El Madrid-Estrella Roja se jugará finalmente este lunes 18

La Euroliga ha anunciado que el duelo aplazado entre Real Madrid y Estrella Roja, correspondiente a la jornada 19 de la Euroliga, se disputará el próximo lunes 18 a las 19:00 horas en el WiZink Center.

El partido debía haberse disputado este miércoles, pero se suspendió por la imposibilidad de volar del Estrella Roja debido a los problemas en el Aeropuerto de Barajas por el temporal de nieve.

El Real Madrid, que se mide este viernes en Múnich con el Bayern (20:30, Dazn), no tendrá problemas para jugar el próximo debido a la suspensión de su encuentro liguero ante el Monbus Obradoiro por el brote de coronavirus en el club gallego.

Partidos aplazados

El equipo blanco ha visto aplazarse dos de sus tres partidos de esta semana, además del duelo contra el UCAM Murcia del domingo pasado debido al coronavirus. Un problema, el de la enfermedad que provocó la suspensión del encuentro contra el Monbus Obradoiro de este fin de semana.

En lo que va de temporada, el Real se ha visto afectado por el aplazamiento de seis partidos. A los tres citados, hay que añadir la visita al Gran Canaria (que obligó a su vez a retrasar el duelo de la primera vuelta con el Obradoiro) y los choques en Bilbao y Andorra, este último previsto inicialmente para el 15 de noviembre y que no se celebró hasta el 4 de enero.

Kattash, un viejo conocido se hará cargo del Panathinaikos

El Panathinaikos ya tiene nuevo entrenador. Se trata de Oded Kattash, que firma con el equipo ateniense hasta junio de 2022. El seleccionador israelí reemplaza a Georgios Vovoras, cuya aventura en el PAO como primer entrenador ha durado muy poco: fue despedido el 4 de enero después de que su equipo perdiera en la Liga griega frente al Lavrio y su marcha en la Euroliga tampoco fuera buena (5-11 en ese momento). Hasta el fichaje de Kattash, Kostas Charalampidis había ejercido como técnico interino del equipo.

Kattash conoce bien el Panathinaikos aunque, por ahora, sólo como jugador. Ganó la Euroliga con el equipo griego en el 2000 poco antes de lesionarse y poner fin a su carrera con sólo 25 años. Katash era uno de los jugadores más importantes de su generación (jugaba de base) y estuvo a punto de convertirse en el primer israelí en disputar la NBA. Pero primero el lockout del 98 y después su lesión impidieron que acabará en New York Knicks. Una muestra de su potencial ofensivo es que promedió en el Eurobasket de 1997 22 puntos por partido.

El Panathinaikos será la primera experiencia fuera de Israel para el técnico que en su país ha dirigido al Hapoel Galil (ganó la Liga israelí con él), al Maccabi Tel Aviv, al Hapoel Jerusalem, Hapoel Tel Aviv… Kattash dirige a la selección de Israel desde 2017 (a finales de noviembre se enfrentó a España en las Ventanas). Antes estuvo al frente de la Sub-20.

El Obradoiro-Madrid, aplazado

Este miércoles, en apenas dos horas, el Real Madrid se ha quedado sin dos de sus tres partidos previstos para esta semana. Pasadas las dos de la tarde, los blancos conocían el aplazamiento de su duelo de la Euroliga con el Estrella Roja, previsto para hoy a las 21:00 horas. El motivo, que el avión en el que debía viajar el equipo serbio no ha despegado de Belgrado porque no tenía permiso para aterrizar en el aeropuerto de Barajas por los efectos del temporal Filomena. Y, poco después, a las cuatro y media la ACB comunicaba oficialmente el aplazamiento de su encuentro de la jornada 20 que debía disputar este domingo en la cancha del Monbus Obradoiro, debido al brote de coronavirus que afecta al equipo gallego.

El comunicado dice lo siguiente: “El encuentro entre Monbus Obradoiro y Real Madrid, correspondiente a la Jornada 20 de la Liga Endesa y previsto para este próximo domingo 17 de enero (17:00), ha sido aplazado por cuestiones sanitarias derivadas del brote de COVID-19 que continúa afectando al equipo local. La ACB comunicará próximamente la nueva fecha para la disputa del encuentro”.

