“¿Temporal? Descansaron una semana y nosotros tres días”

Julen Lopetegui, técnico del Sevilla, valoró con cautela la antesala del choque ante el Atlético de Madrid y mostró su felicidad por la reciente renovación de su contrato con la entidad nervionense. “Hay satisfacción y orgullo porque el club cree que debemos seguir vinculados en la búsqueda de crecimiento y de objetivos juntos. Hay que mirar para delante, mañana hay uno bastante interesante además”, dijo sobre esa renovación hasta 2024.

Preguntado por Jesús Navas, fue conciso: “Ha entrenado con normalidad”. Apuntó la exigencia del duelo ante el Atlético: “Jugamos contra el líder destacado de la competición, tiene una de las mejores plantillas del mundo liderada por uno de los mejores entrenadores del mundo. Eso hará que la dificultad sea máxima, pero vamos con la sana intención de ir a por la victoria”.

Lopetegui analizó los estilos de juego y la pegada del equipo ante la Real: “Nos enfrentamos a un rival que concede muy pocas ocasiones de gol, defiende muy bien, ataca bien y tiene futbolistas de un talento extraordinario. Hay que hacer un partido casi perfecto en todos los sentidos para poder competir. El partido ante la Real ya es historia, esto va muy rápido, estamos centrados en el Atlético”.

Condicionantes del temporal: “Es evidente que la realidad es que llegan con una semana sin jugar y nosotros con tres días. Pero no podemos cambiar, no podemos hacer nada ni está bajo nuestro control. Lo aceptamos y buscamos soluciones. Nos obligará a tener un mejor desempeño, es una realidad”.

El técnico vasco insistió sobre ese devenir de los próximos años tras su renovación: “En el fútbol lo importante es lo inmediato. El largo plazo se consolida cuando se logran objetivos al cien por cien. Es cierto que lo del Cholo en el Atlético tanto tiempo no es habitual, pero eso habla de su gran trabajo al frente del equipo y de la calidad del mismo”.

Plan de viaje y estado del terreno de juego: “Fruto de esas suspensiones viene un rival con más días de descanso, claro que ha afectado ese temporal. ¿Aplazarse? Prefiero no emitir una opinión, podría malinterpretarse, no podemos hacer otra cosa. Hay que adaptarnos al contexto, no hay otra solución”.

Candidatura del Atlético a la Liga: “Va primero por méritos propios, por supuesto que es candidato a ganar todo lo que juegue sin ninguna duda, es algo evidente. Ya sabemos la complejidad del rival, tiene una jerarquía en su estadio, pero eso añade una ilusión al partido para que seamos capaces de superar las circunstancias y tener un buen desempeño a todos los niveles, llegar al límite, a eso nos llevará el Atlético. ¿Eliminación de la Copa? No estoy pendiente de cómo piensa el rival en ese aspecto, cada competición es diferente, tendrá más días de preparación para los demás partidos”. 

Pelear por la Liga: “El Sevilla lo que se plantea de momento es poder llegar a Madrid bien y enfocar el partido de mañana con optimismo. Todo lo demás es mear fuera de tiesto”.

El Sevilla renueva a Julen Lopetegui hasta junio de 2024

El Sevilla anunció la renovación de Julen Lopetegui como técnico hasta 2024. Los primeros 19 meses del vasco en Nervión reflejaron un éxito que recibe así la inmejorable respuesta de club con su confianza en el que ya es el técnico con mejor porcentaje de triunfos en la historia. Lopetegui terminaba contrato en 2022 y encuentra así una renovación que se sostiene en su gran labor al frente del equipo, al que clasificó para la Champions League en su primer curso y lo llevó hasta el sexto título de Europa League.

El club no dudó en detallar los brillantes números de Lopetegui en el Sevilla desde su llegada. El duelo ante la Real Sociedad supuso alcanzar la cifra de cien puntos en 54 encuentros de Primera División. También presenta un porcentaje de imbatibilidad de más del 82%. El propio Lopetegui mostró su alegría por esta renovación: “Es una enorme ilusión, estamos llenos de energía y ganas para darle forma al proyecto de Monchi. Queremos ayudar a que el Sevilla sea todavía más grande, para ello habrá que trabajar mucho y que el sueño de los sevillistas se haga realidad. El campo del Sevilla debe llevarnos en volandas con su energía para conseguir los triunfos máximos a los que vamos a aspirar”.

