La Copa de Madrid

El WiZink Center albergó este lunes el sorteo de la Copa del Rey de baloncesto, un acto que, desde la perspectiva mediática, siempre tiene un foco que alumbra con más potencia que el resto, una pregunta que se repite todos los años: ¿Cuándo puede producirse el Clásico? Si la respuesta es ‘en la final’, todos tan contentos. Luego hay que llegar a ella, claro, lo que en el torneo del KO no es tarea sencilla. El cuadro de 2021 sí ha dejado esa vía abierta, pero con serios obstáculos por el camino: el Real Madrid se medirá en cuartos con el Valencia, equipo de la Euroliga, y el Barça jugará con el Unicaja, vigente subcampeón. El morbo está servido, y mucho más en el Palacio, allá donde protagonizaron hace dos años la polémica final del Instant Replay. Los otros dos cruces también rebosan atractivos, con el retorno del Baskonia tras un año de ausencia para enfrentarse al Joventut, su último verdugo en 2019, y con el debutante Burgos frente al emergente Tenerife. “Va a ser un espectáculo, no tengo dudas”, afirma Antonio Martín, el presidente de la ACB. Deportivamente hablando.

Martín se refiere al espectáculo dentro de la pista, al del “mejor baloncesto”, y también al que llegará a través de televisión, especialmente trabajada para la ocasión. La fiesta, sin embargo, no será completa. Faltará el público presencial, el colorido en la tribuna, la convivencia en la calle, la mejor reunión de aficiones. Febrero está demasiado cerca para que esto cambie. La pandemia manda. Hay que agradecer que Madrid, en estas circunstancias, apoye a la Copa, igual que lo está haciendo con otros deportes en los dos primeros meses del año: balonmano, fútbol sala, rugby, atletismo… Una agenda variada para sobrellevar de la mejor manera las desgracias. El deporte resiste y ayuda a resistir. Aunque nada volverá a ser lo mismo hasta que podamos abrazarnos en las gradas.

Dos huesos para Madrid y Barça en los cuartos de la Copa del Rey

La Copa del Rey es el torneo por excelencia del baloncesto español. Los ocho mejores equipos de la primera vuelta se enfrentan durante cuatro días en partidos a vida o muerte por el segundo título de la temporada en una única sede. ¿Se puede pedir algo más? Sí, unos cruces de cuartos como los sorteados ayer por Sitapha Savané y Amaya Valdemoro en el WiZink Center de la Comunidad de Madrid, sede del torneo del 11 al 14 de febrero. El único pero en esta edición: la ausencia de las ocho hinchadas, la gran salsa copera, por culpa del coronavirus.

El Real Madrid, actual campeón y rey de Copas (28) se medirá con el Valencia, el rival más duro fuera de los cabezas de serie. Los taronjas, campeones en 1998 bajo la batuta del recientemente fallecido Miki Vukovic, enlazan la mejor racha de la ACB en estos momentos con nueve victorias seguidas.

Los blancos disputarán este primer cruce el jueves 11 (21:30, #Vamos) por ser campeones de invierno. Esto les permitirá, si avanzan, tener un día más de descanso antes de las semifinales del sábado 13. “Nos ha tocado el peor rival posible”, asegura Alberto Herreros, director deportivo del Real. “Es un reto complicado”, continúa Chus Mulero, su homólogo valenciano. El cruce entre el Iberostar Tenerife y el Hereda San Pablo Burgos, que debuta en el torneo, abre el primer día (18:30, #Vamos). Son los dos únicos equipos de los ocho clasificados sin Copa. Los otros seis acumulan el 82,1% (69 de 84) de las disputadas.

El segundo turno, el del viernes 12, comienza y se cierra fuerte. Primero, con el TD Systems Baskonia-Joventut (18:30, #Vamos), reedición de los cuartos de 2019, que ganó la Penya con una monstruosa actuación de Nicolás Laprovittola: 36 puntos (8/11 en triples), 4 rebotes y robos y 7 asistencias para 50 de valoración (récord del torneo). Los vascos vuelven a la Copa tras su sonora ausencia del pasado curso. Entre los dos conjuntos suman 14 trofeos: 8 los de Badalona y 6 los vitorianos.

