Rüdiger está casi hecho

El Real Madrid está a centímetros de su nuevo central. El fichaje de Antonio Rüdiger (Berlín, 29 años) atraviesa su momento cumbre, tras casi cuatro meses en el atolladero. ¿Quién ha desatascado la operación? El jugador, que ha movido una ficha clave para que el Real Madrid pueda volver a su puja: reducir sus exigencias económicas. Porque el interés blanco en el futbolista viene de muy atrás; el 27 de diciembre de 2021 la portada de AS ya contó un acuerdo casi total entre ambos. Su firma se frenó con el obstáculo de sus pretensiones económicas, pero este reciente movimiento lo ha cambiado todo. Y ahora, el fichaje está casi hecho.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/primera/1650900656_806337_1650903333_sumario_grande.jpg', '976', '978', 'Portada de AS el 27 de diciembre de 2021. / Diario AS’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.152542372881″>

Portada de AS el 27 de diciembre de 2021.
Diario AS

De momento la única certeza es que Rüdiger -que acaba contrato con el Chelsea este verano- no renovará. Así lo confirmó su entrenador, Thomas Tuchel: “Me lo dijo hace unos días en una conversación personal. Lo hemos intentado todo y no ha sido posible. Ahora estamos en una situación en la que no podemos hacer mucho más por las sanciones. Rüdiger se irá, es su decisión“. De hecho, según adelantó The Athletic, el berlinés ha rechazado una oferta de renovación del Chelsea por 230.000 euros semanales, lo que le habría convertido en el central mejor pagado de la historia del club. Tiene claro que quiere salir.

Y el acuerdo con el Madrid está prácticamente cerrado. Tal es el caso, que según adelantó El Chiringuito y pudo confirmar AS, médicos del conjunto blanco viajarán en los próximos días a Londres para someter al futbolista a un examen médico. Rüdiger sufrió una lesión de larga duración en su carrera: rotura del ligamento cruzado en la 2015-16, cuando era jugador de la Roma. Esto, de hecho, le hizo perderse la Eurocopa de 2016. El principal objetivo de la expedición médica es certificar que no hay riesgos de recaída en ese ligamento. Un simple trámite para quedarse tranquilos.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/primera/1650900656_806337_1650903793_sumario_grande.jpg', '976', '978', 'Estad&amp;iacute;sticas de R&amp;uuml;diger, esta temporada, en Premier League. / BeSoccer’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-20.935897435897″>

Estadísticas de Rüdiger, esta temporada, en Premier League.
BeSoccer

Así será el contrato

El periodista Fabrizio Romano fue el primero en adelantar algunos de los términos del contrato que se está redactando con Rüdiger. Duraría hasta junio de 2026 (cuatro temporadas) y podría cerrarse a lo largo de mayo pero, ojo, hay una condición muy importante: en ningún caso su contratación se hará oficial antes de que acabe la temporada. Los términos ya están fijados y sólo quedan por cerrarse algunos de los famosos ‘flecos’, pero en lo importante ya hay acuerdo entre club y jugador.

2

Su contratación cierra tres puertas de golpe. La primera, a Vallejo, con contrato hasta 2025, pero al que se buscará salida este verano, bien sea en forma de venta o cesión. La segunda, a Chust, que actualmente se encuentra cedido en el Cádiz sin opción de compra. “Tengo contrato con el Madrid y mi intención es quedarme allí”, dijo en una entrevista exclusiva con AS. Pero tendría ante sí a cuatro centrales como Militao, Alaba, Rüdiger y Nacho; un futuro muy oscuro de quedarse. Y la tercera, a Rafa Marín, la que pintaba a ser una de las grandes apuestas de La Fábrica… Pero que afrontaría el mismo panorama.

El “nuevo Pepe”

El alemán, al ser preguntado sobre a quién elegiría de toda la historia para formar pareja de centrales, escogió a Pepe. Señaló su manera de vivir el fútbol, al límite, “aunque a veces se pase”. Así es también Rüdiger, un central de 29 años 1,90 metros que ha regalado episodios poco ortodoxos, como cuando le mordió la espalda a Pogba o, ‘a lo Alaba’, cogió una silla en una celebración. La diferencia es que este no la levantó como el austriaco, rápidamente se vio con ella en la mano y optó por soltarla.

Rüdiger, durante la visita del Chelsea al Santiago Bernabéu.

Se hizo mayor de edad en la cantera del Dortmund, que lo dejó salir gratis hacia el Stuttgart. La 2015-16 salió cedido a la Roma a cambio de cuatro millones y su rendimiento fue tan sobresaliente, que el conjunto italiano invirtió 10 millones en ficharlo en propiedad. Fue en la 2017-18 cuando el Chelsea pagó 35 millones para sacarlo de Roma. Y ahí ha estado jugando hasta hoy, cuando podría marcharse al Madrid… Gratis.

