Otra vez Mbappé y el VAR

Con suspense, como viene siendo habitual, el PSG venció al Angers por 2-1 en un final apurado que decantó la balanza en favor de los parisinos gracias a un gol de Mbappé de penalti que tuvo polémica, ya que el Angers reclamó una falta previa de Icardi al remate del argentino, que terminó tocando en la mano de Capelle y el colegiado señaló penalti tras consultarlo con el VAR. Los de Pochettino sumaron la novena victoria en diez jornadas de Ligue 1 en un partido gris en líneas generales en el que los detalles se acabaron imponiendo en el Parque de los Príncipes.

Ni mucho menos lo de hoy podía plantearse como un partido fácil para el PSG. Su rival, el Angers, renovado con un nuevo entrenador, Gerard Baticle, que fue segundo del Lyon durante muchos años, estaba cuarto y llegaba con ganas de dar la campanada en el Parque de los Príncipes. Pochettino, sin Messi, Neymar y todo el grupo de sudamericanos, que jugaron precisamente hoy en la madrugada, tuvo que improvisar en un once que contaba con Mbappé como principal amenaza ofensiva, acompañados de Icardi y Rafinha, que fue la gran novedad en la alineación del argentino.

La primera mitad del PSG fue un ocaso absoluto. Las sensaciones fueron similares a las de la derrota de hace dos semanas contra el Rennes, con un equipo poco fluido en ataque, lento en las transiciones defensivas y sin casi generar peligro en la portería rival. Aunque Rafinha lo intentó en una gran jugada colectiva al inicio del encuentro, el Angers demostró el porqué está cuarto clasificado en la Ligue 1, siendo un equipo solidario, colectivo y muy atrevido para atacar que se encomendó al talento de Boufal, que cuando tiene el día es uno de los jugadores más talentosos de la Ligue 1.

El exjugador del Celta comenzó a perforar el débil sistema defensivo del PSG, que con el paso de los minutos fue perdiendo fuelle y empezó a tener dificultades para contener el abrumador talento de un jugador muy motivado. El marroquí avisó en una gran jugada personal que acabó con un disparo cruzado con la izquierda para después asistir a Fulgini en un fantástico centro que acabó rematando el mediocentro. Con el 0-1, el PSG buscó el empate justo antes del descanso y lo encontró a través de Ander Herrera, pero el remate de cabeza del mediocentro fue anulado.

Pochettino no tardó en reaccionar, ya que el partido le pedía una marcha más al PSG. Bernat volvió a tener minutos con el conjunto parisino más de un año después de su dura lesión de ligamentos (16 de septiembre), así como Wijnaldum, protagonista de la semana por asegurar que no está del todo feliz en París al no ser titular. Con ambos en el terreno de juego, los parisinos comenzaron a hilar jugadas de bastante peligro, como un remate de Rafinha que salió muy cerca del poste de la portería defendida por Bernardoni.

En una jugada aislada y tras una segunda jugada de un córner botado por Mbappé, el internacional francés encontró a Danilo con un centro medido con la pierna izquierda que acabó en la red tras un gran remate del mediocentro. Para agitar todavía más el encuentro, Pochettino, consciente de que al equipo le faltaba velocidad con la pelota, dio entrada a Achraf y Draxler. El Angers de la primera mitad ya no tenía el mismo fuelle para llegar a los balones divididos y el técnico argentino lo sabía.

Como ante el Olympique de Lyon o el Metz, el PSG volvió a salvarse en el tramo final. Esta vez con la colaboración del VAR, que avisó al árbitro de una mano de Capelle en un remate de Icardi y que acabó siendo penalti tras el colegiado consultarlo con el monitor. Mbappé, que ya había asistido en el primer gol, no perdonó y le dio la novena victoria al PSG de la temporada tras diez jornadas disputadas. Una victoria que, como otras muchas, llega en los minutos finales.

