Oblak, otro salto a la historia

Jan Oblak es uno de esos futbolistas que son historia viva de un equipo sin necesidad de salir de él o de retirarse. En cada partido del Atlético, el esloveno escribe una página más en su bagaje como probablemente el mejor portero en los 118 años del club rojiblanco y ante la Real Sociedad sumará un nuevo hito cuando todavía tiene mucha carrera por delante.

13

Si no hay ningún contratiempo, Oblak defenderá la portería del Atlético en su encuentro número 315 como colchonero, superando a un Luis Amaranto Perea al que igualó el pasado martes en el duelo de Champions contra el Liverpool y se asentará en el podio como el tercer jugador extranjero con más partidos en la historia del club. Una gesta que le sitúa sólo por detrás de sus excompañeros Diego Godín (389) y Filipe Luis (333), otros dos referentes en el panteón atlético. Al brasileño le podría dejar atrás este mismo curso.

Oblak levantó la temporada pasada su quinto trofeo Zamora, igualando a Víctor Valdés y Ramallets como los porteros con más entorchados de LaLiga, y esta temporada aspira a colocarse como el líder en solitario en esa faceta pese a que el equipo y el propio guardameta han comenzado menos seguros que las últimas campañas. A sus 28 años, Oblak es el segundo capitán del Atlético y toda una institución en el club. Con contrato hasta 2023, en los despachos del Wanda Metropolitano se trabaja en una renovación para que el esloveno siga ligado a un equipo al que llegó en el verano de 2014.

Escudo/Bandera At. Madrid B

Oblak es el portero más valioso del mundo para Transfermarkt, con una cotización de 70 millones después de ser el único guardameta en alcanzar los 100. Durante la pandemia, la página web especializada llevó a cabo un descenso generalizado en el valor de los porteros, por lo que el ’13’ rojiblanco dejó de ser el más cotizado de toda LaLiga, pero no por ello bajó su nivel y sus prestaciones. Oblak ya tiene únicamente a 26 jugadores por delante en la clasificación histórica de partidos del Atlético y apunta a acabar el curso en el top-20. Un guardameta que no se cansa de hacer historia como rojiblanco.

El Atlético se gusta en ataque… pero se descompone atrás

Un Atlético de dos caras. Es la sensación que dejó el equipo de Simeone, mostrándose mucho más cómodo cuando buscó atacar con balón, con la combinación de sus jugadores en la parcela ofensiva, pero que sufrió una barbaridad en un inicio de partido muy metido atrás y con muchas dudas defensivas hasta despertar ya con un 0-2 en el marcador. Cuando el equipo había conseguido la gesta de igualar esa desventaja con el todopoderoso Liverpool, una jugada desafortunada de Griezmann que provocó su expulsión con 39 minutos por jugarse y un error atrás de Hermoso con un penalti muy tonto conllevaron la derrota del equipo pese a haber dejado una gran imagen.

Esa carga desproporcionada e incomprensible del central madrileño a Diogo Jota no fue el único fallo rojiblanco en la retaguardia. Con Savic sancionado y lesionado y Giménez saliendo de unos problemas musculares, Simeone tuvo que mover sus piezas para intentar encajar a Kondogbia en la línea de tres centrales. Pero esa zaga formada por el habitual pivote, Felipe y Hermoso comenzó muy nerviosa, mal colocada y poco contundente en los despejes. De un mal golpeo de Felipe surgió el segundo gol del Liverpool, con un balón muy bien enganchado por Keita sin dejarla caer. El resto del equipo tampoco ayudaba en la parcela defensiva, permitiendo a Salah marcharse muy fácil de Carrasco, Lemar y Koke para golpear en la frontal y tras tocar Milner abrir el marcador muy temprano. Es más, el Cholo preparaba una modificación de toda su zaga con Lodi listo para sustituir a Kondogbia a los 35 minutos hasta que Griezmann puso el empate y el cambio se paró hasta el descanso, cuando Giménez sustituyó al centrocampista.

