos decía: “Si Óscar hubiera metido esa última”. Yo ya al final me sentía un poco mal también y le decía: “Bueno, Florentino, que no te preocupes, que no ha sido culpa vuestra. Que esto es algo que hemos ido cosiendo toda la temporada”.

Suena a que él también lo pasó mal.

Hombre, también estaba afectado, claro. Me imagino que no se debía sentir bien, ver que juegas con un equipo en el que un resultado positivo para ti fuerza el descenso del otro sin que te juegues nada. Se portó muy bien. Nos intentaron consolar lo máximo posible.

Dentro de ese rosario de malos momentos, ¿la salida de Braithwaite está entre los peores y más injustos?

Sí, me pareció algo muy injusto. Algo que no te podías ni creer. En esos días yo a veces me preguntaba si todo aquello era real. Que un equipo tenga un problema, se le lesione un jugador [Dembélé] provoque que a ti te puedan quitar un jugador y tú ya no puedas hacer nada…

Todavía suena surrealista…

Es que te trasladan a ti el problema a ti. Nosotros no culpábamos en ningún momento al Barcelona, sino que había una normativa que le capacitaba. Era una injusticia, un… ufff… todavía lo pienso y me pongo nerviosa de pensarlo. Me sigue pareciendo increíble. Me quedo sin palabras.

¿Cómo lo vivió entonces?

Pues igual… también fue de los momentos más duros. Ya cuando nos confirmaron que se iba, que habían depositado la cláusula… me preguntaba constantemente “¿Cómo nos puede estar pasando esto ahora?”

¿Le pidió a Bartomeu que por ética no ejecutaran el fichaje?

En los inicios del caso la dirección deportiva habló con la dirección deportiva del Barça. Luego, sí, lógicamente cuando nos juntamos las dos directivas en las últimas jornadas e incluso cuando descendimos, Bartomeu se mensajeó conmigo y se solidarizó. Pero ya era tarde.

¿Qué le dijo?

Que sentía que hubiéramos descendido y y que comprendía que quizá con Braithwaite lo hubiéramos conseguido. Esos mensajes llegaron de él. Pero ya era muy tarde… lógicamente…

Al menos los 18 millones de euros por su salida fueron flotador en medio de la crisis…

No te creas…

¿Y eso?

Porque no compensa ingresar mucho dinero si al final desciendes. Además, de ese dinero luego hay que pagar un porcentaje al club de origen, si das beneficios tienes qe pagar a Hacienda… todo ese dinero no se queda limpio en el club. El desagravio de estar de Segunda en Primera es tan grande que no merece la pena por ese dinero… Nunca compensa. Nunca.

Esta temporada, en Segunda, ¿qué presupuesto tiene el Leganés?

Rondamos los 30 millones de euros.

Y si el equipo no asciende, ¿habría riesgo de viabilidad económica del club?

Es importante ascender porque en este primer año siempre tienes mejor presupuesto, mejores jugadores, gente que viene de Primera con un equipo más potente. Tienes como un doble impulso para conseguirlo. Y si no lo logras, pierdes esa fuerza. Pero es no quiere decir que si este año no lo conseguimos, no lo podamos intentar otros años.

¿El objetivo es ascender?

Después de haber estado cuatro años en Primera, el objetivo siempre será volver a Primera. Lo consigamos o no esta temporada.

En el vestuario hay jugadores con miedo a nombrar ese objetivo por miedo a que, de no conseguirlo, se considere un fracaso.

El objetivo del club es ascender. Luego lo puedes conseguir o no. La Segunda está llena de ex Primeras. Salvo tres o cuatro clubes son equipos de Primera. No ascender no tiene porque ser un fracaso. Esto es fútbol y a veces no salen las cosas. Mira como el año pasado con un buen equipo no salieron las cosas.

Incluso se está viendo ya esta temporada…

Es verdad. Nosotros tenemos una de las mejores delanteras de Segunda y aún así, nos cuesta hacer gol. No conseguimos golear. En el fútbol no siempre dos más dos son cuatro.

¿Cómo evalúa el arranque de temporada?

