Trump admite derrota: “Servir como Presidente fue un honor”

La suspensión en Twitter para Donald Trump ha terminado. El mandatario regresa a redes sociales para manifestarse sobre el asalto al Capitolio, calificando el hecho de “violento” y sentenciando que aquellos que rompieron la ley “no representan la nación”.

Asimismo, el todavía líder de la Casa Blanca utilizó su discurso para reiterar su creencia ante un supuesto fraude electoral. Pese a ello, Trump reconoció la victoria del 46º Presidente Electo de los Estados Unidos, Joe Biden, haciendo énfasis en la certificación de votos del Colegio Electoral.

El mandatario expresó que de ahora en adelante se centrará en llevar a cabo una “transición pacífica” del poder y expresó que servir como Presidente de los Estados Unidos ha sido el “mayor honor de toda su vida”.

Discurso de Donald Trump: El mandatario condena el asalto al Capitolio y concede la victoria a Biden

“La Unión Americana siempre será una nación de la Ley y el Orden. Aquellos que actuaron con violencia no representan nuestro país, y aquellos que rompieron la ley pagarán”, continuó Trump.

“Vivimos una elección difícil y los temperamentos estaban altos, pero ahora deben de enfriarse para seguir. (…) Mi única intención era asegurar la integridad de la votación, al hacerlo, luché para defender la democracia de América”, sentenció Donald Trump, quien posteriormente reiteró sus sospechas sobre un supuesto fraude electoral, sin embargo, señaló que respetará la certificación de votos del Colegio Electoral.

Los Congresistas han certificado los resultados. Una nueva Administración llegará en enero del 2020, mi enfoque ahora es centrarme en una transición pacífica del poder. Este momento es para sanar y reconciliarnos. (…) Para los ciudadanos del país, servir como su Presidente ha sido el honor de mi vida y para todos mis magníficos seguidores, sé que están decepcionados pero también quiero que sepan que nuestro gran viaje sólo ha comenzado. Gracias y que Dios bendiga América”, finalizó.

Las declaraciones de Trump llegan luego de que diversos legisladores, tanto demócratas como republicanos, exigieran la destitución del Presidente. Fuentes cercanas al mandatario afirman que Trump podría otorgarse el indulto, por motivar a sus seguidores al asalto, antes de abandonar la presidencia del país.

Una fuerte explosión sacude el centro de Nashville (EEUU)

Una fuerte explosión sacudió el centro de Nashville,Tennessee, en Estados Unidos la mañana de Navidad, en un acto al parecer “deliberado”, según la policía de esta ciudad del sur de Estados Unidos. La explosión ha tenido lugar en la madrugada, a las 06:30 horas causando grandes daños en las fachadas de los edificios circundantes.

La explosión arrancó árboles de cuajo y provocó el incendio de varios vehículos, uno de los cuales relacionado con la deflagración, según la policía.

La detonación se sintió a varios kilómetros a la redonda. “Parece ser un acto deliberado”, dijo la policía en su cuenta de Twitter.

Al menos tres personas resultaron ligeramente heridas, y fueron trasladadas a un hospital, explicaron los bomberos citados por los medios locales.

La explosión tuvo lugar al norte del centro de la ciudad, cerca dela AT&T Tower, un edificio emblemático de la capital de la música country, apodado “Batman Tower” debido a su forma. El barrio fue acordonado por la policía.

El objetivo de vacunación de Estados Unidos, en peligro

La campaña de vacunación contra la COVID-19 en Estados Unidos está sufriendo serios retrasos que ponen en duda el objetivo del Gobierno de administrar 20 millones de dosis antes de que acabe el año y 100 millones para principios de marzo de 2021. El general del ejército estadounidense Gustave Perna ya avisó el miércoles que algunas entregas de estas primeras 20 millones de dosis se prolongarán hasta la primera semana de enero. Mientras, Moncef Slaoui, asesor en jefe de la Operación Warp Speed de EE. UU., vaticinó que se podría tardar más.

Según informa la agencia Reuters, hasta el miércoles por la mañana, solo se había administrado un millón de inyecciones del fármaco desarrollado por Pfizer-BioNTech, mientras que millones de vacunas permanecen almacenadas. En total, más de 9,5 millones de dosis de vacunas, incluida la de Moderna, se han enviado ya a los estados, según datos de los CDC. Es decir, apenas se ha inoculado una de cada 10 dosis suministradas por las farmacéuticas. Se están administrando a un ritmo más lento de lo previsto. La primera semana se administraron 614.000 dosis, aunque se habían enviado casi 2,9 millones.

