La presidencia del Barça es cosa de tres candidatos: ¿Quién crees que ganará?

Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa ya son oficialmente candidatos a las elecciones a la presidencia del FC Barcelona una vez el club comunicó oficialmente que ha terminado el recuento de firmas. Eran necesarias 2.257 papeletas válidas para ser proclamados candidatos y tras la retirada de Emili Rousaud de la carrera electoral os números oficiales de cada candidato son los siguientes: Joan Laporta acaba con 9.625 firmas, Víctor Font, con 4.431 y Toni Freixa con 2.634.

Laporta presentó 10.272, por lo que le han sido invalidadas 647, Font presentó 4.713 por lo que le han invalidado 282 y finalmente, el que más justo ha ido es Toni Freixa, quien presentó 2.822 y que se ha quedado en 2.634 después de que le invalidaran 188 con lo que le han sobrado 377 para pasar el corte.

Lo que falta saber ahora es si habrá elecciones, porque las medidas de lucha contra la pandemia podrían hacerlas inviables. En este sentido, el club espera la reunión del viernes del Procicat (Protección Civil de Catalunya) en la que deberían marcarse las normas a seguir y se podrían aplazar las elecciones al Parlament de Catalunya, previstas para el 14 de febrero. La Generalitat no puede suspender las elecciones del Barcelona, que es una entidad privada, pero si se aplazan las autonómicas y se marcan medidas preventivas que harían inviable la celebración (como por ejemplo el confinamiento municipal, que se ha alargado una semana más) y el club podría optar por aplazarlas dejando a la entidad en una situación insólita.

Rousaud insiste en la guerra sucia: “Aquí hay que ir a morder y con el cuchillo”

Emili Rousaud ya no es precandidato al FC Barcelona. El ex directivo blaugrana anunció este mediodía que su precandidatura se retira, incluso antes de que la Junta Electoral finalice el recuento de firmas. Rousaud reconoció que hasta el último día intentó una fusión con la precandidatura de Toni Freixa, pero que sus compañeros de proyecto dedidieron descartarla ayer a última hora de la tarde.

El precandidato reconoció que la aparición de una papeleta firmada apoyando a Agustí Benedito entre sus firmas fue un golpe bajo, que precipitó la retirada de su precandidatura para evitar más especulaciones: “De una forma inusitada, durante el recuento de nuestras firmas apareció una papeleta que firmaba el nombre de Benedito. Nosotros fuimos los primeros en denunciar que había gente dispuesta a vender firmas y que nosotros que nunca las compraríamos. Nosotros nunca hemos comprado firmas. Estoy convencido y pondría la mano en el fuego que los empleados del club no tienen nada que ver. Es un acto de mala fe y no fortuito”. Rousaud aseguró haber aprendido la lección: “Has de ir a morder y con el cuchillo, si no te comen”. Eso sí, no quiso, o no pudo señalar a nadie: “No puedo acusar a nadie de quién ha hecho o nos ha puesto la papeleta de Benedito en nuestras firmas. Puede que hayamos tenido un problema de custodia. Llegamos con 2.501 firmas y nos dicen que teníamos 2.510. Lo único que puedo decir es que somos honestos”.

Ante el cariz que estaban tomando los acontecimiento, Rousaud aseguró que desestimaron la posibilidad de fusionarse con la candidatura de Toni Freixa: “A las 10.30 me reuní con Freixa haciendo una propuesta de unión de precandidaturas. Acordamos que a las 18 horas valoraríamos la oferta. Como mapa electoral creíamos en alianzas entre precandidaturas para tener éxito. Yo creía que la mayoría de mis compañeros estaban de acuerdo con esta fusión con Freixa. Sabemos que molestamos y que nadie nos esperaba. Mis compañeros no aceptaron unirse con otro precandidato porque no querían que se les vinculara en alguna maniobra. Me sabe especialmente mal por Minguella. Rechazamos la fusión con Freixa por una cuestión de dignidad. Y eso que había gente en la precandidatura con muchas ganas de entrar en la junta directiva”.

Rousaud, que aseguró aún no haber decidido a quién votará, se mostró totalmente en contra de la propuesta de Jan Laporta sobre la emisión de bonos para sanear la economía del club: “¿Bonos? No me gusta. Un mecanismo para llevar a la privatización del club y que se acabe convirtiendo en una Sociedad Anónima. Podemos acabar en manos de un fondo de inversión de un magnate”.

Por último, dejó claro que la única opción de vencer a Laporta sería agrupando el resto de candidatos: “Teníamos los pies en el suelo y sabíamos que no íbamos a ganar, pero sé que molestamos, menos a uno. Cuanta más fragmentación de voto, favorece a un precandidato. Cuanto más se fragmenta el voto, más se perjudica a Font. Esto es de cajón. Éramos el invitado no esperado. Tuvimos en su día conversaciones con Font. No para una fusión, pero sí para otras posibilidades”.

Rousaud no pasa el corte y no será candidato

Tres precandidatos serán los que se proclamen este jueves candidatos a la presidencia del FC Barcelona: Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa. Los tres han logrado pasar el corte, que estaba fijado en 2.257 firmas, con cierta solvencia, sobre todo Laporta y Font, que llegaban con un colchón de firmas más que suficientes. Mucho más justo llegó Freixa, pero finalmente logró también el objetivo de pasar el corte. Pero quien se quedó finalmente en la cuneta fue Emili Rousaud, que se presentó el lunes en oficinas del club con una cantidad que ya hacía presagiar que pasaría dificultades para superar el listón: 2.510.

