Vázquez tira con bala: “Mi mayor obstáculo estaba dentro del club”

Fernando Vázquez se despidió hoy de la afición del Deportivo y no quiso hacerlo sin dejar claras dos cosas. Primero que “tengo dudas de que la decisión sea estrictamente deportiva”, y después que aunque él se vaya, lo que identifica como un problema se queda dentro: “Es triste decirlo, pero el mayor obstáculo que encontré, ya desde los últimos momentos de la temporada pasada y también en esta, la mayor resistencia para llevar esto adelante, no estaba en el exterior. No estaba fuera. Estaba dentro de mi propio club. Ocurrieron cosas supergraves, he tenido que vivir situaciones insoportables. Cosas que el club y la propiedad saben y espero, por el bien del Depor, tengan la valentía de tomar decisiones”.

El técnico de Castrofeito, que fue agradeciendo uno por uno a todo su equipo de trabajo, los operarios de Abegondo y la plantilla de futbolistas, no dudó en dejar fuera de esa lista al Consejo de Administración y la dirección deportiva, “una cosa es Abegondo y otra es el club como tal. Sólo he encontrado ayuda y colaboración en mi entorno. En mi equipo”.

Vázquez se marcha dolido después de haberse entregado incluso más allá de las labores de entrenador: “Siempre me he implicado en la defensa del Deportivo. Ahora me pregunto si ese compromiso sólo valía cuando ganaba. Y que si dejas de ganar un partido ya no vale. Hubo un cambio que noté al final de la temporada pasada y es difícil trabajar cuando sientes bajo tus pies arenas movedizas o desconfianza. ¿Esta minicrisis es suficiente para un cese? Esto ya venía de atrás. Si realmente hubiera confianza, no considero que haya motivos. Estos dos errores (derrotas ante Celta B y Zamora) sólo fueron la justificación para tomar la decisión”.

Una de las cosas que más le molestó al técnico fue que nadie le pidiera opinión sobre el proyecto en verano: “Soy entrenador y puedo llegar hasta ciertos lugares. Mi ilusión era terminar con el primer equipo y aportar mi visión que tengo para el Depor. Pero esa visión mía, nunca me la preguntaron. Nunca me preguntaron sobre política deportiva, proyecto, cantera… nada de esto. Y me gustaría que lo hubieran hecho“.

A Vázquez le gustaría haber tenido más comunicación con Abanca

Fernando Vázquez asegura que ha dejado constancia a Abanca, actual propietario del Deportivo, de los problemas internos y reconoce que le gustaría haber tenido un trato más cercano: “Esta situación de bicefalea me perjudica. Me gustaría haber tenido una relación más directa, expresar lo que sentía a quien realmente manda. No es fácil lo que está viviendo el Depor y para mí claramente ha sido perjudicial. Las cosas para el Depor podrían estar más claras y mejor resueltas“.

“Todo lo que hice fue para llegar al Deportivo algún día”

Rubén de la Barrera fue presentado este mediodía como nuevo entrenador del Deportivo. El entrenador coruñés no pudo mostrarse más ilusionado con el reto de sentarse por fin en el banquillo “del club de mi vida” y asegura que no va a desaprovechar la oportunidad: “Todo lo bueno que me ha ocurrido en la vida ha sido en momentos en los que he tenido que ir a fuego”.

Llamada: Tras el partido en Zamora se ponen en contacto conmigo. Me explican todo lo que piensan y me lo tomo… no tanto con ilusión, sino como algo que sentí que estaba buscando. Todo lo que hice fue para llegar algún día a estar en el Deportivo. La responsabilidad que siento es de unificar y lograr el mayor rendimiento y estoy convencido de que así será. Me llama el club de mi vida y siento que es el momento. Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero vamos a intentar romper eso”.

Estilo: Vamos a toda velocidad. Somos conscientes del momento en el que estamos. Me agarro a la capacidad de los jugadores. La mentalidad será la de mandar, de provocar cosas. Juguemos en Riazor o cualquier otro estadio. Parto de la base de que hay dos acciones: esperar por las cosas o provocar que las cosas ocurran. Y soy de los que prefiero la segunda. Todo lo bueno que me ha ocurrido en la vida ha sido en momentos en los que he tenido que ir a fuego”.