Escudo/Bandera Atlético

No necesitó el Liverpool generar apenas llegadas para conseguir tres goles. Oblak miraba incrédulo como un balón bombeado sin peligro aparente desembocaba en el penalti que Salah convertía engañando al esloveno. Si el Liverpool tenía pesadillas por su actuación en Anfield en 2020, en esta ocasión apenas pudo intervenir y fue Alisson el designado como MVP del partido después de haber desbaratado varias intentonas del Atlético. Cuando el equipo rojiblanco parecía noqueado y hecho un flan atrás, en ataque comenzó a hilvanar jugadas a partir de encontrar a Lemar, ver el crecimiento de João Félix, De Paul, Carrasco y Koke y los grandes movimientos de Griezmann como falso ‘9’. El francés tuvo tiempo de lograr dos goles antes de ser expulsado y gozó de un mano a mano tras un gran envío de De Paul que no pudo convertir ante Alisson.

Tampoco Carrasco atinó ante el guardameta brasileño de nuevo asistido por el argentino en una jugada que hubiese supuesto el 3-2 minutos antes de la roja del francés. Lemar fue otro de los que probó los guantes de Alisson y João Félix pudo marcar tras un fantástico control en carrera y un zurdazo que acabó atajando el portero en dos tiempos. Si contra el Barcelona se había encontrado la mejor versión del portugués, también ante el Liverpool dejó minutos de gran nivel, pidiendo el balón, asistiendo a Griezmann en el segundo gol tras una gran acción individual y queriendo ser protagonista. Los jugadores de ataque del Atlético conectan, empiezan a encontrarse y a sentirse cómodos, pero el buen nivel ofensivo fue insuficiente por los errores y una debilidad defensiva atípica en el Atlético, pero que se está convirtiendo en un mal más habitual esta temporada, cuando el equipo rojiblanco ha salido varias veces dormido y poco intenso hasta ser castigado por ello.

Oblak, el reto más complicado

Oblak fue otro de los grandes triunfadores del partido disputado el 11 de marzo de 2020 en Anfield. El cancerbero del Atlético realizó paradas de mucho mérito y salió triunfador del estadio del Liverpool. Los medios ingleses se hicieron eco de su gran actuación y Oblak es un portero con un gran cartel en la Premier. De hecho, desde Inglaterra siempre se ha señalado que los grandes de allí le pretenden: Manchester United, Chelsea…

Sin embargo, sigue en el equipo rojiblanco, del que es segundo capitán y uno de sus principales activos. Con contrato en vigor hasta 2023 y con un valor de mercado de 70 millones, se encuentra en una temporada donde puede lograr su sexto Zamora y en la que el Atlético quiere volver a pelear de verdad por la Champions. En campañas anteriores el portero mostró cierta disconformidad con los dirigentes al entender que el Atlético no se había reforzado lo suficiente como para pelear por todos los títulos.

Escudo/Bandera Atlético

Esta temporada sí lo ha hecho y la plantilla rojiblanca está al nivel de las mejores. Con Oblak defendiendo su portería. Esta noche, frente al Liverpool, se marcará el objetivo de mantener la portería a cero. Lo mismo que sucedió en la eliminatoria de hace dos temporadas, cuando el Atlético ganó por 1-0 el encuentro jugado en el Wanda Metropolitano. Luego, en Anfield, encajó dos goles, pero evitó algunos otros con sus paradas que parecían cantados.

El Atlético ha encajado siete goles esta temporada en los diez partidos oficiales disputados hasta ahora: seis tantos recibió en LaLiga y uno en Champios, frente al Milan. Pese a ello, los rojiblancos ganaron 1-2. El Oporto, en el Metropolitano, se quedó sin hacer gol. Sólo el Villarreal, en el torneo liguero, le ha hecho más de un gol. El conjunto de Emery le marcó dos.

