Marruecos gana en el mal regreso de En Nesyri

https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2022/01/14/internacional/1642182870_313313_1642183479_miniatura_normal.jpg

Marruecos se perfila cada vez más como una de las grandes favoritas en esta Copa de África. Después de ganar a otra de las grandes del continente en la primera jornada, Ghana, los leones del Atlas no pasaron problemas para superar a Comores y asegurar su plaza en los octavos de final (en el peor de los casos pasaría como una de las mejores terceras). Y eso que todavía siguen sin poder contar desde el inicio con algunas de sus grandes estrellas, especialmente en ataque, donde los sevillistas En Nesyri y Munir acaban de pasar la COVID.

Las bajas en la delantera han obligado a Halilhodzic a experimentar con jugadores que hace tres semanas ni siquiera estaban en sus planes. Es el caso de Tossoudali. El extremo del Gent acudió a la concentración de Marruecos a última hora después de que el barcelonista Abde se negara a ir a la Copa de África. La ausencia de Ziyech, que también juega en esa demarcación pero que no acudió al torneo por discrepancias con el seleccionador, también le ha beneficiado. Titular en los dos primeros partidos, ha sido uno de los mejores de Marruecos en lo que llevamos de competición.

Con quien sí contaba el técnico bosnio desde el principio era con Achraf. El lateral del PSG sí demostró ayer su capacidad para desequilibrar partidos después de estar bastante apagado ante Ghana. Una internada suya por la derecha en la primera parte terminó en el gol de Amallah, que acabó empujando el balón a la red tras varios rebotes en el área.

Con el partido encarrilado, Halilhozic dio entrada a En Nesyiri y Munir para que disputaran sus primeros minutos en esta Copa de África y fueran recuperando el tono físico tras estar varios días de baja por coronavirus. Muy cerca estuvo En Nesyri de estrenarse pero Salim Ben Boina se lo impidió dos veces. El portero de Comores demostró primero tener reflejos de guepardo al sacar en la línea un cabezazo a bocajarro del sevillista y luego le detuvo un penalti en el úlimo minuto que él mismo había cometido.

Ya en el descuento, Ounahi sentenciaba el partido con un poco de polémica. El árbitro Sadok Selmi anuló primero el gol por fuera de juego pero el VAR validó el tanto tras unos minutos de espera.