Las circunstancias han hecho que los blancos se hayan quedado sin dos de los tres partidos previstos para esta semana (si no hay más contratiempos, sí juega este viernes en la pista del Bayern de Múnich a las 20:30 horas). Ahora deberá esperar a una nueva fecha para disputar los dos encuentros aplazados. El Estrella Roja tiene que viajar igualmente a España en las próximas horas para medirse el viernes al Valencia, pero no parece posible que su duelo ante el Madrid se pueda jugar este fin de semana, aunque una de las opciones sería al principio de la próxima, en concreto, el lunes día 18.

Mirotic vuelve a entrenarse con el Barça tras dos semanas fuera

Nikola Mirotic ya está otra vez en la disciplina del Barça. El club ha hecho público un vídeo del entrenamiento personalizado que el ala-pívot ha hecho este miércoles en la ciudad catalana para actualizar el estado del jugador, que estará disponible a partir de ahora para Sarunas Jasikevicius después de haberse ausentado durante dos semanas y media. 

No es la única recuperación que se prevé en el equipo, que tendrá a Brandon Davies de vuelta la semana que viene y a Víctor Claver, si sigue por buen camino su recuperación, a mediados de febrero. 

La situación de Mirotic había dado lugar a rumores infundados por su ausencia, que se debe a una delicada etapa de la que no ha dado cuenta públicamente y que ha alimentado, incluso, informaciones malintencionadas.

El duro comienzo de año de Mirotic se ha saldado con dos semanas y media de parón. El hispanomontenegrino se ha perdido cinco partidos en esta última tanda: Bayern, Fuenlabrada, Valencia, Manresa y Khimki, saldados con cuatro victorias. 

El último partido que el ’33’ del Barça había disputado fue el Clásico ante el Real Madrid en el WiZink Center, todavía en 2020, en el que se salió con 41 de valoración y una victoria importante, ya que suponía romper el invicto del archirrival en la Liga.

Oficial: suspendido el Real Madrid-Estrella Roja de esta noche

Los estragos de Filomena se siguen notando en Madrid. Sus habitantes aún tienen problemas para desarrollar una vida normal debido a las bajas temperaturas de las últimas horas que están transformando la nieve caída el fin de semana en placas de hielo por toda la ciudad. El aeropuerto de Barajas, que consiguió abrir tras el temporal, va recuperando su actividad poco a poco, con muchas menos salidas y llegadas de lo habitual y con vuelos retrasados durante horas e incluso días por culpa de las placas de hielo que hay en algunas pistas.

Esta situación va a impedir que se dispute el partido del Real Madrid de esta noche, que estaba programado para las 21:00. En semana de jornada doble de Euroliga, los blancos recibían en el WiZink Center al Estrella Roja, pero el equipo serbio no ha podido llegar a Madrid. De hecho, ni siquiera ha despegado en Belgrado, ya que no tenía permiso para aterrizar en Barajas. La noticia la ha adelantado el periodista Carlos Sánchez Blas en Onda Madrid y ahora queda esperar a que la Euroliga ponga una nueva fecha para la disputa del partido. La competición ha anunciado en un comunicado que estudiará “con ambos equipos las posibles opciones para jugar el partido teniendo en cuenta las fechas libres y la viabilidad de producción de las televisiones con derechos de emisión”.

El próximo encuentro del Real Madrid es el viernes en Israel ante el Maccabi de Tel Aviv. Lo lógico es que vuelen mañana jueves, aunque dependiendo de la disponibilidad que haya en Barajas podrían tener que retrasarlo hasta el viernes. Actualmente hay dos terminales abiertas de las cuatro que tiene el aeropuerto madrileño: la T1 y la T4, además de su terminal satélite, la T4S.