El Liverpool llega en plan arrollador al recinto rojiblanco y Salah en un excelente momento de forma, pero se enfrenta a un portero que ya le ha sabido frenar. Y seguro que si el Atlético gana y el esloveno hace un buen partido, los focos volverán a estar puestos en él y desde Inglaterra se volverá a vincular su futuro con alguno de sus principales clubes. Algo que ya sucedió en el pasado. Con 28 años, y en su octava temporada de rojiblanco, fichó por el Atlético para disputar partidos de este nivel. Para muchos es el mejor portero del mundo y tendrá una nueva prueba para demostrarlo. El equipo de Kloop exigirá la mejor versión de Oblak.

Torhüter im Check: Sind die FIFA 22-Ratings gerecht?

Ist Jan Oblak der beste Torhüter der Welt? FIFA ist eine Fußballsimulation und bildet die Fähigkeiten echter Spieler ab – das zumindest erwartet die Community. Vergleicht man die Statistiken aus dem echten Leben, kommen Fragen auf. Dieses Mal: Die Keeper.

Torhüter sind in FIFA schon seit längerem eine heißdiskutierte Position. Zugegeben: Die Balance aus einem Keeper der stabile Leistungen abliefert aber dabei nicht viel zu stark ist, ist schwer zu finden. Meist liegt die Beurteilung darüber im Auge des spielenden Betrachters: Steuert er den Stürmer, der gerade verschossen hat – oder den Keeper der per Glanzparade gehalten hat?

Wo sich die FIFA-Community aber einig war: Die Position muss zu FIFA 22 überarbeitet werden. Das ist insofern passiert, dass nach den ersten Eindrücken von Michael ‘MegaBit’ Bittner die Keeper innerhalb des Strafraums besser wurden, außerhalb aber ziemlich verloren sind – das hat er getwittert. Die eiserne Grundlage für die Stärke eines Keepers ist aber die Gesamtwertung und hier macht EA nur kryptisch ersichtlich, wie diese zustande kommt.

Also: Wie setzen sich die Spieler-Ratings in FIFA zusammen? Geht es um die vergangene Saison und die handfeste Statistik, die Grundlage der Werte ist? Geht es um einen geschätzten Leistungsstand oder um die Prognose, wie gut ein Torhüter in der jetzt laufenden Saison vermutlich sein wird?

Über 500.000 Einzelwerte

Wie die Werte der Spieler zustande kommen, erklärt EA auf der eigenen Homepage: “Die Mitglieder des Spielerwerte-Teams beobachten genau, was auf dem Platz passiert, und sie begutachten, beurteilen und bewerten mehr als 30 Attribute für jeden Spieler, die über sein Skill-Level entscheiden. Gemeinsam bilden ihre Einschätzungen die FIFA-Spielerwerte”.

FIFA erscheint und kicker eSport testet ausführlich

Es gibt also eine Expertenkommission aus Scouts, die Spieler beobachtet und jeweils in 30 verschiedenen Kategorien bewertet. Bei 17.000 Spielern im Spiel ist das eine ordentliche Aufgabe, das sind über eine halbe Million einzelner Werte. Es wird aus dem EA-Statement nicht klar, ob es objektive, Statistik gekoppelte Erhebungen sind oder ob die Mitglieder des “EA Spielewerte-Teams” nach eigener Expertise entscheiden.

Ein Blick in die objektive Statistik verrät, dass die vergangene Saison wohl nicht den größten Einfluss auf die Entscheidung über die Gesamtstärke hat. Denn Jan Oblak ist mit seinem Rating von 91 der beste Torhüter im Spiel. Manuel Neuer (90 GES), Marc-Andrè ter Stegen (90 GES) und Gianluigi Donnarumma (89 GES) liegen dicht dahinter.