La promoción: entre la hazaña y el promedio

Desde el partido del Girona, el relato amarillo cambió. De carrera de fondo a sprints. Miran los hombres de García Pimienta a lo próximo y ya está. A este guion se aferró el técnico tras el empate ante el Ibiza. “Cuando queden una o dos jornadas, veremos si somos capaces o merecedores de luchar por algo más. Los cinco partidos que quedan, vamos a salir a ganarlos. Empezando por el partido del Málaga sin pensar más allá”.

Y es que el más allá es complicado. La historia habla que Las Palmas pisaría el terreno de la hazaña para alcanzar la promoción. La ventana estadística se le había cerrado a los grancanarios a la conclusión de Girona porque ningún equipo había sido capaz de levantar una distancia de 9 puntos con el sexto clasificado. Sin embargo, las cuatro victorias consecutivas le permitieron quebrar una rendija que se ha achicado en las últimas dos jornadas.

Escudo/Bandera Las Palmas

Decíamos hazaña porque, desde que La Liga instaura los playoffs de ascenso en la 2010-2011, de los 44 equipos que se han clasificado para la promoción, 38 ya estaban en promoción a estas alturas. Solo seis equipos le dieron la vuelta a la situación. Mirando su reverso de la moneda, solo seis equipos se cayeron al final. Es decir el 86% de los equipos que estaban en promoción en la jornada 37, lo refrendaron al final de liga.

Pero dicha gesta histórica, no se queda en las pocas veces que ha ocurrido este hecho. Sino en que nunca un equipo fue capaz de levantar un equipo una distancia de cinco puntos en las últimas cinco jornadas (con un asterisco). Lo cual engrandece el desafío que se esconde detrás del partido a partido de García Pimienta.

El asterisco, el Valladolid de Sergio González de la 2017-18. Quien estaba a cuatro puntos en la jornada 37 de la promoción. Pero es que los pucelanos, sumaron 12 puntos, quedaron quintos y le sobraron dos al final para entrar. El resto de equipos que estando fuera a falta de cinco jornadas consiguieron colarse en la promoción al final de liga, fueron el Córdoba en la 2013-14 Girona y de nuevo Córdoba en la 2015-16, el Málaga en la 2018-19 y el Rayo en la 2020-21. Todos estaban a solo un punto de diferencia, salvo los cordobeses en la 2013-14 que estaban empatados a puntos. De estos 6 equipos, subieron el Córdoba de la 2013-14, el Valladolid y el Rayo.

Como es lógico, todos estos equipos tuvieron que hacer un sprint final muy productivo en puntos. Y es que todos, salvo el Córdoba de la 2013-14, sumaron más de 10 puntos. Quien más, el Valladolid. Como era esperable. Los de Pucela cerraron la liga con cuatro victorias y una derrota. De media, estos seis equipos consiguieron en las últimas cinco jornadas 2,2 puntos por encuentro.

Ampliando la óptica vemos que estos números no se mantuvieron en los equipos que jugaron. Promediando 1,68 puntos por partido, es decir, 8,4 puntos en los cinco partidos. No llegando a las tres victorias de media.

Los que se cayeron y un entrenador que aparece en la mitad de la ocasiones

Dándole la vuelta a la moneda, tenemos que para que haya equipos que se auparon a la promoción, debe haber conjuntos que perdieran su lugar. La gran paradoja que se observa es que en cuatro de las seis ocasiones el equipo que se cayó no fue el que marcaba la promoción, sino el quinto clasificado (en la 2013-14 el sexto al haberse metido el Barça B).

La segunda curiosidad es que la mitad de esos equipos caídos los entrenaba Cervera. El Tenerife de la 2013-14 y los Cádiz de la 2017-18 y 2018-19. Y fue Cervera el que protagonizó el mayor de los descalabros: el del Tenerife de la 2013-14, cuando marchando sextos (con el Barça B en tercer lugar, lo cual activaba una séptima plaza) perdieron los cinco últimos partidos.

El Real Oviedo en la 2015-16 —sexto— y el Cádiz en la 2018-19 —quinto— solo sumarían tres puntos. Los otros tres equipos que perdieron su plaza fueron El Zaragoza de la 2015-16 —cuarto— y el Cádiz de la 2017-18 —quinto—. Estos equipos sumaron solo cinco puntos, a uno por partido. Al Sporting de la 2020-21 —quinto— no le sirvieron los siete puntos que consiguieron en los últimos cinco partidos pues acabaría séptimo.

