Koundé vuelve a dejar en mal lugar a los 55 millones del City

Koundé vuelve a dejar en mal lugar a los 55 millones del City
https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2021/01/13/primera/1610554811_327607_1610554936_miniatura_normal.jpg

Dentro del mal sabor de boca que dejó en el Sevilla la derrota sufrida ante el Atlético de Madrid, el partido en el Wanda Metropolitano volvió a poner de manifiesto que en Nervión tienen en Jules Koundé un cheque al portador de 90 millones de euros, su cláusula de rescisión. El joven central francés demostró una personalidad inaudita para un futbolista de 22 años, que no cumplió con sus obligaciones como defensa pero también se echó al equipo a la espalda para dirigir el ataque en pos de un empate que, por desgracia para los intereses sevillistas, no llegó.

Tras realizar una segunda parte de temporada espectacular el pasado curso, Koundé no sólo ha mantenido su nivel, sino que lo ha aumentado. Sus acciones salvadoras en defensa son el pan de cada día en los partidos del Sevilla, mientras que en ataque cada vez aporta más. Esto no hace más que confirmar el acierto del club nervionense de no aceptar los 55 millones que ofreció el Manchester City en verano, puesto que el precio de Koundé ahora mismo es, como mínimo, el de su cláusula.

Koundé fue una apuesta personal de Monchi hace año y medio y se convirtió en el fichaje más caro de la historia del club, aunque esta afirmación tiene un matiz. El Sevilla pagó 20 millones al Girondins de Burdeos más otros cinco en unas variables que, casi con total seguridad, se cumplirán este año. O lo que es lo mismo, Koundé no fue el más caro de entrada pero lo acabará siendo.

Sin embargo, su rendimiento demuestra lo acertado de apostar con tanta fuerza por un futbolista que a su llegada a Nervión sólo había jugado en la élite 70 encuentros repartidos en temporada y media en el Girondins. Por si fuera poco, Koundé se adaptó desde el primer momento al club y a la ciudad, aprendió el idioma con una rapidez asombrosa y se ha sabido reponer al mal tramo de juego que sufrió a principios de 2020 o al positivo en COVID detectado tras su convocatoria con la Selección sub 21 de Francia. “A Jules (Koundé) le importa un pito si es el más caro de la historia o no”, afirmó Monchi el día de su presentación. No se equivocaba.