Vestuario: Me he encontrado un vestuario abierto, que escucha, que quiere y repleto de buena gente. La presión tiene que ver con la historia y lo que significa este club a todos los niveles. Tenemos que ser conscientes de la realidad, convivir con ello y asumir que somos favoritos. Eso se afronta desde la seguridad que tenemos de transmitir en todo momento. Hay que ser estables cuando las cosas vayan bien y cuando no vayan tan bien”.

Cantera: Hasta no hace mucho fui entrenador de un filial y sé cómo funciona. Esto implica que la relación del primer equipo con el resto de equipo sea natural. Y naturalizarla supone estar presente, comunicarse y estar comunicados, que no es algo que siempre ocurra. Hay un grupo de entrenadores habituados a estar con el primer equipo y se irán incorporando más porque los quiero conocer. No miro el DNI de la gente. A mí un chico de 17 años que llega y echa la puerta abajo… no seré yo el que lo frente”.

¿Qué fue de López Rekarte?: el futbolista que se convirtió en alpinista

Luis Mari López Rekarte sigue buscando la cumbre. Si antes lo hacía desde el verde, ahora lo hace con cuerdas y demás aperos de montaña. De subir la banda, a subir hacia la cima. Nacido en Mondragón el 26 de marzo de 1962, Luis Mari nació en una familia que respiraba fútbol. Su padre ya destacó sobre el verde y se ganó el apodo de ‘Bomba’ que él heredó y con él, más tarde, su hermano Aitor, que también llegó al fútbol de élite.

Después de militar en el Aretxabaleta, López Rekarte pasó a las categorías inferiores del Alavés llegando al primer equipo en la temporada que abría los 80. Como babazorro destacó durante varias temporadas entre Segunda y Segunda B y desde la categoría de bronce dio el salto a la Real Sociedad en el verano de 1985.

La Real Sociedad vivía cerca de los puestos europeos y con la llegada de Jon Benjamin Toshack dieron un paso adelante. El galés, como reconoce Luis en una breve entrevista en la presentación del libro ‘Beti, Beti, Maite’, fue una revolución. “Ficharon un entrenador extranjero que tenía un concepto del fútbol totalmente distinto. Éramos una incógnita y se solventó a favor”, asegura. Ese ‘a favor’ fue un séptimo puesto en la 85-86 en la que llegó y la conclusión de la Copa en la 86-87 junto a Arconada, Bakero, López Ufarte o Begiristain entre tantos otros. Además, se quedaron a las puertas del verdadero premio gordo, ganarle LaLiga al Real Madrid.

Marcha al Barcelona tras el motín del Hesperia

Después del subcampeonato y tras caer contra el Barcelona en una final de Copa en la que llegaban como favoritos, los culés se lanzaron en tromba a por varios de los integrantes de esta Real Sociedad para reforzar la primera plantilla que estaría a las órdenes de Cruyff tras el famoso motín del Hesperia. Hace un par de años, Javier Clemente dio veracidad a una leyenda que corría por el mundo del fútbol: que él, cuando era entrenador del Espanyol, fue el que animó al Barcelona a fichar a aquellos jugadores entre los que estaba Rekarte. “La lista no la hice yo pero sí dije que con esos jugadores iba a tener una gran plantilla. Sí, se lo dije a Núñez (entonces presidente del Barcelona) porque un vecino que yo tenía era arquitecto y trabajaba con él. Tomamos un café y le dije que si fichaba a esos futbolistas haría un equipo muy fuerte y para años. Y lo fue”, reconoció en ‘Quan s’apaguen les llums’ de TV3.

Junto a él llegaron Miquel Soler, Bakero, Txiki Begiristain, Ernesto Valverde, Aloísio, Eusebio, Salinas, Unzué, Romero, Guillermo Amor y Jordi Roura para reforzar la plantilla al completo.

Esa temporada marcaría su gol más especial y quizá más recordado: el 2-0 que sentenció la final de la Recopa contra la Sampdoria. El vasco, que acababa de salir sustituyendo a Txiki, subió la banda izquierda como un avión y Soler, que había sustituido a Milla, le dejó un pase al hueco de lujo para dejarle solo ante Pagliuca, al que batió sin problema con su diestra.

