Achraf baja a la tierra

Hasta la fecha, Achraf Hakimi había sido el mejor jugador del PSG esta temporada de largo. El internacional marroquí se había erigido como un avión en la banda derecha e incluso le había dado puntos a su equipo, como en la victoria in extremis el 22 de septiembre contra el Metz. Sin embargo, ayer, contra el Rennes, el exjugador del Real Madrid sufrió bastante y quedó expuesto en defensa ante la velocidad de los extremos rivales.

Aunque ante el Manchester City, Achraf había contenido a Grealish, precedido por el gran trabajo en las coberturas de Ander Herrera, que ayer no jugó de titular, frente al Rennes la historia fue bastante diferente. Sulemana, extremo izquierdo del conjunto bretón de tan solo 19 años, fue una pesadilla para el lateral, que no tuvo ayudas en ningún momento de Di María y que sufrió para contener la velocidad del ghanés. De hecho, el 1-0 del Rennes se origina por su banda, en un gran centro de Sulemana que remató Laborde anticipándose a Nuno Mendes.

Frío en ataque, débil en defensa y, sobre todo, contenido en todo momento por las acometidas de Sulemana, Achraf sigue dejando dudas defensivamente cuando el PSG juega con defensa de 4. El lateral derecho de los parisinos se siente más cómodo en un sistema de tres centrales en el que actúa como carrilero (en el Inter y Dortmund brilló así), siendo el aspecto defensivo una de las asignaturas pendientes para pulir totalmente su potencial.

A pesar de la actuación de Achraf ante el Rennes, en París siguen encantados con el rendimiento del jugador. Lo de ayer se puede considerar un accidente, ya que fue la primera derrota de la temporada para el PSG. Sigue siendo junto a Ander Herrera el mejor parisino de la temporada y la banda derecha está a buen recaudo para afrontar los partidos importantes del curso.

“¿Zidane? Lo que pasó en 2020 no tiene nada que ver con él”

Achraf concedió una entrevista a L’Equipe en la que repasó su pasado en el Madrid, su carrera, sus mejores momentos y cómo ha vivido estos primeros meses en el PSG. 

Cuando escuchas que eres el mejor lateral derecho del mundo, ¿qué piensas? ¿Se siente bien, ejerce presión?

Me hace sentir feliz y orgulloso, me dan ganas de seguir trabajando para superarme, estar en la cima y hacer que la gente siga diciendo cosas buenas de mí.

¿Y tienen razón en que eres el mejor lateral derecho del mundo?

(Ríe) No, no lo sé… Digamos que trabajo duro para ser lo mejor que puedo ser.

Teniendo en cuenta tu currículum y tu trayectoria, rápidamente pensamos que tienes 25 o 26 años…

No, yo tengo 22 años. Aún soy joven ! (Ríe)

¿También sientes que eres mayor que eso?

(Duda) En ciertos aspectos, sí: he jugado en bastantes grandes clubes, los mejores en varios países, eso me da cierta madurez y la condición de jugador experimentado. Pero en otros, todavía soy un niño. Un niño que vive sus sueños y que quiere disfrutarlos. Y todavía tengo mucho que aprender.

¿Cuál fue el punto culminante de su joven carrera? Está el día de 2017 en el que Zidane anuncia su convocatoria al primer equipo…

Sí, eso forma parte. Estaba con unos amigos, sentado en un banco frente a la casa charlando y ahí suena el teléfono y es… ¡Zidane! Me dice que voy a jugar, cuando no me lo esperaba. Desde entonces, ha habido muchos más: el día que levanté la Champions League, por supuesto, el título de la Serie A (en mayo), mi primer partido con la selección, luego el Mundial de 2018 cuando era muy joven y Marruecos no jugaba un Mundial desde hacía veinte años… Y ahora firmar aquí con todos estos grandes jugadores… ¡Qué sueños se hacen realidad! Cuando jugaba de pequeño, en el barrio, nunca me lo hubiera imaginado. Sobre todo porque, como dices, esto es solo el comienzo, todavía tengo mucho que dar.

¿Y tu relación con Zinédine Zidane? Te hizo debutar, pero en 2020, cuando era entrenador, pensamos que te ibas a quedar en el Real y te vendieron al Inter…

Le tengo un respeto inmenso y mucho cariño. Confió en mí, me permitió jugar en un equipo increíble con el que gané la Champions. Aprendí mucho de el. Lo que pasó en 2020 no tiene nada que ver con él. Estos son otros aspectos, ligados en particular al Covid y el Real Madrid, que me hicieron irme. En ese momento tuve una conversación con él que permanecerá entre nosotros. Él pensaba de manera diferente.