Más de dos millones de vacunas diarias

El gobierno de Trump prometió vacunar a 20 millones de personas antes de fin de año, pero proporcionó pocos fondos para alcanzar esa meta. En estos días tienen que administrar 19 millones de vacunas, lo que supone más de 2 millones de personas vacunadas al día, incluido el día de Navidad. Pero es que, además, hay previstos nuevos envíos de vacunas a ese país. Casi 5,9 millones de dosis de la vacuna de Moderna deberían salir esta semana, y otros 2 millones de dosis de Pfizer/BioNTech. El siguiente objetivo del Gobierno es haber inoculado 100 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna para el 1 de marzo.

Para hacer frente al retraso sufrido, los diferentes estados del país están pidiendo a estudiantes de medicina y enfermería, e incluso a bomberos, que colaboren con las inoculaciones para liberar a trabajadores de la salud que luchan contra la pandemia en hospitales atestados. Porque la incidencia del virus en EE.UU. no para de subir y los centros tienen que lidiar también con eso. Al menos siete departamentos de salud estatales buscan voluntarios para la campaña, algunos de los cuales se asocian con universidades o escuelas de enfermería con incentivos como descuentos en matrículas y capacitación práctica. Otros están enseñando a los socorristas a poner vacunas.

Mucho tiempo de preparación

Los hospitales se defienden alegando que el proceso de vacunación está siendo lento porque hay que preparar las inyecciones, encontrar empleados para las clínicas de vacunación y acondicionar las estancias para asegurar la distancia de seguridad. Algunos confiesan que el primer día sólo pudieron poner unas 100 inyecciones.

En este sentido, Saul Weingart, director médico del Tufts Medical Center en Boston, asegura que la vacuna de Pfizer lleva unos 10 minutos para preparar y administrar, aproximadamente dos o tres veces más tiempo que una vacuna contra la gripe, porque tiene que estar almacenada en un congelador hasta el último momento. Además, los pacientes deben mantener la distancia social antes y después de recibir la vacuna, y se les hace un seguimiento para detectar si hay reacciones alérgicas. No obstante, Weingart asegura que han conseguido aumentar paulatinamente la velocidad y ya pueden llegar a las 450 vacunas diarias. En total, su hospital ha administrado unas 750 dosis de las 3.000 disponibles hasta el viernes.

La vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson podría aliviar un poco la situación, porque se puede conservar en una nevera convencional y no requiere de un procedimiento especial para descongelarla y administrarla, explica Claire Hannan, directora ejecutiva del grupo comercial Association for Immunization Managers. La vacuna de dos dosis de AstraZeneca también se puede almacenar en nevera.

Las ayudas federales no llegan

Estados Unidos administra 170 millones de vacunas contra la gripe cada año en pocos meses, pero ahora, deben administrar el triple de inyecciones para poder tener vacunada a gran parte de la ciudadanía en julio. Al ritmo actual, el país tiene capacidad para administrar menos de un tercio de las inyecciones que se envían cada semana, lo que irá disminuyendo la posibilidad de cumplir ese objetivo.

Además, hay un problema de financiación, según Adriane Casalotti, jefa de gobierno y asuntos públicos de la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de los Condados y Ciudades. Explica que los estados y los departamentos de salud necesitan dinero federal para contratar personal, desde trabajadores del centro de datos para rastrear las vacunas hasta empleados del centro de llamadas. El paquete de ayudas para la pandemia del Congreso de EE.UU. cuenta con más de 8.000 millones de dólares para la distribución de vacunas, pero esas ayudas se están retrasando. Casalotti advierte: “No puedes contratar a alguien en diciembre si no sabes si podrás pagarle en enero”.

