Sobre el respeto al compromiso

El sábado 10 de diciembre de 1967, el Atlético, líder de la Liga tras once jornadas, tomó el avión hacia Bilbao. Había amenaza de temporal. El avión no pudo aterrizar en Sondica y tuvo que regresar a Madrid. Tras un almuerzo rápido, el equipo partió en autocar. Llegando a Somosierra toparon con la nieve. Hubo que poner cadenas y en algún tramo los jugadores bajaron a empujar. Llegaron al Landa de Burgos a medianoche, cenaron, siguieron hasta Vitoria, llegaron a las cuatro, durmieron, a las doce tomaron un desayuno-almuerzo, volvieron al autobús ya vestidos de futbolistas y llegaron a San Mamés a 20 minutos de la hora fijada. Perdieron 6-1.

No es lo ideal, claro. Lo ideal es que no nieve. Pero aquello reflejó el espíritu de la época: el empeño en salvar el partido. Este sábado el Athletic tenía que jugar en el Metropolitano. Su autobús viajó por delante la mañana del viernes, porque ahora es costumbre hacerlo así para tenerlo en el aeropuerto a la llegada. El equipo voló por la tarde, no pudo aterrizar en Madrid (¡claro!) y el autobús esperó en vano. El sábado no hubieran podido jugar pero muy posiblemente sí el domingo. Y el Atlético-Sevilla se hubiera empujado al miércoles. En 50 años han cambiado a mejor muchas cosas, pero se ha perdido respeto al compromiso.

No ha sido sólo la insoportable ñoñería del Madrid. El Getafe y el Rayo han arrastrado los pies. Pellegrini planteó no ir a Huesca, por el frío. Tebas ha tirado de sus modos más expeditivos porque esta no es temporada para aplazar partidos por capricho. LaLiga empezó tarde, ha de terminarse por fuerza el 23 de mayo (por la Eurocopa) y el COVID es una perpetua amenaza de suspensiones. Cada cual debe hacer lo posible por estar donde debe cuando debe. Cada cual es culpable de no haber tomado las previsiones convenientes. Anteponer la desidia a ese compromiso colectivo que es LaLiga es una irresponsabilidad insolidaria.

Jugar en la nieve

El temporal de nieve que ha afectado a la península ha dejado una larga lista de damnificados. Las jugadoras de fútbol del FC Barcelona protestaron porque la Federación les había hecho viajar a Madrid el viernes, pese a saber que era muy probable que se suspendiera el partido contra el Madrid CFF —como así fue—. Asimismo, Zidane y varios jugadores del Real Madrid se quejaron de que LaLiga les había obligado a viajar a Pamplona y jugar el partido contra Osasuna del sábado. Es cierto que el país no está preparado para las grandes tormentas y se producen situaciones complicadas, pero no es menos cierto que, cuando se trata del fútbol, cada cual lo interpreta según sus intereses. Zidane se escudaba en el mal tiempo para justificar otro partido insuficiente del Real Madrid, obviando —tal como sí apuntaba Kroos— que al fin y al cabo Osasuna había jugado en las mismas condiciones.

Las suspensiones por la pandemia, los jugadores aislados por contagio, las lesiones por falta de ritmo, y ahora las inclemencias del tiempo, están convirtiendo esta temporada en una carrera de obstáculos para todos los equipos. Unos por jugar y otros por no poder hacerlo, las excusas acaban siendo un refugio fácil, pero también inútil y contrario a lo que es la esencia del fútbol: espontaneidad, diversión, juego, sorpresa, imprevisto.

Volviendo a la cuestión meteorológica, he visto partidos de fútbol americano que se jugaban en plena tormenta de nieve y uno casi esperaba que apareciera de repente un trineo tirado por los perros de Jack London. He visto partidos de rugby en Inglaterra en que el barro convertía a los jugadores en hipopótamos sonrientes dentro de su charca. Charles Dickens escribió que cada copo de nieve lleva dentro un recuerdo de nuestra infancia. Mientras se pueda viajar, mientras el césped no sea una pista de patinaje y el balón siga rodando, los partidos deberían jugarse como un homenaje a esas tardes de domingo en que los niños jugábamos en la calle hasta que oscurecía, ajenos a lo que caía del cielo.

Barreiro hace justicia rescatando un punto en el 94'

Tuvo que ser en el 94 y de penalti, pero el Lugo se llevó un punto de la Nova Creu Alta. Un punto por el que pelearon durante todo el partido pero especialmente en la segunda mitad, en la que fueron netamente superiores a su rival. El Sabadell supo llevar la iniciativa mientras el Lugo esperó atrás, pero el cambio de planes visitante, a raíz del gol de Guruzeta, les ahogó. Por insistencia, ocasiones y esfuerzo, el Lugo mereció el empate.

