Vázquez tira con bala: “Mi mayor obstáculo estaba dentro del club”

Fernando Vázquez se despidió hoy de la afición del Deportivo y no quiso hacerlo sin dejar claras dos cosas. Primero que “tengo dudas de que la decisión sea estrictamente deportiva”, y después que aunque él se vaya, lo que identifica como un problema se queda dentro: “Es triste decirlo, pero el mayor obstáculo que encontré, ya desde los últimos momentos de la temporada pasada y también en esta, la mayor resistencia para llevar esto adelante, no estaba en el exterior. No estaba fuera. Estaba dentro de mi propio club. Ocurrieron cosas supergraves, he tenido que vivir situaciones insoportables. Cosas que el club y la propiedad saben y espero, por el bien del Depor, tengan la valentía de tomar decisiones”.

El técnico de Castrofeito, que fue agradeciendo uno por uno a todo su equipo de trabajo, los operarios de Abegondo y la plantilla de futbolistas, no dudó en dejar fuera de esa lista al Consejo de Administración y la dirección deportiva, “una cosa es Abegondo y otra es el club como tal. Sólo he encontrado ayuda y colaboración en mi entorno. En mi equipo”.

Vázquez se marcha dolido después de haberse entregado incluso más allá de las labores de entrenador: “Siempre me he implicado en la defensa del Deportivo. Ahora me pregunto si ese compromiso sólo valía cuando ganaba. Y que si dejas de ganar un partido ya no vale. Hubo un cambio que noté al final de la temporada pasada y es difícil trabajar cuando sientes bajo tus pies arenas movedizas o desconfianza. ¿Esta minicrisis es suficiente para un cese? Esto ya venía de atrás. Si realmente hubiera confianza, no considero que haya motivos. Estos dos errores (derrotas ante Celta B y Zamora) sólo fueron la justificación para tomar la decisión”.

Una de las cosas que más le molestó al técnico fue que nadie le pidiera opinión sobre el proyecto en verano: “Soy entrenador y puedo llegar hasta ciertos lugares. Mi ilusión era terminar con el primer equipo y aportar mi visión que tengo para el Depor. Pero esa visión mía, nunca me la preguntaron. Nunca me preguntaron sobre política deportiva, proyecto, cantera… nada de esto. Y me gustaría que lo hubieran hecho“.

A Vázquez le gustaría haber tenido más comunicación con Abanca

Fernando Vázquez asegura que ha dejado constancia a Abanca, actual propietario del Deportivo, de los problemas internos y reconoce que le gustaría haber tenido un trato más cercano: “Esta situación de bicefalea me perjudica. Me gustaría haber tenido una relación más directa, expresar lo que sentía a quien realmente manda. No es fácil lo que está viviendo el Depor y para mí claramente ha sido perjudicial. Las cosas para el Depor podrían estar más claras y mejor resueltas“.

Nereo Champagne, experiencia para la portería grana

Adrián Hernández ya tiene el portero que deseaba. El técnico grana, que vio como Tanis Marcellán se desligaba del club la pasada semana, deseaba que el cancerbero que reemplazase al vasco tuviese “experiencia y si puede ser que aumente el nivel del equipo”. Con el argentino se cumplen los requisitos Hernández, que en un día cuenta con dos nuevos futbolistas tras el fichaje este mismo martes de Adrián Gurdiel.

Champagne, de 35 años, que desde 2016 está en España. Llegó a nuestro país desde su a Argentina, donde militó en San Lorenzo, Ferro y Olimpo antes de incorporarse al CD Leganés. En Butarque, en Primera División, disputó seis partidos en dos años, y se marchó al Real Oviedo. Con los del Tartiere, en la categoría de plata, jugó 47 encuentros.

Con Champagne y Gurdiel el Real Murcia da un salto importante tanto en la portería como en el lateral derecho. Antes de finalizar el mercado de fichajes llegarán más jugadores, ahora en el apartado ofensivo, que también deben servir para mejorar las prestaciones de un plantel que debe luchar por el ascenso a Segunda División.

