“Zidane frenó a Bale”

Jonathan Barnett, jefe de Stellar Group y agente personal de Gareth Bale, hizo unas declaraciones en el Mirror inglés en las que volvió a cargar contra Zinedine Zidane, extécnico del Real Madrid y con el que su representado acabó en muy malos términos, al límite de que en la temporada 2020-21 tuvo que salir cedido al Tottenham, aún teniendo contrato con el Madrid y siendo el mejor pagado de la plantilla.

Barnett no olvida que fueron los conflictos entre Zidane y Bale los que evitaron que en los últimos años haya brillado más, y así lo recuerda: “Las lesiones y los desencuentros de las últimas temporadas con Zidane le han frenado. Es una pena que se haya lesionado ahora, con Carlo Ancelotti de nuevo como entrenador del Real Madrid. Se rompió el tendón de la corva, así que tiene un largo camino por delante”.

Barnett, en su crítica a Zidane, aprovecha para alabar a Ancelotti, pese a que con el italiano también tuvo un conflicto en la primera etapa del técnico en el Madrid, cuando cambió a Bale un día en Mestalla, con el partido empatado, y Barnett telefoneó al club para trasladar su queja y solicitar, de parte de su representado, un cambio de sistema que le acercase más al gol.

“Le dije a Bale. “Sé que tu representante habló con el presidente. ¿Por qué no viniste a hablar conmigo de lo que quisieras?”. Él dijo: “Sí, vale, sin problema”. Le expliqué que le había dicho al presidente lo imposible que era cambiar el sistema porque no afectaba sólo a una posición, sino a todo el equipo. Fui claro con él. Le dije que podríamos probar algunas cosas para cambiar su posición en verano, en la siguiente pretemporada, pero no entonces”, reveló Ancelotti tiempo después.

En otra ocasión, en la que Barnett había criticado que los compañeros de Bale no le surtían de suficientes balones, Ancelotti respondió directamente al agente: “En este mundo mucha gente habla y a veces lo hace demasiado. No ha ido a ver un entrenamiento, habla desde afuera. Bale no tuvo problemas con sus compañeros. Pudo quedarse callado”.

Pero lo que antes era negro y ahora es blanco y Barnett se revela encantado con Ancelotti. No tanto con Mourinho, técnico del Tottenham el curso pasado y con el que Bale tampoco cuajó del todo: “Mou y Bale no veían el fútbol de la misma manera. Podemos decir sin más que no fue el mejor regreso a un club de la historia”.

“Gales, lo más importante para Bale”

Y, por supuesto, la selección de Gales aparece al fondo como algo fundamental, como siempre para Bale. Algunos madridistas no olvidan aquella pancarta (“Gales. Golf. Madrid. En ese orden”), aunque tratándose de la última temporada del galés en el Madrid (termina contrato en 2022 y no renovará) la afición parece haber tomado la vía pragmática, sobre todo a la vista de que el equipo necesita todos los apoyos posibles para conseguir títulos.

Con cuatro Champions ganadas en el Madrid, Barnett revela que no hay prioridad como Gales para Bale en este momento, en concreto la posibilidad de llegar a jugar un Mundial: “Es un sueño para él poder participar en una fase final de un Mundial con Gales. Es lo más importante para él en este momento, eso creo”.

Thorgan pasa a Eden

El portal especializado Transfermarkt ha hecho la primera actualización de valores de mercado del curso. Con ella, ha retratado a aquellos que no están rindiendo según las expectativas esperadas y ha encumbrado a las sensaciones de la parte inicial del campeonato. João Félix, pese a su gran actuación en la victoria ante el Barcelona, y Antoine Griezmann son dos de los principales señalados de la competición, a los que se unen otros nombres mediáticos como Eden Hazard, Coutinho o Gareth Bale.

