Courtois no es suficiente

Desde la salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid, los problemas ofensivos han sido el principal lastre del equipo. La reducción goleadora sin el portugués se ha notado, siendo Benzema el único que ha dado un paso adelante. Sin embargo, este curso también está sufriendo en la parcela defensiva. Las continuas lesiones (actualmente hay seis jugadores de baja), el pobre rendimiento de la unidad B o la carga del calendario son algunos de los motivos para que el Madrid haya recibido 18 goles en 20 jornadas disputadas de Liga. Lo que no es un motivo, sino todo lo contrario, es el rendimiento del portero: Thibaut Courtois.

El belga está tapando muchas de las carencias del Madrid esta temporada. Sus paradas han evitado, en varias ocasiones, que el conjunto blanco haya perdido aún más puntos de los que se ha dejado a estas alturas, especialmente en los últimos partidos. En total lleva 48 paradas en Liga, y 12 de las mismas las ha realizado en los recientes duelos ante Osasuna (dos), Alavés (cuatro) y Levante (seis). En Mendizorroza, los de Zidane se llevaron la victoria por 1-4, pero fue gracias a Courtois que no se complicó el partido. El pasado fin de semana, contra el Levante en el Di Stéfano, evitó la goleada. Entre las seis paradas, hay que contar una a penalti de Roger. No pudo hacer nada en los dos goles visitantes, y tuvo que realizar cuatro intervenciones más que su homólogo en la portería rival, Aitor Fernández (dos).

Foto de Courtois

El porcentaje de paradas es el quinto más alto del campeonato. Detiene el 72% de los tiros a puerta. A esto hay que sumarle que es, junto a dos compañeros, el segundo portero que más balones ha blocado este curso (12).

El guardameta, al que le costó afianzarse de blanco en su llegada, se ha convertido en uno de los referentes de la plantilla. La consecución del Trofeo Zamora el año pasado sirvió para demostrar que está a la altura de los mejores de la Liga. En este está teniendo mucho más trabajo: si el curso pasado tuvo que hacer 78 paradas en 38 jornadas, en esta va a una media de 2,4 por duelo, lo que quiere decir que, si mantiene esta tendencia, apunta a acabar con 91.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 31 de enero de 2021

Pero su liderazgo va más allá de las grandes actuaciones. Courtois ha dado la cara cuando peor está el equipo. Habló en la entrevista pospartido tras caer ante el Levante y, más tarde, mandó un mensaje de ánimo a los madridistas a través de las redes sociales. “Luchamos con 10 y dimos todo para ganar pero no pudo ser. ¡Hay que mirar hacia adelante y seguir peleando!“, publicó en su Twitter. Thibaut está convencido: la temporada todavía puede arreglarse.

Los porteros doblegan la nueva ley de los penaltis

Las manos que sacaron Courtois y Edgar Badía este sábado para parar sus penaltis son la prueba de que los porteros han logrado adaptarse a la reforma de la regla 14 del fútbol. Un cambio en la ley de las penas máximas que entró en vigor la temporada pasada y que los guardametas pusieron el grito en el cielo criticando duramente el cambio. La campaña pasada se registró el porcentaje más bajo de penaltis parados en más de un lustro. Solo un 13,42%. Esta temporada, el promedio ya sobrepasa el 20%.

El gremio de porteros ha tenido que adaptarse al cambio en las leyes del fútbol. Desde la temporada pasada, el guardameta “deberá tener al menos parte de un pie en contacto directo o sobre la línea de meta en el momento en que el lanzador chute el balón”. Algo que se debe cumplir a pies puntillas con la vigilancia del VAR. Incluso la IFAB, organismo internacional que redacta y modifica las reglas por las que se rigen todos los partidos de fútbol en el mundo, emitió una circular para todas las competiciones en las que subrayaba la importancia de que desde el VAR se vigilase e hiciese cumplir esta norma. Su rigurosidad llevó a que en España se registrase el promedio de penaltis más bajo (13,42%) desde la temporada 12-13 (9,17%). Las 20 penas máximas paradas la campaña anterior chocó siendo encima el año en el que más penaltis se habían señalado (124).

“Esto es una verdadera injusticia para el portero. Parar un penalti es muy difícil y si encima limitan los movimientos de dos centímetros más difícil todavía. Revisen la norma”, criticó el exguardameta español Andrés Palop el pasado mes de julio. Y no fue el único, esto dijo el exportero del Villarreal Andrés Fernández, ahora en el Huesca: “El que ha hecho esta norma no ha sido portero nunca, porque es complicado mantenerte en la línea y lanzarte con fiabilidad para poder parar un penalti”.