Iniciamos con dudas. Luego hemos tenido una buena racha y el objetivo es estar ahí, arriba. Eso es importante. Estar ahí en la recta final porque en el final es cuando te lo juegas todo. Así es como ascendimos en 2016. Yo no veo mal al equipo. Lo podemos lograr.

¿Habrá público esta temporada?

Eso dependerá de la pandemia. De si los datos mejoran con las vacunas. Lo normal es que sí. Yo sí veo público entrando. Hay que ser optimistas. No sé en qué porcentaje, pero sí que creo que volverán.

Personalmente, ¿cómo lleva el descenso?

Pues cuesta… la verdad es que cuesta… Cuesta mucho… Nosotros somos humildes, pero en las primeras jornadas lo hemos pasado mal. Cuesta asumir la realidad. Te adaptas, sí. Mira… yo ya ni miro la clasificación de Primera. Pero se vive todo diferente.

Más este año…

Eso es. Vas a los estadios y somos tan poquitos… incluso dentro de las directivas. Es un año diferente. Y piensas… “Si hay un año para descender, quizá que sea éste”.

¿Y eso?

Porque dices… bueno… las cosas por la tele se sufren menos. Se suaviza algo todo. Pero todo es extraño. Y ya no sabes si es extraño por el descenso, por la pandemia… Todo es extraño…

Doce años han pasado ya desde que compraron el Leganés.

La sensación es que no han pasado doce años. Se nos ha hecho corto. El tiempo ha pasado muy deprisa. Yo no tengo sensación de haber estado aquí tanto tiempo. Nos quedamos con lo positivo y con la realidad del deporte.

Que es…

Que el deporte te da cosas buenas y, tarde o temprano, te da cosas malas. Es cuestión de rachas. No todo es idílico. Por muy bien que intentes hacerlo, controlarlo… esto es un juego…

¿Conserva las mismas energías?

Lo que vives te cambia todo. Llegas al club con unas perspectivas diferentes. Ascender a Segunda y que la gente vaya al Estadio. Y cuando te das cuenta de que lo has conseguido e ido más allá, con el ascenso a Primera… te cambia. Incluso te crees uno de Primera. Pero no es así. Hemos aprendido muchas lecciones.

¿Por ejemplo?

Que nunca hay que sacar pecho. Hoy estás arriba y en nada estás abajo. La humildad nunca hay que perderla. Hay que disfrutar de cada momento. El siguiente es diferente del anterior. Ahora estamos tranquilos, pero con mucha ilusión. No miramos más allá.

A la expectativa…

Y pensando qué nos deparará 2021, si será un año histórico en lo positivo o no… en fin… vives día a día. Ya me he acostumbrado a vivir así. Muy pragmática.

La compra casi cerrada del Wigan por parte de su marido, de Felipe Moreno… ¿tiene algo que ver con la salida de la familia del Leganés?

Sí, es algo ajeno al Leganés… y a mí también. Es algo que está ahí.. que no es del todo aún seguro. De momento son proyectos. Pero no tiene nada que ver ni con mi persona, ni con el Leganés.

En lo social, el equipo ha crecido con nuevas secciones… ¿se podrá mantener la subvención que se otorgaba a los clubes de la ciudad?

Estamos muy contentos porque estamos creciendo. Ya se va consolidando el equipo femenino, estamos muy felices con los chicos de LaLiga Genuine, con la incorporación del fútbol sala… ¿las subvenciones? Es un tema que tenemos a la espera. El compromiso que tuvimos era de mantenerlas si estábamos en Primera. Estamos esperando porque no sabemos si quiera si tendremos subvención municipal. No lo hemos afrontado aún.

El Leganés recibirá en breve los últimos seis millones de En Nesyri

El Leganés recibirá el próximo 31 de diciembre los últimos seis millones de euros correspondientes al tercer y definitivo pago por el traspaso de En Nesyri al Sevilla. El delantero marroquí firmó por los hispalenses en enero previo acuerdo entre Sevilla y Leganés para prorratear el montante de la operación

Los andaluces estaban dispuestos a abonar el total de la cláusula de rescisión (20 millones de euros), pero pidieron a los pepineros prorratear esta cifra a cambio de algunos beneficios. Viendo que la salida del delantero sería imposible de evitar, en Butarque optaron por llegar a un acuerdo del que poder rascar algún beneficio.

