Alavés: agonía al cuadrado

Alavés: agonía al cuadrado
https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2021/09/24/primera/1632501200_234593_1632501512_miniatura_normal.jpg

EI Atlético ya sabe lo que le espera ante el Alavés. Simeone y los suyos lo tienen claro: el conjunto vitoriano saldrá muy motivado y si quieren llevarse los tres puntos no deben dejarse ir. Los dos partidos de la pasada temporada pueden servir de muestra para el campeón liguero. En ambos ganó, se llevó los seis puntos en juego, pero en los dos sufrió mucho. En Vitoria venció en el minuto 90 y en el Wanda Metropolitano Oblak fue el salvador del equipo al parar un penalti a Joselu en los instantes finales de partido. Fueron dos duelos sacados a base de sufrimiento y de casta y el Atlético ya conoce el camino para la victoria: nada de confianzas ante un rival muy necesitado.

El Atlético acudió a Mendizorroza en la jornada 17 de LaLiga 2020-21. El pasado 3 de enero los rojiblancos se adelantaron en el marcador en el minuto 41 por mediación de Marcos Llorente. Pero ya cerca del final, en el minuto 84, Felipe se marcó en propia puerta y el Alavés igualó el choque. Lo terminó de resolver Luis Suárez, en el minuto 90, tras asistencia de João Félix. Tres puntos muy importantes y que hicieron que el Atlético comenzase con triunfo el nuevo año.

Escudo/Bandera Atlético

Se volvieron a ver las caras en la jornada 28, el 21 de marzo. Y si agónico fue el triunfo en la ida, en el de vuelta sucedió algo parecido. Volvió a marcar Luis Suárez, tras asistencia en esta ocasión de Trippier. Pero el héroe del partido no fue el uruguayo, algo que sucedió a lo largo de muchos partidos. Ante el Alavés marcó dos de sus 21 tantos del campeonato y valieron para dos triunfos.

El héroe fue Oblak, quien en el minuto 86 le detuvo un penalti a Joselu. Savic cometió una imprudencia dentro de su área que le costó un penalti en contra. El central soltó el codo sobre Luis Rioja y el VAR llamó a filas a Martínez Munuera para que viera la posible infracción. Y cuando muchos ya daban por hecho el empate, el portero rojiblanco adivinó el lanzamiento y detuvo la pena máxima. Una acción decisiva para otro partido que el Atletico ganó a su manera: sufriendo más que nadie.