Cambios

Bernat (62′, Abdou Diallo), Wijnaldum (62′, Rafinha), Bilal Brahimi (63′, Mohamed Ali-Cho), Achraf Hakimi (71′, Colin Dagba), Draxler (71′, Ander Herrera), Azz-Eddine Ounahi (76′, Sofiane Boufal), Bahoken (76′, Angelo Fulgini), Eric Junior Dina Ebimbe (93′, Kylian Mbappe)

Goles

0-1, 35′: Angelo Fulgini, 1-1, 68′: Danilo Pereira, 2-1, 86′: Kylian Mbappe

Tarjetas

Arbitro: Bastien Dechepy
Arbitro VAR: Jeremie Pignard
Pierre Capelle (84′,Amarilla) Verratti (92′,Amarilla

Clasificación

Mediaset dará cinco partidos ligueros del PSG

Mediaset España ha adquirido este viernes cinco partidos a su libre elección a lo largo de la temporada del equipo francés Paris Saint Germain (PSG) en la Ligue 1 y emitirá el primero de ellos el próximo domingo 24 de octubre a las 20.45 horas en Cuatro y ‘Mitele.es’, cuando el conjunto parisino se enfrente al Olympique de Marsella.

‘Le Classique’, que es como se conoce en Francia al partido que enfrenta a los equipos de las dos ciudades más grandes del país, contará con la narración de Manu Carreño y los comentarios de Fernando Morientes y Pablo Pinto. Ricardo Reyes viajará al Stade Vélodrome para contar a los espectadores todo lo que ocurra a pie de campo, según ha informado el grupo de comunicación en un comunicado.

El pasado 25 de agosto, Telecinco emitió el partido del PSG contra el Stade de Reims, que supuso el debut de Messi en el equipo de la capital francesa tras casi 17 años defendiendo los colores del F.C. Barcelona y que se convirtió en el encuentro de liga extranjera más visto en la historia de la televisión en España.

Alarma en el PSG: riesgo muy alto de recaída para Ramos

Alarma en el PSG con Sergio Ramos. Según ha contado Antón Meana en ‘El Larguero’ de la Cadena SER al defensa: “Le molesta el sóleo y las fuentes médicas consultadas por este programa dicen que el riesgo de recaída es muy alto. La gente que ha tratado a Ramos está muy preocupada. Los últimos meses no han sido buenos”.

Javier Herráez ha ampliado la información minutos después: “Fuentes médicas consultadas por la Cadena SER dicen que el riesgo es muy alto. Si arriesgara podría peligrar la temporada. Forzó mucho el año pasado y eso le afectó en sus últimos partidos con el Madrid. No es normal que Ramos haya encadenado lesiones musculares. Las dos últimas veces forzó y le fue mal. No le benefician los ejercicios que él hace para el sóleo. No fue sincero con el mismo cuando quería jugar el último partido de la temporada. No le ponen fecha de vuelta porque el riesgo de recaída en el sóleo es muy alto”.

Meana ha asegurado sobre la lesión de Ramos: “Ellos dicen que todo va a volver a la normalidad. Ramos no ha cambiado en nada. No quiere jugar hasta que no esté al 100%. Se enfadó al no poder jugar el último partido de la temporada contra el Villarreal”.

El debut del camero como jugador del PSG estaba previsto en el partido frente al Angers. Sin embargo, tal y como comentan en el programa de la Cadena SER el riesgo de recaída de la lesión que sufre en la pantorrilla es alto. Este jueves, el conjunto parisino ha emitido un parte médico en el que ha confirmado que el objetivo es que vuelva en diez días a entrenar con el resto de sus compañeros.

Por tanto, el exjugador del Real Madrid se perderá, como mínimo, los partidos ante el Angers este viernes, el del martes ante el Leipzig y el del 29 ante el Olympique de Marsella en el que será el primer clásico de la temporada. El último partido oficial del camero fue el 5 de mayo, en las semifinales de la Champions ante el Chelsea.

En la mañana de este jueves, Ramos no ha saltado al césped del campo de entrenamiento del PSG al estar recuperándose todavía de la lesión en la pantorrilla que sufrió hace un mes. Minutos antes de la sesión, René Ramos, su hermano y agente, se ha reunido con Leonardo durante una hora para analizar la situación del central.

