La carta que todo formador de fútbol debería leer

La carta que todo formador de fútbol debería leer
https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2021/01/21/segunda/1611249148_909757_1611249352_miniatura_normal.jpg

El pasado miércoles, Moisés Hurtado presentó su dimisión como entrenador del Juvenil B ya que no se sentía motivado para seguir, entre otras cosas por sus divergencias con los superiores. Esta carta ha encendido las redes pericas de elogios:

“Si he podido generar alguna duda o incertidumbre en sus cabezas, si he podido remover alguna conciencia, si he podido hacer pensar y reflexionar, si he podido aportarles algún concepto táctico nuevo y si he podido hacerles salir de sus zonas de confort, si algo de eso he conseguido, ya me doy por satisfecho en esta linda y dura etapa formativa que he vivido estos dos años y medio. Porque la vida, afortunadamente, está llena de incertezas y a esa edad, más. Y la solución, en mi opinión, no es simplificarles las cosas, dándoles certezas, sino enseñarles a pensar por sí mismos, en una época en que la mayoría de cosas sin efímeras, nos da cierta pereza pensar y queremos verdades rápidas, poco duraderas e irrefutables. Sin embargo, la realidad, llena de ruido, suele ser otra.

Decía un amigo “en el fútbol unas veces se gana y otras se aprende”, y lo único por lo que he trabajado este tiempo es para que los chicos consigan cumplir sus metas y logren asentar esos objetivos en el tiempo. Evidentemente, si es jugando en nuestro club en el primer equipo, mejor. Sin embargo, y con sinceridad, estaré igual de orgulloso de quien logre realizar su sueño fuera de nuestro club, aunque no lo disfrutemos. Y, por supuesto, quien no lo logre, ahí me tendrá igualmente para que lo necesite. El éxito lo pone cada uno donde quiere.

Con sinceridad, ojalá me hubieran dejado hacer algunas cosas más a mi manera, pero donde manda patrón no manda marinero como es obvio y, en esto como todo en la vida, todos tenemos nuestras ideas en las que creemos; así que, ante tales circunstancias, consierque es mejor dar un paso al lado y dejar que otras personas lleven a cabo sus ideas a su manera. El club siempre está por encima de todos nosotros.

No obstante, permítanmen ofrecer, desde esta carta de “hasta la próxima” un par de contribuciones a quien las quiera recibir.

A los que mandan, que escuchen. Que hagan partícipes a los trabajadores, que hagan sentir cómoda a la gente y que creen un correcto clima de trabajo. No está reñido con la exigencia. Para nada.

A los que mandan menos, que se hagan valer, que confíen en ellos, que ayuden a los que tengan al lado y que se exijan al máximo en todo lo que hagan. Y que traten de disfrutar al máximko con ello porque con pasión todo sale mejor.

A los padres de los chicos, que protejan sin sobreproteger. Que acompañen, que se interesen sin invadir. Que confíen en los profesionales que velan por sus hijos porque están en muy buenas manos.

Al aficionado, tratemos de no etiquetar a los chicos con crack, perla, joya… porque a veces les confundimos, sin quererlo. A todos nos pasa. Y bastante distracción tienen ya hoy en día.

A los chicos, recalcarles tres palabras clave: esfuerzo, constancia, perseverancia. O se lo digo en inglés, que a veces cuesta poner atención: no pain, no gain. Ahora más que nunca. La realidad no es la que sale en Instagram. Pensad, discutir, hablad, poner en duda todo y, sobre todo, absorbed. Aprended de todo y de todos. En la mentalidad que tengáis está la diferencia.

Para finalizar, me gustaría enormemente -es algo que siempre he llevado mal en esta etapa formativa- pedir perdón si no he podido ser justo con algún jugador. No ha sido mi intención y con el tiempo entenderá que no es fácil ser entrenador. Y, por úlyimo, agradecer enormemente a toda la gente que me he encontrado en este camino y que me ha permitido aprender de ellos, nos hemos reído, debatido, charlado… porque lo mejor de la vida es conocer personas abiertas, empáticas que te hacen reflexionar y te remueven los cimientos. Por todo ello, en segunda, en primer o en Chamiñons ligui. Siempre RCDE. Hasta la próxima”.