Así fue el retorno de Tyson

El año 2020 dejó muchos momentos memorables en el mundo del boxeo. Sin duda hubo grandes combates, victorias, sorpresas… pero el pleito que más focos acaparó no fue oficial. Mike Tyson se subió al cuadrilátero de nuevo. El de Brooklyn, que se proclamó con 20 años el campeón de los pesados más joven de la historia, se vio después metido en un agujero por las drogas, pasó por prisión acusado de violación y ahora vive una segunda vida en forma y con un boyante negocio de cultivo y comercialización de marihuana, que es legal en varios estados de EE UU. Fue una exhibición, pero no hizo falta ponerle ‘oficialidad’ para que nadie se despegase de la televisión. Este fue el 2020 de ‘Iron Mike’.

Tyson anunció su regreso por sorpresa

Mike Tyson se retiró en el año 2005. Durante los primeros meses del año había mostrado en redes sociales su increíble cambio físico. Bajó 45 kilos y en abril, mediante un directo de Instagram, desveló que iba a volver para disputar combates benéficos. Sin duda la noticia fue un auténtico bombazo, más cuando comenzó a subir vídeos de su estado. Había recuperado la explosividad junto con Rafael Cordeiro y las ganas de verle aumentaban por momento.

Roy Jones recogió el guante de Mike Tyson

Una vez que Tyson dio el paso al frente, la duda se centraba en el nombre del rival. Evander Holyfield y Shannon Briggs fueron los primeros nombres en aparecer. El primero también había anunciado su vuelta para el mismo fin y todo parecía estar cerca de producirse. Se dio fecha incluso, 11 de julio, pero no fue así. Finalmente Roy Jones Jr. fue el elegido. La fecha dio mucho morbo, ya que eligieron el 12 de septiembre. El fin de semana más cercano al 15 de septiembre está ‘reservado’ para el mejor boxeador del momento, sobre todo si es latino. Es fiesta nacional en México y parecía la fecha reservada para Canelo Álvarez.

El movimiento puso en jaque al boxeo moderno, ya que nadie tuvo el valor de contraprogramar otra velada. Finalmente, a un mes del combate, anunciaron que se retrasaba. Lo hizo al fin de semana de Acción de Gracias. Quería que tuviese más público potencial y “poder promocionarla”, aunque lo cierto es que poco más se movió el tema. Ese traslado permitió también que la USADA entrase en el duelo para cotrolarlo. Habría controles antidopaje, pero a la carta: la marihuana estaba permitida

El riesgo del KO, siempre en la mente

Desde que se anunció que Tyson y Jones se iban a enfrentar, el combate comenzó a calentarse. Tyson repitió una y otra vez que iba a por KO y Jones respondía que estaba preparado para lo que pasase. La tensión en redes iba en ascenso, pero a la hora de la verdad la sangre no llegó al río. Los dos se enfrentaron en un combate de seis asaltos de dos minutos, lo máximo que le permitió la Comisión de California, y se cuidaron. Entendieron a la perfección lo que estaban haciendo. La pelea gustó a los más críticos, que habían puesto el grito en el cielo por lo peligroso que era, y convenció de cara al futuro. Mike quiere mas y los números le avalan. El combate generó 66 millones de dólares. ‘Iron’ se llevó diez que donó a la beneficencia.

Se investiga la ambulancia alquilada que nunca estuvo en el domicilio de Maradona

El día que Diego Armando Maradona fue trasladado de una clínica donde había sido sometido a una neurocirugía hasta al country San Andrés de Tigre donde finalmente falleció el pasado 25 de noviembre, la administración del barrio privado les comunicó a los vecinos que en el lote que alquilaba el “10” iba a haber estacionada una ambulancia, lo que finalmente no ocurrió, informaron fuentes judiciales.

Los fiscales que investigan las circunstancias de la muerte del excapitán del seleccionado argentino de fútbol campeón en México 86, ya incorporaron al expediente ese comunicado que llegó el 11 de noviembre a los vecinos con el título “Presencia de Maradona en San Andrés” y al que tuvo acceso Télam.

“Estimados vecinos. Cómo es de público conocimiento, desde el día de la fecha, el Sr. Diego Armando Maradona es nuevo inquilino del barrio. Su llegada por la tarde, fue planificada y coordinada por personal de la Guardia, conjuntamente con la custodia personal de Maradona y la delegación policial de Villa La Ñata”, dice el primer párrafo de la comunicación.

“Afortunadamente no se registraron inconvenientes de ningún tipo, más allá del lógico revuelo por la envergadura del inquilino. El Sr. Maradona estará acompañado por sus hijas y familiares, así como de personal médico (una ambulancia permanecerá estacionada en el lote)”, dice el correo electrónico.