Eres muy amigo de su hijo Luca…

Desde mi primer día en el Real, él estuvo allí, subimos categorías juntos, nació una gran amistad. Es como un hermano, nos vamos de vacaciones juntos.

¿Por qué no hablas francés?

Nací en España y en casa hablábamos árabe. El francés es un idioma que me encanta, lo escucho en la selección. Lo entiendo bastante bien pero lo hablo muy mal (se ríe). Doy clases para aprenderlo.

¿Por qué eligió fichar por el PSG en lugar del Chelsea, campeón de Europa la temporada pasada?

Cuando recibí estas dos ofertas, tuve la intuición de que tenía que venir a París, que allí iba a ser feliz. El PSG es un gran club y aprecié lo mucho que la gente de aquí parecía quererme y desearme. Y tuve la suerte de que mi llegada fuera acompañada de grandes traslados. Ya estoy seguro de que no me equivoqué, me siento bien, tenemos un equipo de ensueño y estoy feliz de formar parte de él.

¿Qué te dijo Mauricio Pochettino antes de firmar por el PSG?

Que le gustaba mi forma de jugar y que iba a aprender mucho de él. Nos llevamos bien durante esta conversación. Es un entrenador que me gusta: le gusta dominar los partidos gracias a la posesión del balón y jugar muy al ataque. Hace unos años ya me quería en el Tottenham. Tiene una forma de gestionar y jugar con sus equipos que puede ayudarme a progresar. Necesitaba un entrenador que me diera confianza y libertad para atacar.

Solías decir que eres “un lateral con alma de atacante”.

Yo soy un lateral tanto ofensivo como defensivo. Sí, me gusta mucho atacar pero también sé que tengo que estar muy presente defensivamente. Este es un aspecto que estoy mejorando constantemente y sobre el que me siento cada vez mejor.

¿Qué aprendió de Conte?

En el Inter, Conte me dijo que quería hacerme un jugador más completo. Tenía razon. Durante todo el año trabajamos mucho juntos: miramos videos, hicimos entrenamientos individualizados. En táctica, me hizo progresar mucho. Me enseñó cosas sencillas para mejorar mi posicionamiento, mi agresividad. Hoy, para mí, defender es un placer: cuando tengo éxito en una buena acción defensiva, me da tanta satisfacción como dar una asistencia. De la misma manera que ahora se pide a los porteros que jueguen a con el pie, creo que soy un lateral moderno.

Su ídolo es Marcelo…

Antes de compartir vestuario con él, me interesaba mucho su forma de jugar, su visión del fútbol y de la vida. Para él el fútbol es un juego, como para mí, empezó jugando en su barrio y a lo largo de su carrera mantuvo el mismo placer, lo que le permitió convertirse en el mejor lateral izquierdo del mundo y ganar tantos títulos. Ver el fútbol como algo divertido es la clave para no estar bajo presión. Y luego es un lateral espectacular que, con todas sus cualidades, podría haber jugado de número 10. Al codearme con él, conocí su personalidad, su forma de controlar el balón, de centrar…

¿De dónde viene tu velocidad supersónica?

(Sonríe) No lo sé. En la escuela, cuando hacíamos sprints o cross country, siempre terminaba primero o segundo. Rápidamente me di cuenta de que era rápido y duro. Por las tardes comencé a practicar atletismo. Era solo un hobby pero mejoré un poco más mi velocidad. Me es útil hoy en el fútbol. En todos los clubes en los que he estado, era el más rápido del equipo.

¿Eres más rápido que Mbappé?

(Se ríe) Tendremos que ver, todavía no hemos intentado correr uno contra el otro. También es muy rápido. En cualquier caso, es un plus para el equipo: aprovechar nuestra velocidad puede ayudarnos a ganar partidos.

Tu complicidad con él ya es evidente…

Ocurrió de forma natural, desde el primer día. Somos jóvenes (ambos nacieron en 1998), tenemos muchas cosas en común, nos divierten las mismas cosas. Esta amistad nos hace mejores y nos ayuda a ser complementarios en el campo.

Por el lado derecho, también coincide con Messi. ¿Cómo reaccionó ante su fichaje en París?

