Mir y el síndrome 'Luis Fallamos'

Youssef En-Nesyri avanza en su recuperación pero no parece que llegue al partido del Sevilla en Balaídos, donde salvo experimento atacante volverá a formar Rafa Mir como delantero centro. Los números del delantero murciano no son malos, sobre todo en LaLiga, donde ha logrado dos goles en los 239 minutos que jugó. Uno cada 120′. Pero partidos como el de Granada o Wolfsburgo en Champions, los dos últimos, colocan sobre él ciertas dudas en parte de la afición del Sánchez-Pizjuán. Una hinchada especialmente sensible con los atacantes en los últimos tiempos.

Mir comienza a sufrir, como tantos otros puntas, el síndrome ‘Luis Fallamos’. Así apodó la grada de Nervión al brasileño Luis Fabiano, considerado con el paso de los años uno de los mejores delanteros de la historia del Sevilla. Luis Fabiano llegó en 2005 y no anotó su primer tanto hasta el noveno partido de Liga, al Valencia. Terminó la primera vuelta con dos, los que lleva Rafa Mir, y la grada ‘rajaba’ de su fichaje como lo hacía de otro crack fichado ese mismo verano, Frederic Kanouté. El malí no marcó en Liga hasta la jornada 15º, aunque en UEFA había logrado pronto sendos dobletes ante el Mainz y el Besiktas. Sigue siendo uno de los mayores referentes del sevillismo.

Escudo/Bandera Sevilla

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 14 de octubre de 2021

La sospecha y cierta desconfianza de los entrenadores convirtieron en muy corta (apenas una campaña) la carrera de delanteros como Iago Aspas o Ciro Immobile, que antes y sobre todo después del Sevilla no han parado de golear. Otros como Negredo tardaron también en convencer a los aficionados antes de convertirse en uno de los goleadores más importantes de la última década en Nervión, 85 tantos en 180 partidos oficiales para marcharse traspasado al Manchester City.

El último en vivir la desconfianza del entorno ha sido el compañero de ataque de Mir, En-Nesyri. Fichado en enero de 2020, hace apenas 22 meses, el marroquí vivió su peor momento con el Sevilla tras fallar ante Manuel Neuer el mano a mano, en el último instante, que le habría dado a los nervionenses su segunda Supercopa de Europa. Ocurrió en Budapest, hace poco más de un año. Desde entonces ha sido pichichi con Lopetegui gracias a 18 goles en Liga y seis en Champions el año pasado y otros tres suma en el campeonato de la regularidad hasta su lesión, ante el Espanyol. Youssef se convierte en el mejor bálsamo para que Rafa Mir sepa gestionar los recelos de una grada muy exigente, sobre todo con los que juegan cerca de la portería rival.

Marko Dmitrovic lleva dos meses sin jugar ningún partido oficial

La llegada de Dmitrovic al Sevilla en el mercado estival auguraba un aumento del nivel de competencia en la portería de los de Nervión. Sin embargo, si esto se ha producido ha sido únicamente en los entrenamientos, puesto que Lopetegui sigue depositanto su total confianza en Bono.

Esto se traduce en que el ex del Eibar ya acumula dos meses sin disputar un partido oficial. Dmitrovic debutó con el Sevilla en la primera jornada del campeonato liguero, partido para el que Bono era baja por COVID. A pesar de su buena actuación y de dejar la portería a cero, Lopetegui no ha introducido ningún tipo de rotación en los otros ocho encuentros que los sevillistas llevan disputados y en los que Bono ha sido el elegido.

Escudo/Bandera Sevilla

La falta de minutos de Dmitrovic en el Sánchez Pizjuán no se ha visto paliada en los parones internacionales. A pesar de haber sido citado por Serbia tanto en el de septiembre como en el actual, Dmitrovic ha visto todos esos partidos desde el mismo lugar que ve los del Sevilla, el banquillo.