De hecho, el belga es el que más cae de toda la competición. Antes, tenía un valor de mercado de 40 millones de euros, ahora lo tiene tan solo de 25. Por primera vez en su carrera deportiva, es superado por su hermano Thorgan. Coutinho, Ocampos, Kroos, Griezmann y João Félix caen en diez. Los tres primeros especialmente acusan sus lesiones que les han impedido disputar con normalidad este arranque de campaña. Bale viene tras ellos, pierde ocho millones de valor y se sitúa con tan solo 18. Alcácer, Ceballos y Lenglet caen exactamente lo mismo que el galés.

El renacer de Lemar

Thomas Lemar ha vuelto a ser el que era cuando el Atlético de Madrid hizo una fuerte apuesta para traerlo a la capital. Ya la pasada temporada fue fundamental para Simeone, pero en esta ha despegado definitivamente. Su golazo frente al Barcelona fue la señal de su estatus. También lo ve así Transfermarkt, que le presenta como el jugador con más crecimiento de la competición, con 15 millones de subida. Así, pasa de 25 a 40 desde el arranque de la campaña.

Gavi crece más que él, pero se debe a que ni siquiera estaba registrado en el portal. Vinicius sube diez millones hasta los 50; Vivian pasa de ser prácticamente un desconocido a registrar 6M€ de incremento, Iñigo Martínez vuelve a los 25 millones, Miguel Gutiérrez ya vale diez; Lamela y Rafa Mir suben cuatro ‘kilos’…

El Villarreal despunta

Pese a que el equipo de Emery está algo estancado en mitad de tabla, su primer tramo de temporada ha dado mucho que hablar. No ha contado con Gerard Moreno y Alcácer ha sido intermitente. Tampoco Boulaye Día parece despegar. Pero esta crisis ofensiva se ha disipado gracias a dos grandes talentos: Danjuma y Yeremy Pino.

Una banda para cada uno, el español se estrena con la Selección y el neerlandés regresa con su país tantos años después. Lo suyo son los goles, pero sobre todo el descaro, la habilidad, el regate y la variedad de recursos en su juego para destronar defensas. Por supuesto, se refleja en los valores de mercado. ‘La Cobra’ pasa de los 15 millones de valor a los 25. Yeremy Pino, de los 15 a los 30. Ambos están entre los mejores de la Liga, como no podía ser de otra manera.

El ‘Top-10’ de LaLiga

Cabe recordar que Transfermarket elabora los ránkings en relación al rendimiento, progresión, edad, mejora… Es decir, que los diez jugadores más valorados de LaLiga no tendría por qué ser los diez mejores, sino, más bien, los diez que pasan por mejor momento deportivo o con mayor expectativa de progresión. Tras esta actualización, la clasificación queda:

10- Koundé (60 millones)

9- Ansu Fati (60 millones)

8- Fede Valverde (65 millones)

7- Casemiro (70 millones)

6- Oblak (70 millones)

5- Oyarzabal (70 millones)

4- Joao Félix (70 millones)

3- Marcos Llorente (80 millones)

2- Pedri (80 millones)

1- Frenkie de Jong (90 millones)

Los cambios de Segunda

En la división de plata sorprende uno de los mayores cambios porcentuales en mucho tiempo: el de Jon Karrikaburu. La perla de la Real Sociedad ha pasado en un año a debutar con el C a ser un habitual en los partidos del Sanse. De este modo, pasa a costar tres millones de euros, tras tener solo 100.000 de valor con anterioridad: un 2.900% de incremento. Julen Lobete crece de 1,5 a 5 y evidencia el enorme talento que crece en Zubieta con Xabi Alonso a los mandos.

Mención especial, cómo no, a Umar Sadiq. El Almería consiguió retener a su gran estrella, pese a que llegó a sonar, incluso, para el Bayern de Múnich. El delantero vale 18 millones de euros y es, por supuesto, el jugador más caro de toda la Segunda División. No solo eso: su espectacular rendimiento en este arranque de campaña le ha llevado a crecer todavía más. Su incremento es de tres millones, el segundo que más sube de toda la categoría.