Y, después, el otro gran duelo de cuartos, Barça-Unicaja (21:30, #Vamos). Es la segunda oportunidad para que el proyecto de Jasikevicius obtenga su primer título tras fallar en la Supercopa de Tenerife. También de Mirotic de inaugurar su palmarés como azulgrana después de quedarse a la puertas en la fase final de Valencia y en Canarias. “Nos ha tocado un rival duro”, subraya Jasikevicius, presente en 3 de las 25 Copas culés. “Debemos afrontar el duelo sin presión”, señala Manolo Rubia, director deportiva de los cajistas, campeones en 2005.

Antonio Martín: “Va a ser un espectáculo, no tengo dudas”

“Es especial celebrar en un año tan distinto la Copa del Rey. Muchísimas gracias al Ayuntamiento y a la Comunidad, porque no es fácil apoyar cuando todo no va bien. Es de agradecer el esfuerzo que han hecho. Y también lo que están haciendo los clubes para aguantar, que es muy complicado. La Copa del Rey ofrece el mejor baloncesto y eso no va a cambiar. Va a ser un espectáculo, no tengo dudas ni estoy preocupado”, comentó Antonio Martín, presidente de la ACB.

“Para Madrid es muy importante. Nos hace especial ilusión porque somos una ciudad castigada durante todo el último año. El deporte es una escuela de vida saludable y somos una ciudad muy deportiva. Es una escuela de valores, de vida… Siempre apoyaremos los grandes eventos y los que no son tan grandes. A nivel de imagen también es importante, para transmitir la imagen de esta maravillosa ciudad en la que vivimos”, añadió José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

Por último tomó la palabra Ignacio Aguado, vicepresidente y consejero de deportes de la CAM. “Vivimos tiempos especialmente difíciles. A pesar de las dificultades, hemos conseguido que Madrid vuelva a ser la sede de esta Copa del Rey. Nos ayudará a evadirnos y el poder ser el km 0 del deporte nacional y del basket… es muy importante para nosotros. Trabajo para ello. Esta instalación es la mejor del mundo para organizar espectaculos deportivos y eventos deportivos”.

Baskonia-Joventut: Ivanovic quiere repetir en la Copa

El Baskonia hizo una encuesta minutos antes del sorteo y la afición prefería al Joventut al resto de rivales. Un lobo con piel de cordero. En la Copa, la Penya suele subir prestaciones y su plantilla es la más compensada en años. El Baskonia lleva 11 años sin alzar este título (Madrid 2009), pero la última vez que lo logró fue en Madrid y con Ivanovic en el banquillo.

TD Systems Baskonia

Al Baskonia, con Dusko Ivanovic en el banquillo, hay que meterlo siempre en todas las quinielas. El montenegrino le ha devuelto el carácter Baskonia a un equipo que dio la campanada en la fase final de Valencia, pero que en la Copa estará algo más desubicado sin su afición, que suele llenar las gradas, sea donde sea el torneo.

Lo mejor del TD Systems Baskonia

Un equipo con corazón y que, por ahora, no ha echado en falta muchísimo a Tornike Shengelia, el que mejor ha encarnado ese carácter Baskonia en los últimos tiempos. Rokas Giedraitis es uno de los mejores aleros de Europa, Achille Polonara ha dado un paso al frente y Alec Peters se va encontrando poco a poco más cómodo. Un Baskonia con los roles más repartidos y en el que cada uno tiene su momento.

Lo peor del TD Systems Baskonia

Raieste, Kurucs y Sedekerskis han subido al primer equipo, pero tienen poco protagonismo, lo mismo que Ilimane Diop. Por lo tanto, Ivanovic cuenta con una plantilla corta en la que algunos jugadores acumulan muchos minutos. A veces se echa en falta un jugador franquicia que se eche el equipo a la espalda.

