El Nápoles avanza sufriendo ante el líder de la Serie B

https://as00.epimg.net/futbol/imagenes/2021/01/13/internacional/1610515478_173754_1610563443_miniatura_normal.jpg

El Nápoles, vigente campeón de la competición, se llevó el pase a los cuartos de final de la Copa italiana sufriendo mucho más de lo esperado ante el Empoli, conjunto de Serie B que en el estadio Maradona hizo méritos para una hazaña.

La primera sorpresa de la tarde llegó antes del partido, cuando la ASL (misma autoridad sanitaria que paró el famoso Juve-Nápoles de octubre), bloqueó en el hotel de la concentración a tres jugadores visitantes (el delantero Mancuso, el defensa Pirrello y el mediocampista Zurkovski), además de su entrenador, Dionisi, y de un utillero. Los cinco tuvieron contactos con un positivo de covid en un avión del pasado 4 de enero y tendrán que estar aislados hasta mañana, una vez pasados los 10 días que prevén las normas.

Las mala noticia y las rotaciones no se notaron entre los toscani, que pusieron en apuros a los napolitanos ya en la primera parte. El equipo de Gattuso, en el que se volvió a ver Koulibaly desde el primer minuto, empezó fuerte y se adelantó merecidamente con un precioso cabezazo de Di Lorenzo a pase de Lozano. Todo apuntaba a una tarde plácida para los sureños, pero una increíble chilena de Matos que rozó el larguero avisó de que, pronto, llegarían curvas.

En el 33′, el joven Bajrami puso las tablas con una preciosa rosca que batió a Meret, pero antes del descanso un latigazo de Lozano (el mejor entre los partenopei) desde fuera del área volvió a adelantar a los azzurri. En la reanudación el líder de la Serie B siguió demostrando que está listo para el ascenso. Bajrami, en el 68′, volvió a igualar el marcador con otra gran rosca, aunque ese golpe despertó definitivamente al Nápoles en el tramo final.

Petagna realizó el 3-2 tras un córner y Fabián, con un zapatazo desde lejos, rozó el cuarto gol rematando al poste. El intento de asalto final visitante, esta vez, no tuvo ningún efecto: el Nápoles se quedó con el pase (y espera al ganador del Roma-Spezia), pero los aplausos se los llevó el Empoli.