A estas caídas se agarra la estadística amarilla aunque el grupo no mire más allá del viernes, cuando visita el Málaga el estadio de Gran Canaria. Uno de los tres clubes que desde la temporada 2010-2011 han conseguido un pleno de victorias en los últimos cinco encuentros. Los otros dos, el Villarreal de Marcelino y Las Palmas de Paco Herrera.

Un promedio para la esperanza amarilla

En la estadística ficción, en caso conseguir un pleno de victorias, los grancanarios alcanzarían los 70 puntos, esa cifra siempre ha valido para entrar en promoción salvo en la temporada 2011-12. Siendo el mínimo 61 puntos en tres ocasiones, en la 2014-15, 2013-14 y 2019-20.

Las Palmas con Pimienta, promedia 1,57 puntos por partido. Lo que de mantener estos números lo colocarían en una horquilla de 62-63 puntos; esta ha servido para clasificarse en 3-4 temporadas. Pero de mantener el ritmo de los últimos 6 encuentros, es decir a razón de 2,33 puntos, la proyección se coloca en 11-12 puntos. Lo que supondría 66-67 puntos y salvo en 2-3 temporadas quien ha sumado esta cantidad de puntos se ha metido en promoción.

Acuerdo de colaboración entre Promosport y Johan Cruyff Institute

Promoesport, agencia de representación internacional con 15 delegaciones en todo el mundo y más de 350 clientes profesionales, y Johan Cruyff Institute, centro de formación deportiva líder en el mundo, firman un acuerdo de colaboración para desarrollar e incentivar la educación entre los futbolistas. El evento contó con la participación de Marc Roca, centrocampista del Bayern de Múnich.

Como parte del acuerdo, los futbolistas de la agencia tendrán acceso a más de 90 programas deportivos con condiciones exclusivas. Asimismo, entre Promoesport y Johan Cruyff Institute generaremos conocimiento en beneficio de la industria deportiva y promocionaremos e intercambiaremos talento a través de distintas iniciativas.

Promoesport y Johan Cruyff Institute cooperarán unidos bajo la misión de formar líderes y enriquecer el sector futbolístico. “El acuerdo establece vías de colaboración entre Promoesport y Johan Cruyff Institute. Nos retroalimentamos y trabajamos para dar acceso a la formación”, afirma Mariël Koerhuis, General Manager de Johan Cruyff Institute.

Por otro lado, Berta Pujadas, cofundadora y CFO de Promoesport, manifestó el paso adelante que supone este acuerdo. “En Promoesport no solo pensamos en el presente del jugador, en su carrera deportiva, sino también en su futuro. Un plan B para que puedan desenvolverse en un futuro, para tener otras perspectivas laborales.”, concluyó.

Respecto a la importancia de la formación para los futbolistas, Marc Roca declaró: “Es muy importante dedicar tiempo a estudiar, a generar conocimiento, a aprender. Tenemos la carrera corta y es importante un plan B para tener un futuro mejor”.

Este acuerdo forma parte de la estrategia de crecimiento sostenible de Promoesport a nivel global, centrada en ofrecer el mejor y más amplio servicio a sus clientes con los que ayudarles a crecer dentro y fuera del campo.

De izquierda a derecha, Berta Pujadas, Marc Roca y Mariel Koerhuis.

¿Qué fue de… Adebayor? De ser 'Manolito' a liderar una ONG

Hubo un hombre que, durante seis meses, destronó al bipartidismo Benzema-Higuaín. En Togo se le llamaba Emmanuel y en Madrid, Manolito. Un gigante de 1,92 metros que dejó huella en Londres, Mánchester, Madrid, Kayseri y hasta Asunción. Y en casa, pues llegó a acusar a su madre, con la que no tiene buen trato, de hacer brujería para arruinarle la carrera. Porque Adebayor -he aquí su nombre artístico- es una de esas personas que está tardando en publicar su autobiografía. Y es que su vida es una historia como pocas, y aquí va un pequeño resumen: desde su amago de suicidio en Metz hasta su ONG para la ‘independencia’ de África, pasando por una carrera futbolística de 11 equipos. Y ojo, que oficialmente no está retirado; al menos a día de hoy sigue sin haberlo dicho de manera pública.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/champions/1650911814_471762_1650920355_sumario_grande.jpg', '976', '578', 'Adebayor, tras marcar el 2-0 al Tottenham en el Bernab&amp;eacute;u, el 5 de abril de 2011. / Pepe Andrés&nbsp;(Diario AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.130434782609″>

Adebayor, tras marcar el 2-0 al Tottenham en el Bernabéu, el 5 de abril de 2011.
Pepe Andrés (Diario AS)

Amago de suicidio

Con apenas 16 años llegó a Europa para jugar en las categorías inferiores del Metz. Luciendo esa camiseta creció y se hizo adulto, una etapa que él mismo describe como un infierno, con un relato que hiela la sangre, pues llegó a planear su suicidio: “Todo lo que quería hacer era ayudar a mi familia, que era pobre, pero me presionaron mucho (su propia familia). No podía soportarlo. En Metz me pagaban unas 3.000 libras al mes y mi familia me pidió una casa que costaba medio millón. Además, el club estaba cansado de mí por mi comportamiento. Una noche me senté en mi cama y pensé: ‘¿Qué estoy haciendo aquí?, nadie está contento conmigo, así que, ¿para que seguir viviendo?“.