Que Messi se vaya del Barça, como todos los demás, no me lo esperaba. Y cuando escuché que venía aquí, ¿qué puedo decir? ¡Un sueño para mí! Jugué con muchos grandes jugadores  ¡y el único que eché de menos fue Messi! Estoy orgulloso de evolucionar con un futbolista tan bueno. Para progresar, prestaré atención a cómo entrena, cómo juega. Hará crecer el equipo y cada uno de los jugadores que lo integran. Hablamos el mismo idioma, además, poco a poco nos vamos conociendo. ¡Y construir una relación técnica con él es fácil! ¡Le doy la pelota, corro y la pondrá donde le corresponde! (Se ríe) Me sorprendió su forma de comportarse, es sencillo, callado.

“Me sorprendió la forma de comportarse de Messi…”


Achraf

Dijiste que nunca hubieras soñado con una carrera así. ¿Cómo era tu infancia?

Tuve una infancia feliz, nunca me faltó el cariño pero hubo momentos difíciles. Mis padres lucharon por brindar lo mejor para nosotros, mi hermano, mi hermana y yo. Salieron de Marruecos para vivir en España, tuvieron que aprender un nuevo idioma. No hicieron muchos estudios y trabajaron mucho (su madre era una señora de la limpieza y su padre un vendedor en los mercados) para comprarnos ropa, útiles escolares, llevarnos a entrenamientos que quedaban lejos… Hicieron tantos sacrificios… Todo esto me hizo más independiente, más fuerte, me empujó a trabajar duro para mí pero también para ellos. Estoy orgulloso de poder ayudarlos a vivir más cómodamente.

¿El fútbol siempre ha sido tu pasión?

Siempre quise ser futbolista. Me pasé la vida jugando debajo de mi casa de Getafe, donde nací y crecí, las paredes pintadas servían de jaulas, siempre teníamos un balón en los pies. Estaba loco por el fútbol, los jugadores, todavía lo estoy. Iba al centro de entrenamiento del Getafe a pedir a los jugadores fotos o sus zapatillas. Un año, hubo un marroquí llamado Abdelaziz Barrada. Tengo una foto con él que salió en la web no hace mucho. Él está en el coche y yo estoy en la puerta de al lado, un niño, encantado. Esta foto me marcó porque lo adoraba, jugaba en la selección nacional, era espectacular. ¡Lo vi en la televisión y me encuentro posando con él! Estos momentos quedaron grabados, recuerdo lo feliz que me hicieron. Cuando veo niños aquí o en Marruecos que me quieren y quieren una foto conmigo, me identifico conmigo mismo.

Te defines como un jugador de barrio aunque te uniste a la Real a los 7 años …

Sí, incluso cuando era niño en el Madrid seguía jugando con mis amigos en el campo del barrio. El barrio te da la inteligencia para jugar, una pequeña chispa, algo que te empuja a ser lo más rápido posible. Tienes que pensar rápido, ser el más inteligente, el más rápido, porque en el fútbol de barrio, ¡todo el mundo quiere el balón! Y todo el mundo sueña con ser futbolista, así que hay que marcar la diferencia. Gracias a Dios, recibí un regalo y luego supe aprovechar mi oportunidad. Soy un niño privilegiado y feliz que está viviendo el sueño de todo niño. Por eso me gusta sonreír: le sonrío a la vida porque la vida me sonríe. Cuando juego, trato de ser como cuando me estaba divirtiendo en el vecindario. Hacer fútbol, donde quiera que esté, ante todo divertido.

¿Cómo describiría su relación con el Real Madrid? Te entrenaste allí pero nunca te impusiste realmente…

El Real Madrid es el club de mi infancia, ese gracias al que estoy hoy aquí, en el PSG, ¡haciendo una entrevista! Me sacó del barrio, aprendí los valores del fútbol, me construyó como hombre también. Allí estuve más de doce años, le tengo mucho agradecimiento a este club. Por el momento, no he tenido la oportunidad de triunfar allí, nunca se sabe cómo será el futuro. Hoy, lo único que importa es París, obviamente estoy muy motivado para lograr grandes cosas con esta camiseta.

¿Por qué eligió la selección de Marruecos en lugar de España?

