Calathes guía al Barça y deja al Manresa sin Copa

https://as00.epimg.net/baloncesto/imagenes/2021/01/09/acb/1610229206_378939_1610229295_miniatura_normal.jpg

El Baxi Manresa enterró sus opciones de entrar en Copa del Rey con una derrota inapelable ante el Barça. Una derrota que se fraguó poco a poco, y que el Barça certificó tras el descanso gracias a la dirección de Calathes y al acierto de Kuric. Siempre a remolque en el marcador, los locales llegaron a recortar la distancia a tan solo dos puntos en el segundo cuarto, pero nunca fueron capaces de igualar la intensidad y el acierto azulgrana.

El Baxi Manresa saltó a la pista claramente desacertado, como demostraron las ocho pérdidas cometidas en los cinco primeros minutos, pero se encontró también con una buena defensa del Barça. La ventaja azulgrana, consecuencia lógica de la recuperación constante de balones, pudo ser enorme de haber tenido un mayor acierto desde la media distancia, aunque rápidamente se situaron diez arribas (4-14). Calathes, muy superior a Dani Pérez, mandó en los primeros minutos del partido mientras que Higgins, muy activo, fue la referencia del Barça en ataque.

A las recurrentes bajas de las últimas semanas en el Barça (Mitoric, Davis y Claver) se le sumó la de Roland Smits, a última hora, por una buena causa: fue padre antes del partido. Pese a las limitadas opciones en el banquillo (entró en la convocatoria el júnior Caicedo) la segunda unidad del Barça supo mantener la ventaja en el marcador, aunque Manresa pudo jugar más cómodo.

Un triple de Janning, para coronar el parcial de 8-0 con el que arrancó el segundo cuarto, fue la confirmación de que algo había cambiado en el partido. No solo Calathes ya no estuvo tan fino, sino que el Barça permite correr al Manresa, un pecado que pagaron con su ventaja en el marcador (21-22).

Con Calathes y Westermann en pista el Barça buscó más control, jugar en estático y encontrar a Pustovyi bajo el aro, incontestable en las alturas. Pero Tabu, el mejor del Manresa desde que entró en pista, se encargó de mantener a su equipo en el partido, ya fuera con un triple decisivo o con buenas asistencias. Janning, acertado en el tiro, también se convirtió en un problema para el Barça, cómo lo hizo en general todo el tiro exterior de Manresa, mal defendido en demasiadas ocasiones. El acierto azulgrana, personificado en Kuric, les permitió irse al descanso con ventaja (38-49).

Caicedo, 17 años

El Barça salió decidido a no meterse en problemas, ampliando la ventaja hasta los 15 puntos (43-58), consciente de su superioridad física sobre todo en defensa. Volvieron las pérdidas habituales para el Manresa, una sangría para los locales, que salvó Vaulet manteniendo a su equipo en el partido. Pero los de Jasikevicius no se dejaron sorprender: controlaron el rebote, anotaron canastas fáciles y siempre tuvieron una respuesta a las acciones del Manresa. Con diez minutos por delante, el partido estaba ya muy decantado para el Barça (57-73).

Los últimos minutos de partido sirvieron para que Jasikevicius diese descanso a sus jugadores con más tiempo en pista, a la vez que dio oportunidades a los más jóvenes. Debutó Caicedo, júnior de 17 años, y tuvo minutos junto a Badji.