Una temporada después, los propios porteros han demostrado, que pese a la dificultad que acarreaba la variación en la norma, han logrado adaptarse y doblegarla. El promedio de penaltis parados asciende al 20,25% tras despejar el 16 de las 79 penas máximas lanzadas. Algo que demuestra que los penaltis no son cuestión de suerte, sino de entrenamiento. También es reseñable en el número de penaltis que se han tenido que repetir por adelantamiento a instancias del VAR: el año pasado intervino por este motivo hasta en 4 ocasiones y esta temporada solo va por una.

Esta temporada, los 16 penaltis parados han sido obra de doce guardametas diferentes. El que más ha demostrado su fiabilidad parando lanzamientos desde los once metros ha sido Rui SIlva, que lo ha conseguido hasta en tres ocasiones. Bono y Edgar Badía, completan el pódium con dos. Lo han conseguido en una ocasión Remiro, Jaume Doménech, Courtois, Bravo, Unai Simón, Joel Robles, Sergio Herrera, Ángel Jiménez y Dmitrovic.

Courtois: “No hemos hecho un mal partido”

El portero del Real Madrid, Thibaut Courtois, expuso su punto de vista en los micrófonos de Movistar+ una vez finalizado el polémico encuentro ante el Levante Unión Deportiva, con derrota blanca (1-2).

1

Foto de Courtois

Sobre el partido: “Hoy no podemos hablar de un mal partido. Hoy nos ha tocado luchar desde el minuto siete. El Levante es un buen equipo que siempre crea problemas a todos los equipos”.

Escudo/Bandera Real Madrid

Sobre la expulsión de Militao: “Ha sacado la roja después de 8 minutos y de ahí el partido es complicado. Hemos luchado. Hemos tenido alguna a la contra pero no la hemos hecho. Una pena encajar un gol de córner. Luego se ha jugado muy poco. De los cuatro de añadido se ha jugado 1. El tiempo extra no vale para nada”.

Sobre el penalti señalado a favor del Levante: “De aquí es difícil ver. La primer jugada, la roja de Militao, es interpretable. Creo que lo intenta quitar. No creo que lo haga queriendo. Es interpretación. Aquí fuera uno gritaba que era fuera, pero bueno…”.

Sobre el rival: “Ellos juegan bien a la pelota. Cuando tenían la posesión era difícil quitarla. Arriba, nos faltó el centro o la buena jugada para crear peligro”.

Sobre el futuro del equipo y el Atlético, que es líder: “Siempre hay que luchar. Es hasta mayo. Es verdad que siguen ganando y están ahí arriba. Tenemos que ganar y esperar que los demás pierdan”.

Candidatos a destronar a Neuer como mejor portero del mundo

La exhibición de Marc-André ter Stegen ante la Real Sociedad en la Supercopa de España o la de Alisson en Anfield ha abierto un amplio debate de quién es el mejor portero del mundo en este momento. Es un debate complicado y claramente abierto a la interpretación. Hay una terna amplia de guardametas merecedores de ese galardón. Cada uno tiene sus méritos y sus imperfecciones. Algunos generarán voces discordantes. También habrá ausencias sonadas. Lo normal es que cada aficionado tenga un nombre distinto en lo más alto de su lista. Casillas revolucionó las redes sociales cuando ejerció de encuestador y solicitó ayuda para elegir al mejor portero. Se le criticó que se dejara algunos nombres fuera.

La verdad de los hechos es que por números y títulos el mejor del mundo es Manuel Neuer. En el pasado 2020 no ha habido mejor portero que él. La Federación Internacional de Historia y Estadistica de Fútbol (IFFHS) eligió a Manuel Neuer como mejor portero del último año 2020. Jan Oblak fue el finalista. Su quinto galardón tras los cuatro entre 2013 y 2016 e igualando los cinco consecutivos de Iker Casillas (2008-2012). Además, el germano fue campeón de la Champions y de la Bundesliga. Por si fuera poco la misma IFFHS le acaba de elegir como mejor portero de la década (2011-2020) por delante de Buffon y Courtois. No hay que olvidar entre sus logros el Premio The Best que le considera como mejor portero del mundo en 2020 por la FIFA. Una unanimidad de galardones que no tiene el respaldo del público, que tiene otros preferidos.