En Barcelona también se alzaría con la Liga (90/91) y con la Copa del Rey, en la 89/90 como un jugador destacado. En el verano del 91 y después de perder su estatus de titular (jugó apenas 13 partidos), se marchó al Deportivo.

Un líder en Coruña

En A Coruña, López Rekarte llegó veterano y con títulos a la espalda lo que le hizo desde su llegada un jugador importante, respetado y que ayudó a convertir a ese Deportivo en un equipo de leyenda. En el SuperDepor.

Cuando él llegó estaba Boronat pero, a mitad de temporada, apareció Arsenio Iglesias, arquitecto de todo. Casi en la treintena, López Rekarte mantenía un excelente nivel físico y se asentó en la defensa de cinco del entrenador. Fue clave sobre el campo pero también tuvo su peso en el vestuario provocando un cambio de mentalidad del grupo para llegar a los grandes éxitos que esperaban. 

Con el Depor disfrutó de buena parte de su época dorada. López Rekarte ganó su tercera Copa del Rey en la 94/95 al Valencia en un Santiago Bernabéu a reventar y también la Supercopa de España, el último título que consiguió, en el inicio de la 95/96.

Un último baile y una salida progresiva del fútbol

En 1996, López Rekarte vistió su última camiseta como profesional. la del Real Club Deportivo Mallorca, al que ayudó a ascender antes de colgar las botas con poco más de una decena de partidos disputados con los baleares por culpa de unos problemas en la rodilla. Tras su retiro, se hizo agente de su hermano Aitor, jugador perenne de la Real de finales de los 90 y principios de los 2000 hasta retirarse en el Eibar en 2009, previo paso por el Almería.

Una vez su hermano colgó las botas, Luis Mari se dedicó a vivir disfrutando de su gran afición la montaña, como confesó en una entrevista en Sport, viajando alrededor del mundo para escalar hasta las cimas más icónicas de los Dolomitas, el Atlas o los Pirineos. Eso si, ni el fútbol ni otros deportes le abandonan. Su sobrina, Maitane López Millán, destaca como hicieron él y su hermano en la Real Sociedad y su hija, Usoa, que progresa como atleta en el salto de altura. Este miércoles, podrá disfrutar de como dos de sus equipos pelean por una plaza en la final de esa Supercopa que él pudo alzar con los blaugranas desde las 21:00 h. 

Rubén de la Barrera será el nuevo entrenador del Deportivo

El Deportivo ya tiene relevo en el banquillo para Fernando Vázquez, destituido ayer a mediodía después de la derrota en el Ruta de la Plata frente al Zamora (1-0). A falta de confirmación oficial por parte del club, y tal y como se esperaba, el elegido es Rubén de la Barrera, con el que ya se ha llegado a un acuerdo. El nuevo técnico, nacido en A Coruña y de solo 35 años de edad, se ha comprometido con la entidad blanquiazul hasta final de temporada con opción a un año más en caso de ascenso y mañana dirigirá su primera sesión en Abegondo una vez estampe su firma en el contrato. Llega acompañado del preparador físico Julio Hernando, que ya había estado en el club en la etapa de Garitano, y Secho como asistente.

La elección de Rubén de la Barrera no ha sido una sorpresa, ya que el Deportivo comenzó los contactos en el mes de diciembre, cuando desde el club ya se dudaba seriamente de Fernando Vázquez. El nuevo técnico es una elección personal de Richard Barral, muy en sintonía con su atrevida propuesta futbolística. De la Barrera tendrá la misión de reflotar a un Depor que está ahora mismo a cinco puntos del líder, Unionistas, y también conseguir que el juego del equipo, muy plano desde su caída a Segunda B, vuelva a convencer.

Rubén de la Barrera se encontraba actualmente sin equipo tras abandonar el Viitorul Constanta rumano. Antes entrenó al Al Ahli de Qatar, su otra experiencia fuera de España. Ya en nuestro país dirigió a la Cultural Leonesa, con la que ascendió y luego descendió a Segunda (2016-2018), y en Segunda B a la Real Sociedad B y al Guijuelo en dos etapas. También tuvo una experiencia en Primera como ayudante de Asier Garitano en la Real Sociedad. Se trata de un técnico con firmes convicciones en el fútbol ofensivo en el que la salida del balón desde atrás y el juego asociativo son ‘sagrados’ con el 4-3-3 como principal referencia.

