Camuñas: “Fue uno de los días más felices de mi vida deportiva”

Camuñas es el último verdugo osasunista del Madrid. Fue el 30 de enero de 2011, así que están a punto de cumplirse 10 años.

Ha llovido desde entonces.

Sí, porque no es fácil. Las dos temporadas mías le empatamos y en 2011 le ganamos. Eran las ligas de los cien puntos y fuimos capaces de hacer frente al Madrid. Ahora mismo veo el fútbol y lo echo de menos por la sintonía de la afición y la ciudad con los jugadores, fue uno de los días más felices de mi vida deportiva.

Estará deseando que llegue alguien que le tome el testigo.

Tengo tanto cariño y es un equipo tan especial que ojalá sea en este partido, que haya un relevo y me llamen pero estemos dos contando esta historia. Y de paso, que sirva para que salgan de la zona en la que están ahora metidos. Aquel fue un día redondo, pero me encantaría que me sustituyeran.

¿Cómo fue aquel gol?

Una jugada rápida. Aranda controló, dio un pase al hueco y yo me desmarqué. Ante la salida de Casillas, crucé el balón, dio en el palo y se metió. Fue un momento increíble. ¡Ganábamos a Cristiano, Xabi Alonso, Sergio Ramos, Kaká…! Era el mejor Madrid junto con el actual de Zidane, por cómo jugaban y la edad que tenían los jugadores. Yo había estado en la cantera del Madrid y estar entre los pocos elegidos que les ganaron era lo máximo, y además con un partido bastante completo… Ese día no lo olvidará nunca Osasuna, El Sadar, ni la ciudad.

Alguno dudó de si su posición era ilegal.

Mourinho no protestó, algo raro, je, je. je. Acabó el partido y dijo que Osasuna había sido justo vencedor y que tal y como fue la Liga, podían haber perdido parte del título. Fue una jugada tan rápida, estaba en la línea defensiva… El gol fue legal.

Es que cien puntos… ya no se volverán a ver.

Es complicado que se repita. Mourinho igualó casi al equipo de Guardiola, que era imparable. Estaban los dos monstruos de 50 goles (Messi y Cristiano), Di María, Benzema, Özil… Acabó el partido y veía solo caras de felicidad en la calle. Eso te llena.

De aquel partido solo quedan Ramos y Benzema. Sergio está en boca de todos porque no acaba de renovar.

Eso destaca el mérito de aquella victoria. Esos dos son los claves hoy en día. Ramos es el más importante del Madrid. Se me escapan los entresijos de su renovación. Es el icono del Madrid y ya lo era hace diez años.

Estuvo en la cantera de Madrid y luego se fue al Rayo. ¿De qué equipo era de pequeño?

Jugué en el Madrid casi cinco temporadas, me gustaba. Cuando te vas haciendo profesional, cuando me hablan de mi Osasuna, Recre, Villarreal, Rayo, Getafe… les tengo muchísimo cariño. He salido muy bien de esos sitios. En mi época había navarros con los que daba gusto jugar, pero los que fuimos, como decía la gente de la ciudad, parecíamos unos más. Me he sentido un navarrico más los años que estuve.

Los partidos contra el Madrid eran algo más, el partido del año.

Sí. Luego al Barça le dimos también guerra. Empatamos un año de los que estuve. Con el Madrid desde que te levantabas por la mañana y desayunábamos juntos en el hotel en Gorraiz, ya veías el ambiente, que era el partido del año. Lo que no esperabas es sacar adelante aquello ante equipos de cien puntos. Pero era tan grande la fuerza de la afición y vivía tanto el futbol que nos empujaba. El año pasado estaban así.

El poder de intimidación de El Sadar se está perdiendo un poco ¿no cree?

Cuando he jugado de rival antes de estar allí era la afición que más me impactó y en las temporadas que he jugado de local son las que más he disfrutado. Me da pena verlos ahí abajo, hay un buen equipo y un gran entrenador, tienen las cosas claras y saben a qué juegan. El equipo que más echa de menos a la afición son ellos, por ese aliento. Me da pena que la afición no pueda acompañarles, los jugadores estarán dolidos.

Se está preparando para ser entrenador, ¿no?

