“No quiero ni dinero ni fama, quiero que acabe este calvario”

https://as00.epimg.net/argentina/imagenes/2021/01/12/tikitakas/1610458474_677579_1610459086_miniatura_normal.jpg

Marisol Doyle rompió el silencio públicamente luego de que se conociera la denuncia penal de abuso sexual que hizo sobre Cristian Pavón, futbolista que se sumó nuevamente a Boca en las últimas horas, por un hecho que habría ocurrido el 1° de noviembre de 2019 en La Bolsa, Córdoba.

La joven contó que decidió hablar en los medios porque está asustada por las amenazas y las difamaciones que recibe en redes sociale. Su relato es estremecedor.

“Pavón abusó de mi en un baño. Viví un calvario. Quiero explicarle a la sociedad que si me tomé todo este tiempo para denunciar fue porque estaba en una situación de rehabilitación. Había caído en un pozo depresivo, decepcionada totalmente por una situación que había atravesado en una fiesta a la que asistí y en la cual se encontraba Cristian Pavón”, comenzó relatando Marisol en charla con Cortá por Lozano, en Telefe, y continuó: “Al ser una bienvenida, supuse que iba a ser una fiesta tranqui, normal. Pero me encontré con una situación totalmente distinta. Una cabaña que se iluminaba sólo con las luces de un parlante, donde ocurrían hechos que para mí no son normales. Relaciones entre chicos y chicas, algunas consentidas y otras no. Yo soy hincha de Boca y Pavón es un jugador al que yo admiraba. Jamás creí que iba a pasar lo que pasó”.

Lo que pasó, según cuenta la propia mujer, es que Cristian Pavón abuso sexualmente de ella. “Estaba en el balo descompuesta, mareada e inestable. Ahí es donde Cristian forcejea la puerta, ingresa al baño y ahí adentro se produce lamentablemente el hecho”, relató y detalló: “Luego del acoso, él se retiró del baño como si nada y me dejó ahí tirada. Me empujó para abusar de mí, me empujó contra el bidet. Sus amistades pensaban que él estaba teniendo relaciones consentidas, pero no fue así. Cristian salió del baño, agarró el parlante y dijo: ‘Se terminó la fiesta, vámonos’. Y se fue con sus amigos. Yo lo empujé de bronca, se le cayó el teléfono y se le rompió. Al poco tiempo me enteré que al irse del lugar les dijo a sus amigos: ‘Esta culiada me rompió el teléfono’, como si fuera eso lo importante”.

Por su parte, el futbolista publicó un comunicado en su cuenta de Instagram en el que sus abogados niegan que haya sido denunciado por acoso, de hecho, califican a la denuncia de Marisol como “falsa”.

Marisol, en cambio, promete ir hasta las últimas consecuencias con esta denuncia. “Yo no quiero fama ni plata, lo quiero detenido. Voy por la detención de Cristian Pavón”, aseguró la representada por Fernando Burlando, quien tambien representa a Daniela Cortés, ex pareja de Sebastián Villa, otro futbolista acusado por violencia de género.