Carroll aguanta el tirón

La dieta, la preparación física y los avances en medicina han permitido que los deportistas alarguen sus carreras. Ahora es habitual ver a jugadores por encima de los 35 años rendir a buen nivel. En la Euroliga hay 14 nacidos entre 1980 y 1985, alrededor del 5% del total, y algunos siguen teniendo gran peso en sus equipos. Apunten ahí el nombre de Jaycee Carroll, que el próximo 16 de abril cumplirá 38 años. Durante todo el curso pasado deshojó la margarita de la retirada, con su mujer y sus cuatro hijos ya instalados en la mansión que se ha construido en Wellsville (Utah), pero decidió seguir en activo otro año.

El escolta del Madrid encadena diez campañas en la competición y suma 256 partidos. El mejor tirador de la última década, y el extranjero con más encuentros en la historia del club blanco (664), firma este curso 9,9 puntos en 15:17 en pista en 13 duelos disputados (de 18 posibles). Exhibe un 43% en triples y un fabuloso 77% en tiros de dos, sus mejores números desde su segunda temporada en el Real, la 2012-13 en la que terminó con 11,9 tantos (en la primera hizo 14,2).

A partir de la tercera, coincidiendo con su lesión más importante (tenía afectado un cartílago de la rodilla derecha), nunca promedió más de 17 minutos. Su actual media encestadora está por encima de la de su carrera (9,5) y solo el alero croata Krunoslav Simon, dos años más joven, le supera entre los que ya han cumplido 35. El del Efes, ahora lesionado en una mano, lleva 12,3 puntos, cifra que no alcanzó nunca antes con el club turco en la Euroliga, aunque tampoco con el Armani, ni con el Lokomotiv, ni con el Unicaja.

El más veterano es Felipe Reyes, a dos meses de su 41 cumpleaños y que solo acumula dos minutos y medio desde octubre. Por ahí andan los griegos Spanoulis y Printezis, una pareja de leyenda y que también aguantan el tipo, y los españoles San Emeterio y Rudy. El Madrid es el único con tres jugadores en plantilla nacidos en la primera mitad de la década de los 80.

El secreto de Carroll, además del talento y de cómo cuida un físico privilegiado, que le llevó a disputar 149 encuentros consecutivos entre abril de 2014 y enero de 2019, es que ha sabido pulir recursos. En ataque, por ejemplo, ha mejorado en la treintena el bote y la penetración, ampliando así su amenaza y elevando su producción a más de dos canastas dentro de la línea de 6,75 por jornada en la presente campaña. Y en el triple ha pulido aún más sus clásicas fintas de lanzamiento sin perder su velocidad para salir de los bloqueos y recibir girándose. Y todavía conserva su elevada suspensión para lanzar.

En dos de los tres últimos partidos del Madrid acabó como máximo anotador del equipo y el pasado viernes casi lidera una remontada imposible frente al Armani con 18 tantos en 7 minutos. Una explosión ofensiva al alcance de muy pocos, y con 37 años, de ninguno. El club también ha sabido manejar sus necesidades familiares y, a finales de noviembre, aunque no se anunció, se le permitió que se marchara a Estados Unidos unos días coincidiendo con un esguince de tobillo que se hizo en cancha del CSKA. Pese a darse por hecha su retirada en 2021, Carroll aún tiene dinamita.

Quino Colom visita a un Madrid todavía sin Llull (21:00, Dazn)

Después del ostracismo en Valencia, Quino Colom (32 años) trata de recuperar su mejor juego en el extranjero, como siempre (Rusia, Turquía y, ahora, Serbia). El base, pieza clave en las Ventanas con la Selección, visita al Madrid (21:00, Dazn) con el Estrella Roja, donde en tres partidos promedia 9,3 puntos y lleva 5 de 7 de tres. Jordan Loyd y Marko Simonovic son bajas. En el Madrid, Llull (molestias en una rodilla) seguirá ausente por precaución y Rudy puede reaparecer. Segundo encuentro para Alex Tyus.

Datome noquea al Valencia Basket en Milán

El Milán deja fuera al Valencia Basket del Top-8 de la Euroliga. Los de Ettore Messina, con una amalgama de estrellas cuyo mejor momento ya pasó, y con Kevin Punter, el anotador del Bronx, a pleno rendimiento a sus 27 años, no dieron tregua a los taronja. Sin embargo, fue el veterano Luigi Datome el que sembró el pánico en el Mediolanum Forum igualando su mejor marca en la competición (27 puntos), liderando a su equipo hacia el décimo triunfo.