De hecho, las previsiones se han confirmado en el caso de Rousaud, ya que según adelantó ‘Catalunya Ràdio’, el precandidato no ha alcanzado las 2.257 firmas, al tener casi 500 firmas invalidadas. La cifra no es oficial, pero en todo caso, superará, y por mucho, el promedio del 10% de firmas anuladas, que es el porcentaje habitual, ya que estamos hablando de casi un 20% de firmas invalidadas.

Rousaud, que ha emitido esta misma tarde un comunicado hablando abiertamente de “guerra sucia”, se ha visto asimismo involucrado en los últimos días por la presencia de firmas de apoyo a Agustí Benedito entre las que presentó al club. El precandidato especuló con la posibilidad de que alguien las hubiera colocado de manera intencionada para desprestigiar a su precandidatura. No se descarta la convocatoria este mismo jueves de una rueda de prensa de Rousaud para explicar su postura.

En cualquier caso, la única realidad es que Rousaud quedará fuera este mismo jueves del ruedo electoral y sólo quedarán en liza tres opciones. Ahora está por ver si finalmente las elecciones, previstas para el 24 de enero, se aplazan o no. Esta decisión se tomará el viernes en una reunión entre el Barcelona, el Govern, Sanitat y Procicat. Ahora mismo, todos los ‘inputs’ apuntan que se aplazarán.

 

“Si no hay elecciones el día 24, será un fraude a la democracia”

Durante la presentación del programa económico de su proyecto de presidencia, Joan Laporta subió el tono de su exigencia para que la Generalitat no intervenga en el proceso electoral del Barça y no aplace las elecciones. “Sería un fraude a la democracia”, advirtió.

Laporta comenzó tranquilo y hasta propuso, aunque no sea partidario de la idea, que se amplíe a dos días el plazo de votación: “Soy optimista y creo que se confirmará la fecha de las elecciones del Barça. Depende de la Gestora y fue la Gestora la que lo fijó. Habrá que hacer excepciones con las restricciones de movilidad. Que el socio, con su certificado de responsabilidad y el carnet del Barça, demuestre que va a votar. A partir de aquí, todavía se podían adoptar si caben más medidas. Ya se ha contemplado hacer la votación durante algunos días. Creo que el colectivo de 40.000 o 45.000 personas que van a votar se pueden organizar en doce horas No soy partidario de ampliarlo, pero podría hacerlo. Se han fijado diez sedes. Distancia, ventilación, mascarilla…”.

Pero luego subió el tono: “Sería un fraude a la democracia si no hay elecciones el día 24. La Generalitat no debe intervenir en las elecciones. La vulneración del derecho de voto en una entidad privada que tiene un derecho democrático. Ya se convocaron las elecciones alargando al máximo los plazos, así que entiendo que se debe ir a votar ahora. El Barça necesita tomar medidas porque urgentes. El Barça no puede estar más tiempo con este desgobierno, se necesita una Junta directiva que asuma el liderazgo Nuestro espíritu es colaborar”.

Superliga

Joan Laporta echó un cubo de agua fría a la idea de la Superliga. En la presentación de su proyecto económico, mostró cierto escepticismo. No desechó el proyecto al que Bartomeu anunció que se había unido el Barça el mismo día que presentó la dimisión. Pero tampoco se le vio entusiasmado. Como ya explicó en la entrevista concedida a AS, se intuye que quiere darle una oportunidad a la UEFA. “Estamos abiertos a que nos lo expliquen con detalle (el proyecto de la Superliga) porque todo lo que sean más ingresos son bienenidos. Pero lo que pienso es que, por lo que ha pasado en la historia, siempre ha existido esta idea y nunca ha fructificado. Ahora parece que está avanzado y puede ser una realidad… Pero si no saliera, creo que será porque habrá una reacción de UEFA. Nosotros de lo que estamos convencidos es de recuperar peso en la FIFA, la UEFA y la ECA. Queremos participar activamente en las comisiones de trabajo. Sé que la idea de la SUperliga no sale de ahí, pero podríamos llevar allí el debate”.

Para explicar su programa económico, Joan Laporta se rodeó de Jaume Giró, miembro del equipo de la Junta directiva que lidera el proyecto; Joan Casas, ligado diez años al Col·legi d’Economistes de Catalunyta; y Alex Barbany, miembro de la consultora CBRE. Laporta anunció “una auditoria para conocer la situación real del club a nivel económica. Hay que saber cómo está la tesorería del club y nos servrá para hacer una prevsión del cierre de cuentas”. Laporta ya descartó a bote pronto que el Barça alcance los 791 millones de euros presupuestados para la temporada 2020-21. “Se basaba en que volvería el público al estadio y eso no será así”, advirtió. El calcula que el Barça se dejará por el camino un 15% más de ingresos y que a duras penas se llegará a los 650 millones de euros.

Laporta resumió el plan económico en dos ideas: “Garantizar la sostenibilidad económica dle club y, por encima de todo, mantener el modelo de propiedad para que el Barça siga siendo de sus socios”. Y volvió a mandar un mensaje de urgencia para que la Generalitat no aplace las elecciones: “Hay que aplicar el plan económico con urgencia. No se puede demorar más irreversible, Este reto se consigue remando todos en la misma dirección pero me gusta decir también que es necesaria la experiencia, Lo hemos hecho y lo volveremos a hacer. A esta Junta, los grandes retos le motivan”.