Mi cultura es marroquí: en casa hablamos, comíamos marroquí, yo soy musulmán practicante. Vi los partidos en Marruecos con mi padre, quien me contó mucho sobre los grandes jugadores de este país. La primera convocatoria con Marruecos llegó cuando tenía 14 años, no tenía mucho en qué pensar. Posteriormente hubo contactos con España pero siempre me gustó jugar con la selección marroquí. Allí fui muy bien recibido, me siento bien allí.

Hay una gran comunidad marroquí en Francia. ¿Contaba este verano?

Sí, una de las razones por las que vine a París es la comunidad árabe musulmana que hay aquí. Sabía culturalmente que me iba a sentir como en casa. Y dados todos los mensajes que recibí, ¡sentí que me querían aquí!

¿Cuál es el secreto del PSG para ganarlo todo esta temporada?

Como ex del Madrid, sabes que juntar estrellas en un proyecto galáctico no garantiza el éxito… Tienes que ser un equipo dentro y fuera de la cancha. Ayúdense unos a otros, corran unos por otros. Así es como terminamos levantando trofeos. La gente a veces piensa al ver una plantilla con grandes nombres que ya es suficiente pero no, se necesita la implicación de cada jugador, un equipo donde todos ataquemos juntos y donde todos defendamos juntos.

Pero con todas estas estrellas ofensivas, tendrás que defender más que nunca…

Lo que nos hará ganar es el compromiso colectivo. Sí, a veces tendremos que correr un poco más pero es por el bien del equipo. Tenemos un gran grupo para hacer una gran temporada. Todos los jugadores parisinos quieren hacer historia con este equipo que está en proceso de construcción. Esto es solo el comienzo, llegaremos allí, estoy seguro.

Achraf le da la victoria al PSG

Como ante el Lyon el domingo, el PSG volvió a ganar en el último minuto en un final de infarto en Metz. Los parisinos vencieron gracias a un gran gol de Achraf, que también hizo el 0-1 en la primera mitad y confirmó la octava victoria consecutiva de los de Pochettino, que volvieron a tener un partido irregular en defensa y dejaron bastantes dudas.

Sin Messi, pero con Neymar y Mbappé y, en un partido en el que Keylor volvió a la titularidad, el PSG viajaba al campo del colista de la Ligue 1, que fue un juguete roto durante 20 minutos ante el conjunto parisino. Los de Pochettino se adelantaron en el minuto 4 y tuvieron ocasiones muy claras para sentenciar a un equipo que fue creciendo con el paso de los minutos y empató por medio de Kouyaté a balón parado antes del descanso. Keylor evitó el 2-1 instantes después, en un mano a mano con Gueye que sacó el tico de forma milagrosa.

Los problemas defensivos del PSG persistieron en la segunda mitad, a tal punto que hubo un momento en el encuentro en el que llegó a estar más cerca el 2-1 que el 1-2 en favor de los parisinos. Obligado a reaccionar, Pochettino dio entrada a Di María para intentar que combinara más con Neymar y Mbappé, pero el partido seguía muy cerrado. Bronn acabó expulsado en el descuento y Achraf, desatado durante todo el encuentro, marcó el 1-2 en el último minuto para darle la octava victoria seguida en la Ligue 1 al PSG.

Del resto de la jornada, cabe destacar la derrota del Niza en el campo del Lorient, la gran victoria del Lyon por 3-1 contra el Troyes o el empate del Marsella en su visita al campo del Angers, que provoca que los de Sampaoli se alejen todavía más del PSG en la lucha por el liderato.

Cambios

Di María (64′, Wijnaldum), Ander Herrera (64′, Rafinha), Nicolas de Preville (65′, Ibrahima Niane), Sikou Niakate (66′, Papa Ndiaga Yade), Farid Boulaya (66′, Lamine Gueye), Draxler (80′, Nuno Mendes), Boubacar Traore (92′, Pajot)

Goles

0-1, 4′: Achraf Hakimi, 1-1, 38′: Kiki, 1-2, 94′: Achraf Hakimi

Tarjetas

Arbitro: Jeremie Pignard
Arbitro VAR: François Letexier
Papa Ndiaga Yade (18′,Amarilla) Digbo Maiga (67′,Amarilla) Nuno Mendes (68′,Amarilla) Dylan Bronn (72′,Amarilla) Fabien Centonze (90′,Amarilla) Dylan Bronn (90′,Roja) Neymar (96′,Amarilla) Oukidja (96′,Amarilla

Clasificación

Doppelpack Hakimi: PSG siegt schon wieder in der Nachspielzeit

Zum zweiten Mal innerhalb von drei Tagen hat Paris St. Germain durch ein Tor tief in der Nachspielzeit gewonnen. Beim Tabellenletzten aus Metz rettete Achraf Hakimi mit der letzten Aktion dem Star-Ensemble die perfekte Bilanz in der Ligue 1. 

