El Barça decide: Heurtel no va seguir y llegará Westermann

Leo Westermann, el base francés de 28 años que ya se ha desvinculado oficialmente del Fenerbahçe, tiene todas las papeletas para acabar siendo el relevo de Tomas Heurtel en el Barcelona. Así lo ha confirmado el periodista turco Ismail Senol (BeiN Sports).

Westermann era una gran promesa del baloncesto europeo cuya carrera tomó una ruta de perfil más bajo tras una grave lesión de rodilla. En julio de 2014, después de este percance, el Barcelona se hizo con sus derechos pero lo cedió al Limoges. Allí dos temporadas antes de coincidir con Sarunas Jasikevicius en el Zalgiris, donde jugó dos temporadas (2016-17 y 2018-19 con un paréntesis en el CSKA de Moscú). En 2019 llegó al Fenerbahçe, donde está promediando en la Euroliga 4,8 puntos y 2,3 asistencias: 4 valoración en menos de 13 minutos en pista por encuentro.

La salida de Heurtel, de 31 años, está cantada. Su ausencia contra el Joventut pareció el golpe definitivo a cualquier intento de que su pudiera reconducir su relación con Jasikevicius. Pero el futuro de Heurtel no está claro. En principio se daba por hecho que iría a Estambul para jugar en el Fenerbahçe, pero según Eurohoops el club turco da prioridad a fichar a un jugador interior. Lo que sí parece cantado es que Westermann llegará al Barça, un equipo que contó la pasada temporada con Malcolm Delaney, Thomas Heurtel y Kevin Pangos como bases y puede jugar la segunda parte de esta con Nick Calathes y Leo Westermann.

 

Ganar en Estambul, clave para seguir a la estela del líder

Después de haber perdido el liderato la pasada jornada con la derrota en el Palau ante el Maccabi (67-68), en plena tormenta por el caso Heurtel, que viajó con el equipo, realizando la última sesión de entrenamiento en Estambul, y con la baja de Brandon Davies, que sigue con molestias en el gemelo de su pierna derecha, el Barça de Jasikevicius afronta este martes (18:30 horas) una dura prueba en la pista del Anadolu Efes, también sumido en una crisis de juego.

El equipo de Ergin Ataman, líder invicto de la liga turca tras 11 encuentros, ha sumando cuatro derrotas consecutivas en la competición europea y ha caído a la décima plaza de la tabla. Los duelos entre los azulgrana y los turcos son muy irregulares. La pasada temporada victoria culé en Estambul (64-74) con Mirotic estelar (24 puntos) y derrota en el Palau (82-86), con un Shane Larkin (26 puntos) imparable. Quizás por ello hacer un pronóstico para este martes sea complicado.

Sin un ‘cinco’ nato después de la marcha de Ante Tomic,  con la baja de Brandon Davies, que no ha jugado en los dos últimos encuentros del equipo, y la prolongada ausencia del lesionado Víctor Claver, dejan un juego interior con Nikola Mirotic, Artem Pustovyi, Pierre Oriola, Roland Smits y el joven Sergi Martínez.

Esto ha provocado que en estos momentos Mirotic, además del máximo anotador del equipo (16,7 puntos de media), sea también el máximo reboteador (6,5 por partido) con un gran desgaste físico para el hispano-montenegrino.

Si la posible salida de Heurtel parece que puede ser cubierta por Nick Calathes, Adam Hanga o Leandro Bolmaro, la de un jugador interior nato es un problema. En la victoria del domingo ante el Joventut en Liga Endesa (88-74), merced a la buena defensa azulgrana, no se pueden ocultar los 17 rebotes ofensivos cedidos por los de Jasikevicius.

Con todos estos antecedentes y con la delicada situación del Efes, el choque en el Sinan Erdem de Estambul es una verdadera trampa para los barcelonistas ya que los otomanos, que en su pista han ganado solo dos de los siete encuentros que han disputado, buscan un revulsivo para acabar con su racha negativa.

Ataman tiene la baja por lesión del pívot exazulgrana Tibor Pleiss y los dos últimos encuentros de la ‘bestia negra’ del Barça, el turco estadounidense Shane Larkin, solo cuatro puntos en cada uno, no auguran nada bueno.

El escolta serbio Vasilije Micic (14,9 puntos y 4.7 asistencias) es la pieza clave del Efes, junto al croata Krunoslav Simon (12,5 puntos y 3,5 asistencia) y los exazulgrana Chris Singleton y Adrien Moerman, su máximo reboteador (4,5 por partido).

Además está el alero Bryant Dunston, el escolta francés, Rodrigue Beaubois y el alero James Anderson, dentro de un equipo muy irregular en su juego, con muchos triplistas, pero que es el peor reboteador de la Euroliga (29,7 de media). Lo curioso es que lejos de Estambul han logrado más victorias (5) por derrotas (3).

La defensa del Barça ahoga al Joventut en el Palau Blaugrana

La diferencia de plantilla entre el Barça y el Joventut se ha puesto en evidencia hoy en el Palau con una cómoda victoria azulgrana por 88-74 en la que los jugadores del banquillo de Jasikevicius aportaron 52 puntos por los 27 del de Durán.

El intenso ritmo marcado por Adam Hanga (18 puntos y 4 asistencias) y Nick Calathes (10 y 7) no pudo ser contrarrestado por Ferran Bassas ni Nenad Dimitrijevic. Pau Ribas se diluyó en la segunda mitad y Ante Tomic no estuvo cómodo en la pintura. Si a eso se le suma que se desaprovecharon 17 rebotes ofensivos y se perdieron 15 balones, el resultado final no extrañó a nadie.