Jaume Giró llevó el peso de la explicación del proyecto. En su opinión, la economía del Barça empezó a quebrarse con lo que bautizó como “la maldición de la riqueza súbita”. esa maldición tiene que ver con los 222 millones de euros que el PSG dejó en la caja del Barça por Neymar. “A partir del año 2017, la masa salarial subió a los 500 millones. Se consolida un nivel de gasto brutal a raíz de la operación de Neymar”.

Laporta sale en la pole

Sólo cuatro precandidatos a la presidencia del Barcelona presentaron más de las 2.257 firmas necesarias para aspirar oficialmente a gobernar el club desde el próximo 24 de enero, fecha fijada a día de hoy para las elecciones del Barça a falta de una reunión clave entre el club y la Generalitat el próximo viernes. Fueron Joan Laporta (10.257), Víctor Font (4.710), Toni Freixa (2.821) y Emili Rousaud (2.510). Se abre ahora un plazo hasta el próximo jueves para que la Junta electoral valide las firmas. En las últimas elecciones, en 2015, hubo un 10% de media de firmas invalidadas. Eso significaría que la candidatura de Rousaud estaría en el aire.

Los otros precandidatos no pasaron el corte, pero abandonan la carrera con formas muy diferentes. Jordi Farré luchó hasta el final y transportó 2.082 firmas desde su sede en calle Numancia. Xavier Vilajoana, que hacía su primera intentona electoral en el Barça, presentó 1.967 firmas. Otros, como Agustí Benedito, no perdieron bien y ni siquiera presentaron las firmas en el club, lo que supone cierta alteración del proceso ya que las firmas que hubiera recibido no se podrán cotejar con las de otros precandidatos para comprobar supuestas duplicidades.

El primer corte confirma el favoritismo de Joan Laporta, presidente entre 2003 y 2010 y candidato derrotado por Bartomeu y el triplete en 2015. Laporta se presentó en ganador en el Camp Nou a las 17:00 horas con todo su equipo directivo. “Estoy emocionado. 10.257 firmas en pandemia es para agreceder por tanta movilización. Ahora les pido que me hagan presidente“, resumió. Laporta pidió, además, que la Generalitat no aplace las elecciones: “No tendría sentido que se suspendiesen, se tienen que celebrar. Se han fijado las sedes de votación. Nuestra candidatura está a favor de que se vote porque el Barça no puede estar más tiempo desgobernado, sin presidente y sin Junta. Y sería extraño que se suspendiesen las elecciones del Barça”.

Con Laporta en cabeza, Víctor Font se convierte en el principal outsider. Es el candidato que más tiempo ha invertido en preparar su proyecto y, exceptuando la gigantesca figura mediática de Laporta, ha obtenido resultado. Como en las primeras encuestas, aparece como segunda opción. Su estrategia está clara. Se presenta como el candidato del futuro frente a Laporta, de quien dice representar a los “nostálgicos”.

El escenario ideal para Font, sin embargo, no se ha producido. Al empresario de Granollers, siempre según los expertos, le convenía un cara a cara a Laporta. Sin embargo, y salvo invalidación de firmas, habrá dos aspirantes más en la carrera. Freixa, con un proyecto deportivo potente comandado por Lluís Carreras, es la tercera vía. Rousaud tiene detrás de su candidatura a Minguella. Es quien más nombres ha vendido (Neymar, Haaland). Sin embargo, ha sufrido para llegar al corte y está pendiente de la validación de firmas. Carrera electoral en marcha…, con el asterisco de la pandemia.

Las peñas del Barça pedirán el aplazamiento de las elecciones

Según informó SER Catalunya a través de su programa Què T’hi Jugues, la Federació de Penyes del Barça pedirá al presidente de la Junta Gestora, Carles Tusquets, el aplazamiento de las elecciones del Barça, en principio fijadas para el día 24 de enero. Toni Guil, presidente de la Confederació Mundial de Penyes del Barça, confirmó en el programa que tiene dudas de que, en la situación actual, se cumplan las condiciones para favorecer que vote el mayor número de socios. La gente tiene dificultades en esa situación. Ven dificultades para cumplir su derecho a voto. Nosotros planteamos la duda que nos genera esta fecha porque puede ir en contra de la participación. Los inputs que recibimos es que hay dificultades en gran parte del territorio y, desde al argumentario de que hay que facilitar más participación, hay que plantear esta cuestión. No está en nuestras manos esta decisión, pero nosotros debemos realizar esta reflexión”, explicó en la Cadena SER.

Catalunya vive en estos momentos un confinamiento municipal que podría dificultar el voto de socios en las distintas sedes preparadas. Y no sólo en territorio catalán. Los problemas podrían plantearse en las diez sedes fijadas para las elecciones: Barcelona, Tarragona, Girna, Lleida, Tortosa, Andorra, Madrid, Valencia, Sevilla y Palma. A lo largo de la semana, miembros de la Junta Gestora, los candidatos oficiales y el Procicat de la Generalitat se reunirán para tomar una decisión definitiva.