Me saqué los títulos, estuve hace dos temporadas entrenando en Getafe y me sigo formando. Por mis hijas no me quiero mover y mi idea es seguir vinculado al futbol.

¡Quién dice si acabará entrenando en El Sadar!

El fútbol desde fuera parece sencillo, pero hay mucha gente preparada. He cumplido 40 años, soy muy joven, aunque tengo los títulos y he sido jugador, pero hay que seguir formándose. Me encanta el mundo del entrenador, aunque lo mejor del mundo es ser futbolista. Me gusta el mundo de la gestión.

Y ¿qué le parece la labor de Arrasate?

Es el corte de entrenador que necesita Osasuna, tiene una personalidad que traslada a los jugadores y una forma muy buena de ver el fútbol. Me recuerda a Mendilibar y Camacho, que estuvieron con nosotros. Su equipo es agresivo en campo contrario, en las áreas y en parcela de ataque. No dudan a la hora de jugar y es mérito suyo. Son equipos que tienen que sufrir en algunos momentos y les toca eso ahora, pero saben a qué juegan, lo hacen muy bien, están juntitos y les va a dar no para dejar de sufrir pero sí para salvar la categoría.

Gerard, en la casa de Aspas

Seguro que Luis Enrique tenía marcado en rojo el duelo de esta noche en su calendario de seleccionador (sigue el partido en directo en AS.com). Porque hoy era el día para ver frente a frente a los dos mejores delanteros españoles del momento, por no decir de los últimos años. La batalla de las zurdas prodigiosas de Aspas y Gerard Moreno se presentaba como un duelo épico. Sin embargo, no será posible por la baja de Iago Aspas, que deja huérfano a un Celta que no sabe vivir sin su estrella.

Y para muestra, un botón. Primer partido sin el moañés, ridículo mayúsculo. El Celta arrastró su escudo por Ibiza y ahora Coudet necesita recuperar crédito tras su primera gran debacle como técnico celeste. El desafío será importante porque además de Aspas, Nolito llega tocado y tampoco estará Tapia por sanción y porque el rival es de entidad.

Emery también tiene bajas, como la del capitán Mario Gaspar o el goleador Paco Alcácer, pero su fondo de armario es mucho más amplio. Todas las miradas están puestas en el talentoso Gerard Moreno, pero el Villarreal está destacando por ser un equipo fiable desde su portería hasta la contraria, con gente de nivel como Parejo, Moi Gómez o Pau Torres y chavales brillantes como Yeremi Pino o Fer Niño. El Submarino desborda talento y esta noche intentará aprovechar el primer momento de crisis de la era Coudet, cuando surgen las primeras dudas.

La resaca de Ibiza persiste en Vigo. Para más inri, la decisión de marginar a Sáenz y Costas ha supuesto una nueva polémica. Después de firmar el mejor diciembre de la historia del club, el Chacho se ha encontrado con su primera tormenta. Según como salga de la misma, vislumbrará un destino u otro: Europa o la permanencia. El Villarreal, por su parte, tiene la oportunidad de casi eliminar a un potencial rival directo. Eso sí, el duelo no será tan dramático como el de hace dos años, cuando ambos luchaban angustiosamente por salvarse.

Alexia Putellas se abona a los goles históricos con el Barça

Alexia Putellas es toda una leyenda en activo del Barça. La futbolista, capitana y decisiva en esta imparable plantilla, no deja de sumar grandes momentos con el cuadro azulgrana. El último de ellos: anotar el primer gol del equipo femenino en el Camp Nou. “Queremos seguir siendo historia. Ahora con un poco de tranquilidad sí que disfrutas”, dijo la centrocampista de Mollet del Vallès tras ganar 5-0 al Espanyol en el derbi más especial de su carrera.

La capitana azulgrana, que suma nueve temporadas en La Masía, cuenta además con el dato anecdótico de que ha sido la primera goleadora del Barça femenino tanto en el Camp Nou como en el Johan Cruyff. En este último, sede habitual del equipo femenino, la ’11’ barcelonista anotó el tanto inaugural en la histórica goleada frente al tanto (9-1) en el duelo que se disputó en septiembre de 2019.

Poco después de estrenar con su diana el nuevo estadio, Alexia Putellas sacó de nuevo a pasear su ADN goleador para marcar el primer tanto en Champions en el Johan Cruyff. Fue el gol inicial en la victoria 2-1 ante la Juventus, que fue entonces eliminado por las azulgranas en la ronda de octavos.