A Bale le cambia la cara

Gareth Bale empieza a ver la luz al final del túnel. Su lesión muscular ya le deja, por lo menos, trotar sobre el césped de la Ciudad Deportiva de Valdebeas. En el último entrenamiento, el galés trabajó en solitario pero mezcló en interior con el exterior de las instalaciones, en una demostración de que está evolucionando de forma muy positiva de sus dolencias musculares.

Cayó el pasado 11 de septiembre. No se marcaron plazos de recuperación, pero tras las primeras pruebas se estimaba que podría estar de baja entre ocho y diez semanas. Sin embargo, el seleccionador galés, Rob Page, avisó en rueda de prensa que la situación estaba mejorando y que esperaban contar con él. “Afortunadamente se está recuperando mejor de lo esperado. Estamos bastante seguros de que estará bien en noviembre”, apuntó. El regreso de Bale al campo de juego invita al optimismo y se espera que pueda ponerse al mismo nivel que sus compañeros en las próximas semanas, a finales de este mes.

Bale es, después de mucho tiempo, feliz en Madrid. Él mismo lo reconoció en una entrevista para la BBC en la que explicaba que el ambiente que hay en el club blanco esta temporada es “mejor” para él. La llegada de Ancelotti, con el tiene una gran relación, fue muy importante para él. Por ello, esta última lesión ha sido un duro golpe en lo físico, pero también en lo psicológico. Llevaba desde enero sin tener problemas musculares de relevancia y este último ha cortó de raiz su adaptación al equipo y su buen arranque de temporada, en el que había mostrado un nivel óptimo marcando un gol y siendo uno de los atacantes más peligrosos del ataque.

Esta última lesión ha despertado las dudas del madridismo, que rememora los peores momentos de Bale en el Madrid. Durante su primera etapa de blanco sufrió más de una veintena de dolencias que provocaron que bajase el nivel y fuese desapareciendo del equipo hasta acabar convirtiéndose en un futbolista prácticamente apartado por Zidane. Esto motivó a Gareth a aceptar la cesión al Tottenham el curso pasado, donde se reencontró una buena versión.

Todo apunta a que este será su último año de blanco. Termina contrato en junio y no hay ningún tipo de contacto para su renovación. De hecho, este periódico ya informó que estaba sopesando retirarse una vez finalice su vinculación con el Madrid. Pero la intención del zurdo es la de dejar el conjunto blanco triunfando. Fue clave en dos de las cuatro Champions que ha ganado el club en los últimos años y su inteción es volver a ser para marcharse levantando algún título a final de temporada.

Ancelotti sonríe a dos semanas del duelo ante el Shakhtar

Buenas noticias para Carlo Ancelotti en el primer entrenamiento de la semana tras tres días de descanso, y en donde primó el trabajo físico alternando con el trabajo con balón: Marcelo y Mendy se ejercitaron al mismo ritmo que sus compañeros, por lo que no sería de extrañar que uno de los dos sea titular dentro de dos semanas en Kiev ante el Shakhtar (martes 19, 21:00 horas). El primero se reincorpora al grupo tras notar molestias musculares en el último entrenamiento antes de medirse al Valencia, el pasado 18 de septiembre. Desde entonces ha venido ejercitándose de manera individual y con trabajo específico en Valdebebas.

La presencia de Mendy se vislumbra clave en el once de Ancelotti, ya que ahora puede disponer del francés para bien ser lateral zurdo, bien para poder ser central y disponer de Alaba en el carril para potenciar los ataques blancos por el lateral zurdo. Fue el propio Ancelotti en la conferencia de prensa posterior a la derrota del Espanyol el que explicó porque había alterado la zaga, situando a Nacho como central zurdo y a Alaba como lateral: “Pensaba que podía ayudar en la posición ofensiva, creo que lo ha hecho y ha empujado mucho. A veces no hemos tenido buen equilibrio en aquel lado, pero no era problema suyo. Si Alaba va a empujar, el medio tiene que ir a cubrir la posición y a veces no estábamos bien posicionados”. Ahora, con Mendy y Marcelo disponibles, Ancelotti puede reforzar aún más la zaga madridista.

