España recibe hoy 201 vuelos de Reino Unido

La nueva cepa del coronavirus descubierta en Reino Unido está poniendo a todo el planeta en vilo a la espera de descifrar con precisión cómo puede afectar a la llegada de la vacuna y a los contagios. Mientras tanto, once países han optado ya por impedir la llegada de viajeros procedentes del país, y entre ellos no está España, que va a recibir hoy 201 vuelos.

AENA tiene en su programación de hoy lunes 21 de diciembre 201 vuelos previstos entre Reino Unido y los aeropuertos españoles, ya sea para ir allí o para venir. De momento no se han producido cancelaciones de vuelos y España no ha prohibido que se produzcan los viajes a ese destino, de manera que todo sigue con el ritmo habitual.

El Gobierno de España renunció ayer domingo a actuar igual que lo han hecho otras potencias europeas. Lo único que anunció fue que se reforzarían los controles de pruebas PCR a los viajeros procedentes de Reino Unido y también los controles de verificación, pero sin cerrar fronteras.

Casi 300 vuelos recibidos durante el fin de semana

Mientras España asegura tener controlada la situación con los controles pertinentes en puertos y aeropuertos con el refuerzo de los mismos, antes de ello ya se han estado recibiendo vuelos durante el fin de semana, en concreto al menos 277. Y de estos, 132 lo han hecho desde Londres.

Preocupa más la situación de Canarias, principal destino desde Reino Unido, pues durante estos dos últimos días han aterrizados en las islas 153 vuelos, en los aeropuertos de Tenerife Sur (55), Lanzarote (50), Gran Canaria (25) y Fuerteventura (23). Y muchos de ellos procedentes de zonas golpeadas por la nueva cepa como Bristol, Southend o Exeter.

En la Península, es en Málaga donde llegan más británicos. En las últimas 48 horas, han llegado 17 vuelos directos desde Londres y 31 en total desde el país. Le siguen Alicante, Madrid, Murcia, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Santander, Santiago de Compostela y Bilbao.

Respuesta a nivel europeo

Países Bajos, Bélgica, Italia, Alemania, Francia, Irlanda, Austria, Portugal, República Checa y Bulgaria ya han anunciado sus medidas para prohibir la llegada de viajeros desde Reino Unido. También lo hará Grecia, sin prohibición pero con una cuarentena de siete días a todos los que lleguen de allí.

España, además del refuerzo en sus controles, pidió ayer a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, “una respuesta comunitaria”, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Ya hay miembros de la clase política perteneciente a la oposición, como Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, que han manifestado su punto de vista, presionando al Gobierno para que reaccione lo antes posible.

No obstante, el Gobierno de Pedro Sánchez prefiere esperar a las indicaciones que se den desde la UE.

El divertido y arrogante comentario de McGregor en la aduana del aeropuerto

Conor McGregor ha tenido una semana movidita. El luchador, cuyo regreso al octágono está fechado para el próximo 23 de enero contra Dustin Poirier, fue retado públicamente hace unos días por el famoso YouTuber Jake Paul, que ya demostró su capacidad para manejarse en el ring durante la previa del Mike Tyson y Roy Jones, cuando venció por K.O. al exjugador de la NBA Nate Robinson. La estrella de Internet manifestó haber enviado al equipo de The Notorious una oferta de 50 millones de dólares para que este acceda a combatir contra él.

McGregor se ha abstenido de responder al desafío de Paul, que en su empeño por recabar la atención del irlandés, ha continuado apretándole las tuercas, acusándole de estar “asustado” y mandándole mensajes provocativos (con burlas a su pareja, Dee Devlin, incluidas) a través de las redes sociales. Pero McGregor, de momento, no ha entrado al trapo. Lo que sí ha hecho es dejar claro que su confianza en sí mismo sigue estando por las nubes, como ha evidenciado en una de sus últimas publicaciones en Instagram.

El luchador ha estado casi dos meses en Portugal, entrenándose sin descanso para llegar con la mejor forma posible al combate que marcará su retorno a la UFC después de un año. Y ayer, de regreso a casa tras su duro intensivo, McGregor publicó en su perfil una serie de instantáneas desde el aeropuerto, en las que aparece con un ‘look’ de calle y gafas de sol oscuras, en actitud de relajada espera y dando la impresión de que no hay ni una sola preocupación dando vueltas por su mente.

Y el comentario que ha elegido para acompañar las fotos bien sirve para corroborar esto último: “Nada que declarar excepto mi genialidad”. Unas palabras que bien pueden interpretarse, más allá de la explícita referencia al paso de la aduana y en forma de mensaje subtextual, como una respuesta tajante a las provocaciones de Jake Paul, con la que se reafirma en su decisión de no picar el anzuelo de sus instigaciones.

O al menos, así parecen haberlo entendido muchos de sus seguidores, que han copado el post de alusiones al YouTuber: “Declara muerto a Jake Paul”, “Me gusta que no le estés dando a Jake Paul lo que busca: atención”, “No puedo esperar a que dejes K.O. a esa salchicha”, “Pelea contra Jake Paul, hermano, le vas a machacar”, “Hermano, pelees o no pelees contra Jake Paul, vas a ganar en cualquier caso: Peleas contra él: Jake Paul acaba en el hospital. No peleas contra él: Jake Paul pasa a ser irrelevante”.