Dos de los mejores ataques de la Euroliga, tercero y cuarto, tuvieron un comienzo errático en el Mediolanum Forum. Tres ataques y tres pérdidas para los taronja y dos minutos sin anotar para arrancar. Fue Ricardo Moraschini el que abrió el marcador con un 3+1 y Joan Sastre respondió con un triple para estrenar a los taronjas. Lo que para el Milán fue un instante, para los de Ponsarnau fue el atisbo de lo que estaba por llegar. Sin embargo, sin Bojan Dublejvic en la rotación, en el primer cuarto se mantuvo el tipo gracias al físico descontrolado de Derrick Wiliams y la irrupción de Louis Labeyrie, con Nikola Kalinic dando un clínic desde el poste. Messina se la olió y metió a Datome para encimar al serbio y poner a pruebas las esquinas para cerrar el cuarto por delante (21-20). La aparición del italiano fue decisiva.

Kalinic abrió fuego en la reanudación para poner al Valencia por delante. Por un instante. Datome, 2+1 y triple mediante, ponía la primera distancia. Ahí apareció Kyle Hynes para picar piedra en la pintura con dos canastas consecutivas y el Chacho se sumó a la fiesta del triple (40-22). Ponsarnau paraba el encuentro y se encomendaba a los santos: San Eme a pista. Él y Williams, el más destacado de los taronja, ponían un punto más de intensidad y esta vez Messina no dudó ni un segundo en frenarlo. Kevin Punter y Zach LeDay, más el acierto en las esquinas, con Michel Roll y Datome como protagonista, dejaron a un Valencia sin reacción y echando en falta la referencia de Dubljevic. LeDay se dio un festín para llevar la ventaja a 18 puntos antes del paso por vestuarios (54-36).

Reacción taronja

El interior texano regresó tras el descanso venido arriba y clavó un mate que firmaría el mismísimo Williams para poner 20 de diferencia ante el número dos del Draft de 2011. Con Derrick como única solución en ataque, los valencianos se diluían en Italia. Malcolm Delaney hacía daño con un 3+1 y tan sólo Kalinic mostraba algo de orgullo con un golpe de rabia: recuperación en cancha propia y canasta. Con más de 20 abajo, su actitud y amor propio es incuestionable. Un triple suyo redujo distancias y Tobey se subió al carro para obligar de nuevo a Messina a intervenir (65-48). Con 17 de diferencia, el coach italiano no quería dar tregua. Datome, con 18 puntos, captó el mensaje con un triple desde, como no, la esquina. Van Rossom replicó al otro lado de la cancha para dar algo de aire. Entre Williams y Kalinic, se propusieron emendar el empastre, maquillando el maquillaje de cara al último cuarto (76-60).

Klemen Prepelic se estrenó desde el triple al comienzo del cuarto cuarto y Labeyrie sacó la cuarta falta en un rebote defensivo a LeDay. Buenas noticias para arrancar el tramo final. Vives, desde la línea, ponía un 5-0 de parcial para soñar. La clave: la defensa. Labeyrie mandaba la distancia a tan sólo nueve puntos (76-67) y hacía temblar a los de Messina, que paraba el encuentro. Todavía había partido en Milán. Prepelic, importante en la reacción, recortaba desde el tiro libre. A siete. Datome era el único que mantenía la calma en un equipo donde los tiros abiertos y los ataques fluidos dejaban lugar a la improvisación y los nervios. Delaney y Vives intercambiaban canastas para dejar el marcador a diez (81-71). Pero Punter irrumpía para cambiar la tendencia. En un momento de inspiración, los italianos volvían al +15 expoleados por Datome. Con 27 puntos igualaba su mejor marca en Euroliga, y aún quedaban dos minutos por delante. Tras pelearlo en el tramo final, el italiano se quedó rin el récord. Así terminó el encuentro.