Escudo/Bandera Real Madrid

Los otros lesionados (Asensio, Bale, Carvajal, Ceballos, Isco y Mariano) siguen con sus procesos de recuperación. La próxima semana ya irán reintegrándose al grupo. Se espera que Asensio, que salió a correr por el césped de Valdebebas, Carvajal e Isco ya puedan estar con el resto de jugadores no convocados por sus selecciones nacionales, como Casemiro, ausente de la convocatoria de la selección brasileña debido a unos dolores en la muela de juicio que le provocó inflamación y fiebre. Las salidas a Ucrania y al Camp Nou para medirse al Barcelona son claves en el futuro más cercano del conjunto blanco: el primero para revertir el pinchazo ante el Sheriff del pasado 28 de septiembre en el estadio Santiago Bernabéu, mientras que el segundo va a dirimir el potencial de los blancos ante uno de sus rivales históricos en su historia.

Mendy apura para volver

Buenas noticias para Ancelotti. En el entrenamiento de ayer en Valdebebas (ayer, la Ciudad Deportiva del conjunto blanco celebró su 16 cumpleaños), dos de sus jugadores lesionados comenzaron el proceso para volver con el resto de sus compañeros. El que dio la mejor noticia fue Mendy, que se entrenó al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. Se probará en kos entrenamientos del viernes y del sábado para ver si puede medirse al Espanyol porque llegaría muy justito de forma: no juega desde el pasado 5 de mayo, en la derrota ante el Chelsea en Champions. De tal manera, que no sería hasta después del parón cuando esté disponible para satisfacción del entrenador madridista, que ya avanzó el pasado martes en la conferencia de prensa postSheriff el estado del francés.

La otra noticia la protagonizó Marcelo. El brasileño, que cayó lesionado muscularmente en el último entrenamiento antes de viajar a Valencia (18 de septiembre) para medirse al conjunto valencianista, trabajó en solitario: corrió por Valdebebas y también tocó balón. El regreso de ambos, laterales izquierdos, aliviará a Ancelotti. Mientras, los otros tres jugadores tocados (Bale, Carvajal y Ceballos) irán recuperándose con vistas a regresar a lo largo del mes de octubre.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/09/30/primera/1633016838_922281_1633017219_sumario_grande.jpg', '976', '978', 'Las lesiones de Marcelo. / BeSoccer Pro’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-20.266666666667″>

Las lesiones de Marcelo.
BeSoccer Pro

El que lo tiene peor de los tres es Bale, que seguramente hasta el mes de noviembre no estará plenamente recuperado de sus dolencias musculares. El galés causará baja con su selección en estos parones del tramo final de año. Por su parte, se espera que Carvajal y Ceballos estén disponibles este mes de octubre.

Cristiano Ronaldo, el futbolista mejor pagado del mundo

Semanas después de que se anunciara el que hasta el momento era el bombazo del verano, el fichaje de Leo Messi por el Paris Saint-Germain, Cristiano Ronaldo ‘boicoteó’ el movimiento regresando al Manchester United y acaparando todos los focos. Con su vuelta a Old Trafford, la camiseta del astro portugués se convirtió en la más vendida de la historia tras el fichaje de un jugador por un equipo, como informó la empresa de venta de camisetas Fanatic.

Este cambio de club del deportista más popular del mundo (tiene más de 500 millones de seguidores en redes sociales) provocó la euforia en aficionados de todo el planeta. Pero no solo ha superado a todos en lo que a influencia se refiere, sino que su traspaso le ha convertido también en el futbolista mejor pagado del mundo, según el ranking de Forbes.