Treffer kurz vor Toresschluss: Paris St. Germain bejubelt das 2:1 durch Achraf Hakimi.

Treffer kurz vor Toresschluss: Paris St. Germain bejubelt das 2:1 durch Achraf Hakimi.

AFP via Getty Images

Wirklich nichts hatte zu Beginn auf eine derart enge Angelegenheit hingedeutet. Auch ohne den verletzten Messi, der sich beim 2:1 über Lyon am Sonntag offenbar eine Knochenprellung im Knie zugezogen hatte, überrannte der Erste den Letzten in der Anfangsphase nach allen Regeln der Kunst. Folgerichtig ging der haushohe Favorit auch schnell in Führung: Nach einem überragenden Steilpass von Neymar konnte Metz-Verteidiger Udol Icardis Lupfer noch von der Linie kratzen, den Nachschuss von Hakimi erreichte er aber erst dahinter – die Torlinientechnik gab dem Referee das Signal für das 1:0 des Star-Ensembles (5.).

PSG verfällt plötzlich in Lethargie – und kassiert den Ausgleich

Auch in der Folge ging es für die Hausherren oft zu schnell, vor allem den auf der Zehner-Position extrem spielfreudig agierenden Neymar bekam Metz nicht ansatzweise in den Griff. Alleine Mbappé (10., 12., 22.) hätte das Spiel schon früh entscheiden können, agierte aber im Abschluss viel zu nachlässig. Das hätte Metz fast spektakulär bestraft, Dianes wunderbarer Fallrückzieher flog nur knapp vorbei (24.).

PSG zeigte sich offenbar beeindruckt von diesem Kabinettstückchen, der Fallrückzieher war der Auftakt für eine Phase, in der der Letzte gegen den Ersten plötzlich das aktivere Team war – und sich nicht ganz unverdient dafür belohnte: Kouyaté köpfte eine Gueye-Ecke zum überraschenden Ausgleich ein (39.). Und zur Pause hätte der krasse Außenseiter gegen nun seltsam lethargische Pariser sogar führen können, führen müssen – Gueye scheiterte mutterseelenalleine vor Navas am stark reagierenden PSG-Keeper (45.).

Mbappé sorgt für Beinahe-Skandal

Der Halbzeitpfiff tat dem Favoriten gut, nach dem Seitenwechsel übernahm PSG wieder das Ruder – ohne dabei so spielfreudig zu wirken wie noch in der Anfangsphase. Viel lief über Neymar, der mit einem Flachschuss nur knapp die erneute Führung verpasste (57.) und eine gute Chance von Hakimi glänzend vorbereitete (65.). Vieles blieb aber brotlose Kunst beim Vizemeister des Vorjahres – und wie im ersten Durchgang ging PSG auch Mitte des zweiten Abschnitts der Zug zum Tor verloren.

Viel passierte nicht vor dem Metz-Tor, nur eine Szene sorgte für große Aufregung: Nach einer Verletzungsunterbrechung sollte Mbappé den Ball zu Metz zurückspielen, lupfte ihn aber beinahe über Keeper Oukidja hinweg, der mit einer herausragenden Parade noch größere Diskussionen verhinderte (83.). 

Mit der letzten Aktion: Hakimi schießt PSG doch noch zum Sieg

Ansonsten blieb auch die Einwechslung Draxlers (81.) wirkungslos, das noch sieglose Metz war dicht dran, den überraschenden Punkt ins Ziel zu retten, schwächte sich aber selbst: Kapitän Bronn sah wegen Ballwegschießens Gelb-Rot (90.+1) – und mit der letzten Aktion des Spiels schlug PSG wie schon gegen Lyon dann doch noch zu. Neymar verlagerte mit einem blitzgescheiten Pass nach rechts zu Hakimi, der in die Mitte zog und mit links ins lange Eck traf (90.+5).