El antes y el después de Alexia Putellas en el Camp Nou

Forjada como líder en el Barça y la Selección, la centrocampista está firmando una extraordinaria temporada, en la que ha dejado registros para todos los gustos. Y es que la catalana no deja de sorprender a todos los aficionados a esta categoría con una calidad excelsa cada vez que toca el balón. Grandes asistencias, acciones sublimes y golazos, algunos con tintes históricos como el del Camp Nou. Alexia es todo eso y más sobre el verde.

También es todo un ejemplo para muchas niñas que sueñan con jugar al fútbol, tal y como ella lo hizo. De hecho, la propia centrocampista recordó en la previa del derbi las veces que de niña fue al Camp Nou y soñó con jugar en este estadio. Un deseo azulgrana que se terminó cumpliendo el Día de Reyes de 2021. Y lo hizo con grandeza.

“Desde pequeña he ido a ver a mi equipo. Recuerdo cuando tomé el autobús de la Penya Barcelonista de Mollet para venir al Camp Nou. Nunca imaginé jugar ahí, pero todo evoluciona y todo crece”, aseguraba en la previa Alexia Putellas, que se mostró muy ilusionada con una imagen del antes y el después tras el partido. Un duelo en el que se saldó una cuenta pendiente y se cumplieron muchos sueños, el de Alexia y el de todos los aficionados.

Campanas por Messi

La Catedral abre sus puertas a Marcelino, que con el Athletic-Barça de hoy (aplazado de la segunda jornada) inicia uno de los desafíos más grandes de su carrera (sigue el partido en directo en AS.com). Entrenador de capacidad reputada, no son días fáciles para el Athletic, que decidió destituir a Garitano pese a estar en aguas tranquilas de la clasificación. Marcelino ha generado cierta controversia en el Botxo pero, con excepción del Sevilla, donde los pesos pesados y resabiados de la plantilla no le ayudaron, ha triunfado donde ha ido. Después de salir de Mareo, Recre, Racing, Zaragoza, Villarreal, Valencia… Veremos cómo le va en un club con una idiosincrasia tan especial y unos valores tan sonados. Marcelino empieza contra un toro venido a menos, el Barça, que le trae buenos recuerdos. Un guiño. Esa final de Copa de Sevilla le elevó en Valencia. Paradojas de la vida, Marcelino sigue siendo campeón en facto y podría mantener el estatus si gana la final pendiente contra la Real.

Pero vayamos al Barça, ese gigante con pies de barro capaz de perder en Getafe, Cádiz, pinchar en Vitoria o ganar pidiendo la hora contra el colista en Huesca. Lo único que le faltaba a Koeman era la amenaza del COVID, que tiene en ascuas a los barcelonistas después de los dos positivos en el staff técnico del holandés. Para el Barça, todo son finales en una carrera contra el reloj no se sabe muy bien con qué objetivo, porque LaLiga está lejísimos. Es un Barça on tour, que no jugará en casa en todo el mes de enero y al que espera esta visita de Bilbao, Granada y Elche. Braitwaite o Griezmann es la gran duda de Koeman, que podría apostar por un 4-4-2 para contrarrestar el sistema fetiche de Marcelino. La Catedral, ojo, puede despedir a Messi. El argentino, peleado con el gol hace meses, ha sido temido, pero también muy respetado en Bilbao, donde firmó un gol inolvidable en la temporada 2012-13. Si es que tiene que ser su último partido en La Catedral, querrá ponerle su firma eterna. Campanas para esta leyenda.

Pavón: “Ahora ya el objetivo del Leganés siempre será ascender”

El Leganés pone punto y final a un 2020 que, en Butarque, ha sido especialmente doloroso. Los pepineros consumaron el descenso a Segunda tras cuatro años en la élite precisamente la temporada en la que parecía que estaban listos para dar un salto de calidad. Desgracia rodeada de un campo de minas (En Nesyri, Braithwaite, lesiones, arbitrajes, infortunios…) que no evitaron que el Leganés mantuviera viva la esperanza hasta el final. También la conservó su presidenta Victoria Pavón. No fue suficiente.