En el Sevilla no se duda del nivel del serbio y se recuerda que en enero, cuando Bono se marche a la Copa África con Marruecos, llegará su momento. Por ahora, a Dmitrovic no le queda otra que seguir esperando su oportunidad.

Baby boom en LaLiga

LaLiga presume de jóvenes. Los clubes siguen echando mano de las canteras y ya han debutado 22 futbolistas en lo que va de temporada con el primer equipo. Los Gavi, Lobete y Vivian busca arrebatar el protagonismo de las promesas de años anteriores como Ansu Fati y Nico Williams.

La competición vive un Baby Boom como consecuencia de la crisis del COVID en las cuentas de los clubes, que se ven obligados a apostar por jugadores del filial tras no poder reforzarse en condiciones en verano. Los 22 canteranos tienen una media de 20 años (en Primera el promedio de edad de los jugadores con ficha es de 27,5). Koeman ha sido el que se ha atrevido a apostar por los más jovencitos. Balde y Gavi solo tienen 17 y Nico González, el tercer debutante azulgrana, tiene 19. Incluso la apuesta por Gavi (con apenas 363 minutos como futbolista profesional) ha llevado a que debute con la Selección en la Nations League.

Los 22 debutantes con el primer equipo

JUGADOR EQUIPO EDAD MINUTOS
Balde Barcelona 17 58
Nico González Barcelona 19 197
Gavi Barcelona 17 363
Sergio Santos Real Madrid 20 10
Iván Romero Sevilla 20 21
Pedro Ortiz Sevilla 21 6
Turrientes Real Sociedad 19 113
Cristo Romero Real Sociedad 21 27
Lobete Real Sociedad 21 215
Karrikaburu Real Sociedad 19 1
Jackson Villarreal 20 1
José Calderón Betis 21 64
Kike Hermoso Betis 22 90
Julen Agirrezabala Athletic 20 180
Nico Serrano Athletic 18 17
Vivian Athletic 22 630
Iván Chapela Cádiz 22 6
Pedro Benito Cádiz 21 30
Recasens Espanyol 19 45
Gori Espanyol 19 8
Josep Gayá Mallorca 21 59
Areso Osasuna 22 83

Además de La Masia, otros dos equipos con gran tradición de cantera son la Real Sociedad y el Athletic. Alguacil ha tenido que echar manos del filial (que está jugando en Segunda a las órdenes de Xabi Alonso) sobre todo por tener a varios de sus futbolistas en la enfermería. La solución de la Real de apostar por sus promesas (Turrientes, Cristo Romero, Lobete y Karrikaburu, debutando este último solo en Europa League y no en Liga) ha sido un éxito, ya que marchan terceros compartiendo el liderato con Real Madrid y Atlético. Por otro lado, la factoría de Lezama ha visto debutar a tres de sus cachorros esta temporada al máximo nivel. Marcelino ha dado minutos a Julen Agirrezabala, Nico Serrano y Vivian, siendo este último el canterano que más minutos (630) ha estado sobre el césped en lo que va de campaña.

De la Fábrica del Real Madrid ha salido Sergio Santos, futbolista que por ahora solo ha contado con diez minutos. Pocos minutos también ha tenido Jackson con el Villarreal (1′). Entre los 22 canteranos también existen curiosidades como la de José Calderón, uno de los debutantes del Betis. El club verdiblanco ha despedido recientemente al joven defensa de 21 años presumiblemente por motivos disciplinares. Por otro lado, está Areso, que militó entre 2014 y 2017 en el Juvenil y filial de Osasuna y pasó las últimas temporadas en el Bilbao Athletic, pero que ahora ha regresado al equipo rojillo para debutar con uno de los equipos que le ha formado para llegar al máximo nivel.