Lopetegui encara de esta forma con ilusión lo que resta de temporada a los mandos de un vestuario que supo gestionar a la perfección en su primera campaña, sacando un gran partidos a su plantel y llevando hasta el éxito de la sexta Europa League al club nervionense. En su segunda campaña, mantiene al equipo en la zona de privilegio de la Liga y lo clasificó hasta los octavos de final de la Champions League con dos jornadas de margen. Todo un panorama de esperanza que se une también a su periplo en la Copa del Rey y con miras a seguir haciendo historia en Nervión.

Otro plan exprés para Navas

Jesús Navas volvió a encender las alarmas tras lesionarse ante la Real Sociedad y ser reemplazado antes del cierre del choque. Sus problemas físicos se están repitiendo desde hace varias jornadas y ahora inicia su enésima contrarreloj para poder estar presente en la importante cita contra el Atlético de Madrid del próximo martes. El palaciego sintió un pinchazo en la parte trasera de su muslo derecho y habrá que esperar la valoración de los médicos para conocer el alcance de su dolencia. Su figura, una vez más, centra los focos en Nervión.

Navas es intocable para Lopetegui y supone una baza primordial en su esquema de juego, algo que impulsa un plan que hasta el momento funcionó de cara a tener al futbolista a disposición del equipo. Minimizó sus entrenamientos y también entró en rotaciones con la llegada de la Copa del Rey. En Nervión hay confianza en que este nuevo contratiempo no suponga ningún freno para que pueda estar en el envite ante el Atlético del próximo martes, aunque también hay cautela con su estado físico y no se arriesgará en ningún caso.

Pero también hay puntos positivos bajo ese contexto para Lopetegui. El técnico vio cómo Aleix Vidal entró de nuevo al campo para jugar como lateral derecho en los últimos minutos dejando buenas sensaciones y un rendimiento notable. El jugador estuvo firme a nivel defensivo y no dudó en aparecer en ataque cuando lanzó contras a la Real. Todo un panorama de optimismo que avisa que sí hay un reemplazo de garantías para Navas en estos momentos. Aleix quiere recuperar la versión de juego que le entregó un billete al Barcelona hace varias temporadas y de momento traza un camino para ello.

Lopetegui desafía a Rakitic

Ivan Rakitic volvió a Nervión este pasado verano para marcar diferencias en el Sevilla y de momento su rendimiento está alejado de las expectativas creadas con su retorno. Julen Lopetegui espera el despegue del croata en las próximas semanas tras dejarlo en el banquillo durante el derbi sevillano y entregarle descanso en la cita de la Copa del Rey. El vasco desafía al medio centro para encontrar su versión de mayor brillo, la que debe suponer un salto cualitativo en el centro del campo del Sevilla. Si el brillo sólo apareció ocasionalmente, su protagonismo sobre el césped sí fue constante: jugó todos los encuentros de Liga y de Champions League hasta el momento, una circunstancia que refleja la confianza que tiene Lopetegui en la figura del centrocampista.

El duelo ante la Real Sociedad de este sábado invita a un esperado regreso a la titularidad del croata, que de momento vive a la sombra que dejó Éver Banega en la medular nervionense. Sin sus mismos argumentos futbolísticos, en Nervión esperan que al menos Rakitic agarre ese liderazgo que necesita su equipo desde el adiós del argentino. Lo reflejó en algunos choques de esta campaña, pero su rendimiento a base de pinceladas ya le costó un sitio en el último derbi. Óliver Torres, su máximo competidor por un sitio en el once, le ganó esta particular batalla en algunos de los últimos choques del equipo sevillista. La competencia, además, crece con el buen nivel mostrado en la Copa del Rey por Óscar, que puede adecuar su posición a las necesidades de Lopetegui.

