El Málaga – Granada de Copa se jugará sin público

El Málaga – Granada de dieciseisavos de final de la Copa del Rey se disputará finalmente sin público. El incremento del número de contagios por coronavirus en Málaga y en Andalucía en los últimos días ha terminado de anular las opciones de que el encuentro copero pudiese disputarse con aficionados en las gradas de La Rosaleda.

De entrada, y dado que la Copa es una competición ajena a LaLiga y las competencias en materia de aforo y demás son de la Junta de Andalucía, se barajó la posibilidad de que pudiese haber público en el duelo ante el conjunto nazarí (domingo, 12:00 horas).

Sin embargo, la complejidad organizativa en materia logística y económica y, sobre todo, el nuevo avance de la pandemia, han desaconsejado por completo esta opción y el Málaga volverá a jugar en casa sin aliento de su afición.

Luis Muñoz debe pasar pruebas PCR y Benkhemassa, con lumbalgia

El Málaga ha empezado 2021 sufriendo efectos colaterales del coronavirus. Debemos reconocer que es de los pocos clubes que no ha sido castigado en su núcleo por esta maldita enfermedad, pero se ha visto involucrado en dos situaciones puntuales: la fiesta de Nochevieja de Josua Mejías y la cuarentena que debe guardar Luis Muñoz por haber estado en contacto con un positivo. El malagueño deberá pasar pruebas PCR en las próximas horas.

A esta circunstancia con Luis Muñoz hay que añadir otra con Benkhemassa. El centrocampista argelino se lastimó mientras calentaba para saltar al terreno de juego en el Málaga-Real Oviedo. Se trata de una lumbalgia que está pendiente de evolución. Habrá que ver si llega a tiempo de poder jugar el partido de Copa contra el Granada previsto para este fin de semana.

Por otra parte Alberto Escassi se perderá el próximo partido de Liga contra la Ponferradina ya que fue expulsado por doble amarilla.

Dani Barrio salva a un Málaga sin suerte con el VAR

El Oviedo pescó un punto de La Rosaleda, que se confirma como un paraíso para visitantes. La pólvora de los malagueños terminó a los 13 minutos con el gran gol de Yanis Rahmani. Desde entonces el Oviedo fue mejor, encontró el empate gracias a Nahuel y pudo llevarse el partido. Pero, unas veces por su falta de acierto y otras por la gran actuación de Dani Barrio se quedó con las ganas. Quinta jornada del Málaga sin ganar (sólo tres puntos de 15) y franca mejoría de los azulones. Para no variar, el Málaga se estrelló con la chirriante tecnología arbitral. El Oviedo disparó nada menos que 12 veces a puerta por una del Málaga

Como era previsible, este partido de Liga tuvo poco que ver con el de Copa del miércoles. Si aquel fue pesado y con prórroga, éste al menos fue entretenido. A diferencia de lo que sucede en casi toda España, en Málaga no nevó. No lo hace desde 1954 aunque lluvia y viento racheado endurecen la climatología. Con el aire a favor, el equipo blanquiazul salió como un torbellino y a los 13 minutos se adelantó en el marcado anotado de manera magistral por Yanis Rahmani, con un potente disparo con rosca que cogió efecto y penetró de manera parabólica entre los tres palos. Una obra de arte.

Los planes ovetenses tenían que cambiar y empezó a trenzar juego en busca del portal rival con sus estiletes, Rodrigo y Blanco Leschuk (que regresaba a La Rosaleda dos temporadas después) en busca de su momento al igual que los siempre activos Sangalli y, sobre todo, Nahuel, todo un puñal. A éste último se le anuló un gol, a los 34′, por un fuera de juego previo de omnipresente Nahuel. Otra advertencia de que el Oviedo había dado un paso adelante.

Los asturianos mantenían el control de juego y apenas transcurridos cuatro minutos de la segunda mitad Dani Barrio interceptó con agilidad una gran asistencia de gol destinada a Rodrigo. El 1-1 era cuestión de tiempo y a los 51′ Nahuel se escapa de Lombán y, con habilidad, pica el balón por encima del meta malaguista. Justo premio para quien más lo trabajó.