Alisson Becker (Liverpool, 28 años)

El portero del Liverpool es el titular de la selección de Brasil. Campeón de la Champions en 2018. Es el segundo portero por el que se pagó el trapaso más caro (62,5€ a la Roma). Sobrio bajo palos, ha dado seguridad a la siempre cuestionada portería red. Mucha envergadura y muy ágil para ir a los balones por bajo. Estilo europeo de guardameta. Este domingo estuvo inmenso ante el United.

Thibaut Courtois (Real Madrid, 28 años)

El belga ha sido considerado, desde muy joven, un privilegiado para la portería. Cualidades no le faltan: una gran envergadura no reñida con una buena agilidad bajo los palos. Más que notable en el uno contra uno, aunque no es un consumado especialista, si que tapa mucha portería con sus casi dos metros de estatura y sus largos brazos. No duda en ir rápido abajo.

David de Gea (Manchester United, 30 años)

En ocasiones muy cuestionado, ya es leyenda del Manchester United. Intercambia paradas increíbles al alcance de muy pocos (este mismo fin de semana a Thiago), con errores infantiles. Muy valorado su propio estilo de sacar las piernas para evitar los goles, recordando a los porteros de balonmano. Es más de rechazar que de atajar. Se siento así más a gusto. El español siempre ha destacado por su magníficos reflejos. Parece que tapa poca portería pero posee un potente salto.

Gianluigi Donnarumma (Milan, 21 años)

Es el más joven de todos. Lo suyo siempre ha sido la precocidad y con 16 años ya estaba debutando en la Serie A. Y con 17 ya lo hacía en la seleccional nacional de Italia. Portero clásico italiano. Seguro y sobrio en el área pequeña, muy bueno en el juego aéreo y contundente a la hora de salir rápido a los delanteros. No es de los guardametas que le gusten salir fuera de su área.

Ederson de Moraes (Manchester City, 27 años)

A la sombra de su compatriota Alisson, el portero brasileño fue el elegido por Guardiola para defender su portería. Valiente, de grande reflejos y con personalidad para jugar con los pies. Su manera de entender el fútbol casa perfectamente con lo que pide el técnico español, ya que no tiene miedo a salir con frecuencia de su área. Lo de parar penaltis no se le da demasiado bien.

Hugo Lloris (Tottenham, 34 años)

El francés es campeón del mundo con Francia. Solamente Courtois le impidió ser el mejor del mundo para la IFFHS en 2018. Portero sobrio, siempre ha tenido que lidiar con una vitola de guardameta de calidad media cuando lo cierto que ha estado a gran nivel varias temporadas. Notable en todos los aspectos.

Keylor Navas (PSG, 34 años)

El costarricense defiende la portería del PSG. Ganador de tres Champions League consecutivas con el Real Madrid, y finalista el año pasado con el club francés, no estuvo seleccionado entre los candidatos al Premio The Best a mejor portero de 2020. Ágil, de reflejos felinos y capaz de hacer paradas imposibles. Ni en sus mejores momentos con el Real Madrid ha tenido la consideración pública que se merece por su labor bajo los palos. Siempre a contracorriente.

Manuel Neuer (Bayern Múnich, 34 años)

El portero más veterano de todos. Considerado por los especialistas, mejor portero de 2020. Desiganado mejor del mundo durante cinco ocasiones y ganador del Mundial en 2014. Desde su traspaso al Bayern Múnich en 2011, está en lo más alto. Pasó momentos difíciles por problemas en una mano pero regresó por sus fueros. Muy bueno en el uno contra uno, tapando mucha portería. Bien por alto y un seguro en el área pequeña. Completísimo portero.

Jan Oblak (Atlético de Madrid, 28 años)

Comparte generación con otros grandes guardametas de esta lista. El esloveno del Atlético se ha hecho un nombre con sus actuaciones totalmente brutales. No tiene mucho trabajo a lo largo de los partidos con su club pero cuando lo tiene lo resuelve con unas paradas estratosféricas. Un seguro de vida para cualquier equipo. No comete errores.

Marc-André ter Stegen (Barcelona, 28 años)

Suplente de Neuer en la selección de Alemania, no desmerece en nada a su compatriota. Desde hace mucho tiempo es el salvador del Barcelona. Muy bueno en el mano a mano con los delanteros rivales. Su estilo es muy reconocible: casi nunca va al suelo; gran colocación y una trabajada manera de tapar espacios. Se convierte en una muro difícil de batir. Es un especialista consumado en parar penaltis.