“El deporte nos ha enseñado que nunca debes sacar pecho porque en fútbol, no siempre dos y dos son cuatro”, repite la mandataria entre confesiones inéditas, como los ánimos de Florentino Pérez al descanso del partido que consumó el descenso (“Nos decía que si corríamos un poco más, les ganábamos”), la solidaridad irónica de Bartomeu por quitarles a Braithwaite o el momento más duro del curso (“Cuando perdimos en Vigo nos vimos en Segunda”).

Ahora ya en la categoría de plata, Pavón admite que el objetivo del Leganés será ya siempre ascender a Primera, aunque sin urgencias que conviertan en una tragedia no conseguirlo. También valora en un suspiro los doce años que han pasado desde su llegada al club e insiste en que la potencial compra del Wigan a manos de Felipe Moreno, máximo accionista del Leganés, nada tiene que ver con su adiós a Butarque.

Por fin termina este 2020 que para el Leganés ha sido especialmente catastrófico…

Sí… y mira que empezábamos la temporada con mucha ilusión. Fíjate que pensábamos que era la temporada que arrancábamos con más garantías. Teníamos un cuerpo técnico que ya conocíamos, nos había ido bien, apostamos por jugadores que ya nos habían dado un buen rendimiento, un buen ataque… y todo empezó como empezó y acabó como sabemos.

Demasiadas piedras en el camino.

Sí, eso es. Igual que se tienen que dar muchos condicionantes para ascender, en nuestro caso se dieron todos los condicionantes para descender.

Deportivos y extradeportivos.

Tal cual. Y eso que después de un mal inicio, con la llegada de Aguirre teníamos una fe tremenda en que se podía sacar la situación. Los jugadores creían que era el mejor entrenador para salvarnos. Con él ya nos quitamos esa mochila de pesimismo con la que iniciamos… Pero….

Llegó enero de 2020…

Correcto. Y en lugar de tener opciones de mejorar la plantilla, nos sucedió lo contrario: se nos fue En Nesyri, en el colmo de los colmos se nos fue Braithwaite fuera de mercado… Los dos nos daban una grandísima delantera junto a Carrillo, Arnáiz, Óscar… Pero los perdimos.

Y aún así se mantuvo la esperanza.

Es verdad, aunque también fue todo tan enrevesado. Acuérdate que ganamos en Villarreal y cuando parecía que despegábamos definitivamente, la pandemia lo paró todo. Esos dos meses nos hicieron que el inicio de las once jornadas que quedaran fueran muy oscuras. Y no sólo por resultados.

Cuente…

Es que fíjate que en cada jornada perdíamos a algún jugador por lesiones. Y aún así, qué merito de los jugadores, mantuvimos la esperanza hasta el final. Sí… hubo demasiadas piedras en el camino.

¿El momento más duro fue el último partido ante el Real Madrid? Ese día pudieron certificar la permanencia…

No, que va, no fue el momento más duro.

No fastidie…

Para mí lo más duro fue el inicio. Hasta la llegada de Aguirre, seguramente. Fue cruel. Tanta ilusión, tanto esfuerzo… y ver que todo se iba al traste. Que te veías ya en Segunda. Y eso que remontamos con Aguirre. Con él ya el peor momento, ese día que fue trágico, trágico fue la derrota contra el Celta. Ese día pensamos que ya habíamos descendido…

Derrota 1-0 contra un rival directo en su casa y pese a haber jugado con uno más medio partido.

Sí, sí…nos marchamos de allí con ese mal cuerpo. Y aún así, puntuamos luego después y casi lo conseguimos. Pero mentalmente Vigo nos dejó hundidos.

¿Protestaron formalmente por la mano de Jovic en la última jornada? Aquello sí que pudo salvarles…

Sí, bueno… cuando acabó el partido nos plantamos todos en la puerta del vestuario de los árbitros. Pero ya era tarde, la verdad… no servía de nada. Era quejarte por quejarte. Un pataleo. Estábamos en Segunda y habíamos descendido. Pero quejarnos nos quejamos…

¿Le llamaron muchos presidentes para solidarizarse? En España hubo una sensación de injusticia grande…

La verdades que sí… nos apoyó muchísima gente. Nos llamó muchísima gente. Igual que cuando te va bien y tienes un ascenso, casi no puedes contestar del volumen de mensajes que tienes, esta vez también fue igual. Eso fue lo positivo. Estuvieron con nosotros. Se solidarizaron con nosotros.