Sabadell y Lugo estuvieron ambos cómodos sobre el césped, en gran medida, porque sus propuestas de juego son absolutamente compatibles. Los visitantes renunciaron al control del balón, que no del partido, mientras que el Sabadell no tuvo ningún problema en llevar la iniciativa. Una dinámica que se rompió con el gol de Guruzeta, que obligó al Lugo a dar un paso adelante.

Los primeros minutos del partido transcurrieron de forma prácticamente íntegra por la banda izquierda del Sabadell, o la derecha del Lugo, con Cornud y Gerard Valentín de protagonistas. Los de Nafti no lograron robar en campo contrario, o al menos cerca de él, y tuvieron que conformarse con generar a partir de los errores arlequinados. Y existieron. Cristian Herrera dispuso de un mano a mano en el 15′ tras un mal pase de Jaime y Hugo Rama estrelló un excelente disparo en el larguero pasada la media hora, aún con 0-0, tras otra recuperación.

Con el monopolio del balón el Sabadell trató de moverlo rápido y desajustar al rival, algo que solo logró en dos ocasiones en toda la primera parte. En la primera fue gracias a una asistencia excepcional, al primer toque, de Néstor que a Stoichkov. En la segunda ocasión fue Víctor quien ganó la espalda a Canella, centró suavemente y Guruzeta no perdonó. El 1-0 espoleó al Lugo, que fue mucho más protagonista a partir de ese momento.

Las armas del Lugo siguieron siendo las mismas en la segunda parte, en la que volvió a tener ocasiones claras de gol. Se mantuvo el duelo entre Valentín y Cornud, siendo esta vez el visitante quien progresó hacia delante. Pudo empatar Pita, a la salida de un córner en el que la pizarra del Lugo funcionó a la perfección y remató solo.

El balón parado fue siempre una amenaza del Lugo, pero lo que les hizo realmente peligrosos fue que el partido se abrió completamente. Pudo sentenciar Édgar, pero también empatar Manu Barreiro o El Hacen. Mackay estuvo espléndido para aguantar durante muchos minutos el marcador a favor pero nada pudo hacer para evitar el empate en el 94′. Tras un penalti de Undabarrena a Valentín, Barreiro rescató un merecido punto para el Lugo.

Míchel sentenciado y Asier Garitano entra en escena

El equipo oscense apostó muy fuerte por Míchel, que logró el ascenso como campeón y eligió al Huesca cuando los altoaragoneses se vieron salpicados por la Operación Oikos. El club tuvo mucha paciencia, tras acumular 12 jornadas sin victorias y su triunfo ante el Alavés le salvó la cabeza. Cuatro derrotas consecutivas, tres en Liga y la eliminación copera han supuesto su punto final a más de 18 meses de trabajo. Los oscenses todavía no han anunciado la destitución de su entrenador, pero parece que Asier Garitano se perfila como su sustituto. El ex del Leganés, Real Sociedad y Alavés apunta a ser su sustituto.

Míchel:” Los resultados dictan sentencia”

Hay que buscar soluciones, no culpables. Los resultados dictan sentencia. Se dejan la vida y nosotros tenemos que buscar soluciones. Soy el máximo responsable. No está todo acabado. Creo que tenemos margen de maniobra, lo que necesitamos una victoria urgente para no verlo todo más negro. Las sensaciones y estadísticas estaban de nuestro lado y ahora no lo están. Lo único que puedo pensar es en como buscar soluciones. El Betis ha sido superior en la primera mitad, pero en la segunda lo hemos igualado. Ellos han acertado y nosotros no. El cuerpo está mal, no por mi situación personal”, declaró el que es, de momento, entrenador oscense, en rueda de prensa tras su derrota contra el Betis.

Pepe Aguilar, cesado; se busca revulsivo en Cartagena

Poco duró la etapa de Pepe Aguilar al frente del banquillo del primer equipo del FC Cartagena. Tres partidos estuvo el santanderino, en los que no conoció la victoria (dos derrotas y un empate) ni logró cambiar las sensaciones respecto de la última etapa de Borja Jiménez. Aguilar regresará al filial de Tercera División, con el que realizó un gran arranque de campeonato. El que tampoco seguirá en su cargo es Sívori, segundo entrenador desde la pasada temporada, que tendrá un hueco en la comisión deportiva.

Tras la destitución de Borja Jiménez, varios nombres salieron a escena. Uno de ellos fue el de Julio Velázquez, ex entrenador del Villarreal CF, Real Betis, AD Alcorcón y Real Murcia en España y que también dirigió al Udinese italiano, Os Belenenses y Vitoria de Setúbal en Portugal. Es una de las opciones que más gusta en la entidad, que necesita dar un giro a un plantel que en once partidos sólo ha logrado una victoria y que es el más goleado de la categoría. Además, tras el punto obtenido por el CE Sabadell, el FC Cartagena ocupa puestos de descenso.