 

“Todo lo que hice fue para llegar al Deportivo algún día”

Rubén de la Barrera fue presentado este mediodía como nuevo entrenador del Deportivo. El entrenador coruñés no pudo mostrarse más ilusionado con el reto de sentarse por fin en el banquillo “del club de mi vida” y asegura que no va a desaprovechar la oportunidad: “Todo lo bueno que me ha ocurrido en la vida ha sido en momentos en los que he tenido que ir a fuego”.

Llamada: Tras el partido en Zamora se ponen en contacto conmigo. Me explican todo lo que piensan y me lo tomo… no tanto con ilusión, sino como algo que sentí que estaba buscando. Todo lo que hice fue para llegar algún día a estar en el Deportivo. La responsabilidad que siento es de unificar y lograr el mayor rendimiento y estoy convencido de que así será. Me llama el club de mi vida y siento que es el momento. Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero vamos a intentar romper eso”.

Estilo: Vamos a toda velocidad. Somos conscientes del momento en el que estamos. Me agarro a la capacidad de los jugadores. La mentalidad será la de mandar, de provocar cosas. Juguemos en Riazor o cualquier otro estadio. Parto de la base de que hay dos acciones: esperar por las cosas o provocar que las cosas ocurran. Y soy de los que prefiero la segunda. Todo lo bueno que me ha ocurrido en la vida ha sido en momentos en los que he tenido que ir a fuego”.

Vestuario: Me he encontrado un vestuario abierto, que escucha, que quiere y repleto de buena gente. La presión tiene que ver con la historia y lo que significa este club a todos los niveles. Tenemos que ser conscientes de la realidad, convivir con ello y asumir que somos favoritos. Eso se afronta desde la seguridad que tenemos de transmitir en todo momento. Hay que ser estables cuando las cosas vayan bien y cuando no vayan tan bien”.

Cantera: Hasta no hace mucho fui entrenador de un filial y sé cómo funciona. Esto implica que la relación del primer equipo con el resto de equipo sea natural. Y naturalizarla supone estar presente, comunicarse y estar comunicados, que no es algo que siempre ocurra. Hay un grupo de entrenadores habituados a estar con el primer equipo y se irán incorporando más porque los quiero conocer. No miro el DNI de la gente. A mí un chico de 17 años que llega y echa la puerta abajo… no seré yo el que lo frente”.

Abde, en la rampa de salida

Abde está en la rampa de salida. El extremo marroquí ha decidido salir del Hércules en este mercado ante la falta de oportunidades con el primer equipo. Cubillo no termina de confiar en él y el jugador lleva tiempo pidiendo una salida. Abde, con 19 años recién cumplidos, es un caramelo para muchos filiales, pero ha sido el Valencia Mestalla el que se ha lanzado a por él con todo.

El filial ché ha presentado una oferta formal por el marroquí. El Hércules contempla una cesión con opción de compra, aunque Carmelo del Pozo quiere que le garanticen de alguna manera que ‘su’ jugador tenga minutos. El club no quiere que Abde salga para que sea suplente y tenga un papel residual, como el que está teniendo ahora mismo en el Hércules.

Cubillo volvió a dejar a Abde el pasado fin de semana fuera de la convocatoria. El atacante sólo ha disputado 15 minutos con el primer equipo y ha marcado un gol, ante el Orihuela. Sin embargo, a Cubillo parece que le gustan los jugadores más disciplinados tácticamente y ahora mismo no entra del todo en sus planes. Abde alterna el primer equipo con el filial, pero considera que el Hércules B, en Tercera, se le queda corto y quiere tener minutos lejos de Alicante en una categoría superior.

