Pablo Laso: “La semana va a ser exigente seguro”

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, señaló antes de medirse este miércoles al Estrella Roja serbio, el primero de una racha de tres partidos en cinco días, que la semana “va a ser exigente seguro“, con las visitas al Bayern Múnich y al Obradoiro a continuación.

La semana va a ser exigente seguro, con Estrella Roja, Bayern Múnich y Obradoiro, aunque este último partido tenemos que esperar por los casos de COVID-19 que pueden tener ellos. Dentro de nuestro calendario, hay que aceptar que vamos a jugar cada poco tiempo contra grandes rivales. Espero que mis jugadores estén lo más sanos posibles y preparados para dar la mejor versión“, dijo Laso.

El técnico madridista calificó al Estrella Roja como “un rival complicadoaunque su balance en la Euroliga es el inverso, con 6 victorias y 12 derrotas, frente a los 12 triunfos de los madrileños. En concreto, Laso alertó del nuevo impulso que ha dado al equipo de Belgrado su nuevo entrenador, Dejan Radonjic.

El cambio de entrenador le hace cambiar cosas, obviamente, pero siempre es un equipo muy competitivo y debemos ser capaces de dar nuestra mejor versión“, dijo Laso, que añadió que tendrán que hacer “un partido serio defensiva y ofensivamente” y “estar pendientes de los tiradores” del rival.

Laso: “Aun yendo igualados, parecía que íbamos por detrás”

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid de baloncesto, habló del duelo de Euroliga en el que su equipo cayó como local ante el AX Armani Exchange Milán y consideró que en ningún momento tuvieron “la sensación de control del partido“.

En ningún momento hemos tenido la sensación de control del partido. Es más, cuando la hemos recuperado ha sido a base de energía en el último cuarto, con el acierto de Carroll y la defensa. Aunque íbamos igualados, la sensación es que íbamos detrás. Es una enseñanza de cara al futuro. El Milán ha hecho un buen partido y ha jugado muy sólido“, dijo.

Hemos ido encontrando jugadores que han puesto energía en el campo. Hemos seguido luchando, independiente de que el partido se ha abierto mucho en el tercer cuarto y hemos tenido desventaja en el marcador. La sensación es que hemos estado mucho tiempo detrás de ellos dejándoles jugar ofensivamente“, comentó también.

Ahora toca mirar hacia adelante: “Tenemos un calendario muy cargado y rápidamente hay que pasar página. Por el COVID-19 ya no jugamos esta semana, pero la que viene empiezan una serie de partidos que nos van a exigir mucho y debemos pensar ya en el próximo ante el Estrella Roja“.

Por otro lado valoró el debut de Alex Tyus: “Es un jugador que nos va a dar energía. Si ves sus números, son unos números correctos. El trabajo que tiene que hacer para nosotros lo ha hecho. Ha sido capaz de cambiar tiros, ha reboteado, ha corrido el campo… Estoy contento por su debut pero seguro que no es el mejor día para valorarle“.

El Chacho es un diablo

La nevada alucinante sobre Madrid, una de esas que cae cada varios lustros, dejó al Real destemplado. Le costó arrancar, romper a sudar y a jugar, y cuando lo hizo, a la heroica, era tarde. Derrota en Milán en octubre y derrota ahora en la vuelta con un Messina radiante. Y con Sergio Rodríguez de ejecutor, un diablo. Poco utilizado esta vez por su entrenador, pero decisivo por eficacia, templanza y conocimiento del baloncesto. En la ida batió récords con 25 puntos y 37 de valoración y este viernes resolvió con 7 tantos en los últimos 80 segundos, 17 en total en apenas 14:02 en pista. Cortó de cuajo las alas a su exequipo, que aun con ellas mojadas amenazaba con despegar tras reducir a tres (64-67, minuto 35) una desventaja que alcanzó los 17 (41-58, min. 27). Lo hicieron posible el cambio de actitud y el eterno Carroll.

En los cinco primeros minutos, apenas cuatro puntos el Madrid. Tampoco el Olimpia andaba para lanzar cohetes, de hecho, Delaney y Punter comenzaron anotando y no volvieron a aparecer en el tramo inicial. Buen trabajo de Alocén ahí. El que sí asomaba desde el banquillo era el Chacho, 7 puntos en 7 minutos en la primera parte. Abalde y Tavares, y después la entrada de Thompkins, derritieron la nieve. A Messina no le hacía falta subir su temperatura corporal, y no por el traje de Armani, sino porque se calentó con los árbitros. Probó una zona 3-2 que su equipo había ejecutado con éxito en la última jornada en Italia.

En el segundo cuarto, el pulso individual lo protagonizaron Datome y Deck. El italiano caía al tres por las bajas de Micov y Shields y lo enchufaba todo, el argentino respondía con dos triples y Carroll, mientras, padecía a Roll y a la defensa lombarda, que no le permitía salir de los bloqueos con ventaja. El Real no encontraba la vía hacia el aro, el triple no era un recurso esta vez. Mérito visitante.