El Depor destituye a Vázquez, Rubén de la Barrera el favorito

El Deportivo encadenó su segunda derrota consecutiva en Zamora tras caer ante el Celta B y las consecuencias han sido inmediatas. Fernando Vidal y su consejo se reunieron esta mañana de urgencia y el resultado ha sido acordar la destitución de Fernando Vázquez, que deja al Deportivo segundo de su subgrupo a cinco puntos del líder.

También inminente puede ser la llegada de su sustituto. El gran favorito es Rubén de la Barrera, técnico del agrado de Richard Barral y con el que ya se contactó antes de Navidad tras las últimas derrotas. El Deportivo, que se ejercitó hoy por la mañana en Abegondo a las órdenes de Vázquez, descansará mañana, lo que da un día de margen para la transición. El próximo duelo de los coruñeses será en Salamanca, actual colista.

Fernando Vázquez estaba viviendo su segunda etapa al frente del Deportivo. En 2014 fue cesado del equipo en pretemporada después de lograr el ascenso a Primera. En aquel momento Tino Fernández era el presidente y Fernando Vidal, el segundo de abordo del consejo y el hombre fuerte en el apartado deportivo. Esta segunda etapa comenzó en enero de 2020, cuando Vidal eligió a Vázquez como plato fuerte para convertirse en presidente del Deportivo. El de Castrofeito cogió al equipo colista y a siete puntos de la salvación. El Depor fue el mejor de la segunda vuelta, pero no logró salvarse en un mal final de LaLiga con el caso Fuenlabrada como colofón final.

Fernando Vázquez hace historia en su momento más delicado

El partido de este domingo no era uno más para Fernando Vázquez. El de Castrofeito cumplía su encuentro número 92 en el banquillo blanquiazul, lo que le convertía en el quinto técnico con más partidos en la historia del Deportivo al adelantar a Gila y Martín, ambos con 91. El resultado del encuentro en el Ruta de la Plata no fue ni mucho menos el deseado. Tropiezo ante el Zamora (1-0) con una triste imagen, segunda derrota consecutiva y el líder, Unionistas, a cinco puntos. Todo un batacazo que pone la continuidad de Vázquez, ya cuestionado antes del parón navideño, en la cuerda floja

La trayectoria de Vázquez en el Deportivo se divide en dos etapas. La primera comenzó en febrero de 2013, cuando Lendoiro lo fichó tras destituir antes a Oltra y Domingos Paciencia. Cogió a un equipo desahuciado, lo resucitó, pero finalmente no logró evitar el descenso a Segunda. Pese a la caída, continuó al frente y logró regresar a Primera esa misma temporada, ya con Tino Fernández en la presidencia. Sin embargo, no llegó a sentarse en el banquillo en la máxima categoría, ya que fue destituido en verano, ocupando su puesto Víctor Fernández. En esta primera etapa dirigió 15 partidos en Primera, 42 en Segunda y dos de Copa.

La segunda era de Vázquez comenzó hace un año, cuando se hizo cargo del equipo tras la llegada a la presidencia de Fernando Vidal. Como en su primera etapa, cogió a un Depor colista y hundido, lo levantó pero terminó descendiendo a Segunda B con el caso Fuenlabrada como puntilla. El de Castrofeito lleva por el momento 33 partidos (21 de Segunda, 9 de Segunda B y tres de Copa) y la pregunta esta semana es si seguirá en el banquillo en Salamanca el próximo domingo o una nueva destitución se cruza en su camino.

Arsenio, récord de 566 partidos

Si Fernando Vidal y su consejo deciden que Vázquez siga, el preparador gallego podría continuar escalando en la historia del Deportivo. Su próximo objetivo sería Caparrós, que estuvo 98 partidos al frente del equipo. Más complicado será alcanzar el podio que ocupan Lotina (182), Jabo Irureta (377) y, sobre todo, Arsenio Iglesias. El Zorro de Arteixo, que recientemente cumplió 90 años, se sentó en el banquillo deportivista en nada menos que 566 partidos. Toda una leyenda con un récord que a día de hoy parece imposible de igualar.