Bajó a una farmacia cercana para comprar pastillas y provocarse una sobredosis. “Había una farmacia debajo de mi apartamento. Pedí bastantes paquetes de pastillas. Tantos, que no querían vendérmelos, pero les dije que era para una obra benéfica en Togo. Lo preparé todo. Estaba listo pero… Llamé a mi mejor amigo a media noche. Y me tranquilizó. Me dijo que tenía cosas por las que vivir. ‘Tienes el potencial para cambiar África’. En ese momento consiguió quitarme la idea”, confesó en una entrevista con el Daily Mail. Esa llamada y esas palabras de su amigo le frenaron.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/champions/1650911814_471762_1650920589_sumario_grande.jpg', '976', '1432', 'Un joven Adebayor, durante su presentaci&amp;oacute;n oficial con el Metz. / Archivo’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.44375″>

Un joven Adebayor, durante su presentación oficial con el Metz.
Archivo

Y siguió jugando al fútbol. Lo fichó el Mónaco y de ahí, salió al Arsenal, equipo de toda su carrera con el que más partidos ha disputado (142) y más goles ha marcado (62). Su siguiente destino, a cambio de 29 millones -mucho dinero para la época-, fue el Manchester City, donde salió de manera abrupta al Real Madrid: los ingleses ficharon a Dzeko con una inversión mayor (35 millones) y le dieron salida… ¡Tras una pelea con Kolo Touré! Llegaron a las manos y los citizens, cansados del ‘conflictivo’ Emmanuel, sondearon el mercado en busca de un traspaso.

Aparece el Madrid

A los blancos se les acababa de lesionar Higuaín con notable gravedad (espalda, varios meses de baja) y vieron en Adebayor una oportunidad. Pero había un problema: el togolés cobraba en torno a siete millones por temporada, un salario inasumible si había que sumarle un precio de traspaso. Es ahí donde Florentino, tras negociar, llegó a un acuerdo con el City: no pagarían nada por el préstamo, cesión gratis, pero a cambio el Madrid sí pagaría su ficha íntegra (unos tres millones, al llegar en enero). Aceptó el City, que tenía serias urgencias no sólo por darle ‘boleto’, sino por aligerar su masa salarial, pues estaba amenazado por la UEFA al acumular deudas.

Así llegó Adebayor al Madrid el 24 de enero de 2011, con una opción de compra de 14 millones que no se ejecutaría. Aunque su rendimiento fue tan sorprendente (8 goles, uno cada 139′), que muchos llegaron a pedirlo. Mourinho lo llegó a elegir por delante de Benzema en partidos importantísimos, como la final de Copa ante el Barcelona en Mestalla o la eliminatoria de Champions contra el Tottenham. Manolito, como se le apodó rápidamente, se volvió un ídolo en esos meses, un futbolista que lejos de esa papeleta de conflictivo descubrió en sí ‘otro Manolito’, un jugador simpático y alegre. Ajeno a los problemas.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/champions/1650911814_471762_1650920740_sumario_grande.jpg', '976', '754', 'Adebayor celebra un gol al Almer&amp;iacute;a junto a Cristiano Ronaldo, el 21 de mayo de 2011. / Pepe Andrés&nbsp;(Diario AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.647058823529″>

Adebayor celebra un gol al Almería junto a Cristiano Ronaldo, el 21 de mayo de 2011.
Pepe Andrés (Diario AS)

Escala en Londres, rumbo a Turquía

Pero estos florecieron cuando finalizó su préstamo. El City volvió a abrirle la puerta de salida y lo cedió al Tottenham, que tras tenerlo cedido una temporada, decidió ficharlo en propiedad por otro curso, a cambio de 6 millones. Así acabó su vínculo con el Manchester City y tras ese breve contrato, también con los Spurs (su argumento para justificar su bajo rendimiento fue que su madre le había hecho brujería). No le renovaron y quedó libre. Pero no tuvo que mudarse de Londres, pues apareció para ficharlo el humilde Crystal Palace: defendió sus colores la temporada 2015-16, en la que ganó el título el legendario Leicester de Ranieri.