Ese dato que está entre paréntesis es el que ahora observan los fiscales, ya que quieren determinar quién le comunicó a la administración del country que iba a haber estacionada una ambulancia en el lote 45 y qué pasó que ello no sucedió.

“Nos estamos preguntando si tenían un plan de internación más serio del que finalmente montaron y qué paso en el medio para que esa ambulancia que anunciaron que iba a estar presente, no apareciera”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales.

En otro tramo de comunicado a los vecinos, la administración de San Andrés también informó que iba a haber “uno o dos custodios que no podrán deambular por ningún lugar común del barrio, fuera de los límites del terreno particular”.

“EI propietario articulará con el Consejo y su personal de custodia, todas las acciones que se consideren necesarias para que su estadía no represente una invasión desmedida a la seguridad y privacidad de los vecinos del barrio, ni al pretendido descanso que Maradona viene a buscar a nuestro barrio”, agrega el texto del correo electrónico.

Resuelto el misterio del excursionista fallecido al que nadie podía identificar

El pasado 23 de julio de 2018, dos hombres hallaron un cadáver dentro de una tienda de campaña amarilla en el parque Big Cypress, a unos 2.000 kilómetros de Nueva York. Su cuerpo no presentaba signos de violencia y destacaba la delgadez del mismo. La autopsia no mostró sustancias químicas ni ninguna enfermedad, por lo que quedó como “indeterminada”.

El individuo había comenzado a andar desde Nueva York a Florida, sólo cogió una mochila, unos vaqueros, un fajo de billetes y se hacía llamar Ben Bilemy. Al principio, se identificó como Denim (ropa tejana), aunque posteriormente pasó a llamarse Mostly Harmless (mayormente inofensivo), un apodo inspirado en una obra de ciencia ficción.

Buscando una respuesta

Tras conocerse su historia, el periodista Jason Nark estuvo intentando descifrar el misterio de este suceso. Ahora, la publicación Adventure Journal ha podido confirmar que Mostly Harmless era realmente Vance Rodríguez, un trabajador del sector tecnológico originario de Louisiana, aunque en sus últimos años residió en Brooklyn (Nueva York).

Nark contactó el 16 de diciembre con el excompañero de piso de Rodríguez. Tanto él como tres amigos suyos sostienen que el misterioso hombre encontrado en Big Cypress era él. El mismo testimonio fue corroborado por una exnovia, que aseguró estar “100 por ciento segura”.

Sin actualizaciones

Incluso, una prueba de ADN realizada anteriormente por un laboratorio externo mostró que tenía ascendencia de la etnia cajún. Pese a las averiguaciones hechas por la revista, las autoridades del condado de Collier negaron tener más información al respecto: “No tenemos actualizaciones para publicar en este momento”.

Un paciente COVID mata a golpes a su compañero de habitación

Un paciente ingresado por COVID-19 en el Hospital Antelope Valley en Lancaster, en el sur de California, ha sido arrestado y acusado de asesinar a su compañero de habitación. Presuntamente, Jesse Martínez, de 37 años, utilizó un tanque de oxígeno para pegar a la víctima, otro varón de 82 años que también recibía tratamiento por coronavirus. La identidad de la víctima no ha sido revelada, solo ha trascendido que su nacionalidad era hispana.

La policía de los Ángeles ha emitido un comunicado en el que explica que “el sospechoso se molestó cuando la víctima comenzó a rezar”. Después, cogió el tanque de oxígeno para golpearle, provocándole las graves heridas que acabaron con su vida al día siguiente, el 18 de diciembre. “El sospechoso, Jesse Martínez, de 37 años, fue arrestado y acusado de asesinato, un aumento del crimen de odio y abuso de ancianos”, añade la nota. Su fianza está fijada en 1,000,000 dólares y está previsto que comparezca ante el Tribunal de Antelope Valley el próximo lunes 28 de diciembre.

La investigación sigue en curso y la policía ha solicitado la colaboración ciudadana: “Se recomienda a cualquier persona que tenga información sobre este incidente que se comunique con la Oficina de Homicidios del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles al (323) 890-5500. Si prefiere proporcionar información de forma anónima, puede llamar a “Crime Stoppers”, marcando (800) 222-TIPS (8477). También se puede aportar información a través de la aplicación móvil “P3 Tips” en Google Play o Apple App Store, así como entrando en la web http://lacrimestoppers.org”.