En las próximas horas se conocerá el nuevo inquilino del banquillo albinegro. Todo hace indicar que estará al frente del equipo este miércoles y será pieza importante en la remodelación del plantel.

 

Mandi condena sobre el hielo a Míchel

Míchel se jugaba el puesto de entrenador sobre el hielo de El Alcoraz y Mandi con un cabezazo en una jugada de estrategia acabó con las esperanzas de los oscenses. Los de Pellegrini tiraron de pizarra para llevarse tres puntos que le alejan de los puestos bajos de la clasificación. El Huesca intentó igualar el partido cuando contó con un jugador más que el Betis, pero en la recta final del choque Sanabria decidió el encuentro con otro tanto de cabeza.

Fekir fue el primero en disparar entre los tres palos. La presión de los andaluces creó estragos para los locales y tras un robo de los de Pellegrini llegó el primer tiro peligroso que consiguió atajar Álvaro Fernández. Los locales querían dominar el choque, conscientes de los que se jugaban, pero el conjunto verdiblanco tenía bastante claro que a los oscenses les podía hacer daño a la contra. Los andaluces le habían encontrado su punto flaco y en otro pase en profundidad llegó una falta peligrosa de Insua. El lanzamiento de Canales se encontró con el codo dentro del área de Sandro y Cordero Vega pitó penalti. El VAR actuó y el cántabro revisó la jugada para rectificar y cancelar la pena máxima.

En el acoso del Betis llegó una clara ocasión de Loren cuando se enfilaba la recta final de la primera parte. El delantero recibió solo en el área pequeña y su remate se fue fuera cuando Álvaro ya se veía batido. Para los de Míchel, la única llegada peligrosa de los locales fue antes del descanso, con un tiro desde fuera del área de Sandro Ramírez, que despejó Bravo para llegar al final de los primeros 45 minutos con empate a cero, aunque el dominio de los sevillanos había quedado patente a lo largo de la primera mitad.

En la reanudación, Míchel metió un doble cambio para intentar frenar a los béticos y con la entrada de Jorge Pulido y de Borja García se igualó el encuentro. La entrada del centrocampista madrileño le vino muy bien a los altoaragoneses y vio huecos que habían pasado desapercibidos en la zaga visitante, encontrando con peligro entre líneas a Rafa Mir. La balanza se inclinó hacia el lado azulgrana y sobre todo por la banda de Galán, donde se sucedieron acciones peligrosas.

Sin embargo, el Betis sabía que en el balón parado sufría mucho el Huesca y en una jugada de estrategia la pizarra de Pellegrini le dio el gol a los sevillanos. Mandi fue el encargado en rematar en el área pequeña sin oposición. Un tanto que hizo mucho daño a los locales, que sabían que se estaban jugando mucho y eso suspuso una clarísima ocasión de Juanmi, que con todo a favor no pudo sentenciar el encuentro. Acto seguido Paul vio la segunda amarilla y aumentó el sufrimiento para los visitantes. Los de Míchel buscaron el empate y Okazaki no atinó a marcar cuando recibió en posición franca un pase de Ontiveros. El que decidió sobre la bocina fue Sanabria, con un tanto que rompía su sequía y que deja al preparador vallecano sentenciado.

Jordi Farré rompe sus 2.082 firmas

La entrega de firmas de los precandidatos en las oficinas del Camp Nou dejó estampas de todo tipo. Algunas de euforia, como las de los precandidatos que pasaron el corte, y otras de frustración. Jordi Farré, de nuevo precandidato a las elecciones como en 2015 y promotor de la moción de censura que terminó por derrocar a Josep Maria Bartomeu (las firmas que le obligaron a dimitir) hizo trizas las firmas que había recibido nada menos que 2.082 apoyos.

Farré llevó las firmas a las oficinas del club azulgrana desde la sede de su candidatura (Nou Impuls), en el Carrer Numancia, pero las rompió antes de que la Junta electoral las contase. Una decisión que podría afectar el proceso de validación ya que la Junta electoral debe comprobar que no haya firmas duplicadas para confirmar las candidaturas oficiales a la presidencia en las elecciones del próximo 24 de enero. Otros dos precandidatos, Lluís Fernández Alá y Pere Riera, hicieron lo mismo que Jordi Farré y destruyeron las suyas. Vilajoana, que sí lo pasó, sí permite que se validen sus 1.968 firmas.