Joventut de Badalona

La Penya presenta la plantilla más compensada de los últimos años, en los que había apostado por un tirador (primero Laprovittola y después Prepelic), que acaparaba mucho el juego. Xabi López-Arostegui es la nueva perla de una cantera de la que salió Pau Ribas, uno de los regresos más sonados del verano. El plus en el juego interior lo ha puesto otro exazulgrana, Ante Tomic, que está rindiendo a un gran nivel.

Lo mejor del Joventut de Badalona

Ante Tomic y Vladimir Brodziansky forman una buena pareja en el juego interior. Xabi López-Arostegui se ha eregido como el líder ofensivo en el juego exterior (12,8 puntos y un 42,3% en triples) junto a otro español, Ferrán Bassas. Un equipo más coral y menos dependiente de un solo jugador.

Lo peor del Joventut de Badalona

El Joventut comenzó muy bien la temporada, pero ahora muestra luces y sombras (cinco derrotas en los últimos seis partidos de la Liga Endesa). Una plantilla joven, que paga a veces su inexperiencia. Shawn Dawson todavía está a medio gas tras vivir una auténtica pesadilla con las lesiones.

El Baskonia se desquita con el Betis: Peters (27) lidera la paliza

El Baskonia afrontaba el partido con las malas sensaciones que le había dejado la semana cayendo en Estambul con el Fenerbahçe y en Tel Aviv ante el Maccabi. Además, en ambos casos, había perdido el average particular. Ivanovic contaba con todo su plantel, algo que llama la atención a pesar de la forma compulsiva en la que se están programando los compromisos oficiales. En liga y en Euroliga, a unos tres choques por semana.

El Coosur Betis tenía las bajas de Spires y Niang. Recientemente había cortado a Obi y activado la ficha de Jordan. Viejos conocidos en Vitoria vistiendo de verde y blanco (Director Deportivo y entrenador asistente) con un Joan Plaza que trata de dar otra personalidad a un equipo de la parte baja de la tabla clasificatoria. Son realidades diferentes con un conjunto andaluz luchando por la permanencia ante un Baskonia que será mañana cabeza de serie en el sorteo de la Copa del Rey de Madrid, que arranca el 11 de febrero.

El choque arrancó con un intercambio de triples y un Vildoza desatado que llevaba 9 puntos en 6 minutos. El Baskonia llegó a ponerse 14-5 en los primeros minutos pero, en cuanto se relajó un poco, Dusko Ivanovic pidió tiempo muerto. Cada vez que le pintaban la cara a alguno de sus jugadores en defensa, lo sentaba. Le ocurrió Polonara y también a Fall. En los últimos partidos, incluso en los que ha ganado, había encajado en torno a los 30 puntos en el primer cuarto. Y eso, ante el Betis, no quería el montenegrino que ocurriese. Los andaluces se fueron con 13 en su cuenta particular.

El Coosur Betis respondió bien al inicio del segundo cuarto, con un parcial de 0-7 y Randle repartiendo y asistiendo. Con el 28-26, el entrenador local paró el partido y realizó algunos cambios. El hombre que mantenía al Baskonia, en anotación, era Peters que para el minuto 17 llevaba ya 16 puntos. Fue cuando el TD Systems se puso las pilas en defensa y no perdonó en ataque. De hecho, en los últimos minutos del segundo periodo, el parcial que firmaron los vascos fue de 24-10. De esa manera, dejaron el compromiso prácticamente visto para sentencia. Los vitorianos iban en una proyección de más de 100 puntos al final del partido y, sobre todo, dejando al rival en la frontera de los 70.

