Manolo Gaspar: “Pellicer merece un monumento en La Rosaleda”

El tándem que forman Manolo Gaspar y Sergio Pellicer explica gran parte del buen momento que vive el Málaga. El director deportivo ha dado forma y ha sacado a flote un proyecto que parecía condenado a estrellarse hace sólo unos meses. Por su parte, el técnico fue capaz de sortear mil y un problemas en una pretemporada para olvidar, cargada de problemas extradeportivos y en la que el grueso de la plantilla aterrizó ya con la Liga empezada.

A pesar de todo ello, el Málaga lleva todo el curso más cerca de la zona de playoff que del descenso y Manolo Gaspar reparte los méritos con su entrenador. En su entrevista con AS, el director deportivo elogió sin dobleces el trabajo de Pellicer y le pone nota: “Sólo con la labor que hizo y lo que tuvo que gestionar este verano, ya tiene un sobresaliente. Ha sido un verano muy complicado para él, con una pretemporada en la que los jugadores abandonaban la concentración como les daba la gana. Sólo por la gestión de este verano Pellicer merece un monumento en La Rosaleda. Ha sido un apoyo fundamental para mí. La gestión sin él hubiese sido complicada. Y en lo que es estrictamente deportivo, aprobando con nota por todas estas dificultades que hemos tenido. Por no tener una pretemporada limpia, por tener una planificación tardía y por cómo está llevando la situación y la capacidad que tiene para jugar con muchos canteranos, el conocimiento que tiene de la cantera, la coordinación que tiene con el filial y sus entrenadores… Está haciendo un trabajo de notable”.

El técnico acaba contrato en junio. Gaspar se lo toma con calma. “En ese aspecto hay que tener tranquilidad. Él está contento y sabe que se le valora. Cuando llegue el momento nos sentaremos y hablaremos claro, como siempre. Tenemos un ida y vuelta muy bueno y mucha confianza. Llegará un momento en el que nos sentemos y si hay acuerdo, bien; y si no, vendrá otro entrenador”, explicó.

Pero no es el del entrenador el único contrato que expira el próximo verano. También caduca el 30 de junio el del propio director deportivo, que reconoce que aún no ha hablado con José María Muñoz, administrador judicial, de su futuro: “De momento, nada. Conmigo el Málaga no va a tener ningún problema. Estoy donde quiero estar. Me siento muy valorado y ya está. Planifico como si fuera a estar aquí toda la vida. El día que me vaya quiero dejar en el club la mejor gestión posible a nivel económico y deportivo. Cuando cogí el cargo puse el cronómetro marcha atrás y hasta que se ponga a cero”.

Manolo Gaspar está tranquilo. Tiene en su mochila la tranquilidad que otorga el trabajo bien hecho y el respaldo unánime de toda la Málaga futbolística. “A mí me llena muchísimo. Y lo noto. Por la calle me paran más que cuando era jugador y me dan las gracias. Conozco de cerca la gestión de algunos, que también lo han hecho bien y no han tenido suerte. Pero es verdad que encontrar en momentos tan difíciles un apoyo tan grande y el cariño de la gente, se agradece. Lo hemos pasado muy mal. Llegará el momento también en el que la rueda esté del otro lado y me estará pisando el cuello. Estamos acostumbrados y cuando llegue el momento, llegó. Pero a todos nos gusta que valoren nuestro trabajo, sobre todo cuando están saliendo las cosas bien”. A día de hoy, nadie de los que forman el club y su entorno conciben un Málaga sin Manolo Gaspar.

“¿Mi renovación? Pellicer nunca será un problema para el Málaga”

Sergio Pellicer participó este lunes en el programa Minuto 91 de 7 TV para repasar la actualidad del Málaga. El técnico blanquiazul abordó multitud de cuestiones, entre ellas su posible renovación. Su contrato con el Málaga expira el próximo 30 de junio y su futuro será uno de los temas que marcará la agenda de la entidad en los próximos meses. El técnico, de momento, muestra su absoluta confianza en el club y asegura que está centrado exclusivamente en su trabajo diario.

Siempre cuando un entrenador acaba contrato sale este debate. Tengo mucha comunicación con Manolo. Él también acaba contrato. No hemos tenido ninguna conversación porque estamos centrados en la competición. Sabemos cómo se maneja este negocio del fútbol en el tema de los entrenadores. Mi predisposición, ¿qué quieren que les diga? Yo siempre lo he dicho, poder ser jugador, haber vivido como entrenador de base, ahora del primer equipo… Es un sueño. Pellicer nunca va a ser ningún problema para el Málaga, ni para bien ni para mal”, afirmó el castellonense.