Al margen del Mestalla, han sido varios filiales y diferentes clubes de Segunda B los que se han interesado por la cesión de Abde. El Hércules no piensa regalar al que considera un activo del club, pero desde la dirección deportiva quieren que el marroquí siga demostrando más cosas antes de firmarle un contrato con el primer equipo. Por eso, se contempla una cesión con opción de compra no obligatoria. De momento, Abde tiene contrato hasta junio de 2022 y dos millones de euros de cláusula, tal y como le firmó Javier Portillo en la última revisión de su contrato.

Si Abde se marcha (es la intención que tiene el jugador entre ceja y ceja), Carmelo tendrá que lanzarse al mercado a por un jugador de su perfil. El director deportivo no piensa dejar esa vacante huérfana porque en sus esquemas el marroquí es jugador de la primera plantilla. Si sólo sale Abde, Del Pozo tendría que atar un sub-23 porque todas las fichas sénior están ocupadas, salvo que algún jugador del primer equipo pida marcharse y el abanico de opciones se amplíe.

Rubén de la Barrera será el nuevo entrenador del Deportivo

El Deportivo ya tiene relevo en el banquillo para Fernando Vázquez, destituido ayer a mediodía después de la derrota en el Ruta de la Plata frente al Zamora (1-0). A falta de confirmación oficial por parte del club, y tal y como se esperaba, el elegido es Rubén de la Barrera, con el que ya se ha llegado a un acuerdo. El nuevo técnico, nacido en A Coruña y de solo 35 años de edad, se ha comprometido con la entidad blanquiazul hasta final de temporada con opción a un año más en caso de ascenso y mañana dirigirá su primera sesión en Abegondo una vez estampe su firma en el contrato. Llega acompañado del preparador físico Julio Hernando, que ya había estado en el club en la etapa de Garitano, y Secho como asistente.

La elección de Rubén de la Barrera no ha sido una sorpresa, ya que el Deportivo comenzó los contactos en el mes de diciembre, cuando desde el club ya se dudaba seriamente de Fernando Vázquez. El nuevo técnico es una elección personal de Richard Barral, muy en sintonía con su atrevida propuesta futbolística. De la Barrera tendrá la misión de reflotar a un Depor que está ahora mismo a cinco puntos del líder, Unionistas, y también conseguir que el juego del equipo, muy plano desde su caída a Segunda B, vuelva a convencer.

Rubén de la Barrera se encontraba actualmente sin equipo tras abandonar el Viitorul Constanta rumano. Antes entrenó al Al Ahli de Qatar, su otra experiencia fuera de España. Ya en nuestro país dirigió a la Cultural Leonesa, con la que ascendió y luego descendió a Segunda (2016-2018), y en Segunda B a la Real Sociedad B y al Guijuelo en dos etapas. También tuvo una experiencia en Primera como ayudante de Asier Garitano en la Real Sociedad. Se trata de un técnico con firmes convicciones en el fútbol ofensivo en el que la salida del balón desde atrás y el juego asociativo son ‘sagrados’ con el 4-3-3 como principal referencia.

Los reyes de la Segunda B más caótica de la historia

La Segunda División B ha llegado a la mitad de su primera fase o, al menos, a nivel de calendario. Todavía no se conocen los diez campeones de invierno, pero ya se pueden proclamar así, ante la incertidumbre de los partidos aplazados y la fecha de su disputa. La categoría de bronce vive el año más anómalo de su historia. El temporal ha forzado la suspensión de varios encuentros, como la COVID-19, que azota con más fuerza al fútbol no profesional por la escasez de medios. Para colmo, el formato es totalmente opuesto al de años atrás. Los clubes viven ahora una ronda previa. Cuando completen el ida y vuelta entrarán en una segunda oleada, en la que ya solo podrán optar a Segunda División, ascenso a Primera RFEF o descenso a Tercera. Tras la disputa de las nueve primeras jornadas, diez en caso de los subgrupos con once equipos, ya se puede mirar al horizonte y pensar en aquellos que darán el do de pecho para ser la próxima temporada tripulantes de la élite del fútbol español.