Courtois desvela sus seis mejores paradas: dos son al Barcelona

Thibaut Courtois se sinceró en una entrevista con Real Madrid TV, a menos de 24 horas de enfrentarse al Athletic Club en semifinales de la Supercopa de España. El portero belga del club blanco aprovechó la ocasión para volver a recordar que jugar en el Real Madrid “siempre ha sido un sueño” que tenía desde pequeño. Un guardameta que ya registra 102 partidos en el equipo merengue, en los que, además, mejora en números a figuras como las de Iker Casillas o Keylor Navas.

– Etapa en el Real Madrid: “Siempre ha sido un sueño jugar en el Real Madrid. Ha habido muy buenos momentos, con grandes paradas. No te van a llegar tantas ocasiones, pero tienes que estar en el momento clave para ganar partidos. Tener que estar los 90 minutos concentrados”.

– Sus claves: “Cada partido tenemos el vídeo del rival para ver sus faltas, penaltis… Echamos horas de vídeos, pero también lo hablamos todo. La perspectiva desde dentro del campo es diferente, se reducen los espacios. Son momentos que entrenamos con Robert (Vázquez), velocidad en las piernas. Soy rápido por mi altura, pero si puedo serlo más, mejor”.

– Relevancia del portero: “La última década ha cogido más importancia lo que es un portero. La parada de Casillas en el Mundial de 2010, si Robben mete, España no gana el Mundial. Por eso hay que valorar el trabajo de un portero”.

Por otro lado, Courtois también repasó de la mano de Real Madrid TV las que han sido sus mejores seis paradas desde que se encuentra en el club blanco.

– Real Betis, Nabil Fekir (2019-20): “En esa parada, a contra pie, hay que tener reflejos para no dejar un solo rebote”.

 – Barcelona, Arthur (2019-20): “Arthur la pone lejos de su pie, así que esperé para darle tiempo de venir al área y echarme encima y hacerle pequeña la portería. También me quedé esperando para evitar que me hiciese alguna vaselina.

– Athletic Club, Mikel Vesga (2020-21): “Mantener la concentración. Viene solo contra mí, chuta fuerte arriba, por lo que muevo mi brazo con reflejos para pararla”.

– Barcelona, Leo Messi (2020-21): “Fue difícil. En el momento en el que hace el amago, no me venzo, no te da tiempo. Estuve bien de piernas para reaccionar, porque me voy un poco a la derecha, pero con el trabajo que hacemos de piernas en los entrenos, puedo pararla”.

– Villarreal, doble parada (2019-20): “Fue un poco de todo. Balón difícil, mucha gente delante de mí, pero tengo buena colocación. Luego me levanto rápido y tengo las piernas juntas para pararla. Es muy bonito que con esas paradas se gane una liga con el Madrid”.

– Atlético de Madrid, Supercopa de España (2019-20): “Fue un momento especial ganar un torneo clave. Ganar una final contra nuestro rival contra el Atlético de Madrid, con prórroga y penaltis”.

Casemiro, el jugador más valioso del Madrid, según KPMG

El centrocampista brasileño Carlos Henrique Casemiro es el jugador más valioso de la plantilla del Real Madrid, según asegura el informe elaborado por la consultora KPMG, realizado para conocer el impacto de la pandemia de coronavirus en los principales equipos europeos.

El informe estima el valor de la plantilla blanca en 874,2 millones de euros, con el centrocampista brasileño Casemiro como el jugador más valorado con 72,6 millones, por delante del defensa francés Raphaël Varane (70,2) y del portero belga Thibaut Courtois (67,9), que completan el podio madridista.

El futbolista con un precio mayor estimado entre los seis clubes analizados -Real Madrid, Bayern Múnich, Oporto, Juventus, Liverpool y Paris Saint-Germain- es el francés Kylian Mbappé, con 200 millones, que lidera el valor en un PSG donde los brasileños Neymar (125) y Marquinhos (59,9) le siguen en la lista.

Curiosamente, el portugués Cristiano Ronaldo, por su parte, es solo en tercer futbolista más valioso de la Juventus, con 63,2 millones, por detrás del holandés Matthijs de Ligt (90,0) y del argentino Paulo Dybala (65,2).

Mientras, el delantero egipcio Mohamed Salah (122,2), en el Liverpool; el ariete alemán Serge Gnabry (99,8), en el Bayern Múnich; y el extremo mexicano Jesús Corona (28,5), en el Oporto, son los jugadores más valiosos de sus respectivos conjuntos.