A partir de entonces, se acabó su carrera en una liga grande. Hizo las maletas y firmó por el Estambul Basaksehir, donde fue recibido en el aeropuerto como una absoluta estrella. Y su rendimiento no fue en absoluto malo: disputó 76 partidos y marcó 28 goles. De ahí, a otro equipo de Turquía, el Kayserispor, con el que sí firmó un rendimiento paupérrimo: estuvo sólo cuatro meses, pues rescindió su contrato en diciembre tras haber jugado sólo ocho partidos. Se fue a Paraguay, al Olimpia, donde sólo le dio tiempo a jugar cuatro partidos (y ver una roja), pues llegó el Covid, se pararon las ligas…

Una (no) retirada

Y Adebayor se retiró. Tras la cuarentena, no ha vuelto a jugar al fútbol. Aunque oficialmente no está retirado, pues él nunca ha publicado un texto anunciando que cuelgue las botas o ha dado una rueda de prensa de despedida. Pero llegó junio, finalizó su contrato con Olimpia y no se supo nada más. Por Asunción se cuenta que la cultura paraguaya le marcó tanto, que les visita a menudo y se le ve paseando por las calles con suma naturalidad y; atención, siempre con un tereré en la mano, una bebida hecha con hojas de yerba mate, agua con mucho hielo y pohá ñaná. Quienes han tratado con él aseguran que se volvió adicto, en el buen sentido de la palabra, a ese brebaje.

Adebayor, paseando por Asunción con un tereré en la mano.

¿Qué hace ahora Adebayor?

Manolito fundó SEA, su propia ONG, que realiza una labor extensísima por todo el continente africano. De hecho, la principal misión de SEA es apoyar la agricultura para que África no tenga que depender nunca más de otros continentes. En ese sentido, Adebayor es una persona muy activa en redes sociales para mostrar todos los avances que está consiguiendo. Por ejemplo, colabora con Jeuf Zone Farm, otra ONG centrada en la alimentación, con la que ha compartido en alguna ocasión alimentos que él mismo ha cultivado en una granja que ha instalado en su propia casa.

La actividad de su Fundación no acaba en absoluto ahí. También apoya a la escolarización de menores y mayores de edad (“la educación es el arma más peligrosa para cambiar el mundo”, escribió) y la lucha por los derechos humanos en su país, reuniéndose hace poco con la UNPD. “Tienes el potencial para cambiar África”, le dijo su amigo aquella noche en Metz. Y eso es lo que está intentando, ahora, hacer con SEA. Cambiar África.

En Nesyri, de golear al Cádiz a los siete meses de sequía

La sequía goleadora de En Nesyri no hace más que seguir alargándose en el tiempo y la visita del Cádiz el próximo viernes al Sánchez Pizjuán pone en contraste la excelsa temporada pasada del marroquí con el decepcionante curso actual. Ya han pasado siete meses del último gol de En Nesyri con la camiseta del Sevilla, nada que ver con su puntería hace un año, cuando despachó al Cádiz en Nervión con un triplete que lo situaba como referencia goleadora del Sevilla y hacía subir su cotización por las nubes.

Escudo/Bandera Sevilla

A las oficinas del Sánchez Pizjuán llegaron en verano ofertas de 35 millones de euros por el marroquí. La Premier tentaba a En Nesyri que, sin embargo, se negó a salir puesto que estimaba que esta temporada debía ser la de su confirmación en el Sevilla antes de dar el salto a un contrato millonario. Pero una lesión muscular que lo tuvo apartado de los terrenos de juego más de tres meses y una posterior participación en la Copa de África mandaron al traste todos los planes de En Nesyri y del Sevilla.

Con 24 tantos en su cuenta en los 52 partidos disputados acabó En Nesyri la pasada campaña. En la actual, acumula tres tantos en 24 partidos. Y lo verdaderamente preocupante es que En Nesyri lleva jugando con cierta continuidad desde mediados de febrero, sin que su aportación en ataque haya sido ni mucho menos reseñable. Un penalti provocado ante el Betis en el derbi liguero es lo más destacable del marroquí en este periodo.

Titular la pasada jornada ante el Levante, la comparación con Rafa Mir, pichichi del Sevilla, es más que odiosa para En Nesyri. Sin embargo, cuenta con la confianza de Lopetegui.

Acuerdo del Betis e Isco: más de 20 millones por dos años

El Betis e Isco Alarcón tienen cerca un acuerdo para que el centrocampista malagueño recale en Heliópolis, supeditado a que los verdiblancos entren en Champions League y/o consigan realizar más de una gran venta durante el próximo mercado veraniego. A Isco se le ofrecen dos campañas más otra opcional, a más de 10 millones de euros brutos por campaña, en una operación que en principio superará los 20 millones de euros. La cifra incluye una importante prima de fichaje y el sueldo del de Arroyo de la Miel será el mayor que haya cobrado nunca ningún futbolista en el Benito Villamarín.