Pero si el juego blanco era ya frío (39-39), a la vuelta de vestuarios se congeló. En siete minutos, una sola canasta, mal en ataque y peor atrás, así que el trineo del Olimpia cogía velocidad en plena calle Goya: parcial de 2-19 (y 41-58) con Delaney de castigador.

Carroll, 18 puntos en 7 minutos

Laso había optado en el tercer periodo por Abalde de base. El gallego se metió al poste para superar a Delaney y encadenó una pérdida, una falta de ataque y dos tiros marrados. Taylor tampoco andaba centrado en la contención y todo se descompensó, la vuelta de Laprovittola no solucionó nada y el técnico vitoriano apostó por crecer desde la defensa con la energía de Alocén y Garuba, con Deck, y dejó el acierto para Carroll. Funcionó: Boom Boom.

El de Wyoming, a tres meses de cumplir 38 años, encadenó 18 puntos en 7 minutos y el Madrid creyó en el milagro posnavideño: 64-67. Tyus coincidía en pista con Tavares, gran pareja defensiva, y el fichaje añadía dos canastas (y 5 rebotes). La remontada no se culminó porque Carroll acusó la fatiga y su equipo su exceso de foco arrancando la jugada como no suele, con bote. Y no se culminó porque por ahí andaba el Chacho, diablo rojo.

“Estamos comprometidos pero tocados por lo de Randolph”

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, comentó ante el partido contra el Alba Berlín, “un equipo muy atlético y competitivo”, que les falta “el público” aunque saben “que su aliento está”. “En casa es importante sentirte seguro. Ahora que no hay público te falta un poco eso. Desearíamos jugar con nuestro público y nos gustaría tener ambiente en el campo y la sensación de que es nuestro sexto hombre. Nos sorprende cuando vamos fuera a jugar y hay público, pero ya está. Lo aceptamos y tenemos que ser capaces de saber que ese aliento está, aunque no esté presente”, dijo Laso en declaraciones a los medios del club.

La semana pasada fue buena en lo deportivo, con dos victorias en Grecia, aunque con una lesión grave, la de Anthony Randolph. “Fue una semana extraña con cuatro días fuera de casa, dos partidos importantes, dos victorias, la lesión grave de un jugador… muchas cosas. Lo primero es intentar recuperar rápidamente al equipo en el aspecto físico porque tenemos un compromiso muy exigente. La racha es buena pero consideramos que cada partido es difícil y complicado. Ante el Alba Berlín seguro que lo será también”, observó.

El equipo sigue mejorando poco a poco. “No soy de objetivos resultadistas. El equipo tuvo un buen inicio y fuimos campeones de la Supercopa. Luego, nos costó un poco por lesiones encontrar nuestro ritmo de juego. Poco a poco, se va mejorando pero todavía se va creciendo como equipo, algo que es más complicado con tantos partidos y viajes. Tenemos claro es que poco a poco debemos ir mejorando”, comentó.

El rival ha ganado cuatro de los cinco últimos partidos. “El Alba Berlín es un equipo que juega con mucho ritmo, muy atlético, corre el campo y nos va a obligar a un esfuerzo físico y mental. Debemos estar preparados porque es un equipo que viene de hacerlo muy bien en las últimas jornadas y es muy competitivo”, finalizó Pablo Laso.

Laprovittola: “Estamos tocados por lo de Randolph”

Nicolás Laprovittola, base argentino del Real Madrid, reconoció por su parte que están “en un buen momento” y de cara al partido contra el Alba Berlín en Euroliga afirmó que todos los jugadores están “comprometidos”, aunque “un poco tocados por lo de Anthony Randolph”.

“Tenemos que trabajar y jugar de la misma manera que lo venimos haciendo. Hay que jugar como equipo, saber cada uno lo que tiene que hacer y defender duro. Todos estamos muy comprometidos y ahora un poco tocados por lo de Randolph. Hay que seguir por el mismo camino“, dijo Laprovittola en declaraciones a los medios del club.

El ala-pivot estadounidense Anthony Randolph fue intervenido este fin de semana de la rotura del tendón de Aquiles izquierdo. Respecto al rival, el base cree que es “un equipo peligroso, que juega sin miedo y no duda en ningún momento. Todos sus jugadores aportan y ponen energía. Tenemos que igualar eso y ser inteligentes“, reconoció.

La ausencia de público en las gradas sigue siendo una ‘falta’ fundamental. “Es muy importante ganar en casa. Hemos ido a algún sitio con público, pero nosotros no hemos tenido todavía esa suerte. Nos sentimos cómodos en casa y hay que aprovecharlo. Estamos en un buen momento como equipo“, dijo Nicolás Laprovittola.