Mbappé, ni por todo el oro del mundo

En el Madrid están muy tranquilos con el tema Mbappé, a pesar de que Le Parisien, diario muy vinculado al PSG por su línea editorial, asegura que va a acometer una ampliación de capital de 171 millones de euros para paliar las pérdidas provocadas por la crisis derivada del COVID-19… y para intentar convencer de paso a Mbappé, aumentando su oferta económica de renovación y evitar así las continuas negativas del crack parisino para seguir en el Parque de los Príncipes. Pero fuentes consultadas por AS afirman que “Mbappé tiene una decisión tomada y el dinero es lo de menos. Ni por todo el oro del mundo renovaría con el PSG. Su decisión está tomada desde hace tiempo y nada le hará cambiar. Quiere triunfar en el Madrid y lo hará. Solo le queda esperar al 30 de junio para ver cumplido su sueño…”.

En Le Parisien especulaban con la posibilidad de aumentar la oferta de renovación que el PSG ha hecho a Mbappé para que acepte renovar su contrato, que acaba en 2022. Podrían llegar a ofrecerle más de 50 millones de euros netos por temporada, con lo que superaría a Messi (y Neymar (37), convirtiéndose en el jugador mejor pagado del mundo. Pero Kylian funciona por otros parámetros que no se basan en lo económico. Quere sentirse valorado y ganar títulos. En el PSG es el tercero en el escalafón jerárquico de la plantilla y del club, por detrás de Messi y Neymar, y por lo tanto ganar más o menos dinero no le haría más feliz sabiendo que su estatus ante Pochettino no variará. El propio técnico argentino reconoció abiertamente hace unas semanas que Messi, Di María y Neymar forman un núcleo de amistad, futbolística y personal, y que Mbappé debería adaptarse a ellos por el beneficio del grupo. Esa declaración terminó de quemar al francés, que no entiende el ninguneo al que se le ha sometido desde la llegada de Messi a París.

En realidad, sus declaraciones conciliadoras y las de su madre en la semana pasada se deben más a una estrategia para lograr que Mbappé tenga una convivencia pacífica de aquí a junio con la caliente afición parisina, sobre todo con esos ultras que en verano le abuchearon cuando el día de la presentación del equipo saltó Mbappé al terreno de juego del Parque de los Príncipes. Ese día se rompió el último vínculo emocional que le quedaba al 7 del PSG con el club que le contrató hace cuatro años. Su hoja de ruta no varía. Con o sin ampliación de capital del PSG…

Golpe definitivo del PSG para retener a Mbappé

El PSG sigue haciendo todo lo posible para retener a Mbappé y para hacer un equipo competitivo que no se salte las reglas del Fair Play Financiero. Según ha informado Le Parisien, el conjunto parisino ha aprobado un aumento de capital de 171 millones de euros que asciende a un total de 511 millones de presupuesto, lejos todavía de los 893 millones que inyectó cuando adquirió la totalidad del club allá por 2011.

El rotativo parisino subraya que esta cantidad no está lejos de ser ilegal dentro del fútbol francés. En julio de 2018, el accionariado qatarí aumentó el capital con una inyección de más de 316 millones tras haber gastado 420 millones en Mbappé y Neymar, convirtiéndose en uno de los equipos más ricos del mundo, aunque en un contexto radicalmente distinto al actual debido a la pandemia del coronavirus.

Este reequilibrio financiero tiene como principal consecuencia paliar las pérdidas que ha tenido el PSG por culpa de la pandemia, que ascendió a 125 millones en 2020 y que actualmente ha doblado dichas cifras en el último ejercicio publicado en verano. De momento, el PSG no ha sido amenazado ni por la UEFA ni por la DNCG, organismo financiero del control de los clubes franceses, al tener en sus cuentas una liquidez más que solvente para asumir sus deudas.

Otro de los objetivos que tiene el PSG con este aumento de capital es el de intentar convencer de una vez por todas a Mbappé de renovar. A poco más de dos meses para que el delantero pretendido por el Real Madrid pueda ser libre de negociar, el conjunto parisino intentará retener a su estrella con un presupuesto que garantiza, al menos en las próximas dos temporadas, tener un equipo competitivo para ganar la Champions League.