El Málaga repensaba su guion porque desde el gol no había vuelto a poner en problemas a Femenías y necesitaba el talento de Yanis y algo más de Joaquín. A los 66 Juanjo Nieto, solo, echó fuera una oportunidad de diamante.  El tiempo volaba y el Oviedo, mayoritariamente superior, se tomaba un pequeño respiro no rentabilizado por los de Sergio Pellicer. A los 77’ el árbitro pitó penalti por una mano de Lucas, que estaba caído en el suelo. El famoso VAR revisó la jugada. El desenlace fue desfavorable para los blanquiazules. Nada de penalti y balón a tierra para el Oviedo. Determinantemente, el Málaga no tiene nada de suerte con el Video Assistant Referee. Hace 31 jornadas que a los blanquiazules no se les pita una máxima pena. Para colmo de males el Málaga se quedó con uno menos por expulsión de Escassi, que vio la segunda amarilla. Tercer partido en La Rosaleda en que los locales terminan con 10 jugadores.

Y los de Ziganda vieron posible la victoria. A los 88′ Dani Barrio, que estuvo colosal y salvador, hace un paradón a Obeng. Cuatro minutos después, un trallazo de Borja Valle se va lamiendo el palo. El punto, visto lo visto, le sentó mejor al Málaga que al Oviedo. Un Málaga, otra semana más, que trina con el VAR, la sala VOR… en suma: con la tecnología ¿punta?

Así son las opciones de compra del Málaga sobre Jozabed, Mejías y Yanis

El Málaga tiene opciones preferenciales sobre seis de los jugadores de su actual plantilla: Yanis Rahmani, Jozabed, Josua Mejías, Cristian Rodríguez, Chavarría y Orlando Sá. En el caso de los tres primeros, los acuerdos de cesión con sus respectivos clubes incluyen una opción de compra. La del extremo es de dominio público y asciende a un millón de euros, una cantidad actualmente inasumible para las arcas de la entidad, aunque habrá que ver cuál es la situación económica del club en verano y el rendimiento del jugador, hasta ahora sobresaliente, de aquí a entonces.

“A día de hoy es imposible pensar en pagar un millón de euros. Hemos tenido que pedir un crédito para estar bien a nivel de tesorería. Pero no sabemos lo que va a pasar con el club a partir de enero y hacia dónde irá. Lo único que podemos hacer es darle mucho cariño para que, si el Almería quiere cederlo, seamos su primera opción. No sabemos qué va a pasar. Estamos encantados con el rendimiento de Yanis. Si podemos hacer la opción de compra, tendremos que evaluar si ese millón lo podemos gastar en un jugador o hacer cinco fichajes”, explicó Manolo Gaspar en su entrevista con AS.

La opción de compra sobre Josua Mejías es opcional y tiene un importe de dos millones de euros. En el caso del central las opciones de que el club puede acceder al pago de esa cantidad son casi inexistentes, aunque habrá que ver cómo sigue evolucionando el jugador y cuáles serían las pretensiones del futbolista, del Málaga y de su club, el Leganés, en verano.

La única opción obligatoria en este sentido es la referente a Jozabed, sobre quien el Málaga se aseguró su fichaje en caso de ascenso a Primera a un coste de 500.000 euros. “Es una cláusula que no nos hipoteca y es un jugador que tiene nivel de Primera División. Para mí esa opción obligatoria, con ese precio y con este jugador, es un regalo”.

El Málaga, además, se guardó un derecho de tanteo sobre Cristian Rodríguez, cuya cesión desde el Extremadura también expira el próximo 30 de junio. Si un club decide hacerse con sus servicios, la entidad blanquiazul tendrá la posibilidad de igualar su oferta y quedarse al centrocampista.