Escudo/Bandera Betis

Aparte del centrocampista defensivo Guido Rodríguez, por el que existe un fuerte interés desde la Premier League, la posible venta más clara ahora mismo en el Betis es la de Nabil Fekir aunque el francés renovó hace unas fechas hasta 2026. De momento, eso sí, ninguna de las ofertas aparecidas por Heliópolis contenta a la directiva, que el año pasado esperó alguna propuesta superior a los 40 millones de euros que no acabó llegando.

La amortización anual de Fekir es parecida a lo que costaría Isco y la posición en la que juega, similar, con lo que lo natural es cambiar a un futbolista por otro. Pellegrini siempre ha preferido a futbolistas de juego asociativo como el malagueño. Hace unos días, en El Larguero, el entrenador chileno se quejó de la querencia del jugador francés a mantener la pelota muchas veces en vez de combinar con los compañeros.

De confirmarse en las próximas semanas, Isco se convertiría en el tercer fichaje que realiza el Betis para la campaña 2022-23. Ya ha cerrado las incorporaciones de los brasileños Luiz Felipe y Luiz Henrique. El primero, central de 25 años, llega libre de la Lazio y el segundo es un extremo zurdo que ha destacado en Fluminense de Rio de Janeiro y por el que los verdiblancos pagarán unos 13 millones de euros. Bravo, Guardado y Joaquín terminaban contrato en junio pero seguirán en la plantilla de Pellegrini.

Borja Iglesias y Gerard Moreno: el Espanyol es un trampolín

Quinto club que más partidos ha disputado en Primera División, fundador de LaLiga y séptimo clasificado histórico, el rol del Espanyol en el fútbol español ha ido menguando a medida que su economía se iba saneando, paradójicamente. Y no solo por las quejas últimas sobre arbitrajes que caen en saco roto, por el descenso de hace dos temporadas, rápidamente subsanado, o por la ausencia de títulos desde 2006 –ya fue capaz de resistir 40 años sin ninguno, y sin embargo en ese lapso llegó a aspirar a la Liga–. Dos jugadores de moda ejemplifican el papel que desempeña el Espanyol en el nuevo orden futbolístico.

Escudo/Bandera Espanyol

Están en boca de todo seguidor Gerard Moreno y Borja Iglesias, el primero por la inminente semifinal de la Champions entre el Villarreal y el Liverpool, y el segundo, por su determinante actuación en la final de la Copa del Rey, Betis-Valencia, con un gol y el trofeo de MVP. Jugadores de innegable éxito, líderes de sus equipos, fueron los dos últimos goleadores del Espanyol hasta la llegada de Raúl de Tomás. Y sin embargo debieron y quisieron buscarse la vida lejos del RCDE Stadium para aspirar a algo más. Para no quedase en la medianía. Pasó el Espanyol de ser un club de destino en la elite a un sparring, un trampolín hacia el primerísimo nivel. No es un fin, sino un medio.

Se trata de dos casos muy distintos, de ahí su validez. Gerard Moreno es el perfecto prototipo de perico, confeso además, criado en Sant Adrià, con Raúl Tamudo como ídolo, campeón en Brunete y Arona con el alevín del Espanyol, que tras dar vueltas por Badalona, Mallorca y Villarreal regresa a casa. Que mete 39 goles en 118 partidos, entre ellos al Barcelona, archienemigo, y al Real Madrid. Pero que tres años después de su aterrizaje regresa al Submarino, y no solo porque su club de origen abonara los 20 millones de su mitad de la cláusula de rescisión.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/primera/1650883690_343633_1650883950_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Gerard Moreno, con el trofeo de la pasada Europa League. / MICHAEL SOHN&nbsp;(AFP)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.541666666667″>

Gerard Moreno, con el trofeo de la pasada Europa League.
MICHAEL SOHN (AFP)

Operación económicamente impecable para el Espanyol, que había invertido 1,5 millones en su fichaje. Pero sentimental y deportivamente desastrosa, como se ha comprobado. ¿Y por qué querría Gerard Moreno irse del Espanyol? Tal vez dé una pista su hoja de ruta clasificatoria. Con el Espanyol fue decimotercero (y semifinalista de Copa), octavo y decimoprimero. Con el Villarreal, decimocuarto (y en cuartos de la Europa League), quinto, séptimo y campeón de la Europa League, y actualmente séptimo y en semifinales de Champions. Y es un destacado internacional con la Selección española, privilegio que no logró como blanquiazul.

