Toros jóvenes en Nervión

Toros jóvenes en Nervión
https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2021/09/13/champions/1631548418_079956_1631549959_miniatura_normal.jpg

Descorcha el Sevilla su botella de esta Champions, la de las estrellitas burbujeantes, con un duelo ante el Red Bull Salzburgo, rival a priori inferior pero que llega con dos peligros imprevisibles: su gran juventud y la inercia ganadora que dan 10 triunfos en los 10 partidos que ha disputado esta temporada (sigue el encuentro en directo en As.com). Lopetegui dispone de toda su plantilla, la mayoría descansada tras el parón internacional y el aplazamiento del partido liguero ante el Barcelona. Se recuperaron Ocampos y Óliver Torres y regresó de Francia, tras quedarse, Jules Koundé. Sobre la disposición del defensa parisina después de su frustada venta al Chelsea pivotará una de las claves del rendimiento nervionense esta temporada.

Sin la presión del Sánchez-Pizjuán y en una liga donde no tiene competidor real, en la que ha ganado casi con la gorra los últimos ocho títulos los Toros Rojos de la ciudad de Mozart se han convertido en una auténtica máquina de exportar futbolistas que alcanzan la primera línea. La mayoría de ellos viven su primera parada en el hermano de la marca, el Leipzig alemán. Con el tremendo Erling Haaland como máximo exponente, de allí salieron también en años recientes Mané o Keita (ahora en el Liverpool), Upamecano (Bayern), Caleta-Car (Marsella) o, últimamente, los zambianos Mwepu (Brighton) y Patson Daka, por el que el Leicester acaba de pagar 30 millones de euros. Daka anotó 34 goles en 42 duelos oficiales durante la pasada campaña, pero en Salzburgo le han olvidado muy pronto: Adeyemi, que ya es internacional con Alemania, lleva siete tantos en un inicio fulgurante.

También marcó muchos goles Munas Dabbur antes de llegar al Sevilla en 2019. Apenas seis meses duró el delantero israelí en Nervión, lo mismo que le ocurrió ese mismo año al defensa vienés Max Wöber, que ejerce ahora de jefe de la zaga en el Red Bull. Wöber, duda hoy por unos problemas musculares, tiene sólo 23 años pero se ha convertido en casi un veterano dentro de la plantilla más joven de esta Champions, con poco más de 22 primaveras de media. Solet (21), Camara (21), Seiwald (20), Aaronson (20), Sesko (18) o el propio Adeyemi, de apenas 19, suelen formar parte del once titular que dirige el también precoz (33 años) Mathias Jassle, alemán recién llegado al banquillo austriaco este mismo verano.