Benedito abandona y no piensa presentar las firmas en el club

Candidato en 2010 y 2015, Agustí Benedito, precandidato a las elecciones del Barça, ha anunciado este lunes que no hará acto de presencia a las 18:00 horas en las oficinas del Barça para presentar las firmas recogidas en su carrera para ser candidato oficial porque no las tiene. Benedito es el segundo precandidato, después del semidesconocido Pere Riera, que anuncia que no tiene las firmas y que no será candidato oficial. La presentación de firmas arranca esta tarde a las 17:00 horas.

Benedito, que había centrado su precampaña en la negación del Espai Barça (él proponía derrumbar el Camp Nou y hacerlo nuevo o construir un estadio en Sant Joan Despí), no ha conseguido su objetivo y no podrá repetir candidatura.

Lo más polémico de la retirada de Bendito es que ha decidido no llevar las firmas al club, lo que podría afectar en el proceso de validación de apoyos a los precandidatos, ya que podría haber firmas duplicadas que no se reconociesen si un socio hubiese apoyado a Benedito y otro candidato. La medida de Benedito ha sido muy criticada por otros precandidatos como Toni Freixa.

Joan Laporta: “La continuidad de Leo Messi es prioritaria”

Joan Laporta, precandidato a las elecciones presidenciales al Barcelona, ha concedido una entrevista a Goal.com en la que habla de sus planes si sale elegido, con Messi como epicentro.

Messi, en el nuevo estadio: “Me gustaría que el 125 aniversario lo pudiéramos celebrar en el nuevo Camp Nou y con Leo con nosotros. El tema del estadio no es fácil porque construirlo son dos años. Es más fácil el tema de Leo que el campo. Sería muy bonito llegar a esta efeméride con Messi, sería una buena traca final”.

Objetivo: convencerle: “Me llena de orgullo que él me diga que todo lo que le dije se cumpliera. Esto me da una posición y, si soy presidente del Barcelona, y ese es uno de los motivos, veré qué puedo ofrecerle dentro de las posibilidades del club en lo económico y en lo que le interesa a Leo, lo deportivo. Él quiere volver a ganar la Champions con el Barça y hay que hacerle ver que eso será posible”.

Imprescindible que siga: “Es muy importante, a nivel prioritario. Por el Barcelona pasaron grandísimos jugadores, los mejores en sus momentos, pero Leo es especial. Él salió de esta casa, es el mejor del mundo y seguramente de la historia, por lo que es tan sensible el tema, es tan bueno para el Barça, que tenemos que hacer lo que sea para mantener el idilio. Si no se produce habrá que seguir adelante y tarde o temprano deberemos aceptarlo. Tiene todavía un largo recorrido en el fútbol de élite pero a todos se les acaba la carrera deportiva pero el Barça continúa. Ya apuntamos con nuevos jugadores que piden paso, hay que dar confianza a la secretaría técnica y al entrenador para que cuente con los de casa”.

Estrellas: “Pienso en los jugadores que tenemos, en motivarles. En el Barça no hay temporadas de transición. Dejamos el club a un nivel muy alto y ver a Leo en San Mamés disfrutando con Pedri, verle sonreír es muy grande. Ver la luz del túnel a tanto desgobierno es interesante, cómo madura el proyecto deportivo, cómo Leo lidera, Dembélé ayuda, De Jong se está consolidando, Pedri combina bien con él, el otro día fue Ilaix Moriba con el primer equipo, suben Araújo y Mingueza, está Riqui… y a ver si Piqué, Roberto y Ansu regresan pronto. Creo que podemos aspirar a todo”.

Su entrenador y director deportivo: “Estoy preparado en el caso de que haya que hacer cambios en la estructura deportiva. Los profesionales saben que en el pasado dejé trabajar y di confianza a sus capacidades, ahora veo que hay mucho interés en venir a trabajar al Barça y ayudar para construir otra etapa gloriosa. Lo primero, no obstante, es ver lo que tenemos y en el caso de que haya que hacer retoques, estaré preparado. Son unas elecciones a media temporada y desde fuera no podemos, y este es un posicionamiento mío, estar dando nombres. No creo que sea bueno porque sé lo que puede legar a desestabilizar cualquier comentario puede desestabilizar en plena competición. Si digo jugadores subiré el precio y devaluaré los nuestros y si hablo de entrenadores desmotivaré al cuerpo técnico”.

Primera decisión como prsidente: “Saludar a los empleados del club, al comité de empresa y a todas las personas que están haciendo un trabajo extraordinario en un momento de desgobierno absoluto para motivarles. Eso incluye una salutación a nuestro cuerpo técnico y jugadores para decirles que hay un nuevo presidente y que viene a ayudar a que crean en ellos mismos”

Fichaje soñado: “Es la motivación. Es una prioridad que tengo, la motivación de retornar la alegría del barcelonismo”.

Emili Rousaud quiere que Maria Teixidor entre en su junta directiva

El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Emili Rousaud explicó que, si gana las elecciones del 24 de enero, le gustaría que la exdirectiva Maria Teixidor formase parte de su junta directivaAsí lo aseguró en un comunicado su precandidatura, en el que Rousaud se mostró esperanzado con la incorporación de la que fuera su excompañera en la junta directiva que presidía Josep Maria Bartomeu.