Bei den UEFA Club Football Awards wurde allerdings Edouard Mendy, Stammtorwart bei Champions League Sieger FC Chelsea, als bester Torhüter der vergangenen Saison ausgezeichnet. Mendy (81 GES) taucht unter den Top-Torhütern überhaupt nicht auf. Und das Argument, dass die UEFA-Auszeichnung nur mit dem kontinentalen Titel zusammenhängen würde, ist hier nicht haltbar:

Nummer eins nicht in der Top 10

Denn rein statistisch war Mendy der beste dieser Auswahl an Torhütern in der Saison 2020/2021, bekam mit 0,6 Gegentoren pro Spiel deutlich die wenigsten. Das hat InStat erhoben, eine Scouting- und Performance-Plattform für diverse Sportarten. Mendy hielt dazu mit 77 Prozent die zweitmeisten Schüsse aufs Tor und überzeugte auch mit dem Ball am Fuß mit 94 Prozent Passgenauigkeit – sogar besser als Manuel Neuer. 

Der hatte statistisch gesehen die zweitbeste Saison bei den Torhütern. Zum Beispiel hatte Neuer mit 1,1 Glanzparaden im Durchschnitt die meisten der Top-Torhüter, Oblak mit 0,7 die wenigsten. Trotzdem liegt Neuer beim “Diving-Wert” in FIFA mit 88 nur einen Punkt vor Oblak. Mendy dagegen bekommt hier einen Wert von 83.

In einer Gesamtbewertung der reinen Statistik hat Jan Oblak in der vergangenen Spielzeit die schlechteste Saison aller hier verglichenen Keeper gespielt. Dagegen ist seine Schwäche mit dem Ball am Fuß zumindest mit einer 78er-Wertung realitätsgetreu.

Die Diskussion über die Spielerbewertungen wird also auch dieses Jahr zu Saisonbeginn nicht abnehmen. Vor allem weil EA auf der Homepage schreibt: “Es ist die definitive Rangliste der fußballerischen Fähigkeiten von über 17.000 Spielern”. Das Ignorieren der Statistik lässt berechtigte Zweifel an dieser Aussage aufkommen.

Florian von Stackelberg

Oblak, ante el siguiente reto

EI Atlético ha perdido la fortaleza sobre la meta de Oblak. Si el equipo rojiblanco ha sobresalido durante toda la etapa de Simeone por ser una roca atrás, potenciándose aún más con la llegada de un Oblak que ha sido en cinco temporadas el premio Zamora de LaLiga, este curso las cosas no están saliendo como era de esperar.

El equipo rojiblanco ha encajado siete goles en los nueve primeros partidos de la temporada y ha recibido gol en seis de ellos. Si desde su llegada al Atlético Oblak ha dejado la portería a cero en 162 partidos de los 312 que ha jugado, un espectacular porcentaje del 52%, hasta el momento únicamente se ha ido a cero ante el Elche, Oporto y Athletic. Los tres encuentros en casa y los dos últimos saldados con empate después de que el Atlético tampoco fuese capaz de perforar la meta rival.

13

Desde el triunfo por 1-0 ante el Elche, Villarreal, Espanyol, Getafe, Alavés y Milan fueron capaces de ponerse por delante en el marcador. En tres de ellos el equipo rojiblanco logró remontar en los últimos instantes, San Siro el último de ellos, ante el Villarreal sumó un punto en la última jugada y en Mendizorroza no fue capaz de dar la vuelta al tanto de Laguardia. Partidos donde se está repitiendo un patrón común, encajar gol muy pronto después de empezar con menos intensidad que el rival.

Inferioridad a balón parado y dificultad para que Oblak pueda actuar con éxito, recibiendo gol en el primer disparo rival a portería. Al esloveno no le acompaña la defensa, pero también ha cometido algún error impropio en él como el que supuso el gol del Getafe. Necesita volver a cerrar su meta y el Barcelona es una prueba de fuego para ello. La temporada pasada consiguió marcharse sin gol en la ida (1-0) y en la vuelta (0-0) pese a tener a Messi enfrente. El primer paso para la victoria es recuperar la seguridad atrás.