Casi la mitad de los equipos de Primera no han hecho debutar a ningún canterano esta campaña: Atlético, Rayo, Valencia, Elche, Celta, Levante, Alavés, Getafe y Granada. Algunos de ellos sí han hecho debutar a jugadores en Primera este curso (el nazarí Isma Ruiz, Pepelu en el Levante, Jesús Vázquez en el Valencia…), pero ya habían tenido minutos en temporadas precedentes en la Copa del Rey, torneo cuya nueva edición arrancará en diciembre y se espera que provoque otra gran avalancha de estrenos de las futuras promesas de los equipos de Primera.

Balaídos, el punto de inflexión del primer Sevilla de Lopetegui

El Sevilla visita el próximo domingo al Celta en Balaídos, uno de los estadios que peor se le dan a los de Nervión. De hecho, su balance en Primera es de sólo 10 triunfos, el último logrado la pasada campaña, mientras que los sevillistas han caído en 28 ocasiones y empatado en otras once.

Sin embargo, en el estadio vigués se produjo el punto de inflexión para Julen Lopetegui y su Sevilla el año de su debut como técnico en el Sánchez Pizjuán. Y es que el 9 de febrero de 2020 se produjo en dicho escenario la última derrota del técnico vasco en su estreno como sevillista. El marcador acabó reflejando un 2-1 a pesar de que En Nesyri adelantó a los suyos, pero Iago Aspas y Pione Sisto dieron la vuelta al marcador.

Escudo/Bandera Sevilla

Desde aquel día, con una pandemia mediante incluso, el balance en todas las competiciones del Sevilla fue de 12 triunfos y 9 empates. Y como guinda, el título de la Europa League levantado en Colonia. Desde aquella tarde en la que la derrota apeaba a los de Lopetegui de los cuatro primeros puestos hasta el sexto título de la Liga Europa pasaron más de seis meses. Un traspiés que este domingo se pretende evitar, por mucho que por aquel entonces la historia acabara con un final más que feliz.

Acuña se fue tocado con Argentina y volverá igual o peor

En el Sevilla están con las orejas tiesas por el estado físico de Marcos Acuña. El lateral zurdo se marchó con molestias con la selección de Argentina, se retiró tocado del choque del pasado viernes ante Paraguay y ni siquiera fue convocado por Scaloni para el partido ante Uruguay de la noche del domingo al lunes.

Acuña tuvo problemas en el tobillo en sus últimos partidos con el Sevilla. De hecho, tuvo que ser cambiado en el descanso del duelo de Champions ante el Wolfsburgo tras recibir una fuerte entrada. Después fue duda hasta última hora para el partido liguero ante el Granada, el cual completó pero sin estar al cien por cien.

Escudo/Bandera Sevilla

Los servicios médicos del club estudiarán su estado físico a su regreso, pero su concurso la próxima jornada ante el Celta está en el aire. Y su relevo habitual, el holandés Rekik, tendrá que jugar como central por la sanción de Diego Carlos. ¿Será el momento de que, por fin, Augustinsson debute como sevillista?

La nueva vida de Erik Lamela

Erik Lamela vive una nueva vida en Sevilla. Entró casi de rebote en la operación del fichaje de Bryan Gil por el Tottenham pero el extremo argentino se ha hecho pronto un sitio en el corazón de los sevillistas, con tres goles y buenas actuaciones en las primeras jornadas. Así recuerda su debut en los medios oficiales de LaLiga: “Fue inolvidable. Un día que voy a recordar para siempre, mi debut en el primer partido. Ganando, haciendo goles... Cuando uno ficha por un club sueña que sea de esa manera. Fue todo muy lindo, lo disfruté mucho y mi familia también”. Anotó dos tantos nada más salir en la segunda mitad ante el Rayo.

Escudo/Bandera Sevilla

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 10 de octubre de 2021

Con 29 años, ha llegado a su clímax futbolístico. Así lo relata: “Me siento en el mejor momento de madurez. Todos estos años me sirvieron de experiencia para crecer como jugador y persona. Me encuentro en un momento en el que caí en este lugar y estoy ilusionado. Ando contento por estar aquí y aprovechar para jugar al fútbol”.