EL REAL MADRID, EL CLUB CON MÁS INGRESOS

El club madrileño es además el que más ingresos ha obtenido durante el pasado curso en Europa, con 681,2 millones de euros, por los 607,2 del Bayern de Múnich, aunque, a pesar de todo, los ha visto reducidos en un 8% con respecto a la campaña anterior por las consecuencias de la pandemia de COVID-19.

De hecho, españoles y alemanes son los únicos que han logrado cerrar el año con números positivos; el Real Madrid obtuvo un saldo positivo de 300.000 euros, mientras que el beneficio neto del Bayern fue de 5,9 millones, frente a los -125,9 millones del Paris Saint-Germain y los -89,7 de la Juventus.

La ausencia de público en los estadio ha hecho perder al club madridista un 22% de ingresos, así como también cayeron en un 12% los ingresos por derechos audiovisuales respecto al ejercicio anterior. Por contra, los ingresos comerciales aumentaron un 2%.

“Es lamentable lo que ha hecho LaLiga, no somos marionetas”

Thibaut Courtois, como Zidane, fue muy crítico con LaLiga por haber obligado al Madrid a viajar a Pamplona después de estar cuatro horas dentro de un avión: “Tengo que dar las gracias a la gente de Osasuna por lo que han trabajado en el campo, pero es lamentable lo que han hecho con nosotros o con el Rayo. Que esto iba a pasar se sabía desde hace tiempo, pero nos obligaron a despegar en un aeropuerto congelado, no podemos volver hoy y quizá mañana tampoco cuando el jueves tenemos que jugar en Málaga. Tienen que pensar que los futbolistas somos seres humanos, no un espectáculo. Hemos venido al estadio con la carretera llena de nieve. Hay que mirar por la seguridad de la gente. También tenemos familias”.

El meta belga insistió en sus quejas ante los micrófonos de Movistar: “Hacemos lo que nos piden. Sabemos que si no venimos vamos a perder los tres puntos, pero no hay más que ver cómo están las carreteras o los aeropuertos. Nosotros también tenemos familias y no somos marionetas que tienen que jugar siempre. Hay que pensar en la logística, incluso en vosotros (en referencia al periodista), antes de dar ese paso”.

Courtouis valoró el punto logrado en Pamplona: “Queríamos ganar este partido después de las condiciones del viaje. Aquí siempre se juega difícil. Obviamente las condiciones del campo no eran fáciles. Lo hemos intentado y no tuvimos claridad para generar ocasiones”.

El portero aseguró sobre el juego del Madrid: “Había pocos espacios y faltaba algún desmarque a la espalda de ellos. La portería se ha mantenido a cero” y ante la pregunta sobre si era un paso atrás respondió: “Si quieres pelear para ganar LaLiga es uno de los campos que marca la diferencia”.

El Madrid no cede en su persecución

Simeone hace bien en rechazar el papel de favorito que tantos le quieren adjudicar al Atlético, porque el Madrid no está por rendirse. Anoche ganó su sexto partido consecutivo, con más dificultad que los anteriores, ante un rival mejor, con menos brillo, pero lo ganó. Le faltó el juego fluido de partidos recientes (sin Modric las cosas no pueden salir igual) pero apretó los dientes y consiguió resolver un partido difícil. El Granada es uno de los buenos equipos del campeonato, obra estupenda de Diego Martínez, un entrenador que no se las da, pero trabaja muy bien. Su equipo se maneja bien en Europa y también en LaLiga.

Zidane sacó el partido con el reducido grupo que le ofrece garantías, que le ha permitido sacar al equipo del barro. Uno de ellos se rompió ayer, Rodrygo. Sufrió un desgarro muscular que debe de ser serio, por el dolor que le produjo, que se le escapó en lágrimas. Tanto le dolía que tuvo que salir en camilla. Eso dio lugar a que saliera Asensio, que dejó una espuela de lujo, al palo, y el centro que valió el primer gol. Un centro excelente, de gran extremo, desde la línea de fondo. He aquí un jugador de enorme calidad, deslumbrante en sus primeros partidos en el Madrid, pero que ya antes de la lesión perdió la confianza. Zidane quiere recuperarle.