En cuanto al ‘Panda’, no tenía ningún lazo afectivo con el Espanyol cuando llegó, previo pago de diez millones al Celta, en verano de 2018 como sustituto de Gerard. Y en muy poco tiempo se ganó a la afición como mejor puede hacer un delantero, con goles, hasta 23 en 46 encuentros oficiales. A hombros salió de Cornellà aquel 18 de mayo de 2019 en que el equipo se metió en Europa, y por la puerta de atrás solo tres meses después, pese a haber colaborado en las tres fases previas a que el Espanyol estuviera en la liguilla. Tras su salida, otro negocio redondo porque abonó el Betis 28 millones, llegó la debacle perica.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/primera/1650883690_343633_1650884057_sumario_grande.jpg', '976', '650', 'Borja Iglesias, eufórico tras confirmarse el regreso del Espanyol a Europa, en 2019. / Alex Caparros&nbsp;(Getty Images)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.219512195122″>

Borja Iglesias, eufórico tras confirmarse el regreso del Espanyol a Europa, en 2019.
Alex Caparros (Getty Images)

De séptimo pasó Borja Iglesias a ser decimoquinto con el Betis, pero la temporada pasada ya alcanzó la sexta plaza en la Liga. Y esta temporada, además de haber alcanzado los octavos de la Europa League (contra el ya célebre Eintracht de Frankfurt), marcha quinto y acaba de proclamarse campeón de la Copa del Rey. La misma competición que le hizo pensar “yo tengo que jugar en este equipo” cuando, aún siendo perico, la jugó en el Villamarín. Por declaraciones de este tipo, o por la celebración de alguno de sus goles, la popularidad del gallego entre la masa social perica anda lejos de ser idílica, pero ese es otro asunto.

“Ya no tendremos que vender más jugadores por necesidades económicas“, proclamó Chen Yansheng en su investidura como presidente y propietario del Espanyol, el 21 de enero de 2016. Y quizá llevara razón, si bien los traspasos siguen presupuestadas años más tarde para cuadrar los balances. Pero el asunto no es meramente financiero.

<figure id="sumario_4|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/04/25/primera/1650883690_343633_1650884196_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Raúl de Tomás celebra su gol contra el Atlético de Madrid, el decimoquinto en esta Liga. / Gonzalo Arroyo Moreno&nbsp;(Getty Images)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.824817518248″>

Raúl de Tomás celebra su gol contra el Atlético de Madrid, el decimoquinto en esta Liga.
Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

Las aspiraciones del club perico, su proyecto, atraen a grandes jugadores pero nos los atrapan. Marc Roca (campeón de la Bundesliga y del Mundialito de clubes), Joan Jordán (expulsado del Espanyol y que conquistó la Europa League 2019-20) o Mario Hermoso (vigente campeón de Liga) son, en Bayern de Múnich, Sevilla o Atlético de Madrid, algunas muestras más de esa problemática que abanderan Gerard Moreno y Borja Iglesias, y que no pocos temen ya que pueda repetirse con Raúl de Tomás, que en dos años y medio en el RCDE Stadium ha vivido todas las opciones: colista, campeón de Segunda y ‘pichichi’, y decimotercero, sin opciones de bajar ni de acabar en Europa. ¿Qué será lo próximo?

Curro se viste de Sadiq

Sufrió hasta la extenuación el Almería para mantenerse en la estela del Eibar y conservar el punto de ventaja sobre el Valladolid. Le falto precisión a Sadiq durante el partido y los rojiblancos no vieron portería hasta el tiempo de prolongación. No fue el espigado delantero de Rubi esta vez el salvador. Ese honor recayó en Curro, que agitó el partido en los minutos finales y abrió por la mitad al Sporting con su zurda para abrochar el encuentro.

Se ahogó en la orilla el conjunto asturiano, que resistió en pie las embestidas locales hasta el final. Pero no pudo contener el latigazo postrero de Curro, que rescató a un Almería que no se desperezó hasta que encontró a Sadiq al filo del descanso. El nigeriano exigió a Cuéllar y Arnau Puigmal y Portillo no acertaron con los rechaces. Fue el primer escarceo del ariete rojiblanco, que ganó peso conforme avanzaba el partido. Pero no era su día. Falló un mano a mano cumplido el minuto 70 y mandó a las nubes un gol cantado que le sirvió Ramazani poco después.

Escudo/Bandera Almería

No es habitual ver fallar con el estoque a Sadiq y el Almería pena cuando su ‘9’ no está fino. Pero encontró sustituto en Curro, que emergió para salvar el partido del Almería. No sin suspense. Porque tuvo el 1-0 en sus botas hasta tres veces. Borja López primero y el VAR después mantuvieron el 0-0 hasta el final. Sin embargo, el ’10’ indálico no perdonó en su tercer intento con un poderoso zurdazo en el 91’ que desató la locura en el estadio de los Juegos Mediterráneos y que vale tres puntos que son oro puro en la pelea por el ascenso.