Además, con muchos argentinos alrededor, se siente perfecto en su nuevo vestuario: “Me recibieron muy bien cuando llegué. A muchos los conocía de hace muchos años y coincidir aquí es algo muy lindo. Tengo muy buena relación con todo el equipo, me recibieron bárbaro todos. Es un grupo de gente increíble y siempre que haya argentinos, mejor. Es un equipo muy solidario. Es algo que al final nos va a dar mucha satisfacción”.

No hay drama sin Diego Carlos

Diego Carlos era el único futbolista del Sevilla que había disputado los nueve partidos oficiales (casi) completos esta temporada. Pero le expulsaron en el descuento de Granada y Julen Lopetegui no podrá tirar de él para jugar ante el Celta de Vigo cuando regrese LaLiga. Lo presumible es que en su puesto aparezca Karim Rekik, central zurdo además.

Reza el entrenador del Sevilla para que Koundé, que sigue compitiendo con Francia, siga sano. Casualidad o no, lo cierto es que al Sevilla no le ha ido nada mal sin Diego Carlos cuando el brasileño no ha jugado por sanción, lesión o simplemente descanso. El año pasado, sin ir más lejos, el defensa de Barra Bonita faltó a cuatro encuentros ligueros (los dos ante el Alavés y en casa ante el Cádiz y el Elche) y el equipo nervionense los ganó todos, igual que venció en los tres que no jugó el brasileño en Copa contra Lucena, Linares y Valencia.

Hace dos temporadas, en la primera campaña de Diego Carlos como titular, las estadísticas son un poco más discretas: dos empates (Alavés y Anoeta) y una victoria en Liga (Osasuna, en casa), dos triunfos y un partido perdido en Europa League, en Nicosia, y otras dos victorias ante rivales a priori asequibles (Bergantiños y Escobedo) en la Copa del Rey.

Escudo/Bandera Sevilla

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 9 de octubre de 2021

En total, el central brasileño no ha estado en 15 encuentros durante los más de dos años que lleva en el Sánchez-Pizjuán, de los que el Sevilla ha ganado 12, empatado 2 y perdido sólo uno. No parece por tanto, a tenor de los resultados, que el Sevilla tenga que temblar de manera dramática ante el Celta. Aunque Balaídos no se le da especialmente bien…

Lamela juega menos que Bryan pero rinde mucho más

La comparativa entre Erik Lamela y Bryan Gil va a ser una constante durante toda la temporada. La operación por la que el argentino acabó en Nervión y el de Barbate en el Tottenham generó cierta polémica en verano, ya que sobre el papel el Sevilla se desprendía de uno de los principales valores de su cantera y adquiría los servicios de un futbolista que no había roto en Europa, además de un buen puñado de millones de euros.

Sin embargo, los números están a favor de Lamela. Y eso que, en contra de lo que se pueda pensar, ha jugado menos en el Sevilla que Bryan Gil en Londres. De hecho, Lamela acumula 421 minutos en nueve partidos, mientras que Bryan llega a los 454 en el mismo número de encuentros. Pero la aportación de ambos a sus respectivos clubes es muy diferente, ya que mientras que Lamela ha marcado tres goles, ha dado una asistencia y ha forzado un penalti que valió un empate en Champions, Bryan sólo registra hasta la fecha un pase de gol en la eliminatoria previa de la Conference League.

Escudo/Bandera Sevilla

La adaptación de Bryan en Londres, como cabía esperar, está requiriendo mucho más tiempo que la de Lamela en Sevilla. El argentino ha llegado a un vestuario en el que la nutrida colonia argentina lo ha guiado en sus primeros pasos en la capital andaluza. Y la afición ya ha caído rendida a su estilo de juego, sobre todo por lo que está aportando a nivel de puntos para el equipo.