También la propia afición del Leganés.

Totalmente de acuerdo. Si hay que sacar algo positivo fue que en ningún momento nuestra afición nos lo reprochó. Siempre han estado a nuestro lado. Desde el principio hasta el final. Incluso cuando se consumó el descenso. Todos nos apoyaron.

¿Qué le dijo Florentino Pérez esa tarde?

(Risas). La verdad es que no sabía ni qué decirnos… Recuerdo que al descanso nos comentaba: “Si corréis nos podéis ganar en la segunda parte”. Él se mostró muy solidario con nosotros.

Vaya trago…

Sí, cuando acabó el partido él se bajó detrás de mí y no sabía ni qué decirnos… nos intentaba como consolarnos. Nos decía: “Si Óscar hubiera metido esa última”. Yo ya al final me sentía un poco mal también y le decía: “Bueno, Florentino, que no te preocupes, que no ha sido culpa vuestra. Que esto es algo que hemos ido cosiendo toda la temporada”.

Suena a que él también lo pasó mal.

Hombre, también estaba afectado, claro. Me imagino que no se debía sentir bien, ver que juegas con un equipo en el que un resultado positivo para ti fuerza el descenso del otro sin que te juegues nada. Se portó muy bien. Nos intentaron consolar lo máximo posible.

Dentro de ese rosario de malos momentos, ¿la salida de Braithwaite está entre los peores y más injustos?

Sí, me pareció algo muy injusto. Algo que no te podías ni creer. En esos días yo a veces me preguntaba si todo aquello era real. Que un equipo tenga un problema, se le lesione un jugador [Dembélé] provoque que a ti te puedan quitar un jugador y tú ya no puedas hacer nada…

Todavía suena surrealista…

Es que te trasladan a ti el problema a ti. Nosotros no culpábamos en ningún momento al Barcelona, sino que había una normativa que le capacitaba. Era una injusticia, un… ufff… todavía lo pienso y me pongo nerviosa de pensarlo. Me sigue pareciendo increíble. Me quedo sin palabras.

¿Cómo lo vivió entonces?

Pues igual… también fue de los momentos más duros. Ya cuando nos confirmaron que se iba, que habían depositado la cláusula… me preguntaba constantemente “¿Cómo nos puede estar pasando esto ahora?”

¿Le pidió a Bartomeu que por ética no ejecutaran el fichaje?

En los inicios del caso la dirección deportiva habló con la dirección deportiva del Barça. Luego, sí, lógicamente cuando nos juntamos las dos directivas en las últimas jornadas e incluso cuando descendimos, Bartomeu se mensajeó conmigo y se solidarizó. Pero ya era tarde.

¿Qué le dijo?

Que sentía que hubiéramos descendido y y que comprendía que quizá con Braithwaite lo hubiéramos conseguido. Esos mensajes llegaron de él. Pero ya era muy tarde… lógicamente…

Al menos los 18 millones de euros por su salida fueron flotador en medio de la crisis…

No te creas…

¿Y eso?

Porque no compensa ingresar mucho dinero si al final desciendes. Además, de ese dinero luego hay que pagar un porcentaje al club de origen, si das beneficios tienes qe pagar a Hacienda… todo ese dinero no se queda limpio en el club. El desagravio de estar de Segunda en Primera es tan grande que no merece la pena por ese dinero… Nunca compensa. Nunca.

Esta temporada, en Segunda, ¿qué presupuesto tiene el Leganés?

Rondamos los 30 millones de euros.

Y si el equipo no asciende, ¿habría riesgo de viabilidad económica del club?

Es importante ascender porque en este primer año siempre tienes mejor presupuesto, mejores jugadores, gente que viene de Primera con un equipo más potente. Tienes como un doble impulso para conseguirlo. Y si no lo logras, pierdes esa fuerza. Pero es no quiere decir que si este año no lo conseguimos, no lo podamos intentar otros años.

¿El objetivo es ascender?

Después de haber estado cuatro años en Primera, el objetivo siempre será volver a Primera. Lo consigamos o no esta temporada.