“Ramos está sufriendo…”

El entrenador del PSG, Mauricio Pochettino, atendió a los medios de comunicación a poco más de 24 horas de afrontar mañana ante el Angers el partido correspondiente a la jornada 10 de la Ligue 1. En rueda de prensa, el técnico aseguró que Ramos está sufriendo, pero que el staff médico le está ayudando para recuperar su mejor forma física.

Bernat: “Está entrenando bien, tiene posibilidades de entrar mañana en la convocatoria”.

Si Ramos va a recuperar su forma física: “No tengo dudas de que va a poder encontrar otra vez su mejor nivel. Está claro que cada deportista, cada jugador, sobre todo Sergio, no es una situación agradable de no poder entrenar con sus compañeros y no jugar. Está sufriendo, pero él es fuerte mentalmente, y todo el cuerpo médico le está ayudando para que siga con la motivación que tiene para poder superar la lesión que ha sufrido”.

La cantidad de partidos de Achraf y si Dagba puede jugar: “Colin se está recuperando. Lleva unas semanas entrenando a muy buen nivel. Es un jugador que nos gusta, es un jugador que nos ha dado un gran rendimiento en Champions, como ante el Bayern. Es un jugador joven, con mucho potencial y está claro que contamos con él. ¿Otros jugadores para jugar en esa posición? Está Nathan, de la academia, y también está Kehrer que puede jugar ahí o de central. También tenemos otro tipo de alternativas en esas posiciones”.

El discurso tras la primera derrota de la temporada en Rennes: “Lo primero es que no está todo el grupo ahora mismo. Cuando terminó el partido, todo el mundo se fue con sus selecciones. Hemos hablado con todos los jugadores que han llegado esta semana del parón internacional. Siempre en las derrotas, cuando pasa el tiempo, hay que analizarlas y tocar ese tema cuando corresponda. Para nosotros fue un accidente, lógicamente una decepción para el PSG, pero creo que todos somos conscientes, los jugadores los primeros, que no hemos hecho un buen partido”.

El calendario de la Ligue 1: “Vivimos un período en nuestras vidas afectado por una pandemia bien conocida. La adaptación también parte de nuestra responsabilidad. Tenemos que tomar las cosas con la naturalidad suficiente. Estas situaciones son así y hay que trabajar en el futuro para que este tipo de situaciones entre competiciones, confederaciones, FIFA y demás, trabajemos en conjunto para que no nos afecte eso y poder competir en igualdad. Por nuestra parte, no soy una persona que busque excusas. Creo que tenemos un grupo grande de jugadores y esos jugadores tienen que rendir de la manera que tienen que rendir bajo la responsabilidad de un equipo como el PSG”.

Las declaraciones de Neymar: “Lo expliqué ayer en una entrevista en la radio. Ney es una persona, es un jugador, es un hombre sincero y expresa rápidamente sus sentimientos. Su fortaleza mental, en una vida que lleva desde pequeño con un foco mediático muy grande, no creo que tenga ningún problema. Ney ama el fútbol y seguro que querrá jugar muchos años más”.

La presión: “Es un hecho que existe en el deporte de alta competencia. De todas maneras, en el cuerpo técnico tenemos la obligación de conocer ciertas herramientas para poder ayudar a nuestros jugadores. No me gusta hablar de esto de forma banal, porque creo que hay que tener mucho respeto por esto. Estamos muy preocupados siempre tanto en la parte física como la mental de nuestros jugadores, estamos siempre atentos”.

Neymar y su pasión por el fútbol: “Sí, sin ninguna duda. La pasión de Neymar la muestra cada día con nosotros. El rendimiento colectivo no fue bueno. El rendimiento colectivo es la suma de las individualidades”

El partido ante el Angers: “Como siempre, los rivales que nos enfrentamos defienden bajo y buscan transiciones rápidas. Está claro que el partido es diferente, será en un contexto que no es el mismo que en Rennes. Esperemos estar en una mejor situación para evitar esas situaciones en contra. Pero sobre todo tener la capacidad de ser más efectivos de cara a la portería para evitar ese tipo de contrataques”.

Keylor: “Nos expresó que sintió ante Estados Unidos algo por precaución. Esperemos que no sea nada grave. Pero el partido es el martes y ahora tenemos que hablar del partido de mañana”.