Ronaldo ganará esta temporada casi 107 millones de euros brutos, incluyendo un salario  cercano a los 60 millones y más de 40 millones de ganancias con patrocinios personales y asociaciones con marcas como Nike, Herbalife o la marca CR7, que cuenta con perfumes, ropa, hoteles y gimnasios, entre otros. Solo tres atletas tienen más ganancias comerciales: el tenista Roger Federer (77 millones aproximadamente), el jugador de baloncesto LeBron James (55,5 millones) y el golfista Tiger Woods (51 millones).

Con ello ha conseguido superar a Leo Messi, su máximo rival durante toda su carrera. El argentino, tras su fichaje por el Paris Saint-Germain, ha pasado a ganar cerca de 94 millones de euros brutos, con un salario de 64 millones, pero con menores ganancias comerciales. El ex del Barcelona es patrocinado por empresas como Adidas, Pepsi o Budweiser.

Los siguientes dos futbolistas mejor pagados también pertenecen al conjunto parisino. El podio lo completa el brasileño Neymar, que a sus 29 años y tras su renovación con el club francés gana 81 millones de euros, a pesar de tener el mismo sueldo que su compañero Messi. En cuarto lugar se sitúa Kylian Mbappé, muy lejos de las cifras del brasileño y el argentino.

El futbolista francés, que el año que viene termina contrato y todo apunta que acabará en el Real Madrid, lo que le hará dar un salto económico al convertirse en la gran estrella del club blanco, recibe cerca de 37 millones de euros. Su salario en París es de ‘solo’ 24 millones, un 37,5% de lo que reciben sus compañeros.


Foto de Iniesta


Iniesta

  • Vissel Kobe
  • Centrocampista
  • España

El delantero egipcio Mohamed Salah completa el top-5, con unas ganancias de 35 millones de euros, muy cercanas a las cifras de su antecesor en la lista. El español Andrés Iniesta, a sus 37 años, se cuela en el top-10 como único jugador de un equipo no europeo presente en la lista. El ‘Mago de Fuentealbilla’ percibe casi 30 millones de euros en el Vissel Kobe, lo mismo que gana Lewandowski como jugador del Bayern.

Paul Pogba, que al igual que su compatriota Kylian Mbappé se encuentra en su último año de contrato, percibe 29 millones de euros brutos anuales. La lista la completan dos jugadores del Real Madrid: Gareth Bale (27,3 millones) y Eden Hazard (24,7 millones), que percibe el mismo salario que el galés, pero cuyos ingresos comerciales suponen la mitad de los de su compañero.

Bale, fuera dos meses

Gareth Bale estará de baja dos meses y no volverá a jugar hasta inicios de noviembre. Eso se desprende de las pruebas que se le han realizado al galés, que sufrió una rotura muscular en los isquiotibiales de la pierna derecha el pasado sábado 11, durante un entrenamiento en el Santiago Bernabéu. Ya lleva una semana de baja y la estimación es que esté al menos siete más.

El periodista Miguel Ángel Díaz, de la Cadena COPE; adelantó en Twitter que la baja estimada de Bale tras las pruebas realizadas es de entre ocho y diez semanas; AS pudo consultar a fuentes del Real Madrid que confirmar que el periodo base en el que se va a mover la lesión es de unas ocho semanas de baja, si bien al tratarse de una rotura muscular importante, los márgenes en cuanto al periodo de inactividad, tanto por abajo como por arriba, son amplios.

Bale ya se ha perdido los encuentros de Liga ante el Celta y de Champions contra el Inter, y si se cumple el pronóstico base de dos meses de baja, que finalizaría el 6 de noviembre, el galés no jugaría ante Valencia, Mallorca, Villarreal, Sheriff, Espanyol, Athletic, Shakhtar, Barcelona, Osasuna, Elche, Shakhtar de nuevo y Rayo Vallecano. Son 14 partidos fuera de juego, si bien le beneficia que se cuela de por medio el parón de octubre y también el de noviembre, por lo que la fecha marcada para intentar su regreso sería el fin de semana del 20 y 21 de noviembre, ante el Granada en el Nuevo Los Cármenes.