“Hizo un trabajo excelente y (Teixidor) fue el artífice de la profesionalización del fútbol femenino en nuestro club”, aseguró Rousaud en el comunicado. Teixidor, igual que Rousaud, dimitió en abril como directiva como consecuencia del denominado ‘Barçagate’, después de convertirse en la primera secretaria de la junta directiva de la historia de la entidad. Tras dejar el Barça, Teixidor tuvo una breve etapa como presidenta del Circuit de Barcelona-Catalunya, cargo del que dimitió 55 días después de tomar posesión.

Por otra parte, Rousaud también confirmó que, si es presidente, profesionalizará la sección de baloncesto femenina del club: “Queremos profesionalizar el equipo amateur que ya existe, y que el deporte femenino sea un eje diferencial del próximo mandato”. Este, según Rousaud, sería “un primer paso” para más adelante crear también secciones profesionales femeninas de balonmano, hockey sobre patines y fútbol sala.

Además, explicó que está trabajando para que el Barça femenino de fútbol “se convierta en campeón de Europa en los próximos años” y anunció la celebración de una día anual del deporte femenino del Barça durante la cual el equipo femenino de fútbol disputará un encuentro en el Camp Nou.

Toni Freixa: “Dos precandidatos se han reunido con Puigdemont”

Toni Freixa (1968) cita a As en una cafetería de la plaza Francesc Macià, cerca de la zona por donde se mueve en Barcelona. Es el primero de los precandidatos entrevistado que aparece sin su director de comunicación, síntoma de saber desenvolverse ante las preguntas de dos mundillos, el del fútbol y el periodismo, que maneja hace años. Considera que hay medios interesados en dirigir la campaña en una dirección. Pero dice que se está divirtiendo. “Mucho”.

-No se sorprenda por la primera pregunta. ¿Usted baila bien?

 -Hostia, no tengo ni idea. no sé. ¿Por qué?

-Porque, por lo visto, mucha gente quiere bailar con usted en estas elecciones… Se ve a Rousaud, a Font…

-(Risas). Hay ese nerviosismo en el entorno, pero yo tengo claras las ideas.

-Pero sí ha habido un acercamiento para tantearle.

-En estos días mucha gente hace llamadas. Pero a veces cuando llaman, llama gente del entorno y no de parte de una candidatura concreta. Pero te llaman, te piden, te sondean…Bienvenido sea, porque eso es un ambiente rico en el Barça. Hay movimiento.

-Pero es un asunto interesante por esa dificultad en conseguir las firmas.

-Es un trabajo complicado por el número de candidatos que hay, las fechas, la pandemia. No es fácil.

-A los que puedan pensar que Laporta es muy favorito a estas alturas, ¿qué les diría?

-Les diría que hay poderes mediáticos con interés en que esto sea así y son los altavoces que lo cuentan. Sin embargo, lo que hay que hacer es hablar con socios y darse cuenta de que eso no es así.

-¿Intereses mediáticos o intereses políticos?

-Mediáticos, políticos… Digamos que intereses ajenos al club. Cuando digo intereses mediáticos, digo que es el sector mayoritario que en Catalunya domina el discurso.

-¿Y qué elecciones tiene en la cabeza? Con cuántos candidatos y con qué necesidad de votos.

-Yo hago el diagnóstico y este es que el apoyo que tengo de los socios no cuadra en absoluto con el discurso mediático. Ahora, el pronóstico de los que pasarán el corte no me atrevo a hacerlo. Estamos a 40 días de las elecciones aún.

-¿Qué imagen cree que tienen de usted, la de ex directivo con Sandro Rosell, tertuliano?

-El de una persona que tiene conocimientos de Barça, experiencia de gestión y seny para llevar el club. Valoran mucho que haya respetado al club este tiempo, que no haya hecho campaña…

-Ha defendido mucho a Bartomeu y su Junta…

-Me he comportado como un socio que quiere que el Barça vaya bien y que pone el Barça por encima de todo. No he pensado en lo que me convenía. Toda mi vida he ejercido de socio cuando no he sido directivo y así me he comportado. Porque ese es otro tema importante. Hay directivos y expresidentes que cuando dejan de estar en la Junta, desaparecen, no van al campo, no participan…. Y sólo intervienen si les conviene. Yo vivo el barcelonismo y creo que el socio lo ha detectado. El socio del Barça sabe que soy del Barça. A veces, hay quien me dice que es muy evidente que soy del Barça. Pero ojo, a veces, eso que algunos dicen de “que son del Barça pero en realidad no lo son”… Pues eso se puede aplicar a algunos.

-Pero su discurso con Bartomeu ha sido bastante más crítico cuando se ha ido que cuando estaba.

-Sí, es verdad. Porque cuando está hay que ayudarlo. Las notas se ponen a final de curso. Yo creo que ya es suficientemente complicada la realidad del club para que los que tenemos altavoz critiquemos la gestión. Yo he querido defenderle de ataques externos, que hemos tenido muchos. Pero una vez ha terminado su mandato, hablemos. Ahora ya no vamos a hacer daño al club porque hablemos de Bartomeu, antes sí.

-¿Cuando habla de ataques se refiere al fuego amigo entre la familia barcelonista? Eso de unir el barcelonismo es imposible.

-Unir al barcelonismo sería posible si todo el mundo pusiese por encima de todo al Barça. No tengan dudas. Cuando hay desunión en el barcelonismo es cuando hay intereses distintos a los que puede tener el Barça. Pero eso lo han detectado en Madrid. Allí dice: “no os preocupéis, los catalanes nunca harán nada porque entre ellos mismos se pelearán. Eso es así.