Los médicos del PSG no ceden ante Sergio Ramos

La vuelta de Sergio Ramos a los terrenos de juego sigue siendo un enigma en pleno octubre para el PSG. Aunque el central se siente bien y quiere volver cuanto antes, desde el staff médico del conjunto parisino no le autorizan el alta médica con el riesgo de una recaída que podría dejarle durante muchos meses alejado de los terrenos de juego.

Es la información que recoge L’Équipe, que asegura que Ramos quiere jugar ya con el PSG y que su entorno lo está filtrando en España, pero que la realidad dista mucho de las pretensiones del camero. Si fuerza ahora, la pantorrilla izquierda en la que está lesionado podría inflamarse y eso provocaría una recaída con consecuencias todavía más severas para el exjugador del Real Madrid.

Escudo/Bandera PSG

Le Parisien, por su parte, ha sido algo más optimista con el camero, del que consideran que podría debutar, en el mejor de los casos, el 29 de octubre contra el Lille. No jugará el viernes ante el Angers, tampoco ante el Leipzig y todo hace presagiar a que tampoco lo hará frente al Olympique de Marsella en el Clásico del 24 de octubre. Desde que fichara por el PSG en julio, Ramos no ha podido debutar todavía con su nuevo equipo, ya que a la de la pantorrilla hay que sumarle unas molestias en la rodilla que arrastra desde finales de julio.

Wenger 'regresa' a los banquillos

El extécnico del Arsenal, Arsène Wenger, que estuvo al mando de los ‘gunners’ durante 22 años, volverá a sentarse en un banquillo para ponerse a los mandos de un equipo. Lo hará el próximo mes de enero, dirigiendo a los mejores jugadores de Al-Hilal y Al-Nassr en la ‘Riyadh Season Cup’, que disputarán frente al PSG, el equipo invitado de este año.

Así lo ha confirmado Turki Alsheikh, Consejero de la Corte Real de Arabia Saudí, en su cuenta personal de Twitter. El francés, ahora trabajando en la FIFA como Director de Desarrollo del Fútbol, volverá a dirigir un encuentro tras su retirada en 2018. Wenger, que llegó al Arsenal tras entrenar a Nancy, Mónaco y Nagoya Grampus, tiene un amplio palmarés. En Francia, ganó Liga y Copa con el equipo monegasco. En Japón, fue campeón de Copa y Supercopa.

Pero su etapa más brillante llegó en Londres. Durante sus más de 20 años en Inglaterra, consiguió ganar tres Premier League, siete FA Cup y otras tantas Community Shield. En 2010, fue galardonado por el IFFHS con el premio a Mejor entrenador de la década, tras dirigir a los históricos ‘Invencibles’ en la temporada 2003/04, campaña en la que el Arsenal ganó la Premier sin perder un solo partido, un hito que a día de hoy nadie ha conseguido igualar (el Preston North End lo hizo en 1889, pero en una liga de 12 equipos).

Llega por fin el debut de Ramos

Este viernes el PSG vivirá una anomalía contra el Angers, ya que los de Pochettino no podrán contar con los jugadores sudamericanos debido a que juegan horas antes sus respectivos compromisos internacionales. El técnico argentino deberá improvisar en su lista de convocados en la que la principal novedad podría ser Sergio Ramos.

El central, que todavía no sabe lo que es tener minutos con la camiseta del PSG, había sufrido una nueva lesión en septiembre, esta vez en la pantorrilla, que le había impedido tener continuidad en la capital francesa. Según informa ‘Le Parisien’, el exjugador del Real Madrid, junto a Bernat, que lleva más de un año lesionado en el ligamento, tiene opciones de entrar en la convocatoria para enfrentarse al Angers.

Escudo/Bandera PSG

Aunque dicha información fue negada por Pochettino en la previa del encuentro ante el Rennes, afirmando que una cosa era el alta médica y otra el alta para competir, la evolución de la lesión de Ramos va por buen camino y el internacional español apunta a entrar en la convocatoria. Marquinhos no irá convocado y las opciones para que juegue de titular se multiplican, aunque el staff técnico del PSG no quiere tomar riesgos ante la falta de ritmo del camero.