Tanto el técnico del Sevilla como el propio jugador esperan que la mejor versión del croata regrese a Nervión. Su papel se consideró prioritario en la actual planificación cuando Banega se marchó y Lopetegui trata ahora de dibujar el mejor camino posible de cara al crecimiento cualitativo del centrocampista. La adaptación a las duras exigencias físicas del sistema de juego del técnico vasco también supone una arista esperada por todas las partes, aunque otras bazas del plantel muestran su candidatura a la titularidad al tiempo que Rakitic deja abiertas las dudas. La gran apuesta del Sevilla en el pasado verano quiere más. Y Lopetegui lo desafía.

Mestalla, dime quién soy

Julia Navarro relató en Dime quién Soy, novela llevada ahora a la televisión, la historia de Amelia Garayoa, una mujer que olvida quién era. Valencia y Sevilla saben perfectamente cuál es su lugar en esta Liga, pero se olvidan con frecuencia de cómo llegar a ello en los partidos. La irregularidad, cada cual en su batalla, acompaña el andar de Valencia y Sevilla en esta temporada, de ahí que el duelo en Mestalla sirva para definirse si son fiables o dudosos (sigue el partido en directo en As.com).

Los de Gracia han sido capaces de ganarle a Real Sociedad, Real Madrid y vienen de merecerlo contra el Barcelona. Sin embargo, están a solo un punto del descenso (por algo será); los de Lopetegui fueron de los primeros de Europa en sacarse billete para los octavos de la Champions, pero traspiés como el del sábado ante el Real Valladolid les recordó sus defectos y les rodeó de nuevo de dudas.

Evidentemente los proyectos de Valencia y Sevilla son como el pelo de Zipi y Zape, uno moreno y otro rubio. El hispalense lo confecciona Monchi, que invirtió 68,5M€ en reforzar a un campeón europeo; el blanquinegro, Peter Lim, que no hizo ni un fichaje pese a que venía de ser el 9º en Liga y a pesar de que en verano hizo caja por más de 70M€ vendiendo a casi todo aquel por el que llegaron ofertas. A la larga Zipi está llamado a estar arriba y Zape, ya veremos. Pero bien dijo Jorge Valdano que el fútbol son estados de ánimo y el Valencia se dejó en Barcelona los malos rollos que traía de los partidos contra el Athletic y más aún el de Terrassa.

El reflejo de ese cambio de tendencia es Guedes. Fue contundente en la Copa (dos goles en la prórroga) e influyente en el Camp Nou. Su juego, además, tiene un color especial contra equipos sevillanos (dos goles y una asistencia ante el Sevilla; tres goles y tres asistencias al Betis). Guedes, así, tiene que demostrar hoy si su mejoría es flor de un día o el inicio de su resurgir. Los que no admiten dudas son Gayà, Soler y Maxi, pilares a las duras y a las maduras de Gracia.

La cara opuesta es Ocampos, que no está siendo lo desequilibrante que fue antaño. Lleva tres goles y todos de penalti. El Sevilla añora su pegada para cerrar partidos en los que cobra ventaja, esos que tan bien dormía Banega. Lopetegui recupera a Munir (tres goles) y el Sevilla suma cinco victorias seguidas lejos del Sánchez Pizjuán.

El once de Gracia, pendiente de Uros Racic

“Está indispuesto, pero no descartado”. Así se refirió Gracia a Uros Racic, que arrastra molestias desde el sábado y que no se ejercitó ayer con el equipo. El navarro está pendiente de la evolución del serbio, cuya presencia o no en el once altera significativamente sus planes. Si Racic no está en condiciones de actuar, Gracia modificará su once, reubicando a Daniel Wass en el centro del campo junto a Soler y a Thierry Correia en el lateral.

 

Munir está de vuelta y apunta a la cita contra el Valencia

El Sevilla ya prepara su cita de Liga del próximo martes ante el Valencia y lo hace con la gran novedad de Munir en el grupo. El marroquí, que se perdió los últimos partidos de su equipo por lesión, apunta a ser una de las posibles novedades de los nervionenses en búsqueda de la pegada que no llegó en el último choque contra el Valladolid. Munir suma tres goles y una asistencia en lo que va de campaña, siendo un arma muy usada por Lopetegui para entregar más mordiente en su ataque, algo que se echó en falta en el último envite en Nervión.