Bryan Gil y un 10% de las plusvalías

Dos fueron las principales prebendas. La más inmediata, la cesión de Bryan Gil, que jugó con los blanquiazules hasta final de temporada y que, por cierto, fue clave en el arreón final del Leganés, ese que le dejó a un gol de la permanencia.

Además, económicamente hablando, el Leganés logró que un 10% de las plusvalías que generase una hipotética venta de En Nesyri fueran a parar a sus arcas. Es decir, que si En Nesyri es vendido más adelante por más de 20 millones de euros, al Leganés le correspondería un 10% del monto de la operación a partir de ese límite, de los 20 millones de euros. Si la operación se cerrase por menos, el Leganés no vería ni un euro.

Los otros dos pagos anteriores

Así cosas, fruto de ese acuerdo, el fichaje del internacional marroquí se pactó en tres pagos. El primero se ejecutó el día después de que se hiciera oficial la salida de En Nesyri de Butarque y fue de siete millones de euros. El siguiente se abonó el 1 de julio de 2020 y también se acordó que fuera de 7 millones de euros. Ahora el último pago, el que se ejecutará el 31 de diciembre, será de seis millones de euros.

Tanto los seis millones abonados el 1 de julio como este último pago de diciembre se consideran ya ingresos de la actual temporada 2020-2021, lo que hace que estas cifras cuenten a efectos de límites salariales y topes presupuestarios para un Leganés que este curso cuenta con uno de los presupuestos mayores de la categoría.

Bastón cose el roto de Cuéllar

Un par de penaltis variaron anoche un resultado que parecía inamovible en El Molinón. Sporting y Leganés iban camino del empate sin goles hasta que una jugada pudo cambiar el signo del partido. De hecho pareció que iba a darle la victoria a los locales porque solo quedaban cinco minutos. Pero en el último suspiro del añadido, otra pena máxima que esta vez no necesitó de la revisión en el VAR como la primera, evitó la derrota visitante para dejar un 1-1 en el marcador que seguro que no dejó satisfecho a ninguno.

Uros Djurdjevic y Borja Bastón se encargaron de marcar para cada equipo en los minutos finales del partido. El serbio adelantó al Sporting al transformar el penalti con que castigó Pulido Santana un puñetazo de Cuéllar a Borja López, eso sí, después de la revisión del video; el ex portero sportinguista adivinó el lanzamiento de Djuka pero el serbio no perdonó en el rechace.

Con un Sporting siempre seguro en defensa, parecía que el triunfo no se le podía escapar sl equipo de David Gallego. Pero el destino le jugó una mala pasada al joven técnico que apostó en el carrusel de cambios final, para perder tiempo, por una defensa de tres centrales. Dio entrada a Marc Valiente que fue, para su desgracia, quien cometió el penalti que no desperdició Borja Bastón.

Hasta entonces, el partido transcurrió con un Leganés más ambicioso y vertical, que tuvo mayor tiempo el balón y disfrutó de las dos mejores ocasiones del partido en cabezazos de cerca de Arnaiz (67’) y Omeruo (73’). El Sporting se defendió y solo inquietó a Cuéllar con tiros lejanos.

El Leganés tuvo su mayor dominio en el cuarto de hora inicial de cada período. En ese tiempo, el Sporting estuvo impreciso, sin capacidad para retener el balón y mucho menos para salir con peligro en ataque. En cuanto se sacudió ese dominio, el equipo de David Gallego pareció inquietar la portería pepinera, pero nunca con peligro de verdad. Solo un disparo de Babin (50′) a la salida de un córner, que detuvo Cuéllar, pudo acabar en gol.

Al final, reparto de puntos en El Molinón que dejo insatisfecho a los locales porque se vieron con los tres puntos en la mano en la recta final del encuentro, pero que también dejó descontentos a los visitantes porque seguro que consideran haber merecido más a tenor de su dominio y profundidad durante el partido.