California vive una situación extrema

Este miércoles, el estado de California notificó 39.069 nuevos casos de coronavirus en las última 24 horas, elevando la cifra total a 1.964.076 infecciones desde que el pasado mes de marzo, lo que ubica a California como el epicentro del virus en Estados Unidos. Por su parte, se registraron 361 muertes de entre martes y miércoles, con lo que en total han fallecido 23.284 personas desde que comenzó la pandemia.

Ante este aumento de casos, los hospitales de California se está quedando sin camas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y algunas regiones ya están al máximo de su capacidad. El lunes, el secretario de salud, Mark Ghaly, alertó de que es posible que áreas enteras se queden sin espacio incluso en sus centros de tratamiento adicionales improvisados “para fines de mes y principios de enero”. Mientras tanto, el gobernador del estado, Gavin Newsom, emitió una orden para quedarse en casa y muchos negocios no esenciales permanecen cerrados con el fin de controlar la pandemia.

La foto que remueve conciencias

Hace unos días se hizo viral la foto de un profesor ingresado en un hospital de Texas (EE.UU.) corrigiendo exámenes el día antes de morir. Su hija, Sandra A. Venegas, publicó en Facebook la foto de su padre junto a su ordenador cuando le quedaban unas horas de vida. La publicación se ha hecho viral y no ha parado de compartirse desde entonces.

“Este es mi papá Alejandro Navarro, el día antes de que falleciera, preocupado por finalizar las notas para los informes de progreso. Sabía que iba a urgencias así que empacó su portátil y cargador para poder entrar en ellos”, escribió Sandra.

“Los médicos venían a verlo. Estaban haciendo pruebas, le decían que necesitaba decidir lo que quería en el caso de que su corazón se detuviera: RCP e intubación o para ir en paz. Él respondería a sus preguntas y cursaría con notas”, añadió.

“La última vez que lo vi fue el lunes y pasó las dos horas que estuve en su casa trabajando. Ojalá hubiera cerrado su portátil y disfrutado de pasar tiempo con él”, lamentó.

La labor de los maestros

“Los profesores dedican tantas horas extras, horas que muchos no se dan cuenta. Incluso durante una pandemia, incluso durante una crisis de salud, los profesores se preocupan por cumplir sus funciones. Gracias a tus maestros. Si estás casado con uno, ayúdales a establecer límites, si eres la hija / hijo de uno, no dejes que trabajen una vez que estén en casa. Sé amable con tus maestros”, redactó Sandra.

Profesores no normalizemos el trabajo después de horas, no normalicemos quedarse en el trabajo hasta tarde. Eres reemplazable en el trabajo. No eres reemplazable en casa. Papá, te echaremos mucho de menos! Te quiero!”, finalizó.

No murió por la COVID-19

Después de todo el revuelo que ha causado la foto, Sandra ha editado la publicación, aclarando que su padre no murió por coronavirus: “No me di cuenta de que este post recibiría tanta atención pero sí quería aclarar, mi padre no falleció de COVID ni nada relacionado con COVID”, concluyó.

Alarma en Brasil tras detectar una nueva cepa de coronavirus

Una nueva cepa del coronavirus ha puesto en alarma a Brasil. En las últimas horas, un grupo de investigadores detectó otra variante del patógeno causante de la COVID-19 en Río de Janeiro, unas de las regiones más afectadas en el país sudamericano.

Según un estudio realizado por el Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC), junto con la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), esta nueva cepa fue detectada por primera vez en el mes de octubre en la ciudad de Río de Janeiro, capital del estado que lleva el mismo nombre.

Hasta el momento la cepa no parece haberse extendido al resto del país, pues está “parcialmente restringida” a esta ciudad, aunque los expertos alertaron sobre una posible extensión por el resto del estado y el país. “El aumento significativo en la frecuencia de ese linaje levanta preocupaciones sobre la gestión de la salud pública y la necesidad de vigilancia genómica durante la segunda ola de infecciones”, advirtieron los expertos en salud.