La segunda parte no tuvo demasiada historia porque las diferencias ya parecían marcadas. Es cierto que el Betis se puso a 9 puntos con el 57-48 pero los vitorianos supieron mantener las rentas sin grandes sudores. Henry recibió un golpe en la cabeza en el minuto 27 pero pudo seguir jugando. De hecho, lo primero que hizo fue una penetración con canasta. Pero, por si acaso y debido a los protocolos de lesiones de cabeza, Ivanovic lo sentó y metió en el campo a Vildoza. Para el minuto 29, los baskonistas ya se imponían por más de 20 (76-55). El máximo artillero del partido fue el estadounidense Alec Peters, que terminó con 27 puntos en su casillero particular. Ivanovic terminó con Henry, Raieste, Kuruçs, Sedekerskis (que cumplía años) y Diop en la cancha. La máxima diferencia se dio con el resultado final.

El Baskonia tendrá que pagar 8.000 euros por las protestas en el partido ante el CSKA

La Euroliga anunció este martes que multará al TD Systems Baskonia con una sanción de 8.000 euros por protestas contra el trío arbitral durante el encuentro ante el CSKA Moscú correspondiente a la decimoctava jornada. Concretamente los castigos recaen sobre el director deportivo del club, Félix Fernández y su presidente, Josean Querejeta, que han sido sancionados con multas de 4.500 y 3.500 respectivamente, “por acciones que representan una falta de respeto” al trío arbitral.

La sanción se basa en el artículo 27.2.b del código disciplinario de la Euroliga que indica que “será considerada como una infracción menor insultar, ofender o cometer actos que demuestren una falta de respeto hacia un miembro del equipo arbitral, otro individuo, el público, un seguidor o cualquier persona en general cuando tales acciones no constituyan una infracción grave“. Desde el club vitoriano han confirmado que se han llevado a cabo las alegaciones pertinentes y esperan la respuesta a las mismas próximamente.

El Unicaja-Baskonia se retrasa a las 22:00 por un positivo

El Unicaja-TD Systems Baskonia, que debía disputarse este domingo a las 18:30 horas (#Vamos), se ha retrasado a las 22:00 tras detectarse un positivo en el equipo arbitral, según comunicó la ACB, y la necesidad de sustituirlo. El partido, correspondiente a la 19ª jornada, decidirá la última plaza para la Copa del Rey (virtualmente en manos del Unicaja, que debe perder por 75 puntos para quedarse fuera) y el último cabeza de serie (el Baskonia si gana o el Burgos, con triunfo malagueño).

La jornada 19 de la Liga Endesa ha sido una de las más movidas de toda la temporada. El 4 de enero se anunció el aplazamiento del Real Madrid-UCAM Murcia por un brote de coronavirus dentro del equipo visitante. El viernes, el Urbas Fuenlabrada comunicó un positivo dentro del equipo y realizó pruebas de respaldos a los integrantes del cuerpo técnico y a todos los jugadores. Ante la imposibilidad de recibir los resultados de estos tes por el temporal provocado por Filomena, la ACB retrasó el partido al domingo, aunque finalmente ha sido suspendido por el momento. El MoraBanc se encontraba este domingo todavía aislado en Madrid.

Por último, el Movistar Estudiantes-Casademont Zaragoza se ha reprogramado al martes 12 de enero. El equipo maño no tenía medios para llegar a la capital español, ya que todo el servicio ferroviario estaba suspendido en la Comunidad de Madrid.

Copa del Rey ACB 2021: ya se conocen los ocho clasificados

La victoria del Barça en la pista del Baxi Manresa (76-99) le entregó la última plaza para la Copa del Rey de Madrid al Unicaja, que debería perder por 75 puntos para estar fuera. Algo imposible. De haberse dado un triunfo local en este partido, los de Luis Casimiro deberían haber ganado este domingo al TD Systems Baskonia para clasificarse para la cita del KO. Algo que ya no será necesario.