Los señalados del Atlético

El Atlético venía anunciando desastre y lo consumó ante el Alavés. La visita al colista acabó en una derrota muy dolorosa justo antes de dos citas grandes: Milan (martes) y Barça (sábado). Los rojiblancos estuvieron muy mal en ataque y muy mal en defensa. Y lo peor es que no se ve como un accidente, sino que es una tendencia. El campeón de Liga está muy tocado. Varias piezas salen tocadas de Vitoria, el primero Simeone, que asume la responsabilidad y debe buscar soluciones para lo que viene.

Simeone, ensayo y error

Escudo/Bandera Atlético

El Cholo ha ido haciendo pruebas sobre la marcha en el equipo y, hasta este sábado, tuvo la fortuna de que los resultados iban saliendo. Pero en ocasiones con cierta fortuna y apurando el cronómetro, como contra el Espanyol (gol en el 99’) o el Getafe (en el 90’). El equipo exhibió fondo de armario y pudo reconducir los partidos gracias a las sustituciones de la segunda mitad (punto a favor). Contra el Alavés el equipo mejoró algo con los cambios, especialmente el de Correa, pero fue insuficiente. El míster debe encontrar soluciones cuanto antes, a poder ser desde el minuto 1, y potenciar a sus futbolistas más en forma, en estos momentos Lemar (lesionado) y Correa.

Sin noticias de Griezmann

Lo de Griezmann en el Atlético empieza a parecer una maldición. Con el francés en el campo, el equipo no ha metido ni un solo gol en cinco partidos, de los que fue titular en cuatro y completó el de Mendizorroza, la única derrota rojiblanca del curso. En Vitoria estuvo desaparecido y sigue, por ejemplo, sin un remate a portería en los 302 minutos que ha jugado. Y la comparación con Correa empieza a ser preocupante para él. Necesita dar un golpe en la mesa, aunque sea mínimo, porque se le acaban los argumentos, más allá de la confianza de Simeone, para seguir en el once.

La limitación de Luis Suárez

El uruguayo mostró ante el Getafe de lo que es capaz: en cuanto le llegaron buenos balones, logró dos goles y un remate al larguero. Pero en el juego está desconectado. Ante el Alavés, en 90 minutos dio sólo 14 pases y sólo intentó un remate que no llegó a portería. Al Atleti le limita que el uruguayo sólo está sumando cuando el contexto es favorable, pero si no lo es, como en Mendizorroza, apenas puede dar soluciones. Contra el Milan y Barça no será fácil que el Atleti domine y acorrale a su adversario para que Suárez se hinche a rematar.

Savic, lejos de su mejor versión

El montenegrino fue uno de los mejores centrales de la pasada Liga, probablemente el mejor. Segurísimo en defensa, siempre fiable, y cada vez más atinado con el balón en los pies. La versión actual dista mucho de aquella. En Vitoria salió en la foto del gol y, minutos después, se llevó una amarilla por una entrada a destiempo. Y no es el primer partido donde no está a su nivel, por ejemplo contra Espanyol y Villarreal. En Champions aún le quedan tres partidos de sanción por cumplir. En este apartado se puede incluir a Felipe, que está dando muestras de inseguridad constante y tendrá que espabilar ante el Milan.

La conexión Trippier-Llorente no da frutos

Marcos Llorente tampoco recuerda a la estrella de la temporada pasada, aunque en su caso sirve como atenuante que se mueve por distintas posiciones: interior, medio centro, lateral… Pero Trippier no le está encontrando igual. El inglés le busca, pero se ven menos esos pases al desmarque que acaban con el 14 llegando a la línea de fondo y sirviendo atrás. De hecho, Trippier ha sido sustituido en los cuatro últimos partidos, señal de que no está siendo el generador de juego y ocasiones que sí era la temporada pasada.