Grupo I: Unionistas es la gran revelación

Para sorpresa de todos, en un grupo con Racing de Ferrol, Pontevedra, Zamora o el todopoderoso Deportivo de la Coruña, lidera el Unionistas de Salamanca. El conjunto charro solo ha encajado tres goles, con un fútbol eficaz y un espíritu de bloque digno de mención. Es más, acumulan cinco partidos consecutivos ganando y sin recibir un solo tanto. A cinco puntos vienen por detrás el Depor y el Zamora, bloqueados de cara a portería. Compostela, Salamanca, Guijuelo y Pontevedra tienen todavía un partido pendiente. Precisamente los dos salmantinos, además del mencionado líder, sufren un importante bloqueo, pese a que se les consideraba incluso candidatos a entrar en el Top 3. Solo una buena segunda vuelta les permitirá librarse de la quema de Tercera y optar al soñado ascenso a Primera RFEF.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

El Subgrupo B sí responde algo más a las expectativas, con Burgos y Cultural Leonesa en lo alto de la tabla. El Numancia, aún con un partido pendiente, se conforma con la sexta plaza, pese a partir como uno de los grandes favoritos. El Langreo es residente de la tercera posición, aunque el filial del Valladolid y el mencionado equipo soriano le podrían adelantar si salen victoriosos de su duelo pendiente por aplazamientos. Covadonga y Sporting B, ambos en zona de peligro, también arrastran un partido suspendido en su día. Lo tendrán difícil, al igual que el Marino de Luanco, para salir del pozo. Los de arriba están muy igualados y su margen de error es ínfimo.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo II: filiales al poder

El Subgrupo A se rige por la ley de los filiales. La igualdad es máxima y el octavo está a solo cinco puntos de la zona de soñar con Segunda. Precisamente es uno de los grandes candidatos a priori a lograrlo: el Racing de Santander. Su temporada es mala, pero si gana el aplazado ante el Real Unión estará con los mejores. Cada punto, en esta nueva Segunda B, cuenta. Athletic B y Real Sociedad B lo saben bien. Queda por comprobar si los chavales de la cantera serán capaces de mantener la regularidad suficiente para pelear por el ascenso y mantener la primera y tercera posición que ocupan a día de hoy. Entre ellos se cuela el Amorebieta y por detrás les persiguen el Arenas Club, el mencionado Real Unión y otro ‘B’: el Alavés. Barakaldo, Leioa e, incluso, Portugalete tendrán complicado salir de abajo por los resultados generales. Al ser grupo de once, uno más (del cuarto al séptimo) aspirará a la Segunda B Pro o, ahora llamada, Primera RFEF.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

El auténtico caos impone el rumbo del Subgrupo B. Como ejemplo, el líder tras nueve jornadas es un equipo que solo ha marcado cinco goles: el Calahorra. Lo de las nueve jornadas es un decir. Solo dos equipos las han podido disputar: el Ebro y el Izarra. El resto tienen partidos pendientes. Tanto es así que el primero de la tabla podría quedarse empatado con la fase de ascenso a Primera RFEF si los resultados así acompañasen. Además, la diferencia entre el séptimo, Osasuna B, y el rey de la tabla es de solo seis puntos. Incluso los de abajo, si aprovechan sus aplazados, escalarían en la clasificación. Pese a que otros subgrupos ya revelan en pequeñas dosis el devenir del campeonato, este es una verdadera incógnita.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo III: ¿quién tose al Ibiza?