Lopetegui tratará de dar aire a su equipo con miras a los numerosos duelos venideros en estas fechas navideñas. El regreso de Munir puede dar otra baza de refuerzo para un ataque que centró muchas críticas tras el último choque de Liga. Lopetegui no encontró la puntería adecuada para cerrar el duelo ante el Valladolid y ahora medita hacer variaciones con miras a Mestalla y el marroquí podría ser la principal novedad de su plan.

También hay numerosos focos puestos en el estado físico de Jesús Navas. “La verdad es que me está costando un poco pero quiero estar con el equipo y seguir insistiendo. No entrené en dos semanas, quería estar para ayudar. Poco a poco tengo que intentar salir de estas molestias”, afirmó el palaciego tras la cita de este domingo, en la que aún no se sintió al cien por cien para rendir a su mejor nivel. Lopetegui sabe que Navas es primordial en el esquema de su equipo y espera que las próximas sesiones de trabajo potencien su puesta a punto y su nivel aumente ante el Valencia.

Lopetegui, 50 duelos de Liga en plena tormenta de dudas

Julen Lopetegui cumplió ayer ante el Valladolid su partido número 50 con el Sevilla en Liga y multiplicó las crecientes dudas existentes sobre la trayectoria de su equipo en este campeonato. “Hemos perdido dos puntos”, afirmó al término de un choque que repitió algunas de las carencias mostradas por los nervionenses a lo largo del presente curso: los jugadores dieron un paso atrás que terminó condenando con las tablas en el cierre. “Tenemos que ser un poco más listos”, afirmaba Rakitic, consciente de la necesidad de controlar esos instantes que supusieron un impulso para el adversario cuando todo parecía controlado en Nervión. Muchos focos se dirigen de nuevo hacia la figura de Julen Lopetegui, que admitió las culpas y mira al devenir con más esperanza que lamento tras ser providencial hace sólo unos meses en el brillante caminar del conjunto sevillista.

De los 50 partidos oficiales de Liga con el Sevilla, Lopetegui venció 25. Justo el 50% tras campaña y media en la que alternó luces y sombras, quizás más de lo primero en lo que se tradujo en cumplir de sobra los objetivos de su primera campaña. Ahora, el reto es encontrar de nuevo la senda que sí supo dibujar en el pasado reciente. El empate ante el Valladolid muestra cierto hilo de irregularidad traducido en sus números en Nervión durante la presente Liga: sólo venció tres de los seis partidos jugados, unas cifras alejadas de aquellas que convertían al Sánchez Pizjuán en un auténtico fortín. El calendario venidero apunta a choques de altura que podrían impulsar al equipo hasta la zona de privilegio o cuestionar su candidatura a pelear con los más grandes: Valencia, Villarreal, Betis y Real Sociedad se asoman a la ventana de Lopetegui entre el cierre de diciembre y el inicio de enero.

El empate del Valladolid golpeó directamente al plan de Lopetegui, repetido en otras citas con parecido resultado. Ocurrió un contexto semejante en San Mamés hace algunas semanas cuando el Athletic aprovechó ese paso atrás para remontar ante los nervionenses. No sólo las miradas se dirigen a la figura del entrenador: la planificación veraniega, que contó con el especial desafío de reemplazar a Banega y mejorar la cuestionable capacidad de pegada del ataque, también plantea puntos caóticos. La gestión de los cambios y la propia actitud de los futbolistas sobre el césped acompañan las dudas sobre el manejo de la situación por parte del técnico. Pero Lopetegui tiene crédito, aunque no sea inagotable. Tras 50 partidos de Liga, demostró que supo esquivar descalabros y fabricar alternativas a los planes fallidos. Y en Nervión esperan que su segundo año también tenga aire triunfal pese a la actual tormenta de dudas.