El equipo malagueño, que el año pasado disputó la Copa del Rey como anfitrión (era noveno al cierre de la primera vuelta y dejó fuera al San Pablo Burgos), estará en un torneo que se disputará en el WiZink Center de Madrid del 11 al 14 de febrero y en el que también pelearán por el título el Real Madrid, el Iberostar Tenerife, el Barça, el TD Systems Baskonia, el Hereda San Pablo Burgos, el Valencia Basket y el Joventut.

Una plaza de cabeza de serie, en el aire

Ya se conocen tres de los cuatro cabezas de serie del sorteo, que será el próximo 18 de enero. Son el Real Madrid, el Iberostar Tenerife y el Barça. La última plaza dependerá de lo que pase en el Unicaja-Baskonia de este domingo (18:30, #Vamos). Si gana el Baskonia, la plaza será suya; si no, el cuarto puesto será para el Burgos tras su triunfo frente al Coosur Betis (76-85).

El criterio de clasificación durante la pandemia

En una temporada tan golpeada por el coronavirus y con muchos partidos aplazados, los clubes decidieron que los equipos clasificados para la Copa del Rey serían los que mejor porcentaje de victorias tuvieran el 10 de enero. En caso de empate, quedaría primero los que tuvieran un mejor average.

Imperial triunfo del Baskonia ante el líder de la Euroliga

Partido frenético en sus cuatro cuartos y sensacional esfuerzo de un Baskonia que venía de perpetrar un mal compromiso en Berlín la víspera de Reyes. Fue un choque especial en el Buesa Arena porque regresaban a la capital alavesa Voigtmann, Hilliard, James y, sobre todo, Shengelia. El gran capitán de las últimas temporadas viste de ruso, circunstancia que le ha traído bastantes problemas en su país natal, Georgia.

El duelo comenzó con un intercambio de triples pero, muy pronto, TD Systems puso tierra de por medio porque dominaba en todas las facetas. Llegó a estar 15 puntos arriba con el 31-16 del minuto 9. Giedraitis se marchó de ese primer periodo con 11 puntos y la valoración era de 50-14 para los dos equipos. En rebotes, Baskonia ganaba 12-7 y en asistencias, 12-5.

Ese 31-19 de los primeros diez minutos presagiaba un camino cómodo pero enfrente estaba el vigente campeón de Europa. Tras un parcial de 2-11, los de Itoudis se pusieron 35-31 y, menos mal que Baskonia encabezó algunas canastas para volver a colocarse 10 puntos arriba (41-31 con un triple de Peters, ex del CSKA). A grandes rasgos, los titulares del equipo vasco estaban firmando una noche redonda pero la segunda unidad, no.

Se llegó al descanso con un cabreo monumental de Ivanovic hacia los árbitros. De hecho, se le vio discutir airadamente con Lamonica. Lo cierto es que las estadísticas se fueron equilibrando y el partido quedó abierto para la segunda parte. Un 49-45 (luego corregido con 46-45) es un empate virtual, máxime cuando enfrente tienes al gigante moscovita.

El Baskonia ganó el tercer cuarto por 33-22, ni más ni menos que más de 30 puntos al líder de la competición. Pero el CSKA se lo puso muy complicado al principio porque, entre el segundo periodo y la mitad del tercero, endosó un parcial de 24-41 a los locales. Fue cuando Henry empezó a hacer diabluras, Vildoza robó balonces estratégicos y Polonara junto a Giedraitis ejerció de artillero.

Las cosas se mantuvieron muy igualadas en la entrega final (82-80, min. 36). La defensa vitoriana flotaba descaradamente a Shengelia en el triple pero el georgiano no picaba y conseguía canastas en penetración. Los últimos segundos fueron de cardiólogo. Strelnieks falló un tiro libre, Fall otro y con 8 segundos para terminar el choque, el mismo estaba en un apretadísimo 95-93. James estuvo muy bien defendido por Sedekerskis y falló su lanzamiento de 2. Henry cogió el rebote defensivo y lo lanzó al techo del Buesa Arena. El TD Systems confirmó su triunfo ante los del ejército ruso porque tuvo fe.