Ya con el 1-0 le tiró un salvavidas a Isco, jugador que le gusta, que también ha perdido su juego no se sabe dónde ni cuándo. De él no se pudo decir tampoco ayer nada relevante. El Madrid terminó agobiado, sufriendo en las faltas que Luis Milla júnior lanzaba con precisión germánica al área de Courtois, un tipo de jugada en el que el Granada descolla especialmente. El apretón duró hasta el descuento, cuando Benzema cotizó con un nuevo gol propio que embelleció el resultado. No fue el Benzema de sus mejores noches, pero sí el delantero atento y comprometido que mejora todas las jugadas. El Madrid no cede. Feliz Navidad

El ERTE de Zidane

“Estoy contento con mis jugadores y voy a contar con todos. Claro que pueden pasar cosas. Hasta final de enero pueden pasar cosas en todos los clubes. Mis jugadores son los más importantes, son los mejores y quiero contar con ellos siempre”. En la penúltima conferencia de prensa, previa al encuentro ante el Eibar, Zinedine Zidane volvió a repetir una de sus máximas habituales y que suele remarcar en casi todas sus comparecencias públicas: cuenta con una plantilla de 25 jugadores, que la temporada es larga y que contará con todos sus futbolistas a lo largo de los diez meses de competiciones.

Ahora cuando el Madrid afronta su décimo encuentro en apenas 33 días, el miércoles ante el Granada (19:45 horas), es hora de pensar en la Unidad B de la plantilla blanca… pero todo apunta a que no será así. Desde que el Madrid saliese derrotado de su visita a Kiev para medirse al Shakhtar en la quinta jornada de la Champions (el pasado 1 de diciembre), Zidane ha confiado prácticamente en el mismo grupo central de jugadores a los que ha ido añadiendo a los futbolistas que han ido saliendo de lesiones, caso de Sergio Ramos y Carvajal. En los cinco últimos partidos de los blancos, cinco jugadores han sido fijos para el entrenador blanco: Courtois, Varane, Mendy (el Madrid no ha perdido ni un solo encuentro de Liga con él sobre el campo), Kroos y Benzema. Esa ha sido su columna vertebral: han disputado los 450 minutos de los cinco encuentros. Junto a estos han estado Lucas Vázquez (435 minutos) y Luka Modric (430). Sorprende el caso del gallego, que acumula 13 encuentros consecutivos siendo titular tanto como lateral derecho como de atacante. De esas 13 titularidades, el de Curtis acabó el partido en 11 ocasiones… Junto a ellos se asientan Ramos (360 minutos, titular en los cuatro últimos encuentros), Casemiro (otros 360 minutos y baja ante el Athletic por acumulación de amonestaciones) y Vinicius (que acumula 306 minutos y que estuvo ausente en Ipurua al contraer una gastroenteritis).

Lejos quedan Carvajal (ha salido de una lesión y acumula 259 minutos) y Rodrygo (224 minutos en tres titularidades y participando en los otros dos encuentros entrando desde el banquillo). Atrás quedan otros como Asensio (96 minutos), Nacho (90, fue titular en el triunfo en Sevilla y el regreso de Ramos le ha condenado de nuevo al banquillo) y Valverde (84 minutos: acaba de salir de una lesión de fisura y está empezando a coger minutos de puesta a punto). Isco, con 26 minutos, y el canterano Arribas (16 minutos) son los últimos que han contado con tiempo de juego en este tramo.

Aquí es dónde arranca el ERTE de Zidane: hasta ocho jugadores no han contado para el técnico francés por diversos motivos: Hazard y Odegaard han salido de lesión. Con el primero, Zidane no quiere correr riesgo alguno: acumula nueve lesiones desde que llegase en el verano de 2019 procedente del Chelsea. Con el joven noruego, titular en las dos primeras jornadas ha pasado lo mismo. Igual que con Jovic, que entre parones por COVID-19 y lesiones no acaba de arrancar (se rumorea que su agente puede llegar a Milán para negociar una cesión de seis meses con el conjunto rossonero). Marcelo parece haber caído en desgracia, como su compatriota Militao, pero tanto Zizou como el propio lateral (está trabajando en duras sesiones con el preparador físico de Marcos Llorente) esperan acabar de la mejor manera esta temporada. Mariano, que marcó en Villarreal (precisamente este tramo comenzó con el empate blanco en el Estadio de la Cerámica (1-1) el pasado 21 de noviembre), ha tenido una serie de molestias musculares que le han dejado en el dique seco. Llama la atención el caso de Odriozola que, recuperado para poder jugar como lateral, el formidable rendimiento de Lucas Vázquez le ha condenado al ostracismo del banquillo. Por su parte, los únicos que no han debutado hasta el momento han sido los dos porteros suplentes, el ucraniano Lunin y el joven Altube.