Djuka contra Pichu, duelo para despedir el año en El Molinón

El año futbolístico se cierra en El Molinón-Quini con la vuelta al estadio sportinguista de quien fue el principal guardián de sus porterías en la última década. Desde que se marchó en el verano de 2017, Iván Cuéllar no había pisado el césped de la que fue su casa durante nada menos que nueve temporadas. El ‘Pichu’ regresa a Gijón como una de las piezas claves del Leganés, para medirse a uno de los máximos goleadores de la Liga, Uros Djurdjevic, al que intentará frenar (sigue el partido en directo en AS.com).

Djuka será de nuevo el estilete en el equipo de David Gallego. El serbio fue el autor del gol que le dio la victoria al cojunto rojiblanco la pasada jornada frente al Zaragoza, también en El Molinón, y quiere volver a ser decisivo para sus colores. Pero enfrente tendrá un portero que vivió numerosas tardes de éxito en el estadio más antiguo del fútbol español.

Con Djurdjevic, David Gallego formará una alineación prácticamente calcada a la que ya se conocen los aficionados de memoria. Babin parece que estará en condiciones de jugar porque finalizó aparentemente sin problemas el último entrenamiento. La única ausencia local será, por tanto, Manu García, que se rompió muscularmente en el duelo contra los zaragocistas y no volverá hasta enero.

El Sporting busca otra victoria en casa que confirme su fortaleza en su estadio, donde no ha perdido aún partido alguno, y de paso asegurar un puesto en la zona de ‘playoff’ de ascenso hasta la vuelta a la competición, el primer fin de semana del nuevo año. El equipo de Gallego aspira de nuevo a sacar la mayor rentabilidad de su seguridad defensiva con los goles de Uros Djurdjevic.

Por su parte, la visita del Leganés a Gijón es asunto delicado. Los pepineros no han declarado aún el estado de ansiedad, pero caer derrotados frente al Sporting sería pulsar el botón de las alarmas. Son los blanquiazules la tercera plantilla más valiosa del campeonato en un potencial que no se refleja en la tabla. Ahora mismo ocupan una cuarta posición alejada de la cabeza que, de caer en este encuentro, perderían en favor de su rival. Cerrar 2020 como quinto clasificado no entraba en las previsiones pepineras de inicio de curso, por mucho que el discurso interno en Butarque hable de prudencia extrema y de una Segunda División muy complicada.

Es por eso que a los de Martí solo les estará permitido conjugar un verbo: ganar. Aceptar como buenos otros marcadores resultaría igualmente peligroso. Incluso empatar –más allá del cómo– podría acelerar los nervios toda vez que ahondaría en la pésima racha blanquiazul fuera de su estadio. El Lega es el 16º visitante, con solo ocho puntos de 24 posibles y un balance goleador negativo de seis tantos a favor y nueve en contra. El último triunfo allende Butarque data del 21 de noviembre ante el Málaga. Desde entonces, una derrota y un empate. De no ser por el fortín (casi) inexpugnable de Butarque, el Leganés sería aspirante a entrar en playoff y no equipo de la zona alta de la tabla.

Para voltear la tendencia y vencer en El Molinón, Martí tendrá algunos problemas en formas de ausencias. La más destacada podría ser la de Tarín, que no se ejercitó en el último entrenamiento y es más que seria duda. Central intocable para el entrenador, su baja obligaría a formar con una dupla casi inédita; Miquel y Omeruo apuntan a titulares en una zaga mermada por más ausencias. Bustinza tampoco podrá jugar. Rober Ibáñez (sancionado), Avilés y Santos (lesionados) completan las bajas. Este último no retornará al estadio en el que tanto disfrutó hace dos temporadas.

Sí estará Iván Cuéllar, que será el centro de atención pues visitará por primera vez como rival desde su marcha el estadio en el que jugó nueve temporadas. Con 211 duelos oficiales, Pichu es el 42º jugador en la historia del Sporting por número de partidos oficiales. En el actual conjunto rojiblanco, solo Carmona ha competido más que el hoy arquero pepinero.