-Pero ha habido errores, usted los ha vivido.

-Yo también levanté la voz. Y recordarán el pacto con la Fiscalía en el asunto de Neymar. Levanté la voz y tuve que hablar en los medios porque decían que yo había llevado la negociación de ese pacto y en absoluto había sido así. Si los directivos que habían fichado a Neymar decían que las cosas se habían hecho bien, había que ir hasta el final para defender al club.

Por tanto, ¿usted a Neymar no lo quiere de vuelta por aquí no?

Neymar es un grandísimo jugador y cuando estaba con nosotros era el segundo mejor jugador del mundo, pero con todo lo que ha pasado desde 2017 hasta ahora, tanto en su relación con el club, como en su rendimiento real, no potencial, en el césped… No es una operación que haya que plantearse.

-Unir al barcelonismo tiene que ver con acabar con los ismos, pero usted se ha mojado por el rosellismo. Ha dicho que fue la mejor época de la historia del club, entre 2010 y 2015.

-No, eso es constatar una realidad indiscutible. Es constatar que se han conseguido más títulos que en cualquier otra época, más ingresos que en cualquier otro mandato, que se afrontó una reforma en los estatutos, que se construyó la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí, recuperamos patrimonio, detuvimos un proceso de recalificación del Mini. De una deuda de 450 millones la bajamos a 200… Yo ya sé del discurso. Hay un discurso que quiere equiparar esa época a la última de Bartomeu y decir: se lo han cargado todo. Y eso, sufriendo una enfermedad durísima de Tito, que fue una sacudida total. Y sí, vino el Tata. Todo no se hizo bien…

-Pero ese ciclo memorable acabó en escándalo y dimisión.

Acabó en dimisión porque el presidente decidió dimitir. Con una querella puesta por un socio que acusaba de apropiación indebida en modalidad de distracción, cuando eso no era lo que había pasado. Y un socio del Barça se va a Madrid, a la Audiencia Nacional, y le lleva una querella. Entonces, la Audiencia Nacional te coge por delito fiscal y te empalan. Para luego, al final venir a Barcelona y pactar, que es de lo que me quejo. Lo único que sucedió en aquella etapa fue aquello. No es que pertenezca a un ismo, es que creo que el de Rosell fue el mejor mandato.

-¿Pero no es perder capital dejar ir a uno de los entrenadores capitales de la historia del Barça?

-Pep estuvo cuatro años aquí. Un ciclo de cuatro años es normal en el fútbol. Creo que, escuchando al propio Pep, él mismo dice que acabó porque había hecho todo lo que podía ya por el equipo y fue él quien decidió dar por cerrada la etapa. Porque nosotros queríamos que siguiera. En Múnich, de hecho, estuvo tres años. Luis Enrique aquí estuvo tres… Lo de Johan, ocho años, fue una excepción. Cuatro años es un ciclo normal.

-Se queja de los apoyos a Laporta, pero él sorprendió con una acción en Madrid, la lona. ¿Usted qué va a hacer para ser presidente del Barça?

-Pues tratar de hacer llegar a los socios nuestras propuestas. Esto va de que los socios sepan cuál es la mejor propuesta para el club, no consiste en otra cosa.

-¿Ve una campaña muy de postureo, de artificio? La pancarta, los tatuajes…

-Cada uno decide qué hace. Todos intentan tratar al socio de manera inteligente, y tienen su estrategia. Necesariamente, debe llegar el momento de debatir sobre temas profundos. Habrá un momento con debates y habrá que hablar de contenido. Nosotros lo estamos haciendo desde el primer momento.

-Usted presentó su candidatura en el Auditori 1899, en las instalaciones del Camp Nou. Se podría ver como continuismo. No es normal que se haga. ¿Es un derecho de socio?

-Eso mismo. El día 22 haré la presentación en la sala Roma. Y lo pagamos, y tenemos la factura. Prefiero que el dinero que gasto en la campaña sea para el club que para otro.

-¿Por qué no quiere hablar de Messi en la campaña?

-Porque no le hace ningún bien. Hablamos de alguien al que nadie puede prometer nada. Lo único que podría decirse abiertamente es: yo no quiero a Messi y le dejaré que se vaya. Y como no es mi caso, no lo digo. Todo lo demás que digamos es humo. Mejor dejarlo tranquilo. Cuando lleguemos al club habrá que gestionarlo de la mejor manera posible, y siempre poniendo por delante al club, incluso por delante del mejor jugador de la historia que es Messi. Ojalá pueda continuar con nosotros.

-O sea, prefiere evitar el tema.

-Es que no está en nuestros manos el futuro de Messi. La decisión es suya.

-Las palabras de Tusquets tampoco le sentarían muy bien cuando aseguró que hubiese sido mejor venderlo en julio. Sólo Rousaud ha dicho abiertamente que el sueldo de Messi es inasumible.

-La situación de Messi la conoce todo el mundo. Todos saben que acaba contrato. Hablar ahora no nos dará luz.

-Usted es muy futbolero y se habla mucho de directores deportivos: Cobos, Zorc, Monchi. ¿Por qué no salen directores deportivos del Barça?