En el vestuario hay jugadores con miedo a nombrar ese objetivo por miedo a que, de no conseguirlo, se considere un fracaso.

El objetivo del club es ascender. Luego lo puedes conseguir o no. La Segunda está llena de ex Primeras. Salvo tres o cuatro clubes son equipos de Primera. No ascender no tiene porque ser un fracaso. Esto es fútbol y a veces no salen las cosas. Mira como el año pasado con un buen equipo no salieron las cosas.

Incluso se está viendo ya esta temporada…

Es verdad. Nosotros tenemos una de las mejores delanteras de Segunda y aún así, nos cuesta hacer gol. No conseguimos golear. En el fútbol no siempre dos más dos son cuatro.

¿Cómo evalúa el arranque de temporada?

Iniciamos con dudas. Luego hemos tenido una buena racha y el objetivo es estar ahí, arriba. Eso es importante. Estar ahí en la recta final porque en el final es cuando te lo juegas todo. Así es como ascendimos en 2016. Yo no veo mal al equipo. Lo podemos lograr.

¿Habrá público esta temporada?

Eso dependerá de la pandemia. De si los datos mejoran con las vacunas. Lo normal es que sí. Yo sí veo público entrando. Hay que ser optimistas. No sé en qué porcentaje, pero sí que creo que volverán.

Personalmente, ¿cómo lleva el descenso?

Pues cuesta… la verdad es que cuesta… Cuesta mucho… Nosotros somos humildes, pero en las primeras jornadas lo hemos pasado mal. Cuesta asumir la realidad. Te adaptas, sí. Mira… yo ya ni miro la clasificación de Primera. Pero se vive todo diferente.

Más este año…

Eso es. Vas a los estadios y somos tan poquitos… incluso dentro de las directivas. Es un año diferente. Y piensas… “Si hay un año para descender, quizá que sea éste”.

¿Y eso?

Porque dices… bueno… las cosas por la tele se sufren menos. Se suaviza algo todo. Pero todo es extraño. Y ya no sabes si es extraño por el descenso, por la pandemia… Todo es extraño…

Doce años han pasado ya desde que compraron el Leganés.

La sensación es que no han pasado doce años. Se nos ha hecho corto. El tiempo ha pasado muy deprisa. Yo no tengo sensación de haber estado aquí tanto tiempo. Nos quedamos con lo positivo y con la realidad del deporte.

Que es…

Que el deporte te da cosas buenas y, tarde o temprano, te da cosas malas. Es cuestión de rachas. No todo es idílico. Por muy bien que intentes hacerlo, controlarlo… esto es un juego…

¿Conserva las mismas energías?

Lo que vives te cambia todo. Llegas al club con unas perspectivas diferentes. Ascender a Segunda y que la gente vaya al Estadio. Y cuando te das cuenta de que lo has conseguido e ido más allá, con el ascenso a Primera… te cambia. Incluso te crees uno de Primera. Pero no es así. Hemos aprendido muchas lecciones.

¿Por ejemplo?

Que nunca hay que sacar pecho. Hoy estás arriba y en nada estás abajo. La humildad nunca hay que perderla. Hay que disfrutar de cada momento. El siguiente es diferente del anterior. Ahora estamos tranquilos, pero con mucha ilusión. No miramos más allá.

A la expectativa…

Y pensando qué nos deparará 2021, si será un año histórico en lo positivo o no… en fin… vives día a día. Ya me he acostumbrado a vivir así. Muy pragmática.

La compra casi cerrada del Wigan por parte de su marido, de Felipe Moreno… ¿tiene algo que ver con la salida de la familia del Leganés?

Sí, es algo ajeno al Leganés… y a mí también. Es algo que está ahí.. que no es del todo aún seguro. De momento son proyectos. Pero no tiene nada que ver ni con mi persona, ni con el Leganés.

En lo social, el equipo ha crecido con nuevas secciones… ¿se podrá mantener la subvención que se otorgaba a los clubes de la ciudad?

Estamos muy contentos porque estamos creciendo. Ya se va consolidando el equipo femenino, estamos muy felices con los chicos de LaLiga Genuine, con la incorporación del fútbol sala… ¿las subvenciones? Es un tema que tenemos a la espera. El compromiso que tuvimos era de mantenerlas si estábamos en Primera. Estamos esperando porque no sabemos si quiera si tendremos subvención municipal. No lo hemos afrontado aún.