Renovaciones automáticas para Chavarría y Orlando Sá

Manolo Gaspar también se aseguró la continuidad en el proyecto de Chavarría y Orlando Sá en caso de ascenso a Primera. En el acuerdo alcanzado con ambos futbolistas están pactadas las cantidades y el futuro contrato de cada uno si se lograse ese ansiado regreso a la máxima categoría. En cualquier caso, con ascenso o sin él, el Málaga tiene intención de abordar la continuidad de Chavarría. El rendimiento del ariete también está siendo muy destacado y en La Rosaleda están más que satisfechos con él. “Cuando llegue el momento y veamos cómo está el club a nivel económico, quiero esperar el momento para lanzar la mejor oferta posible a un jugador importante”, reconoce el director deportivo. El futuro de Orlando Sá y su posible continuidad en caso de no ascender dependerá del nivel que dé el portugués en los próximos seis meses. Hasta ahora su aportación ha estado por debajo de lo esperado.

Alexander González: “Estoy muy ilusionado”

El Málaga acelera en la negociación para cerrar el fichaje de Alexander González. El lateral derecho venezolano tiene prácticamente ultimado el acuerdo con el club blanquiazul para recalar en La Rosaleda hasta final de temporada. El futbolista tiene entre ceja y ceja la próxima Copa América y confía en ganarse un hueco en la convocatoria vinotinto con la camiseta del Málaga. Aún falta rematar el acuerdo, pero el propio reconocer estar “muy ilusionado. El verano pasado ya veraneé allí y es una muy buena ciudad. Estamos en conversaciones, aún queda para cerrar el acuerdo”. Así lo afirmó en declaraciones a SportDirect Radio.

De concretarse las conversaciones como todo indica, González firmará por el Málaga hasta el próximo 30 de junio por el salario mínimo toda vez que LaLiga ha dado el OK a la posibilidad de que el Málaga pueda dar la baja federativa al lesionado Iván Calero e incorporar a un jugador que ocupe su ficha.

El director deportivo blanquiazul, Manolo Gaspar, ha confirmado en SER Málaga que la negociación está a punto de concretarse y que espera que el venezolano esté a las órdenes de Pellicer cuando se retomen los entrenamientos: “Ahí estamos, tratando de cerrar cuanto antes, creo que no va a haber ningún tipo de problema. Estamos cerca y el jugador tiene que hacer un gran esfuerzo económico para estar aquí, como han hecho el resto y en eso estamos. Pero bueno, soy muy optimista. Ojalá pueda estar el lunes para entrenar. Cuanto antes, mejor. Es tiempo que se le gana al mercado. Y tiempo también para que el jugador pueda adaptarse, acoplarse a sus compañeros. Para mí eso es fundamental y es mi objetivo”.

Gaspar afirmó que la intención del Málaga es que el acuerdo se cierre, en principio, hasta final de temporada: “¿Duración? Estamos con esos temas. Viene de una situación delicada y quiere un poco de estabilidad. De momento viene por lo que resta de temporada y vamos a ver qué pasa, porque tampoco nosotros podemos comprometer con vistas al año que viene, porque también va a ser un año complicado y el tiempo de planificación viene después del mercado de invierno”.

Manolo Gaspar: “Pellicer merece un monumento en La Rosaleda”

El tándem que forman Manolo Gaspar y Sergio Pellicer explica gran parte del buen momento que vive el Málaga. El director deportivo ha dado forma y ha sacado a flote un proyecto que parecía condenado a estrellarse hace sólo unos meses. Por su parte, el técnico fue capaz de sortear mil y un problemas en una pretemporada para olvidar, cargada de problemas extradeportivos y en la que el grueso de la plantilla aterrizó ya con la Liga empezada.

A pesar de todo ello, el Málaga lleva todo el curso más cerca de la zona de playoff que del descenso y Manolo Gaspar reparte los méritos con su entrenador. En su entrevista con AS, el director deportivo elogió sin dobleces el trabajo de Pellicer y le pone nota: “Sólo con la labor que hizo y lo que tuvo que gestionar este verano, ya tiene un sobresaliente. Ha sido un verano muy complicado para él, con una pretemporada en la que los jugadores abandonaban la concentración como les daba la gana. Sólo por la gestión de este verano Pellicer merece un monumento en La Rosaleda. Ha sido un apoyo fundamental para mí. La gestión sin él hubiese sido complicada. Y en lo que es estrictamente deportivo, aprobando con nota por todas estas dificultades que hemos tenido. Por no tener una pretemporada limpia, por tener una planificación tardía y por cómo está llevando la situación y la capacidad que tiene para jugar con muchos canteranos, el conocimiento que tiene de la cantera, la coordinación que tiene con el filial y sus entrenadores… Está haciendo un trabajo de notable”.