-Hemos tenido buenos directores deportivos en Txiki y Zubizarreta. Más que nada porque se le dio una continuidad. En el club lo que hace falta es una idea clara y aplicar la idea sin complejo ni fisura. Lo que ha pasado en la última etapa no se puede tomar en serio, no por las personas que han estado sino por cómo se ha llevado. No podían diseñar nada si sólo estaban en un año. La gente que está con nosotros es clara exponente de la idea clara que tenemos. Lo comprobaréis el día 22.

-¿El director deportivo que tiene en la cabeza es ADN Barça?

-La estructura deportiva que tenemos en la cabeza es la que podrá desarrollar la idea que nos ha hecho ganar cuando la hemos aplicado. Una manera de jugar que permite dominar el balón con interiores, extremos abiertos…, circulación de balón, recuperación inmediata. Ese fútbol con el que, por cierto, la Selección ganó dos Eurocopas y un Mundial. Ese fútbol que nos ha hecho únicos en algún momento de nuestra historia y del que ahora nos hemos ido alejando. Hay que recuperarlo.

-Entonces el doble pivote de Koeman no le gusta…

-No entraré en detalles concretos de los técnicos. Si Koeman decide jugar así es porque considera que, con la plantilla que tiene, debe jugar así para conseguir los objetivos. Pero el asunto es que el club tenga claro que, sin que vengan 40 jugadores de fuera, se juegue de la misma manera.

-Con este perfil tan futbolero, ¿no le da miedo a usted mismo convertirse en un presidente-entrenador y ser intervencionista?

-No porque las personas que me acompañan, ya las verán, tienen la autoridad y el prestigio suficiente como para que eso no ocurra.

-Un caso como el de Riqui Puig, ¿cómo lo gestionaría?

-Mi vena futbolera no me la puedo sacar porque la llevo dentro. Evidentemente, tengo esa base pero llevo trabajando dos años con personas sobre  una idea. Y lo que yo podré hacer si se da el caso, es recriminarle a aquellos con los que pacté la manera de jugar si no la cumplen. Las personas que van conmigo estoy convencido de que la idea que tengo del Barça la cumplirá a rajatabla.

-¿Y es cruyffista?

-En términos de idea futbolística, absolutamente.

-¿Qué relación debe tener un presidente con un futbolista, cuál es el equilibrio perfecto? Hemos pasado en el Barça de Laporta, que casi llegó a ser amigo, a Bartomeu, que no podía entrar en el vestuario.

-El equilibrio está en ser honesto y decir la verdad. Ser honesto y cumplir lo que se dice. El jugador es una estrella del espectáculo y el presidente representa el club. Al jugador hay que darle las herramientas para que rinda pero él está bajo una disciplina. Si hay sinceridad, no debe haber problemas

-Pero los títulos dan poder.

-El futbolista nunca tiene la intención de mandar si ve que hay autoridad en el club. No es la idea inicial de un jugador. No conozco a ningún jugador que llegue a un club a mandar. Si mientras juega y, gana o no gana, se da cuenta de que allí no manda nadie, pues acaba ocupando un espacio que no le corresponde. Pero si hay una autoridad y una línea marcada, funciona. Y eso no quiere decir que haya que decirle siempre sí a un jugador. El problema del último periodo es que ha habido pánico a perder los jugadores. Se les ha dado todo y, encima, en esta última época se les ha dado todo y han acabado mal con los jugadores. ¡Es la paradoja! Imagine lo mal que se ha hecho.

-Los jugadores tampoco han estado al nivel…

-Yo no creo que sean los culpables de esta situación. El jugador te acaba cogiendo terreno si tú dejas que te lo coja.

-De usted se dice que es “elemento sospechoso” en el Palau. Por el tema de las secciones.

-Qué va. Voy mucho al Palau, sobre todo el baloncesto y al fútbol sala.

-Pero hay un sector de socios que siempre aboga por la supresión de las secciones.

No es mi caso. Es más, en nuestra candidatura hay una persona de Palau de toda la vida que está haciendo un proyecto precioso. Y tenemos sorpresas.

-¿Cree que hay una parte de interés político en estas elecciones? ¿Se puede diferenciar entre candidatos independentistas y no independentistas?

Hombre. Yo sé que hay dos precandidatos que se han reunido con Carles Puigdemont.

-Se refiere a Font y Laporta.

Como diría Núñez, eso lo dice usted. Yo no me he reunido con Puigdemont.

-¿Y con algún político?

Tampoco. Y por tanto, cabrá explicar por qué. Cabrá explicar el motivo de esta reunión y qué se pretende. Parece que yo tengo que dar explicaciones de cosas en las que no participo. Yo no lo sé. Yo seguro que no participo.

-Analistas opinan que el único elemento que pone de acuerdo al independentismo catalán, peleado entre él mismo, es Laporta.

-Pues ya está.

-¿Pero puede derivar por tanto en una cuestión política? Porque en Madrid se pregunta mucho sobre qué candidatos son independentistas y quiénes no.

-Es que es irrelevante si un candidato es independentista o no. En mi candidatura hay independentistas, no independentistas. Como pasa en la sociedad catalana. No creo que tengas que tener un posicionamiento político granítico cuando estás hablando de gestionar un club que tiene socios de todas las sensibilidades.

-¿Usted cree que debió jugarse el 1 de octubre de 2017 el Barça-Las Palmas?