Thomas Heurtel quedó fuera de la convocatoria para un encuentro por primera vez en la temporada y todo apunta, ahora sí, que los días del base francés en el Barça están contados. Dicho esto, el otro problema era hoy la baja de Brandon Davies con problemas musculares en el gemelo derecho, que el técnico azulgrana cubrió en defensa con Pustovyi, que también estuvo bien en ataque, Smits, Oriola y Sergi Martínez.

Homenaje a Pau Ribas y Ante Tomic antes del inicio del encuentro, que recibieron una camiseta azulgrana cada uno de manos del capitán barcelonista Pierre Oriola, quien ha relevado a Tomic en esta función en el Barça.

El Barça bloqueó el ataque de los badaloneses con una avanzada y agresiva defensa y el 13-12 al final del primer cuarto fue el reflejo de lo visto en la pista. Con Hanga en la pista como base el Barça se fue arriba (20-14 m. 13) y la Penya reaccionó bien (22-20, m.15).

El Joventut entraba en ‘bonus’ y Oriola, Hanga y Sergi Martínez llevaban a un parcial de 8-0 que rompía el partido (30-20, m.17). Los badaloneses empezaban a perder balones (8 en este cuarto) y no aprovechaban su dominio en el rebote ofensivo para irse abajo de 13 (35-22, m.18).

Tras ir al descanso con 39-29, dos puntos de Pustovyi y un triple de Calathes colocaban un claro 44-29 (m.22). López-Arostegi se cargaba a su equipo a la espalda (52-42, m.34) después de que Hanga relevase a Calathes y se convirtiera en el hombre más efectivo de su equipo y fue una pesadilla para la defensa visitante (65-48, m.28) y lo llevó a su máxima ventaja hasta entonces.

El Joventut había caído en la trampa de jugar rápido y en este cuarto encajaba 33 puntos, aunque había anotado 27, pero la brecha estaba abierta (72-56). Con Tomic bien marcado y Ribas, Bassas y Brodziansky neutralizados y Dawson lejos de su mejor forma, la superioridad barcelonista era ya muy clara.

El Joventut se había quedado sin gasolina y el Barça, con rápidas transiciones, superaba ya los 20 puntos de ventaja tras una canasta de Bolmaro y dos tiros libres de Smits (82-59, m.35) y de poco le servían los 16 rebotes ofensivos que ya habían capturado los hombres de Carles Durán.

Brodziansky lograba sus dos primeros puntos de tiro libre (82-61, m.36), Tomic, Ribas y Bassas ya estaban en el banco y por el Barça entraba Ibou Badji, el joven pívot senegalés de 18 años y 2.15 metros que debutaba en la Liga Endesa. De ahí al final el Joventut, por medio de Dimitrijevic (8 puntos seguidos), recortó hasta el 88-74 final.

Thomas Heurtel tiene pie y medio fuera del Barcelona

Thomas Heurtel (31 años y 1,89 metros) parece tener sus horas contadas en el Barcelona. El base francés se quedó fuera de la convocatoria para el derbi contra el Joventut por decisión del club y, en palabras de Sarunas Jasikevicius, se está “buscando una solución que sea beneficiosa para las dos partes”. “Veremos qué pasa en los próximos días”, dijo el entrenador blaugrana a los micrófonos de Movistar+ minutos antes del partido ante la Penya.

La situación del galo en el Barça es rara desde la llegada del lituano al banquillo. Y se hizo preocupante con el paso de los meses: comenzó a bajar su participación en los partidos de Euroliga, quedándose sin jugar ni un minuto en tres partidos de los últimos cinco partidos: Olympiacos, Khimki y Maccabi. En los otros dos, tampoco estuvo mucho sobre la cancha: 10 minutos contra el Zalgiris y 3 frente al Armani Milán.

El destino para Heurtel parece ser el Fenerbahçe. Según Encestando, el Barça y el conjunto turco negocian un intercambio: el francés por Leo Westermann, también galo y uno, y que coincidió con Jasikevicius en el Zalgiris Kaunas lituano durante la temporada 2018-19.

Contrato

A sus 31 años a Thomas Heurtel todavía le queda mucha cuerda. En 2019 sufrió una rotura parcial del tendón rotuliano en la rodilla que le obligó a perder el Mundial con Francia y a estar cinco meses de baja, volviendo en enero de 2020.

La pasada temporada tenía en su posición a Malcolm Delaney y Kevin Pangos como competencia y tampoco pudo brillar como lo hizo en el pasado, llegando al punto de fricción máximo con Svetislav Pesic en la final de la Liga Endesa -que perdieron- cuando el técnico le dejó fuera de la última jugada ante el Baskonia. Con Sarunas Jasikevicius la relación tampoco es mucho mejor si atendemos al tratamiento que el jugador recibe públicamente.

Heurtel, con lagunas defensivas pero que goza de un talento para resolver los ataques que pocos bases europeos tiene en sus manos, lleva en el Barcelona desde 2017 y fue el mejor en las dos Copas que el Barça le logró arrebatar al Real Madrid de Pablo Laso en los años 2018 y 2019.

El contrato que Heurtel tiene ahora mismo con el Barça le permite llegar a este verano y tener en él una opción de prórroga hasta 2022. Su salario ronda los 3,6 millones brutos, sin descontar los impuestos, al año, lejos de lo que cobra Nikola Mirotic pero siendo uno de los mejores pagados de la plantilla.