“Morata está como loco por venir… y nosotros le queremos”

“Morata está como loco por venir… y nosotros le queremos”
https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2022/01/15/primera/1642237467_508682_1642238013_miniatura_normal.jpg

Aún no se ha escrito, ni mucho menos, el último capítulo del culebrón Álvaro Morata. Pese a que ‘Mundo Deportivo’ informaba este viernes que el Barcelona había descartado finalmente la incorporación del delantero de la Juventus, ya que no estaba dispuesto a pagar 40 millones de opción de compra al Atlético de Madrid, lo cierto es que los técnicos, encabezados por Xavi Hernández, mantienen su apuesta por el atacante español. Tanto es así que, según ha podido saber AS, Morata sigue siendo, a día de hoy, el candidato número uno en las preferencias de los técnicos para reforzar el ataque en el mercado de invierno. “El jugador está como loco por venir y nosotros le queremos”, insisten desde el vestuario.

Eso no quita para plantear un escenario ciertamente complejo, donde existen disensiones evidentes en el seno del club respecto a la prioridad de traer a Morata y sobre todo en qué condiciones. La información de ‘Mundo Deportivo’, firmada por su subdirector, Fernando Polo, destacaba que había muchas dudas sobre la necesidad de pagar 40 millones este junio por Morata, sobre todo con una operación tan estratosférica como la de traer al noruego Haaland en el horizonte.

Evidentemente, estas diferencias sobre la conveniencia de Morata, que existen en la junta del club, también están en la calle, ya que no hay una unanimidad sobre su fichaje entre los aficionados. Para muchos, no se trata de un delantero goleador, y para otros, sus gestos y declaraciones del pasado le delatan.

Otro de los argumentos para explicar el freno de mano en la operación del delantero es que el club no quiere imponerse más presión de la que tiene. El director de fútbol, Mateu Alemany, no quiere revivir con Morata lo que sufrió con Ferran Torres, fichando a un jugador cuando aún no tenía fichas libres ni ‘fair play’ necesario.

Con el ex del Real Madrid, la estrategia va a ser muy diferente: no se fichará a Morata hasta tener liberada la masa salarial. Y a día de hoy, para conseguir ese objetivo, se ha de cerrar la renovación a la baja de Dembélé o Sergi Roberto, o se ha de traspasar a Dest o Memphis. La cesión de Umtiti también podría ayudar, pero es la opción menos realista de todas, según reconocen desde la entidad.

Hasta que no se active alguna de estas operaciones, o varias a la vez, el Barcelona no moverá ficha por Morata. En cualquier caso, lo que está claro es que ni Morata está aún descartado ni Xavi ha tirado la toalla por el internacional español.