Un pésimo Deportivo cae en Zamora y entra en barrena

El Deportivo no quería jugar el partido de Zamora y, visto lo visto, se entiende. Bien que el viaje en pleno temporal no tenía sentido. Bien que los coruñeses tenían nueve bajas. Bien que el campo estaba duro como una piedra. Pero la imagen del equipo coruñés, sobre todo en la primera media hora de partido, es para esconder la cabeza. Sin balón, sin juego, casi sin plan. La consecuencia fue la victoria del Zamora, totalmente justa, que caza a los blanquiazules en la clasificación. La derrota es un palo de los duros, porque es la segunda consecutiva tras la debacle ante el Celta B. Toda una bofetada para un Deportivo que entra en barrena porque según pasan las jornadas se diluyen sus pocas virtudes y se multiplican sus defectos. Otro golpe para Fernando Vázquez, que comienza a dar motivos a los que dudan de su continuidad en el banquillo.

Las numerosas bajas del Depor, a las que se unió las dudas sobre el estado de Keko, se plasmó en un once con claro sabor a Abegondo. Seis canteranos, cinco coruñeses, debut para Manu Mosquera y Adri Castro en liga. Todo un contraste cuando hace poco más de dos meses no había ni un gallego en el equipo inicial de los blanquiazules. El Zamora, mucho más reconocible en su once, presentó como gran novedad la presencia de Mapisa en la portería. Y los primeros avisos, y serios, llegaron por parte de los locales, dominantes y mucho más metidos en faena. Y el acoso tuvo premio a los 10 minutos con un cabezazo a placer del recién llegado Adri Herrera a centro de Vallejo. Veintisiete minutos tardó el Depor en juntar tres pases y disparar a puerta rival tras una cabalgada de Salva Ruiz con posterior ocasión para Adri Castro. Un latigazo y una ligera mejoría al abandonar un rombo en la medía que no tiene sentido cuando no hueles el balón. Ligera sobre todo porque el nivel de los de Vázquez en la primera media hora fue paupérrimo.

Diferente fue el arranque del segundo tiempo, con un Deportivo más presionante, incisivo y activo. Claro, que a diferencia de los de Vázquez en el primer acto, el Zamora sí sabía salir con peligro a la contra en el papel de dominado. Duelo más abierto, pero escasas o casi nulas ocasiones de gol. Buen plan para los locales, pésimas noticias para los coruñeses con muchos momentos de una aplastante falta de ideas y casi agarrados solo al pundonor de Álex Bergantiños. Ni siquera hubo arreón final de los de Vázquez en la búsqueda del empate en una clara demostración de una impotencia que es todo un drama para un Depor que día a día se hunde un poquito más.

El Deportivo contra los elementos… y el Zamora

El 2020 ha quedado grabado a sangre y fuego en la historia del Deportivo por su histórico descenso a Segunda B y todo el caos del Caso Fuenlabrada. Un nefasto año para los blanquiazules cerrado con la derrota en Riazor ante el Celta B como colofón. El inicio de 2021 llamaba a un nuevo camino, pero para los coruñeses, como para otra mucha gente, parece que el calvario continúa. Esta vez el lío no se llama Fuenlabrada, se llama Filomena. Una borrasca de frío y nieve que ha suspendido numerosos partidos del Grupo, pero no el de los blanquiazules pese a su solicitud. La RFEF sí aplazó los encuentros de los tres equipos salmantinos (Salamanca, Unionistas y Guijuelo), pero obligó a los coruñeses a viajar a Zamora, una ciudad que está a 64 kilómetros de Salamanca.

La decisión de la Federación cayó fatal en un Depor que mientras se subía ayer al autocar veía como la Diputación de Zamora pedía “evitar desplazamientos por carretera durante todo el fin de semana”. O como se aplazaba el partido del Nacional Juvenil del Zamora ante el Puente Castro por “seguridad dado el estado de las carreteras”. El club incluso retrasó su salida de A Coruña más de una hora esperando la respuesta de la Comisión de crisis de la Federación, pero ante el gélido silencio administrativo partió hacia Zamora a las 17:00 horas. Por si fuera poco, el Deportivo no solo tendrá que sobreponerse hoy a su enfado, el frío o el estado del césped del Ruta de la Plata, también tendrá superar las numerosas bajas con las que cuenta Fernando Vázquez.