Higgins y Calathes guían al Barça hasta una cómoda victoria

El Barça pasó con nota el primer test en Moscú, donde derrotó al Khimki por 75-87. Tras un primer cuarto empatado, el Barça fue creciendo con el partido, gracias sobre todo al control del rebote y al buen acierto en el tiro. Higgins y también Calathes martirizaron a un Khimki que sumó su undécima derrota consecutiva en Euroliga. Superado este partido, el viernes espera el CSKA.

El partido arrancó con un parcial de 9-2 que tuvo dos características esenciales. La primera, que los nueve puntos del Khimki fueron tres triples y, la segunda, que Pustovoyi salió en el retrato de los dos últimos tiros. Lo vio Jasikevicius que lo cambió de inmediato dando entrada a Oriola. Y el Barça fue otro. Aguantó en defensa y Abrines, con dos triples, igualó el partido. Booker y Higgins anotaron con facilidad para sus equipos, mientras que Shevd brilló al final del cuarto. Ambos equipos abusaron del tiro exterior, en ocasiones en posiciones muy favorables, lo que se transformó en un marcador alto. A los diez minutos, 26-26.

El Barça tuvo problemas para cerrar el tiro exterior de Khimki, pero nada comparable con el agujero que les causó Kuric a los rusos. Cuatro de cuatro en triples en 11 minutos, con 14 puntos, aguantó al Barça desde la línea de tres. A partir de ahí el partido se convirtió en un intercambio de puntos, muy interrumpido por constantes faltas, que llevó al Barça a ganar una ligera ventaja. Funcionó bien la pareja Calathes-Westremann que habilitaron a Higgins o Smits para canastas sencillas.

Aumentó la cohesión y velocidad del Barça en los minutos finales del segundo cuarto, donde con un juego coral llegaron a estar seis arriba (43-49) diferencia que el Barça mantuvo al descanso (48-54). Los porcentajes de tiro, alrededor del 70 por ciento en tiros de uno, dos y tres, fueron clave para los azulgrana.

Pesadilla para el Khimki

Ni el tiempo muerto pedido por el Khimki pudo frenar el parcial con el que arrancó el Barça el tercer cuarto (4-10) que situó la distancia en el marcador ya en los 12 puntos. Una ventaja que pudo ser definitiva de haber estado un poco más acertado el Barça, pues el control del rebote fue prácticamente total por parte de los de Jasikevicius. Higgins y Calathes, además, fueron una pesadilla para el Khimki, que en ningún momento pudo pararles. Poco a poco, minuto a minuto, los rusos fueron empequeñeciendo sobre la pista, entrando en el último cuarto ya con pocas opciones de llevarse el partido (60-73).

No permitió el Barça ningún tipo de susto en el último cuarto, con un Oriola tenso en defensa y efectivo en ataque. Calathes siguió a los mandos ya mucho más cómodo, con un Khimki casi apático. Ante esa defensa, cuanto menos poco intensa, el Barcelona no tuvo problema en aumentar la ventaja hasta los 15 puntos a 3:20 para el final (67-82). Con los jóvenes en pista los últimos minutos, el marcador acabó 75-87.

El Baskonia tendrá que pagar 8.000 euros por las protestas en el partido ante el CSKA

La Euroliga anunció este martes que multará al TD Systems Baskonia con una sanción de 8.000 euros por protestas contra el trío arbitral durante el encuentro ante el CSKA Moscú correspondiente a la decimoctava jornada. Concretamente los castigos recaen sobre el director deportivo del club, Félix Fernández y su presidente, Josean Querejeta, que han sido sancionados con multas de 4.500 y 3.500 respectivamente, “por acciones que representan una falta de respeto” al trío arbitral.

La sanción se basa en el artículo 27.2.b del código disciplinario de la Euroliga que indica que “será considerada como una infracción menor insultar, ofender o cometer actos que demuestren una falta de respeto hacia un miembro del equipo arbitral, otro individuo, el público, un seguidor o cualquier persona en general cuando tales acciones no constituyan una infracción grave“. Desde el club vitoriano han confirmado que se han llevado a cabo las alegaciones pertinentes y esperan la respuesta a las mismas próximamente.