Catalanes y Valencianos pugnan por separado en el Grupo III. En el lado catalán, domina el Nàstic, uno de los elegidos para estar arriba. Además, suma ya veinte goles, en contraposición a la media de la competición, que apenas supera el tanto por noche. Barcelona B y L’Hospitalet también se han ganado el derecho a pelear por Segunda provisionalmente. Así es la Segunda B: un partido aplazado te puede mandar de la primera a la cuarta plaza. Que se lo digan al Andorra de Piqué, que está a dos puntos de la cabeza con un partido pendiente. Los problemas con el coronavirus no han impedido a los de Nacho Castro sacar brillantes resultados. Sin duda, habrá mucha competencia en un subgrupo en el que también están Llagostera, Lleida y Cornellà (verdugo copero del Atlético) en fase de Primera RFEF. Cierran la tabla Badalona, Espanyol B, Prat y Olot. Salvo el penúltimo, el resto tienen duelos pendientes.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

Al subgrupo valenciano se le unen la Peña Deportiva y el Ibiza. Pese a los largos desplazamientos semanales de estos, lo cierto es que parecen no afectarles. En especial, al Ibiza, mejor equipo de toda la categoría. No ha perdido ningún partido, solo ha encajado un gol, le saca diez puntos a la cuarta plaza y, encima, le ha metido un 5-2 al Celta de Vigo en Copa del Rey. A día de hoy, se antoja complicado que no sea uno de los cuatro que celebre el ascenso al fútbol profesional en unos meses. El proyecto es ambicioso, los resultados acompañan, pero la Segunda División es larga y traicionera. Hércules y Alcoyano, superviviente en Copa, acompañan en zona de ascenso. Los filiales del Villarreal y el Valencia son los perseguidores. Entre ellos se cuela el Orihuela. Pelearían por evitar el doble descenso Peña Deportiva, La Nucía, Levante B y el Atzeneta entrenado por David Albelda.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo IV: dos grandes líderes

A diferencia de otros subgrupos, el A del Grupo IV enseña diferencias en la parte alta y una gran igualdad abajo. El Marino, colista, está algo más descolgado con cinco puntos y, sobre todo, con veinte goles en contra. Pero entre el quinto y el noveno solo hay tres puntos de margen, si bien es cierto que Recre, Cádiz B, Balompédica Linense y Marbella cuentan con un partido menos. Precisamente este último era uno de los favoritos para subir a Segunda División B, con Granero y Callejón ya instalados tras llegar en el mercado de invierno de la temporada 2018-19. Por el momento, pugnarían por salvar los muebles y seguir en la Segunda RFEF. Desde luego, si no cambia la situación sería un duro golpe al proyecto. El Algeciras es líder con 20 puntos, seguido del Atlético Sanluqueño y el sorprendente Tamaraceite

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

El UCAM Murcia está dando un golpe sobre la mesa en busca de un ascenso acorde a la ilusión que hay en la ciudad. Tras nueve jornadas, suma veinte puntos en un subgrupo en el que nadie tiene partidos pendientes. Pero el nivel es alto y Linares (17) y Córdoba (15) no lo van a poner fácil. Tampoco el Real Murcia, el otro gran proyecto de la Región, que vuela en la cuarta posición, aunque sigue algo irregular. Los filiales de Granada y Betis son los otros dos aspirantes a la Primera RFEF. Por abajo, El Ejido y el Sevilla Atlético están en la pelea. Yeclano y Lorca Deportiva están algo más descolgados. De hecho, el colista todavía no ha ganado ningún partido y solo ha sido capaz de marcar seis goles en nueve partidos.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.

Grupo V: un ‘megalíder’ y dos colosos

El Subgrupo A es el único de toda la categoría que cuenta con una jornada menos. El temporal ha forzado la suspensión de la jornada íntegra y aún habrá que esperar para conocer al campeón de invierno. Este saldrá de dos titanes: el Sanse y el Rayo Majadahonda. Seis victorias, un empate y una derrota les avalan a ambos, No marcan demasiado, pero encajan poco y son certeros. Con siete de ventaja para con la cuarta plaza, pueden incluso tener una mala racha sin que haya consecuencia alguna en la tabla clasificatoria. El Navalcarnero aguanta como puede su tirón, con 13 puntos. El Castilla, el DUX Inter de Madrid y el Atlético Baleares le siguen de cerca aunque su rendimiento está por debajo de las expectativas. Por abajo, cierra la tabla Las Rozas, que vio marchar a Iván Helguera, empatado a puntos con el filial del Atlético de Madrid y a uno del del Getafe.