Bebé: “Ha sido un año difícil, pero ahora soy más fuerte”

Bebé ha vuelto. Su gol a Las Palmas —el primero del curso— supuso el espaldarazo definitivo a la grave lesión de cruzado que le tuvo un año lejos de los terrenos de juego. El extremo comenzó 2020 en plena recuperación y lo termina demostrando que se puede despertar de las pesadillas. “Ha sido un año muy difícil porque tuve una lesión muy complicada, que me dejó fuera del campo bastante tiempo. Lo más importante es que estoy de vuelta y puedo hacer lo que me gusta. Soy mucho más fuerte mentalmente ahora porque puedo ver las cosas de otra manera. Tuve tiempo para pensar y poner todo en su sitio“, confiesa a la web oficial del Rayo.

Aquel tanto fue una explosión de alegría para el portugués y para todos sus compañeros, que le arroparon en la celebración hasta que se fundió en un abrazo con el Doctor Beceiro. Su ángel de la guarda en todo este proceso. “Tras todo lo que pasé, que pensé que no volvería a jugar al fútbol, he podido regresar y disfrutar. Marcar ese gol fue uno de los momentos más felices de mi vida, como quitarme un peso de encima. Quería marcar para dedicárselo a la gente que permaneció a mi lado. Fui a abrazar al doctor porque estuvo desde el primer día hasta el último conmigo. Me visitaba en el hospital, me hablaba cada día, le debo mucho. No sólo por lo de ahora, sino por todos los años de atrás. Siempre me apoyó”, explica visiblemente emocionado.

Para Bebé el Rayo es especial, parte ya de su ADN. “Le tengo cariño, me identifico mucho con él y espero seguir disfrutando de más años aquí. Llevo mucho tiempo y me siento parte del club, es mi segunda familia. Me da estabilidad, felicidad… Le debo mucho también“, argumenta, seguro de que lo bueno está por llegar: “Veo muy bien al equipo y si seguimos trabajando así, con estas ganas, subiremos a Primera“. Sus deseos para el 2021 que asoma están bastante claros: “No tener más lesiones, ascender y que esta situación pase rápido para que la gente pueda disfrutar del fútbol“. Y es que la pandemia es otra pesadilla que se está alargando…

Paul Burgess deja el Madrid

Paul Burgess, el jardinero que se ocupaba del cuidado del césped del estadio Santiago Bernabéu y de los diferentes campos de entrenamiento de Valdebebas, incluido el estadio Alfredo Di Stéfano, anunció a través de sus redes sociales que abandona el Real Madrid. Burgess, inglés de nacimiento, llegó a la disciplina blanca en febrero de 2009. Venía precedido de una gran fama en Inglaterra, donde fue elegido Mejor Jardinero de la Premier en numerosas ocasiones. Fue Juande Ramos, mientras era el entrenador del Real Madrid, quien solicitó el fichaje de este jardinero del Arsenal.

Por esa fama, el club blanco le echó el ojo para revertir el estado del césped del Bernabéu: en otoño e invierno, la zona del Fondo Sur siempre perdía calidad debido a que no llegaba bien el sol, lo que dejaba que la zona del área chica pareciera un barrizal. Burgess no sólo no recuperó esa zona con sus métodos, sino que también arregló el estado de todo el terreno de juego. También en Valdebebas se notaba su mano, tanto en los campos de los diferentes equipos blancos hasta la zona de jardines que los rodeaba. Siempre era el primero en estar pendiente del estado del césped del coliseo de La Castellana: llegó a instalarse en su despacho de la Ciudad Deportiva blanca una cámara que mostraba siempre el estadio blanco. 

Hoy ha sido mi último partido trabajando para el Real Madrid en una de sus etapas más exitosas de su historia. Después de 12 años he decidido poner el punto y final en este increíble club. Después de haber convertido el césped del Bernabéu y los campos y el entorno de Valdebebas en una referencia que otros muchos han seguido, he decidido buscar un nuevo reto”, escribió en un mensaje lanzado en sus redes sociales. El mismo mensaje seguía así: “Me gustaría dar un enorme agradecimiento al presidente, a José Ángel, a la directiva, al staff técnico, jugadores, mis colegas de trabajo y especialmente a mi departamento, con mención especial a Adrián, Eva y José. Deseo la mejor de las suertes al club con el proyecto del estadio. Espero regresar al Bernabéu con 80.000 o más espectadores para disfrutar viendo jugar al Real Madrid en un césped impresionante en un estadio increíble. Cuidaos y todo lo mejor para 2021. Hala Madrid”.