Bordalás: “Este triunfo es mérito del grupo humano”

Valoración del partido: “Estamos muy contentos y satisfechos. Esta es una victoria del grupo humano fantástico que tenemos. Pasamos malos momentos sin entrenarnos durante tres días, sin poder preparar el encuentro con todas las garantías. Nos hemos encontrado bien a pasar del gol tempranero en contra, dominando de principio a fin. La segunda parte fue tremenda porque no era el mejor momento y los futbolistas respondieron muy bien; le doy un sobresaliente al equipo”.

Temporal de frío: “Me alegro muchísimo por los chicos y por el equipo, no hemos pasado por momentos fáciles, como todo el mundo sabe. No era la mejor situación para preparar este duelo con las garantías correctas y lógicas, pero hemos respondido francamente bien. Es una victoria de muchísimo mérito ante un equipo difícil de batir y de ganar en su estadio. El partido ha sido fantástico. Nos marchamos felices y contentos; este triunfo es muy importante para el desarrollo de los siguientes encuentros”.

Más fichajes: “Ahora estamos disfrutando de esta victoria y estamos muy contentos con la llegada de estos dos jugadores (Aleñá y Kubo) para aportar cosas importantes, como se ha demostrado en Elche. Aleñá lleva pocos días con el grupo. Kubo no ha entrenado prácticamente, pero ha dejado detalles muy buenos. Este grupo humano les ha abierto las puertas y los brazos a los dos. Son futbolistas que vienen con ganas de ayudar al equipo. Valoraremos las opciones y veremos si puede llegar algún compañero más. Estamos contentos con el grupo humano que tenemos. Ahora hay más alternativas para cambios tácticos y de posiciones. Todos están a un grandísimo nivel”.

Kubo: “Llevaba días hablando con él. Llegó a Madrid el viernes pasado con una situación complicada, de meterse en casa y aislarse. Le hablamos de nuestro equipo y de cómo tenía que interpretar su juego para ayudarnos. Durante la estancia en el hotel le he explicado lo que podía aportar si entraba. Lo ha hecho francamente bien y ha generado dos acciones importantes: la del 1-2 y la del penalti a Ángel”.

Elche: “No suelo valorar el nivel de equipos que no son los míos; bastante tengo con mi trabajo habitual. El Elche empezó muy bien y es un equipo difícil de batir. Está perdiendo partidos por detalles, aunque es verdad que en esta ocasión hemos sido superiores. Confío en que el Elche va a estar ahí peleando por su objetivo. La Liga está muy igualada, difícil y trepidante. No es fácil para nadie”.

 

Dos goles más de Djurdjevic para mantenerse entre los mejores

Otros dos goles de Uros Djurdjevic le sirvieron al Sporting para quedarse con los tres puntos de la última jornada de la primera vuelta, que le permiten mantenerse entre los mejores de la liga. El serbio aprovechó casi al cien por cien sus oportunidades para derrotar a un Fuenlabrada que sigue acusando su falta de pegada.

El Fuenlabrada fue el equipo que quiso mandar en el partido desde el inicio. El equipo de Sandoval se hizo dueño del balón en el primer cuarto de hora y llegó a marcar en el minuto 6 pero Kanté estaba en posición clara de fuera de juego para recoger un disparo que había repelido el poste.

El Sporting empezó a sacudirse el dominio visitante a partir de ese cuarto de hora y reclamó penalti en una caída de Cumic ante Glauder. Fue precisamente Nikola Cumic quien sacó provecho de un envío largo de Javi Fuego, que pilló a Iribas enganchado anulando el posible fuera de juego, para servir en bandeja el primero a su compatriota Djurdjevic.

El partido se fue la descanso con un equilibrio de fuerzas pero con el conjunto de David Gallego por delante en el marcador. La ventaja se amplió casi de salida en la segunda mitad, pese a que el Fuenlabrada volvió a llevar la iniciativa.

Djuka, en estado de gracia, aprovechó un error de Sotillos, en otro envío largo de Javi Fuego, para batir por arriba a Belman. Parecía sentenciado el duelo pero, en la jugada siguiente, un penalti de Christian Joel a Kanté devolvió el partido a la situación anterior. Mula marcó al recoger el rechace del lanzamiento de la pena máxima que había repelido el joven portero local.

Por delante quedaba más de media hora que avanzó con el Fuenla llegando y asediando poco a poco a un Sporting que intentaba contragolpear. El equipo de Gallego iba acusando el esfuerzo de una semana con nueve bajas, la mayoría de titulares. El partido casi se acabó con un gol anulado a Kanté, que necesitó la revisión del VAR, con un par de contras del Sporting que pudieron acabar en gol y con la última jugada del encuentro, un remate de Sotillos desde cerca que se fue por arriba al recoger el rechace de una falta que no pudo atrapar Christian Joel.