Otra vez Lucas

Otra vez Lucas
https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2022/01/14/primera/1642169832_808301_1642170115_miniatura_normal.jpg

Lucas Vázquez se ha vuelto a ganar un sitio en el Real Madrid. Y es que con el gallego da la sensación de que el proceso es siempre el mismo: empieza el curso como teórico suplente, entra en el equipo por diferentes circunstancias y acaba demostrando temporada a temporada de que tiene nivel y carácter para darle mucho a los blancos. Contra el Barcelona, sustituyendo a un cansado Carvajal, fue clave en la prórroga, recuperando varios balones importantes (entre ellos uno clave a Ansu Fati cuando el blaugrana estaba dentro del área) y lanzando varias contras, entre ellas, la del definitivo gol de Valverde.

Contra el Athletic volverá a la titularidad en el lateral derecho. El contagio de Carvajal, positivo en coronavirus, altera los planes de Ancelotti, que pensaba repetir con el de Leganés. Sin embargo, es una posición que no le genera tantos quebraderos de cabeza ya que confía ciegamente en Lucas, que siempre le ha respondido. De hecho, este curso ha jugado ya 21 partidos de los cuales 15 ha actuado como lateral (los otros seis los ha jugado como extremo y solo dos de ellos como titular). Entre los mismo está la victoria en el Camp Nou en Liga (1-2) o los dos triunfos contra el Valencia. Es ya su posición natural y por eso el club decidió quedarse con él en verano y dar salida a Odriozola, cedido en la Fiorentina.

Esta temporada se está repitiendo lo vivido en la pasada. Carvajal no está teniendo suerte con las lesiones y Lucas está supliendo su baja. Bajo las órdenes de Zidane, en la 2020-21, el de Curtis jugó un total de 34 encuentros disputando un total de 20 como lateral diestro, además de otros tres como carrilero. Fue muy importante en las eliminatorias de Champions contra Atalanta y Liverpool, así como en los Clásicos y los derbis en Liga.

Su buen rendimiento fue lo que acabó de convencer al Madrid para renovar su contrato, que finalizaba el verano pasado. La directiva decidió darle dos años más con subida de salario incluida para demostrarle su importancia y valorar su implicación con el equipo. A sus 30 años, el canterano blanco, que llegó a Madrid en 2007 siendo juvenil, vuelve al rescate del equipo en un momento clave, cuando está en juego el primer título de la temporada.