Bale había arrancado la temporada con buenas sensaciones, jugando bien ante el Alavés y marcando en casa del Levante. Y en el parón de selecciones lució gran forma con Gales, haciendo tres goles ante Bielorrusia en Kazán para dar tres puntos vitales a su país, en la pelea por entrar en el Mundial de Qatar 2022. Esta nueva lesión, la 24ª que sufre como futbolista del Madrid, es un nuevo palo para el británico, al que Ancelotti planeaba dar bastante protagonismo.

Mestalla fue cara y cruz para Ancelotti como técnico blanco

Carlo Ancelotti vuelve a Valencia, cara y cruz de su primera etapa en el Real Madrid (2013-2015). En Mestalla, el entrenador italiano vivió su primer gran momento como técnico blanco. Allí levantó su primer título en el campeonato español: la Copa del Rey en 2014. En 2013, los blancos decidieron que el míster italiano sustituyese a José Mourinho al frente del banquillo blanco. El técnico portugués se iba dejando tres títulos en tres campañas, pero con la amargura de que su último encuentro fue una derrota ante el Atlético de Madrid en una final copera disputada en el Bernabéu.

Ancelotti, fiel a su mano izquierda con los jugadores, relajó el ambiente, suavizó relaciones y unió a un equipo que en la campaña 2013-14 lograría un doblete formidable al levantar la Copa en abril y la Champions un mes después. La trayectoria copera del Madrid en aquella edición fue espectacular: empezó eliminando a un modesto, el Olímpic de Xátiva (empataron a cero en su terreno y sucumbieron en su visita a Madrid), para continuar con Osasuna (2-0 en los dos encuentros) y Espanyol (1-0 en ambos encuentros). En semifinales, el sorteo deparó un duelo ante el Atlético de Madrid, entonces vigente campeón. Los blancos machacaron a sus rivales capitalinos con un contundente 3-0, goles de Pepe (su disparo tocó en Insúa), Jesé y Di María (Miranda desvió su tiro). En el encuentro de vuelta, dos goles de Cristiano desde el punto de penalti antes de que se hubiese cumplido el minuto 16 dejaron sentenciada la eliminatoria.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 17 de septiembre de 2021

Así pues, el Madrid se presentaba en Mestalla, sede de la final de Copa con un balance brutal: ocho partidos jugados, siete victorias, un empate, 13 goles a favor y ninguno en contra. En contra, el Barcelona, que llegaba con unos datos similares al Madrid: siete victorias y un empate, pero con una diferencia abismal en cuanto a goles se refiere. Los de Martino habían marcado 25 goles a favor y habían encajado apenas cuatro.

El 16 de abril de 2014, madridistas y azulgranas se veían las caras en una nueva edición de la final de Copa. Los blancos contaban con la baja de Cristiano, su mejor baza ofensiva, pero derrotaron a los barcelonistas gracias a un gol de Di María y a una extraordinaria acción de Gareth Bale que, con una portentosa carrera, dejó atrás a Marc Bartra, autor del gol blaugrana en esta final, para batir a Pinto con un toque de puntera. El técnico conquistaba así su primer trofeo al frente del Real Madrid… Un mes después lograría la Décima en Lisboa.

Escudo/Bandera Valencia

Pero en Mestalla también ha vivido momentos complicados. En este caso, la cruz. En enero de 2015, el Valencia derrotó a los blancos 2-1, tras remontarle en algo más de 15 minutos en una segunda parte en la que los blancos se vieron desbordados. Tras marcar Cristiano en la primera parte, un gol de Barragán, cuyo tiro golpeó en Pepe y descolocó a Casillas, y otro de Otamendi, en jugada a balón parado, acabó con una racha de 22 encuentros consecutivos (entre todas las competiciones) sin conocer la derrota. Fue el principio del fin para el entrenador italiano, que al término de esa campaña no vería renovado su contrato, siendo sustituido por Rafa Benítez. Si en 2014, Bale lograba hacer campeón al Madrid en territorio valenciano, un año después, su actuación ante los valencianistas motivó su sustitución en el minuto 70 de partido, algo que no agradó al presidente blanco, como explicó años después el propio entrenador en su libro ‘Liderazgo tranquilo’: “Es un jugador estratégico para nosotros”, le dijo el presidente. El domingo, Ancelotti y su Madrid volverá a Mestalla. En esta ocasión para jugarse el liderato de la Liga…