Oblak no hace milagros

Ha encajado seis goles ya en doce remates a puerta. No se puede culpar a Oblak de la derrota de Mendizorroza, aunque es cierto que le marcaron en el único balón dirigido a la portería. Contra el Getafe sí anduvo menos atinado con los balones al área, e incluso tuvo la mala fortuna de que el balón le tocó antes de entrar. Más allá de eso, es la sensación de inseguridad en cada centro lateral al área.  El Atleti debe ahuyentar cuanto antes esa imagen de fragilidad cuando el balón se acerca.

Alavés: agonía al cuadrado

EI Atlético ya sabe lo que le espera ante el Alavés. Simeone y los suyos lo tienen claro: el conjunto vitoriano saldrá muy motivado y si quieren llevarse los tres puntos no deben dejarse ir. Los dos partidos de la pasada temporada pueden servir de muestra para el campeón liguero. En ambos ganó, se llevó los seis puntos en juego, pero en los dos sufrió mucho. En Vitoria venció en el minuto 90 y en el Wanda Metropolitano Oblak fue el salvador del equipo al parar un penalti a Joselu en los instantes finales de partido. Fueron dos duelos sacados a base de sufrimiento y de casta y el Atlético ya conoce el camino para la victoria: nada de confianzas ante un rival muy necesitado.

El Atlético acudió a Mendizorroza en la jornada 17 de LaLiga 2020-21. El pasado 3 de enero los rojiblancos se adelantaron en el marcador en el minuto 41 por mediación de Marcos Llorente. Pero ya cerca del final, en el minuto 84, Felipe se marcó en propia puerta y el Alavés igualó el choque. Lo terminó de resolver Luis Suárez, en el minuto 90, tras asistencia de João Félix. Tres puntos muy importantes y que hicieron que el Atlético comenzase con triunfo el nuevo año.

Escudo/Bandera Atlético

Se volvieron a ver las caras en la jornada 28, el 21 de marzo. Y si agónico fue el triunfo en la ida, en el de vuelta sucedió algo parecido. Volvió a marcar Luis Suárez, tras asistencia en esta ocasión de Trippier. Pero el héroe del partido no fue el uruguayo, algo que sucedió a lo largo de muchos partidos. Ante el Alavés marcó dos de sus 21 tantos del campeonato y valieron para dos triunfos.

El héroe fue Oblak, quien en el minuto 86 le detuvo un penalti a Joselu. Savic cometió una imprudencia dentro de su área que le costó un penalti en contra. El central soltó el codo sobre Luis Rioja y el VAR llamó a filas a Martínez Munuera para que viera la posible infracción. Y cuando muchos ya daban por hecho el empate, el portero rojiblanco adivinó el lanzamiento y detuvo la pena máxima. Una acción decisiva para otro partido que el Atletico ganó a su manera: sufriendo más que nadie.

“Por suerte hay VAR y pitaron la mano, hay que estar centrados”

Jan Oblak atendió a los micrófonos de Movistar Liga de Campeones después del empate del Atlético contra el Oporto, en un partido muy cerrado, con pocas ocasiones y donde el VAR tuvo que actuar para anular un gol del equipo portugués por un toque con la mano.

Partido difícil. “Estuvimos buscando la victoria. Las cosas no salieron, se defendió bien, pero manejamos el partido hasta que marcaron gol, por suerte era mano y hay que seguir, quedan muchos partidos y nos van a quedar muchos encuentros así”.

Gol anulado. “Por suerte hay VAR, a mí me había parecido raro como salía rebotada la pelota de su cuerpo. Han pitado la mano, de un error nuestro casi nos marcan, no nos habían hecho ocasiones, pero hay que estar centrados para que no pasen cosas como esa”.

No se sintieron cómodos. “El Oporto ha estado muy bien en el campo, ha faltado creatividad y ocasiones, pero son partidos duros contra equipos que se cierran y juegan al contragolpe nunca va a ser fácil. Lo tenemos que hacer mejor para ganar los partidos”.