El técnico acaba contrato en junio. Gaspar se lo toma con calma. “En ese aspecto hay que tener tranquilidad. Él está contento y sabe que se le valora. Cuando llegue el momento nos sentaremos y hablaremos claro, como siempre. Tenemos un ida y vuelta muy bueno y mucha confianza. Llegará un momento en el que nos sentemos y si hay acuerdo, bien; y si no, vendrá otro entrenador”, explicó.

Pero no es el del entrenador el único contrato que expira el próximo verano. También caduca el 30 de junio el del propio director deportivo, que reconoce que aún no ha hablado con José María Muñoz, administrador judicial, de su futuro: “De momento, nada. Conmigo el Málaga no va a tener ningún problema. Estoy donde quiero estar. Me siento muy valorado y ya está. Planifico como si fuera a estar aquí toda la vida. El día que me vaya quiero dejar en el club la mejor gestión posible a nivel económico y deportivo. Cuando cogí el cargo puse el cronómetro marcha atrás y hasta que se ponga a cero”.

Manolo Gaspar está tranquilo. Tiene en su mochila la tranquilidad que otorga el trabajo bien hecho y el respaldo unánime de toda la Málaga futbolística. “A mí me llena muchísimo. Y lo noto. Por la calle me paran más que cuando era jugador y me dan las gracias. Conozco de cerca la gestión de algunos, que también lo han hecho bien y no han tenido suerte. Pero es verdad que encontrar en momentos tan difíciles un apoyo tan grande y el cariño de la gente, se agradece. Lo hemos pasado muy mal. Llegará el momento también en el que la rueda esté del otro lado y me estará pisando el cuello. Estamos acostumbrados y cuando llegue el momento, llegó. Pero a todos nos gusta que valoren nuestro trabajo, sobre todo cuando están saliendo las cosas bien”. A día de hoy, nadie de los que forman el club y su entorno conciben un Málaga sin Manolo Gaspar.

“¿Mi renovación? Pellicer nunca será un problema para el Málaga”

Sergio Pellicer participó este lunes en el programa Minuto 91 de 7 TV para repasar la actualidad del Málaga. El técnico blanquiazul abordó multitud de cuestiones, entre ellas su posible renovación. Su contrato con el Málaga expira el próximo 30 de junio y su futuro será uno de los temas que marcará la agenda de la entidad en los próximos meses. El técnico, de momento, muestra su absoluta confianza en el club y asegura que está centrado exclusivamente en su trabajo diario.

Siempre cuando un entrenador acaba contrato sale este debate. Tengo mucha comunicación con Manolo. Él también acaba contrato. No hemos tenido ninguna conversación porque estamos centrados en la competición. Sabemos cómo se maneja este negocio del fútbol en el tema de los entrenadores. Mi predisposición, ¿qué quieren que les diga? Yo siempre lo he dicho, poder ser jugador, haber vivido como entrenador de base, ahora del primer equipo… Es un sueño. Pellicer nunca va a ser ningún problema para el Málaga, ni para bien ni para mal”, afirmó el castellonense.

Pellicer, además, reconoció la negociación existente con Alexander González (“es uno de los nombres que está manejando la dirección deportiva”). Manolo Gaspar tiene prácticamente ultimada la negociación para fichar al lateral derecho vinotinto, al que Gaspar y su equipo de trabajo seguían desde hacía tiempo y que, de cerrarse definitivamente el acuerdo, recalará en La Rosaleda por el salario mínimo. “La dirección deportiva está haciendo un trabajo inmenso”, añadió el técnico.