Consulta la clasificación del Subgrupo A.

Por su parte, el Subgrupo B presenta a uno de los mejores líderes de la categoría de bronce: el Badajoz. Tiene 22 puntos, la segunda mejor marca de los más de cien equipos. Solo ha empatado un partido y ha perdido otro, el derbi contra el Mérida. Tampoco están mal las cifras del Villanovense. En especial, los cuatro goles encajados tras la conclusión de la primera vuelta. Eso le vale para estar en la segunda plaza, seguido de Talavera, Extremadura y el propio Mérida, con un partido menos. Todo está parejo, hasta el punto que al antepenúltimo le separan solo tres puntos con el segundo. Será una gran traca final. Socuéllamos y Villarrobledo (también con un partido pendiente) sí están algo más descolgados.

Consulta la clasificación del Subgrupo B.


Así es el formato de Segunda B

Promoción a LaLiga SmartBank

Los tres primeros clasificados de cada subgrupo, es decir, un total de 30 equipos pasarán a una segunda fase para poder ascender a Segunda. Los subgrupos se unirán hasta formar cinco grupos (Los tres primeros del subgrupo A y los tres primeros del B del Grupo I se unirán en uno solo y así sucesivamente). Entre ellos jugarán seis partidos, ya que sólo se enfrentarán a doble partido (ida y vuelta) a los otros clubes con los que no se hayan enfrentado en la primera fase. Pasarán al playoff tradicional de ascenso a LaLiga SmartBank los tres primeros de cada grupo y el mejor cuarto.

Serán 16 equipos los que peleen por el ascenso a Segunda División. Los cuatro vencedores tendrán el premio del ascenso al fútbol profesional, pero los 12 restantes también tendrán el consuelo de que jugarán la Primera RFEF en la 2021-22, A esos doce equipos se les sumará los cuatro descendidos de Segunda y los 14 que no jugarón el playoff de ascenso. En total, serán 30 los ya clasificados, dejando sólo diez plazas libres.

Para el playoff de ascenso a Segunda División se repetirá el formato de esta temporada. A un partido y en sede única. Constará de dos eliminatorias en la que los encuentros se determinarán por sorteo. Se cruzarán a los que hayan obtenido mejor resultado con los que peor y evitando que se midan clubes del mismo grupo. En caso de empate en la prórroga no habrá penaltis, sino que pasará el mejor clasificado. Los cuatro vencedores suben a Segunda.

Promoción a la nueva Primera RFEF

Los cuartos, quintos y sextos, séptimos también en el caso de los grupos de 11, de cada subgrupo harán lo propio y se reordenarán en cinco grupos de seis equipos cada uno. Los equipos que participaron en el subgrupo A se enfrentarán, a doble vuelta, a los que participaron en el subgrupo B no pudiendo, en ningún caso, enfrentarse a los equipos que participaron en su mismo subgrupo de la Fase Regular. Los dos primeros clasificados de cada uno de los grupos ascenderá a la Primera RFEF. Los restantes jugarán en la Segunda RFEF.

Permanencia en Segunda RFEF y descenso a Tercera RFEF

Participarán los clubes clasificados del séptimo al último puesto de cada subgrupo de 10 equipos y los clasificados del octavo al último puesto de los subgrupos de 11 equipos. Los equipos que participaron en el subgrupo A se enfrentarán, a doble vuelta, a los que participaron en el subgrupo B no pudiendo, en ningún caso, enfrentarse a los equipos que participaron en su mismo subgrupo de la Fase Regular. Se configura, por tanto, en un total de 8 jornadas.

Los clasificados en los puestos del cuarto al octavo de cada grupo, además del clasificado en el tercer puesto con peor coeficiente de entre todos los grupos, descenderán a la Tercera División RFEF.-RUBY ARÉS.