Bale vuelve a derrumbarse

Cualquier estación es propicia para una lesión de Bale, pero otoño se lleva la palma. El galés ha vuelto caer, esta vez después de un gran arranque de temporada en el que ha marcado cuatro goles, uno con el Madrid y tres con su selección. Pero volvió del parón con molestias, que fueron a más en el entrenamiento del pasado sábado, y las pruebas que se le han realizado han confirmado una pequeña rotura en los isquiotibiales. Una desafortunada desaceleración ahora que parecía indiscutible para Ancelotti. Más, teniendo en cuenta la explosión de Vinicius, lo que hará más complicado que recupere su estatus cuando regrese.

Que Bale se lesione en otoño, o a las puertas de otoño como ahora, se ha convertido en una nefasta tradición. No ha habido temporada que no haya sufrido un infortunio en esa estación del año desde que fichó por el Madrid en 2013 por 101 millones de euros. Y todas dolencias musculares excepto dos. En la 2016-17 fue baja en esta época por un golpe en la cadera y la pasada temporada una molestia en la rodilla le obligó a estar parado 37 días (durante los mismos se consumó su cesión al Tottenham por una temporada).

LAS LESIONES DE BALE EN OTOÑO O EN PUERTAS

TEMPORADA MES LESIÓN PARTIDOS DE BAJA
2021-22 Septiembre Isquiotibial ¿
2020-21 Sep/Oct Rodilla 37
2019-20 Octubre Molestias en el sóleo 2
2018-19 Octubre Molestias en el abductor derecho 1
2017-18 Septiembre Lesión en el sóleo izquierdo 5
2016-17 Septiembre Golpe en la cadera 1
2015-16 Octubre Lesión en el sóleo izquierdo 4
2015-16 Septiembre Lesión en el sóleo izquierdo 4
2014-15 Octubre Lesión en el músculo piramidal derecho 4
2013-14 Septiembre Sobrecarga en el cuádriceps 4
TOTAL 62

Desde que llegó al Madrid en 2013 Bale se ha perdido 96 partidos por lesión con el equipo blanco, con el que sólo ha podido disputar la mitad de los partidos posibles. Con Mourinho, en el Tottenham, fue también el principal motivo de la mala relación entre ambos, ya que el portugués no estaba acostumbrado a que un jugador que entrena se autogestione. Bale no puede entrenar tanto como los demás jugadores. Y tiene dificultad, ya es obvio, para jugar entre semana y en fin de semana de manera consecutiva.

A sus 32 años, Bale está en su último año de contrato con el Real Madrid. Autor de goles muy importantes que han dado títulos como la Copa ante el Barça (la carrera con Bartra) y dos Champions (Atlético y Liverpool), es ahora el sueldo más alto de la plantilla junto con Hazard. Ambos cobran 15 millones de euros netos por temporada. El galés tenía ilusión por hacer una buena temporada con el Madrid que le permitiera dejarse opciones de renovar un año más, aunque fuera a la baja, con el propósito de llegar en buena forma al Mundial de Qatar 2022 que se disputa entre noviembre y diciembre.

Escudo/Bandera Real Madrid

Sus lesiones pueden complicarlo todo. El Real Madrid sigue otra hoja de ruta muy distinta. La de quitarse las importantes fichas del propio Bale, Marcelo e Isco, para hacer sitio a las dos grandes estrellas que deben llegar la próxima temporada: Mbappé, que ya puede firmar a partir del próximo 1 de enero, y Haaland, por el que el Madrid tendrá que pujar con el PSG si Mbappé viene a Madrid.