Pellicer, además, reconoció la negociación existente con Alexander González (“es uno de los nombres que está manejando la dirección deportiva”). Manolo Gaspar tiene prácticamente ultimada la negociación para fichar al lateral derecho vinotinto, al que Gaspar y su equipo de trabajo seguían desde hacía tiempo y que, de cerrarse definitivamente el acuerdo, recalará en La Rosaleda por el salario mínimo. “La dirección deportiva está haciendo un trabajo inmenso”, añadió el técnico.

Mirando al futuro a corto plazo, el preparador malaguista le pide a 2021 una tregua con las lesiones: “Al nuevo año le pediría que no hubiera lesiones. Si nos respetan las lesiones vamos a seguir compitiendo como lo estamos haciendo”. Y mantiene la esperanza en recibir un guiño de LaLiga en forma de fichas extras en el mercado invernal: “Es un ruego, todos somos conscientes, de sentido común. Y no por tener ventaja. El club se ha estabilizado y está cumpliendo los requisitos económicos. Es el mayor marco posible y el mayor valor que está transmitiendo la marca Málaga CF. La petición se hará, pero no depende de nosotros”.

El Málaga salva un soso punto ante un Logroñés sin ambición

Málaga y Logroñés mostraron sus limitaciones en el último partido del año. Poco fútbol, demasiado respeto, alguna que otra brusquedad y especulativo fútbol-control. A los 35 minutos Yanis fue expulsado por un manotazo a Iñaki ‘chivado’ por el VAR. Pero los riojanos no aprovecharon esta superioridad por falta de más ambición y porque el Málaga, con un trabajo defensivo notable, aplicó un viejo dicho: “si no puedes ganar, empata al menos aunque sea en casa”. En cualquier caso, este insulso 0-0 deja sensaciones más agrias que dulces en ambos bandos. Para el Málaga es un tormento jugar en La Rosaleda. Al menos el Logroñés ha sumado después de cinco derrotas seguidas en esta Liga.

En los prolegómeno, los jugadores del Málaga salieron con una camiseta de apoyo para Iván Calero, que se ha lesionado de gravedad en su rodilla izquierda, la temible lesión de ligamentos que le obliga a perderse lo que queda de temporada. Así de dura está siendo este campeonato castigado por el maldito coronavirus y un calendario demoledor. El equipo de Pellicer, que contó solo con 12 profesionales (cuatro de ellos en el banquillo pero Juande casi convaleciente).

El Logroñés salió mejor con Paulino dando guerra por su banda derecha aunque la primera ocasión fue de Cristian, que disparó fuera por poco a los 19’. Cinco minutos después la oportunidad estuvo en la cabeza de Escassi. Yanis, que estaba siendo cosido a faltas (cobra más que Van Damme en todos los partidos) tuvo un mal impuso en un forcejeo con Iñaki a quien dio un manotazo que, tras ser revisado por el bar, desembocó en su expulsión. El Málaga se quedaba con 10 jugadores por tercera vez esta temporada y se llevaba un nuevo disgusto con el Video Asistant Referee. El Logroñés trataba de aprovechar esta ventaja y al filo del descanso se pasó en un suspiro de una falta al borde del área de Paulino sobre Cristian, no señalada por el árbitro, a un contragolpe que terminó cuando Andy, casi a bocajarro, estrellaba un pelotazo en el poste. Poco después se llegó al descanso.

El segundo tiempo empezó con el Málaga con siete profesionales y tres filiales. Para colmo, Escassi y Orlando Sá estaban amonestados. Muy al límite. Los minutos pasaban en plan partida de ajedrez. Los rivales se tanteaban con Pellicer consciente de que tenía una pieza menos, pero sabiendo que sacrificar un peón era la derrota en cuestión de paciencia. Por eso el Logroñés avanzaba piezas con esperanza de coronar.

Sin ocasiones claras para unos y otros se entró en los últimos diez minutos con el Logroñés encerrando al Málaga. A los 82’ se anuló un golazo a Ander Vitoria por ajustadísimo fuera de juego revisado por el VAR. El centro de Iñaki fue una maravilla.

Y sin más noticias se llegó al pitido final. El Málaga salvó un punto con diez jugadores pero sigue con su maldición en La Rosaleda. Seis partidos sin ganar y tres puntos de 18. No sale de pobre el Logroñés aunque al menos ha sumado su primer punto después de cinco derrotas seguidas y tiene 24 que no esá nada mal, Tampoco son despreciables los 26 del Málaga.