El Depor destituye a Vázquez, Rubén de la Barrera el favorito

El Deportivo encadenó su segunda derrota consecutiva en Zamora tras caer ante el Celta B y las consecuencias han sido inmediatas. Fernando Vidal y su consejo se reunieron esta mañana de urgencia y el resultado ha sido acordar la destitución de Fernando Vázquez, que deja al Deportivo segundo de su subgrupo a cinco puntos del líder.

También inminente puede ser la llegada de su sustituto. El gran favorito es Rubén de la Barrera, técnico del agrado de Richard Barral y con el que ya se contactó antes de Navidad tras las últimas derrotas. El Deportivo, que se ejercitó hoy por la mañana en Abegondo a las órdenes de Vázquez, descansará mañana, lo que da un día de margen para la transición. El próximo duelo de los coruñeses será en Salamanca, actual colista.

Fernando Vázquez estaba viviendo su segunda etapa al frente del Deportivo. En 2014 fue cesado del equipo en pretemporada después de lograr el ascenso a Primera. En aquel momento Tino Fernández era el presidente y Fernando Vidal, el segundo de abordo del consejo y el hombre fuerte en el apartado deportivo. Esta segunda etapa comenzó en enero de 2020, cuando Vidal eligió a Vázquez como plato fuerte para convertirse en presidente del Deportivo. El de Castrofeito cogió al equipo colista y a siete puntos de la salvación. El Depor fue el mejor de la segunda vuelta, pero no logró salvarse en un mal final de LaLiga con el caso Fuenlabrada como colofón final.

Fernando Vázquez hace historia en su momento más delicado

El partido de este domingo no era uno más para Fernando Vázquez. El de Castrofeito cumplía su encuentro número 92 en el banquillo blanquiazul, lo que le convertía en el quinto técnico con más partidos en la historia del Deportivo al adelantar a Gila y Martín, ambos con 91. El resultado del encuentro en el Ruta de la Plata no fue ni mucho menos el deseado. Tropiezo ante el Zamora (1-0) con una triste imagen, segunda derrota consecutiva y el líder, Unionistas, a cinco puntos. Todo un batacazo que pone la continuidad de Vázquez, ya cuestionado antes del parón navideño, en la cuerda floja

La trayectoria de Vázquez en el Deportivo se divide en dos etapas. La primera comenzó en febrero de 2013, cuando Lendoiro lo fichó tras destituir antes a Oltra y Domingos Paciencia. Cogió a un equipo desahuciado, lo resucitó, pero finalmente no logró evitar el descenso a Segunda. Pese a la caída, continuó al frente y logró regresar a Primera esa misma temporada, ya con Tino Fernández en la presidencia. Sin embargo, no llegó a sentarse en el banquillo en la máxima categoría, ya que fue destituido en verano, ocupando su puesto Víctor Fernández. En esta primera etapa dirigió 15 partidos en Primera, 42 en Segunda y dos de Copa.

La segunda era de Vázquez comenzó hace un año, cuando se hizo cargo del equipo tras la llegada a la presidencia de Fernando Vidal. Como en su primera etapa, cogió a un Depor colista y hundido, lo levantó pero terminó descendiendo a Segunda B con el caso Fuenlabrada como puntilla. El de Castrofeito lleva por el momento 33 partidos (21 de Segunda, 9 de Segunda B y tres de Copa) y la pregunta esta semana es si seguirá en el banquillo en Salamanca el próximo domingo o una nueva destitución se cruza en su camino.

Arsenio, récord de 566 partidos

Si Fernando Vidal y su consejo deciden que Vázquez siga, el preparador gallego podría continuar escalando en la historia del Deportivo. Su próximo objetivo sería Caparrós, que estuvo 98 partidos al frente del equipo. Más complicado será alcanzar el podio que ocupan Lotina (182), Jabo Irureta (377) y, sobre todo, Arsenio Iglesias. El Zorro de Arteixo, que recientemente cumplió 90 años, se sentó en el banquillo deportivista en nada menos que 566 partidos. Toda una leyenda con un récord que a día de hoy parece imposible de igualar.