El Madrid se fía de Mbappé

Tras unos días movidísimos, con declaraciones de todas las partes y fuertes ataques desde el PSG hacia el Real Madrid, el futuro de Kylian Mbappé se ha agitado fuertemente, aunque no se sabe aún si se ha desplazado en alguna dirección. Tomando en cuenta ciertas palabras del jugador en RMC y L’Équipe, parecería que tiene claro firmar por el Madrid a partir del 1 de enero; considerando otras de su madre sobre las conversaciones para renovar con el PSG, los hinchas parisinos tendrían motivos para el optimismo.

Pero en el Real Madrid mantienen la fe y la buena cara en que las gestiones realizadas en los últimos años darán sus frutos y en que, a partir de enero, Mbappé estará dispuesto a estampar su firma en un contrato con el Real Madrid. Saben en el club madridista que la presión en los próximos meses será fortísima, que la afición del PSG ya está jugando su papel, con silbidos constantes al delantero, y que Francia al completo va a intentar mantener a Kylian en el país. Pero en el Real Madrid confían en las razones de Mbappé.

Un sueño desde niño

En un fútbol en el que el dinero suele ser el factor determinante, Mbappé ha demostrado con su no renovación con el PSG un deseo genuino de jugar en el Real Madrid, un deseo arraigado en su infancia, en esas imágenes de niño en su habitación del barrio parisino de Bondy, con las paredes totalmente cubiertas de pósters de Cristiano Ronaldo vistiendo la camiseta madridista (ha confesado que sus ídolos son el portugués y Michael Jordan). De hecho, su camino como jugador blanco pudo empezar mucho antes, en 2012, cuando visitó la Ciudad Deportiva de Valdebebas y fue tentado por el Madrid; su familia decidió que era pronto para que saliese de Francia; al año siguiente se incorporó a la estructura formativa del Mónaco.

Mbappé, de niño, fan del Real Madrid.

Mbappé, de niño, fan del Real Madrid.
DIARIO AS

Cuando se fue al PSG en 2017, desde el Mónaco, fue por motivos deportivos (no veía clara su titularidad con la BBC aún vigente) y también económicos (el Madrid no podía pagarle lo que pedía para no descompensar la escala salarial del vestuario). Pero quedó claro que el Madrid estaba en su mente cuando Vadim Vasilyev, vicepresidente del Mónaco, confesó en ‘Telefoot’ lo que le dijo Mbappé para solicitarle que le vendiese al PSG (el club monegasco prefería no potenciar a un rival directo): “El Real Madrid me esperará”. Y tenía razón, el Madrid le esperó. Y él correspondió a esa espera, como explicó en L’Équipe: “Si me hubiese ido este verano, sólo habría sido al Madrid”.

Ser el centro del proyecto

Mbappé viene deslizando desde hace tiempo que quiere ser el centro del proyecto deportivo en el equipo en el que juegue. En verano de 2019 no pudo ser más claro, en la gala del fútbol francés tras el cierre del curso 2018-19: “Quizás sea el momento de tener más responsabilidad, quizás en el PSG, quizás en otro sitio…”. En su reciente entrevista en Le Parisien, su madre, Fayza Lamari, volvió a incidir en ese concepto: “Kylian quiere estar en el centro de un proyecto deportivo. Necesita desafíos constantes”.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/10/10/primera/1633895284_331008_1633895762_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'AFP’);return false;” class=”item-multimedia”>

AFP

De hecho, en estos momentos el potencial del PSG parece mayor que el del Madrid, pero para Lamari eso no es definitivo: Hace cuatro años, el Real era más atractivo que el PSG y elegimos al PSG. Este verano, Kylian se decidió por el Madrid porque quería hacer realidad su sueño y comenzar su historia allí. Ahora, si se suma al Madrid Kylian, más tres o cuatro jugadores en los próximos cuatro años, este equipo no es el mismo”. El Madrid ya le ha prometido a Mbappé que todo girará en torno a él y el PSG, que le prometió lo mismo, ha actuado en sentido contrario: primero renovó a Neymar y luego fichó a Mbappé, relegando al francés a un tercer escalón.