Las molestias de última hora de Diego Rolan fueron la ‘guinda’ a una larga lista de lesionados que se va los siete jugadores. A ellos se añaden el sancionado Lara y Uche Agbo. Toda una escabechina que hace que el técnico gallego solo disponga de diez jugadores de campo de la primera plantilla. A ellos se suman los dos porteros (Carlos Abad y Lucho) y seis canteranos (Manu Mosquera, Adri Castro, Juan Rodríguez, Barba, Guerrero y Guille). Con este panorama, el once que se enfrente hoy al Zamora podría ser el siguiente: Carlos Abad; Valín, Mujaid, Granero, Salva; Gandoy, Bergantiños, Borges, Keko; Manu Mosquera y Rui Costa. Todo en contra para el Depor, pero que puede acabar líder esta tarde si vence a un Zamora que quiere escalar hacia la parte noble.

El Ayuntamiento de La Coruña pide que Tebas declare como investigado

El Ayuntamiento de La Coruña ha solicitado que el presidente de LaLiga, Javier Tebas, preste declaración en calidad de investigado en la causa que se instruye en la ciudad gallega sobre el desplazamiento del Fuenlabrada el pasado mes de julio con casos positivos de COVID-19 en la plantilla para afrontar el partido de LaLiga SmartBank con el Depor.

El Gobierno local confirmó en las redes sociales que ha pedido que Tebas declare ante la jueza que retomó el caso en las últimas semanas una vez que la Audiencia Provincial consideró que no tenía que apartarse de la investigación por su condición de abonada del Deportivo.

Según La Voz de Galicia, la asesoría jurídica del Ayuntamiento pidió la imputación de Tebas, el presidente del Fuenlabrada, Jonathan Praena, y el médico del club madrileño Juan Manuel Blanco.

El Ayuntamiento coruñés entiende que el informe policial refleja la implicación de los tres en la ocultación de positivos a las autoridades sanitarias desde que se detectó el primer caso de COVID-19 en la plantilla hasta que fue comunicado unas horas antes del partido de la última jornada de LaLiga SmartBank, cuando el Fuenlabrada ya estaba en La Coruña.

El equipo madrileño registró un brote de COVID-19 y eso obligó a suspender el encuentro con el Deportivo, que descendió por los resultados que se dieron en esa jornada que tenía que haberse celebrado en horario unificado.

El Juzgado de Instrucción número 6 de La Coruña no percibió en julio delito contra la salud pública, pero incoó diligencias por si los hechos pudiesen ser constitutivos de “uno o varios delitos de lesiones o incluso contra los derechos de los trabajadores”.

El Deportivo pide la suspensión del partido ante el Zamora

El Deportivo ha remitido esta mañana de sábado un escrito a la a la comisión de crisis creada por la Federación Española de Fútbol por las consecuencias del temporal Filomena. En él la entidad blanquiazul solicita el aplazamiento del partido ante el Zamora, que debía de disputarse mañana domingo en el Ruta de la Plata (17:30 horas).

Aunque las condiciones actuales en Zamora no son tan extremas como en otras provincias como Madrid y Guadalajara, el Deportivo pide este aplazamiento por el riesgo que implica el desplazamiento por carretera para disputar el encuentro. Las condiciones en muchas carreteras españolas pueden empeorar a lo largo del fin de semana, ya que tras las nevadas se esperan importantes heladas en las carreteras, especialmente el domingo.

En la entidad blanquiazul se considera que el Ruta de Plata podría presentar unas condiciones más o menos aceptables, aunque dada la hora del partido (17:30), también podría helarse el terreno de juego. El Depor, que tiene previsto iniciar su desplazamiento a las 15:30 horas de hoy sábado por carretera, espera ahora la respuesta de la RFEF. En el escrito del Depor también se advierte que hay varios partidos del grupo que podrían ser suspendidos.