El Racing entra en barrena

El Racing está en puestos de descenso. Con un partido menos, es cierto, pero viéndolo jugar no parece que ese duelo pendiente con el Real Unión sea una luz al final del túnel. Si acaso, una estación más en el vía crucis. Cuatro derrotas y un empate en los cinco últimos partidos hablan muy a las claras de la crisis que atraviesa el equipo, pero el análisis de cada uno de esos partidos es aun más desolador. Impotencia. Inseguridad. Lentitud. Falta de personalidad. De gol. De un plan. De fútbol. El Amorebieta, que es todo lo contrario al Racing en cuanto a autoestima e ideas claras, ha sido el último, por ahora, en dejar en evidencia al equipo que entrena Solabarrieta. Sin hacer el partido de su vida, los azules se llevaron los tres puntos de El Sardinero sin pasar un solo apuro.

El nuevo técnico del Racing apostó, tras el coladero de la semana anterior en Zubieta, por jugar con tres centrales y dos pivotes defensivos. El objetivo de aumentar la seguridad defensiva se consiguió (faltaba más), pero el equipo quedó ayuno de fútbol. Solo las aportaciones de los dos carrileros, inmenso Ceballos y bien Bustos hasta que se le agotó la gasolina, parecían insuflar algo de vida al juego racinguista. Sus centros, sin embargo, acababan una y otra vez en nada. Tampoco Cejudo, desasistido, fue capaz de sacar nada de su chistera. El único tiro entre los tres palos lo protagonizó desde fuera del área Diego Ceballos, culminando con la izquierda, su pierna mala, una cabalgada en la última jugada del primer tiempo. Saizar sacó una buena mano en lo que a la postre sería su única parada del partido.

El partido, eso hay que concedérselo en su defensa a los verdiblancos, se resolvió en el único remate de los de Íñigo Vélez en todo el partido. Un cabezazo parabólico de Arregi desde el segundo palo tras el saque de un córner se envenenó y superó a Iván Crespo a cámara lenta. A partir de ahí el Amorebieta se limitó a controlar con tremenda suficiencia a un Racing que se empequeñecía minuto a minuto.

En la segunda parte, con la entrada sucesiva de jugadores con buen pie y personalidad, el Racing empezó a tener más control del balón en campo rival, pero fue incapaz de generar una sola ocasión de gol. Entraron Pablo Torre, Martín Solar, Balboa y Siverio y se agradeció, pero no da. Se cambió también el dibujo a medida que se iban quitando centrales y metiendo jugadores de ataque, mientras que los vizcaínos cedían terreno esperando cazar una contra para poner la puntilla. Solo en el 90′ estuvieron a punto de conseguirlo, mientras que los racinguistas centraban una y otra vez desde los costados sin llegar a generar un remate que merezca ese nombre. Por solidez, por hechuras, por confianza, el Amorebieta fue justo ganador.

Al término del partido, Solabarrieta, sin poner una sola disculpa, solo quería mirar hacia adelante y centrarse en el partido del miércoles ante el Real Unión. Veremos si le dejan llegar. A Rozada se le cargaron después de un empate fuera de casa (y los mejores 45′ en dos meses) y la pasada temporada ya pasaron tres inquilinos por el banquillo de El Sardinero. No parece que tener el gatillo tan suelto con los técnicos esté dando buenos resultados, pero es lo que hay en este club. Otra tradición de la casa es perder semanas cuando se abren las ventanas de los mercados y acaban fichando deprisa y corriendo. De momento ya van diez días. Y nadie duda en el club de la imperiosa necesidad de reestructurar la plantilla. Y no hay fichas libres, por cierto.