 

 

 

 

 

El Xacobeo, baza de Galicia para organizar la fase de ascenso a 2ª

Hace casi dos meses que el Deportivo puso en marcha una iniciativa para organizar el playoff de ascenso a Segunda en A Coruña. Poco a poco el proyecto, que tuvo una gran acogida por parte del presidente de la Federación Gallega Rafael Louzán, ha ido tomando forma hasta convertirse en la candidatura más firme. La propuesta gallega incluiría los estadios de Riazor, A Malata, Vero Boquete, Pasarón e incluso si fuese necesario y posible, el Anxo Carro. La cercanía de todos ellos, las buenas comunicaciones y campos de entrenamiento como los de Abegondo son argumentos de peso, pero hay más.

La candidatura gallega no es la única y otras, como la andaluza con el Marbella a la cabeza, también pugnan por organizar el playoff. Por ello, la Federación Gallega ha buscado también el respaldo de la Xunta, que está dispuesta a apoyar el proyecto con un patrocinio para la Selección: el Xacobeo. Este 2021 se celebra es Año Santo y la Xunta ve en la Roja uno de los mejores escaparates para promocionar el Camino de Santiago, máxime cuando es año de Eurocopa. El acuerdo, que ya se está negociando, incluiría también un partido oficial de la Selección en Galicia.

El local no jugará en su estadio

Uno de los puntos que exige la RFEF a las sedes que quieren organizar el playoff es que el equipo local no juegue en su estadio para que ningún club cuente con esa ventaja. A esta fase de ascenso llegarán 16 equipos, de los que cuatro ascenderán a Segunda en eliminatorias a partido único. Eso significa un total de 12 encuentros en pocos días, lo que obliga a las candidaturas a contar con varios estadios. Así, si Galicia organiza el evento y el Deportivo consigue clasificarse para el playoff jugaría en cualquiera de los campos (A Malata, Pasarón…) excepto Riazor.

Rentao Yi: el desconocido y poderoso presidente del Granada

La gran pregunta que se hacen muchos aficionados del Granada ¿Quién y cómo es Rentao Yi? No se sabe mucho de este empresario chino, de 40 años de edad y natural de Wuham, que es presidente del Granada tras un sorprendente vuelco adoptado en una Junta General de Accionistas celebrada el pasado 15 de septiembre y que relegó a su antecesor, el también natural de China, John Jiang, al irrelevante rol de presidente honorario.

En 2016 el italiano Ginno Pozzo vendió su mayoritario paquete accionarial del club a Daxian 2009 SL, un conglomerado empresarial del gigante asiático, por 37 millones de euros y que está bajo el control del grupo de inversión de este país Wuhan DDMC Football Club Management cuyo presidente es Rentao Yi. Tras la adquisición se nombró presidente del equipo a Jiang. Y todos pensaban que era el propietario porque el se vendió como tal.

Jiang no aparecía por Granada ni movía un dedo por el club gestionado con mano sobria y segura por el director general, Antonio Fernández Monterrubio, responsable con su liderazgo y acertadas decisiones del éxito de la entidad que ha pasado de Segunda a la Europa League. Pero el cambio de presidente dejó a los empleados con la mosca tras la oreja. ¿Qué iba a pasar? ¿Habrá venta del club?

DDMC nombró consejera a Sophia Yang que, en declaraciones a Ideal de Granada se mostró tajante, “John Jiang no tiene, ni tendrá nada que ver con el Granada”. Un mensaje de cierta tranquilidad.  Rentao Yi es miembro del Partido Comunista Chino y posee un doctorado en derecho civil y comercial por la universidad de su ciudad natal. Un pez gordo.

A todo esto, el próximo día 29 habrá Junta General Ordinaria de Accionistas donde se deben aprobar las cuentas con el presupuesto. No se espera que esté Rentao Yi.