La venta de Bryan Gil al Tottenham deberá seguir siendo analizada durante la temporada. De momento, los números se ponen de parte del Sevilla. Y de Lamela.

Las selecciones, bálsamo para varios sevillistas

El parón de selecciones tiene partidarios y detractores, pero dentro de la plantilla del Sevilla hay varios futbolistas que lo estaban pidiendo a gritos. Y es que son varios los pupilos de Lopetegui que no están teniendo el protagonismo esperado en este inicio de temporada en Nervión, algo que si encuentran en sus respectivos combinados nacionales.

El caso más evidente es el de Augustinsson. Fichado para servir de recambio de Acuña, el sueco aún no ha debutado con el Sevilla y sus únicos minutos oficiales en lo que va de temporada son los que ha disputado con Suecia. Un caso muy parecido es el de Gudelj, uno de los descartados para la lista de la Champions y que sólo acumula 14 minutos, mientras que con Serbia fue titular en todos los partidos del anterior parón.

Escudo/Bandera Sevilla

En Serbia también está Dmitrovic, aunque el ex del Eibar es suplente con su selección, mientras que en el Sevilla sólo disputó la primera jornada ante el Rayo. Y porque Bono era baja por coronavirus ese día. Mientras, Munir parece ir recuperando la inspiración con Marruecos mientras que Delaney intenta olvidar en Dinamarca la ridícula expulsión que sufrió en el partido ante el Espanyol.

Lopetegui y la eterna sospecha

La derrota del Sevilla en Granada volvió a dejar, sobre todo en las redes, un reguero de críticas de aficionados a la labor de Julen Lopetegui, al que se le discuten el once y la gestión de los cambios durante el encuentro de Los Cármenes, así como la actitud contemplativa del equipo en la primera mitad. Empatar en Wolfsburgo gracias a un penalti del VAR y el primer duelo perdido de la temporada despiertan de nuevo una realidad: cada vez que vienen algo mal dadas, los focos en Nervión suelen apuntar al técnico guipuzcoano.

Un sambenito con el que llegó al Sevilla, donde una mayoría sospechaba de Lopetegui cuando Monchi le contrató, en verano de 2019. Sus indiscutibles grandes resultados en el banquillo sevillista, con otra Europa League más en las vitrinas y dos clasificaciones seguidas para Champions, con la mayor puntuación histórica en LaLiga la campaña pasada (77 puntos), hacen que las voces discordantes se apaguen durante muchas etapas. Pero siguen latentes.

Escudo/Bandera Sevilla

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 6 de octubre de 2021

Y aparecen como aparecieron por primera vez estruendosas justo antes del confinamiento, cuando varios malos resultados, incluida la eliminación de Copa ante el Mirandés en febrero de 2020, provocaron que el Sánchez-Pizjuán abroncara al entrenador ante el Cluj rumano, cuando a punto estuvo de ser eliminado en dieciseisavos de aquella Europa League al final ganada. Luego el Sevilla remontaría el vuelo para iniciar una senda triunfal con Lopetegui que ya dura más de año y medio. Tanto como para que el Sevilla ampliara hace unos meses su contrato, hasta 2024.

Con 14 puntos, a tres de los líderes, y un partido menos, y dos empates en sus dos partidos de Champions, el club de Nervión conserva intactas sus opciones en todos los torneos. El juego del equipo está sin embargo en la picota, casi como en los peores momentos, aunque a decir verdad se trata del mejor inicio liguero que ha cuajado Lopetegui en sus tres temporadas de banquillo blanquirrojo. Monchi, que sí conserva el crédito unánime de la afición, quiso arropar a su técnico así en las redes. “Exigencia, toda. Autocrítica, la máxima. Confianza, merecida e infinita. I trust in you (yo creo en ti)”, escribió el director deportivo para apaciguar de nuevo a los todavía paganos de Julen, a la espera de que tras el parón sigan hablando los resultados.