Características de la nueva cepa

Esta variante fue descubierta tras secuenciar genéticamente el linaje B.1.1.28, que circula en Brasil desde inicios de año, y se calcula que podría haber surgido durante el pasado mes de julio. Tras analizar las muestras de 180 genomas del SARS-CoV-2 se han descubierto “cinco mutaciones exclusivas” que rápidamente se han propagado.

El estudio, además, no indica si esta nueva cepa es más transmisible o agresiva, algo que sí sucede con la encontrada en Reino Unido hace menos de una semana. Lo que sí han podido confirmar los científicos es que no hay indicios de que la variante pueda reducir la eficacia de las vacunas que ya se están empezando a distribuir en todo el mundo.

Las muertes por sobredosis aumentan en EEUU

El año 2020 toca a su fin y, con él, uno de los más complicados de las últimas décadas. El coronavirus ha traído dolor y pérdidas económicas a todos los rincones del mundo durante este año. Unas consecuencias que están camino de hacer de este 2020 el año con más muertes en Estados Unidos.

A falta de una semana para el cierre de esta temporada, se espera que por primera vez se superen los, por primera vez, los tres millones de muertos en el país de las barras y estrellas. Concretamente, los datos podrían registrar 3,2 millones de fallecidos durante este año, lo que supondría un incremento de 400.000 respecto a 2019.

Unas cifras que, de confirmarse, supondrían el mayor salto en un año desde 1918, cuando murieron miles de soldados estadounidenses en la I Guerra Mundial y otros tantos ciudadanos por la conocida como gripe española. Aquel año, el incremento fue del 46% respecto a 1917.

La COVID, causante de más de 300.000 fallecidos

A fecha de hoy, en Estados Unidos han muerto más de 320.000 personas por culpa de la pandemia, según la Universidad Johns Hopkins. El número de fallecidos sigue creciendo día a día tras varias semanas de incremento en el número de casos. La llegada del coronavirus supuso un cambio de tendencia en la previsión, que según The Associated Press era optimista hasta ese momento.

El descenso de 2019

Durante el año pasado, la tasa de mortalidad cayó en Estados Unidos debido a un receso en las muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer. Asimismo, la esperanza de vida subió ligeramente por segundo año seguido, según los datos de defunción de los Centros de control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, con la pandemia la esperanza de vida podría caer hasta tres puntos este año, según Robert Anderson, funcionario de los CDC. El año pasado se registraron 2.854.838 muertes en Estados Unidos, casi 16.000 más que el año previo. “Fue un año bastante bueno en mortalidad, dadas las circunstancias”. Anualmente, las muertes suelen subir entre 20.000 y 50.000 debido al crecimiento de la población.

Principales causas de muerte

Aunque el coronavirus ha tenido una gran incidencia en el país norteamericano (es el que más fallecidos por COVID tiene en el mundo), no es la primera causa de muerte, sino la tercera, por detrás de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Además de éstas, también otras causas de muerte aumentaron durante este año. A principios del mismo se dio un pico de fallecimientos por neumonía, que podría haberse debido a casos de coronavirus no identificados en su momento. También, según Anderson, se incrementaron los problemas cardíacos, de circulación, diabetes y demencia. Estos problemas se podían haber visto agravados, de forma directa o indirecta, por el coronavirus.

Sobredosis, otra causa de muerte

Las muertes por suicidio, tras registrar una bajada en 2019, repuntaron en este año, así como las muertes por sobredosis, que se han incrementado de forma notable. Incluso antes de la pandemia, Estados Unidos se encontraba ante el momento más mortal de su historia durante los primeros meses por esta causa de muerte. La pasada semana, los CDC confirmaron que más de 81.000 personas habían perdido la vida por sobredosis entre mayo de 2019 y de 2020, la cifra más alta jamás registrada.

Una de las causas que valoran los expertos para este aumento es el hecho de que la pandemia pudo haber interrumpido los tratamientos y servicios de rehabilitación. Aunque, según estos, el factor principal son las propias drogas o fármacos que producen las sobredosis. “No creo que haya un grupo de gente que de pronto empezó a consumir drogas por la COVID. En todo caso, creo que el suministro para la gente que ya consumía drogas está más contaminado“, asegura Shannon Monnat, investigadora de la Universidad de Syracuse. Ante el problema de suministro a los traficantes, cada vez mezclaban más fentanilo (más barato y letal) con heroína, cocaína y metanfetamina.