Curro se vistió de Sadiq y se convirtió en el héroe local en un envite en el que el Sporting limitó su resistencia a su trabajo defensivo. Si no fue el día del nigeriano, tampoco el de Djuka, otro de los grandes killers de Segunda. El montenegrino sí aprovechó la que tuvo antes del descanso, pero partió en fuera de juego. Luego desapareció y no se dejó ver de nuevo hasta la recta final. Esta vez, en posición correcta, perdió el duelo ante Babic, que le dificultó lo justo para impedir que definiese de forma certera ante Fernando.

Escudo/Bandera Sporting

No hubo más noticias del Sporting en ataque. El Almería empujó con fe y sin descanso hasta que Curro rompió el atasco y logró el 1-0, que mantiene a los de Rubi en la segunda posición. La batalla por el ascenso se presume apasionante hasta el final (Eibar, Almería y Valladolid están en dos puntos). Por abajo, el Sporting sigue mirando con cierta distancia (siete puntos) a Amorebieta y Real Sociedad B, pero debe empezar a sumar cuanto antes si quiere evitar sobresaltos de última hora.

Cambios

Borja López (28′, Babin), Guille Rosas (61′, Milovanov), Gaspar Campos (61′, Aitor), Curro (62′, Arnau Martínez), José Carlos (62′, Portillo), Dyego Sousa (82′, Lucas Robertone), Nacho Méndez (82′, Fran Villalba), Campuzano (82′, José Luis Rodriguez), Arvin Appiah (86′, Ramazani)

Goles

1-0, 90′: Curro

Tarjetas

Arbitro: Jon Ander González Esteban
Arbitro VAR: David Gálvez Rascón
Aitor (33′,Amarilla) Rodrigo Ely (39′,Amarilla) Juan Berrocal (65′,Amarilla

Clasificación

Aerolíneas Goldar

David Goldar está protagonizando una temporada para enmarcar. El central de la UD Ibiza, que es un baluarte en defensa, también está siendo parte fundamental en el ataque de los isleños. El gallego ya lleva siete goles esta temporada, de los que cinco los ha marcado de cabeza. Goldar es un auténtico especialista en el juego aéreo, como quedó demostrado este pasado domingo en el partido ante la UD Las Palmas, en el que un tanto suyo valió para rubricar el empate (1-1) y salvar un punto para el bloque de Paco Jémez.

La estadística dice que casi siempre que marca Goldar el Ibiza puntúa. Un tanto suyo ayudó en la victoria de su conjunto frente al Fuenlabrada en la primera vuelta (3-1). Otro rescató un empate frente al Girona (1-1), también en la primera vuelta. En la segunda vuelta, le volvió a marcar al Fuenlabrada (abrió la victoria de los isleños, 2-1); contribuyó en la goleada al Málaga (0-5); abrió la lata frente al Huesca para ganar a los aragoneses (2-1); marcó en la derrota frente al Girona (5-1); y obtuvo el citado tanto de este domingo frente a Las Palmas, que fue vital para mantener al Ibiza imbatido en Can Misses en este 2022.

El gallego se mostró “muy contento” por los siete tantos que lleva. “Es un gran número. La mayoría de los goles han servido para ayudar al equipo, que es lo más importante. Con ganas de seguir y de poder aportar. Estoy muy contento”, señaló Goldar este domingo en zona mixta tras el partido liguero.

Goldar es un jugador imprescindible en la UD Ibiza. De hecho, es el futbolista de la plantilla que más minutos ha disputado. Acumula, entre LaLiga SmartBank y la Copa del Rey, 2.912 minutos en sus piernas. El segundo es Manu Molina con 2.859 minutos disputados hasta la fecha.

Vlahovic será suplente

Juventus

El equipo de Allegri tendrá la oportunidad de acercarse al Napoli en caso de conseguir una victoria. Los de Nápoles no pudieron en su visita a Empoli y por eso la Vecchia Signora se podría poner a solo una unidad de este club que está en la tercera casilla.

En la actualidad son 18 partidos ganados, nueve empatados y seis perdidos, siendo el tercer equipo que menos cae en el campeonato luego de Milan e Inter.

“Juan Cuadrado no fue convocado. Durante el entrenamiento del sábado acusó un resentimiento muscular en el aductor izquierdo que será valorado”, afirmó uno de los trinos de Juventus en la convocatoria.

Este plantel viene de empatar con Bologna en casa y de ganarle fuera de casa a Cagliari con anotaciones del holandés De Ligt y Vlahovic.