Menos salario, más imagen global

Lo que todas las partes saben es que, si el salario fuese la parte decisiva, Mbappé renovaría con el PSG. El Madrid ha hecho esfuerzos en los últimos años para llegar a este punto en una situación de total solvencia, pero sabe que el emirato de Qatar nutre al PSG constantemente y que competir por ahí es complicado. El club blanco pondrá a Kylian un salario galáctico y, además, compensará las diferencias con la oferta del PSG con los derechos de marketing e imagen, que el club blanco suele compartir con los futbolistas y que crecerán exponencialmente con Mbappé de blanco, como suele suceder con todos los que firman por el Real Madrid. Así fue con Zidane, Figo, Ronaldo, Cristiano, Beckham… 

Combinando ambos factores, el Madrid está convencido de que su oferta será totalmente atractiva para que Mbappé sienta que no pierde dinero por jugar en el club madridista. La madre del futbolista lo dejó claro recientemente: Hoy, la ventaja de tener dinero es que tomamos decisiones que no están dictadas por el dinero. Si hubiéramos renovado, seríamos más ricos. También si no hubiéramos rechazado muchos contratos de marketing. Somos increíblemente afortunados de tener dinero, pero no es un fin en sí mismo. Kylian no juega al fútbol por dinero, de lo contrario no habría logrado todo lo que consiguió”.

Una prisión de oro

Mbappé sabe, además, que la renovación por el PSG podría ser un caramelo envenenado, sobre todo si no se hace con cláusulas liberatorias que eviten situaciones como la de este verano pasado. El PSG se ha mostrado como un equipo inflexible a la hora de considerar las peticiones de sus jugadores de cambiar de aires: Verratti, Marquinhos, Thiago Silva, Rabiot… Si Mbappé extiende su contrato con el PSG, ya sabe que el emir de Qatar no permitirá su salida ni un día antes de que finalice el contrato. Es la prisión de oro de la que habló Donato di Campli, el exagente de Verratti, que intentó sacarle del club y terminó abandonado por el futbolista, en favor de Mino Raiola, e ignorado por el PSG.

El propio Mbappé relató en RMC el miedo que sintió al ver cómo Nasser Al-Khelaïfi declaró que no se iría del PSG, ni traspasado ni gratis: Da miedo cuando tu presidente dice: “Nunca saldrá libre”. Cuando escuché eso, me atraganté. Yo pensaba: “Entonces, ¿qué va a pasar aquí? No quise reaccionar caliente, porque, cuando escuché eso, me dije: “Oula…”. Las palabras de Leonardo en agosto, recalcando que no estaban contentos con el futbolista, tampoco han ayudado para que el delantero modifique su parecer.

La doble K

El retorno de Benzema a la selección francesa el pasado verano, tras cerrar las heridas que tenía abiertas con el seleccionador Deschamps, permitió ver una delantera junto a Mbappé que no logró llevar a Francia al título en la Eurocopa, aunque sí brilló: Benzema anotó cuatro tantos en la cita, asistido dos veces por Mbappé. La sintonía entre ambos ha sido total desde el inicio, como ya reveló el propio Kylian al anunciarse el regreso de Karim a Clairefontaine en redes sociales. Acababa de nacer la doble K del fútbol.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/10/10/primera/1633895284_331008_1633895869_sumario_grande.jpg', '976', '652', 'Benzema y Mbappé. / AFP’);return false;” class=”item-multimedia”>

Benzema y Mbappé.
AFP

El problema para Mbappé es que las oportunidades se acaban y las selecciones no se reúnen tanto como él quisiera para poder compartir más vestuario y césped con Benzema. Además, una posible sentencia condenatoria para Karim en el juicio del Caso Valbuena (del 20 al 22 de octubre en Versalles) podría apartarle de nuevo del combinado nacional. Y la diferencia de edad entre ambos es notable: Benzema tiene 33 años, que serán 34 en diciembre; Mbappé, apenas 22, 23 en diciembre (para colmo, cumplen años en días consecutivos; Karim el 19, Kylian el 20). Benzema tiene dos años más de contrato con el Madrid, y luego su rendimiento dirá si puede o no seguir. Dos años que Mbappé quiere compartir con su amigo y compañero de ataque.