Tore und Karten

0:1
Hakimi (5′)

1:1
Kouyaté (39′)

1:2
Hakimi (90′)

Tore und Karten

0:1
Hakimi (5′)

1:1
Kouyaté (39′)

1:2
Hakimi (90′)

FC Metz

Yade (19. ), Maiga (68. ), Centonze (90. + 1 ), Oukidja (90. + 7 )

Paris St. Germain

Nuno Mendes (69. ), Neymar (90. + 7 )

FC Metz

Bronn (90. + 1 )


FC Metz

Metz


FC Metz

Metz

Aufstellung

Einwechslungen

Reservebank

Trainer:


Paris St. Germain

Paris SG


Paris St. Germain

Paris SG

Aufstellung

Einwechslungen

Reservebank

Trainer:

Pochettino

Schiedsrichter-Team

Jeremie Pignard

Schiedsrichter-Team

Jeremie Pignard

Spielinfo


Stadion

Saint Symphorien

Spielinfo


Anstoß

22.09.2021, 21:00 Uhr


Stadion

Saint Symphorien Metz


Eckenverhältnis

3:3

Die Bilanz des Hauptstadtklubs bleibt damit also doch makellos, in der Ligue 1 stehen sieben Siege in sieben Spielen zu Buche – und der Vorsprung auf Verfolger Marseille (0:0 Angers) wächst ebenfalls an. Am Samstag (21 Uhr) empfängt Pochettinos Team dann Montpellier.

Palos a Messi… y a Pochettino

El debut de Leo Messi en el Parque de los Príncipes, además de dejarnos para la memoria la imagen del cambio del argentino en el tramo final, nos ha las primeras críticas de los medios de París al rosarino. El diario Le Parisien, boletín prácticamente oficial del conjunto parisino, tituló ayer una noticia refiriéndose a Messi como “intermitente” tras no haber conseguido marcar ante el Olympique de Lyon.

El exjugador del Barcelona fue de más a menos, a tal punto de ser sustituido por Pochettino. Aunque a priori parecía una decisión técnica, el cambio se debía a unas molestias en la rodilla izquierda que arrastraba desde el Venezuela-Argentina del 3 de septiembre. “Messi se está marchitando. Cabeza cada vez más baja, camina y ya no pesa en el juego”, subrayaba Le Parisien en sus columnas para hablar del partido de Messi ante el Lyon.

Messi estuvo a un paso de estrenar su casillero el domingo, pero una gran parada de Lopes en la primera parte, además del larguero en un gran disparo de falta del argentino, lo evitaron. Mañana, contra el Metz, colista de la Ligue 1, el vigente campeón de la Copa América con Argentina tiene una oportunidad de oro para reivindicarse y comenzar a escribir su historia en París.

Pochettino, decisiones complicadas

Como a Messi, Le Parisien también ha tenido palabras para Pochettino, al cual consideran “atrevido” tras alinear a los cuatro fantásticos en ataque ante el Lyon y también por la gestión de la competencia entre Donnarumma y Keylor Navas. Respecto al cambio de Messi, el rotativo parisino subraya que el entrenador pudo sustituirle para hacer ver que no se arruga ante nadie en el vestuario, aunque la decisión fue simplemente tomada por precaución. Ante el Brujas, Pochettino no titubeó para quitar a Paredes y Wijnaldum al descanso, así como poner a Kehrer de titular en el lateral derecho contra el Lyon, en un mensaje a Achraf de que no puede relajarse en la banda derecha.

Escudo/Bandera PSG

Con Donnarumma y Keylor Navas, en Francia se siguen preguntando cuál es el patrón que está siguiendo Pochettino a la hora de alinear a uno u otro. El técnico está cumpliendo a rajatabla lo que dijo hace dos semanas, es decir, tomar las decisiones antes de cada partido en función de los estados de forma. El italiano ha disputado los dos últimos partidos en la Ligue 1, mientras que Keylor ha sido titular en el único partido de Champions. Según LÉquipe, para Pochettino, el liderazgo de Keylor Navas es indiscutible y, en su mente, el costarricense sigue siendo el titular.

Sin Ramos y sin Verratti al 100%, Le Parisien también ha excusado a Pochettino, del cual no se puede todavía enjuiciar nada porque apenas ha tenido dos partidos con Messi, Neymar y Mbappé y porque, a 21 de septiembre, todavía no ha podido alinear a su equipo titular al completo. Sin embargo, las últimas decisiones han sembrado dudas en la capital francesa y la temporada la decidirá el tipo de gestión que haga el técnico en un vestuario plagado de estrellas y con bastante ego.