Mirando al futuro a corto plazo, el preparador malaguista le pide a 2021 una tregua con las lesiones: “Al nuevo año le pediría que no hubiera lesiones. Si nos respetan las lesiones vamos a seguir compitiendo como lo estamos haciendo”. Y mantiene la esperanza en recibir un guiño de LaLiga en forma de fichas extras en el mercado invernal: “Es un ruego, todos somos conscientes, de sentido común. Y no por tener ventaja. El club se ha estabilizado y está cumpliendo los requisitos económicos. Es el mayor marco posible y el mayor valor que está transmitiendo la marca Málaga CF. La petición se hará, pero no depende de nosotros”.

El Málaga salva un soso punto ante un Logroñés sin ambición

Málaga y Logroñés mostraron sus limitaciones en el último partido del año. Poco fútbol, demasiado respeto, alguna que otra brusquedad y especulativo fútbol-control. A los 35 minutos Yanis fue expulsado por un manotazo a Iñaki ‘chivado’ por el VAR. Pero los riojanos no aprovecharon esta superioridad por falta de más ambición y porque el Málaga, con un trabajo defensivo notable, aplicó un viejo dicho: “si no puedes ganar, empata al menos aunque sea en casa”. En cualquier caso, este insulso 0-0 deja sensaciones más agrias que dulces en ambos bandos. Para el Málaga es un tormento jugar en La Rosaleda. Al menos el Logroñés ha sumado después de cinco derrotas seguidas en esta Liga.

En los prolegómeno, los jugadores del Málaga salieron con una camiseta de apoyo para Iván Calero, que se ha lesionado de gravedad en su rodilla izquierda, la temible lesión de ligamentos que le obliga a perderse lo que queda de temporada. Así de dura está siendo este campeonato castigado por el maldito coronavirus y un calendario demoledor. El equipo de Pellicer, que contó solo con 12 profesionales (cuatro de ellos en el banquillo pero Juande casi convaleciente).

El Logroñés salió mejor con Paulino dando guerra por su banda derecha aunque la primera ocasión fue de Cristian, que disparó fuera por poco a los 19’. Cinco minutos después la oportunidad estuvo en la cabeza de Escassi. Yanis, que estaba siendo cosido a faltas (cobra más que Van Damme en todos los partidos) tuvo un mal impuso en un forcejeo con Iñaki a quien dio un manotazo que, tras ser revisado por el bar, desembocó en su expulsión. El Málaga se quedaba con 10 jugadores por tercera vez esta temporada y se llevaba un nuevo disgusto con el Video Asistant Referee. El Logroñés trataba de aprovechar esta ventaja y al filo del descanso se pasó en un suspiro de una falta al borde del área de Paulino sobre Cristian, no señalada por el árbitro, a un contragolpe que terminó cuando Andy, casi a bocajarro, estrellaba un pelotazo en el poste. Poco después se llegó al descanso.

El segundo tiempo empezó con el Málaga con siete profesionales y tres filiales. Para colmo, Escassi y Orlando Sá estaban amonestados. Muy al límite. Los minutos pasaban en plan partida de ajedrez. Los rivales se tanteaban con Pellicer consciente de que tenía una pieza menos, pero sabiendo que sacrificar un peón era la derrota en cuestión de paciencia. Por eso el Logroñés avanzaba piezas con esperanza de coronar.

Sin ocasiones claras para unos y otros se entró en los últimos diez minutos con el Logroñés encerrando al Málaga. A los 82’ se anuló un golazo a Ander Vitoria por ajustadísimo fuera de juego revisado por el VAR. El centro de Iñaki fue una maravilla.

Y sin más noticias se llegó al pitido final. El Málaga salvó un punto con diez jugadores pero sigue con su maldición en La Rosaleda. Seis partidos sin ganar y tres puntos de 18. No sale de pobre el Logroñés aunque al menos ha sumado su primer punto después de cinco derrotas seguidas y tiene 24 que no esá nada mal, Tampoco son despreciables los 26 del Málaga.