-Hizo lo que no tuvo más remedio que hacer. No tuvo la complicidad de la Generalitat para suspender el partido, no recibió ningún informe de Mossos porque decían que se podía jugar. Actuaron con responsabilidad porque, según la Generalitat, se podía jugar con el campo lleno. Y evitaron un problema del orden público.

-Hablaba antes de los jugadores y de su poder. Muchos de ellos ampliaron el contrato y son larguísimos. ¿Cómo va a atacar esos temas?

-Lo que hay que hacer es gestionar la masa salarial para reducir el gasto en la medida necesaria de la reducción de impuestos. Según tengo entendido, la Gestora ha llegado a un acuerdo con los jugadores para diferir los pagos, no tanto para reducir. Si no hay ingresos para afrontar esos pagos, habrá que reducir los salarios. Y se hará con una negociación honesta y sincera. Y si no se soluciona, habrá que tomar medidas drásticas.

-¿Usted cree que jugadores como Alba, con contrato hasta 2024, Busquets (2023) o Piqué (2025) tienen recorrido en el Barça?

-Eso hay que analizarlo desde un punto de vista técnico y no me corresponde a mí pronunciarme. No lo tenemos suficientemente trabajado y lo deberíamos estudiar al llegar.

-Pero viendo el marco económico, es difícil fichar sin dinero.

-Imposible.

-Habrá que tirar, pues, con lo que hay.

-También tienes jugadores del B. Y no hay problema. Ahí están jugando Araújo y Mingueza. No pasa nada. No hay ningún jugador más importante que el Barça.

-Una pregunta que hacemos a todos los precandidatos es dónde ve al equipo a final de temporada, gane o no gane usted las elecciones. Saque la bola de cristal.

-Creo que este equipo, a pesar de todas las dificultades y las lesiones de Ansu, Piqué y de que nos estemos rehaciendo, puede disputar los tres títulos. No lo veo ganando el triplete pero no hay razón para pensar que no se puede ganar un título.

-¿Lo del 2-8 es tocar fondo o el fondo está más abajo de lo que imaginamos?

-Espero que sea tocar fondo. No he sentido nada parecido en mi vida. Bueno. Tal vez parecido en la final de Champions de Atenas en 1994, con el 4-0 en Milán. O en la de Sevilla, pero esa por la impotencia. Lo de Lisboa fue una sensación de que mi equipo no me da ninguna satisfacción en ningún momento del partido, de que te superan. Espero no volver a sentirlo nunca más.

-¿Espai Barça, sí o no? ¿Y ya o cuando se arregle la situación económica?

-El socio ya votó en 2014 para reformar el estadio y el entorno. El Nou Palau, el Estadi Johan Cruyff. Hay un proyecto de financiación que creemos que es bueno, tal vez mejorable. Por tanto, eso tiene que ir hacia delante. El Barça tiene que tener instalaciones de primer nivel y mejorar los ingresos. Y con el proyecto que hay, se triplican los ingresos del estadio. Hay que hacerlo, y hacerlo ya. Porque el proyecto de financiación de Goldman Sachs no pone en riesgo el patrimonio ni el proyecto deportivo. Recuperan el préstamo con el incremental de ingresos, una vez terminada la instalación.

-Pero entraría un elemento externo que mandaría mucho… Porque Goldman Sachs tendrá mando en la explotación. Sería un controlador.

-Esta es la parte negativa, efectivamente. Cuando un banco te deja unos dineros, te lo deja con una garantía, o participando en la gestión. Es un gran síntoma que confíen en que se hará la instalación.

-¿Goldman Sachs puede acabar exigiendo una subida en las cuotas de los socios?

-U otra pregunta. ¿Puede Goldman Sachs cargarse los abonos? Bueno… Habrá que leer la letra pequeña. Si eso no se tiene claro antes de empezar las obras y recibir el dinero, no lo haremos con Goldman Sachs, mejoraremos la financiación. Lo que no se puede hacer nunca es poner en peligro el modelo social del Barça. El socio y el club están por encima del proyecto de financiación de Goldman Sachs. Pero sería el colmo que la anterior Junta hubiese firmado con Goldman Sachs eso que me preguntan.

-Una última curiosidad. ¿Por qué exagera tanto su papel de agitador en la conspiración arbitral contra el Barça y que el Madrid roba?

-No es impostado. A lo mejor soy muy forofo. Pero es lo que veo clarísimo. Es más, le diré que me controlo. Veo unas cosas que me como la tele, en serio. Lo del final de la temporada pasada… Pero claro, como durante siete u ocho jornadas pasa lo mismo, pues llega un momento que a la quinta de las ocho, se te olvida. Pero es, insisto, escandaloso. Y luego sale el presidente de LaLiga y nos dice que el VAR ha cambiado desde que Florentino llamó a Rubiales…Entonces, esa llamada de Florentino a Rubiales, ¿qué le dijo?. Claro, es que es un absoluto escandaloso.

-¿Entonces el día que sea presidente y se siente con Florentino le va a decir que el Madrid roba?

-Hombre, con estas palabras no… Pero le voy a decir: lo vas a tener más difícil. No vas a tener un aliado.

-Lleva mucho tiempo en el fútbol. Los árbitros responden más al jabón que al palo.

-La gestión se debe hacer en varios ámbitos. Una gestión elegante, una gestión más política, una más profesional, y otra más quinqui. ¡Y se han de hacer todas!